Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


PRAGA: UNA CIUDAD MONUMENTAL -Diarios de Viajes de Checa Rep.- Monlis
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: PRAGA: UNA CIUDAD MONUMENTAL  -  Localización:  Checa Rep.  Checa Rep.
Descripción: Cinco días recorriendo la ciudad. También visitamos Karlovy Vary.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 7
 1  2  3  siguiente siguiente



Etapa: PREPARANDO EL VIAJE  -  Localización:  Checa Rep. Checa Rep.
Fecha creación: 23/05/2016 21:00  
Compartir: 
Compartir:
Queridos viajeros y viajeras. De nuevo está monlis por estos lares de los diarios de viajes. Esta vez viajando a Europa del Este. Sé que alguien del foro tiene planeado pronto un viaje a Praga, así que intentaré hacerlo lo más rápido posible; siempre que el trabajo lo permita.

Cómo empezó todo? Pues muy fácil!

Empecemos con la primera fase de todo viaje que es pensar destino y buscar vuelos y hotel.

Ya sabéis que en mi caso cualquier excusa es buena si estamos hablando de viajar. Nuestro último viaje había sido en octubre, a Vietnam y Camboya. De eso ya hacía muuuuuuucho. Como no puedo estar demasiado tiempo quieta, en cuanto se presentó la oportunidad, ya maquiné el siguiente destino a conocer.

Un día de febrero mi madre me dijo que nuestra amiga (ya la conoceréis de otros diarios) proponía ir a ver los patios cordobeses decorados en el mes de mayo. Pero a mí me apetecía ir un poco más lejos. Así que mi cabecita empezó a pensar dónde.

Este año (como el pasado) me tocó trabajar durante la semana santa… Así que decidí mirar si para la segunda pascua (festivo en Catalunya) también me tocaba trabajar. Hice mis cálculos, miré la agenda y…NO! Genial! Ya había una buena oportunidad en el horizonte! Este año sería el lunes 16 de mayo. Ya sabéis de otras ocasiones, que siempre que es posible, intento aprovechar ese puente para viajar, ya que no hay tanta gente viajando como en semana santa. Hablé con mi jefa para saber si podía alargar mis mini vacaciones un par de días más, y así hacer de sábado a miércoles (solo gastaría dos días, y en realidad haría cinco!). Ningún problema!

Seguimos para bingo! Ya tenía las fechas y los días de vacaciones pedidos. Siguiente paso: seleccionar el destino. No costó mucho decidir. A mi madre ya hacía mucho tiempo que le apetecía conocer Praga. Además mi prima había estado en verano, y nos había hablado bien de la ciudad. Así que sin pensarlo mucho más, ya teníamos destino! PRAGA!

Y quedaba lo más importante: los vuelos. Miré varias opciones: Vueling ida y vuelta, Czeck Airlines ida y vuelta, ida en Vueling y vuelta en Czeck, ida en Czeck y vuelta en Vueling. Lo que me salía mejor de precio era ida y vuelta en Vueling. Decidí mirar los mismos vuelos en IBERIA, por simple curiosidad, y la sorpresa fue ver que eran unos 10-15 euros más baratos. Ya sé que no es mucho, pero oye!, buenos son! Así que finalmente en febrero compré los vuelos. Ida y vuelta nos salía a cada una por 273’20 euros. Sé que para Praga quizá es un poco caro, pero no llegué a encontrar nada más económico, así que nos quedamos con el precio que se nos pedía. La tarifa que pagamos nos permitía escoger asientos y facturar una maleta cada una, pero al finalizar el proceso de compra no tuve la oportunidad de escoger asientos. Así que escribí en el foro por si alguien me podía decir lo que debía hacer para escoger asientos.

Me comentaron que tenía que buscar un código adicional en la página de Iberia, aparte de Booking Code que ellos me habían facilitado. Y ese otro código podía utilizarlo en la página de Vueling. Efectivamente! Funcionó! Así que pude escoger asientos (hacia delante y que el ala no me molestara para hacer fotos), e incluso pude imprimir las tarjetas de embarque.

Y ya solo quedaba el hotel. Me conecté a las páginas de Booking, Central de Reservas, el foro… Estuve mirando varias alternativas, siempre teniendo en cuenta que el hotel se encontrara en la zona 1 de Praga, lo más céntrico posible, para evitar tener que coger metros o tranvías. Una de las opciones que miré fue el Desing Metropol Hotel que era el que había cogido mi prima. Estaba en la calle Narodni, bastante céntrico. Pero era un poco caro.

Después de mucho rebuscar, acabé dando con otro hotel que era el CENTRAL HOTEL PRAGUE, de tres estrellas. Muy muy céntrico, a menos de 5 minutos de la Plaza de la Ciudad Vieja. Miré por Booking, Central de Reservas y en la web del propio hotel, y lo que mejor me salía de precio era con ellos directamente. Por cuatro noches, con desayuno incluido (algo importante, ya que así ya sales del hotel habiendo desayunado bien!), en habitación doble superior nos pedían 371’40 euros en total (incluida la tasa que se cobra en la ciudad de Praga). Pues no estaba nada más. Además con la posibilidad de anulación hasta tres días antes del viaje. Así que pensé que podía ir mirando más posibilidades y si salía algo mejor, quedarme con ese otro hotel. Algo así como aquello del “busque, compare, y si encuentra algo mejor…”. Pero ya os digo que no apareció nada mejor de precio, así que nos quedamos con ese hotel. Os dejo su página web:

www.central-hotel-prague.com/

Durante los meses que van de febrero a mayo me estuve empapando a fondo de los hilos del foro, y leyendo varios diarios. Recopilé mucha información práctica. Muchas gracias a todos! Ahora me toca a mí dejar mi granito de arena.

Saqué una información muy práctica que os la dejo aquí, y así los futuros viajeros podéis acceder a ella de una forma rápida. Leí que había una casa de cambio que si llevabas un cupón, te hacían un cambio un poco mejor del que ofrecen si no llevas el cupón. La casa de cambio se llama EXCHANGE y está en la Plaza de Franz Kafka, al principio de la calle Kaprova. El cupón que tenéis que llevar imprimido (pensad en hacer más de una copia) es este:

www.exchange.cz/vip-coupon.php

Tenéis que clicar encima del cupón e imprimir el documento que se os abre. Vale la pena. No es que la diferencia sea mucha, pero siempre está bien obtener alguna corona más con nuestro dinero.

Y el último fleco de los preparativos ya era la guía que utilizaría en la ciudad. Como ya viene siendo habitual (siempre que esté editada) me compré el Plano-Guía de Praga del Grupo Zeta, de la colección Sin Fronteras.


Se trata de una guía-plano muy práctica para organizar las visitas por zonas, ya que los mapas vienen repartidos en pequeñas partes de la ciudad.

Y para complementar la información cogí de una biblioteca la Guía de Praga de El País-Aguilar, muy recomendada en el foro. Muy completa y de fácil lectura.


Y yaaaaaaaaaaaaa!!!! Después de la espera y después de muchos meses de intenso trabajo, llegaron esos tan preciados días de vacaciones! Así que aquí tenéis el diario de nuestro viaje a Praga! Espero que lo disfrutéis y que sirva de ayuda a futuros viajeros!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: PREPARANDO EL VIAJE



Etapa: PRIMERA TOMA DE CONTACTO EN LA CIUDAD VIEJA  -  Localización:  Checa Rep. Checa Rep.
Fecha creación: 28/05/2016 20:16  
Compartir: 
Compartir:
4:30. Despertador. Bffffffffff! Esto es matador! Pero vamos, ánimo! Que es por una buena causa!!!! Nos vamos! Praga nos espera! Arriba, arriba, arriba!!!!

Como siempre acabamos de arreglar en la maleta las cuatro cosas de última hora. Y a las 5:15 ya nos llamaban al teléfono. La compañía de taxis que utilizamos cuando tenemos que desplazarnos al aeropuerto, es Avant Taxi. Son muy profesionales, muy puntuales y nunca hemos tenido ningún problema. En esta ocasión volvieron a cumplir perfectamente.

Cerramos la luz y el agua y bajamos al portal. Ya había un chico que nos estaba esperando. Cargamos la maleta grande y la pequeña de cabina que llevábamos y nos fuimos.

El trayecto desde nuestra casa hasta el aeropuerto de El Prat sin problemas, y más a esas horas. El chico era muy simpático y aun pasó más rápido el viaje.

A las 5:50 llegamos al aeropuerto. El chico nos cobró 45 euros y no nos hizo pagar las maletas. Majete! Nos dejó justo en la puerta que queda más cerca de los mostradores de Vueling. Nos despedimos del chico y entramos.

Lo primero mirar en qué mostrador teníamos que facturar. Había comprado el vuelo en Iberia y había hecho la facturación on line con Vueling. Pero los mostradores eran compartidos entre Vueling, Iberia y British Airways. En los mostradores de Vueling había bastante cola, incluso en el Drop Off, para los que ya llevan la tarjeta de embarque de casa. Así que fui a mirar en Iberia. Estaban justo detrás. Y….sorpresa! Los de Iberia estaban cerrados, pero había más mostradores de Vueling, que estaban vacios y operativos! Así que allí que fuimos. No tuvimos que esperar nada. Ya teníamos las tarjetas desde casa, y facturamos la maleta grande. Para mi mochila la chica del mostrador me dio una etiqueta, para que pusiera la mochila debajo del asiento.

Nos escribió en el billete la puerta de embarque. La C75. Y ya está! Rápido, rápido! En las pantallas aun no ponía la puerta de embarque de nuestro vuelo, y nosotras ya lo sabíamos.

Total que a las 5:55 ya estábamos listas! Ya nos podíamos ir a pasar el control. Qué pasaría? Nos pitaría? No? Había bastante gente, pero por suerte la cola avanzaba rápida.

Cogimos una bandeja y metí mi tablet, los líquidos, pendientes y reloj (costumbre. Todo fuera!). Nada! No pitó! Ni a mi madre! No nos harían un masaje! Jejejejejejeje!

A las 6:05 ya habíamos pasado el control y el vuelo no despegaba hasta las 7:45, así que podíamos aprovechar para desayunar, porque la verdad es que ya empezaba a apretar el hambre! Bajamos a la zona de tiendas y restaurantes y desayunamos en Coffee Republik. Un cacaolat (2’60 euros) y un café con leche (2’95) y unas madalenas que traíamos por si no había nada abierto. Qué bien sienta el desayuno! Y más cuando hay hambre!

Después de reponer fuerzas nos dirigimos con calma hacia las puertas de embarque, parando primero para comprar una botella de agua de 50 cl en las máquinas. 1’60 euros. Como siempre, a precio de oro… El aeropuerto es lo que tiene…

Esta vez íbamos a las puertas de embarque del sector C. No habíamos ido nunca. Llegamos a la puerta, que estaba justo al final de todo. 6:40, aun quedaba un ratito para el embarque. Pero en la pantalla de la puerta ya salía nuestro vuelo.


En la pantalla separaban los pasajeros de la fila 1 a la 14, para entrar por un lado, y los de la 15 a la 31 para entrar por otro lado. Nosotras teníamos el asiento en la fila 5. Así que nos posicionamos donde nos tocaba.

Fuimos al baño y al volver ya había más cola delante de la puerta de embarque.

El día amanecía bonito. Y este sería nuestro avión.



A las 7:15 empezó el embarque. Primero como siempre las familias con niños, los que tienen Priority y después empezaron con la gente de las filas 15 a la 31. Vaya… Tendríamos que esperar… Pero aquello iba muy rápido, así que en 5 minutos ya habíamos embarcado. Encontramos rápido nuestro asiento. Pusimos la maleta pequeña en el compartimento superior y nos sentamos. Yo en la ventanilla, como siempre, para las fotos.

A las 7:50 ya empezamos a movernos. Nos hicieron las explicaciones de seguridad de rigor, y a las 7:57 ya despegábamos. Casi 15 minutos de retraso con la hora prevista, pero seguro que lo recuperaría durante el vuelo.

Barcelona es tan bonita desde el aire! No me canso de ver el Eixample desde arriba, tan bien trazado.



El día había salido realmente precioso!

El vuelo fue genial! Nada de turbulencias. Como ya es habitual en Vueling pasan con el carrito de la comida (de pago).

Y después de un ratito, a las 9:45 habló el comandante para dar información práctica. Y ya empezamos a bajar! Había pasado volando! Nunca mejor dicho!


Fijaros en el amarillo de los campos de colza!

Vimos Praga desde el cielo! Reconocimos el castillo, los puentes… Qué emoción! Me encanta ver las ciudades desde las alturas.




A las 9:57 tomamos tierra, antes de la hora prevista. Ya me lo imaginaba.



Fuimos de las primeras en desembarcar. Es la ventaja de estar delante. Después de andar un trocito llegamos a la zona de las cintas donde se recoge el equipaje. Nuestras maletas saldrían por la cinta 21.

En ese momento había poca gente, y las casas de cambio de moneda que hay en la zona de cintas estaban vacías! Había gente que aprovechaba para cambiar algo de dinero. Pero nosotras esperaríamos a la ciudad. En el aeropuerto el cambio no es muy favorable.

No solo hay casas de cambio en esa zona sino también algunos cajeros automáticos. Así que si estáis interesados ya sabéis dónde los podréis encontrar.

10:15: ya salieron nuestras maletas! Buuuuf! El momento de tensión de todo viaje ya había pasado! Teníamos los equipajes!

Hicimos una parada técnica antes de irnos hacia el bus. Y al salir… Maaaaaaadre! Qué de gente había en las cintas! Habrían aterrizado un par de aviones y aquello estaba llenísimo de gente!

Salimos y delante teníamos a toda la gente que van con cartelitos con nombres escritos, para llevarlos a la ciudad. Como no era nuestro caso, busqué el kiosco donde venden los billetes de metro, tranvía y bus. Y rápidamente lo localicé, gracias a las fotos que había visto en el foro. Así que os pongo también una foto para que os sea fácil de reconocer.


Queda a la izquierda de la puerta por la que sales después de recoger los equipajes.

Había poquita cola, así que enseguida nos tocó. Ya sabía que allí podía comprar los billetes del Airport Express con tarjeta, así que se lo pedí al chico en inglés. Cada billete vale 60 CZK y el equipaje está incluido. El chico nos dijo que salía un autobús cada 15 minutos y que el siguiente salía en 1 minuto! Ya no llegábamos. No pasaba nada! Esperaríamos al siguiente.

Salimos por la puerta D y vimos que llegaba el Airport Express a la parada! Quedaba a pocos metros, saliendo a la derecha, así que aceleramos un poco y como había cola para subir, llegamos a cogerlo.

Subió primera mi madre y vimos al lado del conductor la máquina para validar los billetes, así que ella validó primera. Y cuando ya había pasado mi madre, el conductor (que la había estado observando al subir) me dijo en inglés y riendo: “Es buena, eh?”. Hombre, qué se pensaba? Señor, que leemos los mensajes del foro de Los Viajeros y vamos preparadas! Jajajajajajajajaja! Validé mi billete y acomodamos las maletas en el compartimento destinado a ello. E incluso nos pudimos sentar.

Y al sentarnos, el conductor cerró las puertas y nos fuimos! Las 10:35! Genial! Nos iba todo rodado!

Hacía un día bonito por allí e incluso también hacía calorcito!

El trayecto es directo hasta Praga. Pasamos también por donde pasa el autobús 119. Llegamos a las 11h! Rapidísimo! No sé si es habitual o no, pero solo tardamos 25 minutos en llegar a la ciudad! Vimos la zona del castillo y el rio Moldava.

El autobús nos dejó en la calle Revolucni, cerca del centro comercial Palladium y de Námêstí Republiky. Lo teníamos perfecto! Estábamos justo delante de otro centro comercial que se llama Kotva, y nuestro hotel quedaba justo detrás! Mejor imposible!

Con nuestras maletas y el plano en la mano nos dirigimos a la calle Rybná, que es donde estaba nuestro hotel. Pero me lié y acabamos al principio de la calle Celetná. Pero enseguida volví a orientarme y en un momento ya estábamos delante de la puerta de nuestro hotel. Cuesta un poco arrastrar las maletas por las calles, ya que son adoquinadas. Así que tenedlo en cuenta para el viaje. Además llevad zapato cómodo y con una suela un poco gruesa, sino al final del día los pies os sufrirán mucho!

Nuestro hotel era el Central Hotel Prague. Entramos a la recepción y nos atendió una mujer. Hablaba un inglés bastante correcto. Lo primero que hicimos fue rellenar una hoja con nuestros datos. Mientras, ella iba haciendo números, porque parecía que algo no le cuadraba en nuestra reserva. Me pidió la confirmación de nuestra reserva y me dijo que, efectivamente, algo no le cuadraba. Aaaaaaaaaaaah! Se sienteeeeeeeeeeeee! La confirmación era de ellos mismos. Nada de Booking, Central de Reservas, etc. Así que…. Santa Rita Rita, lo que se confirma no se quita. Se hizo una fotocopia de la reserva. Y dijo que ok. Así que pagué con mi tarjeta la reserva: 371’20 euros, tasas incluidas.

Nos dio información de visitas guiadas que podíamos hacer, mapas, concierto, la clave del wifi… Y de repente me dice que había unas rutas que no eran demasiado cansadas, una hora y media andando más o menos, sobre todo para mi madre. Perdooooooooona? Jajajajajajajaja. No sabía con quién estaba hablando la mujer! Si una cosa hacemos las dos (especialmente mi madre) es andar! Kilómetros y kilómetros. Muy amablemente le dije que nos lo pensaríamos, pero evidentemente eso no era para ella!

Finalmente nos dijo que si queríamos podíamos tener una habitación más grande, con 4 camas, pero con bañera. En la reserva había pedido que fuera con ducha, más que nada por la comodidad al entrar. Pero para tan pocos días la propuesta no estaba mal! Además la teníamos disponible si queríamos! Así que aceptamos. Estaríamos en la quinta planta, en la habitación 506. Nos dio las tarjetas para abrir la puerta y subimos en el ascensor (un poco pequeñito).

Al entrar a la habitación, alucinamos! Era bastante grande! Y luminosa! Había de todo: caja fuerte, armario con muchas perchas, nevera (vacía), tele, teléfono, secador de pelo…








Dejamos cuatro cosas en la caja fuerte, deshicimos las maletas, nos comimos un bocata que traíamos desde casa, nos conectamos al wifi para decir a la familia que ya estábamos allí, y nos pusimos en marcha a las 12:15! A descubrir la ciudad!

Lo primero que quisimos ver era la iglesia de Santiago (Sv. Jakub) que la teníamos muy cerca del hotel, en la calle Malá Stupartská.



Pero al llegar a la puerta solo se podía ver la iglesia a través de un cristal en la puerta. Aun así se veía muy recargada, muy barroca! Había varios tours que estaban viendo la iglesia.

De allí nos fuimos a la calle Celetná, para ver la Puerta de la Pólvora. Las calles estaban llenísimas de gente! Qué locura! Os diré que en ocasiones era un poco agobiante! También vimos muchos coches antiguos, que supongo que la gente los alquilaba para hacer recorridos por la ciudad con un chófer.

Y nos llamó la atención el edificio del Hotel París! Genial! Muy bonito!


Aquí la Puerta de la Pólvora!


La torre gótica está un poco negra, pero es realmente impresionante encontrar aquella construcción allí en medio! Había sido una de las 13 entradas de la Ciudad Vieja en el siglo XI. Pero la torre en si es del siglo XV. El nombre le viene porque había sido almacén de pólvora en el siglo XVII. Además es donde se iniciaba el Camino Real hasta el Castillo, donde se hacía el desfile de coronación de los reyes bohemios.

Y como teníamos la Casa Municipal justo allí, aprovechamos para verla.


Desde fuera es muy bonita; todo son detalles artísticos preciosos. Ya empezábamos a tener un primer contacto con la arquitectura de la ciudad.



Se trata de un edificio de estilo art nouveau, donde había estado el antiguo palacio de la Corte Real, que había sido la residencia de los reyes entre 1383 y 1485. Lo que vemos hoy en día se construyó a principios del siglo XX. Ahora es un centro cultural, donde se hacen exposiciones y conciertos.

Entramos en el edificio y al acceder a él nos encontramos con los restaurantes que hay dentro.


Son realmente bonitos! No miramos la carta porque ya habíamos comido, pero tenían muy buena pinta.

Más detalles del edificio, donde podéis ver el mosaico Homenaje a Praga.



Continuamos con la toma de contacto con la ciudad. Eran las 12:45 y hacía calorcito. Además, había un montón de gente por las calles. Muchísimos grupos organizados, con sus banderitas en alto. Había momentos que era un poco agobiante…

Námestí Republiky en realidad no tenía nada de especial. Un lugar bastante moderno y poco más. Dimos toda la vuelta a la Casa Municipal y llegamos de nuevo a la calle Celetná. Cada vez había más gente! Nos llamó mucho la atención que había muchos grupos de hombres solos! Y despedidas de soltero y soltera!

Lo primero que nos encontramos fue la Casa de la Virgen Negra, un ejemplo de arquitectura cubista.



La verdad es que no tenéis pérdida ya que en la fachada veréis la virgen negra, pero por si las moscas, la casa la tenéis en la calle Celetná esquina con Ovocný Trh.

Celetná es una calle bonita, con un aire como de cuento, con unas casas muy monas a lado y lado. Es una de las calles más antiguas de Praga. Seguramente pasaréis un montón de veces por allí, si estáis alojados en el centro.


Mirad que tienda de juguetes más bonita!


Volvimos a la Casa de la Virgen Negra y giramos por Ovocný Trh, para ir a ver el Teatro de los Estados (Stavovské Divadlo).


En la foto podéis apreciar lo que os comentaba de los adoquines en las calles.

El teatro queda un poco encajonado entre las calles adyacentes, pero se ve bonito. Se trata de un edificio neoclásico del siglo XVIII.


Nos encontramos con la escultura del Comendador de la ópera Don Giovanni de Mozart, ya que fue aquí donde se estrenó esta ópera en 1787. El edificio además aparece en la película Amadeus.


Y allí mismo teníamos el Karolinum. No supimos encontrar la puerta, pero el edificio con partes góticas, por la parte exterior se veía bonito. Arquitectónicamente tenía unos detalles muy destacados, como esta ventana.


Fue la universidad fundada por Carlos IV en el siglo XIV.

Regresamos a Celetná y la recorrimos entera hasta el final, entre un mar de gente. Nos desviamos para ver la parte del ábside de la Iglesia de Nuestra Señora de Týn, y cogimos la calle Týnská para llegar a la Plaza de la Ciudad Vieja. Pero antes de terminar la calle, vimos que había gente que salía y entraba de un edificio. En la puerta había un cartel que ponía que ese día y el siguiente era el Open House en Praga. Open House es una especie de “festival”, en la que varios edificios de una ciudad (yo conozco el que se hace en Barcelona) abren sus puertas al público para ser visitados. Normalmente son edificios que no están siempre abiertos. En la puerta ponía que allí se podían ver unas bodegas góticas, así que entramos. Era gratis.

Bajamos al sótano y las vimos. Realmente se estaba fresquito, y las paredes eran de piedra, de un grueso considerable.


Y al llegar al final de la calle Týnská, giramos a la izquierda y enseguida encontramos la entrada que lleva hasta la Iglesia de Nuestra Señora de Týn. Pero eran las 13:30 y la iglesia estaba cerrada (abre de 10 a 13 y de 15 a 17). Pero al menos la pudimos ver desde una reja. De nuevo: bastante recargada, pero luminosa y grande.


El edificio es gótico, del siglo XIV, y destacan los dos campanarios. Fue la principal iglesia husita de Praga.


Os dejo una foto para que veáis por donde tenéis que acceder a la iglesia desde la plaza. Porque ya sabéis que la iglesia está encajonada delante de un edificio.


Por fin entramos a la Plaza de la Ciudad Vieja (Staromestské Námestí)! Cuanta gente, maaaaaaaadreeeeeee!!!

Pero miraras donde miraras, el “decorado” era bonito. Uaaaaaaau! Muchísimos edificios, y a cual mejor! Finalmente, ya estábamos allí!!!



Como os he dicho con la calle Celetná, por la Plaza de la Ciudad Vieja también pasaréis a menudo! Seguro!

Vimos el monumento a Jan Hus, héroe checo y reformista religioso, que murió quemado en la hoguera acusado de herejía.


Otro de los edificios míticos de la plaza es el Ayuntamiento de la Ciudad Vieja, donde destaca su torre (os diré que no subimos).


Delante del reloj astronómico había muchísima gente, y eso que aun no era la hora para que sonara e hiciera su espectáculo tan característico!


Aunque en ese momento no diera la hora en punto, paramos para admirarlo.





Podéis ver las figuras de la Muerte y el Turco (símbolo de la lujuria), y la Vanidad y la Codicia.

Por todas partes había gente haciendo burbujas de jabón, gente vendiendo rutas en segway, gente actuando… menuda animación!

Vimos también el Palacio Kinský, de estilo rococó.


La cámara estaba que echaba humo!!! Imposible no hacer fotos! Para mí, fue quizá uno de los lugares más emblemáticos de Praga, junto con el Puente de Carlos IV.

Aprovechando que la entrada a la Iglesia de San Nicolás era gratuita fuimos a verla.


Nos sentamos un momento en los bancos que están habilitados para apreciar la construcción.


Tened en cuenta que es una de las muchas iglesias donde se organizan conciertos.

Ya eran casi las 14h y aun no habíamos cambiado nada de dinero, así que como estábamos justo al lado de la Plaza Kafka (Námêstí F. Kafky), en la esquina de la calle Kaprova y Maiselova teníamos la oficina de cambio Exchange, tan famosa en el foro.

En casa ya había imprimido tres cupones. Los tenéis en la primera etapa del diario. Vale la pena que os llevéis unos cuantos. El cambio os lo harán un poco más favorable; poquito, pero vale la pena. Os dejo una foto para que identifiquéis la oficina, aunque es fácil.


No había nada de cola, así que al entrar ya nos tocó. Le pasé a la mujer que nos atendió el cupón y el dinero que queríamos cambiar. Cambiamos 100 euros y nos dieron 2680 CZK. Así que el cambio era 1 euro, 26’80 CZK, que sin cupón eran 26’50 CZK. Algo es algo. Nos dio billetes un poco grandes y le pedí si alguno podía ser un poco más pequeño, y así lo hizo.

Con los billetitos bien guardados seguimos con nuestra ruta. Teníamos muy cerca la Malé Námêstí. Está llena de restaurantes, el Hard Rock Café, y como no, llena de gente!

Tengo que decir que para mí, tanta gente por todas partes, restaba encanto a la ciudad. Incluso llegaba a agobiar un poco. Pero contra eso no podemos hacer nada. Y eso que no viajamos en agosto o los meses más fuertes de vacaciones!

Y desde allí cogimos la mítica calle Carlos (Karlova). También andaréis por ella en más de una ocasión. Madre mía! Qué olor hacía a los famosísimos trdelnik! Olía taaaaaan bien! Taaaaaaaan dulce! Estaba a punto de caer uno al buche! Jijijijiji

Giramos por Husova y llegamos a la Plaza de Mariánské (Mariánské Námêstí). Allí estaba el Palacio Clam-Gallas (Clamgallasuv Palác).


Y como allí también estaba el Klementinum (territorio jesuita), entramos en el recinto. No entramos a ver la biblioteca nacional y tampoco subimos a la torre observatorio. Vimos el patio que era una especie de remanso de paz, justo al lado del bullicio de la calle Karlova.


Al salir a la calle me llamó la atención una figura en un balcón.



Al comprobar mis apuntes, vi que tenía destacado que en número 22 de Karlova está la escultura de estilo art nouveau de la princesa Libuse representada. Es realmente bonita y destaca mucho en el edificio, así que seguro que la veréis!

Cuenta la leyenda que fue la fundadora de la dinastía Premysl, jefa de una tribu. Los miembros de su clan no se entendían, así que ella decide suceder a su padre y buscar un consorte (el afortunado era un campesino). Empezó así una dinastía longeva de 400 años. Ella sería la primera reina.

Las tiendas de marionetas ofrecen imágenes, como esta:


Seguimos por la calle Karlova hasta girar en la calle Husova, ya que estábamos cerca de otra iglesia. No es que seamos devotas, pero nos gusta ver las iglesias de las ciudades, ya que en muchas ocasiones son grandes obras de arte.

Llegamos a la Iglesia de San Gil (Sv. Jiljí), y esta vez sí que pudimos entrar a verla.


Al salir de San Gil y seguir andando por Husova, enseguida me llamó la atención algo que pasaba en las alturas!




En el foro ya había leído sobre esta escultura, así que ya iba preparada para verla. Cuando me puse a hacer fotografías, los otros turistas que no se habían fijado en ella, se dieron cuenta. Hubo una niña que incluso se asustó, la pobre!

Es realmente curiosa. Sorprende ver al hombre colgando de esta manera. Y en la foto no se aprecia (claro), pero con el poco de brisita que corría en la calle, se movía incluso!

Es otra de las muchas figuras de David Cerný. Se llama Viselec (en checo, colgado) y al que vemos colgando es al mismísimo Sigmund Freud, tan tranquilo él, con su mano en el bolsillo y todo!

La podréis encontrar en la esquina de las calles Husova y Náprstkova.

Allí mismo teníamos la Capilla de Belén (Betlémská Kaple), donde predicaba Jan Hus, pero no entramos. Hay que pagar para poder verla, y tampoco es que tuviéramos un gran interés en ella.

Allí mismo está el restaurante Klub Architektu. Ya lo teníamos localizado, por si alguno de los demás días nos apetecía ir.

Estábamos en la Plaza de Belén (Betlémské Námêstí) y hacía bastante calor. Además estábamos cansaditas del madrugón que nos habíamos pegado. Así que decidimos que era un buen momento para parar y tomar algo. Pero las terrazas que había eran restaurantes, y además estaban a pleno sol. Y la verdad, no nos apetecía mucho ponernos al sol como lagartos… Así que entramos por una callecita que salía de la plaza, y encontramos una terracita tranquila y a la sombrita!

Nos sentamos en las mesas de fuera y nos tomamos una Coca-cola cero (de 30 cl) y un zumo de naranja natural. Sé que alguien quizá se tire de los pelos, pensando: “Qué hacen éstas en la República Checa sin beber cerveza?”. Pues sí… Os diré que yo no soy nada cervecera. Vamos, que directamente no me gusta la cerveza. Lo siento!!!!! Jajajajajajajaja! Sé que es un sacrilegio, pero las pivos no me van! Y a mi madre, en ese momento tampoco le apetecía. Así que eso fue lo que tomamos. Nos disculpamos ante los grandes amantes de la cerveza del foro! JAJAJAJAJAJAJA

Estábamos en la gloria allí sentaditas a la sombrita y en esa placita tan tranquila, justo al lado del bullicio de las calles más turísticas. La terracita se llama CP1 Café y está en Konviktská 24.

El camarero nos trajo la nota cuando se la pedimos. 130 CZK, y en la parte más baja ponía que la propina no estaba incluida. Todo correcto. Sin sorpresas. Así que decidimos redondear a 150 CZK.

Eran las 15h y continuamos con nuestra ruta por Praga. Volvimos a Karlova y como no podía ser menos, nos compramos un trdelník!!!! Había estado meses esperando a comerme uno!!! Y llegaba el momento!!!! Lo compramos en una de las tiendecitas que tienen un enorme trdelník colgado de la fachada. Había cola. Seguro que estarían buenos! Salía un olorcito……! Era curioso ver con que arte los hacían.



Y por fin nos tocó! Mi madre cogió uno con helado dentro (110 CZK), y yo con chocolate (70 CZK)! NYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAM!!!! Estaba calentito! Mi boca ya estaba salivando de placer!


Finalmente…mordisco! UUUUUUUUHHHHHHMMMMMMMM! Qué os voy a decir? Delicioso, espectacular, buenísimo, sabroso, dulce, maravilloso, genial! Qué más queréis? Es como si fuera un chucho (ay! Ahora no sé yo si todos vais a saber qué es un chucho. Es una pasta que va rellena de crema y forrada con azúcar. En Catalunya se come mucho), abierto por arriba y por abajo, y con algo de canela; crujiente y calentito. Si vais a Praga no dejéis de probarlo! Sí, lo sé! No bebo pivos, pero los trdelnik……!!!!!

Seguimos por Karlova degustando el manjar de dioses. Había tanta gente! Algunos iban bastante borrachos ya a esas horas.

Por cierto! Un consejo! El trdelnik con helado está muy bueno, pero con el calorcito de la pasta el helado se derrite muy rápido y empieza a chorrear por debajo. Os lo digo, porque a mi madre le pasó! Y tuvo que devorarlo rápido!

Vimos la Iglesia de San Clemente (Sv. Kliment), pero estaba cerrada. O estaban cerradas, o se veían a través de un cristal, o eran de pago…

Y la Iglesia de San Salvador (Sv. Salvátor) cerca del Puente de Carlos IV (Karluv Most), que como ya venía siendo habitual en Praga, la tuvimos que ver desde un cristal… Extraña costumbre.


Ya! Teníamos el Puente de Carlos IV delante nuestro! Pero aun nos quedaba la calle Krizovnická por delante. Teníamos que atravesar el semáforo que nos separaba del principio del puente. Había un montón de gente esperando para cruzar, y cuando se puso verde….a correr!!!!!!


Los semáforos para peatones en Praga no es que duren mucho. Me recordaban a los de Londres u otras ciudades en las que tienes que correr. Además hace un ruidito como si fuera un metrónomo, pero con un ritmo muy rápido. Será para que los peatones pasen a ese ritmo? Jajajajajajajaja.

Al otro lado estaba la Iglesia de San Francisco (Sv. Frantisek). Y a qué no sabéis una cosa? La vimos desde un cristal! Madre mía….

En la Plaza de los Caballeros Cruzados (Krizovnické Námêstí) había los “marineros” que vendían billetes para los tours en barco por el Moldava.


Pero la verdad es que no estábamos muy interesadas en ello, así que no les hicimos mucho caso. Y menos aun, porque allí ya teníamos el Puente de Carlos IV delante de nuestros ojos. Y delante de los ojos de unos cuantos centenares de otras personas, ya que solas, lo que se dice solas, no estábamos.

Hay que ver lo llena que estaba la ciudad! Y sabéis lo que más me estaba sorprendiendo? Pues que constantemente estaba escuchando gente hablando en alemán! Pero la verdad es que era bastante normal, ya que no les queda excesivamente lejos de casa, y porque en Alemania, el lunes también era fiesta, así que muchos deberían estar aprovechando el puente.

Empezamos a andar (o más bien dicho, casi era la multitud la que nos llevaba) por aquella pequeña joya, atravesando la torre del puente de la Ciudad Vieja, que es gótica. Se puede subir, pero nosotras no lo hicimos.


Qué ganas tenía! Estaba repleta de gente, tiendecitas de vendedores ambulantes, esculturas…! Las vistas eran fabulosas, y como es lógico, la cámara seguía echando humo!



Vimos la calle estrecha desde el puente. Queda a la derecha del puente, en dirección a Malá Strana.


Y como ya estaba preparada (y aunque no lo hubiera estado, lo habría visto igualmente porque había un montón de gente) vimos la cruz que había que tocar, en la parte derecha del puente, yendo en dirección a Malá Strana.


Dicen que aquí es donde arrojaron el cuerpo de San Juan Nepomuceno al rio.

Vamos a ver, os cuento lo que leí en el foro, y os cuento mi experiencia. Una de las cosas que leí para pedir un deseo es la siguiente: como veis, la cruz tiene 5 puntas. Hay que poner un dedo de la mano izquierda en cada punta.


Según lo que leí, con la mano derecha había que tocar una especie de botón que tenía que estar por allí cerca, pero yo no lo supe ver. Y con el pie derecho había que pisar una especie de botón que hay en el suelo (ese sí que lo vi). Cuando ya has hecho esto (me sentía como si estuviera jugando al Enredos, que para los más jóvenes del foro hoy es el Twister) pides un deseo, y ya está!

Para poder hacer todo esto, tuvimos que hacer cola! Y mientras esperábamos vimos otras alternativas. Había gente que tocaba las estrellas de la figura del santo.


Había gente que tocaba todo el santo directamente. Había gente que ponía los cinco dedos en las estrellas del santo. Yo qué sé! Si alguien conoce la versión definitiva, que lo diga ahora, o que calle para siempre!

Oiga, y para que no sea dicho, hicimos la segunda versión que había leído. Tocar el perro de la escultura de San Juan Nepomuceno, que también queda a la derecha, y pedir otro deseo. Será por deseos?! Ah! Y esto, también, previa cola. Pero teníamos que hacerlo, y más en nuestro primer día en la ciudad.



Y una vez cumplida la tradición continuamos por el puente. De vez en cuando hacía un vientecito fresquito, que contrastaba con el calor que hacía solo unos minutos antes.

Vimos el Molino del Gran Priorato.


Llegamos al final del puente y decidimos bajar a la isla de Kampa, por las escaleras que quedan en el puente a la derecha, volviendo hacia la ciudad antigua.

Cuando bajéis las escaleras estaréis en la calle Na Kampê. Cogimos Hroznová y enseguida estuvimos delante del Molino del Gran Priorato, y de una reja bastante llena de candados (como los de los puentes de París). El molino también lo podréis ver desde el Puente de Carlos IV, así os será más fácil de ubicar.


Es curiosa la figura que acompaña el molino. Hasta ahora no sé que es. Si alguien lo sabe, agradeceré la aclaración.


Si seguís la calle por la que habéis venido, llegaréis a la Plaza del Gran Priorato, donde está el famoso Muro de Lennon. Señor! Estaba a petar de gente! El efecto colorido de los grafitis es bonito. Si estáis por allí hay que verlo. Y por la historia que tiene detrás también vale la pena. Empezó a pintarse con grafitis tras el asesinato del cantante en 1980; se pintó un retrato de Lennon y frases desafiantes. La policía comunista lo borró, pero se siguieron haciendo pintadas. Así que se trata de un recuerdo al cantante y de un símbolo a la libertad de expresión.




Ese día no nos íbamos a adentrar por Malá Strana, ya que estaba previsto para otro día, así que volvimos a Na Kampé, donde había tiendecitas de comida montadas, y llegamos al Parque de Kampa. Que calma! Es un lugar bonito y algo más tranquilo que el bullicio de la parte antigua. También tenéis vistas del Puente de Carlos IV.


Poco a poco ya veíamos el Museo Kampa y allí estaban los bebés gigantes del artista checo David Cerný. Eso sí, estaban llenos de niños (y no tan niños) subidos encima. Imposible sacar una foto sin gente por allí. Son un tanto inquietantes las figuras de estos enormes bebés. Y si no me equivoco, son los mismos bebés que están trepando por la parte exterior de la torre de la televisión.



Con la calma, disfrutando del día y de la temperatura, fuimos paseando cerca del rio hasta el Most Legií.





Y justo delante nuestro ya veíamos crecer el gran Teatro Nacional (Národní Divadlo).



Qué maravilla de edificio! Además, al lado del rio le da un aire señorial especial. Lo que yo ya os iba diciendo: arquitectónicamente, Praga es una ciudad muy rica.

Lo que no sabía yo es que tiene una historia algo parecida a la del Gran Teatre del Liceu. A ver…. Salvando las distancias. En 1881 se incendió poco antes de ser inaugurado. Se dice que quizá empezó por unos soldadores que estaban trabajando. Unos días después ya tenían dinero para la reconstrucción, y en 1883 se inauguró con la ópera Libuse (os suena?).

Recorrimos un trozo de la calle Národní. Una zona que se veía bastante moderna, con mucho tráfico!

Giramos por Karoliny Svêtlé, hasta la esquina con Konviktská, donde se encuentra la Capilla de la Santa Cruz (Rotunda Sv. Kriz), y a qué no sabéis qué? Estaba cerrada…. Bueno, pues nada, que no era nuestro día!


La capilla es curiosa, tan pequeñita y en medio de aquella zona de la ciudad.

Volvimos a Národní para llegar hasta la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves (Panna Maria Snêzná), pero no hubo manera de encontrar la entrada. Llegamos hasta la terraza de la cervecería U Pinkasu, pero no veíamos por donde estaba la entrada a la iglesia. Lo dejamos, ya que veíamos que ese día no había suerte. Lo que sí que vimos, fue la farola cubista.


Había una gente sentada en la base de la farola, y una alemana les pidió que se levantaran para poder hacer la foto, así que yo también aproveché la ocasión. Toma la alemana!

Por la calle 28. Ríjna llegamos hasta la parte baja de la Plaza Wenceslao (Václavské Námêstí). Vaya! Menuda sorpresa! De plaza tenía más bien poco! Es como una especie de avenida larga que llega hasta el Museo Nacional (Národní Muzeum). Había sido un mercado de caballos.


Y claro, pues allí también había bellas joyas arquitectónicas art nouveau como el Hotel Europa (que está cerrado. Parece como si estuvieran haciendo obras) o el Hotel Meran.


Nos desviamos por la calle Vodickova para entrar al pasaje Lucerna. Un sitio comercial que atesora otra imagen curiosa del escultor David Cerný.



Se trata de la escultura de San Wenceslao que hay delante del Museo Nacional, pero con el caballo al revés. Ya veis que sus imágenes son un tanto transgresoras.

Subimos al segundo piso para contemplarla mejor, y porque por el Open House había otra sala abierta al público. Era una especie de salón de baile bastante grande y bellamente decorado.


No es que hubiera mucha gente. El Open House es una buena ocasión para descubrir pequeños rincones desconocidos de las ciudades.

Volvimos a la Plaza Wenceslao. El tiempo poco a poco estaba cambiando y empezaba a hacer un poco de frío. Seguimos en dirección al museo (que sigue en obras), pero era un poco desagradable seguir porque cada vez hacía más fresquito (al mediodía había hecho calor!). Así que dimos la vuelta. Además ya estábamos un poco cansadas, por el madrugón y la pateada que ya habíamos hecho ese día. Vimos la escultura ecuestre de San Wenceslao (el patrón de Bohemia) con figuras de santos patrones checos


Cogimos la calle Na Mustku, muy animada y llegamos a la esquina con Havelská. Allí sabía que había un mercadillo que en el foro lo recomendaban mucho. Pero sabía que era todos los días de 10 a 18h, y ya eran las 18.20, así que no esperaba encontrarlo abierto. Pues… sorpresa! Había puestos que aun estaban abiertos, y empezaban a recoger. Así que aprovechamos para fisgar un poco y hacernos alguna idea de posibles regalitos a comprar. Por el foro había leído que se podían encontrar mejores precios que en otros sitios de Praga.


No solo venden souvenirs varios (juguetes de madera, imanes, libretas…) sino que también hay las famosas obleas de Karlovy Vary y fruta fresca.

Tuvimos que entrar en un supermercado regentado por chinos (veréis que hay muchos por la ciudad) para comprar una botella de agua. Una botella de Evian de 1’5l nos costó 99 CZK. Un poco caro… Pero necesitábamos agua, así que…

Andamos por Melantrichova, una especie de pasaje pintoresco que desemboca cerca del reloj astronómico y vimos la llamada Casa de los Dos Osos Dorados.


A esas hora había gente en la plaza, pero quizá menos que por la mañana. Al menos se podía respirar! Qué bonita estaba la fachada de Tyn bañada por el sol del atardecer!


No teníamos muchas ganas de meternos en un restaurante, porque estábamos bastante cansadas y queríamos comer algo ligero. Así que yo había localizado una especie de tienda donde hacen sándwiches, ensaladas, zumos, yogures… que se llama Bakeshop, y está en la calle Kozí, esquina con Dlouhá. Y allí que nos fuimos.

www.bakeshop.cz/en/

Cogimos una ensalada César grande, un wrap de atún, una ensalada de frutas cortadas y una botella de Solán de Cabras (en Praga) de 50cl. En total 395 CZK. Y nos lo llevamos al hotel, que lo teníamos cerca. Estábamos rendidas, y no era plan de agotar todas las energías ya el primer día, porque aun quedaban unos cuantos por delante.

Por la calle Dlouhá llegamos a Rybná, nuestra calle y en nada ya estábamos en nuestra habitación. Eran las 19h y al entrar en la señal wifi, nos empezaron a llegar Whatsapp, diciéndonos que el Barça ya era campeón de Liga! Una, que es culé hasta la médula! Y lejos de casa, pero cerca con el corazón, lo celebramos como si estuviéramos allí!

Cenamos con la calma, aproveché para hacer mis apuntes para el diario, y después salimos a dar la última vueltecita del día, para ver algo de Praga de noche.

Salimos a las 20:50 en dirección a la Plaza de la Ciudad Vieja, la calle Karlova y el Puente de Carlos IV. Seguía haciendo fresco y seguía habiendo mucha gente (y poco a poco el ambiente de fiesta iba aumentando. Aunque me daba la sensación que allí no había decaído el ambiente en ningún momento).

Os dejo unas imágenes que ilustran la belleza de Praga al ponerse el sol.







Curioso el efecto de las nubes en el cielo, por encima del Castillo. Parecía un dibujo.

Y en una hora ya volvíamos estar en el hotel, muertas de cansancio! Hacía un poco de calor en la habitación. A las 22:30 ya estábamos en la cama. Había que recuperar fuerzas!

La impresión que me llevaba hasta el momento era la del bullicio de gente, que en momentos llegaba a ser un tanto agobiante. Pero sobretodo, destacaría la belleza de los edificios de la ciudad. Seguiríamos explorándola en los siguientes días!

Así que ya sí: buenas noches viajeros! Dobrý vecer Praga!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: PRIMERA TOMA DE CONTACTO EN LA CIUDAD VIEJA



Etapa: UN DÍA FRIO POR EL CASTILLO, MALÁ STRANA Y LA ORILLA DEL MOLDAVA  -  Localización:  Checa Rep. Checa Rep.
Fecha creación: 03/06/2016 09:07  
Compartir: 
Compartir:
Sudadita estaba, madre! Sudadita del todo! A las 7h sonó el despertador de una noche un poco calurosa.

Por la noche había tenido que abrir la doble ventana de la habitación. No había aire acondicionado.

Esa mañana se veía el sol por la ventana. Haría calorcito como el día anterior?

Nos arreglamos y a las 7:45 bajamos a desayunar. Nos sentamos donde quisimos, porque en ese momento no había nadie del personal en el comedor. Había gente desayunando, pero no era nada exagerado.

El buffet del desayuno estaba muy bien y era variado. Había de todo: donuts, pasteles, salchichas, huevos, pasta, embutidos, quesos, fruta cortada, yogures, cereales, tostadas (aunque la tostadora era un poco lenta), zumos de máquina, café de máquina y chocolate, panes distintos… Era muy correcto. Yo desayuné pan de semillas con queso, embutidos, donut de chocolate, zumo de naranja, chocolate caliente. Vamos que me puse las botas!

Desayunamos con calma. La camarera estaba súper atenta y constantemente estaba retirando platos, limpiando… El servicio era excelente. Antes de marcharnos, le dijimos a la chica nuestro número de habitación. Y subimos a la habitación a lavarnos los dientes y a acabar de prepararnos.

Salimos a las 8:55 y nos fuimos a Námêstí Republiky para coger el metro de la línea B. Paramos en las máquinas automáticas para comprar el billete, utilizando la opción de inglés. Sacamos dos billetes de 30 minutos, por 24 CZK cada una y los validamos en las máquinas que hay antes de bajar las escaleras mecánicas. Cuidado, porque no hay barreras! No os hagáis los listos… Pagad! Yo no me encontré ningún revisor, pero varios foreros han comentado que sí los encontraron. Así que por unas pocas coronas no vale la pena.

Menudas escaleras mecánicas más profundas y más rápidas!


Utilizar esas escaleras mecánicas, tendría que convalidar como práctica de deportes extremos! Me recordaban a las escaleras mecánicas de San Petersburgo!

Llegamos al andén. No es para nada lioso. No os confundiréis de andén. Está todo muy bien especificado.

El metro aun tardaría 6 minutos. Era domingo. Esperamos y vimos que realmente todo el recinto del metro estaba muy limpio. Llegó el metro y en poco tiempo bajamos en Národní Trída. Muy rápido el metro, sí señor!

Fuimos siguiendo las señales que marcaban el dibujo de un tranvía, y al salir vimos el tranvía 22. Era el que teníamos que coger, pero no estaba segura si ese iba en la dirección en la que nosotras íbamos… Así que nos arriesgamos. Corrimos un poco y lo cogimos. Pero una vez arriba, vi en las pantallas que no era, ya que la siguiente estación no me encajaba en lo que yo veía en mi mapa. Así que bajamos en la primera parada y vimos que venía el que iba en dirección contraria. Así que corrimos otra vez y lo cogimos! Al mirar las pantallas, ese sí que era! No iba muy lleno, así que nos pudimos sentar.

Poco a poco el cielo se iba tapando…

El tranvía iba subiendo poco a poco! Os recomiendo que si podéis lo cojáis en Národní Trida. En la parada que hay cerca del metro de Malostranská sube muchísima gente! En otra etapa veréis una foto de cómo estaba de lleno cuando pasamos otro día por allí andando.

En el tranvía viajábamos muchos turistas; se notaba! Hubo gente que bajaron dos paradas antes de la parada Pohorelec, porque ya se veía el castillo y creían que era allí. Pero nosotras esperamos hasta Pohorelec. Bajamos y empezaron a caer gotitas. Nos pusimos los impermeables y sacamos los paraguas por si las moscas.

Cogimos la calle Úvoz y encontramos una especie de portal con unas escaleritas que subían, y supuse que por allí llegaríamos al Convento de Strahov (Strahovský Kláster). Y efectivamente, no me equivoqué.



Llegamos a una explanada. A la izquierda me llamó la atención una puerta de hierro y allí que me fui. Y lo primero que nos encontramos fue el mirador con unas vistas fantásticas de Praga!

Juzgad vosotros mismos.






En ese momento había varios grupos organizados admirando también las vistas desde allí. Iban cayendo gotitas, pero nada molesto.

Cuando volvimos en dirección al convento iban más grupos al mirador.

Pudimos entrar en otra sala, gracias al Open House. El techo tenía pinturas, pero lo mejor de todo eran las vistas que había desde la ventana.



Oíamos música que salía de la iglesia, pero al acercarnos no pudimos entrar, porque estaban haciendo misa. Así que como ya era un clásico, la vimos desde fuera. Y también seguía la tónica habitual: bastante cargada y barroca.

La plaza de delante del convento estaba llena de grupos! No nos apetecía entrar en el convento, ni visitar la biblioteca (la llamada Sala Filosófica), así que seguimos paseando.

Volvimos a la calle Úvoz para llegar a la calle Loretánská. Allí ya veíamos la Plaza de Loreto (Loretánské Námêstí) y Nuestra Señora de Loreto.



Os diré que tampoco entramos, pero se trata de un centro de peregrinación bastante importante, donde hay una réplica de la casa de la Virgen María (donde cuenta la leyenda que el arcángel Gabriel anunció a María que sería la madre de Jesús).

Según tenía en mis apuntes, cada hora repica el carrillón de la torre, pero cuando estuvimos nosotras no era la hora en punto.

Había un grupo enorme de gente con gorras rojas, que parecía que nos fueran siguiendo a todas partes! Allí estaban también! Jajajajajajajaja!

Fuimos a ver los jardines del Palacio Cernín (Cernínský Palác). Si estáis por allí, vale la pena que os acerquéis. No son muy grandes, pero tienen una bonita vista del enorme Palacio Cernín!



Iba lloviendo a ratos, y hacía algo de fresquito. Con los impermeables íbamos bien.

Volvimos por donde habíamos venido. El Palacio Cernín es realmente impresionante! Se ve enorme!


Seguimos andando por Loretánská y vimos la famosa cervecería U Cerneho Vola, pero a esas horas estaba cerrada.


Llegamos al Palacio Toscano (Toskánský Palác) y al Palacio Martinic (Martinický Palác).

En la esquina del Palacio Toscano hay una bonita decoración escultórica.



Y aquí podéis ver los esgrafiados del Palacio Martinic.



Según una leyenda que he leído, entre las 23h y las 24h aparece el fantasma de un perro negro que acompaña a la gente hasta el Loreto. Pero yo me pregunto: y quién pasea a esas horas por allí?

Entramos al patio del palacio. Había un hombre esperando… A saber a qué esperaba…


Poco a poco ya estábamos más cerca del castillo, y lo podíamos ver.


Pero decidimos ir a ver la zona del Nuevo Mundo (Nový Svêt). Justo delante del Palacio Martinic está la calle Kanovnická. La seguís hacia la izquierda, hasta llegar a U Brusnice, y a la izquierda ya os queda Nový Svêt.

Recorrimos un trocito de la calle.



Era bonita, pero quizá había imaginado otra cosa cuando leí información de ella en el foro y en la guía. La verdad es que me supo a poco. No sé…

Se hizo en el siglo XIV y era donde vivían los trabajadores del castillo.

Volvimos al Palacio Martinic, y ya veíamos allí también el Palacio Schwarzenberg (Schwarzenberský Palác).



Los esgrafiados de este palacio también son curiosos, ya que producen un efecto tridimensional.

Aunque también se puede visitar la colección de arte barroco, no entramos.

Delante nuestro también teníamos el Palacio Sternberg (Sternberský Palác), también con una gran colección de arte.


Y la multitud de gente ya nos anunciaba que estábamos en la entrada principal al recinto del Castillo. Estábamos en la Plaza Hradcanské (Hradcanské Námêstí) rodeadas de multitud de grupos de turistas!


El castillo ha sufrido invasiones, incendios, pero siguen en pie varios edificios importantes como iglesias, palacios, la catedral. Y se puede contemplar una mezcla de estilos arquitectónicos bastante importante. Sin ir más lejos, la Catedral de San Vito es gótica.

Había una especie de mirador con muy buenas vistas a la ciudad.


Y ya vimos a los pobres soldados haciendo guardia estoicamente. De vez en cuando se ponía alguien al lado y se hacía una foto. Qué paciencia, pobres!



Entramos al recinto y llegamos al primer patio. Menuda cola que había para sacar las entradas! Una burrada de gente! Y encima hacía un frio! Un viento! Las manos se me estaban quedando heladas!

Llegamos delante de la entrada de la Catedral de San Vito (Katedrála Sv. Víta) y vimos que estaba cerrada. Había una especie de guardias en la entrada, y mi madre fue a preguntarles. A partir de las 13h volvería a estar abierta, y una parte era gratuita. Así que intentaríamos verla después, ya que solo eran las 11:20. Dentro hay una vidriera de Mucha, la capilla de san Wenceslao o el mausoleo real, entre otras cosas.

Realmente impresiona el edificio. Queda bastante pegada al edificio que tiene delante, y es difícil fotografiar la fachada en condiciones.


Os diré que me fascinaron las gárgolas! Son sencillamente fabulosas!




En esta parte es donde está el famoso segundo patio, donde hay otra taquilla y hay menos gente para sacar las entradas. Puedo aseguraros que es así. No saqué foto, ya que en ese momento solo fotografiaba lo estrictamente necesario, ya que se me helaban las manos. Pero creedme, es así. Pero aunque no había mucha cola no teníamos demasiadas ganas de ver el recinto del castillo por dentro. La verdad es que no estábamos muy inspiradas en cuanto a visitas… Y nos habría venido bien, ya que sería en interior, pero…

Seguimos andando, para ver otra perspectiva de la catedral.


Y en lo que se llama Pórtico Dorado, vimos esta reja tan curiosa, con los signos del zodíaco y los 12 trabajos en el campo durante los 12 meses del año.




Muy curiosa! Sí señor!

Llegamos a la zona del ábside de la catedral.


Ya veis lo abrigadita que iba la gente, no? De vez en cuando seguían cayendo gotitas. Y el frio….! Para qué os cuento?!

Vimos la fachada de la Basílica de San Jorge (Bazilika Sv. Jirí). Es la iglesia románica mejor conservada de Praga, aunque está restaurada.


Menuda cola había para entrar! Había cola en todas partes! Todo el mundo estaba allí!

Esta es una de las sensaciones que me llevo de Praga. Mucha gente por todas partes. Al ser una ciudad donde las principales atracciones turísticas están tan juntas, la gente no se puede dispersar y repartir, así que se tiene una sensación de acumulación de gente tremenda!

Pero como eran las 11:30 y se acercaba la hora del cambio de guardia en la entrada principal, nos fuimos hacia allí. Había más gente que hacía como nosotras. Al llegar a la entrada principal, nos desviaron para salir por una especie de lateral, que también daba a la plaza de entrada.

Ya había bastante gente esperando para el cambio, y eso que quedaban unos 15 minutos. Vimos un huequecito casi en primera fila y centradas, así que allí que nos pusimos. A esperar!


Poco a poco la plaza se fue llenando para ver el cambio de guardia. Aquí tenéis la prueba!


Poco antes de empezar, dos soldados nos obligaron a todos a abrir un pasillo delante de la puerta, en dirección a la plaza. Ese fue el momento en que al movernos, quedamos en primera fila! Genial! Mirad la expectación de la gente en la entrada.


Y puntuales, a las 12h empezaron con el cambio. Solo os puedo dejar una foto, ya que estuve grabando, así que no hay más imágenes.


Es curioso. Hay que verlo. Para emocionante, el del cementerio de Arlington en Washington, pero este estuvo bien. Muy solemne. Con música de una banda. Todo muy bien calculado y milimetrado.

De vez en cuando salía un poco el sol, y se agradecía, porque el fresquito seguía siendo considerable.

El cambio duró quizá unos 15 minutos. Y al acabar dejaron entrar por la puerta principal de nuevo. Así que entramos con toda la marabunta apresurada!

Madre mía la cola que seguía habiendo para sacar las entradas! Y en el segundo patio también! Y todo eran grupos, y grupos, y más grupos!

La gente nos condujo hasta la entrada del Callejón de Oro (Zlatá Ulicka), pero como no teníamos entrada no pudimos pasar. Llegamos hasta el Palacio Lobkovick (Lobkovický Palác), donde vimos al chico con la… dorada. Pobrecico mío, es que todo el mundo que pasa por allí se la toca. Así está!


Y andando, andando, entre el gentío, llegamos al mirador que queda al lado de la entrada de los Jardines Sur. Había hasta cola para hacer las fotos desde el mirador! Así que estoicamente aguanté y tomé unas cuantas imágenes desde allí arriba.





Y no podía faltar una de las estrellas en nuestros viajes: UNA BODA! Siempre encontramos bodas, allí donde vamos.

Había cola en la entrada de los jardines sur, no sé muy bien porque. No apetecía nada pasear con aquel frio que estaba haciendo. Suerte que con los impermeables cortaba un poco el frio horroroso, pero era algo desesperante!

Decidimos que ya teníamos suficiente del frio de las alturas y de la zona del castillo. No sé si era que no estábamos inspiradas ese día, que el día no acompañaba, que había demasiada gente, o qué, pero no me llegó a fascinar lo que vi (salvo algunas excepciones). Aunque si os planteáis entrar en el castillo, adelante! Ya veis que a nosotras no nos apetecía mucho, pero seguramente vale la pena.

Volvimos hacia la salida, viendo el Antiguo Palacio Real.


Y una bonita fuente con un Sant Jordi en lo alto.


Llegamos a la entrada de la catedral justo a las 13h, cuando abrían. Pero no os podéis imaginar la cola que había! Daba la vuelta al edificio! Y con el frio que hacía no era plan de aguantar allí al relente. Así que otra cosa más que dejamos correr.

Pero en la puerta de la catedral vimos una sesión fotográfica de una novia oriental. La chica estaba helada! La pobre… no me extraña!



Y poco a poco fuimos saliendo. Empezó a llover otra vez. Encontramos el principio de la calle Nerudova, y fuimos bajando, viendo los diferentes edificios con sus escudos, y la casa del poeta del siglo XIX Jan Neruda (que da el nombre a la calle) o Casa de los Dos Soles.




En 1770 se introdujo la numeración en las calles de Praga, pero antes, la forma de distinguir las casas era mediante los emblemas que había encima de las puertas. Un dato curioso.

En mis apuntes sacados del foro tenía el Restaurante Los Tres Violines, y tenía que estar cerca. Finalmente llegamos delante del edificio, que había acogido a una familia de fabricantes de violines en el siglo XVIII.



Eran las 13:20 y teníamos hambre, y frio. Así que aprovechamos para resguardarnos en el restaurante y comer.

Qué pequeñito era el local! Pero se estaba de maravilla dentro! Era muy acogedor.



El camarero muy amable nos dijo que podíamos sentarnos al lado de la ventana que daba a la calle. Aun había poca gente.

El baño quedaba al final de un pasillo (gélido!) y para entrar al baño había que marcar una clave numérica en la puerta.

Nos trajeron la carta. Todo tenía muy buena pinta. Había platos tradicionales checos. Pedimos una ensalada con queso azul para compartir y un goulash para cada una (pregunté al camarero si la ración era exagerada y me dijo que no). Yo me pedí una coca-cola de 33cl (sí, la que no bebe pivo! Jajajajajaja) y mi madre una cerveza de 0’5 l.

Todo estaba delicioso! El goulash muy bueno! La verdad! Muy sabroso!



De postre cogimos una tarta de chocolate y un struddle de manzana. Buenísimo todo!



Poco a poco se había ido llenando el local!

Y llegó el momento crucial. La cuenta! Sin sorpresas! Todo fueron 1160 CZK, y en la factura especificaba que la propina no estaba incluida. Pagamos con tarjeta y dejamos 100 CZK de propina. El camarero fue muy, muy amable!

Y ahora la recomendación del día: fuimos un poco tontas, ya que el menú del día eran 190 CZK, y había sopa de cebolla, goulash (prácticamente igual que el nuestro) y tarta del día. Supongo que las bebidas no estaban incluidas, claro. Pero el precio valía la pena. Así que si veis el menú y os convence, el precio está muy bien. Os dejo su página web:

www.utrihouslicek.eu/E... urant.aspx

Después de recuperar fuerzas y temperatura corporal, nos pusimos otra vez en marcha. Eran las 15:10. Y llegamos a la Plaza de Malá Strana (Malostranské Námêstí) y a la Iglesia de San Nicolás (Sv. Mikulás). No hay que confundir esta iglesia de San Nicolás, con la que hay en la plaza de la ciudad vieja. En la plaza hay una columna para celebrar el final de la peste en el año 1713





Tampoco quisimos pagar por entrar. Así que seguimos hasta la Iglesia de Santo Tomás (Sv. Tomás) en la calle Letenská. Y a que no sabéis una cosa? Desde donde la vimoooooooooos? Desde un cristal! Claaaaaaaro!



Muy luminosa y recargada.

En el foro había leído que había una especie de cervecería de la iglesia que quedaba en un sótano, pero no hubo manera de encontrarla. Así que ya que estábamos por allí, aprovecharíamos para ver el Palacio Wallenstein (Valdstejnský Palác) y los jardines.

Nos encontramos con el tranvía 91, el llamado El Tranvía Nostálgico. He leído que funciona los fines de semana y festivos, de 12 a 17h, de marzo a noviembre. El billete cuesta 35 CZK, y hace un recorrido circular durante casi una hora.


Pero al llegar a la puerta del Palacio Wallenstein, había un cartel que anunciaba que ayer y hoy estaba cerrado por un acto. Menuda suerte la nuestra…! Por una cosa gratis que había…! Tendríamos que intentar volver otro día.


Andamos por la calle Valdstejnská hasta el metro Malostranská. Cogimos la calle Klárov y después U Luzického Semináre. A continuación enlazamos con Cihelná. Lo primero que nos encontramos fue una especie de embarcadero al lado del rio, lleno de cisnes y gente haciendo fotos a las bonitas vistas que había allí.




Teníamos el Museo Kafka justo al lado, así que fuimos a ver las famosas esculturas de los “meones” de David Cerný.


Es realmente curiosa… La silueta de la República Checa, los hombres meando, y haciendo dibujitos con… En algún sitio del foro había leído que había un número de teléfono por allí, donde escribir un SMS con algo escrito, y los “señores” escribían con… lo que habías mandado. Pero os diré que no vi nada. Eso sí, no paraban de mover…

Y como allí mismo estaba la calle más estrecha, nos acercamos a verla. Se ve perfectamente. Llama la atención el semáforo para regular el paso de la gente. Y sí, es realmente estrecha. Aunque calle, calle, lo que se diría calle… Es más bien una especie de pasillo largo entre dos edificios. Pero no quita que siga siendo curioso.

Llegamos al restaurante que hay al final de las escaleras, pero no nos asomamos a ver las vistas, ya que ya habíamos visto las del embarcadero, y serían prácticamente parecidas.



Seguimos el paseo, y a qué no sabéis a quien nos encontramos debajo del Puente de Carlos IV? Mirad!


Qué hacía allí? Jejejejejejeje

Y volvimos a atravesar todo el Puente de Carlos IV! Como ya era habitual, lleno de gente! Vimos al soldado que monta guardia al lado del puente.


Me compré unos pendientes en una de las paraditas de artesanía, por 70 CZK. Y volví a hacer toda la historia de los cinco dedos, la cruz, etc. Una chica que me vio, me preguntó qué hacía. Le expliqué lo que había leído en el foro, y las otras versiones. Le pareció muy interesante, y después lo hizo ella. Aquí tenéis a San Juan Nepomuceno.


Y aquí tenéis la escultura de Carlos IV que hay al final del puente.


A esas horas hacía calorcito, así que aprovechamos la bonita tarde que había quedado para pasear por la orilla del Moldava.


Primero andamos por toda la calle Smetanovo Nábrezí hasta el Teatro Nacional. Allí seguimos por Masarykovo Nábrezí.

Qué paseo tan genial! Todo eran edificios, a cuál mejor! Que lección de arquitectura en un momento! Os lo recomiendo completamente! Juzgad vosotros mismos!








Yo no sabía que en Praga había tantas muestras de art nouveau! Y realmente quede sorprendida muy gratamente!

Y la culminación de ese paseo arquitectónico está en la esquina entre Masarykovo Nábrezí y Resslova: la Casa Danzante o también conocida como Ginger y Fred.


La estudié cuando me saqué el título de guía oficial, en un curso que hice sobre arquitectura contemporánea, y ya entonces me llamó muchísimo la atención. Y ahora tenía la oportunidad de verla en directo!

Es tan chula! Gana en directo!

Uno de los arquitectos es Frank Gehry (el del Museo Guggenheim de Bilbao). El nombre le viene de Fred Astaire y Ginger Rogers, ya que parece una pareja de bailarines en plena danza.

Pasamos al otro lado de la calle para ver la entrada de cerca, y vimos que la gente entraba. Así que nosotras también entramos. Había una mujer en la recepción pero no dijo absolutamente nada. Vimos gente que subían en ascensor, y nosotras los seguimos. Ningún problema. Así que sin saber dónde íbamos, llegamos a un restaurante. Y vimos que aun se podía subir más por unas escaleras. Así que seguimos subiendo. Llegamos a un bar, no muy grande y que estaba bastante lleno. Había una terraza, pero en la puerta ponía que si querías ver las vistas sin consumir, tenías que pagar 100 CZK. Así que como teníamos calorcito, eran ya las 17:20 y nos apetecía descansar un poco y ver las vistas, nos sentamos en la única mesa que quedaba libre.

Los camareros estaban un poco verdes y distraídos. Demasiada gente, y eso que el sitio no era muy grande. Pedimos dos tónicas: 110 CZK cada una. Ya veis que para lo que es el sitio, no es excesivamente caro.

Descansamos, nos tomamos nuestras bebidas, y salimos a admirar las vistas.





Con la tarde tan bonita que había quedado, estas son las magníficas vistas que había desde allí. Ya veis que valía la pena subir y tomar algo. La temperatura ahora era buenísima! Con el frio que habíamos pasado por la mañana!

Seguimos paseando. Cogimos la calle Resslova. Mirad la diferencia de estilo entre la casa de Gehry y las adyacentes!


Vimos la Iglesia de San Cirilo y San Metodio (Sv. Cyril a Metodêj). Vimos las marcas de las balas, que nos recordaban fragmentos de la historia de la ciudad. En 1942 hubo un asedio allí; las tropas alemanas atacaron a paracaidistas checos que se escondían aquí tras asesinar al gobernador nazi de Checoslovaquia.


Y llegamos a la Plaza de Carlos (Karlovo Námêstí).

En la esquina con la calle Jecná está la Iglesia de San Ignacio (Sv. Ignác), barroca y construida por los jesuitas.


Entramos, pero en ese momento estaban haciendo misa así que no pudimos verla bien. Se veía realmente grande.

Como la tarde se había quedado muy agradable, paseamos por el parque de la Plaza Carlos.


Vimos incluso un piano en el jardín y gente tocándolo. Parecía que estaba a disposición de quien quisiera (y supiera) tocarlo.


Fuimos en dirección al Ayuntamiento de la Ciudad Nueva (Novomêstská Radnice).


Por la calle Vodirkova enlazamos con la calle Jungmannova, hasta llegar a 28. Rijná. Se trata de una calle comercial, y peatonal, que me recordaba en cierto modo a la calle Portal de l’Àngel de Barcelona. Mucha gente paseando por allí, y las tiendas abiertas, pese a ser domingo.

Y andando, andando, nos encontramos con una tienda que recordábamos de nuestro viaje a Londres. Hamley’s. Una tienda de juguetes maravillosa. Vamos, un paraíso para los niños (y no tan niños). Y entramos para curiosear un poco!






Había de todo! Vendedores mostrando los juguetes, tiovivo, un tobogán gigante… No pude evitar hacerme una foto con un oso de peluche enorme (más grande que yo)! La tienda tiene dos pisos! Ese día era gratis subir a las “atracciones” y probar los juegos. Había incluso un piano gigante como el de la película Big de Tom Hanks, que también estaba en Nueva York en la tienda de juguetes FAO Schwarz.

Seguimos por la calle Na Príkopé, para enlazar con Hybernská, porque queríamos acercarnos a la estación de Florenc. Habíamos decidido finalmente que el martes iríamos a Karlovy Vary. Así que nos trasladaríamos hasta allí en un autobús de Student Agency. En el foro había leído que era una muy buena opción. Y sabía que los autobuses salían desde Florenc. No nos quedaba muy lejos del hotel, así que, estaba claro, no?

Vimos el Hotel Central, otra muestra art nouveau.


Y no podía faltar otra boda!


La novia parecía que estaba helada!

Llegamos a la estación de trenes Praha-Masarykovo Nádrazí, que está en la calle Na Florenci. Y no sé por qué, me daba la sensación de que tenía que ser allí (pero iba muy equivocada). Empezamos a buscar algún puesto de Student Agency, y claro, no vimos nada.

Salimos al exterior y andamos un trozo de esa calle Na Florenci, pero nos daba la sensación de que no íbamos bien. Así que dimos media vuelta. Pues no! Tendríamos que haber seguido por esa calle…

Pensé que en el hotel, con la tablet lo encontraría mejor.

Volvimos al hotel para descansar un poco. Llegamos a las 19:30. Esta es la fachada de nuestro hotel.


Después de una hora volvimos a la calle para cenar algo. Aunque no es que tuviéramos mucha hambre. Había estado mirando algún restaurante que nos quedara cerca del hotel, y había visto un tal U Sádlu, en la calle Klimentská.

www.usadlu.cz/en/

Tuvimos que bajar a un sótano, y al llegar todo tenía decoración medieval. Era curioso. Una camarera nos atendió y nos llevó a una mesa en un comedor pequeñito, con otra mesa ocupada por unos señores alemanes.

Como os he dicho, no teníamos mucha hambre, y aunque la especialidad son las carnes, nos pedimos cada una, una ensalada de mozzarella, tomate y pan tostado con olivada, y una sopa con pollo, verduras y fideos. La ensalada bien, pero la sopa…. No nos gustó. Así que entre la poca hambre y que no estaba muy bueno, lo dejamos. Habíamos pedido dos aguas también. La factura sin sorpresas: 320 CZK, con la anotación de que la propina no estaba incluida. Pero en este caso no dejamos nada. El camarero había sido correcto, pero…

Así que sin pena ni gloria, salimos a la calle Revolucní, porque allí sabíamos que también había una agencia de Student Agency y queríamos mirar los horarios. Abría de 9 a 19h. Si no encontraba la estación de autobuses de Florenc, aquella era una buena alternativa.

Volvía a apretar el fresquito, así que decidimos que por ese día ya teníamos más que suficiente. Enfilamos el camino hacia el hotel.

Ya en la cama aproveché para tomar mis apuntes para el diario, y a las 23:20 a dormir!

De ese día me quedé con la sensación de frío en la zona del castillo. Suerte que por si las moscas íbamos más o menos preparadas. Además, los impermeables nos ayudaban a aislar el fresco. Me había traído los guantes, así que al llegar al hotel, ya me los había puesto en la mochila por si la mañana siguiente los necesitaba.

Y también me quedé con la sensación de tanta gente por todas partes! Especialmente en la zona del castillo. Había momentos que llegaba a ser agobiante, incluso… Pero bueno, es lo que tienen los lugares tan turísticos.

Mañana más! Por favor, que no haga tanto frio! Buenas noches viajeros!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: UN DÍA FRIO POR EL CASTILLO, MALÁ STRANA Y LA ORILLA DEL MOLDAVA

Etapas 1 a 3,  total 7
 1  2  3  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 40 8
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 357 Visitas mes actual: 184 Total visitas: 5318

  Últimos comentarios al diario  PRAGA: UNA CIUDAD MONUMENTAL
Total comentarios 14  Visualizar todos los comentarios

monlis  monlis  30/08/2016 17:34   
ssuss muchas gracias por las estrellas!
Me alegra que te sea de ayuda! Seguramente la ciudad en navidades será muy especial! Disfruta de cada momento!
Si tienes cualquier duda, ya sabes!
Un saludo!

elcidpaseador  elcidpaseador  30/08/2016 18:49   
Solo puedo decir impresionante, cuanta información y que buenas fotos, he recordado mi antigua viaje a Praga de hace años pero voy a tener que volver porque muchas cosas de las que has puesto no las he visitado o no las he visto por ser pocos días, gracias por compartirlo y mis estrellas.

monlis  monlis  30/08/2016 18:54   
Uau! Muchas gracias elcidpaseador! Es una satisfacción muy grande saber que el trabajazo que supone hacer un diario, da su fruto y a la gente le gusta! Muchas muchas gracias!
Praga es una ciudad que se puede exprimir mucho con poquitos días. Ya sabes, hay que volver!
Gracias por las estrellas!

RAMPVP  RAMPVP  18/07/2017 17:53   
Gracias monlis por tu diario! Ya he tomado notas para copiarte y hacer el recorrido de mi próxima visita a Praga en Septiembre. Así que ya sabes, después tendré el mío haciendo un poco de competencia... :). Aquí tienes mis *. Arriba Iniesta!!

monlis  monlis  18/07/2017 19:19   
Muchas gracias RAMPVP!!!!! Espero que el recorrido sea de tu agrado, y que te sea útil!
Ya ves que Iniesta está por todas partes!!!!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: República Checa: Consejos, qué ver, excursiones, itinerarios
Foro Europa del Este Foro Europa del Este: Foro de viajes a Rep. Checa, Hungria, Polonia, Rumanía, Eslovaquia... Praga, Budapest, Varsovia, Cracovia, Bratislava, Bucarest.
Ultimos 5 Mensajes de 615
230395 Lecturas
AutorMensaje
alrasalno
alrasalno
Travel Adict
Travel Adict
Feb 11, 2011
Mensajes: 29

Fecha: Mar Ago 22, 2017 01:10 pm    Título: Re: República Checa: Consejos, qué ver, excursiones, itinerarios

Muchísimas gracias por tu guía de lugares a visitar y todas las indicaciones, espero seguir tus consejos en navidad. Gracias!!!!

- Mensaje escrito desde PRAGA, KARLOVY VARY, CESKY KRUMLOV, KUNA HORA. -
saymarina
saymarina
New Traveller
New Traveller
Sep 30, 2017
Mensajes: 1

Fecha: Sab Sep 30, 2017 08:48 pm    Título: Re: República Checa: Consejos, qué ver, excursiones, itinerarios

Hola Maria, acabo de descubrir este foro y estoy encantada, sobre todo con tu viaje en solitario a Nepal. Estaba buscando información porque me lo estoy planteando y me gustaría saber si podría contactar contigo de otra manera, seria maravilloso que me contestaras algunas preguntas/miedos, sería de gran ayuda, muchas gracias!

- Mensaje escrito desde Praga, Kutna Hora y Terezín en 5 días (low cost) EN CONSTRUCCION -
chamiceru
chamiceru
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Feb 05, 2009
Mensajes: 29716

Fecha: Lun Oct 02, 2017 04:31 pm    Título: Re: República Checa: Consejos, qué ver, excursiones, itinerarios

Hola y bienvenida al foro Muy feliz
Aquí tienes todos los hilos sobre Nepal: Guiño
Foro de Nepal
Saludos
Poxeidon9
Poxeidon9
Travel Adict
Travel Adict
Jun 05, 2010
Mensajes: 74

Fecha: Mar Oct 10, 2017 04:38 pm    Título: Re: República Checa: Consejos, qué ver, excursiones, itinerarios

Es necesario llevar pasaporte o, con el dni es suficiente? En Praga

- Mensaje escrito desde Preparación del Viaje.Vuelo y trasporte de aeropuerto a praga. -
viruss
viruss
Admin
Admin
Ago 07, 2005
Mensajes: 26132

Fecha: Mar Oct 10, 2017 07:48 pm    Título: Re: República Checa: Consejos, qué ver, excursiones, itinerarios

Poxeidon9 Escribio:
Es necesario llevar pasaporte o, con el dni es suficiente? En Praga

- Mensaje escrito desde Preparación del Viaje.Vuelo y trasporte de aeropuerto a praga. -

Con el DNI es suficiente.

Saludos.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad