Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Costa este de Madagascar -Diarios de Viajes de Madagascar- Kambei
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Costa este de Madagascar  -  Localización:  Madagascar  Madagascar
Descripción: Viaje de 3 semanas por la costa este de Madagascar
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:

Índice del Diario: Costa este de Madagascar


Etapa: Costa este de Madagascar en 3 semanas  -  Localización:  Madagascar Madagascar
Fecha creación: 10/01/2017 14:57  
Compartir: 
Compartir:
Explicaré muy resumidamente, sin fotos ni anécdotas irrelevantes, el viaje que hice recientemente a Madagascar el mes de septiembre. En el viaje buscamos fundamentalmente naturaleza y animales raros, y algo de paz y soledad, así que la costa este, por ser la de más difícil acceso y por tanto, la menos concurrida, era la zona ideal de la isla para lo que queríamos, asumiendo por supuesto, todos los inconvenientes derivados de las malas infraestructuras y del clima.

El resumen del viaje fue el siguiente: Llegada a Antananarivo, carretera hacia Andasibe (Analamazoatra y Mantadia), seguir hacia el este hasta Tamatave, avión a Saint Marie - Ille aux Nattes, vuelta en mar hacia Soanierana-Ivongo y hacia Maroantsetra, visita a Nosy Mangabe, Masoala y Farankaraina, y vuelta a Antananarivo.

D1: Llegada a Antananarivo
De madrugada, tramitar el visado, comprar una SIM, cambiar dinero y el transporte del hotel nos espera para llevarnos hacia allá. Hotel Maison Lovasoa, muy recomendable, bastante céntrico.

D2: Antananarivo
La ciudad es horrible. Después de desayunar, apenas damos un paseo por el mercado, la avenida de la independencia y las calles colindantes. La contaminación es asfixiante, y después de tomar algo en una terraza apartada, comemos allí mismo y nos volvemos al hotel. Pasamos la tarde planificando el viaje. La dueña del hotel nos reserva amablemente habitación en el Feon'ny Ala de Andasibe, donde iríamos al día siguiente. Cae el primer ron del viaje.

D3: Andasibe
Llegamos a Andasibe casi a mediodía. La reserva estaba correcta y nos hospedamos en uno de los bungalows de la zona más alta. Comemos (decentemente) y damos un paseo hasta la entrada del parque. Por el camino nos intercepta un guía que nos explica precios, recorridos, etc. Quedamos con él al día siguiente a primera hora de la mañana. De vez en cuando se escucha la llamada de los indris entre la vegetación del parque. Incluso así, ya causa impresión.

D4: Reserva de Analamazoatra
Llegamos puntuales a nuestra cita con Richard (un hombre de pocas palabras). Hacemos un recorrido de unas 4 horas por el parque. Amenaza lluvia, pero nada serio. La visita al parque es maravillosa, vemos indris en todo su esplendor, multitud de sifakas de diadema (a menos de 2 metros), algunas especies de aves esquivas, lémures nocturnos grises durmiendo entre recovecos, algunos búhos también haciendo la siesta, etc. Volvemos al hotel muy satisfechos y un poco mojados. Comemos y descansamos en el bungalow, aunque la cama no es gran cosa, y sospecho que había pulgas. Anochece rápidamente.

D5: Parque Nacional de Mantadia
Nuestro guía nos viene a buscar con un colega suyo que lleva un 4x4 destartalado. Vamos hacia el parque Nacional de Mantadia, mucho más grande que Analamazoatra, pero también más virgen, donde es más difícil ver animales. El viaje es un traqueteo constante por un camino indecente. Tardamos como 2 horas en llegar. El guía tenía razón, apenas vemos animales, sin embargo, estamos completamente solos en el bosque, sólo se escucha el crujir de nuestras botas al caminar y los diversos sonidos de la fauna de Mantadia: algún indri de vez en cuando, los graznidos de los lémures blancos y negros, algún ave exótica... La excursión dura toda la mañana, es más fatigosa que la del día anterior, la pista está embarrada y resbaladiza, llena de raíces y piedras sueltas, con mucho desnivel, pero se puede hacer perfectamente. De camino al coche, vemos unos escarabajos jirafa. ¡Mi primer objetivo cumplido! Me emociono tanto al verlos que no paro de hacer fotos.
Comemos de nuevo en el hotel después de otra larga travesía llena de traqueteos a 5 km/h. Nos despedimos de Richard y de su inefable conductor.

D6: Llegada a Tamatave
Tamatave es una parada técnica en el viaje, ya que no es posible llegar a Saint-Marie de otra forma si no es yendo a la capital y coger un avión. El viaje es largo y pesado, pero lo que llama la atención es el paisaje desolador: kilómetros y kilómetros de pradera, tierra quemada y campos malgastados de cultivo donde antaño había grandes extensiones de bosque tropical. Realmente impactante.
Tamatave es bulliciosa como Antananarivo, pero menos intimidante. Nos hospedamos en el Hotel Joffre, único sitio donde nos aceptaron tarjeta de crédito en todo el país. El alojamiento más cómodo del viaje. Realmente lo necesitábamos después de la experiencia del Feo'ny Ala y sus colchones deformables de paja (y alguna pulga).
Pasamos la tarde recabando información sobre la siguiente etapa del viaje. Vamos a la oficina de Melissa Express vía tuk-tuk. No se enteran ni ellos de los horarios. Queremos ir de Ambodifotatra a Maroantsetra por mar. Por mail me dijeron que los lunes salía un barco, pero me lo desmienten en la oficina. Tenemos que ir el miércoles, lo que nos obliga a quedarnos dos días más en la isla. Lo pensamos (el maldito barco tampoco es barato).
Vamos a la estación de taxi-brousse. Intentamos informarnos sobre hacer la RN5, pero los precios son prohibitivos, no nos aseguran que en Soanierana-Ivongo tengamos plaza y después de ver esos vehículos... Igualmente, saliendo el miércoles de Saint-Marie, necesitábamos unos 3-4 días para llegar a Maroantsetra, lo que nos dejaba cero margen de maniobra.
Tomamos una decisión difícil: ir en barco desde Saint-Marie hasta Soanierana, y de allí nuevamente en barco hasta Maroantsetra, sin posibilidad de pararnos en Mananara a ver el aye-aye.

D7: Llegada a Saint Marie
El avión de Air Madagascar sale puntual como un reloj a las 13:30h (no es coña) de Tamatave y aterriza en el aeropuerto de Saint-Marie sin contratiempos. El aeropuerto es como una estación de autobuses pequeñita.
Nos alojamos en Les Lemuriens, que no está en Saint-Marie sino en Ille aux Nattes. Nos vienen a buscar los del hotel con pancartas, la encargada habla muy bien inglés. El hotel está como en el paraíso. No hay nadie más que nosotros, la calma es total. Esto es lo que buscábamos.
Resumo la estancia en Ille aux Nattes ya que nos dedicamos básicamente a no hacer casi nada, aprovechando la extrema tranquilidad de la zona:

D8-D9-D10-D11-D12-D13: Ille aux Nattes
Snorkel, explorar la isla a pie (un par de horas), excursión en kayak alrededor de la isla, comer bien (aquí se come bien), desayunos al amanecer. Lo más cercano al paraíso que he estado nunca. Sobre todo porque no había ni un alma. Dos noches sin ningún otro huésped más que nosotros. Los lémures blancos y negros que nos hacían una visita cada día a la hora de comer, el atardecer absolutamente espectacular desde esa localización... Afortunadamente el clima nos respetó los días puesto que no llovió ni una gota.
Inicialmente debíamos pasar 5 noches, pero los horarios del Melissa Express nos obligaron a alargar la estancia 2 noches más.

D14: Soanierana-Ivongo
Salimos de Les Lemuriens a las 04:30h de la mañana. Llegamos al puerto de Ambodifotatra sobre las 06:30h. Sorpresa, Melissa Express no sale ese día. Aquí empieza el viaje hardcore.
Por suerte, nos meten en el barco de otra empresa.
Soanierana-Ivongo es un pueblucho nada agradable donde nos vemos obligados a pasar el día, ya que el barco hacia Maroantsetra sale a medianoche. Las opciones de hospedería son, por decirlo de alguna manera, muy básicas. Elegimos el Hotel Concorde.
Tomando una cerveza en una terraza minúscula, observamos la locura en la calle que lleva al puerto, llena de taxi-brousse cargando y descargando turistas y equipajes que dura hasta bien entrado el mediodía. Después de eso, no queda ni un turista en todo el pueblo.
El encargado del muelle del Melissa Express nos confirma que efectivamente, esa noche sale un barco hacia Maroantsetra. Hacemos tiempo hasta medianoche cuando el propio empleado nos viene a buscar al Hotel y vamos para allá cargados con las mochilas.

D15: Llegada a Maroantsetra
El viaje en barco, que dura toda la noche, es durísimo. A las 09:30h de la mañana llegamos y no había sentido tanto alivio al salir de esa lata flotante en mi vida. Estamos agotados, así que con un taxi destartalado vamos al Hotel Coco Beach sin reserva, pero tienen sitio de sobra. Allí conocemos a Nico, nuestro guía en los siguientes días. Conocerlo fue lo mejor que nos pudo pasar. Acordamos los destinos de los siguientes días. Visitaremos Nosy Mangabe (camping), 3 días en Masoala y último día en Farankaraina, una reserva privada para ver al esquivo aye-aye, que no conocíamos, y que sustituye maravillosamente bien a Mananara.

D16: Nosy Mangabe
Llegamos a la isla a primera hora de la mañana. El viaje es rápido ya que la isla está muy cerca de la costa. Hacemos un par de excursiones con Nico, que habla perfectamente inglés. Camaleones pigmeo, multitud de especies de ranas, geckos cola de hoja camuflados... La isla es una delicia. Nuevamente, somos los únicos huéspedes y la sensación de soledad y paraíso es única. Dormimos en tienda con el ruido de la selva y del mar de fondo.

D17: Llegada a Masoala
Nos hospedamos en Tampolo Lodge, propiedad de un italiano y de un par de colegas suyos que se pegan allí una vidorra. Nuevamente, no hay nadie más que nosotros, y lo apartado del lugar hace que tengan que traer las provisiones y la comida especialmente para nosotros. El sitio no puede ser más bonito: una playa virgen totalmente deshabitada, la desembocadura de un río en un pequeño meandro y la selva detrás. Esa tarde hacemos una pequeña excursión en canoa por el río; camaleones, aves pescadoras... A medio recorrido se pone a llover suavemente, y la estampa es preciosa, con el repiqueteo de la lluvia de fondo.
Por la tarde nos acercamos a Masoala y hacemos un pequeño recorrido. El bosque es espectacular, muy frondoso y tupido, con árboles altísimos y multitud de riachuelos.
Por la noche, caen unos ronazos con Nico y los italianos.

D18: Masoala
Excursión por el parque de Masoala. Tampolo Lodge está lejos de la entrada del parque y para llegar tenemos que vadear dos ríos y recorrer varias playas.
No tenemos suerte este día, ya que no conseguimos ver ningún lémur de collar rojo, nuestro principal objetivo, pero sí podemos ver, después de mucha paciencia y algunas picaduras de insecto, a un vanga de casco construyendo el nido (estamos a principios de octubre) y otras especies de aves y algún camaleón.
La vuelta por las playas es fatigosa y larga. Comemos muy bien en el Tampolo Lodge y el resto de la tarde me dedico a nadar y hacer snorkel en esa playa maravillosa (reserva marina). Anochece rápidamente, y nada mejor que unos vasos de ron aromatizado por la noche para acabar el día.

D19: Masoala
Último día en Masoala, y última oportunidad para ver lémures de collar rojo. Esta vez llegamos al parque rápidamente en bote a primera hora de la mañana y nos pasamos allí 7 horas. Esta vez sí que los vemos. A unos 15-20 metros de altura, en los árboles, allí estaban, poniéndose morados a fruta, un grupo de 4 lémures de collar rojo. Objetivo cumplido. Nos quedamos mirándolos y haciendo fotos casi 45 minutos. Después al final del recorrido, volvimos a ver un lémur de collar rojo solitario. Maravilloso. Para mí, poder ver a estos animales endémicos en su hábitat supone la razón de ser de este viaje, y hace que la travesía en barco de hacía 4 días haya valido la pena.
De vuelta al Tampolo, pasamos el resto del día descansando y disfrutando de este irrepetible paisaje. El cielo absolutamente despejado y estrellado al ocultarse el sol hace que podamos ver la Vía Láctea perfectamente nítida.

D20: Vuelta a Maroantsetra y Llegada a Farankaraina
Después de llegar de nuevo al Coco Beach, quedamos con Nico a mediodía para ir a la reserva privada de Farankaraina. Está situada al este de Maroantsetra, después de atravesar una enmarañada red de canales naturales entre cañizales y campos de cultivo. Hay equipamiento para camping, aunque nosotros no tenemos intención de pasar la noche. Nuestro objetivo es ver un aye-aye en libertad. Nico no asegura que lo ha conseguido en 49 visitas de 50 que ha ido, así que las opciones están de nuestro lado.
En pena noche vamos con Nico y el dueño del parque (un maromo intimidante de 2x2, pero bastante del buen rollo) a buscar algún aye-aye. Después de unas horas dando vueltas, escuchando los sonidos en las copas de los árboles, esperando en silencio en completa oscuridad, inspeccionando las frutas mordidas que caían de los árboles, al fin lo vimos: como un espectro silencioso, asomó por un hueco de la copa de un árbol, a 15 metros de altura, lo vimos al completo, nos devolvió la mirada unos instantes, y volvió después a desaparecer entre las ramas. Para nosotros fue un momento inolvidable. El mejor broche que podíamos ponerle al viaje. ¡Habíamos visto un aye-aye en libertad! Nico estaba exultante y nosotros también.
La vuelta en canoa a medianoche en plena oscuridad y lloviendo ligeramente fue larga y pesada, pero nada importaba ya, pues había visto uno de los animales más raros del mundo en libertad.

D21: Vuelta a Antananarivo
Air Madagascar tiene muy mala fama, y con razón. Ningún problema para ir a Saint Marie, pero volver a la capital desde Maroantsetra, eso era otra historia. Cambio de avión a última hora (de 70 plazas, pasamos a 15, una avioneta), retraso acumulado de varios días, ninguna solución. Resultado: llegamos 3 horas y media antes de que saliera el vuelo y ya no hay plazas. Sin entrar en detalles del caos y la desesperación que ello suponía, Nico se preocupó tanto por nosotros, que vino a buscarnos al aeropuerto, y de forma milagrosa, nos pudo meter en la avioneta en el último momento. Para que conste, el vuelo inicialmente salía a las 12:40h. Salió a las 11:10h. Lo que debía ser un avión de hélices de unas 70 plazas, acabó siendo una avioneta de 15 asientos. De vuelo directo, pasamos a hacer escala de varias horas en Tamatave. Todavía no sé cómo, pero llegamos a Antananarivo por la noche sin saber muy bien qué había pasado, ni qué había hecho Nico para que nos metieran en esa avioneta, pero lo importante era que habíamos vuelto. Volvemos al Hotel Maison Lovasoa, donde ya nos estaban esperando.

D22: Antananarivo y vuelta a España
Dado que la ciudad es horrible, no nos apetece en absoluto salir a dar una vuelta, así que nos pasamos el día en el hotel, algo que jamás he hecho en ningún viaje. Por la noche nos vamos al aeropuerto y volvemos a España.

Algunas cosas a comentar sobre Masoala y Maroantsetra (ya que hay poca información al respecto):
- Es un sitio definitivamente maravilloso y único para los amantes de la naturaleza, y que definitivamente merece la pena. Está muy poco transitado y es probable que apenas haya ningún turista más. La fauna que se puede observar allí es casi toda endémica y rara.

- Llegar a Maroantsetra es un dolor. Air Madagascar no es de fiar y es carísimo. Por tierra es impracticable y mucho más caro, y por mar es agotador, incomodísimo, pero mucho más barato. Las opciones que tiene uno para llegar a Maroantsetra son, obviando rutas a pie:

Desde la capital en avión. Nosotros estuvimos solos todos los días en el Tampolo Lodge porque una pareja de italianos debía venir al segundo día con Air Madagascar. Con eso lo digo todo. Si se opta por esta solución, no queda más remedio que preveer unos días de margen antes y después por si hacen perrerías con los vuelos. Generalmente cuando uno va de viaje, no se puede permitir 6 días de incertidumbre.

Desde Tamatave por carretera. Hay varias compañias que hacen el recorrido por la RN5 hacia Maroantsetra en taxi-brousse. Pero hay que tener en cuenta que: son varios días de 15-16 horas embutidos ahí dentro, supongo que durmiendo al raso o similar, como haga mal tiempo o llueva, o se rompa una rueda, cagada. Muy importante saber que desde Tamatave, los transportes suelen ir llenos, así que si se tiene la intención de empezar el tayecto desde Soanierana-Ivongo, hay que reservar plaza por adelantado como se pueda. Otra opción por carretera es transporte privado, pero es muy muy caro igualmente (alguna agencia de viajes me pedía 2500€, sin contar alojamientos, ni comida, ni nada más). Alguna agencia local de taxi-brousse puede organizarte el viaje, si estás dispuesto a pagarlo o a regatear a muerte el precio. Algunas empresas que lo hacían era Kofiman y Kofifen.

Por barco es durísimo, pero es lo más rápido y fiable, y lo más barato si lo comparas con el avión y el coche. Melissa Express hace el recorrido desde Soanierana-Ivongo hasta Maroantsetra varias veces a la semana. Hay que asegurarse de que el día que se llega a Soanierana, hay barco de salida a Maroantsetra, porque, creedme, Soanierana no es un sitio agradable en el que quedarse atascado. El barco sale de madrugada y llega por la mañana, así que si se llega desde Saint-Marie por ejemplo, estás obligado a pasar allí la noche hasta que el barco sale. Dado que que el barco salga o no depende las mareas y del clima, la salida puede retrasarse varias horas (nosotros salimos a las 01:30h). El viaje está muy lejos de ser incómodo (para mal): el barco va hasta las trancas de gente, los asientos son estrechísimos e incómodos, y el barco se mueve de la hostia en alta mar. No se para, y va directo al destino, así que como te marees la llevas cruda. Hay tanta gente, que en caso de naufragio, no se salva ni el tato allí dentro. No había ni un turista, todo gente local, que empezó a marearse a saco en cuanto nos daban las olas de lado justo antes de entrar en la Bahía de Antongil. Si no se tiene sangre de marinero, puede convertirse en una pesadilla de 9 horas. Y aún así, diría que es la mejor y más fiable manera de llegar a Maroantsetra.

- En Maroantsetra sólo hay un sólo cajero, que permite sacar unos 120€ al cambio de una tacada, un máximo de 4 veces al día. Ojo con esto, porque quedarse allí sin efectivo es quedarse tirado completamente sin nada que hacer, porque no aceptan tarjetas de crédito en ningún sitio. Para más inri, los cajeros tienen la desagradable costumbre de quedarse sin dinero de forma frecuente (yo saqué 3 veces dinero y agoté todos los billetes de la máquina).

- Yo me alojé en el Tampolo Lodge en Masoala, pero hay más opciones. Todas son muy caras, pero es lo que hay. Delante del Coco Beach hay un cobertizo de madera con la oficina de información del Tampolo Lodge. Si se opta por este alojamiento, hay que tener en cuenta que es el más alejado de la entrada del parque, pero también el que está en la localización más bonita. Sólo ir y volver del parque puede llevar unas 3 horas andando. Se puede intentar pactar un transporte con barca en la propia oficina del Tampolo en Maroantsetra, o hablarlo con el guía (imprescindible contratarlo todos los días que se esté en el parque). Si se va a pie, hay que vadear, mínimo, dos ríos. Eso significa cambio de calzado y pantalones (yo me quitaba pantalones y zapatos y los cruzaba en gayumbos; con la cámara y los objetivos ya llevaba suficiente peso como para cargar con otro calzado o una muda seca). El lecho es arenoso, así que no hay problema en ir descalzo.

- Si se quiere ver aye-ayes, no hay mucha opción desde que los parques nacionales cierran por la noche por orden gubernamental. Hay que recurrir a reservas privadas. Los mejores sitios son Mananara, que es muy complicado llegar allí, ya que sólo se puede ir por tierra, y Farankaraina. Este último tiene instalaciones para acampar y está relativamente cerca de Maroantsetra. Hay que hablarlo con el guía, pero es mucho más accesible y el avistamiento está casi asegurado.

De la ruta explicada, y a posteriori, no habría cambiado nada, si acaso hacer el viaje a Maroantsetra por tierra desde Tamatave si hubiéramos podido salir el día previsto de Saint-Marie. Ese retraso de dos días no nos permitía arriesgarnos a un viaje por carretera de duración indeterminada. También habría hecho noche en Farankaraina y de allí, directos al aeropuerto de Maroantsetra a primerísima hora de la mañana, así nos hubiéramos ahorrado la noche en el hotel, pero ya no venía de allí.

Saludos
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Costa este de Madagascar en 3 semanas



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 5 1
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 78 Visitas mes actual: 41 Total visitas: 1635

  Últimos comentarios al diario  Costa este de Madagascar
Total comentarios 1  Visualizar todos los comentarios

marimerpa  marimerpa  11/01/2017 17:44   
Gracias por este resumen de tu fantástico viaje. Saludos

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Madagascar
Foro Africa del Este Foro Africa del Este: Viajes por Kenia, Etiopía, Tanzania, Somalia, Uganda, Djibuti, Madagascar...
Ultimos 5 Mensajes de 422
247875 Lecturas
AutorMensaje
Blito33
Blito33
New Traveller
New Traveller
Sep 17, 2017
Mensajes: 3

Fecha: Jue Oct 19, 2017 08:27 pm    Título: Re: Viajar a Madagascar

Hola Silver Traveler! Te aconsejo pagar por Ariary. Lo mejor es reservar de antemano el barco en vez de pagarlo cuando llegarás allá porque te saldrá más caro si lo haces una vez en el sitio.

Saludos
Javier300
Javier300
Experto
Experto
Sep 23, 2012
Mensajes: 196

Fecha: Jue Oct 19, 2017 08:36 pm    Título: Re: Viajar a Madagascar

Para OscarCris Si haces reserva antes de ir, te aseguras el precio y probablemente puedas pagar en ambas monedas. Creo que la opción de contratarlo allí es "ligeramente" más arriesgada. Pero no vas a tener problema y podrás negociar sobre el terreno, asi que seguramente obtendrás mejor precio. Lo de pagar en Ary o €, es más cuestion de tamaño de bolsillo. Calcula que en los bancos puedes sacar 400.000 ary cada vez máximo (40 billetes de 10000), pero puedes sacar varias veces. Son unos 110€. Si vas a hacer un gasto grande como ese, te recomiendo llevar cambiado desde el aeropuerto...  Leer más ...
GasyViajes
GasyViajes
Silver Traveller
Silver Traveller
Sep 17, 2017
Mensajes: 19

Fecha: Vie Oct 20, 2017 01:36 am    Título: Re: Viajar a Madagascar

Hola a este temporada de lluvia te aconsejo contratar con un chalan y es mas seguro. Claro puedes pagar en Euro o en Ariary en el sitio.
Pero no hace falta que lleva encima tantas sumas. Lo que nosotros suele hacer es coger lo necesario para hacer el descenso y el dinero para el tsingy y Morondava. Luego cuando subamos en Antsirabe o Llegamos enMorondava alli sacamos dinero con cajero del banco o con TPE.
jazmin908
jazmin908
Travel Adict
Travel Adict
Sep 25, 2013
Mensajes: 74

Fecha: Mar Oct 24, 2017 05:15 pm    Título: Re: Viajar a Madagascar

Muy buenas a tod@s; recién llegados de Madagascar me gustaría dejar aquí mi aportación de lo visto y lo vivido durante estos 24 intesísimos días. Lo primero es advertir a futuros viajeros que tengan inquietudes o especial sensibilidad con temas humanitarios o medioambientales, que puede resultar un viaje muy duro. De la naturaleza exótica y exuberante que ha dado lugar a especies únicas en el mundo, tanto en flora como en fauna, apenas queda nada. Todos sabemos lo de los problemas de la deforestación, pero no te puedes hacer una idea hasta que lo ves, no hay nada, absolutamente nada...  Leer más ...
spainsun
spainsun
Site Admin
Site Admin
Sep 01, 2000
Mensajes: 69466

Fecha: Mie Oct 25, 2017 12:10 am    Título: Re: Viajar a Madagascar

Gracias por dejarnos tu experiencia a la vuelta y tan buena información en varios hilos, @Jazmin908. Amistad
Seguro que ayuda a futuros viajeros. Aplauso
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad