Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Lisboa en 4 días -Diarios de Viajes de Portugal- Carrik
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Lisboa en 4 días  -  Localización:  Portugal  Portugal
Descripción: Escapada de 4 días visitando Lisboa y Sintra
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Etapa: Día 1. Castelo de Sao Jorge y Baixa  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 11/03/2015 19:25  
Compartir: 
Compartir:
Llegada a Lisboa
Durante la primera semana de marzo nos decidimos a hacer una escapada de 4 días a Lisboa. Eramos 3 personas y salíamos desde Barcelona con destino a Lisboa un lunes a las 7h de la mañana con Vueling. La duración del vuelo es de aproximadamente 2 horas. Teniendo en cuenta que al llegar a Portugal hay que atrasar el reloj una hora, a las 7.55h ya estábamos en el aeropuerto de Lisboa. Aprovechamos para desayunar allí antes de coger el metro hasta el hotel.

Mientras preparábamos el viaje estuvimos pensado que tipo de tarjeta utilizar para movernos por la ciudad en transporte público y visitar los diferentes museos. Estuvimos valorando entre la Viva viagem y la Lisboa Card. La Viva viagem es solo para el transporte público y es un soporte en el que en las estaciones y quioscos se puede cargar un abono diario para metro y eléctricos. La Lisboa Card puede ser para 1, 2 o 3 días y incluye el abono de transporte para los días seleccionados y diferentes museos gratuitos y otros con descuento. Al final nos decantamos por la Lisboa Card de 3 días que compramos en el aeropuerto (39€ cada uno) y el último día la Viva viagem con abono diario porque usamos mucho los elevadores.

Nos alojamos en el Hotel Gat Rossio, situado en la Rua Jardim Regedor, justo al lado de la salida de Metro de Restauradores. El hotel está en una calle peatonal con muchos restaurantes. Parece muy nuevo y moderno, las habitaciones dobles son amplias y el desayuno estaba muy bien. Llegamos al hotel sobre las 9.30h, pudimos dejar las maletas en las habitaciones y salir ya a explorar Lisboa.

Visita al Castelo de Sao Jorge y a la Catedral durante la mañana

A 2 minutos del hotel encontramos la Praça Dom Pedro IV y la estación de tren de Rossio, desde donde cogeremos el tren para ir a Sintra. Y justo al lado de esta plaza se encuentra la Praça Figueira. En esta plaza tienen parada muchos de los tranvías turísticos y los clásicos 12E y 15E. Esperamos a que pasaran los tranvías de compañías turísticas y cogimos el 12E en cuanto llegó. Acordaros de pasar siempre la tarjeta por las máquinas de billetes son muy mirados para eso. La subida hasta los alrededores del castillo es espectacular. Callejones estrechos, coches que vienen de cara y han de ceder paso, curvas imposibles. Bajamos en la parada de Largo Portas Sol y des de allí , tras visitar el mirador de Portas Sol y de Santa Luzia, subimos andando hasta el acceso al Castillo. Con la Lisboa Card nos hicieron descuento en la entrada.

Lo más bonito de la visita al castillo son las vistas que tendréis desde los miradores de toda la ciudad y el Tajo, y el recorrido por la muralla y las torres del Castillo. Si el día es bueno empezareis a quemar la tarjeta de memoria de la cámara de fotos. Dentro del recinto hay también una exposición con restos arqueológicos y mosaicos encontrados.

Al salir del Castillo callejeamos por sus alrededores, hay un montón de tiendas pequeñas de artesanos, en las que podéis encontrar algunas sorpresas, y fuimos bajando hacia la Catedral de Lisboa (Sé de Lisboa).
El acceso a la Catedral es gratuito (solo hay que pagar si se quiere visitar el Claustro). Su interior no es muy grande comparado con otras iglesias de Lisboa, pero está bastante cuidado.

Cuando salimos de la Catedral era ya la hora de comer (sobretodo si medio nos adaptamos a los horarios portugueses, comen a partir de las 12.30 y cenan a partir de las 19h). Mientras preparábamos el viaje ya habíamos apuntado uno cuantos restaurantes recomendados por amigos y uno de ellos, el Restaurante Rio Coura (Rua augusto Rosa 30) estaba muy cerca, así que paramos en él para comer. fue uno de los mejores descubrimiento del viaje, el último día volveríamos a repetir en el. Hacen un arroz con marisco que es de los mejores que he probado. Comimos 3 personas por unos 33€ (3 buñuelos de bacalao del aperitivo, arroz con marisco para 2, dorada a la brasa, vino blanco, agua y 2 cafés).

Visita al barrio de Alfama y a la Baixa durante la tarde

Después de comer decidimos aprovechar que estábamos cerca del barrio de Alfama y visitarlo. Cogimos el tranvía 28E para llegar hasta él desde la Catedral pasando por la Iglesia de Sao Vicente de Fora y el Panteón Nacional. Como era lunes no pudimos entrar en ninguno de los dos. Decidimos que como sobretodo queríamos visitar el Panteón, si el último día teníamos tiempo volveríamos.

Desde el panteón Nacional solo hay que perderse por las estrechas y coloridas calles del barrio de Alfama. Es quizá el barrio del centro histórico de Lisboa que peor conservado está. Muchos de los edificios necesitan una rehabilitación urgente para que no se pierdan los mosaicos que conforman su fachadas. A medida que se va serpenteando por las calles se desciende hasta orillas del rio Tajo, en la zona donde atracan los cruceros. Nosotros encontramos uno que partía ese mismo día.

Desde allí fuimos andando hasta la Praça do Comercio. Es una plaza inmensa y en ella el Arco da Rua Augusta da acceso a la zona comercial y peatonal de la Baixa. Fuimos paseando por las diferentes calles y cuando llegamos al Elevador de Santa Justa aprovechamos para subir en él y desde allí acceder al mirador que hay sobre él (nos salió gratuito con la Lisboa Card). Desde aquí se ve toda la zona del Castillo y la parte baja de la ciudad.

Cuando llegó la hora de cenar estábamos por los alrededores del elevador de Santa Justa y del Centro comercial do Chiado. Tras mirar un poco las diferente alternativas, optamos por un restaurante llamado O Chiado (Rua do Crucifixo 104). No nos equivocamos en absoluto. El local era muy pequeño, apenas tendría 7 mesas, pero todo estuvo delicioso. La cena nos salió por unos 35€ para 3 personas (aceitunas del aperitivo, pulpo a la brasa, bacalao a bras y bacalao a la brasa, vino blanco y agua).
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Día 1. Castelo de Sao Jorge y Baixa



Etapa: Dia 2: Belém y Monasterio de los Jerónimos  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 18/03/2015 13:40  
Compartir: 
Compartir:
Belém y sus encantos
La mañana del segundo día habíamos planeado la visita a la zona de Belém. Nuestra intención era visitar el Monasterio de los Jerónimos, la Torre de Belém y el monumento a los descubridores.

Al salir del hotel nos dirigimos hacia la Praça da Figueira para coger el tranvía número 15 (se coge el la misma parada que el 12E, el que va al Castelo Sao Jorge). El recorrido hasta Belem dura aproximadamente unos 20-25 minutos, durante el trayecto podréis ver el punto de partida del elevador da Bica (cerca de la estación de Cais de Sodré), las Docas de Santo Amaro (una zona de almacenes portuarios transformados en locales de ocio), cruzareis bajo el puente 25 de abril y pasareis por delante de las cocheras de los tranvías de Carris y su museo.

La idea era visitar primero el Monasterio de los Jerónimos y después la Torre de Belém, para evitar la cola de acceso al monasterio, pero al final los hicimos al revés, pasamos de largo con el tranvía del monasterio y bajamos en la para de Torre de Belém.
El acceso a la explanada donde se encuentra la Torre no es directo, hay que cruzar una pequeña zona de casas y el puente sobre las vías para cruzar al otro lado.

Lo mejor de la visita a la Torre es su arquitectura y la vistas del río Tajo que se tienen des lo más alto. La Torre está completamente rodeada por agua y se accede a través de una pasarela de madera. Con la Lisboa Card el acceso es gratuito, sino se tiene se puede comprar la entrada conjunta con el monasterio.
En la planta baja de la Torre se conservan todos los cañones de defensa, pero lo mejor es ir subiendo por las diferentes plantas y la estrecha escalera de acceso para visitar lo más alto de la Torre. En teoría hay un contador automático de personas que controla la subida y bajada por la escalera, ya que es muy estrecha cuando se cruzan dos personas, pero cuando estuvimos estaba anclado en modo subida, así que todo el mundo iba por libre.

Una vez visitada la Torre decidimos volver a coger el tranvía para volver hasta el Monasterio. Se puede ir andando, ya que el trayecto no es muy largo, pero como el camino junto a la orilla del río queda cortado por el puerto y hay que desviarse, no nos mereció la pena. Así que desandamos camino de nuevo por el puente sobre la vía.

El edificio del Monasterio de los Jerónimos es espectacular, solo por su estructura y dimensiones ya vale la pena la visita. Uno no puede venir a Lisboa y no visitar Los Jerónimos. Dimos una vuelta por el exterior de su fachada principal para hacer unas cuantas fotos y nos pusimos en la cola de acceso para entrar al claustro. Si solo queréis visitar la iglesia no hace falta que hagáis cola, ya que el acceso es inmediato y es gratuito.
El acceso con la Lisboa Card también estaba incluido, así que no pagamos nada en la entrada. Podéis visitar prácticamente todas las instalaciones, el patio del claustro que es espectacular, las diferentes salas, la zona alta de la iglesia (que estaba en obras y medio cubierta por lonas ), y todo el primer piso. Tras hacer todo el recorrido por el interior del claustro, accedimos directamente a la iglesia. No es muy grande, ni tan espectacular como el claustro.

Al salir de visitar el Monasterio era ya hora de comer (cosa que también delataba el hecho que en ese momento no hubiera cola para entrar). Durante la preparación del viaje había estado mirando alguna opción que no nos saliera por un ojo de la cara al ser una de las zonas más turísticas (buena costumbre que he ido perfeccionando a cada viaje) y encontré un pequeño restaurante llamado Os Jerónimos. Está justo al lado de la Pastelería de Belém y fue una gran elección. Comimos cerdo a la portuguesa, salmón a la brasa y dorada a la brasa, vino blanco, agua y cafés para 3 personas, más las aceitunas que sirven de aperitivo, por unos 38€.

La idea después de comer era acercarnos al monumento de los descubridores, pero antes de ir hasta allí decidimos ir a visitar el Museo de los Carruajes, que está a pocos metros de la Pastelería. Como vimos que la entrada estaba incluida en la Lisboa Card, lo aprovechamos.
Es un museo curioso, sin una gran iluminación que destaque los carruajes. Parece una gran sala antigua inmensa, en la que han acumulado en hileras los carruajes, con una pequeña sala lateral. Si tenéis la visita incluida vale la pena aprovecharla.

Al salir del museo volvimos sobre nuestros pasos y paramos a comer algunos Pasteis de Belém en la famosa pastelería. El local es inmenso. La zona de tienda es muy tradicional, está justo en la entrada y siempre está llena a rebosar. Pero si lo que queréis es probarlos allí mismo, podéis ir hacia el interior e iréis pasando por diferentes salas con mesas y camareros que os los servirán allí mismo. Si no recuerdo mal, creo que era en la segunda sala, se pueden ver los hornos y los trabajadores sacando los pasteles ya horneados.

Después de esos magníficos pasteles, nos dirigimos hacía los jardines que hay enfrente al Monasterio y desde los cuales se accede a la explanada del monumento a los Descubridores. En el centro del parque hay una gran fuente de chorros, que descubrimos casi por casualidad que a cada hora en punto se pone en marcha. Tras cruzar el parque veréis que no tenéis acceso directo al Monumento, igual que con la Torre de Belém, hay que cruzar la carretera y vías, pero esta vez por un paso inferior. Hicimos unos cuantas fotos por el exterior, pero decidimos no entrar, ya que habíamos leído anteriormente que no valía la pena.

Una vez visitada toda el área, volvimos de nuevo hacía el parque y nos dirigimos hacía la parada del tranvía 15 (justo enfrente de la pastelería). En lugar de ir directamente hasta la praça da Figueira, bajamos en la praça da Comercio. Aun era media tarde i decidimos aprovechar que estábamos en la zona de la Baixa, para volver a subir con el elevador de Santa Justa y visitar el Convento do Carmo. Todo su alrededor estaba en obras en este momento. Tras su incendio solo quedaron intactas las paredes y una pequeña parte del interior y después de muchas obras, lo han transformado en un pequeño museo arqueológico al aire libre, en el que se pueden ver parte de los restos del convento.

A la salida fuimos bajando por las callejuelas empinada de nuevo hacia la Baixa. Cruzamos por los almacenes de Rossio y salímos directamente al centro.

Tras el trote de todo el día, no fuimos un rato al hotel a descansar, antes de volver a salir para cenar. Algunos conocidos me habían hablado de un pequeño restaurante de pescado y marisco que nos quedaba muy cerca del hotel, el Uma (Rua dos Sapateiros, 177). Normalmente en fin de semana y verano es imposible entrar sin reserva, pero era un martes del mes de marzo, así que no tuvimos ningún problema. Cenamos arroz con marisco para 2 y gambas a la brasa para 1, vino verde y agua, por unos 40€. Al salir estábamos muy cerca de la heladería Santini y paramos a comprar unos helados. Son buenísimos, no dudéis probarlos si estáis cerca.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Dia 2: Belém y Monasterio de los Jerónimos



Etapa: Dia 3: Excursión a Sintra  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 30/03/2015 12:06  
Compartir: 
Compartir:
A Sintra en tren
El tercer día habíamos decidido dedicarlo por completo a visitar la ciudad de Sintra, que se encuentra a muy poca distancia de Lisboa y tiene unos palacios y casas espectaculares.
Al comprar la Lisboa Card vimos que el billete del trayecto en tren entre la estación de Rossio y Sintra estaba incluido en el precio. Así que optar por este medio de transporte para llegar a Sintra.
El trayecto no es muy largo, aproximadamente unos 40 minutos, y sale un tren cada 20 minutos.

Visita al Palacio da Pena durante la mañana
El Palacio da Pena es probablemente junto a la Quinta da Regaleira, una de las visitas más espectacular de Sintra. Se encuentra situado en lo alto de la montaña que corona la ciudad y se observa desde lo lejos por los vivos colores con los que pintaron su estructura.

Al ser la visita más alejada del centro de Sintra, lo mejor es visitarlo nada más llegar. Si vais en coche podréis acceder hasta los parkings que hay fuera del recinto. Al llegar con el tren teníamos dos opciones: subir andando (cosa que descartamos totalmente porque no queríamos perder casi una hora andando) o con el autobús 434.
El 434, cubre la linea que llaman Circuito da Pena, que es una vuelta circular que pasa por el Palacio Nacional de Sintra, el centro histórico, el Castelo dos Mouros y el Palacio da Pena, en el trayecto de subida; y de nuevo por el centro histórico hasta la estación, en la bajada. Si no recuerdo mal el billete nos costó unos 5€ por cabeza.

Nosotros fuimos directos al Palacio da Pena. El bus no dejó en la valla de acceso al recinto y con la Lisboa Card nos hicieron un 10% de descuento en la entrada. Desde aquí aun hay que andar todo el camino de subida hasta la puerta de entrada al Palacio, que son unos 15 minutos o coger el minibus. Nosotros decidimos andar, aunque si no os gustan las costas empinadas, mejor tomad el minibus para subir. Hay 2 caminos por entre el bosque y los jardines: por el que sube el bus, que es un poco más largo pero de ascenso más suave; y el que sale a la izquierda de la entrada, más corto pero con una subida más empinada (nosotros por este bajamos).

A medida que nos fuímos acercando al Palacio nos dimos cuenta de los espectacular que es. A medida que se empiezan a distinguir los colores vivos entre los arboles y su estructura, es como si nos adentráramos en un mundo surrealista. Es espectacular. Se puede visitar todo el exterior recorriendo el camino extramuros y patios, y todo su interior. Las diferentes estancias están perfectamente conservadas y mantienen parte del mobiliario de la época.
Si no recuerdo mal creo que estuvimos aproximadamente unas 2.30 horas visitando el Palacio. Si os gusta la arquitectura y la fotografía os puedo asegurar que no encontrareis el momento de terminar la visita, ya que cada color, cada rincón tienen un aire especial.

A la salida volvimos a coger el autobús 434 para bajar hasta el centro histórico de Sintra y comer por allí. Solo tuvimos que esperar unos 10 minutos a que llegará el bus, pero si justo coincide que acaba de salir, el tiempo de paso es de unos 30 minutos.

Dimos una vuelta por el centro histórico mirando las diferentes opciones para comer. Sintra es una ciudad no muy grande, pero si muy turística, con lo que hay muchos restaurantes para todos los gustos. Mientras preparaba el viaje apunte 2 o 3 opciones que me gustaban para not tener que perdernos buscando uno. Tras mirar cual de ellos nos convencía más, nos decidimos por el Restaurante Pendoa (Rua da Pendoa, 14). No esperéis de él muchos lujos, ya que es un pequeño local familiar que hace las veces de restaurante y tienda de recuerdos, pero la comida estuvo espectacular, casi como la comida de domingo de la abuela. Comimos 2 platos de bacalao con garbanzos y un plato de bacalao a la brasa, 6 buñuelos de bacalao, una botella de vino blanco, agua y dos cafes, por unos 40€.

Quinta da Regaleira y Centro Histórico por la tarde
Para la tarde guardamos la segunda visita más espectacular de Sintra, la Quinta da Regaleira. La Casa es muy vistosa por fuera pero no es nada espectacular por dentro, sus jardines son espectaculares.
La Quinta da Regaleira se encuentra a unos 5-10 minutos andando del centro histórico. Es un trayecto llano que no es difícil de superar. Si aun así preferís no andar, podéis coger el autobús 435, que os dejará en la misma puerta. La visita es de pago, con la Lisboa Card nos hicieron un 20% de descuento. La chica de la taquilla de la entrada os facilitará un plano de todas las instalaciones y jardines. Llevadlo a buen recaudo si no queréis dejar de ver algunas de la construcciones o túneles que hay por los jardines.
Lo más espectacular es sin duda el recorrido subterráneo que se puede hacer por los túneles que conectan sus lagos y pozos. La mayoría de tramos están iluminados con una pequeña guía de luces en el suelo, pero en algunos tramos tuvimos que recurrir a la linterna del móvil para no dar con una pared.

Tras la visita volvimos andando hasta el centro y nos dirigimos hacía el Palacio Nacional de Sintra. El edificio es espectacular y se divisa des de cualquier rincón. Es una visita interesante, con la Lisboa Card teníamos la entrada incluida.

Al salir del Palacio Nacional terminamos de callejear por el centro histórico y sus tiendas y fuimos bajando hasta la estación del tren andando. Nada más llegar vimos que había un tren esperando dirección Rossio que salía en un par de minutos, tuvimos suerte.

Al llegar a Lisboa ya era prácticamente la hora de cenar. Como estábamos muy cerca del hotel, nos acercamos a dejar las cosas y descansar un rato antes de salir a cenar. Esta noche cenamos muy cerca del hotel, en el restaurante A Provinciana (Travessa Forno-Sta. Justa). Tiene toda la pinta de tasca de barrio de toda la vida y está siempre lleno: mesas largas y conjuntas, decoración de otra época, barra de bar,... Cenamos 3 personas un plato de sardinas a la brasa, una tortilla de queso, un plato de calamares a la brasa, las aceituna del aperitivo, un pudín de postre, vino blanco y agua, por 19€ en total!!!!!!! Aun no me lo creo.

Después de cenar aprovechamos para hacer un último paseo nocturno por el centro de Lisboa, ya que al día siguiente por la tarde ya nos íbamos de vuelta para casa.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Dia 3: Excursión a Sintra

Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 162 Visitas mes actual: 83 Total visitas: 5384

  Últimos comentarios al diario  Lisboa en 4 días
Total comentarios 1  Visualizar todos los comentarios

Marimerpa  marimerpa  17/03/2015 07:06   
Buen comienzo de diario, ánimo con la continuación! Lisboa es una ciudad con mucho encanto...

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Ciudad Tema: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...
Foro Portugal Foro Portugal: Foro de viajes por Portugal: Lisboa, Oporto, Evora, Braganza, Faro, Estoril, Sintra, Coimbra, Algarbe, Alentejo, Madeira...
Ultimos 5 Mensajes de 1250
799260 Lecturas
AutorMensaje
pitufina90
Pitufina90
Travel Adict
Travel Adict
Dic 01, 2010
Mensajes: 49

Fecha: Mie Nov 15, 2017 07:49 pm    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

hola,

en semana santa me gustaria viajar a Lisboa y pasar tres noches en la capital, y luego coger un avion desde lisboa a Madeira y pasar alli cuatro noches, se puede ver todo bien en ese tiempo?

Y además la meteorologia?

Gracias de antemano.
Aleerah
Aleerah
Experto
Experto
Mar 01, 2015
Mensajes: 177

Fecha: Mie Nov 15, 2017 08:33 pm    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

nesuca Escribio:
cosanostra1957 Escribio:
La entrada a la catedral de lisboa es gratuita?

La catedral es gratis, lo que te cobran es la visita al claustro y al tesoro, que creo recordar que eran 2.5€ cada una...

El claustro son 10€ Ojos que se mueven
marimerpa
Marimerpa
Moderador de Diarios
Moderador de Diarios
Mar 25, 2011
Mensajes: 14347

Fecha: Mie Nov 15, 2017 08:38 pm    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

Aleerah Escribio:
nesuca Escribio:
cosanostra1957 Escribio:
La entrada a la catedral de lisboa es gratuita?

La catedral es gratis, lo que te cobran es la visita al claustro y al tesoro, que creo recordar que eran 2.5€ cada una...

El claustro son 10€ Ojos que se mueven

Creo que te refieres al claustro del Monasterio de los Jerónimos, que cuesta 10 euros. El de la catedral es 2,5 euros, y otros tantos el tesoro.
Aleerah
Aleerah
Experto
Experto
Mar 01, 2015
Mensajes: 177

Fecha: Mie Nov 15, 2017 08:53 pm    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

marimerpa Escribio:
Aleerah Escribio:
nesuca Escribio:
cosanostra1957 Escribio:
La entrada a la catedral de lisboa es gratuita?

La catedral es gratis, lo que te cobran es la visita al claustro y al tesoro, que creo recordar que eran 2.5€ cada una...

El claustro son 10€ Ojos que se mueven

Creo que te refieres al claustro del Monasterio de los Jerónimos, que cuesta 10 euros. El de la catedral es 2,5 euros, y otros tantos el tesoro.

Ahhhhhh ok okok, cierto. Mea culpa. Perdón. Amistad
gasolines
Gasolines
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Ago 15, 2007
Mensajes: 9359

Fecha: Vie Nov 17, 2017 08:32 pm    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

pitufina90 Escribio:
hola,

en semana santa me gustaria viajar a Lisboa y pasar tres noches en la capital, y luego coger un avion desde lisboa a Madeira y pasar alli cuatro noches, se puede ver todo bien en ese tiempo?

Y además la meteorologia?

Gracias de antemano.

Si, en 3 dias puedes ver perfectamente Lisboa.


Saludos
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad