Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


RECORRIENDO AL – GHARB -Diarios de Viajes de Portugal- Abdera_fenicia
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: RECORRIENDO AL – GHARB  -  Localización:  Portugal  Portugal
Descripción: Recorrido en coche por la región del Algarve.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:

Índice del Diario: RECORRIENDO AL – GHARB


Etapa: RECORRIENDO AL – GHARB  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 29/07/2011 20:24  
Compartir: 
Compartir:
[align=justify]RECORRIENDO AL – GHARB


Tras seis horas de viaje, atravesamos la península ibérica de levante a poniente, llegamos a nuestro primer destino, lugar desde el que partiremos en todas nuestras incursiones de esta magnífica tierra del Algarve, Caldas de Monchique, situado a veinte kilómetros hacia el interior de Portimão, en plena Sierra de Monchique, rodeado de pinares y olmos centenarios. Sus instalaciones albergan una estación termal de aguas con propiedades curativas, y la villa consta de varios hoteles totalmente integrados en el entorno, todos ellos construidos a finales del siglo XIX, piscinas, cafetería, bar, restaurante, tiendas y balneario, hacer constar que cuenta con wifi gratuito para los clientes, concretamente nos alojamos en Estalagem Do Lourenço, hotel de cuatro estrellas totalmente equipado, con habitaciones amplias, luminosas y cómodas.
El mismo día, y una vez realizado el check-in, fuimos a explorar los alrededores, por la carretera que se accede a la villa, se cuentan innumerables bares – restaurantes familiares, donde se come muy bien a un precio razonable. Nosotros estuvimos en el restaurante O Recanto, al llegar, como en todos los restaurantes del sur de Portugal, te ofrecen aperitivos: paté de sardinas, mantequilla salada, aceitunas y en algunos sitios queso de oveja, uno puede comer lo que quiera y luego te cobran solamente lo que se haya consumido, allí almorzamos Atún al Algarve (guiso en cazuela de barro con atún fresco, patatas, cebolla y pimiento), mero a la parrilla y tarta bolacha, en este lugar tienen una gran selección de postres caseros.

El segundo día, salimos temprano e hicimos una ruta por la costa, para ello en lugar de utilizar la autovía, utilizamos carreteras secundarias, concretamente la N -125, que es la que bordea toda la costa. La primera parada, Lagos, aparcamos en el centro, cerca del fuerte de la Ponta Bandeira, la zona azul de aparcamiento es económica. Lagos fue un importante centro naval durante la época de los descubrimientos (en 1415 una gran flota zarpó al mando del príncipe Enrique el Navegante con el fin de tomar Ceuta y sentar las bases de para la exploración de la costa oeste africana). En Lagos, empezamos la visita por el Fuerte de la Ponta Bandeira, fortaleza construida a finales del siglo XVII, fuera de las murallas de la ciudad, con fines defensivos, desde ella se puede contemplar una espectacular vista de la zona portuaria y la bahía, y en la terraza de la misma encontramos varios artilugios como una especie de veletas, realizados en metal que se accionan con el viento, es muy interesante observar el mecanismo de funcionamiento de los mismos. Además, en el interior se encuentra una pequeña exposición con mapas antiguos e instrumentos utilizados por los navegantes (cuadrante, sextante, astrolabio), unos menhires encontrados en los alrededores de la cuidad y una pequeña capilla, dedicada a Santa Bárbara con una belleza singular, pues las paredes están alicatadas con azulejos realmente preciosos. Una vez visitada esta pequeña fortaleza nos adentramos en la ciudad, por la puerta sur atravesamos las murallas y accedemos al centro de la ciudad, paseamos hasta encontrarnos con la Igreja de Santo Antonio y Museo Municipal, la entrada es común, desde el propio museo se accede a la iglesia. El museo es una mezcla de museo histórico – arqueológico y etnográfico de la ciudad, eso si, aunque es bastante interesante, no se encuentra ordenado “didácticamente” para el visitante, algunas vitrinas no se encuentran fechadas, la “sala” de numismática, las monedas no se encuentran ordenadas por periodos, aunque, debo alabar el área dedicada a la pesca, pues explica de forma clara y concisa las diferentes artes. Luego se accede de la Iglesia de Santo Antonio, la cual es impresionante y sorprendente, sobrecogedora, con un interior de retablos barrocos cubiertos de oro. Los bajos están cubiertos de azulejos azules y blancos que contrastan con los retablos dorados, con querubines, bestias, flores y escenas de pesca y caza y paneles con pinturas que relatan los milagros de San Antonio.
Continuamos nuestro paseo hacia el mercado de abastos donde los puestos de la planta baja están repletos de “peixes” y mariscos frescos procedentes del atlántico, en la primera planta se ubican los puestos de verduras y frutas, con una gran selección de especias y artesanía de la región.
De vuelta hacia el coche por el impresionante paseo que rodea la bahía, uno se encuentra con comerciantes, que por diez euros, ofrecen una vuelta en barca hacia la Ponta da Piedade, nosotros nos dirigimos hacia ella en coche, se encuentra muy bien señalizado (en general, el Algarve se encuentra muy bien señalizada), por la N-125, hay un pequeño faro y unas vistas impresionantes, desde aquí, bajando unas escaleras por las formaciones rocosas, también se puede contratar una barca para observar de cerca las cuevas, y otras formaciones.
Seguimos nuestro camino por la misma carretera y pasamos por Vila do Bispo, pensamos en almorzar aquí, pero era temprano y decidimos seguir hacia el pueblo de Raposeira y bajar hacia la playa del Zavial, una pequeña cala de arenas blancas, ésta ya se encuentra incluida en el Parque Natural sudoeste Alentejano y Costa Vincentina, para volver a la carretera nacional, nos dirigimos por Inguina, donde unos carteles anunciaba monumentos megalíticos, pero no conseguimos ver nada. El camino nos llevó hasta Sagres, y paramos a comer en el restaurante A Sagres, donde elegimos arroz con pulpo aliñado con la salsa “piri – piri”, delicioso. Seguimos hasta la fortaleza de Sagres, situada en la Punta de Sagres, formada por una potente muralla frontal, una torre cisterna, una casa y una pequeña Iglesia dedicada la Nossa Senhora da Graça. A destacar, la impresionante rosa de los vientos de 43 metros de diámetro y las vistas panorámicas desde los acantilados: el Cabo de San Vicente o la inmensidad del océano atlántico. Además ofrece la posibilidad de hacer una aproximación al patrimonio natural en lo que se refiere a la flora, pues en sus inmediaciones alberga especies emblemáticas de la región. Por otro lado por el recorrido nos encontramos “furnas” (cuevas), creadas por la erosión, y que si te asomas, puedes ver bajo tus pies el atlántico. Durante el recorrido, se han dispuesto diferentes puntos de información, dedicados a las energías sostenibles (el viento, el mar y el sol) y ofrecen curiosidades sobre aquellas.
Una vez visitada la Punta de Sagres, nos dirigimos al extremo más sudoeste de la península ibérica, el “fin del mundo”, el Cabo de San Vicente, donde es posible apreciar el paso de los barcos que transitan entre el mediterráneo y el norte de Europa, en este se encuentra el faro (cierra al publico a las 6 de la tarde), y desde allí nos podemos deleitar con unas vistas impresionantes.
La ruta continua por la N – 268 hasta Aljezur, atravesando todo el Parque Natural desde el Sur al Norte, paisaje marcado por sus agrestes y escarpados acantilados creados por la acción erosiva del viento y el mar, con impresionantes playas, para el deleite de los surferos, y una avifauna muy diversa. Una vez paseado por Aljezur, volvimos a Caldas de Monchique, por la carretera N – 266, atravesando la Sierra de Monchique desde el este hasta el oeste de la misma, por la zona más rural de la región, a través de una carretera estrecha y sinuosa bordeada por bosques de eucaliptos, pinos y acacias, esta sierra esta repleta de senderos bien señalizados (GR 13, via algaraviana).
Una vez pasada una agradable noche en la villa, por la mañana nos dirigimos a Tavira, que se encuentra a una hora de camino desde el hotel. En principio, teníamos planeado visitar Tavira por la mañana y Faro por la tarde, pero, es interesante dedicarle un día a la ciudad y a su isla.
Tavira, es una localidad asentada a orillas del rio Gilão, y se encuentra a tres kilómetros de la costa y sus famosas playas de arena. Al llegar nos dirigimos al centro de la ciudad, aparcamos en un parking gratuito situado junto a la estación de autobuses (en cualquier caso la zona azul no es cara, ronda unas 4 horas 2 euros), muy cercano al centro de la ciudad y de la oficina de información turística situada en la concurrida plaza de la Republica. Tavira cuenta con 37 iglesias repartidas por toda la localidad, las ruinas de un castillo árabe, convertido en jardín, desde donde se obtiene una vista muy interesante de la localidad, el palacio da Galería y elegantes casas del siglo XVII. El recorrido lo comenzamos en el castillo emplazado en el antiguo barrio musulmán y disfrutar de las vistas del rio y de las casas y mansiones de las que hay que destacar en su arquitectura los tejados piramidales o a “telhados de quatro águas”, una vez allí nos dirigimos a la iglesia de Santa María do Castelo, la cual tiene un característico reloj que se divisa desde cualquier punto de la localidad, fuimos dando un paseo por las estrechas calles del barrio, flanqueadas con casas en planta baja encaladas y con sus típicos tejados y nos dirigimos al palacio da Galería, después fuimos dando un paseo por la orilla del río hasta coger el transporte hacia la Ilha de Tavira, el barco cuesta 1,90 euros, ida y vuelta, la ida suele ser a las horas en punto, y la vuelta a las medias. El “pero” de Tavira, es que los sitios de interés cierran muy temprano, por ejemplo el palacio cierra a las 12,30 horas y las iglesias permanecían cerradas.

La isla de Tavira forma parte del Parque Natural de la Ria Formosa, que un par de días después fuimos a visitar con mayor interés, en este punto esta formado por un sistema con un canal, rodeado por marismas y salineras que separan la tierra de las dunas. La isla cuenta con todos los servicios necesarios para ocio, con una calle central con chiringuitos de comida, un camping, aseos y todo tipo de servios en las extensas playas de arena. Las aguas son claras y mansas ideales para la vela y otros deportes náuticos. Nosotros disfrutamos de sus playas y de la comida que ofrecen, concretamente una parrillada de pescado fresco (15 euros/pareja), un helado y un paseo por la isla.

La siguiente ruta que programamos nos derivó hacia el interior de la región. Nos pusimos en camino hacia Silves por la carretera N – 270, una carretera comarcal estrecha y poco concurrida, nos llamo la atención al pasar paralelos al río Arade, colmado de sedimentos, ya que se podía observar la avifauna de la zona y las infraestructuras para la conducción y aprovechamiento de su agua, con una alternancia de acequias y pequeños acueductos de madera a lo largo de toda su orilla. En Silves aparcamos el vehiculo cerca de la Oficina de Turismo, en un parking gratuito. Silves (Shelb o Xelb) fue la capital musulmana del Algarve (Al – Gharb, “al oeste”) y centro cultural. Destaca el castillo con muros rojos de areniscas que se remonta al tiempo de los árabes, aunque sirvió de fortaleza cristiana y después como cárcel. Tras pagar la entrada al mismo (2,50 euros), se puede pasear a lo largo todas sus murallas, donde nos ofrece una vista extraordinaria de la ciudad y del valle por donde trascurre el río. En su interior también se puede visitar la cisterna da Maoura Encantada de origen árabe. Después de salir del castillo nos dirigimos a la catedral o Sé, data del siglo XIII (entrada 1 euro), destaca más su exterior que su interior. Un poco mas abajo de la catedral nos encontramos con el Museo de arqueología de la ciudad, pequeño museo muy bien organizado, que se construyo alrededor de un pozo cisterna árabe del siglo XII descubierto en 1980 (tiene una escalera que desciende hasta los 15 metros de profundidad). Desde la segunda planta del museo se accede a una pequeña terraza que ofrece una vista directa del centro de la ciudad y podemos contemplar las típicas chimeneas de la región. Para comer, elegimos el pueblo de Alte, se llega por la N – 124, y se encuentra como colgada sobre una colina, en realidad recuerda a los pueblos de la zona de la Alpujarra, en realidad todos los pueblos del interior de la región recuerdan a la Alpujarra. Dimos un paseo por las empinadas calles empedradas de la localidad. Para almorzar elegimos un pequeño restaurante y probamos el típico pollo al piri piri y bacalao a bras. De vuelta a la villa termal utilizamos las mismas carreteras y aprovechamos para disfrutar de las instalaciones y el entorno del hotel.
Al día siguiente decidimos explorar el Parque Natural sudoeste Alentejano e Costa Vincentina, para dirigirnos hacia allí, utilizamos la autovía A-4, y después nos desviamos por la carretera N – 120 dirección Aljezur, pero antes de llegar nos desviamos por carreras comarcales hacia la playa de Monte Clerigo, franqueada por enormes acantilados y donde disfrutamos de largos paseos por la arena y baños de sol. Después nos dirigimos hacia Aljezur donde cominos una cataplana de corvina y de postre, tarta a base de higos y algarroba (realmente deliciosos) en el restaurante Pont à Pé, hay que tener un poco de paciencia para que atiendan pero merece la pena, el restaurante esta ubicado en el centro del pueblo, en lo que hubiera sido un antiguo pajar o almacén agrícola restaurado con vigas de madera y techos de caña, los cuartos de baño, por su ubicación y distribución seguramente, en su día, seria el corral de las bestias. De vuelta al hotel hicimos el camino inverso, e hicimos una parada en playa Amado, que se accede por una carretera rural. Una vez llegamos a la misma, vimos que era el paraíso de los surferos, como las demás playas de esta zona, se encuentra enclavada entre acantilados.
El ultimo día aprovechamos para ir a Faro, aunque primero elegimos dirigirnos al Parque Natural de la Ria Formosa, el centro de visitantes (Marim) y acceso al mismo se encuentra en la localidad de Olhão, en la N – 125, la entrada cuesta 2,50 euros. Un sistema de marismas, salinas, isletas y canales protegidos de mar abierto por una cadena de islas, formadas por dunas, en este parque se pueden encontrar numerosas aves acuáticas (polla de agua, garceta y porrón), el cangrejo violinista y camaleones, entre sus instalaciones se encuentra un molino electromotriz, un centro de educación ambiental y un centro de recuperación de aves y del perro de aguas portugués, destacar que el centro de educación solo abre sus puertas durante los días de semana laborables con un programa de voluntariado, no obstante, hay una red de senderos por el parque muy bien señalizados, y en los que en su día, sin duda los paneles informativos estarían en mejores condiciones.
Posteriormente nos dirigimos por la carretera N – 125, a Faro, donde comimos una excelente parrillada de pescado y almejas a la marinera, justo en el centro comercial de Faro, repleto de tiendas y restaurantes, y a las puertas del puerto. Destacar que el casco antiguo de faro es pequeño pero, sin duda, no deja indiferente a nadie, a la ciudad fortificada se accede por el Arco de la Vila, avanzando por la empinada calle se llega a la plaza, donde encontramos la Catedral y el Palacio episcopal. La catedral no la pudimos visitar, puesto que estaban celebrando una boda y el palacio episcopal, esta actualmente en uso y no se puede visitar. Después nos dirigimos a la Iglesia del Carmen, para admirar la capilla dos Ossos (paredes cubiertas de calaveras y largos huesos tomados del cementerio de los monjes), pero para nuestro pesar, la iglesia se encontraba cerrada en esos momentos.

Al día siguiente, volvimos a España, para disfrutar de cuatro días en la provincia de Cádiz. Pero este corto, pero espléndido, recorrido por la costa gaditana, os lo contaré en otra ocasión.
[/align]
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: RECORRIENDO AL – GHARB



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 11 Visitas mes actual: 7 Total visitas: 2408

Foros de Viajes
Pais Tema: Viaje a Portugal : Consejos
Foro Portugal Foro Portugal: Foro de viajes por Portugal: Lisboa, Oporto, Evora, Braganza, Faro, Estoril, Sintra, Coimbra, Algarbe, Alentejo, Madeira...
Ultimos 5 Mensajes de 1145
607471 Lecturas
AutorMensaje
macdidia
Macdidia
Travel Adict
Travel Adict
Sep 14, 2008
Mensajes: 27

Fecha: Jue Sep 28, 2017 09:24 pm    Título: Re: Viaje a Portugal : Consejos

Que currazo. Me quito el sombrero, esta genia. Espero tener un poco de tiempo y acabar el diario que has colgado mío. De verdad chapeau!! Y una idea fenomenal.
spainsun
Spainsun
Site Admin
Site Admin
Sep 01, 2000
Mensajes: 69694

Fecha: Jue Sep 28, 2017 09:50 pm    Título: Re: Viaje a Portugal : Consejos

Magnifica recopilación de datos. Gran trabajo. Aplauso Aplauso Aplauso Aplauso
rocmat
Rocmat
Super Expert
Super Expert
Mar 11, 2012
Mensajes: 494

Fecha: Vie Sep 29, 2017 06:40 am    Título: Re: Viaje a Portugal : Consejos

Menudo curro, gracias porque será de utilidad seguro!
Molleda
Molleda
Super Expert
Super Expert
May 23, 2009
Mensajes: 263

Fecha: Jue Oct 12, 2017 07:59 pm    Título: Re: Viaje a Portugal : Consejos

Hola a todos. Estoy pensando en mis próximas vacaciones de verano y tengo el ojo echado en Portugal. Vaya por delante q no conozco Portugal

Somos un matrimonio con una hija de 4 años. He pensado alojarnos por Cascais y desde allí visitar los lugares de mayor interés como Sintra, Lisboa, etc...

Queremos un hotel familiar, el típico cerca de la playa, con animación nocturna, media pensión. Alguna sugerencia?

He pensado en Cascais porque cercano a Lisboa parece q es lo más turístico, si alguien se le ocurre otra zona bienvenida sea.

Muchas gracias por adelantado
chamiceru
Chamiceru
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Feb 05, 2009
Mensajes: 30272

Fecha: Vie Oct 13, 2017 11:59 am    Título: Re: Viaje a Portugal : Consejos

Hola
En el Foro de Cascais tienes varios hilos con información sobre la zona Guiño
Saludos
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad