Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


De una escapada a Ávila y Segovia -Diarios de Viajes de España- Vinadas1
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: De una escapada a Ávila y Segovia  -  Localización:  España  España
Descripción: Fin de semana otoñal explorando los tesoros de la provincia de Segovia y su preciosa capital, así como la bella Ávila
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 5
 1  2  siguiente siguiente



Etapa: Introducción y preparativos  -  Localización:  España España
Fecha creación: 01/02/2016 09:48  
Compartir: 
Compartir:
Como ya viene siendo habitual en mis diarios de viaje de varios días, haré una etapa para la introducción, otra para las conclusiones y una por cada día de viaje. Y al igual que en el de las Beiras al hacer las noches en dos sitios diferentes os comentaré el tema alojamiento en cada etapa.

Tenía una semana de vacaciones en Hungría (allí tienen una en cada cuatrimestre), y ante las perspectivas de mis amigos de viajar a Bruselas y Ámsterdam (ya las conozco) o quedarme solo en Budapest; preferí volverme a casa y recargar un poco las pilas con comida casera y descanso. Mi semana de vacaciones empezaba el jueves a las 12 de la mañana, y hasta el martes de la semana siguiente a las 11 no entraba a clase, así que tenía en total unos 11 días de vacaciones; aterrizando en Madrid el jueves a las 8 de la tarde y despegando el domingo siguiente a las 9 de la noche (me salió muy barato, 65€); y encontrando un ofertón de Iberia (48€) para volver a casa de domingo de noche a sábado por la mañana que volvía a Madrid, donde vive mi novia.
Así que decidimos irnos de finde nada más llegar yo de Hungría a algún sitio, y la elección de Ávila y Segovia fue por razones meramente económicas, están cerca de Madrid (íbamos a gastar poco en gasolina) y encontramos alojamientos realmente baratos con menos de un mes de antelación, así que reservamos una habitación en Espirdo (a 7 kilómetros de Segovia) y otra en el centro de Ávila y para allí que nos fuimos. Además estas dos provincias tienen muchísimas cosas que ver, aparte de sus conocidas capitales, así que tocaría investigar como acometer el viaje. Las capitales yo las conozco de cuando era un crío y me acordaba de bien poco, y también había visto algún pueblo pero no me acordaba de nada; ella había ido el año pasado a Ávila y sí que lo tenía reciente, pero en todo lo demás estaba igual que yo, y no le importaba darse otro paseo por la bonita ciudad abulense.
¡Ah, que se me olvidaba! Las fechas del mismo eran del 16 al 18 de octubre, y nos tocaron días otoñales muy agradables y tranquilos, lo disfrutamos como enanos.



Empecé a leer algún diario (esta vez tiré poco de esta página) y fotos de Google y las oficinas de turismo, y finalmente nos decantamos por ver un par de pueblos de la provincia de Segovia (Sepúlveda y Pedraza) y dejar la de Ávila sin tocar, y es que lo más bonito está en el Este o el Norte de la misma, fuera de mano de la capital (El Barco, Arévalo...); y es que el tiempo era algo limitada, nos iríamos el viernes a la hora de comer y tendríamos que estar de vuelta a media tarde, no quería sustos con atascos para coger el avión. El planning quedó así (os dejo subrayadas las modificaciones on the road)
Viernes: Madrid-Sepúlveda-Pedraza-Espirdo-¿Cena por Segovia? Al final cenamos en Espirdo
Sábado: Espirdo-Segovia-La Granja-Ávila Cambiamos La Granja por Villacastín
Domingo: Ávila-¿Algún pueblo?-Madrid Fuimos de frente a Madrid


Para preparar las visitas tiré de Wikipedia y de las diversas páginas de información turística para preparar de forma exprés unos Words con retazos de aquí y allá con historia de ciudades y monumentos y alguna curiosidad (no dudéis en pedírmelos si los necesitais o los queréis ver) La página de la Diputación de Segovia tiene folletos muy interesantes de la provincia y de los diversos pueblos, os voy dejando enlaces en cada etapa.
Y me gustaría también agradecer a Miguel Ángel por echarme una mano y confirmar que el planning era realista en el post correspondiente (tampoco usé mucho el foro esta vez como ya comenté)

Y sin más os dejo con el diario en sí, espero que lo disfrutéis.

Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Introducción y preparativos



Etapa: 16/10- Sepúlveda y Pedraza: De dos paseos por la Castilla medieval  -  Localización:  España España
Fecha creación: 01/02/2016 09:51  
Compartir: 
Compartir:
Viernes 16 de octubre y ponemos rumbo a Castilla hacia la una y media de la tarde. Para hoy tenemos pensado comer unos bocatas y visitar Sepúlveda y Pedraza antes de hacer noche en Espirdo, cumplimos a la perfección.
TOTAL: 189 kms.

Comemos unos bocatas en una gasolinera en la A-1 y hacia las 3 y media llegamos a Sepúlveda, aparcando en el aparcamiento público en la parte de abajo del pueblo. Este precioso pueblo de la provincia de Segovia se encuentra junto a las famosas Hoces del Duratón.
Ya en la Edad de Hierro había un enclave urbano arévaco (de una tribu celtibérica) en el cerro de Somosierra, al oeste de la localidad; construyendo los romanos Confluentia (Duratón), una pequeña ciudad a 7 kms de la que dependía Sepúlveda, una pequeña aldea en esa época en la que se situaron varios santuarios romanos rurales. Durante la Reconquista fue repoblada por Fernán González, Conde de Castilla, quien dio fuero a la villa en el convulso siglo X, en el que cambió de manos varias veces entre cristianos y musulmanes; de esa época data la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda, que abarca 37 municipios y que sigue existiendo a día de hoy (estas comunidades eran entes medievales para la repoblación y administración de los territorios conquistados a los moros). Como curiosidad medieval decir que fue de las primeras villas en expulsar a los judíos, en 1468, 24 años antes de la expulsión a nivel nacional.
En la Edad Moderna cabe destacar una visita de Carlos III, quien regaló un cuadro al Ayuntamiento que sigue expuesto; y durante la Guerra de la Independencia se produjo la Acción de Sepúlveda, el único combate en el que intervino la Guardia Imperial de Napoleón en toda la Península Ibérica; y cayó derrotada, siendo frenadas las tropas francesas en su avance hacia Madrid. Ya en la Guerra Civil se mantuvo del lado de los sublevados, siendo un puesto de mando de las tropas que controlaban Somosierra.
A día de hoy es una preciosa villa que nos muestra su lado más medieval en un laberinto de callejuelas empinadas y empedradas.



Empezamos subiendo hacia el centro por la calle de entrada a Sepúlveda, la Calle Alfonso VI, ya desde la parte baja se ve que es un pueblo precioso, y eso que aún no llegamos al centro como tal.

Al poco llegamos a una de las antiguas puertas de entrada a la villa bajo la muralla medieval, la del Azogue.

Y rapidamente llegamos a la Plaza de España, una preciosa plaza medieval con muchos de los edificios importantes de la villa. Lo malo es que tiene coches aparcados, lo que le resta muchísimo encanto. Cuando se construyó estaba fuera de la muralla y aquí se celebraban los actos más importantes de la localidad: ferias, mercados y corridas de toros.

Aquí está La Espadaña, una antigua iglesia. Delante tiene un bonito y pequeño edificio, el Antiguo Ayuntamiento.

De esta plaza salen numerosos callejones estrechos y empedrados, entre ellos este, el de la Barbacana, por donde entramos a la plaza.

Nos vamos a la vecina Plaza del Trigo, que acoge el Ayuntamiento de Sepúlveda.

Y también la Oficina de Turismo, en la Antigua Cárcel de Sepúlveda, que funcionó como tal desde el siglo XVI hasta el XX, y en el que nos dieron un plano con una ruta a segur para ver los monumentos más destacados de Sepúlveda.

De esta plaza sale un precioso callejón, la Calle de San Gil.

Nos asomamos y vemos una buena vista de las casas del pueblo, asomando al fondo las famosas Hoces del Duratón.

Una cosa que nos gustó mucho de Sepúlveda es que en la placa con el nombre de cada calle se explica porqué recibe este nombre, es simpático el detalle.

Y este es el Callejón de La Queda, precioso.

Salimos al adarve de la Muralla para dirigirnos a la parte alta de la villa.

Ahí nos encontramos con una casona claramente abandonada. Una pena.

Y subimos por la Subida al Salvador, que se inicia junto a la casona abandonada; nos dirigimos a la iglesia del mismo nombre, que ya vemos en lo alto.

Y llegamos a la Iglesia del Salvador, un templo románico de grandes dimensiones construido entre los siglos XI y XII y siendo uno de los mejores ejemplos de este estilo en Castilla.

La encontramos cerrada y no podemos entrar. Pero este punto alto es un buen mirador. Por un lado tenemos las Hoces del Duratón, y delante la prolongación de la villa hasta Nuestra Señora de la Peña.

Y por el otro el centro de Sepúlveda.

Además, y para completar la panorámica, por encima de nosotros tenemos un buitre abriendo las alas en todo su esplendor.

Nos vamos hacia la citada iglesia por calles empedradas y con rincones bonitos, como esta fuente dedicada a Isaac de Frutos

Y llegamos a Nuestra Señora de la Peña, otra iglesia románica, un siglo más moderna que la anterior

La portada está ricamente decorada a nivel escultórica, esta iglesia era una de las joyas de la Corona de Castilla.

Tiene una torre que funciona como campanario adosada con una cierta altura.

El interior es de una sola nave y tiene un trabajado retablo barroco del siglo XVIII, no me gusta nada esto de mezclar estilos y meter un retablo dorado en un templo sencillo y medieval.

Fuera de la iglesia tenemos un excelente mirador a las Hoces del Duratón, un monumento natural formado por la erosión del Río Duratón al bajar hacia el Duero desde la sierra madrileña.

Además, y por la forma alargada de Sepúlveda, desde aquí tenemos una magnífica perspectiva del centro del pueblo, cargado de casas y calles de piedra.

Vamos volviendo hacia el coche y nos encontramos con la Casa de los Proaño o del Moro, actualmente en venta pero que es uno de los atractivos sepulvedanos; su fachada es plateresca y el frontón tiene la cabeza de un moro (de ahí su nombre), aludiendo esta figura a la toma de la villa por parte del Conde Fernán González.

Y para acabar la visita salimos por la Puerta del Azogue, que ya vimos al llegar al pueblo. Es una puerta románica, seguramente la más conocida de la muralla que protegía la villa.

Cogemos el coche y abandonamos la bonita Sepúlveda, no sin antes disfrutar de las vistas de un mirador al lado de la carretera.


CONCLUSIONES DE SEPÚLVEDA: Es un pueblo medieval muy bonito, con varias iglesias románicas y calles bastante cuidadas (aunque hay algún edificio que pide a gritos una rehabilitación). La estampa desde fuera del pueblo también merece la pena.
Es pequeño, así que al viajero medio no le tomará más de dos horas visitar la ciudad; teniendo un tamaño perfecto para combinarla con Pedraza en una excursión de algo más de medio día desde Segovia (sobre todo en verano que los días son largos). Es una joya, y junto con Pedraza son paradas obligatorias en cualquier viaje por esta zona de Castilla.



Abandonamos, ya definitivamente, la bonita Sepúlveda para dirigirnos a Pedraza, otro pueblo medieval que nos enamoró desde el primer momento, y es que nos pareció con muchísimo más encanto que el primero a pesar de ser mucho más pequeño; una auténtica joya castellana que se descubrió ante nosotros.
Se cree que pudo estar habitada ya en tiempos de los romanos (y es que su nombre parece derivar de la Pretaria romana); pero su origen oficial se remonta al primer Señor de Pedraza, Don Fernando Gómez de Albornoz en el siglo X. Este noble recibió la aldea como premio por habérsela arrebatado a los moros junto con Segovia y Sepúlveda. Tras cambiar dos veces de manos se funda la Comunidad de la Tierra de Pedraza, que cuenta hoy con 18 municipios. Era una de las localidades más importantes de la zona y estuvo durante más de 4 siglos bajo dominio señorial, principalmente bajo la Casa de Velasco, lo que le supuso un gran crecimiento y embellecimiento.
Durante la Edad Moderna (s. XVI-XVII) alcanzó su momento de mayor prosperidad, basada en las ovejas merinas y en el Honrado Concejo de la Mesta; sin embargo en los dos siguientes siglos entró en una enorme decadencia debido a la profunda crisis del ganado ovino, sumada a la desaparición de las comunidades, quedando de igual a igual con los 17 municipios restantes que antes gobernaba. Esta crisis provoca una gran despoblación que tiene su punto más fuerte a principios del siglo XX, con la mayoría de casas abandonadas y malvendidas y en un estado deplorable. Estas ventas baratas hicieron que a partir de los 60 muchos madrileños (aunque también gente de otras ciudades) compraran casas muy baratas en el pueblo para restaurarlas y tenerlas como segunda residencia. Esta tendencia hizo que creciera el turismo y que se realizaran inversiones para rehabilitar la villa amurallada y la dejaran en el precioso pueblo medieval que es a día de hoy.


Aparcamos en la parte baja del pueblo, fuera de las murallas porque vemos una señal de prohibida la circulación (es solo para autocaravanas, no nos fijamos bien)

Al ponernos a subir hacia la muralla vemos dos coches seguidos subir, cayendo en nuestro error y llevando el coche hasta el centro del pueblo, donde existe un aparcamiento amplio y gratuito (ojo, no es fácil conducir por él, si el coche es grande no sé si entraría) Empezamos a patear este pequeño pueblo (es circular y se patea mucho más rápido que la alargada Sepúlveda) Nos enamora desde el primer momento, ya desde el callejeo en coche. Es totalmente una vuelta al pasado medieval. Adoro estos pueblos castellanos.

Las calles son empedradas totalmente, me recuerda mucho a Castrillo de los Polvazares, y es extraño pues pese a estar en la misma región les separan 300 kilómetros.

Como antesala de la plaza central del pueblo nos encontramos la Plaza del Ganado, separada de la Plaza Mayor por la amplia Iglesia de San Juan (luego os cuento algo más cuando la veámos por delante) Esta pequeña plaza es totalmente de cuento.

Junto a ella está la Plaza de la Olma, más pequeña, pero también con encanto

Y debajo de una edificio encontramos una colección de capiteles

Por fin llegamos a la Plaza Mayor, es impresionante. Parece que en cualquier momento vaya a haber un auto de fe en el centro. Que pasada de sitio.

En una de sus esquinas acoge dos de los monumentos más importantes de Pedraza: el Ayuntamiento (a la izquierda) y la Iglesia de San Juan (a la derecha) Todo ello envuelto en un increíble ambiente medieval. Además, al viajar a mitad de octubre lo teníamos practicamente para nosotros solos.

De la Plaza Mayor sale la Calle Real, preciosa y empedrada, que baja a la antigua puerta de la ciudad.

En ella está la Oficina de Turismo, donde una chica majísima nos da un mapa de la ciudad, además de un folleto de "Ciudades y villas medievales", una asociación hispanolusa de pueblos con mucho encanto.

Llegamos a la Puerta de la Villa, que acoge el Museo de la Cárcel Medieval, al que queríamos ir. Por desgracia entramos y estaba cerrando, por lo que nos quedamos sin verlo. Pero en serio, era totalmente como Águila Roja.

Empezamos a subir hacia el castillo (las distancias son supercortas en Pedraza) por la Calle del Matadero, que no es la excepción y tiene un profundo y precioso aire medieval.

Frente al castillo encontramos la Iglesia de Santa María, un templo románico en ruinas.

Sin embargo su estado actual no hace ninguna justicia a su rica historia, y es que siempre fue el templo más importante de la villa, oficiando aquí los Duques de Frías todas las ceremonias religiosas y recibiendo varias visitas de reyes, siendo la última en 1792 a cargo de Carlos IV

Y arribamos al Castillo, una fortaleza edificada en el siglo XIII y reedificada dos siglos más tarde.

Cuna de leyendas y hechos históricos es el orgullo de la villa; y es que se dice que aquí nació el emperador romano Trajano, vivió Abderramán III y se tiene constancia de que los hijos del rey Francisco I de Francia: Francisco y Enrique, estuvieron 4 años como prisioneros aquí tras la derrota de Francia ante el ejército de Carlos I

En 1926 fue comprado por el pintor vasco Ignacio Zuloaga; éste lo encontró en estado ruinoso y lo restauró, instalando su taller en una torre, retratando el pueblo y las gentes de Pedraza. Sus herederos instalaron en la otra torre un museo donde se exponen las obras del pintor, y a la que no entramos al no estar muy interesados en su obra.

Desde aquí hay buenas vistas a la sierra (adjunto una de noche, de su silueta cuando nos íbamos de Pedraza)

Volvemos a la Plaza Mayor pasando por la Calle Mayor, la otra arteria de Pedraza junto a la Real. De nuevo una calle empedrada y cargada de aire medieval.

Y en la Plaza Mayor tomamos un vino para cerrar el día viendo anochecer en un lugar mágico, de otra época. No os podéis imaginar como nos enamoró este pueblo medieval del corazón de Castilla.


CONCLUSIONES DE PEDRAZA: Nos enamoró desde que pusimos el pie en sus calles medievales. Es un pequeño pueblo sin grandes monumentos, pero en su conjunto es un viaje a la Edad Media, ha sido uno de los rincones más mágicos que he recorrido en mi vida.
Para ver la ciudad basta con una o dos horas para el viajero medio, y es que es tremendamente pequeña y se camina muy rápido; es perfecta para hacer en medio día desde Segovia junto con Sepúlveda, o como excursión de día desde Madrid si se combina con algo más. Es un imprescindible si se viene por Segovia, y es que os enamorará.


Nos fuimos a Espirdo, donde nos alojaríamos esa noche. De la que íbamos en coche por la N-110 vimos Segovia bajo nosotros totalmente iluminado, destacando el Acueducto y el Alcázar, una imagen preciosa y que nos metió muchísimas ganas de explorarla al día siguiente. Una pena no haber hecho una foto, pero no podíamos parar.
El alojamiento que cogimos fue el Hostal La Posada, donde teníamos una doble con baño privado por 40€, un poco caro pero comparado con los precios de Segovia capital una ganga. La habitación era correcta, pequeña pero justa para pasar una noche, y estaba muy limpia; el baño también completo. Ninguna queja acerca del alojamiento.

Espirdo está a 10 minutos de Segovia, y es una buena opción para dormir sin meterse en el caro centro segoviano. Para cenar la oferta es limitada: el restaurante del hostal, pero se cena bien y barato (plato combinado y bebida 7€). Lo dicho, recomendable para hacer una o dos noches por la zona.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: 16/10- Sepúlveda y Pedraza: De dos paseos por la Castilla medieval



Etapa: 17/10- Segovia y Villacastín: Del Acueducto, el Alcázar y mucho más  -  Localización:  España España
Fecha creación: 01/02/2016 09:52  
Compartir: 
Compartir:
Sábado 17 de octubre, para hoy teníamos en mente visitar Segovia y en función de la hora que acabáramos ir a La Granja (nos parecía muy forzado) o ir a Ávila; finalmente hicimos una breve parada en Villacastín antes de ir a la capital abulense.
TOTAL: 75kms.

Nos levantamos, desayunamos un chocolate con churros y pusimos rumbo a Segovia, a la que teníamos muchas ganas, una de las ciudades con más historia de la Península y de las más bonitas de Castilla, con el Acueducto (Patrimonio de la Humanidad) y el Alcázar como monumentos más representativos, pero con mucho más que enseñar (Catedral, iglesias, Judería...) Y todo ello siendo una ciudad muy pequeña, con apenas 50.000 habitantes (es la cuarta capital de provincia con menos habitantes de España)
Originario asentamiento de pueblos autóctonos, Roma conquistó la ciudad en el siglo I de nuestra era, convirtiéndola en un emporio militar. A la caída del Imperio los pueblos bárbaros se instalaron en ella hasta que, a su vez, fueron sometidos por los árabes, bajo cuyo dominio fue capital de diversos reinos.
En el 1088 Segovia fue conquistada por Alfonso VI, rey de Castilla, iniciándose un período de poderío político al convertirse en lugar
de residencia de la corte de la dinastía Trastámara, sede de un obispado y enclave destacado en el intercambio con el norte de
Europa en virtud, esencialmente, de su gran riqueza ganadera y una precoz industria de los paños.
Durante esta época se construyeron la mayoría de los abundantes monumentos románicos de la población, que hacen de ella el núcleo urbano con mayor número de construcciones de este estilo de toda Europa. En el siglo XV Segovia adquiere importancia con los Trastámara convirtiéndose en el centro de la corte real. En 1474, y como punto culminante de la etapa, Isabel la Católica fue coronada reina de Castilla en la iglesia de San Miguel.
Con la subida al trono de Carlos V y su nuevo gobierno imperial, Segovia se negó a admitir la pérdida de su preeminencia y encabezó la revuelta conocida como Guerra de las Comunidades, de la que salió derrotada en 1521. La urbe quedó entonces relegada a un segundo plano político, pero mantuvo su poderío económico centrado en las manufacturas textiles, alcanzando su máximo
desarrollo durante el siglo XVI.
En el siglo XVII se hundió la industria de los paños, arrastrando consigo mucha de la actividad de la ciudad. En el siglo XVIII recibió un cierto empuje de los monarcas borbónicos, especialmente con la construcción de los reales sitios de La Granja y Riofrío. (Folleto de Segovia Turismo, lo copio tal cual porque es un perfecto y breve resumen de la historia de la ciudad


Cabe destacar que la Ciudad Vieja y el Acueducto son Patrimonio de la Humanidad desde 1985 en virtud de 3 criterios diferentes:
· Criterio I (Representar una obra maestra del genio creativo humano) al comprender todo un conjunto monumental que en términos de belleza y significancia histórica son todo un ejemplo, incluyendo el Acueducto, el Alcázar y la Catedral como principales estructuras.
· Criterio III (Aportar un testimonio único o al menos excepcional de una tradición cultural o de una civilización existente o ya desaparecida) al ilustrar una realidad histórica compleja a través de su paisaje urbano y su desarrollo arquitectónico. Es un ejemplo perfecto de la coexistencia de diferentes comunidades culturales a lo largo del tiempo.
· Criterio IV (Ofrecer un ejemplo eminente de un tipo de edificio, conjunto arquitectónico, tecnológico o paisaje, que ilustre una etapa significativa de la historia humana) al ofrecer Segovia un testimonio de una ciudad histórica occidental a través de su paisaje arquitéctonico. Todas las construcciones, desde arquitectura doméstica a las grandes estructuas religiosas y militares, muestran un gran rango de técnicas y estilos de construcción, el cual refleja una gran diversidad cultural.


Centrándonos en la visita aparcamos en la Calle Taray, junto al Hostal-Residencia Taray; supuestamente no se podía aparcar ahí, pero todo el mundo se lo saltaba a la torera, y como bien dice el refrán: "Donde fueres haz lo que vieres"; y más si todo el centro era zona azul y no quedaba ni un sitio libre. Nos dirigimos al centro, a la Plaza Mayor para ir a la Oficina de Turismo a pedir unos planos. Es una bonita y amplia plaza que acoge el Ayuntamiento.

En la Oficina de Turismo nos dan un plano con los principales monumentos señalados y varias explicaciones sobre museos e iglesias a las que entrar. Decidimos empezar por el Alcázar, pero antes nos damos una vuelta por la plaza, donde también se encuentra el Teatro Juan Bravo, el principal de la capital segoviana e inaugurado en 1917.

Y en una de las esquinas de la plaza asoma la Catedral de Segovia, de estilo gótico aunque con rasgos renacentistas y conocida como "La Dama de las Catedrales" por sus dimensiones.

Es un templo enorme, uno de los últimos templos góticos construídos en Europa, y es que se proyectó en la década de 1520, tras la destrucción de la antigua, ubicada junto al Alcázar, durante la Guerra de las Comunidades; mientras que por toda Europa ya había calado el arte renacentista y en Italia estaba en su máximo esplendor con el Cinquecento.

Por desgracia la encontramos cerrada, primero por oficio religioso y después por una boda, siendo imposible ver su conocido interior. Una pena, pero no hay mal que por bien no venga, ya tenemos excusa para volver a Segovia.

Nos vamos entonces al Alcázar, dando un precioso paseo por las calles de Segovia. El día fue muy agradable y nos permitió caminar en manga corta, una delicia, y más habiendo estado 5 días antes en la nevada Cracovia.

Y pasamos por la Iglesia de San Andrés, construída en el siglo XII en estilo románico (como casi todo en Segovia, incluída la Antigua Catedral, la destruída en 1521) y con una torre mudéjar (me gusta mucho esta arquitectura, tengo ganas de visitar las muchas muestras existentes en Aragón)

Llegando rapidamente al Alcázar, uno de los principales atractivos de Segovia.

Construido en el siglo XII sobre restos de un antiguo castro fue, en su inicio, una fortaleza hispano-árabe. Residencia de reyes a lo largo de la Edad Media se hundió con Alfonso X en su interior, aunque sin víctimas por suerte. Este rey empezó a ampliarlo, ampliaciones que duraron varios siglos hasta que fue rematado por Felipe II en el siglo XVI. Fue la residencia preferida por los reyes de la Castilla Medieval por su posición segura sobre una colina y su cercanía a las zonas de caza, siendo uno de los palacios-castillos más conocidos en la Europa del siglo XV. En la Edad Media, por su seguridad como por la proximidad de zonas de caza, el Alcázar se convirtió en una de las residencias favoritas de los Reyes de Castilla, en especial de Alfonso X.
La fortaleza sirvió posteriormente como prisión de Estado hasta que en 1762 Carlos III fundó en Segovia el Real Colegio de Artillería que tuvo su sede en el alcázar. En 1862, un incendio destruyó las suntuosas techumbres de las salas nobles, que pudieron ser reconstruidas fielmente con posterioridad gracias a la existencia de grabados de D. José María Avrial y Flores en 1844. En 1931 fue declarado monumento histórico artístico. En 1953 se creó el patronato del alcázar que es el responsable del museo que se puede visitar en su interior.

Vamos a sacar las entradas y nos informan de que en 15 minutos comienza una visita guiada, así que nos apuntamos para tomar parte. El guía daba explicaciones correctas pero era muy aburrido, no ponía ningún interés y se limitaba a recitar lo que sabía de cada sala, no me gustó mucho, al final íbamos casi por libre porque pese a estar interesados en el tema perdimos por completo el interés en la visita.

En el pequeño edificio de la taquilla nos encontramos una maqueta del Alcázar muy trabajada.

El interior está muy cuidado, pero estaba lleno a reventar (no me quiero imaginar como tiene que ser venir en verano) Los tapices nos impresionaron desde el primer momento.

Aunque lo que más nos gustó fue el patio interior, muy cuidado y con un enorme parecido al claustro de un monasterio.

En una de las salas de la planta baja nos encontramos con una exposición de armas y caballeros de la Edad Media que volvía locos a los chinos.

Otra tenía un comedor, con muebles de época.

Los techos están muy trabajados y son realmente bonitos, así como las vidrieras.

Todo tiene un aire medieval y se nota que hay mucha inversión en mantenimiento. Los escudos, cuadros y frescos parecen transportarnos a siglos atrás.

Tenemos también un dormitorio, para ver como eran en la época.

Y una sala que nos encantó, que presume de la historia de España con varios cuadros y las esculturas de todos los reyes de nuestro país, estando el primero, como no, nuestro Don Pelayo

Salimos a la parte superior y podemos disfrutar desde aquí de vistas privilegiadas los alrededores de la ciudad. Bajo nosotros y extramuros tenemos las bonitas casas de San Marcos y la Iglesia de la Vera Cruz, que visitaríamos por la tarde.

A su derecha nos encontramos el Monasterio de Santa María del Parral, y escondida entre los árboles la Casa de la Moneda.

También vemos la cercana Sierra de Guadarrama, donde está el pico más alto de Madrid (Peñalara) que espero subir algún día.

Y buenas vistas del propio Alcázar, tanto de los jardines como de su torre.

Volvemos a entrar al edificio para asombrarnos con su decorada iglesia gótica, que cuenta con un retablo y varias vidrieras ricamente ornamentadas.

La parte de abajo acoge exposiciones temporales, cuando fuimos había una bastante insulsa sobre topografía geológica, nos dimos una vuelta rápida y ya abandonamos el Alcázar.

Información práctica
Acceso: En el centro de Segovia
Horario: 10-19:30 (abril-septiembre; viernes y sábados de octubre), hasta las 18:30 (octubre-marzo)
Precio: 5.50, 3.50 (estudiantes, desempleados, jubilados, niños hasta 16 años)+1€ visita guiada; gratis martes no festivos (14-16h)
Web: www.alcazardesegovia.com/


Nos vamos hacia la Plaza Mayor, no es ni la una y media pero el hambre empieza a apretar, así que vamos en busca de un restaurante mientras descubrimos preciosos y tranquilos callejones.

Vemos un cartel en la Plaza Mayor anunciando un menú del día por 11€ en el Restaurante San Miguel que estaba muy rico y con varios platos a elegir. Lo recomiendo por la relación calidad-precio, que es bastante buena, y más teniendo en cuenta la localización del restaurante.
Empezamos a bajar en dirección al Acueducto y nos seguimos maravillando con Segovia, tiene muchos rincones bonitos, como por ejemplo la Plaza Medina del Campo, que acoge la preciosa Iglesia de San Martín, un templo románico de estilo mozárabe que fue construido en el siglo XII

Llaman la atención su campanario mudéjar y su galería porticada.

Su portada es tipicamente románica, sobria y robusta, pero con bonitas esculturas en las columnas.

La plaza acoge además una estatua a Juan Bravo, noble castellano que fue uno de los tres líderes de la revuelta comunera y que conquistó la ciudad de Segovia para los sublevados antes de ser ajusticiado en Villalar tras caer en batalla ante el ejército de Carlos I.

Vamos dando un rodeo para bajar al Acueducto por la espectacular Calle San Juan, y nos encontramos con una fuente que da encanto a una pequeña plaza.

Pasamos por el Palacio del Rey Enrique IV, un precioso edificio del siglo XV que acoge hoy en día el Museo de Arte Contemporáneo de Segovia, al que no entramos (el arte contemporáneo no es lo nuestro)

Las estrechas calles de esta parte de la ciudad son preciosas.

Y llegamos a la Iglesia de San Juan de los Caballeros, un templo románico, de los más antiguos de la ciudad y que se cree que está construido sobre una basílica paleocristiana.

Actualmente acoge el Museo Zuloaga, y es que al igual que ocurriera con el Castillo de Pedraza la iglesia fue comprada por el pintor guipuzcoano.

Tiene un jardín junto a ella que cuelga por encima de la muralla medieval segoviana, con buenas vistas de la ciudad extramuros, destacando el campanario mudéjar de la Iglesia de San Lorenzo.

Empezamos a bajar hacia el Acueducto encontrándonos con un precioso palacio de piedra.

Y llegamos a la Calle San Juan, una de las imágenes más conocidas de la ciudad; y es que es una calle que baja hacia el Acueducto dejando estampas de postal.

Hablemos un poco de esta maravilla arquitectónica clásica que es el Acueducto de Segovia, sin lugar a dudas el símbolo de la ciudad. Fue construido a principios del siglo II dC, de la época del Emperador Trajano, y es el final de todo un conjunto de tuberías y canales que llevan el agua desde Fonfría (en la Sierra de Guadarrama) a la ciudad recorriendo más de 15 kilómetros. El acueducto en sí es todo un prodigio de la ingeniería romana, y es que mide 813 metros, constando de 167 arcos y una altura de 28 metros, teniendo una pendiente negativa del 1% para llevar el agua a la ciudad. Impresiona ver una estructura de estas características; además es lo primero que se ve de Segovia, pues la entrada principal a la ciudad pasa por delante del mismo.

Junto a él hay una escultura de la loba romana (se encuentran estatuas similares en muchísimas ciudades con origen romano, ahora mismo se me viene a la mente una igual en Tarragona) como obsequio de la capital italiana.

Y a la sombra del Acueducto se encuentra el famoso Mesón de Cándido, donde se cocina el cochinillo por excelencia de Segovia.

La plaza bajo este símbolo no es fea, con buenas vistas de la muralla y la ciudad.

Subimos hacia la Judería por la arteria comercial de la ciudad, una calle bonita y muy animada, seguramente influyera para ello ser sábado por la tarde y el buen tiempo.

Intentamos entrar al Convento de la Compañía de Jesús, pero se encuentra cerrado.

Y nos internamos en la Judería, en la parte trasera de la Catedral. Un conjunto de calles estrechas y laberínticas con mucho encanto.

Y perdiéndonos por la Segovia medieval damos con uno de los rincones que más nos gustó de todo el viaje, la Plaza de la Trinidad, que acoge la llamada Torre de Hércules, que a su vez forma parte del Convento de Clausura de las Madres Dominicas.

Aquí también se encuentra la Iglesia de la Santísima Trinidad, que como no podía ser de otra forma es de estilo románico.

Cerca nos encontramos la Iglesia de San Esteban, que pese a no ser demasiado conocida tiene la torre románica más alta de todo el país, y es que con sus 56 metros supera a las famosas torres del Valle del Boí.

Vamos de vuelta hacia el coche y nos encontramos con una estatua de San Juan de la Cruz, fraile abulense del siglo XVI conocido por ser cofundador de la Orden de los Carmelitas Descalzos con Santa Teresa de Jesús. Desde mediados del siglo XX es además el patrono de los poetas españoles.

Para llegar al coche vamos paseando por el adarve de la muralla medieval.

Y ya en coche nos acercamos a la Iglesia de la Vera Cruz (se puede bajar caminando desde el Alcázar pero después la subida es curiosa) No entramos al estar teniendo lugar una visita guiada a un viaje de estudios y tener que esperar un buen rato para poder acceder al interior, una pena porque prometía y mucho.

Y desde aquí se tiene una vista de postal del Alcázar.


CONCLUSIONES DE SEGOVIA: Es una ciudad preciosa, aparte de los archiconocidos monumentos que no nos defraudarion para nada: Acueducto y Alcázar; la ciudad intramuros es un cúmulo de calles, plazas y rincones con un encanto especial. Es toda una delicia pasearla y disfrutarla con calma.
Para ver la ciudad basta con algo menos de un día para el viajero medio, pues se recorre entera bastante rápido y las visitas interiores son breves. Con una mañana y media tarde da tiempo para verla con calma, aunque si quereis entrar en museos y demás os llevará tranquilamente el día. Es una parada obligatoria en cualquier viaje por Castilla, y un alojamiento aquí sirve perfectamente como base para explorar toda la provincia e incluso ciudades como Ávila o Valladolid en excursiones de día. Además, sus buenas comunicaciones la hacen como una perfecta opción para hacer una excursión en el día desde Madrid.


Abandonamos la capital segoviana y descartamos ir a La Granja porque se nos había hecho tarde, así que ponemos rumbo a Ávila, decidiendo sobre la marcha parar en Villacastín al ver una enorme iglesia que bien parecía una catedral. Este pueblo segoviano se encuentra junto a la frontera con Ávila y es conocido por pasar la A-6 por sus inmediaciones, amén de ser todo un cruce de carreteras (se unen aquí la nacional Madrid-Coruña con la Soria-Plasencia, que une en este tramo Segovia con Ávila; naciendo en la actualidad aquí la AP-51 que une Ávila con la A6)
Aparcamos junto a la plaza del pueblo y nos tomamos un café, que nos hacía falta.

Es un típico pueblo castellano, sin un atractivo enorme pero que se deja pasear.

Y rapidamente llegamos a la mastodóntica Iglesia de San Sebastián, construida en el siglo XVI con fondos provinientes de la importancia de Villacastín en el Honrado Concejo de la Mesta, como parte de la cañada que seguían año tras año los pastores con sus enormes rebaños de ovejas.

Está a caballo entre el gótico herreriano y el Renacimiento, y es que este novedoso estilo italiano tardó en penetrar en la España rural.

Sus grandes dimensiones, así como su rico interior hacen que reciba el sobrenombre de "La Catedral de la Sierra", como la bautizó ya en el siglo XX el Marqués de Lozoya.

El interior es igual que el de una catedral gótica, con arcos apuntados y bóvedas de crucería muy altas (perdón por la calidad de la foto)

Acoge diversas imágenes religiosas.

Y posee una rica decoración en todos los detalles del interior.

El retablo es barroco y está bien trabajado, si bien, y pese a que el párroco nos encendió una pequeña luz y nos comentó por encima la composición del mismo (que amable fue el hombre), no pudimos apreciar bien por falta de iluminación

CONCLUSIONES DE VILLACASTÍN: Aparte de la Iglesia de San Sebastián no tiene nada más de interés.
Para el viajero medio le bastará con dedicar media hora a este pueblo para entrar en la iglesia, y es una parada interesante entre Ávila y Segovia si se va con algo de tiempo.

Y tras esto nos fuimos a Ávila, tras una odisea por el centro (que calles más estrechas y difíciles de conducir), logramos aparcar cerca de nuestro alojamiento. Fuimos a descansar y nos cenamos los bocadillos que llevábamos preparados solo tuvimos que comprar el pan) en la habitación antes de dar un paseo nocturno para empezar a explorar Ávila. Nos tomamos algo en una terraza frente a las murallas (por la parte de fuera) antes de ir a descansar tras un día agotador. Las fotos son del Ayuntamiento (iluminado de rosa por el día contra el cáncer de mama) y de la Muralla, perdón con la calidad, son con el móvil.


Nos alojamos en el Hostal Don Diego, un sencillo hostal en el corazón abulense, a 200 metros escasos de la plaza principal de la ciudad (Plaza del Mercado Chico) y justo enfrente del Parador de Turismo. Las habitaciones son sencillas pero completas y están totalmente limpias, no tenemos ninguna queja acerca del alojamiento.

Es muy recomendable como opción barata para alojarse en Ávila una o varias noches. El personal es muy amable y dan consejos muy útiles para visitar la ciudad y también para comer en ella. El problema es que no tiene parking, nosotros encontramos sitio a la primera en las cercanías, pero si no es fin de semana se debe pagar zona azul y es un completo engorro.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: 17/10- Segovia y Villacastín: Del Acueducto, el Alcázar y mucho más

Etapas 1 a 3,  total 5
 1  2  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 97 20
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 233 Visitas mes actual: 122 Total visitas: 7022

  Últimos comentarios al diario  De una escapada a Ávila y Segovia
Total comentarios 22  Visualizar todos los comentarios

Vinadas1  vinadas1  16/02/2016 21:53   
Veo que he ganado una nueva fiel seguidora Muy feliz
Me alegro de que te sea útil, es uno de los fines de hacer estos diarios. Seguro que disfrutas un montón la zona. Y para cualquier duda ya sabes, pásate por los hilos que allí estaré para echarte un cable Guiño
Muchas gracias por pasarte por aquí también y por los ánimos!

Spab  spab  18/02/2016 00:55   
Otro muy buen diario Vin, estrellado a tope as usual *****

Vinadas1  vinadas1  18/02/2016 08:55   
Me alegro de que te haya gustado, espero que siga siendo así mucho tiempo Muy feliz
Thank you por pasarte Guiño

LANENA69  LANENA69  28/02/2016 20:37   
BONITA ZONA,AUNQUE CONOZCO CASI TODOS LOS PUEBLOS Y CIUDADES QUE HA COMENTADO VINADAS1,ME ANOTO EL MIRADOR DE LOS 4 POSTES QUE NO LO CONOCIA Y VERDAD QUE TIENE UNAS VISTAS INCREIBLES.EN BREVE HARE OTRA VISITA A LA ZONA Y ALREDEDORES.GRACIAS POR COMPARTIR.LE DEJO MIS *

Vinadas1  vinadas1  29/02/2016 09:21   
Sí Lanena, la verdad es que toda esta zona es preciosa, y seguro que el Mirador de los Cuatro Postes no te decepciona, tiene muchísimo encanto y las vistas cortan el hipo. Espero que te sirva de ayuda mi diario para tu futura visita.
Muchas gracias por pasarte, comentar y puntuar Muy feliz
Un saludo!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Region_Isla Tema: Viaje a Castilla y León
Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha: Foro para compartir experiencias, consejos y dudas de viajes por Madrid, Castilla y Leon y Castilla La Mancha
Ultimos 5 Mensajes de 477
151957 Lecturas
AutorMensaje
pompitas
Pompitas
New Traveller
New Traveller
Jul 06, 2016
Mensajes: 9

Fecha: Vie Nov 10, 2017 10:50 am    Título: Re: Viaje a Castilla y León

muchas gracias, lo visitare cualquier ayuda e información siempre es de agradecer,
rayman_blues
Rayman_blues
Travel Adict
Travel Adict
Ene 27, 2016
Mensajes: 30

Fecha: Sab Nov 25, 2017 01:23 pm    Título: Re: Viaje a Castilla y León

Hola a todos!!
Soy de Sevilla y estoy planificando para Semana Santa (sí, soy un agonía) una rutita por Castilla y León, sobretodo la zona norte. Hay zonas que tengo especial interés en ver pero la verdad es que, quitando Salamanca, Ávila y alrededores que sí lo he visitado varias veces, el resto no lo conozco nada. Me encantaría conocer Zamora, El parque natural de Arribes, Sanabria, León, Astorga... Esa zona, pero a ver si me podéis dar un consejo de pueblos, lugares, paisajes y parques que no me puedo perder bajo ningún concepto.

Muchas gracias de antemano!! Muy feliz Muy feliz Muy feliz Muy feliz
miguelang031075
Miguelang031075
Moderador de Zona
Moderador de Zona
May 24, 2007
Mensajes: 12110

Fecha: Dom Nov 26, 2017 12:25 pm    Título: Re: Viaje a Castilla y León

Para cuatro días nada más yo me centraría en una sola provincia. Por ejemplo, en la provincia de Zamora, los lugares que mencionas como la propia capital, Arribes del Duero, Sanabria y también añadiría el pueblo de Toro. En la provincia de León, con la visita a la ciudad, Ponferrada, Castrillo de los Polvazares, Astorga, el valle del Silencio (es interesante la ruta de senderismo de la Tebaida Berciana), Villafranca del Bierzo, Las Médulas, la herrería de Compludo (vale la pena si coincides con el horario de apertura) y el entorno natural en el que se encuentra, puedes cubrir bastante...  Leer más ...
rayman_blues
Rayman_blues
Travel Adict
Travel Adict
Ene 27, 2016
Mensajes: 30

Fecha: Dom Nov 26, 2017 12:32 pm    Título: Re: Viaje a Castilla y León

Perdón no haber especificado. Será toda la semana. Casi desde viernes de Dolores o sábado hasta el domingo de resurrección Ojos que se mueven
Pero muchas gracias!! Me será de gran ayuda para hacer una ruta!!! Muy feliz
miguelang031075
Miguelang031075
Moderador de Zona
Moderador de Zona
May 24, 2007
Mensajes: 12110

Fecha: Dom Nov 26, 2017 02:46 pm    Título: Re: Viaje a Castilla y León

Perfecto, entonces puedes combinar todos esos lugares de León y Zamora.

Saludos.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad