Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Un viaje por la Historia: Malta y Sicilia. -Diarios de Viajes de Europa Sur- Chema2011
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Un viaje por la Historia: Malta y Sicilia.  -  Localización:  Europa Sur  Europa Sur
Descripción: Viaje de 13 días por las islas de Malta y Sicilia
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 14
 1  2  3  ..  5  siguiente siguiente



Etapa: Preámbulo y detalles.  -  Localización:  Europa Sur Europa Sur
Fecha creación: 28/11/2017 20:40  
Compartir: 
Compartir:
Cuando nos planteamos el viaje del verano casi siempre solemos tirar para lugares que nos alivien del calor veraniego, “la calor” :oops:, como se dice en Andalucía. También siendo isleños, preferimos pisar continente, pero en esta ocasión íbamos a hacer una excepción dedicaríamos nuestro periplo estival por dos islas mediterráneas, llenas de historia, Malta y Sicilia. Y una labor previa fue la mentalización de que íbamos a pasar calor. No nos equivocamos. Pero no adelantemos acontecimientos.
Para Malta cuyo tamaño es reducido, pero que conducen por la izquierda, preferimos pagar excursiones como ya comentaré. En cuanto a Sicilia, alquilamos coche y para elegir la ruta siempre ayudan los inestimables diarios de otros colaboradores de “Los Viajeros”, pero lo cierto que “Sicilias” hay tantas como viajeros que las visitan y sus distintos intereses. Es una isla enorme que para abarcarla completa se necesitan dos semanas al menos, dado su multitud de lugares Patrimonio de la Humanidad que posee y conocer su variada geografía. Por tanto como casi siempre hay que elegir.
En fin empezamos, Aplauso

Detalles que pueden interesar para futuros viajeros:

Fechas: el viaje transcurrió entre el 27 de julio y el 8 de agosto. Repartidos en tres noches en Malta y nueve en Sicilia.

Vuelos: partimos desde Canarias y esto mediatiza muchísimo los trayectos. Pero estaba claro que no iba a ser vuelo ida y vuelta por el mismo sitio. Vimos que Iberia Express tenía unos precios bastante apropiados de trayectos a Malta y Catania en Sicilia desde o a Madrid. La cuestión es que cuadrara con nuestro vuelo desde las islas. Tras estudiar fechas, horarios y precios resultó ida a Malta y regreso desde Catania. Luego quedaba el salto entre Malta y Sicilia. El barco lo desechamos por su duración y que teníamos que renunciar a recoger y dejar el coche que alquilaríamos en el mismo aeropuerto. Había vuelos de Ryanair y Air Malta, pero la pretensión era estar solo dos días completos en Malta para tener más días en Sicilia. Así que el que cuadró mejor fue Ryanair. Esto traía un inconveniente: Iberia tiene gratis el equipaje de bodega mientras que Ryanair, no por lo que en ese trayecto había que aquilatar el peso de las maletas pues íbamos a pagar la facturación de solo un bulto de 15 kilos y no sabíamos cómo se las iban a gastar los de dicha compañía con el posible sobrepeso. Al fin y a la postre la preocupación fue en balde, pues el avión iba tan lleno que llevaron todo el equipaje en bodega.

Hoteles: En Malta hay tres lugares donde se ubican los hoteles: en La Valetta, la capital, que suelen ser de lujo o más caros, en Sliema, donde los hoteles son más asequibles al otro lado del puerto, donde está la terminal de ferrys y cruceros y San Julian, donde últimamente están ubicando grandes hoteles y resorts un poco alejado de la capital.
Por todo ello Sliema es lo más socorrido. No solo por el precio, sino por estar muy bien comunicada por el ferry desde La Valetta (solo hay que poner Sliema Ferry en Google Maps) con billetes de solo ida e ida y vuelta y que tarda unos diez minutos o los autobuses que parten de la Plaza de la Fuente del Tritón y que tiene billetes de ida y vuelta o de todo el día y tarda una media hora (esto es importante pues aquí no alquilamos coche). Aparte tiene una oferta gastronómica de lo más variado.
En Sicilia hay abundantes tipos de alojamiento: hoteles, B&B, Agroturismo y de los precios más variados, pero cuando vas con dos coches, pues éramos dos familias y buscas que tengan parking asegurado, con habitaciones cuádruples (para que sea más barato. En todos las conseguí salvo en Ragusa por ser un B&B) el número se reduce drásticamente y el precio se eleva, más aún, en temporada alta como es el caso. Todos tienen una tasa municipal, distinta según el municipio y el establecimiento entre 0,75€ y 3,5 € por persona y noche. Unos, las cobran en metálico aparte y otros, la incluyen en la cuenta. La mayoría cobran el aparcamiento particular por coche y noche. Otros te dicen parking gratis cuando se supone que hay cierta facilidad en aparcar en la calle, cosa que en verano no es tan fácil. La mayoría los reservé por Bookings y algunos en la web del hotel por resultar precios mejores. En general he quedado satisfecho de la elección. Paso a relacionarlos y la calificación que les otorgo según mi parecer, es obvio, de 0 a 5, y la web en la que hice la reserva.
Hotel Sliema Marina en Malta. 3 noches. Calificación: 4. Sin parking.www.bookings.es
Hotel Mediterranée en Taormina. 1 noche. Calificación: 3,5. Parking privado de pago. www.bookings.es
Hotel Best Western Ai Cavalieri en Palermo. 2 noches. Calificación: 4. Parking privado de pago. www.bestwestern.es
Hotel Punta Nord-Est en Castellammare del Golfo. 1 noche. Calificación: 4. Parking público (fácil). www.puntanordest.com
Grand Hotel Mosè en zona de Agrigento.1 noche. Calificación: 3,5 Parking privado gratis.www.bookings.es.
B&B Iblaresort en Ragusa. 1 noche. Calificación: 4 Parking público (fácil).www.iblaresort.com
Hotel Posta en Ortigia (Siracusa). 1 noche. Calificación: 3,5 Parking público (gratis o de pago según la suerte).www.hotelpostasiracusa.it
Hotel Villa Romeo en Catania. 2 noches. Calificación: 4. Parking privado de pago con reserva.www.bookings.es.


Mis comentarios más detallados de los hoteles y restaurantes que citan en el relato, para aquellos que les interese, están Trip Advisor con mi seudónimo “jomaruman”.

Coche: Solo lo tuvimos los días de Sicilia y lo alquilamos a través de Autoescape o Rentacars con franquicia reembolsable. La compañía fue Autovia-Ecovia con recogida y devolución en el aeropuerto de Catania. La experiencia no me gustó. Empezó bien pues reservamos un Renault Captur y nos dieron un coche más grande un Kia Ceed´s SW diesel. Pero el trato a la devolución, como si fuéramos delincuentes que quisiéramos engañar, mirando el coche hasta por los bajos para encontrar algún percance, que según ellos encontraron para cobrar más no merece el ahorro con respecto a otros rent-a-car´s que en principio, solo en principio, son más caros. He alquilado muchos coches ya en mis viajes y sé que hay otras maneras de tratar al cliente. No volverá a pasar una segunda vez. A lo mejor soy un pijotero pero sé lo que me gusta y lo que no.
Gasolineras: hay que indicar que las gasolineras en las autopistas y entre pueblos son muy escasas por lo que antes de un trayecto hay que cerciorarse que no va a faltar gasolina. No es difícil pues lo tramos no son nunca muy largos. Es una isla grande pero no para hacer quinientos kilómetros seguidos. En los nueve días sólo echamos tres veces gasolina (llenar medio depósito) e hicimos 1210 kilómetros, dejando el depósito medio lleno cómo lo habíamos cogido.

Conductores: a esto hay que dedicar un párrafo aparte. Resumiendo y siendo benévolos los conductores en Sicilia son unos temerarios. Algunos dirían, sin exagerar, que son unos kamikazes. Pero no sólo ellos también los peatones también se les gastan. Adelantos con línea continua, en curvas, no hacen stop, no respetan los límites de velocidad, no se paran en los pasos de peatones y en consecuencia los peatones pasan por donde quieren. Sin embargo no vimos ningún accidente, aunque pensamos en más de un momento que íbamos a ser testigos de alguno. Vimos que es costumbre echarse a la derecha y circular medio coche por el arcén para el loco que quiera adelante y no tenga que frenar por unas “ridículas” líneas continuas. En las ciudades, ejemplo Palermo, es aún peor pues las líneas de división de carriles o pasos de peatones están casi borradas. En fin para el resto de la humanidad tenemos que ir con veinte pares de ojos por si nos encontramos un coche de frente o hay que echarse a la derecha para que se meta uno en pleno adelantamiento. Contad con subidas de adrenalina.

Carreteras: Básicamente, se puede decir que hay tres autopistas, la que recorre toda la costa este y norte hasta Palermo en la mayoría de peaje. La central que va desde Catania hasta Palermo y la de forma de Y en el oeste que va de Palermo a Trapani y a Castelvetrano. Luego son carreteras de doble sentido. Su estado de conservación puede ser muy diferente. Incluso en las autopistas hay muchas zonas en obras. Las peores son las de la zona sur interior entre Agrigento y Piazza Armerina, recorrido que hicimos un día, como relataré. El GPS calcula por distancia pero en estas calles secundarias no distingue su estado y puede llevarte por algunas carreteras lamentables.
Hay que aclarar previamente que este diario no es solo una narración cronológica de un viaje, sino también las impresiones e historias que surgen de los lugares visitados. Espero no ser aburrido.
Bueno y tras estos detalles, empecemos.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Preámbulo y detalles.



Etapa: Día Uno: Viaje y llegada a Malta  -  Localización:  Europa Sur Europa Sur
Fecha creación: 29/11/2017 12:28  
Compartir: 
Compartir:
Como ya he comentado partíamos desde Canarias y si el vuelo no es directo, como es el caso, se hace muy largo. Teníamos un parón de cuatro horas en Madrid donde por tanto tuvimos tiempo de comer, pues el vuelo a Malta salía a las seis de la tarde. Tanto la llegada como la salida era desde la terminal 4 de Barajas y por tanto no había cambio de terminal.
Menos mal que ahora Iberia ofrece en algunos vuelos un servicio gratuito a través de wifi de entretenimiento y bien con la Tablet o el Smartphone puedes ir entretenido durante el vuelo. Por lo menos la duración de los mismos se te hace más llevadera ya que la espera entre vuelos no la puede uno abreviar de ninguna manera.
Llegábamos al aeropuerto de Luqa en Malta a las ocho y media de la noche. El aeropuerto pese a tener muchos vuelos internacionales es más bien pequeño. Tanto es así que vas caminando desde que bajas del avión a la terminal. El gran movimiento en estas fechas se notaba en que estaba abarrotado. Y nos cruzábamos los que llegábamos con los que salían y las maletas tardan muy poco en salir. Tras recogerlas nos dirigimos a la salida donde nos esperaba el transfer que nos llevaría al Hotel. Lo habíamos contratado por que siendo un grupo de siete el precio ida y vuelta solo salía 27 €. Lo hicimos a través de la web de Hoppa que suministra transfers en distintos aeropuertos y los precios suelen ser muy buenos (normalmente somos cuatro, para menos personas a lo mejor ya no sea tan interesante pero yo lo he usado con tres personas en Madrid). A las 21:30 estábamos en el Sliema Marina Hotel. La recepcionista, muy joven, nos habló en perfecto español.
Tras los trámites y tomar posesión de la habitación bajamos al restaurante que estaba en la misma puerta del hotel, el Oggi Cafe. Donde nos tomamos unas cervecitas CISK,
marca local que con el calor reinante todavía a esa hora se apetecía especialmente y compartimos unas pizzas. Los camareros muy amables nos hablaban también en español y se sorprendían que unos isleños visitaremos otra isla. El servicio es un poco lento por lo que la cerveza cayó antes de que llegara la comida. Los precios, sin ser caros, creíamos que iban a ser más baratos.
Tras esto regresamos al hotel y a descansar del largo viaje
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Día Uno: Viaje y llegada a Malta



Etapa: Día Dos: Tour por Malta  -  Localización:  Europa Sur Europa Sur
Fecha creación: 29/11/2017 12:41  
Compartir: 
Compartir:
A las ocho menos cuarto de la mañana nos dirigimos a la sala de desayunos (incluido en el precio) que estaba en la octava planta del hotel. Al llegar la visión del puerto de Marsamxett con La Valeta a la izquierda, la isla de Manoel (base de submarinos en la Segunda Guerra Mundial), en el centro, y Sliema a la derecha casi hace olvidarnos que íbamos a desayunar.
Por cierto el desayuno era bastante completo aunque para mí que haya fruta fresca es importante y en este caso no la había.
Un poco antes de las nueve estábamos en recepción pues allí habíamos quedado con el guía que íbamos a tener para hacer el tour. Lo habíamos reservado con Malta Private Tours. que aparte de los tours normales organiza otros al gusto del cliente. Así tras varios e-mails concretamos qué nos interesaba ver y el precio 400 €, los siete, desde las nueve de la mañana a las cinco de la tarde.
La República de Malta es un pequeño archipiélago situado al sur de Sicilia y al este de Túnez. Pese a que sólo tiene aproximadamente medio millón de habitantes, su pequeña extensión la convierten en el país más densamente poblado de la Unión Europea, a la que pertenece desde el año 2004. Para que se pueda comparar, su superficie es algo menor que la de La Gomera que tiene unos veinte mil habitantes.
Estas islas fueron cedidas por nuestro rey Carlos I a la Orden, hoy llamada por ello, de los Caballeros de Malta, en 1530 tras haber perdido su sede en la otra isla mediterránea de Rodas a manos del sultán turco, Solimán el Magnífico, donde se asentaron cuando fueron expulsados de Jerusalén por Saladino. Resistieron aquí nuevamente el sitio de los turcos en 1565, gracias al Gran Maestre de la Orden en ese entonces Jean Parisot de La Vallete, de ahí el nombre de la capital. Allí residieron hasta 1798 en que los expulsó Napoleón. En 1800 tomaron posesión los ingleses (hasta que dejaron las islas en 1964) pero la Orden no volvió a tener sede allí, aunque sigue existiendo actualmente con su sede en Roma.
Para los curiosos les contaré que el último Gran Maestre, el británico Matthew Festing, fue obligado a dimitir por petición del Papa Francisco por el “caso de los condones” a principios del 2017 y actualmente no hay Gran Maestre. Véase noticia
Esta Orden, fundada con la de los Templarios (que tuvo peor suerte posterior), en la época de las Cruzadas, con el nombre de Soberana Orden militar y hospitalaria de San Juan de Jerusalén. Su carácter no solo religioso, sino también militar es patente en las construcciones de las islas evidentemente defensivas.
La Orden tomó pues el nombre de la isla y no al revés. El nombre de Malta se cree que procede del nombre griego de Melite, Melita en latín, debido a la miel que se produce desde antiguo en la isla (aún se produce y tiene abejas endémicas).
Las islas principales como se ve en el mapa son Malta,al sur, Comino, en el centro, y Gozo, al norte.
El primer día íbamos a recorrer la isla de Malta. El guía se llama Álvaro y es guatemalteco asentado y con familia en Malta.
Partimos en primer lugar ya con un calor de treinta grados, pese a la hora, hacia La Valeta. Lo primero que hicimos fue ir a los jardines de La Barrakka que tienen un mirador excepcional de las llamadas Tres Ciudades o más bien pequeñas penínsulas: Senglea a la derecha, Vittoriosa (llamada así por la victoria frente a los turcos), a la izquierda, con el Fuerte de San Ángel y Cospicua al fondo entre ellas. Los nombres malteses respectivos son L´Isla, Birgu y Bornla y al conjunto Cottonera por ser su constructor el Gran Maestre Nicolás Cotoner, del que ya hablaremos después.



Un descendiente, con el mismo nombre y también de la Orden de Malta, fue Jefe de la Casa del Rey Juan Carlos aunque se referían a él entonces por su título de Marqués de Mondejar.
También es patente el color característico de todos los edificios realizados con la piedra caliza que abunda en la isla que parece ser es muy moldeable.
Desandamos nuestros pasos e iniciamos un paseo por las calles de La Valeta.

Sus calles perfectamente rectas y perpendiculares responden al modelo renacentista de urbanización del siglo dieciséis. Hoy reconstruida, tras finalizar la Segunda Guerra Mundial y sufrir grandes bombardeos yaque fue atacada desde el principio por los italianos y alemanes desde Sicilia. Motivado por ser británica entonces y su posición geoestratégica en el Mediterráneo. Por ello, tras acabar la Guerra, le fue concedido la George Cross por el rey Jorge V del Reino Unido (única vez que se concedía a nivel colectivo) y el reconocimiento del Presidente Roosevelt por su heroísmo. Ambas lápidas rememorándolo se encuentran en la fachada del Palacio del Gran Maestre.

Este palacio con sus ventanas de balcones cerrados fue el modelo que siguieron innumerables edificios y viviendas de toda Malta.
Los edificios más emblemáticos de La Valeta, junto a la Catedral de San Juan, son los llamados albergues de las distintas lenguas, o divisiones geográficas, que forman la Orden. Inicialmente fueron ocho, que son el número de las puntas de la cruz de Malta.


Entre ellas una de Aragón (con Navarra) y posteriormente apareció la de Castilla y Portugal. El primero en encontrarse nada más salir de los jardines de La Barrakka, es el Albergue de Castilla y Portugal. Prefiero que lo puedan ver en Google Maps:
Plaza de Castilla

Tras ver lo que queda del Teatro Real destruido durante la guerra, y hoy adaptado a espectáculos al aire libre llegamos a la Calle de la República que se inicia en la modernísima puerta de La Valeta diseñada por el arquitecto Renzo Piano con sus dos agujas.

Puerta de Renzo Piano y Teatro
y por dicha calle acabamos en la Concatedral de San Juan de aspecto sencillo por fuera de una riqueza deslumbrante en su interior barroco. Fue iniciada por el Gran Maestre Rafael Cotoner y de Oleza y continuada por el ya citado Nicolás Cotoner y de Oleza, hermano del anterior. Ambos enterrados (salvo el corazón) en la Capilla de San Jorge o de Aragón de dicha Concatedral (hay capillas también separadas por lenguas). Dicha capilla está presidida por un San Jorge, Patrón de la Corona de Aragón y a un lado hay un cuadro que representa a San Fermín, puesto que la lengua era de Aragón y Navarra. Sus corazones están en la Iglesia de San Jaime de Mallorca.
Todo el suelo está ocupado por tumbas de los caballeros en un colorido mármol, aunque solo se ve en algunas partes por estar cubierto por una alfombra y encima de ellas las sillas para los fieles.
La entrada es de pago y nada menos que 10 € pero nuestro guía nos la consiguió por la mitad.

En un oratorio adjunto se encuentra el único cuadro que Caravaggio firmó durante su residencia en Malta: La decapitación de San Juan Bautista.
Para que se hagan una idea del conjunto comparto un video de Youtube



Tras recorrer los alrededores como el Teatro Manoel y observar que la calle de la Republica es la que divide la ciudad por la mitad y la que lleva a la zona del puerto de Marsamxett es toda cuesta abajo con escaleras o sin ellas.


Junto al Palacio del Gran Maestre, hoy sede del Presidente de La Republica de Malta, había una parada militar muy a lo británico con música moderna como en el Palacio de Buckingham.


La verdad es que es poco de lo que queda de su paso por aquí actualmente, junto con las rojas cabinas telefónicas, pues ya se habla más maltés que inglés entre sus habitantes, aunque se vende como lugar para aprender inglés (¡!)
Tomamos nuestro minibús y nos dirigimos a la zona de la Gruta Azul. Primero paramos en un mirador y luego nos acercamos hasta donde se toman las lanchas para recorrerlas. También hay actividades subacuáticas.

El precio por persona era de 8 € y observando lo que tardaban las barcas entre entrar y salir nos pareció que pese a todos los comentarios a favor íbamos a estar muy influidos por la impresión de la Gruta Azul de Capri y nos íbamos a decepcionar.
El calor reinante lo que invitaba era a darse un baño. Así que nos pusimos de nuevo en marcha hasta los próximos templos megalíticos de Hagar Qim. La entrada en este caso era de 10 €. Estos templos que datan de hace más de 3000 años antes de Cristo, están cubiertos actualmente por una carpa que les protege de los elementos ya que se encuentran en una pequeña colina donde suele soplar bastante el viento. Cuando fuimos el calor y el viento hacían un tanto insoportable el lugar. Hay dos edificaciones, uno cerca de la entrada a la zona y otro como a medio kilómetro. Echamos un vistazo desde fuera y nos pareció, quizás debido a que nos había cogido una insolación, que pese a su indudable interés histórico no nos merecía la pena entrar. Así que le indicamos al guía que continuábamos a la siguiente etapa: Marsaxlokk
Es este un pueblo típico pesquero famoso por su mercado que se realiza los domingos, sus restaurantes para comer pescado y su puerto con las características barcas llamadas luzzus. También es de destacar su iglesia de Nuestra Señora de Pompeya.
Lo primero que hicimos al llegar fue ir a un restaurante que se halla en el mismo paseo que tiene el nombre en italiano de La Nostra Padrona. Aunque tenía terraza, el calor nos hizo preferir el aire acondicionado interior. En ese momento dentro no había casi nadie. Pese a que como es natural nos recomendaron pescado, pero todos optamos por pasta en distintas variedades y calamares fritos. La verdad es que los platos eran buenos y abundantes. Con cervezas, refrescos y agua fue todo unos 110 € que nos pareció también muy bien, aunque a los del restaurante no tanto pues con el grupo numeroso quizás se habían frotado las manos.
Tras esto, nos acercamos al muelle donde observamos los famosos “luzzus”


y después a la plaza de la Iglesia que se hallaba engalanada pues probablemente la fiestas patronales se iban a celebrar próximamente (me imagino que el quince de agosto como tantas vírgenes del orbe católico).


Había guirnaldas, altares representando a la Virgen en alguna aparición y estandartes calificándola de Reina de los Mártires, de los Profetas, etc. como algunas de las jaculatorias del Santo Rosario. Observamos que en maltés, Reina, para estas ocasiones, se dice Sultana ¡Curioso!

La verdad es que la isla completa se hallaba en fiestas como veríamos más tarde. Según nuestro guía en Agosto se celebraban en todos los lugares las llamadas fiestas parroquiales.

Tras nuestro breve paseo bajo el tórrido sol. Retomamos nuestro bus y nos dirigimos a la zona de la antigua capital, antes de serlo La Valeta, Mdina.
La llegada a la zona con la vista de la ciudad en lo alto de la colina con la cúpula de la Iglesia de San Pablo preminente, es de la que dejan huella.

Primero hicimos parada en los extramuros de Mdina, Rabat (con estos nombres es patente su origen árabe). Aquí ibamos a visitar las Catacumbas de Santa Águeda y San Pablo.
Tanto Mdina como Rabat son de origen fenicio ¡Ayer como quién dice…! De la época romana datan las catacumbas, que eran básicamente cementerios usadas por los primeros cristianos. Las más conocidas de Rabat son las de Santa Águeda o Ágata y que se hicieron más famosas por creerse que es donde estuvo el apóstol San Pablo, cuando naufragó en Malta (en la llamada Bahía de San Pablo al norte de la isla) tras una tempestad (por eso lo añadieron en el nombre). Iba conducido en un barco ante el César en Roma, como ciudadano romano que era, y al que apeló cuando fue detenido en Judea. Aquí parece que estuvo unos tres meses y como tal ciudadano romano tenía ciertos privilegios de movimiento aunque fuera prisionero. No existían pruebas evidentes de esta estancia y quedaba en el calificativo de mito, cuando la visita a este lugar del Papa Juan Pablo II, donde oró, hicieron desaparecer las dudas. Estas catacumbas fueron ampliadas durante la Segunda Guerra Mundial pues fue utilizada como refugio de los bombardeos por los habitantes de la zona. El precio es de 5 €.
La visita merece la pena y además el frescor de estas cuevas se agradecía sobremanera. Cruzamos la plaza de la iglesia de San Pablo seguimos la calle de San Pablo y desembocamos en un gran aparcamiento junto a un Parque que está junto al foso de las murallas de Mdina.


Como las ciudades del Val de Noto de Sicilia fue destruida por el terremoto de 1693 y reconstruidas, como aquellas, en el estilo barroco predominante entonces. El color claro de la piedra caliza de las murallas y todos los monumentos dan la sensación de recién construidas. Sus calles, iglesias y palacios igualmente claras y con callejuelas estrechas enamoran rápidamente.



Y desde su lado norte hay un mirador donde se divisa toda la costa de la isla.

Tras esta bonita visita nos dirigimos a la ciudad próxima de Mosta para visitar su enorme Iglesia de la Asunción o Rotunda de clara influencia del Panteón de Roma. Con una enorme cúpula, solo superada por la de San Pedro en Roma y Santa Sofía en Estambul.
Parece llamativo que un pueblito tenga esta enorme iglesia. Durante la Segunda Guerra Mundial se refugiaron, creo que un poco inocentemente, unas trecientas personas cuando calló una bomba de la aviación alemana, que agujereó la cúpula pero sin llegar a explotar. Aún se puede observar el lugar por donde entró (observese en la foto a la derecha del ojo de la cúpula un trozo algo descolorido).
Por ello se le llama la “bomba del milagro” pero que demuestra que la tecnología alemana no es infalible. ¡Afortunadamente en este caso!
Una bomba semejante a la que cayó se encuentra en la sacristía de la Iglesia.
En las dos torres de la misma hay dos relojes con horas distintas, con solo uno da la hora correcta. Según dicen es para “confundir al diablo”. Estaba igualmente arreglada para las fiestas y sus paredes cubiertas de rojo.

Finalmente tras este tour regresábamos a la capital. Aunque acababa teóricamente de vuelta en el hotel, como eran las cinco preferimos volver a La Valeta y ver el ambiente de sus calles con un poco de más fresco, pero fue una esperanza vana por que las temperaturas no bajaban de los veintiocho grados ni en la noche. Nos despedimos de nuestro guía, que nos dejé junto al albergue de Castilla y Portugal y nos dirigimos a La Valeta.
En la calle de la Republica, nos tomamos en la heladería Amorino, un helado en forma de flor típica de esta heladería. La flor duraba poco pues con el calor se derretía rápidamente.
Luego bajamos hacía la parada del ferry de Sliema pasando por la Iglesia del Monte Carmelo, cuya cúpula es tan característica en el perfil de La Valeta vista desde Sliema, y por Indepedance Square donde está la catedral Anglicana de San Pablo que con su puntiagida torres dan el otro toque particular al “skyline” de La Valeta.
Tomamos el ferry que en diez minutos nos dejó a cien metros del hotel. Pero antes nos acercamos a un supermercado para comprar algo para cenar y comer en la excursión del día siguiente y mucha, mucha agua para recuperar todo el líquido lo que habíamos perdido sudando durante el día. En la habitación si se estaba fresquito… Mañana sería otro día…
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Día Dos: Tour por Malta

Etapas 1 a 3,  total 14
 1  2  3  ..  5  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 222 Visitas mes actual: 437 Total visitas: 659

  Últimos comentarios al diario  Un viaje por la Historia: Malta y Sicilia.
Total comentarios 1  Visualizar todos los comentarios

Marimerpa  marimerpa  02/12/2017 23:36   
Comentario sobre la etapa: Día Dos: Tour por Malta
Buen comienzo de diario, ánimo con la continuación.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Region_Isla Tema: Viajar a Sicilia - Islas de Italia- Consejos
Foro Italia Foro Italia: Foro de viajes por Italia: Roma, Venecia, Florencia, Milan, Napoles, Pisa, Genova, Asis, Capri, Sicilia, Cerdeña....
Ultimos 5 Mensajes de 1232
821769 Lecturas
AutorMensaje
m_lopez
M_lopez
Experto
Experto
May 31, 2011
Mensajes: 106

Fecha: Vie Nov 10, 2017 03:10 am    Título: Re: Viajar a Sicilia - Islas de Italia- Consejos

Hola CaperucitaCroft!

Este verano conduje por Sicilia y por el centro de Palermo. Yo también pensé que sería terrible pero al final no fue para tanto, en Madrid me encuentro a gente que hace más "pirulas", tranquila que no es la guerra, disfruta mucho!
Joamra
Joamra
Willy Fog
Willy Fog
Sep 20, 2008
Mensajes: 10095

Fecha: Vie Nov 10, 2017 07:35 am    Título: Re: Viajar a Sicilia - Islas de Italia- Consejos

No te preocupes, no es peor que en Marruecos, pero se conduce también sin respetar las prioridades: el que primero gane la posición es el que tiene preferencia.
gatos1961
Gatos1961
Experto
Experto
Ene 23, 2009
Mensajes: 120

Fecha: Vie Nov 10, 2017 10:50 am    Título: Re: Viajar a Sicilia - Islas de Italia- Consejos

CaperucitaCroft, nosotros también condujimos x Palermo y esto y de acuerdo con lo que te han dicho: no es tan malo como lo pintan.
venecia1
Venecia1
Indiana Jones
Indiana Jones
Abr 26, 2009
Mensajes: 1662

Fecha: Vie Nov 10, 2017 04:01 pm    Título: Re: Viajar a Sicilia - Islas de Italia- Consejos

Sobrevivirás!! Jeje

Además, en Diciembre habrá mucho menos tráfico q en verano
CaperucitaCroft
CaperucitaCroft
Experto
Experto
Mar 06, 2010
Mensajes: 236

Fecha: Vie Nov 10, 2017 10:19 pm    Título: Re: Viajar a Sicilia - Islas de Italia- Consejos

Cuántas respuestas! mil gracias a tod@s por vuestra amabilidad!
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad