Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
EN RUTA POR LOS PARQUES DEL SUDOESTE DE USA -Diarios de Viajes de USA- Alejandria
Indice
Indice
Diarios más leidos
Diarios más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Diarios más Votados
Diarios más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
Localización: USA USA [America]
Alejandria  Autor:    Fecha creación:  Compartir este diario: 
Descripción: Viaje en 2016, del 5 al 26 de Junio. Entrando por Las Vegas y saliendo por San Francisco. Visitando Las Vegas, Gran Cañón, Horseshoe Bend, Lower y Upper Antelope Canyon, Monument Valley, ruta hacia Moab, (Goosenecks, Moki Dugway, Muley Point, The Needles), Canyonland, Death Horse Point, Arches, Capitol Reef, carretera escénica 12, Bryce Canyon, Cedar Breaks, Kanarra Falls, Kolob Canyon, Zion, Valley of Fire, Death Valley, Mammoth Lakes, Yosemite, San Francisco.

Índice de Etapas del Diario: EN RUTA POR LOS PARQUES DEL SUDOESTE DE USA





















Total comentarios: 26  Visualizar todos los comentarios Comenzar a leer Comenzar a leer

Etapas 1 a 3,  total 21
 1  2  3  ..  7  siguiente siguiente


Localización: USA USA
    Etapa:  Introducción      

No es nuestra primera visita a EEUU. El año anterior hicimos una corta incursión a los Parques Nacionales de Yellowstone y Grand Teton, desde Calgary. Un desvío de nuestro viaje a las Rocosas de Canada.

En este enlace podéis ver el Parque de Yellowstone y el de Grand Teton

LAS ROCOSAS DE CANADA. YELLOWSTONE Y GRAND TETON.


Este viaje es un proyecto largamente acariciado y que siempre se posponía por una u otra razón.

Precisamente el año 2015 no pudo ser porque no sabíamos en qué fechas podríamos viajar. Y cuando teníamos claro que podríamos viajar faltaban solo un par de meses y no creí oportuno prepararlo en tan poco tiempo. Sobre todo porque el alojamiento dentro de los parques estaría agotado. Como bien pude comprobar en Yellowstone, dónde tuvimos que alojarnos en West Yellowstone y aún así, después de buscar y buscar ya que no quedaban alojamientos decentes a precios decentes.

Incluí la visita a estos parques de Yellowstone y Grand Teton porque me parecían de los más atrayentes del oeste de EEUU y se encuentran algo alejados del resto de parques y el viaje, abarcando la mayoría de ellos, se nos disparaba de días. De esta forma en nuestro próximo viaje nos moveríamos por el resto de parques que se encuentran más cercanos entre sí.

Y ese próximo viaje es este que pretendo relatar.

Ya desde final del verano de 2015 estaba mirando vuelos, esperando alguna oferta que bajara el precio de los 1000 €. Tuve que esperar hasta las rebajas del Black Friday. Paradojas de la vida. Me tengo que tragar mis propias palabras. Soy de los que critican que cada vez adoptamos nuevas modas que vienen de EEUU. Y mira por dónde, el adoptar esta costumbre me vino de perlas para conseguir un vuelo de Madrid a Las Vegas, con escala en JFK de New York, y de San Francisco a Madrid con escala en Chicago. Al precio de 602€. Vuelo con Iberia y Americam Airlines.

Tenía muy claro, desde siempre, que no quería volar a los Angeles. No me gustan estas ciudades tan grandes y me parece que es una gran pérdida de tiempo el trasladarse luego hacia Las Vegas o hacia San Francisco. Ese tiempo prefiero dedicárselo a los parques. Y Las Vegas y San Francisco están incluidos porque es dónde están los aeropuertos más cercanos a los parques que pensábamos visitar.

Al día siguiente me puse a reservar los alojamientos dentro de los parques que visitaríamos. Antes de que finalizara el año tenía ya todos los alojamientos reservados. Aunque algunos los cambié con posterioridad.

El viaje quedó de esta forma:

5 Junio. Vuelo y llegada a Las Vegas.
6 y 7 Junio. Las Vegas.
8 Junio. Las Vegas – Gran Cañón
9 Junio. Gran Cañón – Page
10 Junio. Page – Monument Valley.
11 Junio. Monument Valley – Moab
12 y 13 Junio. Moab
14 Junio. Moab –Bryce Canyon
15 Junio. Bryce Canyon.
16 Junio. Bryce Canyon – Cedar Break – Zion
17 Junio. Zion
18 Junio. Zion – Pahrump
19 Junio. Pahrump –Death Valley – Mammoth Lakes
20 Junio. Mammoth Lakes – Yosemite
21 Junio. Yosemite
22 Junio. Yosemite – San Francisco
23 y 24 Junio. San Francisco
25 Junio. Vuelo San Francisco- Madrid, llegando el 26

Comenzamos nuestra aventura.
Ver Etapa: Introducción


Localización: USA USA
    Etapa:  VIAJE Y LLEGADA A LAS VEGAS.      
Nuestro vuelo salía de Barajas a las 12:00 a.m.
La noche antes nos habíamos quedado en el hotel Ibis Aeropuerto Barajas, porque desde Granada no había buena comunicación que enlazara con este vuelo. Este hotel es de los baratos, pero está muy bien y con un desayuno bastante abundante. Tiene una parada de metro no muy lejos, (Barajas), que nos permitió darnos una vuelta por el centro de Madrid. Y a su alrededor hay varias ofertas de restauración que se encontraban muy animadas. Y tiene traslado gratuito al aeropuerto.

Una vez conseguido el vuelo me dio por pensar que la escala de 2h, 20’ en JFK no sería suficiente, por todos los trámites de entrada a EEUU. Además teníamos que cambiar de terminal. Y comencé a ponerme muy nerviosa. Iberia, que casi nunca se está quieta, nos cambió el vuelo de ida, a mejor. Teníamos una escala de casi tres horas. Con ello estaba bastante tranquila. También nos cambió el vuelo de vuelta, desde Chicago, pero este a peor como ya comentaré.

Todo fue correcto, un avión de asientos 2 + 4 + 2 muy cómodo, con pantallas individuales y suficiente anchura para las piernas. Despegó a su hora y llegamos incluso antes de la hora prevista.
A la salida del avión, a la entrada del gusano que conecta con la terminal, había una empleada de Iberia que hablaba español. Le comenté que teníamos un vuelo de conexión y el tiempo de escala y me dijo que todo iría bien, que no me preocupara. Y llegamos a la cola para pasar el control de inmigración. Tremenda cola, y eso que no podía verla al completo.

Al poco veo pasar a esta chica con un grupo de pasajeros, levanta la cinta y pasa con su séquito adelantando toda la cola. Bueno, serán pasajeros con vuelos inminentes. La cola apenas si se mueve. No importa, tenemos tiempo. Al ratito la chica regresa. Estaba dispuesta a hablar con ella de nuevo porque aquello iba lentísimo. Pero no hizo falta. Fue vernos en la cola, se acercó y nos hizo señas de que la siguiéramos. A nosotros y algunos más. Hicimos todo un pase taurino dejando la cola atrás hasta llegar a la entrada de las garitas donde los oficiales hacen su control. Tan sólo teníamos delante cuatro o cinco personas. Bendito ángel de la guarda encarnado en esta chica empleada de Iberia. Porque la cola era el triple de lo que primero estábamos viendo. Hubiera sido del todo imposible que hubiéramos pasado el control en el tiempo que teníamos de escala. Como pude comprobar en este viaje, Iberia también tiene cosas buenas. A partir de ahora procuraré no criticarla.

Nos tocó un oficial que chapurreaba español y lo primero que nos dijo era que si íbamos a gastarnos los “cuartos” en Las Vegas. Así, literalmente. Cuando finalizó su interrogatorio y los trámites de la foto, las huellas digitales.. nos dijo que no nos preocupáramos pero que le siguiéramos. Nos llevó a una habitación interior dónde había otros oficiales y unos pocos viajeros y que esperáramos. El oficial al que entregó la documentación lo único que nos decía es que nos sentáramos, varias veces, y tuvimos que sentarnos con cara de circunstancias. Allí estaríamos como unos 15 minutos en los que estuvo mirando en una pantalla y tecleando. Nos entrega la documentación y ya está. Ni idea de porqué nos desviaron y nos tuvieron sentados aquel tiempo.

Ya podíamos recoger el equipaje, pasar el control de aduanas y luego colocar de nuevo el equipaje en la cinta especial para ello. Allí había otra empleada de Iberia que controlaba que este último trámite se hiciera correctamente, por si alguien andaba despistado. Cambiar de terminal fue muy fácil. Tan solo subirse al tren que comunica todas las terminales y bajarse en la adecuada.

Subidos ya en el avión de Americam Airlines con destino Las Vegas, el cual comenzó su rodaje por las pistas del aeropuerto en la hora prevista, yo pensaba que por fin se alejaba de nosotros la mano negra que en los últimos viajes nos había complicado los vuelos. Había cantado victoria demasiado pronto.

El avión rodaba por las pistas del aeropuerto, y seguía rodando. Después de varias vueltas estaba pensando que vaya un descontrol que tenían en un aeropuerto tan importante. Algo dijeron por megafonía pero no presté atención y no me enteré. Y como veía al resto de pasajeros tranquilos en sus asientos, cada uno en lo suyo, pues yo también tranquila. Después de dos horas de dar vueltas volvieron a enganchar el avión a la terminal y nos dieron tiempo libre para desentumecer las piernas. Al parecer había fuertes rachas de viento y no le daban permiso para despegar.

Tardamos en despegar ¡cinco horas!. Teníamos previsto llegar a Las Vegas a las 8 de la tarde y llegamos a la 1 de la madrugada. Menos mal que no teníamos que recoger el coche de alquiler hasta finalizar nuestra estancia en esta ciudad. Y lo peor no fue esta larga espera sino lo enferma que me puse en el avión. Mi pobre marido sin saber qué hacer y sin hablar ni una palabra en inglés. Pero esta es una historia que pretendo olvidar.

Nos fuimos directos a la parada de taxis. Una bofetada de calor nos estaba esperando. El trayecto desde el aeropuerto hasta el hotel The Linq nos costó 25$ con propina incluida.

Este hotel fue el que elegimos después de cambiar en dos ocasiones anteriores. No es de los de gama alta pero el hotel se encuentra muy bien ubicado, frente al Caesars, a cuya cadena pertenece. No es mastodóntico por lo que es fácil moverse por el mismo. Y tiene todas las comodidades de un gran hotel, así como habitaciones nuevas. El hotel no hace mucho que lo renovaron, antes se llamaba Imperial Palace. Nosotros teníamos contratada una Deluxe Room. En el checking, como el que no quiere la cosa, les dije que al día siguiente era nuestro aniversario de boda y que habíamos escogido este hotel para celebrarlo. Nos dieron una Luxury Room sin coste adicional. En realidad ambas habitaciones son iguales, únicamente que la Luxury es mucho más amplia. El precio fue de 164,54€, las tres noches, sin incluir el resort fee que era de 32$ diarios. Lo reservé a través del portal de Venere aprovechando un código descuento del 15% que era aplicable a este hotel. El desayuno estaba incluido en este precio. Pero vaya un desayuno cutre. Es la única pega que le pongo al hotel. Te daban unos vales por valor de 9$ por persona y día para que desayunaras en el Nook Express, no muy lejos de recepción. Con ello tenías para un café, (aguachirri más bien) y un dulce. El último desayuno que tuvimos nos pasamos del precio 1,3$ y la chica que nos atendió tuvo el cuajo de cargarlo en la habitación. Que ridiculez, era para haberle dicho que nos devolviera el importe de los días anteriores que no habíamos llegado al límite. En fin, que con este desayuno teníamos suficiente. No hizo falta que tomáramos un segundo desayuno ninguno de los días como teníamos pensado.

A las dos de la madrugada estábamos entrando en la enorme y cómoda cama después de más de 24 horas sin dormir.
Ver Etapa: VIAJE Y LLEGADA A LAS VEGAS.


Localización: USA USA
Había puesto la alarma del móvil a las 9:00 porque habíamos quedado con una amiga (forera para más señas) que también estaba haciendo su circuito por la zona y sólo coincidíamos con ellos la noche pasada y este inicio de jornada pues ya dejaban la ciudad. No hizo falta despertador. Aunque nos dormimos pasadas las 2 de la madrugada a las 6:00 ya estábamos despiertos.

Después de desayunar, (para hacer tiempo hasta la hora que habíamos quedado), nos dedicamos a explorar las distintas salidas del hotel pues sólo conocíamos la de los taxis de la noche anterior. No deja de sorprenderme la cantidad de máquinas de juego que hay, aparte del casino. Y eso que este hotel no es tan grande.

Una de estas salidas conecta con una plazoleta que comparte con el Harrahs en dónde hay un escenario en el que debe de haber actuaciones y un par de restaurantes. Cruzando el casino hay otra salida que va a dar a la nueva zona comercial y de ocio del hotel. Zona muy tranquila a estas horas de la mañana pero muy animada en la noche. Aquí hay una sucursal de los famosos chocolates Ghirardelli y varias fuentes de agua que dan sensación de frescor. Pero lo que sobresale en esta calle, al final de la misma, es la High Roller, la noria más alta del mundo. Sus cabinas futuristas se encuentran inmóviles, hasta las 10:00 no abre. Pero aunque esté funcionando, a mí me dio siempre la impresión de que estaba parada.



Frente a esta salida mencionada, al otro lado de la calle, una figura descomunal de cartón piedra representando a un flamenco. Es una de las entradas al hotel Flamingo. Por esta entrada se pasan algunas tiendas y enseguida se encuentra el acceso a lo más interesante de este hotel, el “hábitat salvaje”. Es una zona de jardines, palmerales, pozas de agua y rocallas para crear ambientes que alojan peces de colores, flamencos rosas y distintas aves. También varias cascadas de agua. En invierno suele haber también pingüinos. Desde aquí se puede acceder a la zona de piscinas del hotel que parece estar bastante bien. Curioseamos por el hotel pero lo más bonito ya lo habíamos visto. El resto eran tiendas poco interesantes y el casino con aspecto algo viejuno. No en vano fue el primer hotel de lujo que se construyó en Las Vegas, allá por 1946.





Fueron varias las veces que atravesamos este hotel durante nuestra estancia de dos días en la ciudad. Nos venía muy bien atravesar el casino y conectar con nuestro hotel por la entrada de la estatua del flamenco, así evitábamos un tramo de calle con muchísimo calor y aprovechábamos el aire acondicionado del hotel.

Y salimos al famoso Strip. Con una primera vista bastante impactante. Nada menos que todo el conjunto blanco de edificios del Caesars Palace inspirados en el antiguo imperio romano. Ya lo visitaríamos más detenidamente. Al igual que su vecino el Bellagio.




Se acerca la hora de nuestra cita y vamos regresando a nuestro hotel. Después de un rato hablando solamente del itinerario de su viaje y el nuestro, intercambiar algunas ideas y comentar el tremendo calor de Las Vegas. Dicen que hoy no hace mucho calor, (coinciden con lo que me han comentado en el hotel), que han tenido más en días anteriores. Pero me parece que 41º ya es bastante calor. Nos vamos con ellos en su coche hasta el cartel mítico de LAS VEGAS, situado en la parte más al sur del Strip. Luego ellos continúan su viaje hacia el tramo de la ruta 66.

Todos hemos visto las fotos de este histórico y mítico cartel. Casi todas se parecen. Pero sin embargo todos queremos tener la nuestra propia. Hay cola ya para hacerse la foto. Un chico va haciendo las fotos y cobra por ello. Aunque yo no lo vi necesario. Nosotros hicimos nuestras propias fotos.



Al lado del cartel hay una parada del autobús Deuce que hoy tenemos pensado utilizar. Pero no tiene máquina expendedora de tickets, así que comenzamos a caminar hacia el hotel Mandalay. Aunque el sol ya va apretando soportamos bien la caminata porque de vez en cuando nos encontramos con la sombra de los árboles. Este hotel nos parece enorme y bastante atractivo con su color dorado. Luego veríamos otros más grandes. Está decorado con temática oriental. No nos entretuvimos mucho porque ya habíamos visto la gran pirámide del hotel Luxor que parecía llamarnos.




Nos volvimos a la calle para acercarnos hasta este hotel, bajo la solanera matutina. Error. Luego nos dimos cuenta que ambos están conectados sin tener que salir a la calle y además hay un monorail que comunica el Mandalay con el Luxor y el Excalibur.
Pero bueno, es desde la calle desde dónde mejor se puede apreciar la majestuosa pirámide que luego, en la noche, atraviesa el cielo con su tremendo rayo láser. Al igual que la enorme esfinge que nos da la bienvenida junto con la hilera de estatuas réplica de las colocadas en la “avenida de las esfinges” del templo de Karnak.




Entramos al interior de la pirámide que, lógicamente, está hueca por dentro. Es dónde se encuentran la mayoría de las instalaciones del hotel y la decoración sigue siendo un remedo del antiguo Egipto. En las paredes inclinadas de la pirámide se encuentran algunas habitaciones, con buenas vistas de todo este tinglado. Aquí también se encuentra la exposición del Titanic a la que no entramos. Dicen que tiene hasta una especie de replica del famoso barco.




Nos tomamos un descanso a la sombra de la esfinge para beber agua antes de que se convirtiera en caldo total. El agua era cortesía del hotel The Linq. Estaban en la habitación y también las dan en recepción.
Acabamos comentando lo curioso que es estar haciendo turismo a base de ir viendo hoteles. Aquí no hay monumentos históricos ni paisajes sublimes. En realidad es como si visitaras un parque temático porque lo que visitas no son hoteles normales y corrientes sino que los hoteles que se suelen visitar son lo que tienen basada su construcción en alguna temática.

Desde aquí nos subimos al monorrail para trasladarnos hasta el Excalibur que se encuentra cercano. Un hotel que representa un castillo medieval, como de cuento de hadas. Su nombre está inspirado en la legendaria espada del Rey Arturo y en el interior del hotel la temática sigue siendo medieval, incluso los restaurantes tienen nombres como “mesa redonda” “Camelot”.Los balcones del interior tenían forma de torreta también. Pero a mí lo que verdaderamente me gustó es su fachada de colores y torres. He leído en algún sitio que se inspira en la del castillo de Carcassone, pero yo no le veo tal parecido. Pertenece a la misma cadena del MGM, al igual que el Mandalay y el Luxor.


El edificio de cristal verde del hotel MGM nos conformamos con verlo desde enfrente, solamente por fuera. Por ello también nos perdimos la zona comercial dónde se encuentra la tienda de Coca-cola, el Hard Rock Café y el M&Ms World.


Lo mismo hicimos con el hotel New York New York pues pensamos que lo verdaderamente atrayente de dicho hotel lo estábamos viendo desde la pasarela que cruza el Strip y que comunica con el Excalibur. Su fachada representa un “skyline” de la ciudad homónima. Cuenta con la recreación de edificios importantes como el Empire State, el Puente de Brooklin, el edificio Chrysler y no podía faltar la Estatua de la Libertad. También se puede apreciar la montaña rusa Roller Coaster que parece rodear el edificio.




Es un verdadero acierto el haber construido estas pasarelas peatonales que comunican ambos lados del Strip y también algunas cubren el paso de otras calles perpendiculares al Strip con gran movimiento circulatorio. Casi todas con escaleras mecánicas que te evitan el esfuerzo bajo un sol de justicia. Pero en algunas de ellas te encuentras con la cara menos amable de la ciudad: indigentes, borrachos durmiendo la mona…. Y también alguna otra gente que intenta ganarse la vida vendiendo algo o haciendo algún malabarismo. Había en una de ellas un señor que proclamaba a grito pelado “cul guara”, y hasta que no vi lo que vendía no me enteraba de lo que quería decir, agua fresca. ¡Ay estos americanos como hablan!

Por aquí encontramos una parada del Deuce que tenía máquina para comprar los tickets. Compramos el bono de 24 h. por el precio de 8$ y nos trasladamos en él hasta la parada que hay entre el Paris y el Bally’s. Ya no podíamos más con la solanera.

Vemos por fuera el Hotel Paris. Una recreación de esta romántica ciudad europea con reproducciones del Arco de Triunfo, Opera Garnier, una parte del Louvre, la entrada al museo D’Orsay y, como no, de la Torre Eiffel, a escala del 50%, 165 metros. En un principio querían hacerla a escala real pero no fue posible por la cercanía del aeropuerto. También llama la atención el gran letrero de neón del hotel en forma de globo Montgolfier, muy vistoso. Su interior nos encantó aunque tan sólo echamos un vistazo aplazando su visita.




Nuestro estómago reclama ya algo contundente porque desde las 7 de la mañana no ha recibido más que el café aguachirri, un muffin y agua. Serían ya pasadas las 1. Y me acuerdo del brunch del Wicked Spoon en el hotel Cosmopolitan. Como tengo la mala costumbre de no apuntar horarios y al ser “brunch” dudo de si a estas horas podremos entrar. Junto al hotel Paris se encuentra el hotel Planet y entre ambos una pasarela peatonal que comunica con el Cosmopolitan. El Wicked Spoon se encuentra al final de una larga galería comercial, que yo encontré algo desangelada. Y si que pudimos entrar porque su horario es hasta las 2. Muy bien ambientado y un servicio muy atento. Infinidad de platos presentados con imaginación y en pequeñas porciones. Todo lo que probamos estaba muy rico. El problema vino con los postres, mucho donde escoger y ya no entra casi nada. Hay que ser algo glotón para poder con un bufet de este tipo. Nos costó unos 59$, los dos. Y lo amortizamos de sobra ya que además de esta comida del mediodía, luego en la tarde ni merendamos ni cenamos porque estábamos más que llenos.

Salimos por la misma pasarela para seguir con nuestra visita al hotel Paris. Pero antes nos detuvimos en un Wallgreens por si tenían la neverita de corcho. Echamos un vistazo y compramos fruta en trocitos envasada que nos vino muy bien luego a la noche. Tienen neveras de corcho, pero pequeñas y sin asa.

Con lo llenos que estábamos, el calor, el madrugón, lo poco que habíamos dormido, pasamos de largo el hotel Paris y nos fuimos directamente a nuestro hotel y nos echamos una reparadora siesta. Y menos mal que puse la alarma a las 6, de otro modo hubiéramos dormido ni se sabe hasta cuando.

Tuvimos que darnos prisa. A las 7 comenzaba el espectáculo The Reve en el hotel Wynn. Había que arreglarse un poquito, no mucho, pero por dejar un rato el disfraz de guiri, coger el Deuce en la parada del Paris –(al día siguiente comprobamos que había una en el Harrash, eso pasa por no detenerse a ver bien el tema), y llegar al Wynn con media hora de antelación, según indicaba en el correo que nos enviaron cuando reservamos las entradas. Nosotros no llegamos con esa media hora de antelación y no hubo ningún problema. Las entradas las llevábamos ya impresas desde casa. Cuando reservas escoges la opción “print at home” y vas directamente a la entrada sin tener que ir una hora antes a canjearlas.

El hotel Wynn tiene toda la apariencia de ser un hotel lujoso, y realmente lo es. Y no digamos su vecino el Encore. Y además muy grande. Cuando entramos y con el poco tiempo del que disponíamos, estábamos algo preocupados porque no veíamos indicación alguna de este espectáculo. Pero seguimos la señal que indicaba “theatre” y nos llevó directamente al anfiteatro dónde representaban la función. Enseñamos nuestras entradas y para adentro.

Teníamos reserva en la zona denominada “splash”, la más barata, en la segunda fila. Yo creo que están muy bien, muy cerquita de los actores a los que puedes ver con todo detalle, su cara, su vestuario, sus expresiones y puede que hasta consigas una sonrisa o un guiño de alguno de ellos. Y el problema porque te salpique agua no es tal. En alguna ocasión, cuando se levantaba el decorado central y simulaba una serie de cascadas, parece que te va a caer encima un pequeño diluvio, pero no. Ni una gota nos salpicó.

Y bueno, que decir de esta maravillosa obra. Hay tantos adjetivos que se le podrían aplicar. Su nombre es el apropiado, Le Reve, The Dream, realmente un sueño. Como había leído en más de una ocasión, la obra merece cada dólar de los muchos que has pagado. No recuerdo haber visto algo tan bonito, tan bien montado, con tan buen gusto, elegancia y arte, mucho arte. Y se te hace corta, muy corta. La gente, y nosotros también, va saliendo lentamente, volviendo la vista atrás, contemplando el magnífico decorado del escenario central que es a lo único que se le puede hacer fotos y con pocas ganas de dejar la sala.




Y nos dimos una vuelta por el hotel. El casino, el vestíbulo, las escaleras, los pasillos,.. todo rezuma lujo y encanto. Sus arreglos florales son una fantasía total. Están por todos lados, cuelgan del techo en forma de esferas de muchos colores, representan distintas figuras, globos, tiovivo…..





Este complejo hotelero fue creado por el empresario Steve Wynn. Tiene forma curvada y está cubierto de cristales polarizados de color bronce que le confieren su aspecto dorado. Admirable es también su entrada con una pequeña colina y cascada artificiales.


Volvimos a subirnos al Deuce para llegarnos a Fremont Street. Nos bajamos en la penúltima parada, aunque también se puede acceder a esta calle desde la última. Comenzamos a recorrer esta calle peatonal hacia el oeste. La calle está flanqueada por toda clase de tiendas, restaurantes, casinos.. Y en la propia calle toda clase de tenderetes, mimos, pintores de cuadros modernos utilizando la técnica del spray, personajes disfrazados de cualquier cosa, abundando los dobles de Elvis Presley, chicas ligeras de ropa animando a los hombres para hacerse una foto con ellas.

Algunos escenarios con música en directo, gente bailando como en cualquier fiesta de barrio. Luces de neón por todos lados. Los letreros luminosos y dorados del Golden Nugget, el 4 Queens.
Se puede comer y beber barato, pero nosotros fuimos incapaces de tomarnos nada, aún llenos del bufet del mediodía.

Y en un momento dado todas las luces se apagan. De los comercios, de los hoteles y restaurantes. Toda la calle, en su parte alta, está ocupada por una enorme pantalla abovedada en la que se representa el espectáculo de luz y sonido que se llama Fremont Street Experience y que tiene lugar cada hora en la noche, hasta las 24:00 h.



Recorrimos la calle hasta el final y volvimos por la misma hasta llegar al extremo este. Aquí es dónde se encuentra el curioso restaurante llamado Heart Attack Grill con una báscula en la puerta. Dice que aquel que pese más de 350 libras, come gratis. También por aquí se encuentra la torre desde dónde salen los que se lanzan en tirolina, “volando” por encima de la calle Fremont y que ya nos había llamado la atención en nuestro paseo. Esta atracción se llama Slotzilla.


Y justo en la calle perpendicular a este extremo de la Fremont se encuentra la parada del autobús que cogimos para volver.

El Strip iluminado es todo un espectáculo en sí mismo. Dimos un paseo antes de regresar al hotel. Todos los edificios brillaban exhibiendo su poderío con potentes luces de neón.


La noche es larga en Las Vegas pero nosotros preferimos la tranquilidad de nuestra habitación y la quietud de su enorme y cómoda cama.
Ver Etapa: LAS VEGAS. Mitad Sur del Strip. The Reve. Fremont Street.



Etapas 1 a 3,  total 21
 1  2  3  ..  7  siguiente siguiente



Votaciones al diario
  Puntos Votos Media
Mes actual 0 0
Mes anterior 5 1
Total 85 17
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 659 Visitas mes actual: 699 Total visitas: 7343

  Últimos comentarios al diario  EN RUTA POR LOS PARQUES DEL SUDOESTE DE USA
Total comentarios 26  Visualizar todos los comentarios

Isla74  Isla74  31/01/2017 12:31   
Fantástico diario! gracias por compartirlo!. Me ha traído muchos recuerdos!!
Sin duda un destino que invita a volver....aunque ahora con el nuevo presidente...personalmente me invita menos Trist
Te dejo todas las estrellitas por el magnífico curro y mucho tiempo dedicado.
Saluditos!

alejandria  alejandria  31/01/2017 21:31   
Gracias Isla. Tienes razón, es un destino que te vuelve a llamar. Luego están los imponderables que te ayudarán, o no, a volver. Esperemos que no se prolonguen mucho.

alfredlanda  alfredlanda  15/06/2017 12:34   
Comentario sobre la etapa: Algo de la Ruta 66 y Gran Cañón del Colorado: Hermits Rest Route
Me viene genial para preparar la escapada que haremos en agosto, para ver en que miradores merece la pena bajarse y en cual no, THANKSSSS Sonriente

alfredlanda  alfredlanda  15/06/2017 12:44   
Comentario sobre la etapa: LAS VEGAS. Mitad Sur del Strip. The Reve. Fremont Street.
Como mola Las Vegas, el de Le Reve es espectacular, alucinamos viéndolo también, asi como un concierto de Celine Dion en el Caesars; aun estoy decidiendo cual ver éste año Guiño

alejandria  alejandria  15/06/2017 22:05   
alfredlanda, por lo que comentas vuelves a la Costa Oeste de USA. No se que tiene que la mayoría vuelven y en general todos queremos volver.
Gracias por tus comentarios

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ

Foros de Viajes
Itinerarios-Rutas Tema: Ruta por la Costa Oeste USA en 18-20 dias
Foro Costa Oeste de USA Foro Costa Oeste de USA: Viajar a la Costa Oeste de USA: Los Angeles, San Francisco, Gran Cañon, Seatle, Las Vegas...
Ultimos 5 Mensajes de 1149
432076 Lecturas
AutorMensaje
Milo88
Milo88
Indiana Jones
Indiana Jones
Sep 05, 2012
Mensajes: 1534

Fecha: Mar Jul 25, 2017 11:13 pm    Título: Re: Ruta por la Costa Oeste USA en 18-20 dias

Técnicamente está bien, aunque quizás el punto más flojo sea el día de MV-Arches, que del segundo verás poco, porque encima sierra a las 7 si no es fin de semana.
Zicc
Zicc
Silver Traveller
Silver Traveller
Jul 22, 2015
Mensajes: 17

Fecha: Mie Jul 26, 2017 11:29 am    Título: Re: Ruta por la Costa Oeste USA en 18-20 dias

Phisallis, estoy de acuerdo con Milo. Tu ruta precisaria mas dias para disfrutar pero si no tienes mas dias disponibles esta muy bien aunque deberás levantarte muy pronto (6.00 h), como sugerencia. Si me permitis yo haria lo siguiente: Dia 6: Hacer Antelope, horseshoe y Monument Valley por la tarde, intenta estar sobre 15-16 h y te quedas a dormir ahí o en Mexican Hat. Asi ganas lo que vas a necesitar en Arches. Dia 7: Muy temprano por Monticello llegas a Arches y puedes hacer también la escenica Island in the Sky de Canyolands. Está cerca y lo puedes hacer despues de comer,. A...  Leer más ...
Physalis
Physalis
New Traveller
New Traveller
Jul 25, 2017
Mensajes: 2

Fecha: Mie Jul 26, 2017 01:39 pm    Título: Re: Ruta por la Costa Oeste USA en 18-20 dias

Muchas gracias a los dos por los consejos. Meteré Monument Valley para ver el 6º día por la tarde y dormir allí, y así al dia siguiente tendremos más tiempo para Arches y Canyonlands. Respecto a dormir en Las Vegas el 10º día, en principio no lo consideré por temor a que haya mucha retención de tráfico para entrar en Las Vegas por ser un sábado por la noche, pero no sé si esto es así.
Milo88
Milo88
Indiana Jones
Indiana Jones
Sep 05, 2012
Mensajes: 1534

Fecha: Mie Jul 26, 2017 03:38 pm    Título: Re: Ruta por la Costa Oeste USA en 18-20 dias

Solo un par de puntualizaciones:
- Por fechas, la llegada a Arches es el miércoles 30 de agosto. Con las obras del parque debes estar fuera del mismo a las siete de la tarde, con lo que no es posible ver el atardecer en Delicate ni en ningún otro punto del parque.
- La Big sur está cortada por obras:

Big Sur: obras/ cortes de carretera en la Highway 1

Justo al sur de sitio que recomiendas para comer, con lo que habría que dar la vuelta hacia atrás hasta Monterey para dirigirte al sur por la 101, por el interior.
Zicc
Zicc
Silver Traveller
Silver Traveller
Jul 22, 2015
Mensajes: 17

Fecha: Jue Jul 27, 2017 01:00 pm    Título: Re: Ruta por la Costa Oeste USA en 18-20 dias

Buena puntualitzación Milo, no sabia lo de las obras en Arches y lo del corte de la Big Sur (no sé si puede reconectar en algún punto de la ruta porque esa zona es muy bonita). Por tanto podria hacer Arches todo el día hasta las 18 h y después ir al sky de Canyonlads y ver el anochecer para volver a Moab a cenar y dormir. Cuando salga de Moab para ir a Capitol Reef y para conectar con la 70 puede subir por una escenica excepcional, de las que mas me han gustado en USA (mejor que la 12) que es la 128 que llega a Cisco. Puedes parar en Red Cliffs Lodge un rato y contemplar el...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ

Mostrar/Ocultar Galería de Fotos



All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad