Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


 EN LA RESERVA DE DZANGA SANGHA -Diarios de Viajes de Camerun- Sanlui
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Camerún, toda África en un solo país  -  Localización:  Camerun  Camerun
Descripción: Crónica de un viaje por Camerún y República Centro Africana
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:   EN LA RESERVA DE DZANGA SANGHA  -  Localización:  Camerun Camerun
Sanlui  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
19 de septiembre 2010

El día amanece con una niebla densa que apenas deja ver las cabañas de alrededor, como es habitual en esta época del año en las primeras horas de la mañana, pero después despeja y el sol calienta el resto del día. Desayunamos en el comedor que el Doli lodge tiene casi sobre las aguas del río Sangha, viendo pasar a los pescadores en sus piraguas río abajo.

Cristian nos espera temprano, hoy es un gran día, el día en que con un poco de suerte, tendremos a Makumba, un gran macho espalda plateada, a tan solo unos metros de distancia de nuestros objetivos. Nos ponemos en marcha a las seis, adentrándonos en la reserva rumbo al Hokoi bai, un claro, o bai en lengua local, en la espesura de la selva, donde se ubica el campamento del grupo de pigmeos rastreadores, que en todo momento siguen los pasos de la familia de gorilas a través de la reserva. Recorrer los treinta kilómetros que nos separan del bai nos lleva más de hora y media, a través de caminos rodeados de una vegetación impenetrable, en los que apenas cabe el todoterreno. Continuamente hay que parar a retirar algún tronco, cortar alguna rama con el machete, imprescindible en este lugar, o sacar el coche del barro, que debido a las lluvias de la noche pasada cubre la mayor parte de las pistas.

Los pigmeos Baka de la zona tiene un sistema de rastreo para saber en todo momento donde se encuentra la familia de Makumba. Diferentes grupos de rastreadores siguen a los gorilas desde las 5:30h de la mañana hasta las 17:30h, momento en el que preparan sus camas de hojas para pasar la noche y no se mueven más hasta la mañana. Durante el día están continuamente en movimiento en busca de frutos y brotes tiernos, de los que se alimentan. Tener la posibilidad de estar a no más de cinco metros de una familia de gorilas de llanura lleva su tiempo, antes ha habido un largo trabajo previo de casi siete años para acostumbrar a los gorilas a tolerar a los visitantes. En estos momentos sólo es posible tener esta experiencia con dos familias de gorilas, aunque hay muchas más en la reserva. Makumba significa speed en lengua baka, los pigmeos le pusieron ese nombre por la velocidad que adquirían sus movimientos en los primeros años de contacto con los humanos. La familia está formada por once miembros en total, el gran macho espalda plateada, Makumba, tres hembras, que son las que más protestan ante las visitas y sus crías.

Nos dan la bienvenida en el campamento además de los pigmeos, dos estudiantes universitarios cameruneses, que pasarán unos meses en la reserva como complemento a sus estudios, y una periodista alemana que lleva filmando a los gorilas desde hace dos años para la televisión germana y el National Geographic. Una alambrera llena de botes y todo tipo de objetos susceptibles de hacer ruido al moverse rodea las cabañas como método de protección, o más bien de aviso, ante posibles incursiones de los numerosos elefantes de bosque que habitan en el parque. Parece que tenemos suerte y solo tendremos que caminar poco más de una hora para encontrar a los gorilas, otros chicos que visitaron la zona al día siguiente tardaron más de tres horas y media hasta dar con ellos.

Acompañados de dos rastreadores y de Terence, uno de los estudiantes, nos ponemos en marcha, después de haber recibido unos consejos para saber cómo actuar cuando llegue el gran momento de toparnos cara a cara con Makumba y su familia. Avanzamos silenciosamente a través de la vegetación. Es curioso pero una vez que te introduces dentro del laberinto de hojas, pequeños caminos abiertos por los animales se abren ante nuestros pasos haciendo más fácil la caminata. Es fundamental llevar calzado para el agua, que se sujete bien al pie, pues hay múltiples riachuelos que vadear y el barro te llega a los tobillos. La luz del sol apenas se deja ver entre la maraña verde que nos rodea. Nos cruzamos con los rastreadores que regresan de su turno de la mañana y uno de ellos se une a nosotros. Atravesamos un claro y de pronto todos se ponen alerta, en nuestro campo de visión aparece un elefante con su cría, es emocionante y peligroso a la vez, cuando están criando los elefantes pueden ser agresivos. Apenas puedo sacar la cámara y nos indican que nos introduzcamos de nuevo entre la vegetación.


Junto al bai de hokoi , en Flickr


Mil sonidos llegan a nuestros oídos, en absoluto estado de alerta y de pronto ahí están!, no puedo expresar con palabras lo que se siente al toparte con un espalda plateada, ¡es ENORME!, está sentado y es casi tan alto como nosotros de pie, ¡es ESPECTACULAR e IMPRESIONANTE! Dos de los bebés siguen a Makumba a todas partes, y las hembras nos miran con desconfianza. Los pigmeos emiten chasquidos con la lengua continuamente para advertirle de nuestra presencia. Makumba está atento a todos los ruidos, obsequiándote con un gruñido si te intentas acercar demasiado, aunque en ocasiones apenas lo tuvimos a tres metros. Se sienta para comer dándonos la espalda por lo que hay que rodearlo caminando silenciosamente entre los arbustos para poder fotografiarle de frente; cuando te has colocado, se mueve de nuevo. Hacer fotos es misión imposible, las hojas y la vegetación lo inundan todo, la luz es escasa y se mueven continuamente, todo un reto para nuestros equipos. La hora que pasamos con ellos nos sabe a poco, pero no hay opción, debemos regresar al campamento.


Makumba , en Flickr

Hembra gorila , en Flickr

Sorprendido , en Flickr

Makumba , en Flickr


Recogemos nuestras cosas del Doli y nos vamos, esta vez sí, al Sangha Lodge que está a unos quince minutos en coche del pueblo de Bayanga. Un pequeño río, el Babongo, que vierte sus aguas en el gran Sangha en este punto, separa el Lodge del camino de acceso, por lo que es necesario utilizar una especie de bote para acceder a él. Roc, el dueño del hotel nos da la bienvenida a su pequeño paraíso, como él dice. Nuestra cabaña es espectacular, un mirador recubierto con tela mosquitera, en un recodo del río, permite ver la corriente varios kilómetros adelante. Comienza a llover y un viento fresco entra por la ventana acompañando los sonidos de la selva al otro lado del río, no puedo imaginarme un lugar mejor para plasmar en el papel las sensaciones vividas hoy. Ahora si puedo decir que he estado en el paraíso.


Sangha lodge , en Flickr


20 de septiembre 2010

El cielo está nublado pero ni rastro de la niebla de ayer. Antes de terminar el desayuno ya tenemos a Cristian esperándonos para llevarnos al Dzangha Bai, uno de los puntos estrella del parque. Unos treinta y cinco minutos en coche y otros cuarenta y cinco caminando nos separan de este lugar único en el mundo, en el que se han llegado a concentrar más de un centenar de elefantes de bosque.

Nos acompaña como siempre Mulay, experto rastreador baka que encabeza el grupo con su inseparable machete en la mano. Antes de adentrarnos en la brousse, se aseguran de que no haya ningún elefante cerca y nos aconsejan que arremanguemos nuestros pantalones. Pronto sabemos porqué; en esta zona hay un montón de pequeñas corrientes de agua, y en algunas de ellas nos llega más arriba de las rodillas. Lo ideal es llevar chanclas o similar.


Explorando , en Flickr

Cristian nos va señalando distintos tipos de árboles como el bonko, el sapelli o el limbe, utilizados por los pigmeos para construir sus piraguas, o como medio de comunicación golpeando su tronco de forma que el sonido se transmita a kilómetros de distancia. En silencio y siempre alerta caminamos entre enormes termiteros, hongos de colores imposibles y plantas que huelen y saben como los ajos pero de aspecto totalmente diferente a los que conocemos. De pronto se entrevé entre la vegetación un grupo de elefantes y a nuestro lado aparece una escalera de madera que permite el acceso a la plataforma desde donde puede observarse la vida del bai.


Plataforma del Bai Dzangha por , en Flickr

Bai de Dzangha , en Flickr


El espectáculo que se abre ante nuestros ojos nos deja sin palabras. Es el Edén, un espacio enorme abierto en mitad de la jungla rodeado de árboles inmensos, que pueden llegar a medir 60 metros de altura. Pequeñas corrientes de agua atraviesan el claro, haciendo del bai un lugar semipantanoso en alguno de sus puntos. Hay al menos cincuenta elefantes en este momento, bebiendo y obteniendo de este lugar único las sales minerales que necesitan para asimilar las substancias tóxicas que contienen las hojas con las que se alimentan. Haciendo el mínimo ruido posible, nos pasamos horas viendo como los elefantes se arrodillan en los charcos para meter sus trompas y soplar, haciendo que estas sales se mezclen con el agua que después beben; como se interrelacionan, sus baños de barro, el cuidado con que las hembras lavan a sus crías en los charcos. Alguna que otra riña rompe el silencio del lugar con el barrunto de algún elefante macho.


Bebiendo , en Flickr

De camino , en Flickr

Aprendizaje , en Flickr

Baño de barro , en Flickr

Sitatunga , en Flickr


Estamos solos sobre la plataforma a excepción de nuestros guías, por lo que podemos movernos libremente con nuestras cámaras y demás aperos fotográficos. Damos cuenta del picnic que los muchachos de Roc nos han preparado a conciencia, con café y todo, ante una vista incomparable. La luz va cambiando, el sol se va abriendo paso entre las nubes, nuevos colores y matices desfilan ante nuestros ojos absolutamente extasiados. Pasadas las tres de la tarde aparece Andrea Turkele, con su block de notas. La reconozco porque una foto suya aparece en un gran cartel en la parte de atrás de la plataforma, haciendo mención a su trabajo sobre los elefantes de bosque, desarrollado en su mayor parte en este lugar, gracias al cual se conocen muchas de sus costumbres en la actualidad.


Bai de Dzangha , en Flickr

Bai de Dzangha , en Flickr

Elefante , en Flickr

Elefante , en Flickr

Mostrando el camino , en Flickr


Un último vistazo para grabar en mi memoria este increíble lugar y nos introducimos de nuevo en el bosque para volver al lodge, es importante que no se nos haga de noche en el camino así que no podemos demorarlo más. A nuestra vuelta tenemos la visita inesperada de un elefante que se planta ante nosotros, Cristian nos hace retroceder mientras él y Mulay tratan de espantarlo golpeando con su machete en el suelo, agazapados detrás de unos arbustos tomamos conciencia de que realmente estamos en su terreno y un descuido puede ser fatal.

Ya en el Sangha lodge y después de tomar una ducha con agua caliente de verdad, nos sentamos al lado de nuestra cabaña para disfrutar de la vista del río desde este lugar privilegiado. La puesta de sol es espectacular, el cielo arde con una intensidad que solo he visto en este increíble continente que es África.

Puesta de sol , en Flickr

Atardecer , en Flickr


21 de septiembre 2010

No demasiado temprano salimos hacia Bayanga para comprar azúcar, sal y jabón con lo que obsequiar a algunos pigmeos baka que nos van a mostrar sus técnicas ancestrales de caza con red.
Antes de ser declarado Parque natural la zona de Dzangha-Sangha era el hogar de este pueblo nómada, que en la actualidad se enfrenta a un proceso de sedentarización forzosa y por tanto a un cambio enorme en su tradicional forma de vida. No obstante cada día se les permite seguir entrando en la reserva para recolectar y cazar pequeños animales con los que se alimentan. Todos quieren unirse al grupo de cazadores y en un momento la parte de atrás de la camioneta está llena de gente con sus aperos de caza. Cualquier ocasión es buena para ganarse unas CFA o un puñado de sal y azúcar, casi lo único que los pigmeos no pueden encontrar en el bosque.


Pigmeos antes de la caza , en Flickr

Con los aperos de caza , en Flickr


Nos adentramos en la reserva; mientras parte del grupo se adelanta haciendo ruido, el resto coloca las redes en forma semicircular para atrapar a los pequeños animales que puedan huir asustados. Repiten el mismo procedimiento una y otra vez introduciéndose cada vez más entre la vegetación, hasta conseguir alguna pequeña pieza que les sirva de alimento o para comerciar con sus vecinos bantús. Mientras los cazadores hacen su trabajo Cristian y tres jóvenes baka nos instruyen sobre todo aquello que los pigmeos consiguen en el bosque. Medicinas para todo tipo de mal, alimentos, hojas para construir sus cabañas, afrodisíacos, ahuyentadores del mal de ojo y hasta agua fresca, que brota ante nuestros atónitos ojos al cortar las lianas de un árbol llamado moyambi. El bosque lo es todo para esta gente, su medio de vida, el Dios creador, Jengi, el que todo lo da y al que todo vuelve; el mismo que las políticas de tala indiscriminada está destruyendo, y con ello el alma de este pueblo.


Buscando agua en el bosque , en Flickr

Cazando , en Flickr

Pigmea , en Flickr


A pesar de los esfuerzos de los cazadores en esta ocasión no ha habido suerte, sin haberse cobrado ninguna pieza salimos de nuevo al camino, donde un grupo de mujeres nos muestran el modo en que construyen sus chozas con hojas y palos. Esta es una labor exclusiva de las mujeres, no así la caza en el que participan hombres y mujeres por igual.


Pigmeo , en Flickr

Pigmeo , en Flickr

Nuestra última tarde en el parque nos dedicamos a explorar los alrededores del lodge, siguiendo un camino que bordea el río, y en el que según Roc es posible ver un montón de animales si mantienes los ojos bien abiertos. En silencio y con los cinco sentidos alerta nos introducimos en la profundidad del bosque. Miles de sonidos nos rodean, las hojas, el viento, la lluvia, los pájaros y un montón de pequeños animales que intuyes pero no consigues ver. Fue una caminata excitante, un punto final fantástico a nuestra estancia en Dzanga Sangha.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Sanlui Ver más diarios de Camerun Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 11 Visitas mes actual: 23 Total visitas: 2415

  Últimos comentarios al diario:  Camerún, toda África en un solo país
Total comentarios 36  Visualizar todos los comentarios

javisevilla  javisevilla  25/10/2012 18:27   
Increible!! Vaya que quería ir a Camerún y me he topado con tu diario. Lo de ir a Rep. Centroafricana y ver los gorilas, me ha dejado impactado. Me puedes decir por cuanto te pudo salir el viaje?? U orientarme sobre los precios?? Tienes mail privado?? Gracias.

milagresa  milagresa  14/11/2012 22:53
El viaje a Camerún lo hicisteis organizado? que agencia? me gusta mucho los comentarios pero me gustaria saber el precio que os salió.
gracias

llorensbellido  llorensbellido  18/12/2012 13:23   
Envidia sana la que me das al ver tu diario. Una autentica maravilla de viaje, narrado y mostrado con unas imagenes que son una delicidia para la vista. África engancha y gracias a tu diario ya tengo otro destino en mi agenda. De nuevo darte las gracias por mostrarnos tu viaje y felicitarte por la manera que nos lo muestras. Un abrazo.

semperffidelis  semperffidelis  23/12/2013 20:36
5 * Estrellas.
DIARIO DE VIAJE ESPECTACULAR. !Vaya Experiencia!
Muchas gracias. Las fotografías son alucinantes.

meha  meha  17/12/2016 12:29   
Una delicia leer tu excelente relato, ilustrado por unas fotos tan fabulosas. Un viaje impresionante. Me quedo sin palabras. Gracias de verdad por compartir tan magníficas experiencias.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Camerún
Foro Africa de Oeste Foro Africa de Oeste: Viajes por Senegal, Mali, Costa de Marfil, Ghana, Togo, Nigeria, Camerún, Burkina Faso, Niger...
Ultimos 5 Mensajes de 158
78544 Lecturas
AutorMensaje
traveller3
traveller3
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Abr 20, 2013
Mensajes: 8467

Fecha: Sab Oct 28, 2017 12:29 pm    Título: Re: Viajar a Camerún

VIVID Escribio:
Según la experiencia de los que han ido...¿dónde es más accesible visitar tribus en Camerún? (Sin que sea un circo turístico, se entiende). Tengo pocos días y me gustaría no perderme este gran aliciente del país.

En el Sur en la reserva de Dja se pueden visitar ls pigmeos Baka.En el Norte, en los montes Atlantika se puede visitar los Boma.
Jsweety
Jsweety
New Traveller
New Traveller
Jul 26, 2017
Mensajes: 2

Fecha: Sab Oct 28, 2017 04:31 pm    Título: Re: Viajar a Camerún

Hola buenas tardes . Me llamo martha y soy mitad camerunesa . He llevado en Camerún 11 años antes de irme y suelo irme ahí por lo que te podría facilitar mucha información . Lo más básico que tienes que saber Primero para tu Salud : Que ahí no se puede entrar sin hacerse primero el vacuno contra la fiebre amarilla y que tendras que hacerlo en el aeropuerto donde te darán un Carné de vacunación y te costará 10€ más o menos. Segunds información en cuanto a la Salud, hay el riesgo de que tengas paludismo y que vuelvas con ello a españa por Lo que tendrás que comprarte 4 cajas de...  Leer más ...
AnaBeatriz74
AnaBeatriz74
Travel Adict
Travel Adict
Ago 07, 2014
Mensajes: 71

Fecha: Dom Nov 05, 2017 05:42 pm    Título: Re: Viajar a Camerún

Muchas gracias Jsweety.
Vuelvo otra vez a planear mi viaje a Camerun. Por diferentes circunstancias a veces cambiamos de destino pues soñamos con ir a muchos sitios.. Esta vez dudamos entre Kenya-Tanzania, Sudafrica-Botswana, Camerun o Laos.. jejeje.. ya veis que no es facil.

Lo malo que el tiempo se nos echa encima pues empezamos las vacaciones el 15 de Diciembre..

Cualquier consejo por vuestra ayuda nos iria genial.

Gracias
Galyna
Galyna
Willy Fog
Willy Fog
May 02, 2006
Mensajes: 38041

Fecha: Sab Nov 11, 2017 03:37 pm    Título: Re: Viajar a Camerún

Hola VIVID.

Yo estuve viajando 23 días por Camerún, y visité los pigmeos Baka y la tribu Koma en los montes Atlantika, muy recomendables ambas, y mucho más recomendable todavía pasar una noche con ellos.

Están muy distantes unos de los otros (sur y norte, como te indica traveller3), por lo que si tienes pocos días, deberás decidir cuál te interesa más.....depende de la ruta que quieras hacer.

Por cierto.... en Camerún nada es un circo turístico...de momento..... Ojos que se mueven
AnaBeatriz74
AnaBeatriz74
Travel Adict
Travel Adict
Ago 07, 2014
Mensajes: 71

Fecha: Sab Nov 11, 2017 07:21 pm    Título: Re: Viajar a Camerún

Perdonar.. finalmente el tema de los vuelos nos decidió.
Finalmente vamos a Kenya-Tanzania.

Nos vemos por esos foros.... Riendo
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad