Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Lisboa. Fin de año con encanto -Diarios de Viajes de Portugal- Jaspy77
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Lisboa. Fin de año con encanto  -  Localización:  Portugal  Portugal
Descripción: Diario de viaje a Lisboa durante el Fin de Año de 2009-2010, de cuatro días de duración
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Etapa: Día de llegada: Baixa, Chiado y Barrio Alto (29/12/09)  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 05/01/2010 15:11  
Compartir: 
Compartir:
INTRODUCCIÓN


En octubre de 2009, pensando qué hacer en Fin de Año, se nos ocurrió la idea de pasar esas fechas en el extranjero, tal y como hicimos el año pasado en Londres. Así pues, empezamos a barajar diferentes destinos, decidiéndonos finalmente por Lisboa.

A partir de ese momento, me meto de lleno en el foro de los viajeros dedicado a Portugal y me empapo de todo lo que allí se ha escrito y comentado sobre Lisboa. De la misma manera, busco un hotel guiándome por opiniones de viajeros que ya han visitado la ciudad.

Agradezco muchísimo a toda la gente del foro, que con sus opiniones, diarios, consejos… me ha ayudado a planificar este especial viaje de Fin de Año a Lisboa. De hecho, la idea de crear este diario, tiene como objetivo principal el de ayudar a futuros visitantes, para que se puedan hacer una idea de qué visitar, cómo organizar el viaje, precios y algún consejillo basado en nuestra propia experiencia.

Así que sin más rollos os paso a relatar mi diario: “LISBOA. FIN DE AÑO CON ENCANTO”.


29/12/09


Salimos de Salamanca a las 8 de la mañana con la idea de aprovechar al máximo el tiempo en Lisboa (que conste que soy de Gijón, pero mi familia política es de Salamanca, así que aquí el hotel a parte de bueno, es bonito y sobre todo muy, muy barato).

Durante el viaje, la lluvia es nuestra compañera, lo que nos hace temer el tiempo que nos encontraremos en Lisboa. Llegamos a Lisboa a las 12 am hora local, y como no, tras perdernos con el coche, llegamos al hotel. Nuestro hotel es el HF Fénix Garden, situado junto a la plaza Marqués de Pombal. El hotel 100% recomendable, lo reservamos por internet a través de su propia página web (www.hfhotels.com ) y nos salió por 75 € la noche con desayuno incluido (y peazo desayuno). El hotel estaba muy limpio, buen servicio, el personal muy atento y amable y, sobre todo, bien situado con parada de metro y bus al lado.




El check-in era a las 14:00, así que como llegamos antes, dejamos el coche en el parking del hotel (9,9€/día) y fuimos a visitar lo que más cerca teníamos que era la estatua del Marqués de Pombal y el Parque de Eduardo VII. En lo alto del parque había un gigante árbol de navidad que por las noches se iluminaba y se veía muy bonito desde distintas zonas de Lisboa.



Una vez hecha nuestra primera incursión en la ciudad, volvimos al hotel a dejar las maletas en la habitación y tras adecentarnos un poquito, salimos de nuevo a patear la ciudad, pues ese día nuestra idea era visitar la zona centro de Lisboa (Baixa) y el Chiado. Así que cogimos la Avenida Liberdade y bajamos buscando un sitio para comer, pues había que reponer fuerzas ya que la tarde iba a ser dura (podía tener menos colinas la ciudad, porque con 7 no hicimos más que subir y bajar cuestas, jaja).

Siguiendo la recomendación de un forero de los viajeros, nos decidimos por un restaurante situado en la Rua da Conceiçao da Gloria (calle perpendicular a la Av. Liberdade), la Tasca do Marinheiro. A este sitio, si no te lo recomiendan, desde luego que no entras, porque glamour precisamente no tenía jeje. Yo iba con antojo de bacalao, pero debido a que era tarde e iban a cerrar la cocina no podían preparármelo; así que pedimos una sopa de primero para cada uno (uhmm… aviso: no os paséis con el picante que ponen para echarle) y luego cerdo a la portuguesa y chuletas de lomo acompañado todo ello de arroz y patatas; para beber agua. En total pagamos 12,5€. Casi todos los platos costaban entre 4 y 6 € y la verdad que la comida estaba bastante bien y abundante.

Una vez llenado el depósito, comenzamos en serio la ruta del día. Bajamos por Av. Liberdade y lo primero que vemos es el elevador da Gloria. Menuda cuesta, cómo para no tener ese elevador. Seguimos caminando, y nos encontramos con la plaza de Restauradores, una amplia plaza que conmemora la liberación del país del dominio español en 1640 (culturilla básica); en el centro de la misma destaca un obelisco. Justo al lado nos encontramos con la Estación de Rossio, con una fachada principal neo-manuelina muy bonita.



Seguimos avanzando y decidimos bajar por la Rua do Ouro hasta la Plaza del Comercio; qué pena que está en obras porque se ve una plaza amplia con la estatua ecuestre de D. José I, erigida en 1775 en el centro. Esta plaza, fue el terreno donde se asentó el Palacio Real de Lisboa durante más de 200 años. El lado sur, con sus dos torres cuadradas, está mirando al Tajo. Esa fue siempre la mejor entrada de Lisboa, donde llegaban los embajadores y la realeza. Para desembarcar utilizaban unos escalones de mármol. Todavía es posible ver esa entrada a Lisboa.



Pasada la desilusión por no poder ver la Plaza, subimos por la Rua Augusta, pasando por debajo del Arco da Rua Augusta. Esta calle peatonal con multitud de tiendas, tiene una animada vida, donde los camellos (y no me refiero a animales) hacen sus mejores negocios; es muy frecuente que se te acerquen y te ofrezcan “chocolate y otros dulces”. En esta calle hay numerosos comercios y la verdad que es agradable pasear por ella (salvo que por coincidencias del viaje, cada vez que pasábamos por ella, llovía). Caminando por la Rua Augusta nos encontramos a la derecha con el elevador de Santa Justa, en el que más tarde subiríamos. La verdad que impresiona verlo desde abajo, y aunque no parece muy alto, las vistas desde arriba son estupendas.



Avanzando por la Rua Augusta, llegamos a la Plaza del Rossio o de Pedro V; esta plaza, es el centro neurálgico de Lisboa desde hace varios siglos. En ella han tenido lugar juicios, espectáculos, festivales, desfiles militares y Autos de fe durante la Inquisición. Actualmente en ella tienen lugar encuentros políticos y sus sobrios edificios de estilo pombalino, están ocupados por tiendas de recuerdos, joyerías y cafeterías. En el centro se encuentra la estatua de D. Pedro IV, el primer emperador del Brasil independiente. En la cara norte de la plaza se encuentra el Teatro Nacional Doña María II.
Paralela a la Plaza del Rossio, se encuentra la Plaza da Figueira con la estatua del Rey Joao I.



Entre las dos plazas y con acceso a ambas se encuentra un “gran monumento”: La Pastelería Suiza. Todavía recuerdo el “bolo de mel y noces”, vamos, un muffin de miel y nueces que está de muerte. Hacemos en este monumento al colesterol una parada y tomamos dos cafés y dos pasteles por 4,8€.
Una vez dado cuenta de los pasteles, decidimos ir hasta una estación de metro en Plaza Restauradores, para sacar nuestra gran amiga “7 Colinas”. Con esta tarjeta puedes montar todas las veces que quieras en metro, autobús, elevadores y tranvías. Su precio es de 4,2€ la primera vez que la sacas y luego cada recarga 3,7€; la tarjeta se activa en el momento de ser utilizada por primera vez y tiene una validez de 24 horas.

Ya con nuestra tarjeta en la mano, volvemos hacia el elevador da Gloria para subir en él hacia el Bairro Alto y Chiado. El elevador se coge justo al lado de la Plaza de Restauradores y sube un desnivel importante, tanto que por momentos parece que no va a poder llegar arriba.




Una vez arriba a mano derecha, nos dirigimos al mirador de San Pedro de Alcántara; ¡vaya vistas más bonitas de Lisboa! Con el castillo de San Jorge al fondo; lástima que ya era casi de noche y no se veía muy bien, pero la verdad que de día es precioso.
Damos una vuelta por la zona y siguiendo hacia arriba por la Rua Dom Pedro V, nos encontramos con unos de esos locales con encanto del que tanto hablan en el foro: el Pavilhao Chines. La verdad que el sitio es precioso, con una decoración impresionante, con multitud de detalles. Un buen sitio donde tomarse algo, aunque no es precisamente barato, pues un refresco normal cuesta 3€. Nosotros nos tomamos dos cócteles sin alcohol (pues no esperaba todavía la Ginja) por 10€. Los cócteles tenían un nombre original: Vaca-Branka y Poca-Onta.

[align=center]



Volvemos sobre nuestros pasos y nos dirigimos hacia la Plaza Luis de Camoes, dando un paseo por el Chiado. Giramos a la izquierda y nos encontramos con la Cafetería A Brasileira, con la estatua de Pessoa en la terraza. Seguimos por la Rua Garret, que tiene mucha animación y giramos a la izquierda con la idea de bajar en el elevador-ascensor de Santa Justa; cuando nos queremos dar cuenta, estábamos abajo (no me digáis cómo) así que lo que hicimos fue subir en el elevador. Para subir esperamos una cola pequeña y utilizamos la 7 Colinas.


Una vez arriba vemos las bonitas vistas que desde allí se ven: precioso Lisboa iluminado. Justo al salir por la pasarela de salida del ascensor nos encontramos con el Covento do Carmo; La iglesia del convento, que era la mayor iglesia gótica de la ciudad, quedó en ruinas debido al Terremoto de 1755 y es uno de los principales recuerdos del desastre que asoló la capital portuguesa. Lástima que al ser de noche las fotos no salieran todo lo bien que quisiéramos.

Bajamos de nuevo en el ascensor y nos dirigimos hacia la Plaza del Rossio para tomarnos una ginja en “A Ginjinha”. La ginja es un licor de guindas que está muy bueno y que en días de frío te hace entrar bien en calor. El local para tomarlo es la calle, pues el sitio es tan pequeño que solo venden los chupitos y te los tomas fuera. El precio de cada chupito es de 1,10€. El licor está muy bueno y merece la pena hacer una parada para tomarse uno o dos o…



Damos un paseíto más por la zona de la Baixa, recorriendo sus calles centrales (Rua da Prata, Rua Augusta, Rua do Ouro) y viendo alguna tiendecita y como el cansancio ya nos podía, decidimos irnos al hotel para descansar, pues el día había sido movidito y mañana nos esperaba un día apretado, con visita a la zona de Belem y por la tarde visita al castillo de san Jorge y el barrio de Alfama.

Haciendo uso de nuestra amiga inseparable 7 Colinas, cogemos el metro en la estación Baixa-Chiado. Es la línea azul y en 3 paradas estamos en Marqués de Pombal, justo delante del hotel. El metro en Lisboa es muy sencillito (hay 4 líneas) y las paradas están muy cerca unas de otras, así que enseguida estás en el lugar deseado, incluso haciendo trasbordos entre líneas. La verdad que es muy cómodo moverse en el metro lisboeta.

Así pues, con los pies y las piernas reventados por la caminata, finaliza nuestro primer día y toma de contacto con Lisboa; arrastraríamos las agujetas y el cansancio durante el resto del viaje, pero como dicen: sarna con gusto no pica.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Día de llegada: Baixa, Chiado y Barrio Alto (29/12/09)



Etapa: Segundo día en Lisboa: Belem y Alfama (30/12/09)  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 05/01/2010 22:19  
Compartir: 
Compartir:
SEGUNDO DÍA EN LISBOA: BELEM Y ALFAMA 30/12/09


Comienza nuestro segundo día en Lisboa en el que tenemos previsto visitar la zona de Belem por la mañana y por la tarde el barrio de Alfama. El madrugón es considerable para estar de vacaciones ya que nos levantamos a las 7 am.

Hoy, además de con nuestras amigas “7 Colinas” y la lluvia, contamos con una pariente lejana de las anteriores: agujetas. No veáis qué dolores en las piernas, y es que el día anterior la paliza caminando fue de órdago. Pero bueno, a eso veníamos, a patearnos la ciudad y poder ver el mayor número de cosas posible.

Una vez duchados y listos, bajamos al comedor del hotel a ver qué desayuno nos espera. La verdad que me sorprendió gratamente lo que vi, pues no esperaba un desayuno tan completo: zumos, té, cafés, croissants (madre mía cómo estaban), panecillos, mermeladas, bizcochos, roscón de reyes (no tan bueno como el de aquí), embutidos, quesos, frutas, yogures, cereales, quiche calentita de salchichas, bacon, huevos revueltos… muy bien para empezar el día.
Preguntamos en la recepción del hotel, el bus para ir a Belem, y allí nos indican a que parada ir (estaba al lado) y el número de autobús, que es el 727. Así que vamos hacia la parada y hacemos uso de nuevo de la “7 colinas” del día anterior. El autobús nos hace un recorrido por las calles lisboetas, por zonas que seguramente no pasaríamos de no ser por dicho trayecto.

Una vez en Belem, nos dirigimos lo primero a visitar el Padrao dos Descobrimientos; este monumento destaca en el margen del río y fue construido en 1960 para conmemorar los 500 años de la muerte de D. Henrique el Navegante. A mí me gustó mucho, aunque no parece gran cosa, pero lo mejor de todo son sin duda las vistas desde arriba. Parece que no está muy alto, pero tiene unas vistas del Tajo y de la zona de Belem realmente espectaculares. Yo recomiendo sin ninguna duda subir. El precio es de 2,50€ por persona e incluye subida en el ascensor y una visita en la planta baja a una exposición que, la verdad, no merece la pena casi ni bajar.





Continuamos la visita por Belem y nuestro siguiente destino es: la Torre de Belem. La Torre de Belém, es obra de Francisco de Arruda y constituye uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura manuelina. En el pasado sirvió como centro de recaudación de impuestos para poder entrar a la ciudad. Ya se puede ver una vista bonita desde lo alto del Monumento a los Descubrimientos, pero a medida que nos vamos acercando, más nos gusta. Se ve un edificio pequeñito, pero muy chulo, que descansa sobre el río Tajo.


Sacamos la entrada correspondiente (5€ por persona) y accedemos al interior. En la planta baja, se ven cañoneras, como método de defensa y por unas escaleras muy estrechas subimos a las diferentes plantas de la Torre (hay 5 plantas). Las escaleras son tan estrechas que no se pueden casi cruzar dos personas, así que hay que dar preferencia a los que bajan, como indican las señales. Nos hacemos nuestro book particular en la Torre y bajamos por la mini-escalera hasta la salida.


Estas dos visitas nos gustaron mucho, ya que ambos monumentos son muy bonitos y sobre todo las vistas que desde ellos tienes del Tajo; son espectaculares. Además, también puede verse el Puente 25 de Abril, que cruza dicho río.

Nos ponemos rumbo ahora hacia el Monasterio de Los Jerónimos, callejeando un poquito por Belem.
Lo que más nos importaba ver en el Monasterio, era su claustro, para comprobar si era tan bonito como se comentaba; así pues fuimos directamente a la entrada sin pasar por el Museo de la Marina, ya que no nos interesaba mucho el tema, así que no puedo deciros que tal está.

El Monasterio de los Jerónimos fue diseñado en estilo manuelino por el arquitecto Juan de Castillo, encargado por el rey Manuel I de Portugal para conmemorar el afortunado regreso de la India de Vasco de Gama. En los Jerónimos se hallan las tumbas (neomanuelinas) del navegador Vasco da Gama y el poeta Luís de Camões. En una capilla del claustro descansan, desde 1985, los restos del escritor Fernando Pessoa.

La entrada al Monasterio cuesta 5€ por persona, así que entramos y pudimos contemplar el claustro así como el interior que es muy amplio, con una bóveda muy amplia que impresiona.



Damos una vueltecita por el Monasterio y salimos de allí rumbo a unos de mis momentos más esperados: LA PASTELERIA DE BELEM, ñam, ñam, se me iba haciendo la boca agua pues tanto hablar de ellos en este foro, no veía el momento de probarlos.

Llegamos a la pastelería y cerquita de la entrada vemos una mesa vacía, así que de cabeza para ella. La pastelería es muy grande, con varios salones y suele haber mucha cola en la calle, no para sentarse, sino para llevarse las cajas de pasteles de nata, así que yo os recomendaría sentaros a comerlos allí calentitos (tanto vosotros como los pasteles) y si queréis llevaros una cajita se las podéis pedir a los camareros.

Pedimos 4 pasteles de nata y 2 zumos de naranja (8€ en total) y yo no aguantaba más, se me iban los ojos para las demás mesas. Por fin nos los traen calentitos y el primero de ellos lo como tal cual (sin el azúcar glas y la canela) y tengo que deciros que pese a estar buenos me esperaba otra cosa, no sé quizás me había hecho a la idea que tendrían otro sabor y no me llamaron mucho la atención; pese a todo es cita obligada en Lisboa, que conste.



Esperamos a que pase un chaparrón y después de hacer un tour por la pastelería salimos a la calle; enfrente hay una parada de autobús y tranvía, así que decidimos coger el tranvía número 15 (eléctrico como los llaman allí) haciendo todavía uso de la 7 Colinas del día anterior. Vemos el paisaje desde el tranvía y nos paramos en la Plaza del Comercio.

Nuestras piernas cada vez se quejaban más, y todavía nos quedaba lo más duro del día (duro en el buen sentido, ya quisiera yo que todos los días fuesen como los de Lisboa de turismo); así que nos dirigimos al barrio de Alfama. Aquí sí que las cuestas son de campeonato; el barrio tiene su encanto especial, pero hay que decir que muchas de las casas y edificios están abandonados o en mal estado, quizás eso le de ese toque especial. Con el plano que llevábamos, no nos aclarábamos mucho, ya que muchas callecitas y escaleras no venían señaladas, con lo que perderse nos fue muy fácil.


Ibamos buscando un restaurante recomendado por gente del foro, el Restaurante Cartuxinha, en Rua das Farinhas, pero nos empezó a llover, y encima perdidos como estábamos y no fuimos capaces de dar con él, así que al final entramos en lo que podríamos decir, el gran fracaso de Lisboa, y no quiero hacer mala publicidad de ningún sitio, pero es que este se las trae… Se trata del restaurante Carmar en la Rua Alegrete. Parecía que tenía buena pinta, pues había gente que parecía de allí comiendo, lo que es buena señal. Nos sentamos en una mesa al lado de la puerta, con lo que el frío para empezar era considerable, pero bueno es lo de menos. Pedimos dos menús del día (7€ cada uno) que incluían sopa, primer plato, bebida y café. Yo pedí hígado encebollado y mi pareja pescado a la brasa. Nos traen el plato principal lo primero, con las ganas que teníamos de la sopa, esperando que fuese como la del día anterior. Mi hígado estaba normalito, acompañado con unas patatas cocidas en una salsa sospechosa, y el pescado venía acompañado de una ensaladita la cual a su vez venía aliñada con un gusanín verde; lo del gusano le puede pasar a cualquiera pues una lechuga mal lavada puede llevar esas consecuencias, pero es que saltando ese detalle por alto ya os digo que la comida estaba normalita tirando a mal. La sopa se la tuvimos que pedir hasta 3 veces porque no nos la traía y una vez en la mesa ya casi ni ganas tenía de ella, además que tampoco estaba muy allá. Total que no lo recomiendo, por lo menos en nuestro caso no salimos contentos de allí.

Para quitarnos el mal sabor de boca, y como estábamos relativamente abajo en Alfama, fuimos a la pastelería Suiza y allí me comí otro de mis favoritos Bolo de mel y noces y unos pasteles de nata de sabor parecido a los de Belem, salvo que no estaban calentitos (2,70€ todo).

Nuestro siguiente objetivo era visitar el Castillo de San Jorge, así que volvimos a subir cuestas hasta llegar a la entrada del mismo y tras sacar la entrada correspondiente (5€ por persona aunque no estoy muy seguro del precio, no lo recuerdo bien) nos adentramos en la fortaleza.
Se encuentra en posición dominante sobre la más alta colina del centro histórico, proporcionando una de las más bellas vistas sobre la ciudad y sobre el estuario del río Tajo. La edificación consta de varias torres y garitas, un foso y dos patios grandes.




Una vez visitado el castillo, bajamos por Alfama hasta llegar a la Catedral de Sé. Santa Maria Maior de Lisboa o Sé de Lisboa es la catedral de Lisboa y la iglesia más antigua de la ciudad. Desde el inicio de la construcción en el año 1147, el edificio ha sido modificado en varias ocasiones y ha sobrevivido a varios terremotos. Actualmente es el resultado de una mezcla de distintos estilos arquitectónicos. Hacemos visita relámpago y fotos de rigor y seguimos ruta.


Cogimos el metro en Restauradores para ir al hotel, pues con la lluvia, teníamos los pies mojados y queríamos cambiar de calzado. Ya era bien entrada la tarde y como todo se nos hacía poco, recargamos la 7 Colinas y cogimos el metro para una visita más lúdica: El Centro Comercial Colombo.
Para llegar hasta allí cogimos la línea azul de metro delante de nuestro hotel (en Marqués de Pombal) y nos bajamos en Parada Militar/Luz. El trayecto es corto, pues ya os digo que las paradas están muy próximas unas a otras. Cuando llegamos quedamos impresionados de lo grande que es, la cantidad de calles que tiene, no sabes por dónde tirar ni qué ver, así que aquí me dejé guiar por mi chica, que de estas cosas sabe más. Vimos las tiendas y dimos una vuelta por el centro comercial, y ya era la hora de cenar, así que subimos la planta de restaurantes y aquí la indecisión para elegir sitio fue grande, pues la variedad de restaurantes parece infinita. Al final y tras caminar más de lo que ya podíamos nos decidimos por un chino que tenía muy buena pinta. La cena nos salió por 15€ (2 rollitos, 2 platos de chop suey de gambas y cerdo, bebidas).
Como ya no podíamos más decidimos coger el metro de vuelta hacia el hotel y descansar hasta el día siguiente, que también prometía una buena paliza física, pues nuestro destino era Sintra.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Segundo día en Lisboa: Belem y Alfama (30/12/09)



Etapa: Tercer día en Lisboa: Sintra y Nochevieja lisboeta (31/12/09)  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 06/01/2010 11:27  
Compartir: 
Compartir:
TERCER DÍA EN LISBOA(31/12/09): SINTRA Y NOCHEVIEJA LISBOETA


Como el día anterior nos levantamos a las 7 am, pues hoy vamos a visitar Sintra y ya que vamos en tren, hay que madrugar para aprovechar el día allí.

Hoy las piernas están más cansadas aún, las 7 colinas están haciendo mella en nosotros, pero nada nos impedirá visitar Sintra, pues tenemos especial interés en conocer este pueblo y sus monumentos principales, pues hemos oído maravillas.

Lo que nos hace levantarnos con más ganas, es pensar en el “peazo” desayuno que nos espera al bajar al comedor del hotel. Cómo nos ponemos y es que hay que desayunar bien para aguantar las pateadas que nos metemos “pa´l cuerpo”.

Una vez salimos del hotel, nos dirigimos hasta el metro para coger la línea azul en dirección a Jardim Zoologico; trayecto rápido como siempre y una vez llegamos a la parada de metro, salimos por la boca del mismo y nos dirigimos a la estación de tren Sete Ríos, desde donde sale el tren hacia Sintra. También se puede coger en el Rossio, pero decidimos ir hasta Sete Rios, para ver más zonas de Lisboa. Pequeño paseíto hasta la estación donde sacamos el billete de ida y vuelta a Sintra (3,70€ por persona). El tren sale de la línea 2 y tenemos que hacer un trasbordo en la parada de Amadora a la línea 1.

Una vez asentados en el tren definitivo, vamos viendo el paisaje que separa Lisboa de Sintra, y la lluvia amenaza con chafarnos el día, pues hacia el interior se ve mucha oscuridad, pero confiamos que no diluvie, y podamos disfrutar de este pueblo montañoso.

Llegamos a la parada final y vamos directamente a la oficina de turismo de Sintra que está saliendo por la estación a la derecha; allí nos dan un plano del pueblo y nos informan de los horarios especiales de ese día (cierran la mayoría de los sitios a las 15:00). Nos llevamos un chasco pues también nos dijo que la Quinta Regaleira no abría durante ese día y era lo que más nos apetecía ver, pues íbamos bien equipados con linternas y todo para meternos en sus grutas, como bien recomendaba la gente del foro.

Eso no iba a impedir que disfrutásemos de nuestro día en Sintra, así que le preguntamos a la chica de información por el bus turístico y nos dice donde cogerlo y que número es. El bus es el 434 y el billete cuesta 4,50€ y hace el recorrido: Sintra-Castelo dos Mouros-Palacio de la Pena-Sintra. El recorrido es circular, digo esto, porque teníamos planeado visitar primero Pena y luego el Castelo dos Mouros, pensando que una vez en Pena iría de nuevo hacia el castillo; sin embargo no es así y tuvimos que bajar de nuevo al pueblo para coger el autobús otra vez hasta el castillo. No pagamos el segundo viaje, ya que el billete vale para todo el día.

Hecha esta aclaración, os sigo contando el día en Sintra: subimos en el bus turístico hasta el Palacio de la Pena y la carretera se las trae, ¡vaya curvas! (el bus tiene que hacer maniobras en alguna) y vaya subidita, aunque al conductor no debía parecerle tan chunga la carretera, porque no veais a la caña a la que íbamos.

Llegamos al Palacio sobre las 10am, buena hora pues no había mucha cola para sacar la entrada, así que os recomiendo ir temprano, porque a la salida la cola ya era un poco más larga. Nosotros sacamos la entrada combinada Palacio Pena-Castelo Mouros que cuesta 11€ por persona.

La primera impresión desde las taquillas es muy buena, menudas vistas se ven del Palacio y menuda cuesta hay que subir a pie hasta llegar a la puerta, así que por comodidad y por la salud de nuestras piernas, decidimos subir en el bus disfrazado de tranvía que nos evitó subir esa cuesta. Yo diría que andando son unos 10-15 minutillos pero no teníamos moral para caminar de más. El billete de este bus-tranvía cuesta 2€ ida y vuelta.


El Palacio Nacional de la Pena es una de las principales residencias de la familia real portuguesa durante el siglo XIX y a la vez constituye una de las máximas expresiones del estilo romántico del siglo XIX en Portugal. El palacio está asentado sobre grandes peñascos, presenta una mezcla de estilos arquitectónicos totalmente intencionada. Se pueden encontrar elementos que pertenecen al neo-gótico, neo-manuelino, neo-islámico, neo-renacentista y en menor medida a la arquitectura colonial. El motivo de esto es que la mentalidad romántica del Siglo XIX está enormemente fascinada por todo lo exótico


El exterior del Palacio hay que decir que es precioso, de lo que más me ha gustado en este viaje; por ponerle un pero, podían darle una manita de pintura, pues está bastante descuidado y con los colores más vivos, sería espectacular. Las vistas desde el Palacio son impresionates.

Entramos en el interior del Palacio (no se pueden hacer fotos) por una puerta que está al lado del famoso Tritón. El interior está muy bien cuidado, estando decorado en estilo catedralicio, según la moda de la época. El mobiliario y la ornamentación presentes en su interior, dan una gran muestra de ello. La visita se hace de forma lineal ya que vas siguiendo el camino que tienes marcado. En cada sala hay una breve explicación escrita de lo que en ella puede verse. Es interesante ver este mobiliario y las diferentes estancias.

Una vez hecha la visita interior salimos de nuevo para hacer más fotos (la verdad que aquí se pueden sacar fotos y fotos sin parar).




Cogemos el bus-tranvía y bajamos hasta las taquillas, para allí coger el bus para ir al castillo; ya he comentado antes lo que nos pasó en este sitio, así que bajamos al pueblo y volvimos a coger el bus para subir hasta el Castelo dos Mouros.

Una vez a las puertas del castillo, nos refugiamos unos minutos en las taquillas y aprovechamos para coger un mapa del castillo que nos servirá de guía.

Cuando paró la lluvia, empezamos nuestra visita al castillo. Erigido sobre un macizo rocoso, aislado en una de las cumbres de la Sierra de Sintra, desde sus murallas se disfruta de una vista privilegiada de la zona hasta el Océano Atlántico, solo que por la climatología las vistas no eran tan extensas como en días soleados.

Las murallas son constituidas por una cadena doble, interior y exterior; la muralla presenta cinco torres: cuatro de planta rectangular y una de planta circular coronadas por bases piramidales.



El fuerte viento hace que dé un poquito de miedo subir hasta el punto más alto, pero nos armamos de valor y allí subimos. Las vistas son impresionantes, y el castillo cumple con las expectativas que nos había creado.



Finalizada la visita al castillo, cogemos de nuevo el bus y nos bajamos al pueblo para comer. Hacemos una comida express de bocata y nos vamos a tomar un café y unos pasteles a la pastelería Piriquita, donde degustamos los postres típicos de la zona: traveseiros y queijoada; dos cafés y dos pasteles nos cuestan 4,35€.

Una vez repuestas las fuerzas, y como el plan que teníamos se nos había chafado (la idea era visitar la Quinta Regaleira después de comer), damos una vuelta por las calles de Sintra, viendo las tiendas típicas de souvenirs.




Concluimos nuestro día en Sintra, y bajamos hasta la estación de tren en el bus turístico y ponemos rumbo a Lisboa, para prepararnos para la Nochevieja lisboeta.

Una vez preparados, cogemos el metro (línea azul) hasta Restauradores y buscamos un restaurante donde cenar. Fuimos temprano para no tener problemas para encontrar sitio, pues no teníamos nada reservado. Habíamos echado el ojo a un italiano que tenía buena pinta y allí nos fuimos a preguntar. Como nos dijeron que había mesa (el sitio es enorme) allí nos quedamos.

El restaurante se llama Valentino, y está situado en la Rua Jardim do Regedor,38-45 (al lado de la plaza Restauradores). El sitio es muy bonito y tiene una bonita decoración navideña (vaya fotos haciendo el chorras con los ositos de coca cola, no las pongo porque vamos… Riendo ).


La carta es diferente al resto del año pues es especial para ese día. Nosotros pedimos una pizza (uhmm mamma mia como estaba), tagliatelle mar i monte, tiramisú y una copa de frutas con helado; para beber agua que es muy sana. El precio de la cena fue de 42€.

Como estaba lleno y había gente esperando para cenar, decidimos ir a tomar un café a otro sitio y después cogimos el metro a carreras para subir al hotel y tomar las uvas a la hora española con tv1 (con las ganas que tenía yo de ver a la Esteban en t5 jajaja) pues era la única cadena española que se veía. Después de las uvas, el champán correspondiente y de las llamadas y mensajes de rigor, volvemos a coger el metro a toda prisa para ir hacia Belem. Bajamos en la parada de Baixa-Chiado y de allí cogemos la línea verde hacia Cais de Sodre.

Una vez allí ya eran casi las 12 de la noche, y había unas colas enormes para ir hasta Belem, así que quedamos por la zona de Cais de Sodre y vimos los fuegos artificiales desde allí. Una pena no poder ir hasta Belem, ya que había gente del foro que había comentado para quedar allí, pero no pudo ser.
Vimos un poquito la noche lisboeta y decidimos volvernos al hotel, pues el día había sido agotador y estábamos muy cansados.

Además al día siguiente (ya ese día) teníamos planeado visitar la zona del Parque de las Naciones y dar nuestros últimos coletazos por Lisboa.


FELIZ AÑO NUEVO DESDE LISBOA
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Tercer día en Lisboa: Sintra y Nochevieja lisboeta (31/12/09)

Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 145 31
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 235 Visitas mes actual: 155 Total visitas: 30415

  Últimos comentarios al diario  Lisboa. Fin de año con encanto
Total comentarios 25  Visualizar todos los comentarios

Núria_81  núria_81  16/07/2010 17:35
Veo que estuvimos los mismos días por allí! Leer tu diario me ha hecho recordar y revivir esos días! Enhorabuena!

Soñandoitalia  soñandoitalia  27/10/2010 22:15
Un diario muy bueno, lo tendré en cuenta para mi isita de diciembre. Te dejo tus estrellas.
Un saludo.

Jaspy77  jaspy77  28/10/2010 13:45   
Muchas gracias soñandoitalia por tus estrellas. Me alegro que te haya gustado el diario.

Un saludo

Manher51  manher51  05/11/2010 18:20
En el puente de diciembre viajaré a Lisboa y gracias a tu diario y a otros lo llevaré todo planificado. Muchas gracias por compartir tus experiencias con tod@s l@s viajeros. Un saludo y ahi van mis estrellas.

Jaspy77  jaspy77  07/11/2010 21:34   
Muchas gracias manher51.

Seguro que te gusta Lisboa. Si tienes alguna duda, aquí estoy para intentar ayudarte.

Saludos

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Viaje a Portugal : Consejos
Foro Portugal Foro Portugal: Foro de viajes por Portugal: Lisboa, Oporto, Evora, Braganza, Faro, Estoril, Sintra, Coimbra, Algarbe, Alentejo, Madeira...
Ultimos 5 Mensajes de 1145
607527 Lecturas
AutorMensaje
macdidia
Macdidia
Travel Adict
Travel Adict
Sep 14, 2008
Mensajes: 27

Fecha: Jue Sep 28, 2017 09:24 pm    Título: Re: Viaje a Portugal : Consejos

Que currazo. Me quito el sombrero, esta genia. Espero tener un poco de tiempo y acabar el diario que has colgado mío. De verdad chapeau!! Y una idea fenomenal.
spainsun
Spainsun
Site Admin
Site Admin
Sep 01, 2000
Mensajes: 69703

Fecha: Jue Sep 28, 2017 09:50 pm    Título: Re: Viaje a Portugal : Consejos

Magnifica recopilación de datos. Gran trabajo. Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso
rocmat
Rocmat
Super Expert
Super Expert
Mar 11, 2012
Mensajes: 494

Fecha: Vie Sep 29, 2017 06:40 am    Título: Re: Viaje a Portugal : Consejos

Menudo curro, gracias porque será de utilidad seguro!
Molleda
Molleda
Super Expert
Super Expert
May 23, 2009
Mensajes: 263

Fecha: Jue Oct 12, 2017 07:59 pm    Título: Re: Viaje a Portugal : Consejos

Hola a todos. Estoy pensando en mis próximas vacaciones de verano y tengo el ojo echado en Portugal. Vaya por delante q no conozco Portugal

Somos un matrimonio con una hija de 4 años. He pensado alojarnos por Cascais y desde allí visitar los lugares de mayor interés como Sintra, Lisboa, etc...

Queremos un hotel familiar, el típico cerca de la playa, con animación nocturna, media pensión. Alguna sugerencia?

He pensado en Cascais porque cercano a Lisboa parece q es lo más turístico, si alguien se le ocurre otra zona bienvenida sea.

Muchas gracias por adelantado
chamiceru
Chamiceru
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Feb 05, 2009
Mensajes: 30272

Fecha: Vie Oct 13, 2017 11:59 am    Título: Re: Viaje a Portugal : Consejos

Hola
En el Foro de Cascais tienes varios hilos con información sobre la zona Guiño
Saludos
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad