Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Nutella al aroma del tomillo ártico -Diarios de Viajes de Islandia- Estanes
Indice
Indice
Diarios más leidos
Diarios más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Diarios más Votados
Diarios más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
Localización: Islandia Islandia [Europa]
Estanes  Autor:    Fecha creación:  Compartir este diario: 
Descripción: Crónica de un viaje de senderismo por Islandia en agosto de 2011

Índice de Etapas del Diario: Nutella al aroma del tomillo ártico

Total comentarios: 3  Visualizar todos los comentarios Comenzar a leer Comenzar a leer

Localización: Islandia Islandia
    Etapa:  Nutella al aroma del tomillo ártico      
ISLANDIA: La tierra más joven
Diario en construcción. Pendiente de ir incorporando fotografías

Prólogo: el símbolo de la isla

Dicen los teóricos de la Literatura que la isla representa la Intimidad, la Utopía y la Aventura. Islandia, la única isla que en castellano nombra a una isla y contiene ese mismo nombre en su interior ha representado para nuestro grupo cada uno de estos aspectos.

Intimidad de la reflexión personal ante la visión impresionante de la Naturaleza más salvaje
Utopía de que 16 personas que no se conocen se organicen de forma igualitaria sin más leyes que el turno de cocina y la lista de la compra
Aventura del descubrimiento día a día de nuevos paisajes y estímulos vitales al ritmo impredecible de la Naturaleza



14/08/2011
66º Norte





Llegamos a las 2.00 a.m. al aeropuerto internacional de Keflavik después de haber sobrevolado España, Francia, Inglaterra e Irlanda. Allí nos conocemos el grupo que formamos 15 personas y conocemos al guía. Somos Javier (Barcelona), Sonia (Barcelona), Ángel (Cáceres), Montse (Cerdanyola), Sergi (Cerdanyola), Victoria (Valencia), Marta (León), Xabi (Donosti), Aitor (Bergara), Carmen (Barcelona), Fernando (Barcelona), Toño (Zaragoza), Montse (Lleida), Silvia (Tarragona) y Gabi (Zaragoza). El guía es Joan (Barcelona). La agencia que organiza (y muy bien) este viaje se llama Josan Aventurs.[/align]Pasamos con rapidez los trámites de aeropuerto y conocemos la furgoneta con remolque que va a ser nuestro hogar durante dos semanas. Pasamos nuestra primera noche en el albergue juvenil de Njardik, al lado del aeropuerto, noche que nos sorprenderá por su corta duración, unas seis horas de oscuridad. Nos levantamos por la mañana y Joan ya nos tiene preparado el desayuno. A partir de ese momento habrá que organizar los grupos para hacer los desayunos y cenas. El azar quiere que la distribución de habitaciones de esa noche en grupos de tres determine la distribución de la gente. Vamos al aeropuerto para hacer el cambio de moneda. Por 1 euro nos dan 158,41 coronas islandesas (ISK). Ese será con ligeras fluctuaciones el cambio que dispondremos esos días.
Después vamos a Reykjavik, situado a unos 50 kms. que significa “Bahía Humeante”. El humo es el de las fumarolas a las que llegaremos a conocer bien en el viaje. Nos vamos a comer al “Café de París”, en el centro, lugar animado de encuentro y con un buen plato del día al precio de 1.700 ISK. Traducimos y vemos que salé a algo más de 10 euros. Mira por donde las coronas nos van a hacer retroceder al tiempo de nuestras antiguas pesetas. La trucha estaba excelente.
Al mediodía nos subimos a la furgoneta y empezamos el periplo. Vamos a ir por el norte y volveremos por el sur, siguiendo en gran parte del recorrido la carretera nacional 1 o carretera circular de Islandia. Nuestra primera parada en Thingvellir, un lugar de interés histórico y natural. Allí es el punto de sutura de las placas tectónicas americana y europea. Se están moviendo separándose 2 cm. por año y ello ha provocado una profunda y larga grieta en el paisaje. La grieta se ha rellenado con agua del lago cercano y damos un paseo de una hora y media por este paisaje que nos empieza a asombrar y hacer enmudecer. El paseo nos depara una alimento natural, arándanos, que luego prepararemos en mermelada.
También nos enteramos que este lugar es la sede del “Parlamento más antiguo del mundo”. Desde el año 930 se reunían aquí durante una semana representantes de todas los territorios de la isla en viajes largos y duros. Aquí elaboraban leyes, administraban justicia, se divertían haciendo juegos y bailes y ello les daba un fuerte sentido de comunidad. No es de extrañar que un pueblo acostumbrado desde siglos a decidir por si mismos haya luego dado un ejemplo al mundo como la “Revolución Islandesa” y hayan ganado dos veces un referéndum para no pagar la deuda abusiva además de poner entre rejas a banqueros y políticos.
Día intenso, que terminamos en el albergue juvenil de Laugarvatn con nuestra primera cena de grupo, en un proceso que va afianzando al mismo y prueba la solidez de la organización. El día ha sido intenso, el tiempo variable y el paseo junto a la grieta espectacular. El paisaje predominante es el páramo,



15/08/2011
Los estados del Agua



Nos levantamos frescos y relajados y tenemos dos interesantes paradas por la mañana. Primero en Geysir, lugar que ha dado origen a la palabra “geiser”. El más famoso era el gran Geysir que saltaba 80 metros y al que los jabones y piedras que se le arrojaban para provocar el chorro cuando los turistas tenían la cámara preparada ha dejado jubilado de forma anticipada. Su heredero es Strokkur que a su ritmo natural salta cada 5 minutos unos 20 metros por encima de nuestras cabezas. Nos agolpamos para sacar fotos de Strokkur y de las muchas fumarolas que hay por allí. Un espectáculo inédito que nunca habíamos visto.
Después visitamos la cascada de Gullfoss, una inmensa catarata que se forma al cortar una gran grieta el curso del río. Estos dos lugares, junto al que visitamos ayer, forman el llamado “Triángulo Dorado” y es la visita turística más popular desde Reykjavik. De nuevo a la furgoneta y ahora por pista de tierra abordamos uno de los pasos hacia el norte por las tierras altas del interior de la isla. Es el altiplano de Kjolur. Es un desierto de piedra de origen volcánico y que nos depara durante muchos kilómetros la vista a la izquierda de un gran glaciar, Langjokull. Paramos en una poza termal al aire libre y comemos en una cabaña con el tejado de turba cubierto e vegetación. Lástima que el tiempo está desapacible y tenemos que salir.
Nos acercamos a la costa y el paisaje se humaniza. Paramos a ver una casa museo en Glaumbaer que nos muestra como vivían los islandeses en el siglo XIX. Sorprende sentir el microclima que la construcción ofrece en su interior. Después de visitarlo entendemos mejor las tradiciones vikingas. Acabamos llegando a nuestro alojamiento, una granja situada en una isla fluvial cerca de Skagafjordur. Lástima que el frío, la lluvia y la niebla no nos dejen disfrutar del bonito paisaje. En fin, hemos visto el geiser, la cascada y el glaciar. Los tres estados del agua que estudiábamos de pequeños.



16/08/2011
Los campos de lava




Por la mañana llegamos a Akureyri, la capital del norte y segunda ciudad del país. Compramos en el Bonus, una cadena de supermercados muy completa y con buenos precios. Tomar nota los que quieran viajar por la isla. También visitamos el jardín botánico más septentrional de Europa con interesante muestra de flora islandesa. Salimos y hacemos una parada con paseo de una hora en la cascada de Godafoss en la que un jefe local arrojó hace mil años los ídolos paganos al convertirse Islandia al cristianismo.
Llegamos luego a la región del lago Mivatn (el lago de los mosquitos) y hacemos un nuevo paseo de una hora y media por los campos de lava de Dimmuborgir donde las rocas negras y cuarteadas han configurado un paisaje de fantasía. Siendo lo más sorprendente una iglesia que parece una ermita románica y un arco natural. Acabamos el día en Vogar, en unos bungalows metálicos que van a ser nuestro hogar durante tres noches. Como en todos los alojamientos la calefacción es excelente. Agradecemos el reposo.
Esa noche además de la habitual partida de cartas hay también Cuentacuentos islandés. Ese día una parte del grupo tiene su primer contacto con las aguas termales, en este caso de piscina, como preludio de otras más auténticas y naturales. El precio de una piscina geotermal es de unos 3 euros más o menos. Aquí hay que decir que la mayor parte de la calefacción y del agua caliente en Islandia es de origen geotermal. Muchas veces veremos los complejos de edificios y tuberías junto a las fumarolas.



17/08/2011
La huella de los dioses



Ese día tenemos un recorrido circular que nos acercará a muchos sitios interesantes. Primero visitamos una de las cascadas más altas de Islandia, de casi 40 metros y cuyo fondo en la garganta no podemos ver por la espuma que se levanta. Se llama Dettifos y tiene una hermana pequeña al lado que se llama Selfoss. Media hora de paseo en cada una. Una nueva parada nos asoma a un lugar mágico donde las aguas azules se mezclan con las grises. Es como una herradura y se ve desde arriba en alto. Es tan alucinante el lugar que parece que forme parte de un sueño. Se llama Hafragilsfoss.
El paisaje va poco a poco vistiéndose con vegetación y damos un paseo de unas dos horas por la zona de Rautholar, la Montaña Roja, viendo curiosas formaciones de basalto negro que contrastan con las aguas grises del río Jokulsa y los tonos verdes de la vegetación, especialmente los abedules enanos, el árbol autóctono de Islandia. El lugar se llama Hijodakletar.
La siguiente parada es en Asbyrgi, un profundo cañón en forma de herradura, inmenso y con un buen bosque en el fondo protegido de los vientos árticos. Paseo de una hora. Dice la leyenda que fue el caballo de Odín, que tenía ocho patas, quien con una pisada mal calculada dio origen al lugar. Aunque los geólogos buscan otras explicaciones nos quedamos con lo mágico. Luego hacemos un alto en unos acantilados junto al Océano Ártico, en el punto más al norte que vamos a pisar. La tarde se aclara y mirar al norte pensando lo que hay más arriba sobrecoge el ánimo.
Joan, nuestro guía, demuestra su paciencia parando la furgoneta para que hagamos una foto a un grupo de caballos islandeses que corretean por los prados con el mar de fondo. Breve parada en Husavik, puerto antaño ballenero y vuelta a casa. Un día completo. Muchos paseos y contraste de paisajes: la fuerza y el color cambiante del agua y la vegetación superviviente y acogedora en medio del desierto de roca.



18/08/2011
En busca del fuego


Hoy hacemos pocos kilómetros y conocemos el entorno del lago Mivatn que todavía guarda el fuego en su interior. Primero vemos fumarolas en el campo de Namafjall con un paseo de una hora. Sorprende ver y oler el azufre y ver los diferentes estados por los que pasa la fumarola desde los barros hirvientes hasta las chimeneas solidificadas que parece que sueltan el vapor a presión. Sería como una brasa gigante. Los carteles nos advierten que el agua sale entre 80 y 100º y que es muy peligroso tocarla. Luego vamos al cráter Viti, cuyo fondo está ocupado por un lago de aguas azuladas y en el que daremos un paseo de media hora.
Otro paseo más largo nos llevará por campos de lava, con grietas todavía humeantes. Ese humo que vemos es vapor de agua, menos mal. La mayoría de los muertos en las erupciones volcánicas de la isla lo han sido por los gases tóxicos que arroja el volcán. Después de comer en un excelente mirador y de fotografiar una taza de váter aislada en medio del páramo vamos al lado del lago y damos otro paseo de una hora por la península de Hofdi. Contraste espectacular. Agua y vegetación ponen el contrapunto a los paisajes de la mañana y hasta tenemos un jardín botánico.
Subimos después en una marcha de hora y media al cráter Hverfall que no tiene laguito en su interior sino un desolado desierto de color ceniza. Desde arriba vemos la región del lago Mivatn y los lugares visitados. Al bajar una parte del grupo va a la piscina termal de Reykjablio y los otros a la poza de la grieta de Grjotagia. Día redondo del principio al final. El ambiente favorable hace que el grupo vaya cuajando.



19/08/2011
El bosque animado



Dejamos Mivatn y llegamos a Eggilsstadir, la capital del este. Compras en el Bonus y adopción de la Nutella como icono del grupo. También compras personales de artesanía como piel de reno o piedras de la zona. Incluso alguna mochila de urgencia. Luego hay un par de paseos. Una hora por el bosque de Hallomustadur, uno de los mayores de Islandia y en que hay viveros para la adaptación de árboles de otras zonas del norte de Europa o América. Así nos lo cuentan los carteles y los rótulos con los nombres de los árboles.
A continuación un paseo en cuesta (250 metros de desnivel) de hora y media nos hace admirar la cascada de Hengifoss, con una altura de 120 metros y que tiene una disposición de roca que alterna las columnas verticales de basalto negro con los estratos horizontales de color rojizo. Volvemos a la carretera nacional 1 y por un atajo nos dirigimos a Berufjordur cruzando un alto de 500 metros de altura desde el que la niebla nos permite vislumbrar por momentos el mar en el fondo del fiordo. El este de Islandia es una zona recortada de fiordos y en uno de ellos está el puerto al que llega el ferry desde Dinamarca. Finalmente paramos en una granja, aislada y solitaria en un paraje salvaje al lado del mar. Soledad de altura. Tierra de elfos y hadas, que ahora debemos ser nosotros. La naturaleza nos regala una segunda mermelada de mirtilos salvajes. La naturaleza y el buen saber culinario de Montse la leridana.



20/08/2011
Entre el glaciar y el mar


Ruta colgada entre las lenguas glaciares y el mar. La vista a la derecha te traslada a los prados de altura del Pirineo con sus rocas puntiagudas, la vista a la izquierda te traslada a la costa cantábrica con sus prados suaves y su oleaje rompiendo en las playas de arena negra. En medio la cinta de asfalto de la carretera circular sur. Vemos elementos geográficos de interés como las barras litorales o las lenguas glaciares. Al llegar a Hofn asoman varias lenguas glaciares del Vatnajokull, el mayor glaciar de al Europa, con 8.300 km. cuadrados. Tiene volcanes activos como el Grimsvotn, el más activo de Islandia. Sin ir más lejos nos cuenta Joan que una avenida de agua consecuencia de una rápida licuación del hielo por efecto de una erupción se llevó un puente de la carretera en junio pasado.
En Hofn es interesante el Museo de los Glaciares. Se abrió en 2005 y tiene varias exposiciones:
-Vídeo sobre erupciones volcánicas en los glaciares
-Naturaleza. La exploración del Vatnajokull
-Glaciares y volcanes en Islandia
-Una réplica de una cueva de hielo y una grieta glaciar
Allí nos enteramos de algunas erupciones famosas:
1783, Lakagigar, la mayor en la historia de la humanidad, arrasó 565 km. cuadrados
1996, Grimsvotn, cortó la carretera circular
2010, Eylafjallajokull, bloqueó varios días el tráfico aéreo de Europa
Comemos y paseamos junto a la lengua glaciar de Hofnjokull, en la que aparece una curiosa exposición de cuadros sobre Los Humanos y el Hielo. Después llegamos al lago de los cubitos, el Jokullsarlon, a través del cual desagua al mar una lengua del glaciar y que está lleno de pequeños icebergs. Allí es típico el paseo en unos barcos con ruedas (porque salen por una pendiente de tierra al lago) por el que cobran 3.000 ISK y dura unos 40 minutos. División de opiniones entre el respetable.
Lo que si es algo absolutamente original es ver como los icebergs una vez que llegan al mar se van cuarteando en la playa por la fuerza del oleaje. Hielo blanco, arena negra y mar azul. Todo junto. Nunca habíamos visto antes algo así. Volando entre los icebergs vemos unos pájaros, Son los Skua, las rapaces marinas del Atlántico. Finalmente llegamos a nuestro albergue, cerca del parque nacional de Skaftafell, al pie del pico más alto de Islandia, el Oroefejokull que tiene 2.119 metros. En otras latitudes sería un don nadie pero aquí es el Rey.



21/08/2011
El micromundo de Skaftafell


Skaftafell fue el primer parque nacional de Islandia. La razón es que se trata de un entorno ambiental situado entre las lenguas glaciares del Vatnajokull y los arenales de lava inmensos de nombre Skeidarsandur, que se extienden hasta el mar a decenas de kilómetros. Este microclima determina que haya mucha variedad botánica, con abedules más altos que la media islandesa; flores como saxífragas, brezo, silene, campánulas o animales como mariposas y pájaros. Eso sin contar a las omnipresentes ovejas, siempre en grupos de tres y de carácter poco gregario.
Ese día se forman dos grupos porque hay excursiones larga y corta. La corta es unas tres horas y media a la cascada de Svartifoss (columnas perfectas de basalto negro) y el mirador de Skjonarnipa (sobre la lengua del glaciar). La larga es de unas ocho horas y lleva a unos cuantos valientes al pico de Kristinartindar (1.125 metros) ¡al fin una ruta dura!. Vista frontal abrumadora de la lengua del glaciar como si se estuviera volando sobre él. La niebla confunde y hace pasar algún momento de duda del que se sale airoso. De regreso al albergue degustamos un cordero al horno, aromatizado con tomillo ártico que consagra a la leridana como la Montse Arguiñano del grupo.



22/08/2011
El Arco del Sur



Volvemos a la carretera circular sur que en este tramo salva los numerosos ríos que descienden de las lenguas glaciares con puentes atrevidos. Todavía quedan los restos de uno que fue destruido como un monumento a la tenacidad islandesa. Es un día lluviosos (el primero que llueve en serio) y las nubes bajas no nos permiten disfrutar de la visión del glaciar. Paramos en una granja, Nupsstadur, famosa porque allí terminaba la carretera circular antes de que en los setenta se completara el tramo hasta más allá de Hofn. Allí hay fotos de los últimos granjeros y nos sorprendemos por su longevidad. Uno vivió 97 años y el otro, eran hermanos, 101. Éste último murió en 2010. Buscamos en vano por los alrededores la fuente de la eterna juventud.
Llegamos a Vik, nombre familiar para algunos, que en la playa de arena negra tiene un memorial de un barco alemán que encalló en esa costa. Junto a los acantilados varias rocas negras surgen del mar como si fueran trolls petrificados a los que el sol sorprendió tras una larga noche de juerga.
Seguimos y cuando parece que no va a haber nada nuevo que ver nos llevamos una sorpresa doble. Estamos en Dyrholaey, el punto más al sur de Islandia y contra todo pronóstico, porque ya ha pasado la temporada, encontramos y fotografiamos una colonia de frailecillos en un acantilado. Un paseo de una hora larga. El frailecillo, blanco y negro, con pico amarillento y rojizo, es un icono de Islandia, Su nombre científico es Fratercula arctica. Hay un faro y un poco más allá junto a un acantilado que corta el hipo vemos a nuestros pies un inmenso arco geológico por encima del mar. Tiene 120 metros de altura y en nuestros objetivos parece una mancha blanca sobre fondo azul. Todo ello ambientado con la fina lluvia y las nubes que nos ocultan otro glaciar diferente, el Myrdallsjokull.
Llegamos a Skogarfoss, otra cascada de 60 metros de altura que rompe en una nube espumeante batida por las rachas de viento. Hay en el pueblo un interesante museo sobre transporte, etnología y una reconstrucción de una aldea. Hasta una escuelita para que alguno recuerde por un momento su trabajo. Como el tiempo ha mejorado retrocedemos a ver de cerca una lengua de glaciar, de nombre sarraceno, Solleimanjokull. Pisamos el hielo pero no lo rompemos.
Llegada a una nueva cascada, Seljandsfoss, que tiene una originalidad que aún no habíamos experimentado. Se puede pasar por debajo del umbral y ver como el agua cae delante de nosotros en lo que sería un velo digno de la novia de Odín. Es un paseo de media hora. La oquedad erosionada por el agua nos permite una nueva perspectiva y sensación de la fuerza del agua. Rematamos el día con baño en piscina geotermal y una nutritiva cena a base de nuestros restos de lujo.



23/08/2011
Los Vikingos



Dormimos en una cabaña refugio al pie del volcán Hekla que será nuestro hogar un par de noches, digna de los colonos pioneros de Norteamérica. Toca un recorrido por el páramo islandés con una primera visita a otra cascada, Haifoss, que por la hora, visibilidad y orientación nos ofrece un sorprendente arco iris que nuestras cámaras se apresuran a fotografiar. Bravo por el guía que eligió el momento propicio. Luego visitamos los restos (andamios) de una granja del siglo XI, Storng, sepultada por la lava y que es el patrimonio arqueológico islandés más antiguo. Cerca y siguiendo el modelo han reproducido una granja de la época vikinga.
También hacemos un paseo de hora y media por una garganta llamada Gjain, que nos descubre rocas volcánicas, cascadas, musgo, vegetación y nos regala unos boletus para la cena. Una cascada en forma de Y desemboca en un laguito al que en mi interior bautizo con el nombre de “Baño de Diana” esperando ver a la diosa sin tener el destino de Acteón. También pasamos por un punto de recogida del ganado. Como las ovejas están tan dispersas recoger el ganado es un trabajo comunal. Se bate el monte durante varios días a caballo y se llevan las ovejas a un aprisco de grandes dimensiones. Entran por una puerta y por diferentes puertecillas, marcadas con el nombre del pastor, se van repartiendo. Cada una con su pastor. Como los turistas al llegar al aeropuerto, cada grupo con su guía.
Nuevo baño termal en la piscina de Selfoss y acabamos el cordero con una barbacoa. Además de los boletus y embutidos ibéricos que habíamos traído y van poco a poco desapareciendo. El sitio que dormimos se llama Rjupnavellir. Me entretengo en hacer cuentas de gastos y las cuento para quien le interese hacer este viaje. Hemos puesto de fondo 68.000 ISK (en cuatro veces) para comprar comida, pagar los alojamientos y echar gasolina a la furgo. Para dos semanas salimos a 4.850 ISK por persona y día. En euros unos 30. Comprando en Bonus, haciendo los desayunos y cenas nosotros y en albergues o refugios con habitaciones a veces de dos y a veces de catorce. Una buena rentabilidad porque Islandia en condiciones de alojamiento en hoteles y pensión completa puede salir muy caro.




24/08/2011
La Montaña de los mil colores



Un regalo para el sentido de la vista. Vamos a Landmannlaugar, un sitio famoso porque es el inicio del trekking más popular de Islandia, el “Lauravegurinn” al que le han puesto el nombre de la calle mayor de Reykjavik por lo concurrido que está. Son 55 kms. y lo dejo para mi siguiente visita. Seguro. Día claro en el que hasta el volcán Hekla, habitualmente cubierto de nubes, descubre su desnudez. Largo camino por pista. Los prados ovejeros de ayer son hoy inmensos campos de lava solidificada, salpicados de ríos y lagos. Las líneas de alta tensión nos recuerdan que es una zona de producción hidroeléctrica. Paramos en el lago Blahylur, que ocupa el fondo de un cráter y subimos a un excelente mirador, el Hnausar a 759 metros de altura. Media hora de fuerte cuesta.
Llegamos a Landmannalaugar que es como la entrada a un templo prohibido. Por un desfiladero abierto en las rocas volcánicas por el río, cruzando fumarolas, campos de riolita y recogiendo piedras de obsidiana ascendemos a la Montaña Rosa (881 m.), seguramente la más coloreada de Islandia. Desde la cima una vista impresionante de las montañas de colores. Fumarolas, nieve, tonos anaranjados, verde brillante (musgo), negros (lava), amarillentos y grises (hielo con ceniza) decoran el paisaje. Tampoco lo habíamos visto nunca. La imagen dice Victoria que sería digna de la era jurásica. Sólo faltan los dinosaurios.
La guinda la pone un baño termal natural en un “río de agua caliente”. Algunos (Toño, Ángel, Sabih y Aitor) suben también al Bahnjujur (945 m.) y Aitor completa el circuito con el Sudnurnamur (916 m.). ¡Menudo cuando lo cuente en Bergara!
Por la noche el cielo está despejado. Al final resulta que sí, que contra todo pronóstico, vemos unas auroras boreales. Marta, la vigía del grupo es la descubridora. Para que luego digan que fumar es malo.



25/08/2011
El Pingüino y el mar



Islandia nos regala una mañana soleada y con viento. Nuestros turnos de cocina terminan con el desayuno. Ha funcionado perfectamente. Increíble que en dos semanas 16 personas nos lleguemos a autogestionar de esta manera. Decir que ha sido fundamental el papel jugado por Joan nuestro guía. Diré dos cosas de él. Una es su perfecto conocimiento del terreno, no sólo las excursiones sino un catálogo de lugares desde mesitas de picnic hasta sitios para parar sin estorbar una furgoneta grande con un carrito que no es nada fácil. La otra es su capacidad de organización con las compras, la distribución de la comida y mil detalles más todo con calma y flexibilidad. Una prueba de su paciencia es la foto que he contado de los caballos islandeses.
Desde la furgoneta vemos brillando al sol los volcanes Hekla y Eylafjalla, además de los perfiles rocosos de las islas Vestman. En ese archipiélago está la tierra más joven, la isla de Surtsey que se formó en 1963. En la gasolinera de Selfoss vemos un vídeo sobre el tejido de la “lopapeysa” el jersey de lana islandés con sus originales cenefas. Para viajar de forma autónoma por Islandia un buen mapa de carreteras con la localización de las gasolineras. Para las pistas es recomendable un 4x4. Alquilar un Suzuki Vitara de 5 personas sale por 42.400 ISK al día. Hay múltiples agencias,
El paisaje se hace algo monótono entre el mar a la izquierda y las montañas color ceniza a la derecha. Claro, después de lo que hemos visto nos sabe a poco. Pasamos por Seltun, con nuevas fumarolas y barros hirvientes. Cruzamos los acantilados de Grindavik y llegamos a lo que podríamos llamar “la gran fumarola”. Allí el camino pasa al lado y el viento nos echa el vapor encima como si fuera niebla cerrada. Casi da miedo pasar. Hay una leyenda del lugar. Cuenta que Gunna era un pobre criada que tenía un caldero como única posesión. Su amo se lo quitó y como venganza Gunna provocó una gran fumarola que nunca antes se había visto. Allí apareció muerto su amo con todos los huesos destrozados. También muchos otros vecinos que no la defendieron murieron entre los vapores. Tuvieron que llamar a exorcistas y ni por esas dejaron de pasar desastres. Una leyenda edificante en estos tiempos de crisis. No se puede quitar a los pobres lo poco que tienen.
Comemos junto al mar y a un pingüino tan alto como una persona. Es una escultura y quiere recordar a los pingüinos gordos que habitaron este territorio y se extinguieron en el siglo XIX. El azul del mar y el negro metálico del pingüino ponen un contraste de color en el paisaje. Otro contraste cromático más.
Luego visitamos la “Laguna Azul”, la Caldea de Islandia, llena de gente, con sus aguas de la triple “s”, saladas, silicatadas y sulfurosas. La entrada en grupo sale a 4.000 ISK por persona. Bueno, ya está probada. Llegamos a Reykjavik en un hotelito confortable y céntrico en el que, sorpresa, nos hacen el desayuno. Se llama Baldursbra y está en Laufasvegur 41. Interesante referencia para viajeros independientes. Bed & breakfast sale 8.000 ISK por persona y noche. Cena y para los más animosos marcha nocturna que hay mucha.






26/08/2011
Los gigantes del Ártico



Día libre y dispersión del grupo. Después de tantos días juntos a todas horas es una liberación. Pero enseguida nos echaremos de menos. Sonia, Javier, Montse y yo vamos al avistamiento de ballenas. Es un paseo por el mar de unas tres horas y cuesta 7.000 ISK por persona. Veremos ballenas monje que miden entre 7 y 10 metros y pesan entre 8 y 10 toneladas. Matizo, veremos lomos oscuros de ballenas monje, que aparecen de pronto y enseguida se sumergen en el mar. Aún así llegaremos a captarlas en alguna foto. Es interesante si no se han visto nunca.
Cuenta Victoria que otros combinan cultura (museos y galerías) y consumo (tiendas). Todos al loro de la devolución del IVA, así que pidiendo los papeles necesarios y llevándolos después a la oficina de turismo para hacer el trámite. ¡A trincar la pasta que se pueda que es todo muy caro!. También es interesante el Museo Nacional de Islandia. Silvia lo visita y nos cuenta que este es un país joven, deshabitado hasta la llegada de unos monjes irlandeses. Que fueron los vikingos venidos de Noruega los que se establecieron de forma permanente y que trajeron mujeres de Escocia, voluntarias o a la fuerza, para colonizar la isla.
Así empieza la historia de este país en el año 870. En el museo hay una exposición de todo ello y varias joyas arqueológicas como una estatuilla del dios Thor, un Cristo de madera parecido a los nuestros del Románico, una puerta de madera decorada con la leyenda del Caballero y el Dragón, la Biblia más antigua de Islandia o un cuerno decorado por un artista islandés, el primer maestro artesano del país. Este recorrido por la historia de Islandia nos hace notar lo orgullosos que están los islandeses y como quieren mostrarla a sus visitantes.
Cenamos pescado (merluza y pescado rojo) en un restaurante al lado de las casas de tejados verdes del puerto, se llama Icelandic Fish and Chips y es muy recomendable. Con cerveza nos cuesta 2.850 ISK por boca



27/08/2011
Rumbo sureste


Mañana libre en Rejkyavik para las últimas compras y paseos. Agradable mercadillo callejera, situado en el puerto viejo, en un edificio cubierto. Aparte la artesanía, ropa y tiendas de chinos son muy recomendables las pescaderías (tiburón incluido), panaderías (bolas del amor) y música a buen precio (Un CD 600 ISK)
Vamos al aeropuerto, en silencio por la tristeza de que esto se acaba y tomamos nuestros aviones, unos hacia Madrid y otros hacia Barcelona. Disfrutamos el vuelo diurno con cielo bastante despejado que nos ayuda a descubrir nuestro planeta. Es una perspectiva siempre emocionante y nos ayuda a tomar conciencia sobre nuestra dimensión




Una sugerencia literaria

El libro “Gente Independiente” del escritor islandés Halldor Laxness, premio Nobel de Literatura en 1955. Bjartus es un granjero que vive en una zona perdida de Islandia. Después de 18 años de trabajar para un patrón decide hacerse autónomo. Nada se opondrá a sus deseos de independencia, ni el tiempo inclemente, ni sus mujeres, ni su familia. Sólo su hija adoptiva, Asta, puede ablandar su terco corazón. Pero Asta también desea ser independiente y cuando Bjartus la echa de casa porque está embarazada la determinación de ella se volverá contra su pétreo corazón...





Epílogo: los cuatro elementos

Transcribo unos de los mensajes que mandé desde Islandia. Poesía en el móvil: “Desde las llanuras del norte de Islandia con la combinación cromática de los cuatro elementos. Tierra gris de los campos de lava, agua azul del mar y los lagos, vapor rojizo de las fumarolas y blanco luminoso de las noches árticas. En medio de tanto estímulo vital evoco la intimidad de tu recuerdo”


Escrito por Gabriel López, con aportaciones de Victoria Donat y Silvia Aguilaga, Crónica de un viaje por Islandia en el verano de 2011. Pasado al ordenador desde los apuntes del cuadernito de viaje el 30 de agosto de 2011, recién llegado, paro no olvidar ningún detalle en la memoria.
COPYLEFT: esta crónica se puede modificar y distribuir libremente. Como todos hemos hecho muchas buenas fotos se puede decorar al gusto personal. Cuando nos veamos podemos intercambiar nuestros diarios que ya serán de cada persona. Un placer haber compartido el viaje con vosotrxs y un trabajo creativo haberlo escrito. Salud[/align]














Ver Etapa: Nutella al aroma del tomillo ártico



Votaciones al diario
  Puntos Votos Media
Mes actual 0 0
Mes anterior 0 0
Total 9 2
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 57 Visitas mes actual: 20 Total visitas: 4911

  Últimos comentarios al diario  Nutella al aroma del tomillo ártico
Total comentarios 3  Visualizar todos los comentarios

universo18  universo18  02/09/2011 03:26   
estanes con el comentario final de tu diario me quedo con la duda de si es un diario personal o es una copia. Te recomiendo leer las normas y si no es de tu propiedad recordarte que mejor tener permiso del propietario para evitar acusaciones de plagio. Si es tuyo enhorabuena.

estanes  estanes  02/09/2011 03:31   
Es mío personal y ha sio un trabajo creativo. Insertaré en los próximos días fotografias mías. A ver si lo voy haciendo poco a poco aprendiendo y creando. Gracias por la rapidez

universo18  universo18  02/09/2011 04:22   
Pues gracias por compartirlo y van mis estrellitas

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ

Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Islandia: dudas
Foro Europa Escandinava Foro Europa Escandinava: Mensajes de viajeros y viajes por Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia. Escandinavia y paises de la zona.
Ultimos 5 Mensajes de 1224
972460 Lecturas
AutorMensaje
molistok
molistok
Travel Adict
Travel Adict
Ago 09, 2012
Mensajes: 31

Fecha: Mie Jun 21, 2017 09:28 am    Título: Re: Viajar a Islandia: dudas

Muchas gracias a los 3!
birgy
birgy
Travel Adict
Travel Adict
Abr 14, 2009
Mensajes: 50

Fecha: Mie Jul 05, 2017 08:39 am    Título: Re: Viajar a Islandia: dudas

Buenas, vamos a ir este Julio a islandia con la compañia wow air con tarifa básica, mi duda es si el equipaje de mano puedo llevar maleta pequeña de ruedas... y si son muy estrictos con el equipaje.
Hemos intentado contactar con la compañía y no lo hemos conseguido.
Gracias
wanderlust
wanderlust
Zone Moderator
Zone Moderator
Ago 23, 2011
Mensajes: 24509

Fecha: Mie Jul 05, 2017 08:59 am    Título: Re: Viajar a Islandia: dudas

birgy Escribio:
Buenas, vamos a ir este Julio a islandia con la compañia wow air con tarifa básica, mi duda es si el equipaje de mano puedo llevar maleta pequeña de ruedas... y si son muy estrictos con el equipaje.
Hemos intentado contactar con la compañía y no lo hemos conseguido.
Gracias

tenemos este hilo

Vuelos a Islandia: rutas, compañías
ALFMA
ALFMA
Super Expert
Super Expert
Ago 09, 2011
Mensajes: 776

Fecha: Jue Jul 06, 2017 06:32 pm    Título: Viajar a Islandia: dudas compañía aerea wow air

birgy Escribio:
Buenas, vamos a ir este Julio a islandia con la compañia wow air con tarifa básica, mi duda es si el equipaje de mano puedo llevar maleta pequeña de ruedas... y si son muy estrictos con el equipaje.
Hemos intentado contactar con la compañía y no lo hemos conseguido.
Gracias

Todas las normas sobre equipaje se pueden ver en la página de la compañía:

wowair.co.uk/customer-... i-take-me/
exgor
exgor
Expert
Expert
Jul 19, 2007
Mensajes: 216

Fecha: Mie Jul 12, 2017 07:32 pm    Título: Re: Viajar a Islandia: dudas

Nosotros hemos volado de Bruselas a Reikiavik hace poco con Wow air y sí son estrictos.
Puedes llevar una mochila no muy grande, eso cuela, pero si quieres el típico trolley de 55x40x20 tienes que pagar. Nosotros lo hicimos.
Para el que pagas te ponen una etiqueta morada que te dice que entrará en el avión y para el pequeño te ponen una amarilla que dice que debería entrar.

- Mensaje escrito desde Día 1: El triángulo dorado -
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad