Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


NORUEGA II. DE ROVANIEMI A CABO NORTE. AL NORTE DEL CÍRCULO POLAR ÁRTICO. -Diarios de Viajes de Noruega- Artemisa23
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: NORUEGA II. DE ROVANIEMI A CABO NORTE. AL NORTE DEL CÍRCULO POLAR ÁRTICO.  -  Localización:  Noruega  Noruega
Descripción: Viaje de ocho días en época del Sol de Medianoche por Laponia, islas Lofoten y Vesteralen, Tromso, Alta y Cabo Norte.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 7
 1  2  3  siguiente siguiente



Etapa: DE ROVANIEMI (FINLANDIA) A KIRUNA (SUECIA).  -  Localización:  Noruega Noruega
Fecha creación: 02/03/2013 22:33  
Compartir: 
Compartir:
Este relato es la continuación del Noruega parte I, así que no repetiré los aburridos comentarios iniciales que puse allí. Fuimos en la primera semana de julio para experimentar el fenómeno del Sol de Medianoche, durante el cual al norte del Círculo Polar Ártico (paralelo 66º 32' 35") no se pone el sol. Recomiendo hacer el viaje en esta época porque resulta muy especial, igual que debe serlo en invierno con las auroras boreales. Además, tiene la ventaja añadida de que los días cunden tanto como se quieran alargar hasta sus 24 horas ya que en todo momento hay luz suficiente para visitar lo que se desee, aunque, naturalmente, no es lo mismo a las 23:00 que a las 12:00.

Estuvimos dudando en el itinerario. Teníamos claro que Cabo Norte debía ser el final, como una meta a conseguir, pero había posibilidad de empezar en la Laponia finlandesa, Rovaniemi, o en Trondheim. Al final nos decantamos por Rovaniemi, porque ya conocíamos Trondheim. No me arrepiento de lo que vimos, pero creo que hubiera sido más bonito el recorrido desde Trondheim.

Volamos de Madrid a Helsinki, donde cogimos un vuelo local hasta Rovaniemi. Al aterrizar, se nos fue el alma al suelo: llovía a cántaros y con 12 grados el panorama era casi invernal, lo cual tampoco nos pillaba completamente por sorpresa ya que había estado nevando la semana anterior. Pero, claro, nosotros confiábamos en nuestra buena mano con el tiempo…

Nos alojamos en el hotel Clarion Santa Claus, muy céntrico, buenas instalaciones, servicio y desayuno, sin queja ninguna. Armados con el paraguas, salimos a conocer un poco la pequeña localidad. Un emplazamiento muy bonito, en la confluencia de los ríos Kemi y Ounasjoki. Por lo demás, el pueblo no tiene nada especial: un par de calles comerciales con unos cuantos turistas deambulando algo despistados. Está claro que la temporada alta aquí es el invierno y los deportes y las actividades de nieve su principal atractivo; en verano pierde parte del encanto que puede tener en invierno, incluyendo la mismísima visita a Papa Noel.

Para cenar, entramos en un restaurante que tenía carta en español: cuando nos sentamos, vimos que era un mejicano, jajaja, comida mejicana en Finlandia, jajaja, por eso el nombre de los platos estaban en castellano y no nos habíamos fijado, ¡glup!. Nos reímos un montón, pero al menos sabíamos lo que íbamos a comer: raciones muy abundantes y buen precio, en Noruega sería otro cantar.

Seguía lloviendo, aunque más suavemente, y a eso de las 22:00 nos quedamos estupefactos cuando vimos que bajaban los toldos en el exterior del restaurante. El camarero nos explicó que iba a empezar a dar el sol, ¿queeeé? En fin, sí, vale, algunos tenues rayos de sol pugnaban por filtrarse entre los nubarrones… ¡Qué cosas, jeje! No terminábamos de asumir el hecho de que hasta que volviésemos a Madrid no tendríamos noche y el sol podía aparecer en cualquier momento. Dimos una vuelta para bajar la cena y al alejarnos de la zona comercial encontramos todo desierto, las casas cerradas a cal y canto. No sé si era que no había nadie o que ya se habían acostado, aunque pese a las nubes y la lluvia, había muy buena visibilidad en la calle. Ya muy cansados, nos fuimos a dormir. A la una me desperté sobresaltada por un resplandor que se percibía a través de la cortina de la ventana; me asomé y vi el sol brillando intensamente entre un horizonte de casas. Lástima que el cristal (la ventana no se podía abrir) estuviera empañado por la lluvia y la foto saliera fatal, así que no la pongo.

Al día siguiente, a primera hora fuimos al parque donde se encuentra el hogar de Papá Noel. Aún no había casi nadie. Consideraciones sentimentales aparte y admitiendo que el entorno es muy bonito, me pareció una especie de parque temático, cuyo principal objetivo es sacar dinero al turista, incluyendo excursiones, fotos, venta de souvenirs y todo tipo de objetos. Y no es que lo critique. Cada uno puede explotar su negocio como mejor le parezca y, al fin y al cabo, nadie obliga a ir allí. Además, está preparado para la época invernal y tenía muy poca actividad: motos de nieve, trineos, perros… requieren algo que falta en verano: la nieve, jeje. En fin, es curioso de ver. Y, por cierto, la tienda de regalos con ser cara, no está mal para comprar recuerdos para los niños (muñecos, por ejemplo), bastante más barato que lo que nos encontraríamos posteriormente en Noruega.


Esta es la línea que marca el límite del Círculo Polar Ártico en el Parque de Papa Noel: al norte no habrá noche hasta mediados de julio, dependiendo del lugar el periodo varía unos días abajo o arriba. A partir de este momento, durante la próxima semana, siempre estaremos al norte de este punto:

Y las distancias con las ciudades más importantes son (o eso pone ahí, no creo que todas estén...):

La Casa de Santa Claus me resultó un tanto tenebrosa, repleta de artilugios extraños: me pareció una mansión propia de una película de misterio o de un parque de atracciones, jajaja. Allí está el mismísimo Papá Noel esperándote en su trono, te saluda en tu idioma y te pregunta si eres del Barça o del Real Madrid, jaja. Por supuesto, no se puede hacer fotos, si quieres alguna, son de pago y a precio noruego más que finlandés. Bueno, ésta era gratis en el exterior:


Dejamos Rovaniemi y nos dirigimos a la frontera con Suecia cruzando la Laponia finlandesa. Lloviznaba a ratos y a ratos salía un poco el sol. La carretera fluye entre bosques inmensos e interminables, vimos grupos de renos, también algún alce con los que hay que tener cuidado pues a veces irrumpen en la carretera y provocan accidentes; cruzamos varios ríos y lagos de nombres impronunciables, apenas vemos unos cuantos pueblos y son muy pequeños. El paisaje es encantador pero es tan repetitivo que termina volviéndose monótono.




El río Muonio marca la frontera entre Finlandia y Suecia. Estiramos las piernas en el puente, entre uno y otro país, en el municipio de Pello. Paramos a comer allí, sólo había un restaurante abierto a la hora que llegamos: una pizzería regentada por una familia marroquí. ¿Cómoooo...? Pues sí... vaya tour gastronómico que llevamos en Laponia: ¡un restaurante mejicano y otro italiano! Menos mal que la comida estaba buena en ambos.

A lo largo del día vimos algunos interesantes ejemplos de iglesias nórdicas de madera, con su especial característica de tener el campanario separado. Como pillaban de paso, el guía tuvo el detalle de llevarnos a verlas gratis, mientras que, según comprobé, varios mayoristas cobran un precio extra por esas visitas haciendo el mismo itinerario. Sinceramente, creo que no merece la pena pagar una excursión opcional, pero es una decisión personal. Esta es una de ellas, creo que todavía estábamos en Finlandia, pero no recuerdo donde exactamente. Estaba ensayando un grupo coral. Uno de los chicos hablaba perfecto castellano y nos contó muchas cosas de su tierra, Suecia. Nos quedamos un ratito a oírles y nos obsequiaron con una famosa canción en español, pero no me acuerdo de cuál, creo que una habanera: ¿Cuándo salí de Cuba, quizás? No sé, pero lo hacían francamente bien.

[IMG]

De ésta sí me acuerdo. Está en la localidad de Jukkasjarvi, es la iglesia más antigua de Laponia y data de 1608.


Tiene un curioso retablo muy colorista, obra del artista y escultor Bror Hjorth.

Muy cerca se encuentra un hotel de hielo, pero sólo funciona en invierno (es lógico imaginar el motivo, jeje). Así que únicamente vimos la explanada donde se erige en el invierno.

KIRUNA.

A media tarde llegamos a Kiruna, donde nos alojamos esa noche. Es la ciudad más septentrional de Suecia, se encuentra 145 Km. al norte del Círculo Polar Ártico. Cuenta con unos 20.000 habitantes y es el segundo municipio más grande de todo el mundo en extensión. El hierro ha sido el principal sustento de la ciudad a lo largo de los tiempos. Está entre dos montañas en las que se realizaban excavaciones de magnetita; actualmente sólo sigue explotándose una de ellas. Estas excavaciones han ido socavando el subsuelo y se plantea trasladar la ciudad unos pocos kilómetros porque el terreno corre riesgo de hundimientos.

Así vimos las excavaciones:

Salimos a dar un paseo y apenas había gente en las calles. Caminamos por la orilla del río y fuimos hasta su famosa iglesia de madera, la más grande de Suecia, construida en 1907 en Art Nouveau. Muy bonita y pintoresca.





Se estaba celebrando un concierto de música clásica en su interior. Como había empezado a llover con fuerza, decidimos quedarnos un rato a escucharlo. Estuvo muy bien.

Esa noche teníamos la cena incluida en el hotel, Scandic Ferrum. Menos mal porque en el pueblo no había mucha oferta gastronómica precisamente. Por fin tomamos comida nórdica, el bacalao estaba bueno y la tarta, mejor aún. Seguía sin hacerse de noche, pero como no paraba de llover y no había demasiado que ver aparte de lo ya visto, ahí pusimos punto final a la jornada. Estas son las vistas que teníamos desde la ventana de la habitación a media noche:

Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: DE ROVANIEMI (FINLANDIA) A KIRUNA (SUECIA).



Etapa: PARQUE ABISKO (SUECIA) - NARVIK - STOKMARKNES (ISLAS VESTERALEN)  -  Localización:  Noruega Noruega
Fecha creación: 03/03/2013 14:44  
Compartir: 
Compartir:
Aunque el día amaneció muy nublado, por fortuna, había dejado de llover. Emprendimos viaje hacia tierras noruegas, pero antes visitamos el Parque Nacional de Abisko, todavía en Suecia. El camino se vuelve un poco menos bucólico, pero más salvaje y entretenido, lo cual era de agradecer: el bosque se va apartando poco a poco de la carretera permitiendo divisar el agua y altos picos coronados por la nieve.


En el Parque hicimos una caminata muy agradable por bonitos senderos. Salió el sol y disfrutamos con un bello paisaje. La corriente del río forma pozas y cascadas y un cañón espectacular que desemboca en el lago Torneträsk.





Al fondo un paisaje de cumbres nevadas le pone un hermoso contrapunto.

Seguimos nuestra ruta y nos paramos a contemplar un curioso accidente geográfico, que se llama cotidianamente “Puerta de Laponia”, como un paso entre las montañas:

Conforme nos aproximábamos a Noruega, el cielo se fue despejando, permitiéndonos disfrutar de paisajes realmente soberbios.

Esta es la vista que ofrece la frontera de Suecia con Noruega, un descenso continuo por la montaña hasta el fiordo y el mar:

Empezamos a bajar hacia el nivel del mar por una carretera panorámica (E10) con paisajes espectaculares de las montañas de Ofoten y llegamos a la ciudad de NARVIK, ya en la costa noruega.



Narvik no estaba incluido en el viaje, pero como pillaba de paso el guía nos ofreció ir a almorzar allí en vez de en un buffet de carretera y, por supuesto, aceptamos.Tradicionalmente ha sido un puerto próspero gracias al comercio del hierro procedente de Kiruna, que desde 1902 se benefició de una línea de ferrocarril, llamada Ofotbanen, la cual atraviesa las montañas que se elevan sobre el fiordo de Rombask. La ciudad fue destruida casi completamente por los bombardeos alemanes de 1940 durante la II Guerra Mundial, pero ha ido recuperando su antiguo auge comercial. Aunque la ciudad en sí no me pareció bonita, si lo es el marco imponente que ofrece su fiordo y el glaciar.


Comimos bien a un precio razonable (para ser Noruega) en un autoservicio junto al puerto y luego fuimos a pasear y aprovechamos para ver el Museo de la Guerra, pequeño pero interesante, donde se exhibe material y recuerdos de las campañas militares que tuvieron lugar aquí en la II Guerra Mundial.

Fiordo de Narvik:



Seguimos camino hacia las islas Vesteralen atravesando hermosos paisajes como éste:

]

Al fin llegamos al puente Tjeldsundbna, que une el continente con Hinnoya, la isla más grande y poblada de Noruega. Esta es la vista que presenta desde la zona continental:

Este puente tiene un kilómetro de longitud y sus torres se elevan más de 70 metros sobre el nivel del mar. Ya en Hinnoya, hay un mirador con unas vistas excelentes, aunque unas torres eléctricas le quitan algo de encanto al panorama.




Cruzamos de oeste a este la isla de Hinn y nos dirigimos a la isla Lang, ya en el archipiélado de las Vesteralen. Altos picos y suaves colinas aparecen y desaparecen entre nubes:


De pronto, como surgidos de ninguna parte, divisamos los altos y escarpados picos de las Islas Lofoten, en contraste con las verdes y más suaves colinas de la zona continental. La primera vez que los ves, aunque sea entre brumas, impactan sin remedio. Tenía tantas ganas de ver estas islas... ¡qué emoción!



En esta foto se ve muy claramente la diferencia entre las Vesteralen y las Lofoten: el terreno verde y ondulado frente a los afilados picos de puntas blancas:

En la isla de Hadsel, llegamos a la pequeña ciudad de Stokmarknes, que, sin embargo, es una de las poblaciones más importantes de las Vesteralen, donde nos alojamos esa noche en un hotel llamado Hurtigruten Hus, servicios básicos y cena justita, pero para una noche no era necesario más.

Vista de Stokmarknes:

[align=center]Puerto de Stokmarknes con los impresionantes picos de las Lofoten al fondo:



Puente de Hadsel, que une las islas de Lang y Hadsel, al fondo el puerto y las Islas Lofoten:

La luz del atardecer y los picos de las Lofoten que acechan entre sus arcos le da un atractivo muy especial a este puente:


Después de cenar en el hotel, salimos a conocer el pueblo. Dimos un paseo muy largo gracias a que los días te cunden 24 horas, jajaja. Naturalmente, había poquísimo ambiente, apenas unos cuantos turistas despistados, que intentaban en vano tomarse una cerveza en algún bar abierto, cosa sumamente difícil después de las 22:00. Pero apetecía caminar y como era de día, no había manera de que entrara el sueño. Estuvimos viendo la frustrada puesta de sol, pues el sol no se pone, jeje, pero sí nos ofreció estos hermosos panoramas.






Sobre las doce de la “no” noche nos fuimos a dormir. Tuve que ajustar las cortinas a las ventanas apoyando las maletas porque el sol entraba de lleno en nuestra habitación toda la madrugada.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: PARQUE ABISKO (SUECIA) - NARVIK - STOKMARKNES (ISLAS VESTERALEN)



Etapa: ISLAS LOFOTEN.  -  Localización:  Noruega Noruega
Fecha creación: 03/03/2013 19:27  
Compartir: 
Compartir:
[Amaneció (es un decir) un día espléndido de sol. Estábamos contentísimos porque era uno de los días más esperados del viaje: la excursión a las Islas Lofoten. Había visto tantas fotos y leído tanto sobre ellas, que me moría de ganas por llegar. Bordeamos la isla de Hadsel y llegamos a Melbu, donde tomamos un ferry que nos llevó a las Lofoten. Por el camino, vimos el fiordo de Hadsel y los escarpados picos de las Lofoten acechan impresionantes y misteriosos, parece que los hayan cortado con una sierra en zigzag.





El viaje en ferry es una gozada. Me atenazó la emoción según íbamos acercándonos a las Lofoten y los picos crecían ante nuestra vista, sin que la cámara pueda abarcar apenas un pequeño trozo de aquel agreste panorama.


Cualquier comentario que haga no le haría justicia, así que no escribiré nada más y me limitaré a poner algunas fotos, que tampoco reflejan demasiado fielmente la grandiosidad del entorno.



De camino hacia el pueblo pesquero de Svolvaer cruzamos bellísimos paisajes y nos detuvimos en varios miradores.



En Svolvaer, estuvimos a los pies de la famosa Cabra de Svolvaer, el pico emblemático que aparece en tantos folletos de viajes de las islas, con una persona saltando entre sus dos pezuñas. Yo creía que era un montaje, pero parece que sí hay quien se atreve a saltar y que incluso se han producido muertes entre alguno que no acertó bien a poner el pie. ¡Madre mía, qué vértigo!



La verdad es que desde abajo pierde buena parte de su atractivo, ya que lo guay es ver la panorámica desde arriba, que abarca buena parte de las islas. Como en esta vida no existe la felicidad completa, no pudimos disfrutar de ese formidable mirador. Qué se le va a hacer. Otra vez será.

Seguimos avanzando hasta el pueblo pesquero de Kabelvag, que cuenta con una de las iglesias de madera más grandes de Noruega. Se la conoce por “la Catedral” y puede albergar más de 1.200 fieles.



Puerto de Kavelvag:

En el puerto tomamos un barco para ir al fiordo del Troll, uno más pequeños pero, según dicen, de los más bonitos. El trayecto, a través del estrecho de Raftsundet, depara nuevos paisajes espectaculares, navegando entre los picos de las montañas que coronan las islas y salpican el fiordo. Ya sólo por eso merece la pena contratar la excursión.






Conforme vamos avanzando, empiezan a aparecer más y más nubes que le dan al panorama un aire más misterioso e inquietante. Al haber menos luz, lo acusan las fotos, pero en vivo no está tan oscuro y el contraste de colores resulta indescriptible.







El fiordo del Troll tiene apenas 2 Km. de longitud, su entrada es muy estrecha y lo rodean grandes paredes escarpadas con picos nevados, formando varias cascadas.





Lástima que se nublase justamente cuando llegamos, pero la falta de luz afectó más a la fotos que a lo que vimos en vivo. Precioso, realmente. Aunque al principio pueda parecer un poco turistada, sobre todo por el precio, la excursión es realmente muy bonita por el fiordo y por los paisajes que se contemplan desde el barco.




De regreso en el barco, nos dieron de comer. Se agradece el guiso de bacalao calentito, muy rico; también probamos pinchitos de ballena, pero no me hizo demasiada gracia. Hacía algo de fresco, pero con el chubasquero y el gorrito se estaba muy bien en cubierta, disfrutando del paisaje y de las aves, principalmente gaviotas que sobrevolaban el barco a centenares.




Ya en tierra, seguimos recorriendo las Lofoten, hasta llegar a otro pueblecito pesquero, llamado Henningavaer, por donde estuvimos paseando un rato, admirando sus bonitas casas de madera frente a los recortados picos:





Finalizamos la jornada, volviendo a coger el barco de vuelta a las Vesteralen. Esta imagen presentaban las Lofoten cuando nos despedimos:




Nos esperaba un largo viaje hasta Andenes, en la punta norte de la isla de Andoy, donde nos alojamos esta noche. Este era el aspecto del cielo cuando nos acostamos, desde la ventana de nuestra habitación:


Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: ISLAS LOFOTEN.

Etapas 1 a 3,  total 7
 1  2  3  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 25 5
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 399 Visitas mes actual: 219 Total visitas: 26102

  Últimos comentarios al diario  NORUEGA II. DE ROVANIEMI A CABO NORTE. AL NORTE DEL CÍRCULO POLAR ÁRTICO.
Total comentarios 8  Visualizar todos los comentarios

Betulia  Betulia  07/07/2013 20:59   
Comentario sobre la etapa: ISLAS LOFOTEN.
Me ha encantado leer tu diario y ver esas maravillosas fotos. Estoy preparando crucero con escala en Islas Lofoten y Cabo Norte, entre otros. Espero poder disfrutar también de ese espectáculo de la naturaleza. Gracias por compartir tu experiencia

Artemisa23  artemisa23  21/07/2013 12:32   
Muchas gracias Betulia. Seguro que disfrutarás muchod e tu viaje. Veo que algunas fotos se han borrado y otras descuadrado, no sé por qué. Intentaré volver a subirlas.

JK7777  JK7777  10/01/2015 14:27
Artemisa, has vuelto a calcar el viaje que yo hice por aquellas tierras. solo una diferencia yo no pude ver con la claridad que tu el llamado sol de media noche, aun así debo coincidir espectacular.

Artemisa23  artemisa23  10/01/2015 19:35   
Muchas gracias, JK7777. Parece que coincidimos en destinos y vamos a seguir coincidiendo, jeje. Y vaya ganas de "copiarte", ese viaje a Vietnam que sé que has hecho.
Saludos.

Artemisa23  artemisa23  30/09/2015 19:24   
Pese a tener cuenta premium en vigor (de pago, tengo el justificante y la recepción por parte de Imageshack), de la noche a la mañana, me han cerrado la cuenta y me han borrado gran parte de las fotos que tenía alojadas en ese servidor y colgadas en mis diarios. Y no contentos con eso, se atreven a decir que las fotos han expirado y colocan publicidad de una app. Me gusta tener mis diarios en condiciones y pido disculpas por este desaguisado. Intentaré ir arreglándolo según pueda, pero será poco a poco porque son varios diarios y muchas fotos. Gracias.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Tema: El circulo polar
Foro Europa Escandinava Foro Europa Escandinava: Mensajes de viajeros y viajes por Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia. Escandinavia y paises de la zona.
Ultimos 4 Mensajes de 4
2614 Lecturas
AutorMensaje
txintxarri2008
Txintxarri2008
Silver Traveller
Silver Traveller
Abr 17, 2008
Mensajes: 14

Fecha: Jue Abr 17, 2008 11:01 am    Título: El circulo polar

Aua gente!
estoy pensando irme al circulo polar para ver el sol de medianoche. Alguien ha ido? que tal?
he visto q hacen viajes organizados, pero creia que era por junio, pero estos son a finales de julio y en agosto...
Alguien me puede dar mas info?
gracias
Quimera_21
Quimera_21
Super Expert
Super Expert
Mar 21, 2008
Mensajes: 400

Fecha: Vie Abr 18, 2008 04:17 pm    Título: Re: El circulo polar

Hola. Yo he estado hace 2 veranos y la vedad es q es todo un espectáculo si hace un día despejado. Es una visión q no se te borrará jamás.
La mejor época para ir es a finales de junio o primeros de julio ya q antes o más tarde no se ve lo mismo, tanto por el tiempo como xq a medida q avanzan los días, estos se van acortando.
Yo hice el viaje con condor vacaciones y la verdad q a pesar de q es algo más caro q otros touroperadores merece la pena xq está muy bien organizado.
antonioldm
Antonioldm
New Traveller
New Traveller
Sep 05, 2006
Mensajes: 7

Fecha: Lun Jun 09, 2008 09:55 am    Título: Re: El circulo polar

Yo fui en autocaravana, desde Madrid, y es el mejor viaje de mi vida. Inolvidable.
mollete
Mollete
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Jul 29, 2007
Mensajes: 6704

Fecha: Lun Jun 09, 2008 12:04 pm    Título: Re: El circulo polar

Hola,

He cambiado de hemisferio el hilo Guiño . Por cierto, antonioldm, me alegro que te esté gustando el libro.

Saludos
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad