Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


CHINA y FILIPINAS con nuestra hija de de 3 años (En construcción) -Diarios de Viajes de China- Dololy
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: CHINA y FILIPINAS con nuestra hija de de 3 años (En construcción)  -  Localización:  China  China
Descripción: 20 días de viaje recorriendo algunos de los lugares más turisticos de China y una semana de relax en la Isla de Bohol (Filipinas), acompañandos de nuestra hija: Pekín, Fenghuang, Guilin, Yangshuo, Hong Kong, Bohol (Filipinas) y Shanghai.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 8
 1  2  3  siguiente siguiente



Etapa: China y Filipinas: ITINERARIO Y DATOS PRÁCTICOS  -  Localización:  China China
Descripción: ITINERARIO Y DATOS PRÁCTICOS de nuestro viaje por China y Filipinas con nuestra hija de 3 años. Destino, visados, recomendaciones, transportes, comida, restaurantes, alojamiento, dinero, cambio y precios, Población local
Fecha creación: 02/11/2017 10:29  
Compartir: 
Compartir:
- Fechas del viaje:

Del 17 de Agosto al 5 de Septiembre de 2017.

- Itinerario previsto:

Día 1-2: Madrid – Pekín.
Día 3: Pekín.
Día 4: Pekín.
Día 5: Pekín - Fenghuang.
Día 6: Fenghuang - Guilin
Día 7: Guilin – Yangshuo.
Día 8: Yangshuo
Día 9: Yangshuo - Guilin
Día 10: Guilin – Hong Kong
Día 11: Hong Kong
Día 12: Hong Kong – Cebu - Bohol
Día 13: Bohol
Día 14: Bohol
Día 15: Bohol
Día 16: Bohol - Cebu
Día 17: Cebu - Shanghai
Día 18: Shanghai
Día 19: Shanghai
Día 20: Shanghai - Madrid

Para llegar al itinerario final tuvimos en cuenta las siguientes premisas para nosotros fundamentales:

1º) Viajamos con una niña de 3 años que, aunque está ya muy acostumbrada a estos viajes, requiere de sus descansos y comodidades.
2º) Queríamos visitar China pero sin renunciar a pasar unos días de relax en la playa. Esta es la razón por la que decidimos combinar China con Filipinas, y resultó un gran acierto. En Filipinas nos decantamos por Bohol, porque sólo teníamos 5 días, lo que hacía imposible ir al El Nido y Port Barton, y porque Bohol para esos pocos días ofrecía muchos atractivos a parte de la playa (Esnórquel en Balicasag, Chocolate Hills, Tarsiers, Rio Loboc, Cascadas …).
3º) Aprovechando que el precio del vuelo apenas se encarecía, optamos por entrar por Pekin y salir por Shanghai, lo que nos permitía conocer ambas ciudades.
4º) Después de ver algunas fotos de Fenghuang, nos empeñamos en meterlo en nuestro itinerario aun cuando ello supusiera tener que levantaron un día a las 3:00 de la mañana para coger el vuelo Peking-Fenghuang, y luego tomar un bus de 6 horas, que al final resultaron 8 horas, para llegar al día siguiente a Guilin. La paliza mereció la pena, y la volveríamos a repetir.
5º) Sabíamos que Yangshuó era uno de los platos fuertes del viaje y merecía su tiempo. Le hubiéramos dedicado un día más de haber podido.



- Elección del destino:


Como de costumbre, elegimos nuestro viaje en función, no sólo de nuestras preferencias, sino también de la oferta aérea del momento. Para este año barajábamos también como opciones volver a Indonesia, conocer Malasia, o hacer nuestro siempre pendiente viaje a Perú. Para cuando Martina sea más mayor quedan destinos en mente como Laos, Etiopia, Tanzania, Namibia, Tíbet y Bhutan...

El caso es que, conociendo prácticamente todo Asia e India, nos apetecía mucho recorrer China, al menos la parte más turística, combinando grandes ciudades como Shanghai o Hong Kong, con zonas rurales más o menos conocidas (Yangshuo y Fenghuang), y como no, Pekín, con la Gran Muralla y la Ciudad Prohibida. Para otra ocasión dejamos la zona de Yunnan y Tibet. Además, como siempre nos gusta pasar algunos días de playa, que mejor que hacerlo en Filipinas, de la que no parábamos de oír buenas palabras, como último reducto del sudeste asiático con playas paradisiacas aún por descubrir, y muy buenas conexiones con Hong Kong.

Así las cosas, poco dudamos cuando en Febrero vimos una oferta para viajar con Finnair, a China, entrando por Pekín y saliendo por Shanghai. Fueron 470 € por persona.



- Visados:


Si hay algo que a más de un turista le puede hacer repensarse viajar a China es el precio del visado. A nosotros, que tenemos la suerte de vivir en Madrid, y no nos tienen que enviar el visado por correo, la broma nos salió por 126 €/persona (www.visaforchina.org/). Por cierto, los niños pagan lo mismo que los adultos. Y para colmo, hay perder un buen rato en rellenar el extenso formulario de solicitud donde te preguntan por todo tipo de vicisitudes del viaje que pretendes hacer, así como otros datos de tu vida privada. Hay que prestar especial atención en las entradas y salidas del país que pretendes hacer, y los días que vas a estar en cada lugar.

Para viajar a Filipinas, no hace falta tramitar el visado previamente, se concede directamente en el aeropuerto de forma gratuita.



- Consejos, recomendaciones y aplicaciones para viajar a China (y Filipinas):


1º) Llevar todos los destinos, hoteles y direcciones escritos en Chino, porque la inmensa mayoría de la población no habla, ni entiende, nada de inglés.
2º) Instalar en el móvil el traductor de Google, con el diccionario chino offline. Es realmente útil, y te sacará de más de un apuro. No sé porque motivo el traductor de imágenes y el de voz simultanea no siempre funcionaban cuando no había wifi. Los chinos están muy familiarizados con estos traductores. Una vez allí me instalaron otro que utilizan ellos que se llama Youdao, y que funciona incluso mejor.
3º) Otra aplicación que a nosotros siempre nos funciona muy bien es el Maps.Me. Se trata de un GPS, con mapas offline, muy completo y eficaz, sobre todo para situarte y planificar rutas a pie.
4º) Si quieres usa Facebook, Twitter, Instagram… tienes que llevar instalado en el móvil una aplicación VPN, porque el gran firewall chino imposibilita la conexión a estas redes sociales y servicios de Google. Es curioso, pero en este tema, como en algún otro, los chinos viven en una realidad paralela y tienen sus redes sociales, aplicaciones y buscadores propios. Todo el mundo recomienda Express VPN, de pago a partir del octavo día. Nosotros utilizamos también, una aplicación gratuita llamada Turbo VPN que nos funcionó muy bien.
5º) No fiarse nunca de las distancias aparentes de los mapas. Siempre todo está mucho más lejos de lo que parece en el mapa, sobre todo en Pekín.
6º) No dudar en coger taxis, sobre todo en Pekín, donde las distancias son largas y los precios de los taxis baratos.
7º) Armarse de paciencia. En China hay muchos Chinos, muchísimos, y para colmo se concentran en los lugares turísticos, a los que tienen por costumbre acudir con sus maletas ¿Es necesario ir a la Ciudad prohibida con la maleta? Por cierto, no olvides madrugar para visitar la ciudad prohibida si no quieres quedarte sin entrada.
8º) Como en todo en la vida, ir con la mente abierta y dejar los prejuicios en casa.



- Transporte:


- Vuelos internacionales: Madrid – Pekin - Shanghai – Madrid. Volamos con Finnair por 470 € por persona. Nada que ver con Qatar, Emirates, Etihad o incluso Lufthansa. Se echa de menos que ofrezcan al menos agua y entretenimiento multimedia en los trayectos Madrid-Helsinki-Madrid. En los trayectos intercontinentales, dan una comida algo justa y bebidas a discreción.
- Vuelo Pekin – Tongren (Fenghuang): Volamos con China Southern reservando a través de Ctrip, ya que el billete sale mucho más barato que comprando en la web internacional de la compañía, y no es posible comprar en la web china, donde los precios son mucho más económicos, porque exigen cuenta corriente en China . El vuelo fue puntual. Los aviones modernos. Fueron 120 € por persona. Desde el aeropuerto de Tongren a Fenghuan fuimos en taxi (1 h 160 Y – 21 €)
- Vuelos Hong Kong – Cebu y Cebu - Shanghai: Con Cebú Pacific a través de su página web. Fueron Se trata de una compañía Low Cost, y aunque los aviones modernos, el bajo precio se deja notar en el poco espacio que hay entre filas, y en que no dan ni una botella de agua. Cobran por el equipaje facturado (15 o 20 Kg) aunque no son rigurosos ni con el peso, ni con el equipaje en cabina. Nos cambiaron el horario del vuelo Cebu-Manila dos meses antes de la salida, adelantándolo 2 horas, lo que nos trastocó bastante los planes. Los billetes costaron respectivamente 87 € y 91 € por persona.
- Bus Fenghuang a Guilin: Compramos el billete con antelación a través de nuestro hotel de Fenghuang que nos ofreció el servicio sin cobrarnos ningún extra por el billete (160 ¥ - 22 € por persona), que también se puede comprar en las taquillas de la estación siempre que haya asientos libres. Comprarlo por adelantado puede evitar la desagradable sorpresa de que no haya billetes para el día elegido, en nuestro caso el autobús iba lleno, y además, si se hace con tiempo, permite elegir los asientos de la primera fila, mucho más cómodos que el resto. Hay un solo autobús diario que cubre el trayecto, saliendo a las 11:00 de la mañana desde ambos destinos (Fenghuang y Guilin). Supuestamente el viaje dura seis horas, con una parada para descansar a mitad de camino de 15 minutos, pero en nuestro caso al final fueron ocho por culpa de las obras que están acometiendo en la parte final del trayecto. Cuando las obras terminen, y se pueda ir todo el trayecto por autovía, me imagino que se recortarán mucho los tiempos, hoy por hoy, sólo la mitad del trayecto se hace por autovía, el resto por carreteras comarcales más bien malas, muchas de ellas con obras e importantes atascos. Hay una alternativa, que quizás hoy por hoy sea más recomendable, y que consiste en ir en taxi o autobús hasta Huaihua (1 hora de camino); y luego encadenar dos trenes de alta velocidad, uno desde Huaihua a Changsha (1h 40´ de trayecto) y otro desde Changsa a Guilin (3h 20´).
- Crucero Luxury Boat por el rio Li desde Guilin a Yangshuo: Lo contratamos a través del hotel de Guilin. El coste fueron 410 ¥ -54 € por persona, pero la niña sólo pagaba 30 Y. El crucero dura 4 horas, e incluye comida, el autobús desde el aeropuerto hasta el muelle, y la vuelta por la tarde hasta Guilin que nosotros no aprovechamos porque nos quedamos a dormir en Yangshuo. Nuestra primera intención era ir hasta el puerto de Yangdi en autobús y allí alquilar una barca de “bambu” hasta Guilin, pero como nos advirtieron en vario sitios no se permite el acceso en estas barcas a niños menores de 7 años, con lo que tuvimos que desistir. La otra opción para hacer el trayecto Guilin-Yangshuo y viceversa es coger alguno de los autobuses que en algo más de una hora y media hacen ese recorrido por tan sólo 22 Y – 3 € por persona. Nosotros utilizamos el autobús para volver de Yangshuo a Guilin.
- Tren de alta velocidad Guilin – Shenzhen: Compramos los billetes a través de Travel China Guide. Optamos por esta compañía en lugar de Ctrip porque si ofrecía la posibilidad de comprar bilelete para niños a mitad de precio, mientras que en Ctrip no hay posibilidad de comprar billete para niño, con lo que tienes que pagar como si fuera adulto. Además, contratamos el servicio de envío de los billetes por mensajería, de forma que cuando llegamos a nuestro hotel de Pekin ya tenían en recepción nuestros billetes de tren sin necesidad de ir a retirarlos a la estación. En uno y otro caso los billetes no salen a la venta hasta que no quedan 30 días. En cuanto a los trenes, muy cómodos y rápidos. Es una fantástica forma de trasladarse desde Guilin a Hong Kong y viceversa en sólo 3 horas. EL precio, includo el servicio de envio, fueron 93 € (dos adultos y una niña).
- Ferry Cebu – Bohol – Cebu: Con la compañía Ocean Jet. El precio del billete en la parte baja con aire acondicionado son 500 P – 8,5 € por persona, la niña no paga. Si se prefiere ir en la planta alta sin aire acondicionado el precio son 400 P – 7 € , es aconsejable para viajar por la tarde noche cuando no hace calor. Además, en el puerto cobran 25 P de tasas por persona, y 50 P por maleta facturable.



- Dinero, cambio y Precios


En China:
Al tiempo de realizar el viaje el cambio oficial era de7,84 Yuanes (¥) por Euro. Nosotros allí conseguimos una media de cambios de 7,56 Yuanes (¥) por Euro.

Optamos por llevar euros desde España e ir cambiando allí. El cambio en el aeropuerto de Pekín es una auténtica estafa, a 7,2 ¥ por Euro con una comisión fija de 60 ¥. Lo mejor es ir al Bank of China y cambiar (1 € - 7,65 ¥), para lo que tienes que rellenar un formulario y presentar tu pasaporte. El trámite es algo complicado, pero cuando te ven cara de extranjero no duda en ayudarte y rellenarte el formulario.

Algunos ejemplos de precios que encontramos durante el viaje: Botella de agua 3 ¥, cerveza 6-15 ¥, comida o cena en restaurante 45-90 ¥/Persona, Sandia partida 5 ¥, café 15-25 ¥/Persona, alquiler de moto de gasolina 100 ¥/Dia, Mango Sake 16 ¥.

En Hong Kong:
Cambiando en metálico conseguimos una media de cambios de 8,68 Dollars de Hong Kong (HKD) por Euro. Hay multitud de casas de cambio en todo el centro de Hong Kong, y el cambio pasado el control de pasaportes chino es aceptable. No así el que ofrecen antes de salir de China.

Algunos ejemplos de precios que encontramos durante el viaje: Botella de agua 9 HKD, Croissant 12 HKD, cerveza 7-12 HKD, bajada de bandera Taxi 9 HKD, cena Mac Donald 30 HKD por persona, comida en restaurante turístico de menú 130 HKD.

En Filipinas:
El cambio oficial era de 61 Pesos (P) por Euro. Nosotros cambiando allí conseguimos una media de 58 Pesos por Euro.

Ejemplos de gastos: Cerveza 40-55 P, comida en restaurante turístico 150-250 P por persona, alquiler de moto 400 P/Dia, gasolina 43 P/Litro, lavandería 60 P/Kg



- Población local:

Oíamos a mucha gente decir que los chino eran bastante groseros y no muy limpios, pero la verdad es que sin perjuicio de tener algunas costumbres y hábitos distintos a los occidentales, nos parecieron en general gente reservada, educada y con un estándar de limpieza que sin ser occidental ya querrían para sí otros países asiáticos. Y si, son bastante educados, tanto que no dudaban en levantarse de los asientos en el metro para dejar que nos sentáramos con la niña, cosa que al menos en Madrid resulta impensable. Siempre que solicitamos la ayuda de alguien se nos ofreció en la medida de lo posible, lo que muchas veces no era fácil porque no hablan nada de inglés, pero al menos lo intentan. Aunque muy tímidos, y serios, son muy curiosos, y no dudan en acerarse para obsérvate cuando ven que eres occidental y vas acompañado de una niña de 3 años, sobre todo en las zonas menos turísticas. Nos llamó la atención también, que son muy poco devotos. China ha cambiado mucho, y tiene un nivel económico y una clase media cada vez mayor. En definitiva, siempre que se vaya con la mente abierta y dejando a un lado los perjuicios estereotipados que tenemos por aquí no creo que nadie pueda llevarse un mal recuerdo de los chinos en general. Eso sí, quien viaje a China tiene que tener muy en cuenta que en China hay muchos Chinos, y eso es algo que hace muy difícil encontrar paz con tanta gente a tu alrededor.

En cuanto a los Filipinos, son excesivamente voluntariosos y risueños, tanto que a veces te hacen dudar de sus verdadera intenciones. Dejando a un lado a los que viven del turismo, y que por tanto están más o menos maleados, en general son gente afable y amigable, con especial predilección por los niños. Es muy fácil convivir con ellos, aunque llevan un lento ritmo de vida a veces desesperante. Son muy religiosos y hacen alarde de ello. Como suele suceder en otros países del sudeste asiático, aun cuando tienes muchas necesidades son felices con lo que tienen.


- Comida:

Poco o nada tiene que ver la comida que se toma aquí en los restaurantes Chinos, con la que puede verse y degustarse allí. Suerte que somos de buen paladar, y nos atraen los sabores distintos en general y los asiáticos más en particular. Lo primero que llama la atención es que los chino no comen tanto arroz como cabe pensar, se come mucho más en otros países de Asia como Vietnam, Camboya, o sin ir más lejos Japón. Hay que tener en cuenta, además, que están acostumbrados a comer animales y partes de los mismos que aquí, o no existen o son impensables, con lo que nuevamente conviene dejar los prejuicios en casa si no se quiere morir de hambruna. Ahora bien, no todo es negativo, pues ni utilizan tantas especies como algunos de sus países vecinos, ni el picante es, por mucho que digan, comparable con el que acostumbran a tomar en países como la India. Con todo, algunos platos nos parecieron memorables, y hubiéramos sobrevivido varios meses alimentándonos a base de Dumplings, Nodels, o pato asado. Además, siempre es fácil encontrar comida tipo occidental como Pizzas, Hamburguesas y el socorrido pollo frito. Para los más golosos tienen fantásticas pastelerías, eso sí, son más dados a la pasta de alubias como relleno que a nuestro amado chocolate. La fruta, como el melón, la sandía o el mango, es también muy buena.

En cuanto a Filipinas, la gastronomía es mucho más limitada y básica. Gustan mucho de la barbacoa, sobre todo de cerdo, que acompañan con una salsa a base de soja, vinagre, ajo y pimienta. Comen mucho arroz, y aunque están junto al mar, el pescado que al menos nosotros vimos y probamos no nos pareció el mejor. El precio de la comida es muy barato, pero las raciones suelen ser bastante escasas para un occidental. Aunque lo intentamos, no conseguimos comer en ninguna Carinderia, restaurantes típicos Filipinos en los que uno se sirve directamente de distintas hoyas que se ponen a disposición de los comensales. Tienen fama de ser buenos y muy baratos.

Algunos de los restaurantes que probamos y recomendaríamos (y uno que no):

En China:

- Huajia Yiyuan (Hua's Restaurant. Pekín): Empezamos por el que NO REOMENDARIAMOS ni a nuestro peor enemigo. Se trata del típico restaurante preparado para llevas autocares de turistas a comer pato laqueado mientras disfrutan de un espectáculo en vivo supuestamente “tradicional”. Fuimos siguiendo las buenas críticas de Tripadvisor, pero nuestra experiencia no pudo ser peor. Para empezar, fue el restaurante más sucio en el que hemos comido, el suelo es del comedor daba autentico miedo con restos de comida por todos lados. El servicio fue muy lento y parecía estar sólo pendiente de los grandes grupos de turistas. En cuanto a la comida, resultó de pésima calidad, carísima y muy escasa. Los nodels que pedimos estaban recalentados y no tenían ninguna gracia, y el pato laqueado, que se supone es su especialidad, es la mínima expresión y tampoco era especialmente bueno en comparación con otros que probamos. La verdad es que aún hoy no alcanzamos a comprender las buenas críticas que tiene en Tripadvisor.
- Siji Minfu (Pekín): No conseguimos comer en él porque la lista de espera era de más de una hora y media, pero realmente este si tenia pinta de ser un buen restaurante Chino perfecto para comer pato laqueado.
- Fishing King (Fenghuang): Cerca del hotel, junto a la rivera del rio, céntrico pero alejado del bullicio. En este caso nos dejamos llevar por la apariencia externa del sitio y acertamos de pleno. El servicio es muy atento, y en cuanto vieron que éramos extranjeros e íbamos con una niña pequeña se desvivieron por atendernos. La carta está en Chino pero no hay problema, nos dimos una vuelta por las mesas acompañados de la camarera y elegimos lo que nos pareció que tenía buena pinta y nos iban recomendado. El pollo al ajillo y la ternera en salsa fueron espectaculares. Es además muy barato.
- Li River Cuisine (Guilin): Junto al parque de las Pagodas del Sol y Luna. Restaurante típico chino. Buen servicio. Los dumplings estaban muy buenos. Una pena que no tenían ya pato cuando llegamos.
- Rice Noodles (Guilin): Fantástico restaurante en el centro de Guilin. Buena comida a base de Noodels y Arroz. Moderno, tranquilo y con buen servicio. Esta vez si coincidimos con las buenas opiciones de Tripadvisor.
- Tim Ho Wan (Hong Kong): A pesar de que intentamos ir dos veces a cenar permaneció cerrado por culpa del tifón Pakhar. Se trata del restaurante con estrella Michelin más barato del mundo. Está en Central, en la planta baja del centro comercial International Finance Center.
- Yang´s Fried (Shanghai): Sin duda, los mejores Dumplings que hemos comido nunca. Simplemente espectaculares.

En Filipinas:

- Farmville (Alona Beach - Bohol): Fantástico restaurante en Alona Beach, que nos recomendaron otros madrileños con los que coincidimos el hotel. Comida fresca, variada y muy bien de precio. Las sopas son espectaculares, sobre todo la de cabra. Frente al Dunkin´Donuts.


- Alojamiento

Acostumbrados a destinos asiáticos más económicos, dedicamos bastante tiempo a la reserva de los hoteles en China, sobre todo en Hong Kong y Shanghai, donde es más difícil encontrar buenos hoteles céntricos a buenos precios. Como de costumbre, reservamos todos los hoteles en Booking con la opción de cancelación gratuita, e hicimos muchos cambios hasta que cerramos definitivamente el listado de alojamientos. Al final acabamos reservando algún hotel también por Agoda, incluso sin cancelación gratuita y con pago con adelantado. Teníamos algo de miedo respecto de lo que nos encontraríamos en China, pero la verdad es que en líneas generales, reservando con tiempo, se encuentran hoteles muy decentes y bien situados, a precios aceptables. Como siempre, más viajando con una niña, prestamos especial atención a la ubicación, preferimos hoteles céntricos y bien comunicados, que grandes resorts u hoteles de mayor categoría, pero alejados. Estos fueron los finalmente seleccionados:

- Nostalgia Hotel Yonghe Lama Temple (Pekín): Muy bien situado, dentro de un Hutong tradicional, con un emplazamiento muy tranquilo a un paso del Templo de los Lamas y del Templo de Confucio, y con tres líneas de metro a menos de diez minutos andando. El staff habla algo de inglés e intenta ayudar en todo momento. Las habitaciones, aunque algo anticuadas, están muy limpias y con un montón de amenities propias de hoteles de mucha más categoría. Tiene además una decoración muy original, tributo a tiempos pasados de la China comunista. Muy recomendable.
- Corner Time Inn (Fenghuang): Situado en la ciudad antigua a pocos pasos del rio y los sitios más turísticos. Fue el más barato de todos los hoteles elegidos y quizás el peor, pues la limpieza dejaba algo que desear. Eso sí, lo regente una familia muy amable, que intenta ayudarte y agradar en todo momento. Aunque había otras opciones a priori más interesantes, nos decantamos por él porque nos ofrecieron comprarnos los billetes de autobús de Fenghuang a Guilin por adelantado y sin ningún adelanto, y la verdad es que cumplieron su promesa reservándonos además los primeros asientos del autobús, que son lo más cómodos.
- Riverside Hostel (Guilin): Muy recomendado por las guías y los mochileros. Está bien situado, es muy barato y las habitaciones son muy espaciosas, al menos la nuestra que era triple, así que aunque algo anticuadas no se puede pedir más. Hablan ingles a la perfección, y Peggy, su gerente ayuda en todo. Ofrecen excursiones de todo tipo a precios contenidos. Recomendable.
- Humble Inn Boutique (Yangshuo): Pequeño hotel de apenas seis habitaciones. No hablas casi nada de inglés. Aun estando cerca de la céntrica y concurrida West Street, está lo suficientemente apartado para poder dormir con tranquilidad. Bonita y moderna decoración, con una fantástica cama. Las habitaciones algo pequeñas. Limpieza suficiente sin más. Buen desayuno incluido en el precio.
- The Salvation Armay Booth Lodge (Hong Kong): Todo un acierto. Ubicación inmejorable, junto a la estación de Yau Ma Tei, con dos líneas de metro, en pleno Tsim Sha Tsui, a escasos quince minutos andando de las Avenida de la Estrellas. Precio más que asequible, con habitaciones modernas y muy amplias para estar en Hong Kong. Para colmo, tiene desayuno incluido, eso si, poco más de un café y una tostada. Muy recomendable.
- Scent of Green Papaya Resort (Bohol): Fantástico en todos los sentidos. Limpieza excepcional, habitaciones amplísimas y modernas, y gran piscina. El staff no puede estar más pendiente de los huéspedes. El desayuno es muy completo y variado. El único pero, es que esta algo alejado de la playa de Alona, aunque lo suplen con un servicio gratuito de traslado cada 30 minutos. Sin duda repetiríamos.
- Bayfront Hotel (Cebu): Hotel convencional y correcto. Habitaciones amplias, y buen desayuno. Más que suficiente para pasar una noche en Cebu.
- Jinjiang Inn Riverside On the Bund (Shanghai): Muy enfocado al turismo chino apenas hablan inglés. La ubicación es inmejorable, a un paso del Bund y del metro, con un precio más que contenido que lo hacen muy recomendable.


- Perfil y experiencias previas fuera de Europa:

Pareja de 40 y 38 años con nuestra hija de 3 años. Túnez (2006); Turquía (2007); Norte de la India (2008); Jordania (2008); Myanmar (2009); Vietnam y Camboya (2010); Singapur, Sulawesi y Bali (2011); México (2012); Nepal y Sur de la India (2013); Marruecos (2013); Japón (2014); Tailandia (2015); Sri Lanka y Maldivas (2016).



Otros Diarios de mis viajes:


- SRI LANKA y MALDIVAS en isla local y con niña: www.losviajeros.com/Bl... hp?b=13603

- TAILANDIA con un bebe: www.losviajeros.com/Bl... hp?b=12420

- JAPÓN con un bebe de 5 meses: www.losviajeros.com/Bl... hp?b=11158

- 22 Días de viaje por NEPAL y el Sur de la INDIA: www.losviajeros.com/Bl... php?b=9706




Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: China y Filipinas: ITINERARIO Y DATOS PRÁCTICOS



Etapa: Viajar a China y Filipinas con una niña de 3 años.  -  Localización:  China China
Descripción: Viajar a China y Filipinas con una niña de 3 años. Consejos, recomendaciones y vivencias de nuestra experiecnia viajando con nuestra hija de 3 años por China (Pekín, Fenghuang, Guilin, Yangshuo. Hong Kong y Shanghai), y Filipinas (Bohol).
Fecha creación: 02/11/2017 10:37  
Compartir: 
Compartir:
Aunque Martina ya está acostumbrada a viajar desde muy pequeña por el extranjero, y cada vez nos da menos reparo embarcarnos en este tipo de viajes con ella, este año teníamos nuestras reservas por el destino elegido. Teníamos dudas de si disfrutaría de un viaje con tantos, y tan largos, traslados (7 vuelos, un trayecto en autobús de 8 horas, otro de tren de 3 horas, dos Ferris…). De hecho, habíamos renunciado a otros destinos precisamente por este motivo, y no sabíamos si el capricho de ir hasta Fenghuang, que suponía levantarnos un día las 3 de la mañana para tomar el vuelo hasta allí desde Pekín, y al día siguiente un bus de 6 horas, que se convirtieron en 8, podía resultar demasiado para ella.



Finalmente, como nos había sucedido en todas nuestras experiencias viajeras anteriores, todo salió a la perfección, y Martina no sólo aguantó la “tralla” que le habían preparado sus padres, sino que disfrutó como la que más del viaje. Lo pasó en grande en la Gran Muralla, con la subida en telesillas, y sobre todo su divertidísima bajada en tobogán. No así tanto con los ciempiés que campan a sus anchas por la muralla. Se emocionó con los paseos en moto por Yangshuo y Bohol, y con las luces de colores de los rascacielos de Hong Kong y Shanghai, donde buscaba a la Patrulla Canina (decía que vivian allí). Disfrutó con el crucero por el rio Li, los Ferris de Bohol, o el paseo en bangka hasta Balicasag. En su retina quedan las playas de Bohol, y como no, esos pequeños y curiosos primates llamados Tarsiers que aún pueden verse allí. Todo le llamaba la atención, aunque en algún momento nos confesó que le hubiera gustado ver Elefantes y haber montado en tuk tuk, como hizo el año anterior en Sri Lanka.


En cuanto a la comida, tenemos la suerte de que Martina no pone muchos remilgos con tal de llevarse algo al estómago. No fue difícil compaginar restaurantes típicos chinos con otros más occidentales, para no cargarla de tantos nodels, dumplings, pollo con salsa y arroz. Siempre ayudaba llevar algunas galletas del supermercado, y si no, los socorridos puestos de fruta donde vendían riquisima Sandia, Melón o Mango cortado. De lo que no prescindió fue del ColaCao, que llevamos en la maleta junto con un poco de leche en polvo para prepararla algún que otro desayuno o merienda en el hotel, donde siempre hay calentadores de agua. Tanto se llegó a integrar Martina en la gastronomía China que terminó intentando comer Nodels con palillos, y siendo la única que tomaba bolitas de pescado para desayunar en el hotel de Hong Kong. Más fácil fue si cabe el tema de la gastronomía en Filipina, y ello gracias a las barbacoas, el arroz y las impresionantes sopas que disfrutamos en el restaurante Farmville de Alona Beach.


Respecto de los hoteles todo son facilidades cuando viajas con niños, muchas más que en España. El alojamiento suele ser gratuito para los menores de 6 años si duermen con los padres, o directamente, ofrecen cama supletoria gratis para los niños. Te adelantan el check in si es necesario, y se desviven en el desayuno porque todo sea del agrado de la niña. En cuanto a las entradas, en China, por norma general, son gratuitas para los niños que miden menos de 120 CM, y en Filipinas para menores de 12 años (4 años para el Ferri). También, es gratis en China el tren para los menores de 120 CM, aunque se puede reservar asiento por la mitad de precio de lo que cuesta el de adulto, lo que es muy recomendable pues suelen ir llenos.


A diferencia de otros años, esta vez echamos nosotros de menos encontrarnos con otras familias de turistas extranjeros viajando con niños pequeños, pero la verdad es que China, en comparación con destinos como Japón, Tailandia o incluso Sri Lanka, es mucho menos turístico, y con a priori tiene peor “prensa” para que los occidentales se aventuren a visitarlo con sus hijos. El caso es que el hecho de ser los únicos extranjeros con niño también tuvo sus ventajas, pues despertábamos la curiosidad de los Chinos lo que nos permitió interactuar con ellos, cosa difícil teniendo en cuenta su carácter reservado y tímido. En sitios más apartados, como Fenghuang, Martina era una atracción más para los Chinos. Los más atrevidos, no dudaban en pedirnos permiso para fotografiarla junto con sus hijos. Lo menos osados, se conformaban con observarla alucinados y sonreírse. Tampoco vimos muchos niños extranjeros en Filipinas, quizás por estar más destinado al turismo joven y mochilero, el caso es que ya sea por el carácter afable de los filipinos, o porque les encantan los niños, nos trataron siempre con mucho cariño. Viajar con niños siempre abre puertas y mentes.


En líneas generales el viaje con Martina resultó incluso más sencillo que en otras ocasiones. Atrás queda tener que llevar la maleta llena de pañales, viajar tirando del carrito de paseo, pasearla subida a la mochila porta bebes, o tener que acarrear con biberones, calentadores y ropa de cambio. Ya come de casi todo, no necesita echar siesta, anda sola y sólo en momentos puntuales hay que subirla a hombros para que continúe el camino. Un poco de paciencia, algún capricho y mucho cariño son suficientes para hacer del viaje una experiencia familiar inolvidable.

Martina volvió a demostrarnos que cualquier destino es bueno si a su lado están sus padres disfrutándolo y compartiéndolo con ella.


Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Viajar a China y Filipinas con una niña de 3 años.



Etapa: Día 1 y 2:Madrid–Pekín:Torres del Tambor y la Campana, Hutongs y Lago Shichachai  -  Localización:  China China
Descripción: Día 1 y 2: Vuelo Madrid – Pekín: Torres del Tambor y la Campana, Hutongs y Lago Shichachai. Primer día de nuestro viaje por China y Filipinas acompañados de nuestra hija de 3 años.
Fecha creación: 02/11/2017 10:43  
Compartir: 
Compartir:
Nuestro vuelo salía de Madrid a las 10:20 horas de la mañana, y tras 14:35 minutos, incluida una escala de algo menos de 3 horas en Helsinki, llegamos a nuestro destino donde eran las 06:55 horas de la mañana. Acostumbrados otros años a volar con Ethiad, Emirates o Qatar Airways, el vuelo con Finnair nos resultó, aunque correcto, muchos menos cómodo, sobre todo en el trayecto Madrid – Helsinki, en el que no se ofrece ni una mísera botella de agua, ni existe entrenamiento multimedia. Por lo menos conseguimos dormir algo en el trayecto intercontinental. Ya en el aeropuerto de Pekín, pasamos los trámites de aduana bastante rápido y sin problemas, nada que ver con nuestra tensa salida del país por el paso fronterizo de Shenzhen. Una vez recogidas las maletas cambiamos algo de dinero, con la desagradable sorpresa de que el cambio que ofrecen en el aeropuerto es una auténtica tomadura de pelo (7,20 ¥ por €, más una comisión fija de 60¥).

Para trasladarnos a la ciudad teníamos dos opciones, o tomar un taxi (70-100 ¥) con el riesgo de coger mucho atasco a esas horas de la mañana, o utilizar, como hicimos nosotros, el servicio de tren Airport Express, que comunica las terminales 2 y 3 del aeropuerto con la céntrica estación de metro de Dongzhimen en algo menos de 30 minutos. Rápido y barato (25 ¥).Como en el mapa parece que desde la estación de Dongzhimen al hotel no hay demasiada distancia, optamos por ir andando en lugar de coger el metro. Fue todo un error, pues la distancia era mucho mayor de la aparente, e ir cargados con las maletas después de más de 14 horas de aviones y aeropuertos hizo que llegáramos reventados al hotel (Nostalgia Hotel Yonghe Lama Temple). Menos mal que el camino estuvo animado, pues discurre por la llamada calle de los fantasmas (Ghost Street - Gui Jie) famosa por acoger los restaurante más típicos de Pekín, con especialidades típicas como ancas de rana, cangrejos, hot pot, mini langostas … Ya en el hotel, nos permitieron sin problemas hacer el check in nada más llegar, a eso de las 10:30, lo que nos permitió darnos una confortable ducha y disfrutar de una reparadora siesta de algo más de cuatro horas.


A eso de las 15:30, aún rotos por el viaje, pero sabiendo que no podíamos seguir durmiendo si queríamos adecuarnos a nuestro nuevo horario decidimos salir del hotel con la intención de visitar el cercano Templo de los Lamas. Antes de llegar estuvimos dando unas vueltas por el Hutong donde esta ubicado el hotel para familiarizarnos con la zona, llamándonos la atención, no sólo que dentro de la capital de un país como China siguieran existiendo ese tipo de destartaladas casas bajas, típicas de estos barrios tradicionales, sino también, el hecho de que como muchas de esas casas no tienen si quiera baño, en casi cada manzana hay baños comuitarios, fácilmente identificables por su olor, y por las fregonas que cuelgan junto a sus puertas. También paramos a cambiar dinero en una sucursal del Banco de China, lo que nos llevó un buen rato, pues el trámite burocrático que hay que seguir es complicado. Menos mal que en cuanto ven que eres extranjero acuden a ayudarte a rellenar el extenso formulario que exigen. Eso sí, el cambio merece mucho la pena, pues es casi igual al oficial (7,61 ¥ por €). Con todo, el tiempo se nos hecho encima, y para cuando llegamos al Templo de los Lamas (雍和宮) ya habían cerrado para las visitas (De 9:00 a 16:00 horas).


Como no íbamos a volver al hotel para quedarnos dormidos, decidimos cambiar de planes y acercarnos dando un paseo hasta la Torre del Tambor y la Campana, aún sabiendo que para cuando llegáramos ambas estarían también cerradas. Una pena, pues desde lo alto de ambas se supone que se tienen bonitas vistas de la ciudad, y además, siete veces al día (09:30, 10:30, 11:30, 13:30, 14:30, 15:30 y 16:45) se puede disfrutar de un espectáculo de toque de tambores. Tradicionalmente ambas torres se empleaban a modo de relojes para anunciar el amanecer (campana) y el atardecer (tambor). En todas las ciudades chinas desde la Dinastia Han (206 a.c.) se fueron construyendo torres del tambor y la campana en todas las ciudades Chinas para anunciar las horas, el amanecer y el atardecer. Ambas torres se encuentran enfrentadas y tienen una altura similar (47 m). Nos quedamos con las ganas de ver como serian por dentro, pero por fuera tampoco nos parecieron algo extraordinario.


Terminamos rápido la visita, así que continuamos dando un paseo por los hutongs cercanos, que unen ambas torres con el Lago Shichachai. Se nota que estos callejones tradicionales son más turísticos que los que hay junto a nuestro hotel, y que estamos en China, pues la aglomeración de gente es a ratos agobiantes. Entramos en alguna de las muchas papelerías que hay por allí. Es curioso que en el país de los móviles, los Chinos se vuelvan locos por las libretas, lo lápices y las plumillas. Hay muchos puestos de comida callejera, y se ve que es una zona frecuentada por los pekines para pasar sus tardes de ocio comiendo, disfrutando de los espectáculos musicales que ofrecen los bares, o dando paseos en barca por el lago.





Aunque la zona es bonita, y el ambiente a ratos agradable, decidimos que es hora de volver al hotel para intentar dormir toda la noche e ir al día siguiente a ver la Ciudad Prohibida. Para haber sido el primer día, después de un largo viaje, no había estado nada mal.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Día 1 y 2:Madrid–Pekín:Torres del Tambor y la Campana, Hutongs y Lago Shichachai

Etapas 1 a 3,  total 8
 1  2  3  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 45 9
Anterior 0 0
Total 45 9
Votos
9 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 0 Visitas mes actual: 1001 Total visitas: 1001

  Últimos comentarios al diario  CHINA y FILIPINAS con nuestra hija de de 3 años (En construcción)
Total comentarios 6  Visualizar todos los comentarios

ALFMA  ALFMA  03/11/2017 17:45   
Dololy un diario muy bonito que me trae muchos recuerdos, incluso he creído reconocer en una de tus fotos a un chino que se colaba en todas nuestras fotos Sonriente Enhorabuena te dejo las 5*

marimerpa  marimerpa  04/11/2017 10:48   
Qué bonito seguir viendo crecer a Martina a través de tus diarios! Desde luego, ya es de la familia de LosViajeros, y una niña buenísima, a juzgar por lo bien que lleva todo el ajetreo de semejantes viajes. Te adelanto las 5 estrellas.

cristicuerpo  cristicuerpo  04/11/2017 12:05
Me encanta leer vuestros diarios..!!!! Como se disfruta en familia...!!!! Yo tengo un niño un poco mas pequeño, y otro a punto de llegar, y aun no nos hemos atrevido a salir de europa...este año serán dos..!!!! Me encanta que disfruteis asi...nuestros hijos disfrutan donde esten sus padres..!!! y con un poco de sentido comun..claro..!!!

dololy  dololy  06/11/2017 16:18   
Gracias a todos por vuestros ánimos, las estrellas y por seguirnos durante estos años en la aventura de viajar con nuestra hija. Espero ir subiendo etapas poco a poco

spainsun  spainsun  15/11/2017 19:57   
Te esta quedando fantástico. Animate a acabarlo. Te dejo mis estrellas.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Itinerarios-Rutas Tema: Itinerarios China por libre: Rutas, Dudas y Consejos
Foro China, Taiwan y Mongolia Foro China, Taiwan y Mongolia: Foro de viajes a China, Taiwan, Tibet y Mongolia. Beijing, Pekin, Shanghai, Hong Kong, Xian, Guilin, Chengdu...
Ultimos 5 Mensajes de 671
893764 Lecturas
AutorMensaje
ibas
ibas
Super Expert
Super Expert
Ene 16, 2006
Mensajes: 376

Fecha: Lun Nov 13, 2017 11:04 pm    Título: Re: Itinerarios China por libre: Rutas, Dudas y Consejos

[quote="JuanjoMel"]Gracias a ambos por vuestra opinión. El desconocimiento es lo que hace dudar... Tenía la imagen de que quizá la zona de Xian era "más auténtico", rollo ciudades pequeñitas en comparación con Shangai y que Shangai tiraba más a lo modernista y que guardaba cierto parecido a otras grandes ciudades como Singapur o Nueva York (salvando las enormes distancias).
¿Cuántos días me recomendáis en cada una? ¿Me recomendáis/daría tiempo a alguna excursión cercana a Shangai?

Muchísimas gracias.[/quote

Desde Shanghai puedes ir en tren, un día, a Suzhou.
JuanjoMel
JuanjoMel
Travel Adict
Travel Adict
Feb 02, 2016
Mensajes: 95

Fecha: Lun Nov 13, 2017 11:28 pm    Título: Re: Itinerarios China por libre: Rutas, Dudas y Consejos

Sin contar vuelos nos quedan 9 días completos. Ojos que se mueven
pelu82che
pelu82che
New Traveller
New Traveller
Nov 12, 2017
Mensajes: 3

Fecha: Mar Nov 14, 2017 05:03 am    Título: Re: Itinerarios China por libre: Rutas, Dudas y Consejos

Gracias por tu respuesta Aplauso ; Los datos que me brindas sobre la Ciudad Prohibida, por ejemplo, son muy valiosos para mí. El está acostumbrado a viajar (en general, lo hacemos por nuestra cuenta) . Armo los recorridos en función de sus posibilidades físicas, y todos los datos que acumulo me permiten tomar decisiones para disfrutar lo más posible de los viajes. Saludos Amistad
pelu82che
pelu82che
New Traveller
New Traveller
Nov 12, 2017
Mensajes: 3

Fecha: Mar Nov 14, 2017 05:18 am    Título: Re: Itinerarios China por libre: Rutas, Dudas y Consejos

Carymi Escribio:
Yo otro problema que veo en la pregunta de Pelu82che es encontrar una compañía de seguros que cubra a personas con esa edad, no sé exactamente si hay pero cuando he buscado seguros recuerdo que la mayoría ponían limitaciones por el tema de la edad.
Un saludo

Hola! Es muy importante el tema que planteas, ya que es necesaria una cobertura para viajar. La última vez que contratamos fue en marzo-abril de este año, no hubo inconvenientes pero son los seguros más caros y los límites que cubren, son más bajos. Gracias por tu mensaje!! Saludos Sonriente
vadercup
vadercup
Indiana Jones
Indiana Jones
Ene 08, 2009
Mensajes: 3405

Fecha: Mar Nov 14, 2017 07:00 am    Título: Re: Itinerarios China por libre: Rutas, Dudas y Consejos

Pues pregunta lo que quieras, que he estado este verano y lo tengo fresquito Guiño
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad