Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


EL CORAZÓN DE PORTUGAL: MONASTERIOS, CASTILLOS Y ALDEAS -Diarios de Viajes de Portugal- Marimerpa
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: EL CORAZÓN DE PORTUGAL: MONASTERIOS, CASTILLOS Y ALDEAS  -  Localización:  Portugal  Portugal
Descripción: Breve escapada a la región Centro de Portugal. Visitamos los monasterios de Batalha, Alcobaça y Tomar (la ruta del Patrimonio), varios castillos (Leiria, Porto de Môs), y aldeas históricas de la Beira Interior (Idanha-a-Velha, Monsanto y Penha García). Diciembre de 2015.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 6
 1  2  siguiente siguiente



Etapa: INTRODUCCIÓN. BATALHA Y CASTILLO DE PORTO DE MÓS  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 02/01/2016 19:49  
Compartir: 
Compartir:
INTRODUCCIÓN


Este diario surge de una escapada inesperada. Nos encontramos con unos días para el puente de diciembre, la previsión del tiempo era buena y decidimos pasar unos días en Portugal. Lo tenemos tan cerca y es tan bonito que siempre merece una escapada. En esta ocasión la excusa era visitar los monasterios de Batalha, Alcobaça y Tomar, llamada “ruta del Patrimonio” ya que los 3 monumentos son Patrimonio de la Humanidad.

Así, unos días antes reservamos un hotel en Alcobaça, y decidimos parar un par de días cerca de la frontera, en la Beira Baixa, para conocer algunas de las aldeas históricas de esta región.

Los alojamientos elegidos fueron los siguientes:

Alcobaça: Hostal Rossio. Muy bien situado, junto al Monasterio de Alcobaça, el cual se ve desde la ventana de la habitación.

Castelo Branco: Hotel Tryp Colina do Castelo. Un hotel muy cómodo, con unas vistas fantásticas sobre la ciudad y la sierra, aunque un paseo con muchas escaleras al centro. Tiene piscina climatizada, jacuzzi y sauna.

NOS PONEMOS EN CAMINO: MONASTERIO DE BATALHA Y CASTILLO DE PORTO DE MÓS

Salimos de casa después de desayunar. Aparcamos en Batalha, junto al monasterio, y nada más bajarnos del coche nos quedamos con la boca abierta por la belleza del edificio. Decidimos comer antes de entrar a visitarlo. Comimos en un restaurante muy cercano, “A casa das Febras”. Pedimos una sopa para cada uno, un bacalao con garbanzos y un cocido a la portuguesa, con un par de cervezas. El bacalao estaba bueno, pero el cocido estaba realmente espectacular. La primera comida del viaje no fue precisamente ligerita. Ni siquiera nos quedó sitio para el postre, y es una pena porque los postres caseros de Portugal son de 10. Pero ya habría tiempo… La comida salió por 24 euros.


Con el estómago lleno fuimos a visitar el monasterio. La entrada era gratuita por ser el primer domingo del mes. La entrada normal cuesta 6 euros, y existe una entrada conjunta para los tres monasterios por 15 euros.

El monasterio se comenzó a construir en 1385, para conmemorar la victoria del ejército portugués sobre las tropas castellanas, y por la que subiría al trono João I, el primer rey de la casa de Avis. Se trata de una joya del gótico tardío.

es.wikipedia.org/wiki/... de_Batalha

Comenzamos la visita por la iglesia, a la que se accede gratuitamente. Lo primero que nos impresionó fue su altura, y nos dejamos encandilar por el sol que entraba por las vidrieras y adornaba las columnas con diferentes colores.


Después visitamos, la Sala del Fundador, a la que se accede desde la iglesia y que alberga las tumbas de los reyes de la Casa de Avis.




Seguimos la visita hacia los claustros. Se conservan dos de ellos, pero el que merece la pena es el Claustro Real, que es realmente bonito. Impresionantes los ventanales con mucha decoración.





Desde el claustro se accede a la Sala Capitular, que supuso una importante obra de ingeniería por su bóveda de estrella de 20 metros de diámetro si apoyo intermedio. Allí está la Tumba del Soldado Desconocido, siempre custodiada por militares.

Una vez finalizada la visita a los claustros, fuimos a visitar las Capelas Imperfeitas. Hay que salir del monasterio y entrar por otra puerta en un lateral. Se llaman capillas imperfectas o inacabadas porque nunca se llegaron a terminar. Se planteó como el monumento funerario del rey Duarte, pero muró a los pocos años de empezar la obra, por lo que se dejó inacabada. Son un conjunto de capillas unidas por columnas que nunca se llegaron a cerrar, por lo que ahora queda como una especie de patio. Es sin duda, el plato fuerte de la visita al monasterio.





La puerta manuelina por la que se accede a las capillas es impresionante.





Antes de irnos estuvimos un rato deleitándonos con el exterior del edificio, ¡qué bonito!





Desde Batalha nos fuimos a Porto de Mós, una localidad cercana y que nos pillaba casi de camino, para visitar su castillo. La entrada cuesta 1,51 euros. Se trata de un castillo reconstruido sobre el original morisco, en el siglo XIII. Más tarde se modificó para transformarlo en un pazo fortificado. Las torres con tejados de azulejo verde le dan un aspecto curioso.





Me esperaba un poco más del castillo, la verdad. No está mal, pero está bastante en ruinas y reconstruido. Eso sí, las vistas de la sierra son muy bonitas. Desde allí pudimos ver una curiosa puesta de sol.




Ya casi de noche nos fuimos a Alcobaça a nuestro hostal. A pesar de estar en la propia plaza del monasterio nos costó encontrar el sitio, sobre todo el acceso con el coche. El Hostal Rossio está muy bien, un sitio sencillo y sin ascensor, pero muy limpio y cómodo. La mayoría de las habitaciones no tienen baño privado, pero el baño compartido está muy cerca de la habitación. También tiene cocina y una sala de estar. Y lo mejor, las vistas desde la habitación, tanto al monasterio como a las ruinas del castillo.


Una vez instalados y tras un descanso salimos a dar una vuelta por el pueblo y a cenar. Había muy poco ambiente y muchos de los restaurantes estaban cerrados. Era domingo, y los horarios de los portugueses son más tempraneros que los nuestros, pero me esperaba encontrar más opciones para cenar y tomar algo. Entramos en el bar restaurante Estremadura, en la misma plaza, que servía pastas, ensaladas, tostas y bocadillos. El sitio nos gustó mucho, un pequeño local, pero con buen trato. La única pega es que solo había una persona para la barra y para la cocina, y a veces había que esperar. Pedimos una ensalada con nueces, peras, quesos y miel, y pasta con mariscos. Todo muy bueno. Además, descubrimos la cerveza Sagres Bohemia, que no cocíamos.

Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: INTRODUCCIÓN. BATALHA Y CASTILLO DE PORTO DE MÓS



Etapa: ALCOBAÇA, ÓBIDOS Y PENICHE  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 02/01/2016 20:05  
Compartir: 
Compartir:
El día amaneció lluvioso, pero por suerte nos dejó disfrutar de nuestros planes. Desayunamos en una cafetería que había junto al hostal. Si algo no falta en Portugal son lugares para disfrutar de su rico café y sus deliciosos dulces.

Pasadas las 9 de la mañana fuimos a visitar el Monasterio de Alcobaça. Es uno de los conjuntos monásticos más grandes de Portugal y la primera obra gótica edificada en suelo luso. Su construcción comenzó en 1178 por los monjes de la Orden del Císter.

es.wikipedia.org/wiki/... oba%C3%A7a



Pagamos 6 euros cada uno y empezamos la visita por la iglesia. Lo primero que llama la atención es su falta de decoración. Una iglesia sencilla pero imponente con sus altas columnas. En medio de esta sencillez, a ambos lados del crucero, están los féretros del rey Pedro I y Doña Inês de Castro, protagonistas de una de las historias de amor más famosas y tristes de Portugal.


Cuenta la leyenda que el Infante Pedro de Portugal, heredero al trono, se enamoró de Dña. Inês de Castro, dama de compañía de su esposa. Cuando enviudó se casaron en secreto, pero su padre, el rey Alfonso IV, no estaba de acuerdo con este matrimonio. Por lo que decidió, en ausencia de D. Pedro, ordenar la ejecución de Inês. El Infante se enfadó bastante con su padre y empezó una guerra contra él. Al cabo de los años padre e hijo hicieron las paces, pero Pedro se vengó cuando murió su padre y fue coronado rey. Ordenó ejecutar a todos los que habían tenido algo que ver en el asesinato de Inês. Además, se dice que exhumó su cadáver, lo vistió con las mejores galas, lo sentó en el trono y toda la nobleza tuvo que rendirle homenaje como reina y besarle la mano.

Leyenda o realidad, lo cierto es que sus tumbas están una frente a la otra. Así lo dispuso Pedro I para que el día de la resurrección, al levantarse, su primera imagen a contemplar fuera la de su enamorada Inês.

es.wikipedia.org/wiki/... _de_Castro

Los féretros son verdaderas obras de arte del gótico portugués, repensando escenas bíblicas y familiares. El Juicio Final en el de Inés y la Rueda de la Fortuna en el de Pedro, son las más destacadas. Lástima que sufrieron daños cuando fueron saqueados durante la invasión francesa en 1810.




En una de las capillas está la impresionante puerta de la Sacristía, a la que no vimos forma de acceder (creo que tiene entrada por la calle, pero no la localizamos).


Al monasterio se accede por la Sala de los Reyes, donde hay esculturas de algunos de los reyes de Portugal y mosaicos de azulejos representando escenas de la fundación del monasterio.


Desde allí pasamos al Claustro medieval de D. Dinis, el más grande del monasterio y por el que se accede a la mayoría de dependencias.




Lo que más nos impresionó fue la cocina. Enorme, con una alta chimenea, todo revestido de azulejos. Se dice que se podían cocinar 6 bueyes a la vez. Junto a la cocina está el enorme refectorio, donde daban cuenta de los manjares que se preparaban en la cocina. El monasterio de Alcobaça se construyó sobre un canal del río, por lo que la zona era muy fértil y rica.





En la planta de arriba está el gran dormitorio comunal de los monjes, desde el que se ve la iglesia, y con ventanas al Claustro de la Levada.




Recorrimos el claustro superior y dimos por concluida la visita. El monasterio de Alcobaça no es tan
espectacular como el de Batalha, pero nos gustó mucho, y además tiene el añadido de que conserva los claustros y dependencias donde hacían vida los monjes. Lo mejor para mi gusto, la cocina.




Desde Alcobaça nos fuimos hasta Óbidos, un pueblo que está a unos 75 km de Lisboa. Es un pueblo medieval, que conserva el castillo y la muralla. Tuvimos que aparcar un poco lejos, ya que los aparcamientos más cercanos estaban ocupados. Había muchísima gente, y es que estaba la "Vila do Natal", una aldea navideña que montan en el castillo, con actividades para los niños.


Empezamos a visitar el pueblo paseando por al adarve de la muralla. Se puede recorrer casi completo, pero tuvimos que bajar debido a que estaba un tramo cortado por el acceso a la Vila do Natal.





Entramos al Castillo, que han convertido en Pousada (la red de Paradores en Portugal).




Después bajamos y recorrimos las calles del pueblo. Es muy turístico, y había muchísima gente, lo que para mi gusto le restó encanto a la visita. Una de las calles está llena de tiendas de souvenirs y licorerías. En una de ellas probamos la famosa Ginja de Óbidos, en vaso de chocolate, qué delicia. En otra de las calles principales estaban casi todos los restaurantes. Pensábamos comer allí, pero habiendo tanta gente decidimos que mejor en otro sitio. Pasamos un rato más recorriendo las calles más pequeñas y descubriendo algunos rincones muy bonitos.


Nuestra idea para la tarde era visitar Nazaré, un pueblo costero cerca de Alcobaça. Pero iba siendo tarde para comer, así que decidimos ir a Peniche, que nos quedaba más cerca. La península de Peniche es un destino típico de playa, sobre todo para surferos. Comimos en un restaurante cerca de la entrada al pueblo, "O Parque". Un arroz de pulpo, chocos a la brasa y una botella de vino pequeña, por 24 euros. Los chocos estaban espectaculares. De postre, en una pastelería cercana, un café y un dulce.


En la Oficina de Turismo pedimos un mapa de la ciudad y de la península y fuimos a visitar la fortaleza, del siglo XVI, empleada como prisión durante el régimen de Salazar, y que constituye uno de los principales atractivos de Peniche. Pero nos los encontramos cerrado por ser lunes. Lo vimos por fuera y nos entretuvimos viendo los barquitos que había por allí.




Ya era un poco tarde, que en esta época anochece muy pronto, pero no renunciamos a recorrer la península en coche y ver el Cabo Carvoeiro. Casi no llegamos, que nos íbamos parando en todos los lados donde podíamos aparcar el coche, a disfrutar de las vistas de la costa. En una de estas nos llevamos una sorpresa, que el mar, aunque estaba tranquilo tampoco estaba amenazante. Aún nos preguntamos de dónde vino la ola que nos mojó de arriba abajo, una ducha que nos mojó enteros, cámara de fotos incluida Confundido Ojos que se mueven


Nos secamos como pudimos y ya continuamos sin parar hasta el Cabo Carvoeiro, al que llegamos casi sin luz. En el extremo de la península de Peniche hay un faro y una roca en el mar conocida como "Nau de Corvos". La costa en esta zona tiene curiosas formaciones rocosas.




En lugar de dar la vuelta completa volvimos sobre nuestros pasos, y paramos en un mirador junto a la ermita da Nossa Senhora dos Remedios, muy cerca del Cabo Carvoeiro. La iglesia es muy pequeña pero coqueta, con el interior completamente revestido de azulejos representando escenas bíblicas. Lástima el mal estado de los azulejos del techo.




Viendo las pocas opciones que habíamos encontrado la noche anterior en Alcobaça, apostamos por comprar comida en un supermercado y cenar en el hostal. En los supermercados portugueses venden unas sopas que están muy buenas. Cuando llegamos a Alcobaça comenzó a llover, y ya no volvimos a salir del hostal.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: ALCOBAÇA, ÓBIDOS Y PENICHE



Etapa: CASTILLO DE LEIRIA Y CONVENTO DE CRISTO DE TOMAR  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 02/01/2016 21:56  
Compartir: 
Compartir:
Tras un buen desayuno en la cocina del hotel, recogimos y nos fuimos hacia Leiria, para ver su castillo. Nos perdimos un poco en las indicaciones, hasta que por fin llegamos a la entrada del castillo. Construido en 1135 por D. Alfonso Henriques, primer rey de Portugal, tras la conquista de Leiria a los moros, el castillo domina desde la altura la cuidad. Más tarde, en 1195, se construyó la muralla y posteriormente se transformó en un palacio, que serviría como residencia real.

es.wikipedia.org/wiki/... _de_Leiria


La visita cuesta 2,40 euros y se comienza por la Casa del Guarda, donde se compran las entradas. Se continúa por la Torre dos Sinos y las ruinas de la Iglesia de Santa Maria da Pena. Desde allí se accede a las ruinas de la colegiada.





Continuamos por los Paços Novos, la parte palaciega del castillo. Lo más bonito es la gran balconada en forma de arco, vista inconfundible desde la ciudad.


Después subimos a la Torre del Homenaje. La verdad es que por dentro no queda nada, pero merece la pena subir, por las buenas vistas del resto del conjunto fortificado y la ciudad.





Por último, dimos un paseo por los caminos interiores del castillo, que llevan a lugares como la cisterna, dando por finalizada la visita. A pesar de estar en ruinas, merece la pena visitar este castillo, dada su antigüedad y tamaño.


Desde allí nos fuimos a la ciudad de Tomar, para ver el Convento de Cristo, otro de los monasterios Patrimonio de la Humanidad. A diferencia de los Monasterios de Batalha y Alcobaça, no se encuentra en el centro del pueblo, así que primero bajamos a buscar un restaurante. Comimos en “A brasinha”, un pequeño restaurante que solo ofrece un par de platos al día. Ese día había arroz de tamboril (rape), del cual pedimos media ración, y picanha, del que cayó una ración entera. El arroz estaba muy bueno de sabor, aunque un poco pasado, parecía que lo hubiesen cocinado aparte del guiso de pescado. Y la picanha tierna y bien acompañada (frijones, arroz, patatas, ensalada). Con una cerveza y una jarra pequeña de vino y dos cafés nos costó 19,50 euros.


El Convento de Cristo de Tomar está ubicado dentro de los muros de un castillo templario, y las líneas rectas de la fortaleza que se ven desde fuera no dejan adivinar la maravilla arquitectónica que esconde dentro. El castillo y el germen del convento se construyeron el siglo XII, después de la conquista de Tomar a los musulmanes.

es.wikipedia.org/wiki/... _de_Cristo




Comenzamos la visita por la parte exterior del castillo, recorriendo el adarve de sus murallas y el jardín que los monjes usaban para meditar. También se puede acceder a la huerta, en la que hay naranjos y que aún hoy se cuida. Nos llamó la atención que tenían un acueducto para llevar el agua al convento.




Pagamos los 6 euros de la entrada y entramos al convento. En primer lugar se visita el Claustro del Cemitério, en el que había una pareja haciéndose fotos de boda, y que veríamos en las diferentes estancias del convento durante la visita. Desde allí se accede a otro claustro gótico y a la sacristía, ambos decorados con azulejos.


Por un pasillo se llega a la iglesia y en ese momento se nos quedó la boca abierta, por la belleza de la Charola, una capilla circular en torno a una capilla central, decorada con frescos de vivos colores. Una verdadera preciosidad, nos encantó. Fue el elemento primitivo a partir del cual se construyó el complejo monacal y la iglesia anexa, uno de los máximos exponentes del arte manuelino, con su famosa ventana del capítulo y la impresionante portada.




Bajamos las escaleras y visitamos la Sala del Capítulo, en ruinas. Después el Claustro de João III, el más grande del convento, con una preciosa fuente y líneas renacentistas. Tiene dos pisos, pero antes de subir, fuimos a los otros claustros que se pueden visitar. Desde la parte de abajo del Claustro de la Hospedería ya pudimos ver la ventana manuelina del Capítulo, aunque decidimos verla más detenidamente más adelante.




Hay varios claustros más, que yo recuerde, vimos el de los Corvos y de la Micha, desde el que se accede a la cocina y al refectorio. La cocina no es tan impresionante como la del Monasterio de Alcobaça, pero muy bonita. Aquí la chimenea no es más pequeña pero hay más fogones. Se ve que aquí comían más sopa y menos bueyes.


Seguimos la visita por las celdas de los monjes. Son numerosos pasillos y los dormitorios son individuales. Tanto los claustros como las celdas están separados en tres espacios principales, que no se mezclaban entre sí: monjes, novicios y hospedería. Algunas de las celdas están abiertas para ver cómo eran por dentro y desde una de ellas, en la zona de los novicios, hay una vista privilegiada de la ventana del capítulo.

Subimos por una pequeña escalera de caracol hasta la terraza que está junto a la ventana, para poder observarla más de cerca. Impresionantes todos los detalles de la decoración, maromas marineras, motivos florales, esferas armilares, cruces, y el musgo que le da un aire muy especial. Es uno de los más famosos exponentes de la arquitectura manuelina.


Por último volvimos al Claustro principal para subir a la terraza por las escaleras de caracol que hay en las esquinas del mismo. Quizá no sea el orden más lógico de visita, pero con tantos claustros y escaleras puedes llegar a perderte un poco. Desde allí arriba se aprecia perfectamente la decoración y estructura de la iglesia, y de la portada manuelina. Nos recreamos un buen rato en los detalles, antes de dar por finalizada la visita. Estuvimos más de dos horas en total.




Desde allí nos fuimos a Castelo Branco, donde íbamos a pasar un par de noches para conocer un poco de la región de la Beira Interior. Nos alojamos en el Tryp Colina do Castelo. Un buen hotel, con piscina climatizada y jacuzzi, que fuimos a probar en cuanto dejamos las cosas en la habitación. Está situado en una colina, junto a las ruinas del castillo que dan nombre al pueblo. Las vistas desde la habitación son fantásticas. La única pega es que para bajar al centro hay que bajar muchas cuestas y escalones, que hay que subir a la vuelta. No se hace mal, solo hay que tomarlo con paciencia.

Después de un bañito relajante bajamos a cenar. Nos dejamos guiar por Tripadvisor y cenamos en “O retiro do Caçador”, muy cerca de la catedral. Pedimos dos menús completos, por 7,50 euros cada uno. Sopa de primero, y de segundo, yo pedí pescado frito con açorda y mi pareja lubina a la brasa, que iba con abundante guarnición, y para beber cerveza de tercio. Todo muy bueno, incluidos los postres caseros. Estos días en Portugal han pasado factura en la dieta, ¡qué bien se come! Menos mal que para bajar la comida tuvimos el paseo cuesta arriba camino del hotel.

Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: CASTILLO DE LEIRIA Y CONVENTO DE CRISTO DE TOMAR

Etapas 1 a 3,  total 6
 1  2  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 210 42
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 324 Visitas mes actual: 110 Total visitas: 8921

  Últimos comentarios al diario  EL CORAZÓN DE PORTUGAL: MONASTERIOS, CASTILLOS Y ALDEAS
Total comentarios 59  Visualizar todos los comentarios

Habesha1  habesha1  02/04/2017 20:06   
Comentario sobre la etapa: ETAPA EXTRA: UN PASEO POR LISBOA
Muy buena etapa, Lisboa es una de mis ciudades favoritas! Mis 5*****

Emerald  emerald  02/04/2017 23:51   
Comentario sobre la etapa: ETAPA EXTRA: UN PASEO POR LISBOA
Ya está!!! Flipante y con un montón de info apuntada en mi libretica para ir bien preparada dentro de 3 semanas!! Ole, ole y ole!! Allá van todas mis estrellicas del mundo mundial. Gracias por esta etapa extra que tan chula te ha quedado y con las fotos... espectacular!!

Marimerpa  marimerpa  03/04/2017 07:10   
Comentario sobre la etapa: ETAPA EXTRA: UN PASEO POR LISBOA
Muchas gracias! Me alegro que os haya gustado.

*Habesha, es una ciudad a la que siempre dan ganas de volver, aunque solo sea para dar un paseo. Una suerte tenerla tan cerca.

*Emerald, encantada de que te resulte útil, seguro que disfrutáis mucho.

Elcidpaseador  elcidpaseador  12/05/2017 21:44   
Marimerpa como siempre tus diarios no dejan indiferente a nadie, muy bien explicados y con mucha información. Próximamente iremos a Portugal y nos esta ayudando mucho tu relato sobre tus visitas ademas de toda la información que vas dejando, gracias por compartirlo y por cierto me encantan todas las fotos y sobre todo las de los festines que os pegabais, yo también soy de buen diente y ese tipo de información de primera mano también me gusta, jejeje.

Marimerpa  marimerpa  21/05/2017 11:01   
Muchas gracias Elcidpaseador, encantada de que el diario te ayude, es una de las razones por las que los hago. Y sí, en Portugal se come muy bien, jeje. Disfrutadlo mucho.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Itinerarios-Rutas Tema: Monasterios en Portugal: Batalha, Alcobaça y Tomar - Ruta
Foro Portugal Foro Portugal: Foro de viajes por Portugal: Lisboa, Oporto, Evora, Braganza, Faro, Estoril, Sintra, Coimbra, Algarbe, Alentejo, Madeira...
Ultimos 5 Mensajes de 34
4697 Lecturas
AutorMensaje
wanderlust
Wanderlust
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 23, 2011
Mensajes: 25159

Fecha: Lun Ene 16, 2017 02:13 pm    Título: Re: Monasterios en Portugal: Batalha, Alcobaça y Tomar - Ruta

ok! gracias a los 2!

viniendo desde la península visitaremos entonces tomar para ir a dormir a batalha

y agruparemos el resto como dice marimerpa!

diletante

Quote::
aunque todavía tengo el buen gusto de no meterme en ningún McDonald’s salvo emergencia

oye pues eso ya es un nivel! Mr. Green Riendo Riendo Riendo Guiño
becaira
Becaira
Indiana Jones
Indiana Jones
Jul 16, 2010
Mensajes: 2973

Fecha: Lun Ene 16, 2017 02:30 pm    Título: Re: Monasterios en Portugal: Batalha, Alcobaça y Tomar - Ruta

Suscribo lo que te comentan Marimerpa y Diletante, Wanderlust. En mi caso en un día hicimos Tomar, visitamos Batalha y a la vuelta paramos en Porto Mos, aunque sinceramente lo mejor de este último son las vistas a la entrada del pueblo (donde los campos de fútbol), el interior apenas tiene interés. Tomar bien merece también un paseo por el centro, muy pequeño pero agradable. Nosotros comimos en Tomar en la Taverna Antiqua, más por el ambiente que por la comida, que estaba buena pero casi todo era a la parrilla, nada elaborado o especialmente destacable. En otro día como te...  Leer más ...
wanderlust
Wanderlust
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 23, 2011
Mensajes: 25159

Fecha: Lun Ene 16, 2017 05:20 pm    Título: Re: Monasterios en Portugal: Batalha, Alcobaça y Tomar - Ruta

Aplauso Aplauso Aplauso

muuuuchas gracias! Amistad

anoto priorizar nazaré y los sitios para comer!

(ese diario sería muy bien venido! Guiño )
diletante
Diletante
Indiana Jones
Indiana Jones
Abr 08, 2013
Mensajes: 1836

Fecha: Lun Ene 16, 2017 05:44 pm    Título: Re: Monasterios en Portugal: Batalha, Alcobaça y Tomar - Ruta

wanderlust Escribio:
diletante

Quote::
aunque todavía tengo el buen gusto de no meterme en ningún McDonald’s salvo emergencia

oye pues eso ya es un nivel! Mr. Green Riendo Riendo Riendo Guiño

Ojo, que tengo pedigrí gastronómico Mr. Green

A ver cuántos foreros pueden presumir de haber cenado en El Bulli Guiño
Iacomus
Iacomus
Super Expert
Super Expert
Sep 02, 2009
Mensajes: 511

Fecha: Lun Ene 16, 2017 08:57 pm    Título: ruta de Monasterios Potugal comer en Tomar piri-piri

Un par de apuntes para añadir a lo ya dicho:

- Ciertamente, el núcleo urbano de Peniche no destaca especialmente. Si acaso, podríamos destacar la fortaleza. Nos gustaron bastante más los acantilados de cabo Carvoeiro, que se encuentra muy cerca de la población, con unas formaciones rocosas de lo más curioso.

- En cuanto al asunto gastronómico, en Tomar recomiendo el restaurante "Piri-Piri" (tal cual), sito en el centro histórico (Rua dos Moinhos, 54). Excelente comida casera, a buen precio, con un bacalhau à bras inolvidable.

Saludos
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad