Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Nápoles y Campania italiana 2010 -Diarios de Viajes de Italia- Inusitado
Indice
Indice
Diarios más leidos
Diarios más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Diarios más Votados
Diarios más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
Localización: Italia Italia [Europa]
Inusitado  Autor:    Fecha creación:  Compartir este diario: 
Descripción: Viaje de aproximadamente una semana a Nápoles y alrededores (zona Vesubiana, Oplontis y Pompeya, costa amalfitana, Caserta, etc.) durante octubre-novimebre de 2010.

Índice de Etapas del Diario: Nápoles y Campania italiana 2010







Total comentarios: 13  Visualizar todos los comentarios Comenzar a leer Comenzar a leer

Etapas 1 a 3,  total 7
 1  2  3  siguiente siguiente


Localización: Italia Italia
    Etapa:  Día 1: Llegada a Nápoles      
Volamos desde Sevilla a Roma (Ciampino) con Ryanair.
A pesar de algunos cambios en el vuelo de vuelta, el viaje con ellos (como siempre), perfecto.
Ya en Ciampino cogimos un bus hasta la estación de Termini (Roma)




Sobre Ciampino
Es un aeropuerto pequeñito en el que principalmente trabajan las aerocompañías de bajo coste (Ryanair, Easyjest, etc.)
Está muy bien conectado con Roma Centro.
Hay dos compañías que ofrecen el servicio Ciampino-Termini, que son ATRAL y TERRAVISIÓN.
Nosotros decidimos comprar anticipadamente el billete con TERRAVISIÓN para evitar quedarnos tirados en Ciampino. Pues bien, el avión llegó unos 30-45 minutos antes de la hora prevista y debíamos esperar un rato largo en el aeropuerto con las maletas. Intentamos meternos en un bus previo a nuestra reserva, pero nos fue imposible. Nos dijeron que sí y después tuvimos que sacar rápidamente las maletas del bus antes de que se marchara sin nosotros. La atención al cliente pésima.
Es por eso que decidimos irnos con la otra compañía, ATRAL. Pertenece al grupo COTRAL, y hace el mismo trayecto que TERRAVISIÓN.
El billete se compra en el mismo bus y cuesta 3,90€ por trayecto.
La parada de ATRAL en Ciampino está saliendo del aeropuerto a la izquierda, justo enfrente de la puerta de vuelos de salida.

Para la vuelta, tenéis que tener en cuenta varias cosas.
La parada de ATRAL en Termini está MUY CERCA de la estación, así que no temáis si no la veis. Nosotros tuvimos que dar una vueltas y hartarnos de preguntar.
Una amable señora ecuatoriana, que trabajaba de enfermera y guía turística, nos mostró dónde estaba.
Tenéis que tomar la salida de Termini por la calle "Guiliotti", que viene muy bien indicado en los carteles informativos. Una vez que estéis fuera, tenéis que ir a la derecha, justo al lado de la parada de taxis. Ahí podréis ver un poste de información de buses típico italiano donde figurará el nombre del bus. Arriba del todo pondrá COTRAL, y más abajo ATRAL.
Los horarios bus son los siguientes

Sobre Termini
La estación romana de Termini es la más grande de Italia y la segunda de Europa, detrás de París Nord (París). Os podréis imaginar la magnitud de ésta.
Afortunadamente, todo está muy bien indicado, y para acceder a las vías correspondientes (“binarios”) tendréis que pasar por el subterráneo.
Al principio puede agobiaros un poco y os podéis sentir algo perdidos.

Pues bien, retomando el diario, he de aconsejaros que los trenes los reservéis por internet.
Hay muy buenas ofertas si lo hacéis de este modo.
Nosotros nos acogimos al descuento "menos 30", un 30% de descuento por adquirir los billetes con un mes de antelación.
Es más, de este modo tan sólo tenéis que presentaros en el vagón y asientos asignados unos minutos antes de la salida.

Para desplazarnos a Nápoles desde Roma elegimos el tren Intercity, que tarda unas dos horas en completar el trayecto.
Los precios son más asequibles que el tren Eurostar. Si no tenéis excesiva prisa en llegar y queréis ahorraros unos euros, este es vuestro tren.
Si queréis algo más barato y muy lento, vuestra opción es el Regional, pero no os lo aconsejo.
En la anterior estancia por el norte de Italia usé el Regional para trayectos cortos y es MUY lento.

Llegamos en dos horas a Nápoles y fuimos a buscar el hotel, que estaba al final de la Piazza Garibaldi

Sobre la Piazza Garibaldi
Hago un inciso sobre esta peculiar plaza.
Nos habían pintado tan mal la zona que esperábamos chabolas y hogueras en medio de la carretera, jejeje. Es cierto que el tráfico allí es caótico, pero no es una zona tan mala.
No es aconsejable andar por allí a altas horas de la noche, pero esto es aplicable a todo Nápoles. Los comercios cierran muy temprano y a las 23-24 horas hay poca gente por la calle.
Garibaldi se levanta muy temprano, y es muy típico ver los puestos a las 7 y poco de la mañana. Es una zona con mucha inmigración, pero en ningún momento sentimos inseguridad.
Tenéis que tomar las mismas precauciones que en cualquier ciudad por la noche, nada más.

Si encontráis un hotel allí no lo dudéis, es una enorme ventaja tener la estación a dos minutos.
Nosotros nos alojamos en el "Hotel de la Ville", u "Hotel de la Nazione", que viene a ser lo mismo.
Sólo buenas palabras sobre este hotel, un oasis en medio del caos de Garibaldi.
Si queréis opiniones, podréis verlas en la web de Booking.com.
Habitación amplia, limpia, esmerado servicio de habitaciones, simpatía de los empleados, a dos minutos de la estación, desayuno buffet sin grandes lujos incluido, etc.
Un gran acierto.

Ya establecidos en el hotel dejamos las maletas y nos fuimos corriendo a tomar el bus.
La parada de bus se encuentra junto al McDonalds más cercano a la estatua del señor que da nombre a la plaza, Giuseppe Garibaldi.
Algunos buses salen de ahí (R2, muy importante), y otros junto a la estatua.

Para que os hagáis una idea, a un lado de la plaza está la estación de trenes, y en el otro extremo las paradas de autobús.

Cogimos el R2, que hace el trayecto Garibaldi-Plaza Treste e Trento entre otros.
Si queréis ir al Castel Nuovo, Teatro San Carlo, Galería Umberto, Palacio Real o la Iglesia de San Francisco de Paula, éste es vuestro bus.

Nosotros nos bajamos en la plaza "Trieste e Trento", frente al teatro San Carlo.
Fuimos al Palacio Real, a 200 metros, situado en la "Piazza del Plesbicito". No os confundáis, el Palacio es el edificio de la izquierda. El otro, es la iglesia de San Francisco de Paula.


El Palacio cerraba a las 20 horas, y la taquilla a las 19 horas, así que nos apresuramos.

Allí adquirimos antes de nada la ARTECARD.

Sobre la Artecard:

Es una tarjeta cultural que te ofrece descuentos en numerosos sitios de Nápoles.
Hay muchas variedades, así que tendréis que elegir la que más o convenga. Sitio web.

OJO, si tenéis entre 18 y 25 años (no cumplidos) os harán descuento en algunas tarjetas y TODAS la entradas os saldrán gratis.
Si no, dependiendo de la tarjeta, os entraran algunos monumentos gratis y el resto con descuento.

Nosotros adquirimos una de 3 días de toda la región ["Tutta la regione 3 days"] (ideal para la zona Vesubiana) y otra para Nápoles y los campos flégreos ["Napoli e Campi Flegrei"].


Nosotros no "encajábamos" en la tarjeta para jóvenes porque para los italianos 18-25 es 18-25 <<no cumplidos>>, pero siempre puedes intentar mostrar la tarjeta universitaria por si cuela.
Y sí, la mayoría de veces funciona, así os ahorráis un dinerito interesante. Así que ya sabéis, a mostrar la Artecard (es igual la versión con descuento, "reduzzione", que la normal) con el carnet de estudiante o la tarjeta universitaria.

Dependiendo también del tipo de tarjeta tenéis el bono de transporte (Unico Campania) por el otro lado de la tarjeta.

Sigamos con el diario.
Vimos el Palacio Real con la anécdota de que sala que veíamos, sala que cerraban. No había nadie más, así que el guarda de seguridad estaba deseando que terminara nuestra visita para marcharse a casa.
Nos hicimos amigos y nos dejó hacer fotos con flash e incluso se ofreció como fotógrafo.



Tras la visita al Palacio Real estuvimos por la Plaza Plesbicito, Teatro San Carlo, Galerías Umberto y fechada del Castell Nuovo.
A continuación dimos un agradable paseo por el puerto hasta llegar al Castel Dell'Ovo. Está a unos 10 minutos a pie, y merece MUCHO la pena pasear por la zona. Nápoles es una ciudad para perderse y pasear sin rumbo fijo.
También dimos un paseo por el barrio de Santa Lucía y volvimos a la Plaza teste e Trento.




Imagen típica de Nápoles, y peor cuando están en plena huelga de recogida de basura.

Cenamos en una cadena de pizzerías llamada "Ciao Pizza". Estaban geniales, y os aconsejo la Caprese, con tomate natural, mucho orégano y auténtica mozzarella de Búfala. Y encima, recién sacada del horno.
No dejéis de probar las otras especialidades culinarias, y sobre todo la pizza Marguerita (que tiene bastante historia).

Cogimos el autobús R2 y de vuelta a Garibaldi a descansar. El día siguiente iba a ser duro.

No os desesperéis con los autobuses en Nápoles. Es muy probable que en 30 minutos no pase el que buscáis, y de repente aparezcan 5 seguidos.

Instantánea con algunas de las líneas de buses napolitanos.
Ver Etapa: Día 1: Llegada a Nápoles


Localización: Italia Italia
    Etapa:  Día 2: Oplontis y Pompeya      
Para desplazarnos hasta Pompeya, tomamos el tren Circumvesubiano.


La estación del Circumvesubiano se encuentra dentro de la estación de trenes de Garibaldi, en la planta baja.
Se accede fácilmente cruzando el hall de la estación a la derecha, para girar después a la izquierda, cruzar el pasillo y salir al exterior. Una vez “fuera”, hay unas escaleras mecánicas que llevan hasta el sótano o planta baja.



El Circumvesubiano es una opción muy barata para desplazarse por la zona Vesubiana.
Si adquirís la Artecard, todas sus variantes incluyen los transportes “Unico Campania”, por lo que podréis usar el Circumvesubiano de manera ilimitada y gratuita.
El sistema de convalidación es similar al del metro, teniendo que introducir la tarjeta en los lectores de los tornos.

El anden (binario) es el nº 2, y siempre tomando dirección a Sorrento


Información sobre las estaciones del Circumvesubiano.


Quizás no os suene Oplontis, pero merece la pena perder un par de horas en este bonito lugar.
Visitamos la villa en la más absoluta soledad. Ni un solo visitante, y a apenas unos kilómetros miles de ellos…


La parada del Circumvesubiano que corresponde a Oplontis es “TORRE ANNUZIATA - OPLONTI”.
Tarda aproximadamente 20 minutos en hacer el trayecto desde Nápoles.
Tenéis que andar un poco, pero está bastante bien indicado cómo llegar a la “Villa de Popea”, mujer de Nerón.

Horario:
8.30 - 17.00 (del 1 de noviembre al 31 de marzo. Última entrada, a las 15:30.
8.30 - 19.30 (del 1 de abril hasta el 31 de octrubre. Última entrada, a las 18 horas.
Cerrado: 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre.

Precio:
Entrada normal
5,50 € (estándar);
2,75 € (reducido).

Ticket múltiple
Con acceso a 3 sitios en el mismo día (Oplontis, Stabiae, Boscoreale): normal 5,50 €, reducido 2,75€.
Con acceso a 5 sitios durante 3 días (Pompei, Ercolano, Oplontis, Stabiae, Boscoreale): normal 20€, reducido 10€.

Gratuito: residentes UE menores de 18 años y mayores de 65.
Tarifa reducida: ciudadanos europeos entre 18-25 años (no cumplidos)




Tenéis que hacer una pequeña parada en el puesto de información turística de Oplontis. El hombre que lo lleva es bastante simpático y servicial, y seguro que os regala algún libro o póster, o bien os aconseja dónde podéis residir durante vuestra estancia. Insistirá en que protejáis vuestras pertenencias y no dejéis el bolso descubierto, como os dirán muchas veces en Nápoles y alrededores.


En la Villa de Popea total tranquilidad y una visita muy agradable. No es Pompeya, pero bien merece la pena perderse echándole un vistazo al mapa que se facilita en la entrada.
La chica de la taquilla fue muy agradable, incluso les dejamos los abrigos y demás mientras que hacíamos la vista.
Aunque nuestro viaje se desarrolló entre los meses de octubre y noviembre, hay que recalcar el buen tiempo del que disfrutamos. Mucha ropa de abrigo que se nos hacía “pesada” durante las visitas.








Una vez terminada la vista a Oplontis, nos dirigimos de nuevo a la estación del Circumvesubiano. La disponibilidad de horarios es muy amplia, casi cada 15-20 minutos pasa un nuevo tren.
La estación correspondiente al yacimiento de Pompeya es POMPEI – SCAVI VILLA MISTERI.


Qué decir de Pompeya, hasta en pleno otoño estaba atestada de turistas. Quizás algo menos que en primavera, pero muchísima gente.

Es aconsejable ir bastante temprano para aprovechar bien el día y la visita.
Hay muchas formas de acceder a Pompeya, ya que existen muchas puertas y accesos.
El precio de la entrada “normal” es de 20€, pero si usáis la Artecard está incluida.

Horario:
Noviembre-marzo, abierto todos los días de 8:30 - 17 horas. Última entrada a las 15:30
Abril-octubre, abierto todos los días de 8:30-19:30. Última entrada a las 18 horas.

Precio:
Entrada de un día
Normal: 11€
Reducida: 5,50€

Entrada especial con acceso a 5 sitios durante 3 días (Herculaneum, Pompeii, Oplontis, Stabiae, Boscoreale)
Normal: 20€
reducida: 10€

Gratuito: ciudadanos UE menores de 18 años y mayores de 65.
Entrada reducida: jóvenes 18-24 años y profesores de colegios de la UE


En Pompeya hay que decidir qué tipo de visita se va a realizar.
En nuestro caso lo teníamos claro, nuestra visita iba a ser INTENSA para intentar ver lo máximo posible, así que nos pusimos a ello.
Os aconsejo fervientemente la adquisición de una AUDIOGUÍA, disponible en castellano y con un descuento considerable para los poseedores de la tarjeta Artecard. Creo recordar que nos costó 5€ a cada uno. Lo malo es que salimos en todas las fotos con el “mando” colgando del cuello.
Hay muchos grupos con guías autóctonos y profesionales pero creo que no merece la pena, ya que la audioguía es muy completa e interesante, y no tenéis que ir al ritmo que marque el grupo. No olvidéis recoger el mapa gratuito en la taquilla, es esencial para no perderos.


No quiero hacer muy pesada esta entrada del diario, así que omitiré algunos detalles de la visita. Aun así, os puedo asegurar que vimos, aproximadamente, un 80% de la superficie total de la ciudad, a sabiendas que muchas de las casas se encuentran cerradas por reformas o porque siguen excavando en ellas.
Hace poco leí que un grupo de científicos gaditanos han estado trabajando allí para demostrar que los pompeyanos consumían el rico pescado de las costas gaditanas en salazón.




Y qué decir, una auténtica maravilla. Aunque la mayoría de las casas se encuentren en ruinas o vacías y todo el “mobiliario” importante esté en el Museo Arqueológico de Nápoles, es increíble como al pasear por las calles de Pompeya te sumerges totalmente en la historia y vives las visita como si fueras un habitante más de la rica Pompeya romana.



Se dice que dos tercios de la ciudad, de 66 hectáreas, han sido recuperados desde que comenzaron las excavaciones hace 260 años.
Vamos, que aun queda mucho por descubrir. Y bien pudimos dar fe de ellos, ya que muchas casas se encontraban cerradas al público por labores de recuperación.
De todos modos, creo que la mayoría del conjunto arqueológico está bastante descuidado y desprotegido.


Os describiré algunas estancias.

Cerca del foro hay un gran almacén con calcos, vasijas y más objetos.




El famoso lupanar nos defraudó un poco. Es bastante pequeño y apenas se podía contemplar bien por la enorme afluencia de turistas.
Algunos frescos eróticos bien conservados, y camas de piedra para que los clientes no prolongaran su estancia durante mucho tiempo...




Es esencial el mapa y una buena planificación, ya que el área pompeyana es bastante extensa y las piernas no aguantan tanto al pasear por las empedradas aceras.
Os aconsejo que si vais a Pompeya, la disfrutéis al máximo y no perdáis la oportunidad de vivirla intensamente, aunque no seáis entusiastas de la historia clásica.
Ojo, llevad botellas del agua para el calor, aunque creo recordar que hay fuentes por el recinto. Y si podéis llevar bocadillos, mejor, ya que la oferta gastronómica es limitada. Además, es un placer sentarse a almorzar al lado del Foro o el Anfiteatro romano, rodeado de naturaleza y el Vesubio presidiendo el horizonte.



Esencial buen calzado y piernas “frescas”.

Es curiosa la figura del perro en Pompeya. Además de estar presentes en muchos de los mosaicos, a lo largo de la visita podré observar a decenas de canes plácidamente tumbados sobre las ruinas. Es más, creo recordar que existe una asociación protectora de animales que se dedica a cuidar a los perros de Pomepeya.



Un sitio un tanto siniestro es el Huerto de los Fugitivos. En él se exponen los calcos de cómo quedaron los cuerpos de algunos pompeyanos el fatídico día de la erupción del Vesubio en el 79 DC.
Los calcos no son los cuerpos originales, sino reproducciones en escayola que se obtuvieron a través del uso como molde de los huecos dejados por los cuerpos enterrados en la ceniza volcánica.


Otro sitio que no podéis dejar de visitar es la Casa de Venus:



El fresco de la izquierda representa a Narciso, enamorado de sí mismo. El de la derecha seguro que os suena, pues es una versión "romana" de los eternos amantes de Verona, Romeo y Julieta.





A los pompeyanos les encantaba comer fuera, y era justo una filosofía de vida muy mediterránea.
Por ello disponían del Thermopolium, un lugar donde poder beber buen vino y degustar las viandas del lugar, que estaban guardadas en grandes tinajas y ánforas encajada en las barras / mostradores. Algunas se conservan bastante bien. Vienen a ser las tabernas de hoy en día.




Los pompeyanos eran muy "verdes", y era normal ver constantemente falos por toda la ciudad indicando cómo llegar a los lupanares. Nos contaron que traía buena suerte acariciarlos..



Hay más sitios peculiares y conocidos, como la Casa del Fauno (que visitamos al día siguiente), los pasos de peatones a nivel, el Foro, Templo de Isis, Foro Triangular, Termas, Plaestras (gimnasios), Teatro, Casa del Poeta Trágico, Puerta Marina, etc.

A priori cerraban las puertas a las 19h, pero oscureció totalmente a eso de las 17:30 y nos “obligaron” a irnos. Increíble, en apenas 10 minutos se hizo la noche y nos vimos en la Villa del Misterio en la más absoluta soledad y oscuridad, sólo perturbados por un guía con linterna que nos comunicó el cierre.


Se puede decir que fuimos los últimos en irnos de Pompeya, jejeje. Nos costó encontrar la salida entre las sombras. La Villa del Misterio en total oscuridad es bastante tétrica.



Una vez fuera nos tocó esperar unas horas, tiempo ideal para hacer la compra de souvenirs. Como siempre, es cuestión de dar vueltas y comparar precios, ya que el regateo es práctica común también por aquí. De paso, os aconsejo que os toméis un dulce (la sfogliatelle es deliciosa) o piscolabis (tipo pizza, con jamón y queso) en los establecimientos que hay frente a la entrada / salida de la Piazza Anfiteatro (punto de reunión de los autobuses turísticos).

Aunque os parezca mentira, nos quedamos esperando para… ¡entrar de nuevo!.
Durante el año existe un tipo de visita muy aconsejable y particular, la LUNA DE POMPEYA.


La Luna de Pompeya es una visita nocturna con un espectáculo de sonido, teatro, vídeo y luces que le da un toque mágico al yacimiento.
La visita es en italiano, pero os aseguro que se entiende perfectamente sin tener ni idea de italiano.
La ruta es:
- Necrópolis de la Puerta de Nocera
- Huerto de los fugitivos
- Puerta Nocera
- Casa del perfumador
- Cartel de Domenico Fontana (creador de las canalizaciones de agua pompeyanas) y los restos del canal.
- Vía de la Abbondanza (calle de los comercios), con “sorpresa”.
- Casa de Octavio
- Casa de Venus
- Anfiteatro

Para acudir a la visita hay que hacer la reserva ("prenotazione") a través de internet, y con bastante antelación, ya que son limitadas las plazas disponibles.
El coste de la entrada es de 20€, 14€ la reducida para los usuarios con Artecard.
Dura hora y media aproximadamente, y realmente merece la pena. No tenemos fotos, porque las fotos resultantes dejaban mucho que desear.
Os dejo la galería multimedia oficial en este enlace.

Una vez que terminó la visita, muy satisfechos nos dirigimos de vuelta a Nápoles con las piernas hechas polvo, pero sin duda alguna repetiríamos la experiencia.
De vuelta a Nápoles tuvimos un pequeño disgusto. El último tren Circumvesubiano partía a las 23h, y nosotros salimos a las 22:30 de la puerta de la Piazza Anfiteatro de Pompeya. El paseo hasta la estación de tren no lleva más de 10-15 minutos, pero nos despistamos y acabamos perdiéndonos. Presa de los nervios al ver que íbamos a tener que hacer noche en Pompeya, preguntamos a un guardia (a gritos desde el otro lado de la carretera), que tranquilamente nos cortó el tráfico para poder cruzar y consultarle. Corrimos lo más que pudimos e intentamos incluso hacer auto-stop, pero nadie nos quiso recoger. Afortunadamente, pudimos llegar a la estación con bastante mal cuerpo pero cogimos el último tren a Nápoles. Nos merecíamos un buen descanso, ya que al día siguiente nos esperaba el Vesubio.
Ya sabéis, no os arriesguéis NUNCA a tomar el último tren.

Webs interesantes sobre Pompeya:
www.pompeiturismo.it/i... hp?lang=es
pompeya.desdeinter.net/pomp.htm
Ver Etapa: Día 2: Oplontis y Pompeya


Localización: Italia Italia
Nos levantamos bien temprano (7 am) para poder exprimir el día al máximo y tomar un buen desayuno cortesía del Hotel de la Ville.

El planning de hoy era visitar el Vesubio por la mañana, y desplazarnos después al yacimiento de Ercolano.

Hay varias posibilidades para ir hasta el Vesubio, pero decidimos hacerlo desplazándonos hasta Pompeya, y justo al lado de las ruinas tomar el bus hacia el Vesubio.
Para ello, tomamos el Circumvesubiano de las 8:30 dirección Sorrento, para llegar a eso de las 9 a Pompeya.

Horario de buses Pompeya-Ercolano:

LINEA: POMPEI VESUVIO

De paso, os dejo el horario de buses directos Nápoles-Vesubio

LINEA: NAPOLI - VESUVIO

Como la tarde anterior cerró Pompeya antes de lo previsto, nos aventuramos a entrar de nuevo para ver la Casa del Fauno y un par de sitios que nos quedaron pendientes.
No merece la pena pagar de nuevo la entrada para 30-45 minutos, pero nosotros lo hicimos usando la ventaja de entrada gratuita a Pompeya para los jóvenes (18-24 años) poseedores de la tarjeta Artecard. Si tenéis algún problema para entrar, como fue nuestro caso, siempre podréis intentarlo en las diferentes entradas al sitio arqueológico…






Tras un visita exprés nos dispusimos a acercarnos al punto de partida del bus que va al Vesubio.
El autobús es de la línea EAVBUS. Parte desde la “Piazza Anfiteatro”, punto de reunión de los buses en Pompeya justo al lado de la puerta más cercana al Anfiteatro romano.
Hace varias paradas, pero la más interesante es en la estación de Circumvesubiano Pompei Scavi.
En esa misma estación se compra la entrada / ticket de bus, 10€ ida y vuelta. Juraría que entraba en la Artecard, pero no tuvimos más remedio que adquirir el ticket.
Está claro que en Nápoles hay pocas cosas gratis, así que se agudiza la picaresca española, jejeje.

El ticket es éste:


Cogimos el bus en la parada del Circumvesubiano a las 9:45, y comenzó la “aventura”.
El autobús es lento, muy lento, pero os aconsejo que no dejéis pasar la oportunidad de vivir el ascenso al Vesubio en bus. Increíble, la carretera es súper estrecha y el bus iba dando bandazos y pitando en todo momento para avisar a posibles conductores al otro lado de las sinuosas curvas del ascenso.
Las vistas son magníficas, y la sensación de ver pasar dos autobuses por un espacio tan estrecho, pura adrenalina.


La duración del viaje hasta la estación de cota 1000 m. del Vesubio dura una hora aproximadamente.
Una vez allí hay que sacar el ticket / entrada para acceder al Parque Natural del Vesubio



PARQUE NACIONAL DEL VESUBIO
Horario:
Enero, febrero, noviembre, diciembre: 9-15 h
Marzo, octubre: 9-14 h
Abril, mayo, junio y septiembre: 9-17 h
Julio y agosto: 9-18 h
Precio:
Los tickets sólo pueden adquirirse en la taquilla situada a 1000 m. Incluyen visita guiada, pero no nos percatamos de ello ni vimos ninguna indicación.
Adultos: 6,50 €
Grupos de al menos 10 personas, estudiantes y menores de 18 años: 4,50 €.
Gratuito: menores de 8 años, escolares y profesores.

La duración de la visita puede durar unas dos horas y media. Se aconseja llevar calzado cómodo y algo de ropa de abrigo.
Durante el ascenso, de dificultad baja-media, puede pasarse bastante calor, pero en el cráter hace mucho viento. Pueden darse rachas bastante exageradas que te hacen sentir que estás a punto de echar a volar.
Si queréis comprar algún recuerdo, os aconsejo que hagáis las compras abajo del todo, ya que las tiendas de la cima suelen ser más caras. Hay muchas figuras de lava y libros sobre Pompeya, Ercolano, el Vesubio, etc.
Tras el ascenso, lo siguiente es rodear el cráter, pudiendo disfrutar de las mejores y más espléndidas vistas de la zona. ¡A ver si sois capaces de distinguir Pompeya!.
No intentéis encontrar restos de lava, nos fue prácticamente imposible. De todos modos hay muchas piedras bonitas para guardar en una caja como recuerdo.
Las vistas merecen mucho la pena, porque aunque el volcán esté “dormido”, pueden verse algunas chimeneas activas de las que emana humo y gases. El olor a azufre está siempre presente. No olvidéis los prismáticos y la cámara.
He visto fotos de gente haciendo la visita DENTRO del cráter, pero supongo que serán visitas de carácter científico o especiales.








Cuando terminamos la visita al Vesubio, tomamos el bus de vuelta a Pompeya. Ya en las estación Pompei Scavi cogimos el circumvesubiano rumbo a Ercolano.


ERCOLANO SCAVI

Horario:
Noviembre-marzo: 8:30-17 h (última entrada a las 15:30, muy importante)
Abril-octubre: 8:30-19:30 (última entrada a las 18 h, muy importante)


Precio:

Entrada simple de un día
Estándar: 11 €
Reducida: 5,50 €

Entrada al conjunto de 5 sitios durante 3 días: Herculaneum, Pompeii, Oplontis, Stabiae, Boscoreale

Estándar: 20 €
Reducida: 10 €

Gratuita: ciudadanos de la CE menores de 18 años y mayores de 65.
Reducida: jóvenes de la CE de 18-24 años y profesores de colegio de la CE


Llegamos a Ercolano a las 14:30 aproximadamente, aunque almorzamos algo antes de entrar.
Recuerdo que el yacimiento arqueológico se encontraba bajando una calle con una gran cuesta. No resultó fácil llegar a él por la buena indicación a través de carteles y señales.

Las ruinas tienen una entrada principal desierta (y desconcertante), y hay que atravesar todo el parque para acceder a la entrada “real”, donde se expide el ticket de entrada.
Aunque el horario marque que el horario de cierre es a las 17 horas, pudimos quedarnos bastante rato, justo hasta que empezó a anochecer.

En la entrada tomamos un libro-guía y comenzamos a recorrer toda la excavación. Como se puede observar en las fotos, el estado de las construcciones es mucho mejor que el de las pompeyanas. Debido en buena parte a que fue arroyada por un inmenso río de fango hirviente (de hasta 10 metros de altura) y detritos producidos por la erupción del Vesubio, que la invadió completamente. Los pobres habitantes no pudieron escapar, ya que el mar se encuentra bastante cercano, y se produjo un gran maremoto a causa de los movimientos sísmicos durante la erupción.
El fango ha hecho que se conserve tan bien la ciudad, sobre todo los pisos superiores de las construcciones, algo que no se pudo dar en Pompeya. La capa de fango también conservó la madera, papiros, puertas, mosaicos, rejas de ventanas, etc.
En 1709 se descubrieron por primeras vez restos arqueológicos en Ercolano, concretamente el teatro. A partir de entonces comenzaron las excavaciones mediante galerías y pasillos subterráneos.
En 1776 se clausuraron las excavaciones, para reanudarse en 1828 usando el método de excavación al aire libre, y prosiguieron hasta 1855.
En 1869 se reiniciaron las búsquedas, pero con escasos resultados, que conllevaron a la interrupción unos años después.
Desde 1927 comenzaron las excavaciones más exhaustivas y científicas hasta la actualidad.
La ciudad fue abandonada, y jamás se reconstruyó. Sólo más tarde, a su alrededor se desarrolló la ciudad de Resina
Podréis comprobar cómo queda mucha superficie por excavar y descubrir aun.

Los lugares más importantes en la visitan son: la Casa de Argos, Casa del Hotel, Casa del Esqueleto, Casa del Tabique de Madera (perfectamente conservado), Casa del Atrio del Mosaico, Fuente de Neptuno, Casa de los Ciervos, Termas suburbanas, Casa de las Gemas, Palestra, Thermopolium, Casa del bicentenario, zona del Foro, antiguos Gimnasios, restos del Acueducto, Casa del mosaico de Neptuno, etc.
El lugar más importante es la Villa de los Papiros, con una importante biblioteca de papiros de temas fundamentalmente filosóficos. Los casi 2000 rollos carbonizados están en la biblioteca Nacional de Nápoles. La mayor parte del mobiliario y estatuas (mármol y bronce) se encuentran expuestos en el Museo Arqueológico de Nápoles.

Hay que decir que la densidad de visitantes en Ercolano es muy inferior a la de Pompeya. Se puede visitar tranquilamente sin muchas aglomeraciones. La extensión de Ercolano es más reducida, por lo que la visita es más corta y puede hacerse perfectamente siguiendo el mapa y sin audioguía.








Cuando cayó la noche nos dirigimos al Circumvesubiano para volver a Nápoles.
Decidimos dar una vuelta para vivir el encanto nocturno de la ciudad napolitana.

A eso de las 19 horas nos dirigimos hacia la Piazza del Gesu Nuovo.
Está custodiada por una enorme “aguja” (de la Inmaculada), una de las tres que hay en la ciudad.


Allí visitamos la Iglesia del Gesú Nuovo, una maravilla arquitectónica que tras su original y “pobre” fachada esconde una iglesia fascinante.


No soy experto en arte, pero lo que más me impresionó fue lo bonito de las bóvedas y altares, con mucha presencia de oro y mármol policromado.


Había un urna con el “cuerpo” de San Francisco Javier, y nos llamó bastante la atención una serie de estancias y altares dedicados a San Giuseppe Moscati.
Fue un famoso médico, investigador y docente universitario canonizado por Juan Pablo II el 25 de octubre de 1987 por su labor humana con los enfermos más complicados y terminales.
La gente a la que ha sanado lleva cuadros con dedicatorias y ofrendas como agradecimiento, como se puede ver en la fotografía. Además, hya una estatua de bronce en su honor junto a uno de los altares.






A continuación visitamos el templo gótico de la iglesia de Santa Chiara, que se encuentra justo al lado del Gesú Nuovo. Es también un convento de monjas, y cuando visitamos la iglesia estaban dando misa, por lo que no pudimos detenernos todo lo que quisimos. La iglesia era muy grande y simple arquitectónicamente hablando, pero tenía unos altares bastante bonitos. No pudimos hacer fotos.
Allí yacen los restos de un joven napolitano héroe de guerra, Salvo D'Acquisto, que se sacrificó durante la Guerra Mundial para salvar a 22 personas. Por esa razón fue enterrado en Santa Chiara, y le montaron un bonito altar. Se ve que muchos de los familiares de las personas a las que salvó lo visitan para llevarle flores.

Seguimos el paseo yendo a San Lorenzo Maggiore, muy cerca de Via Tribunali.


Nápoles es unja ciudad ENCANTADORA para pasear por la noche. Sobre todo por la zona del barrio viejo, “Spaccanapoli”.

Dimos una vuelta y buscamos en la vía Nilo el monumento en honor al D1OS del fútbol, Diego Armando Maradona. Precisamente durante nuestra estancia estaban de festejos esperando incluso a que Diego visitara Nápoles, pero creo recordar que tiene pendientes algunas cuentas con la Agencia Tributaria italiana que impedían la visita…
Un azulejo reza que el que se atreva a hacer una foto del "santuario" sin tomarse un café, que se despida de su cámara...jejeje.


Nos comimos un dulce típico muy bueno relleno de crema, sfogliatelle riccia y otro “borracho” de licor llamado babá mientras paseábamos buscando la Vía San Gregorio Armeno. Esta calle es muy famosa porque está llena de establecimientos de artesanía dedicados al mundo de los belenes.
Es una gran cuesta que invita al paseo, y resulta encantador visitar los escaparates para comparar algún recuerdo.






No os vayáis sin comprar “merchandasing” del Pulcinella, un personaje muy peculiar del teatro cómico napolitano. Lo veréis ataviado con una gran sábana blanca y una máscara de terracota con una acentuada nariz puntiaguda, todo un símbolo de la picaresca y desvergüenza . También es típica de la zona la guindilla roja.

Mientras caminábamos, empezó a llover levemente, para terminar cayendo una gran tromba de agua. Los comercios se apresuraron a cerrar precipitadamente y las tormenta nos cogió en plena calle. Nos refugiamos en una tienda, pero estas cerraron y tuvimos que buscar cobijo en un callejón. Un auténtico diluvio.
Tuvimos que esperar casi 45 minutos bajo el techo de un expositor hasta que la intensidad de la lluvia disminuyó.
Cogimos el metro en Piazza Dante, totalmente empapados, y volvimos a Garibaldi para cambiarnos de ropa, cenar algo rápido y descansar, que el día siguiente nos esperaba la Costiera Amalfitana.
Ver Etapa: Día 3: Vesubio, Ercolano y tarde en Nápoles



Etapas 1 a 3,  total 7
 1  2  3  siguiente siguiente



Votaciones al diario
  Puntos Votos Media
Mes actual 0 0
Mes anterior 0 0
Total 70 15
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 968 Visitas mes actual: 782 Total visitas: 58219

  Últimos comentarios al diario  Nápoles y Campania italiana 2010
Total comentarios 13  Visualizar todos los comentarios

CarlangasOne  CarlangasOne  07/05/2012 14:47
Muy bueno y útil el diario. Gran apartado fotográfico y comentarios acertados. Enharabuena

adiazal  adiazal  07/05/2012 17:32
Que diario más bonito! Me encanta Nápoles, he estado dos veces, la última el verano pasado, recorriendo también la costa Amalfitana, si vuelves y te gusta la pintura, no te pierdas el Museo Capodimonte. Te dejo mis estrellas.

rotrina  rotrina  23/07/2012 17:24   
Genial. Mis 5* por todos los detalles que cuentas que me vendrán fenomenal para mi viaje dentro de unas semanas.

moralinda  moralinda  10/09/2013 15:52
Comentario sobre la etapa: Día 4: Costiera Amalfitana
Muy buena recopilación de datos e información, escueto y al grano. Merece unas estrellitas con creces. Gracias por compartirlo.

inusitado  inusitado  10/09/2013 17:58   
Comentario sobre la etapa: Día 4: Costiera Amalfitana
Muchas gracias. Me alegro mucho de que te haya gustado. Saludos

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ

Foros de Viajes
Pais Tema: Viaje a Italia - Consejos
Foro Italia Foro Italia: Foro de viajes por Italia: Roma, Venecia, Florencia, Milan, Napoles, Pisa, Genova, Asis, Capri, Sicilia, Cerdeña....
Ultimos 5 Mensajes de 973
681999 Lecturas
AutorMensaje
femovi
femovi
Expert
Expert
Ene 27, 2011
Mensajes: 189

Fecha: Jue Jul 06, 2017 04:51 pm    Título: 10 días en Italia

Hola, sólo tenemos 10 días en Italia en agosto.
La idea es volar a alguna ciudad italiana y allí alquilar un coche.
Necesito centrarme en con tan pocos días qué zona o qué ruta nos aconsejais. Nos gustaría ver algún pueblo costero.

Muchas gracias!
wanderlust
wanderlust
Zone Moderator
Zone Moderator
Ago 23, 2011
Mensajes: 24563

Fecha: Vie Jul 07, 2017 07:28 am    Título: Re: 10 días en Italia

femovi Escribio:
Hola, sólo tenemos 10 días en Italia en agosto.
La idea es volar a alguna ciudad italiana y allí alquilar un coche.
Necesito centrarme en con tan pocos días qué zona o qué ruta nos aconsejais. Nos gustaría ver algún pueblo costero.

Muchas gracias!

uno tu mensaje al hilo genera de viajar a italia

un saludo
gasolines
gasolines
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Ago 15, 2007
Mensajes: 9062

Fecha: Sab Jul 08, 2017 12:15 am    Título: Re: viaje por italia en auto

Con 30 dias creo que puedes recorrer todo lo que comentas. Lo mejor es que vayas mirando diarios de las distintas zonas que quieres visitar para hacerte una idea de posibles itinerarios. Si quieres una vez tengas una planificacion pon aqui el itinerario para que podas dar nuestras opiniones por si te son de ayuda.


Saludos
gasolines
gasolines
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Ago 15, 2007
Mensajes: 9062

Fecha: Sab Jul 08, 2017 12:21 am    Título: Re: 10 días en Italia

femovi Escribio:
Hola, sólo tenemos 10 días en Italia en agosto.
La idea es volar a alguna ciudad italiana y allí alquilar un coche.
Necesito centrarme en con tan pocos días qué zona o qué ruta nos aconsejais. Nos gustaría ver algún pueblo costero.

Muchas gracias!

Pues dependera de lo que quieras ver ya que opciones tienes muchas. Roma+Florencia+Toscana, Roma+Napoles+Costa amalfitana, Florencia+Toscana+Venecia, Milan+Norte Italia+Venecia, Florencia+Toscana+Cinque Terre, Sicilia, ...


Saludos
anamaria2000
anamaria2000
Super Expert
Super Expert
May 05, 2010
Mensajes: 448

Fecha: Dom Jul 09, 2017 01:29 pm    Título: Re: Viaje a Italia - Consejos

Si vas a la Lombardia te aconsejo te detengas 1 dic en Porto Venere ,hermosos y de allí podes acceder en baporeto a Cinque Terre en paseos de un día conoces cada pueblo y volver a Porto Venere Bye
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad