Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Seis puentes y un vino dulce -Diarios de Viajes de Portugal- Fran17
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Saudade en Oporto  -  Localización:  Portugal  Portugal
Descripción: Diez días en Oporto y el noroeste de Portugal.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  Seis puentes y un vino dulce  -  Localización:  Portugal Portugal
Fran17  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
SÉ CATEDRAL




Hoy me levanto temprano porque los días anteriores me lo tomé con mucha calma y todavía me quedan sitios por conocer. Desayuno a cuerpo de rey y salgo disparado del hotel. Paro en la estación de Sao Bento en donde la gente enseña, juega o ... con sus móviles ¿qué le pasa a los portugueses con los móviles?. Desde aquí subo caminando la cuesta que conduce a la Sé Catedral y que puedes ver en la foto de arriba con la ciudad de fondo.




La catedral de Oporto es el monumento más antiguo de la ciudad, comenzó a construirse en el siglo XII y se terminó en el XIII. De origen románico sufrió distintas transformaciones posteriores que mezclan varios estilos; barroco, gótico y rococó. Aunque sus trazos arquitectónicos son claramente románicos. En su fachada se ve un cierto aire de fortaleza y el interior está compuesto por tres naves, la central más grande que las laterales; destaca el altar de plata al fondo de la nave principal y a la izquierda. Me gusta más su interior que el exterior. En la parte sur de la Sé (Sede Episcopal), hay un claustro de estilo gótico al que si quieres entrar tienes que pagar, con esta entrada también tienes derecho a ver el tesoro de la catedral. Pero como no me gusta el arte sacro no gasté los euros, aunque me hubiera gustado poder visitar el claustro, algún día volveré para verlo. A la derecha de la catedral está el Palacio Episcopal, de piedra y pintado de color blanco. Por cierto, el Palacio no es el que aparece en la foto, lo que se ve a la derecha de la catedral es el exterior del claustro.




El lugar donde está emplazada la catedral es el llamado Terreiro da Sé, una gran explanada en donde vemos un llamativo Pelourinho de columna salomónica. En la parte alta del pelourinho colgaban a ladrones y malhechores. Hoy en día, los ahorcan de manera más sutil, con las hipotecas, y no es necesario que cometas ningún delito. Santo euribor...


UN BARRIO ENCANTADOR





Desde una de las esquinas de la explanada hay unas vistas preciosas del río, de la Baixa y de Vilanova de Gaia, en donde puedes apreciar las distintas bodegas que se escalonan desordenadamente. Nos quedamos un buen rato viendo pasar los barcos por el río, merece la pena pararse a descansar en este mirador. Bajo por unas escaleras de piedra para adentrarme en el barrio do Barredo por un laberinto de calles estrechas y casas venidas a menos que desembocan en la Baixa o Ribeira de la ciudad.





Esta zona tiene su encanto, me recuerda mucho la alfama de Lisboa, con la diferencia que aquí las casas están pintadas de color amarillo crudo, ocre y alguna de rojo inglés. Por el camino comienzo a bajar por las escadas das verdades, veo alguna alminha, la del Senhor da boa fortuna destaca sobre todas las demás. Es muy temprano y apenas hay gente en el lugar. Una mujer sacude sus alfombras por la ventana, huele a aldea y café recién hecho. En una esquina un chico con sus manos llenas de grasa trata de arreglar su vieja motocicleta. Hay ropa tendida en los balcones.




Al bajar las escaleras, tropiezo con un montón de paja que hay por el suelo; hace un par de horas que celebraron un down town de bicicletas de montaña y todavía no limpiaron los restos de paja. Merece la pena darse un paseo por estas calles estrechas del casco histórico, lo recomiendo sin duda. Ahora bien, mejor que bajes a que subas, el que avisa no es traidor – me encontré con una pareja que subía y llevaban sus caras enrojecidas como tomates, la lengua de fuera salpicando saliva por doquier y los ojos tan desorbitados como la niña del exorcista, jeje.










LA RIBEIRA





Ya en la Baixa, al cruzar un oscuro túnel, me fijo en una pizzería en cuya pared exterior se ven unas marcas de las crecidas del río Duero desde el año 1978, veo que la de este año en concreto, 1978, fue la peor crecida con diferencia. Sorprendente las crecidas del río, menudas inundaciones hay cuando el Duero se desborda. Sigo caminando por estos soportales en los que abundan los restaurantes y donde las terrazas están llenas de turistas tomándose un vinito de Oporto. Nosotros tomamos unos refrescos, que el vino toca por la tarde y después de comer. Por cierto, pruebo la Fanta de piña y sorpresa, está riquísima, en España no la encuentro en ningún lado.




Hoy hace un día espléndido y regreso al mirador en el que estuve anoche para ver desde allí la ciudad, el río y la ribeira con la luz del sol, las vistas son igual de maravillosas; da igual que sea de noche o de día.




En un extremo del muro de la Ribeira hay una placa en bajo relieve de un escultor portugués que conmemora la muerte de centenares de personas que escapando de las tropas francesas cuando invadían la ciudad en 1809, provocaron con su peso el hundimiento del Puente das Barcas. Este puente fue el primero que se construyó sobre el Duero, del cual hoy no hay ningún resto. Más adelante, al pasar la Praça da Ribeira, se puede ver la única puerta que se conserva de la muralla del siglo XIV que protegía la ciudad, le llaman el “Postigo do Carvao”.





Es una verdadera pena que por toda esta zona de la ciudad, declarada nada más y nada menos como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, haya edificios en estado ruinoso y deplorable. No entiendo yo, como el ayuntamiento no pone manos en el asunto y arregla o manda arreglar a sus propietarios, aunque sea con subvenciones, todos estos edificios y casas. Lo cierto es que esta zona es preciosa, me la imagino restaurada y bien cuidada… Lo mismo ocurre con otras zonas de la ciudad, en la que se ven edificios nuevos o perfectamente rehabilitados al lado de otros que están hechos una ...






Subimos por una calle empinada para encontrarnos con la Praza do Infante D. Enrique. Al fondo, observamos el mercado Ferreira Borges, de estructura metálica y de color rojo. Fue construído para suplantar al antiguo mercado da Ribeira, pero los lugareños nunca se habituaron a este espacio, y hoy en día es un centro de exposiciones de arte y muestras de todo tipo. Subo a la zona donde está el Palacio de la Bolsa y de momento abandono la Ribeira portuense.





EL SALÓN ÁRABE DEL PALACIO DE LA BOLSA



A la izquierda vemos el Palacio de la Bolsa. Uno de los edificios más bonitos y ostentosos de la ciudad. Es la sede de la Asociación Comercial de Oporto. Comenzó a construirse en el 1842 y se inauguró en el 1891, nada más y nada menos que 49 años tardaron en construirlo..., parecen las obras del Escorial. El edificio es de estilo neoclásico y en su interior tiene un gran patio central, el Patio de las Naciones. Este patio fue la Sede de la Bolsa de valores de la ciudad, hoy desaparecida, de ahí el nombre de Palacio de la Bolsa.


Pagamos 5 € para ver el interior con visita guiada incluída y en español. Para subir a la segunda planta hay una preciosa escalera de piedra y mármol. En la segunda planta hay numerosas salas, cada cual más ostentosa. Pero la verdadera maravilla que guarda este edificio es el Salón Árabe. Una sala de 300 metros cuadrados en la que las autoridades de la ciudad reciben a personas importantes. Este precioso salón se tardó en construir la friolera de 18 años (1852 – 1860) y en él solo intervinieron maestros portugueses. Es de estilo morisco y se hizo para impresionar y presentar el poderío económico de Portugal a las gentes que allí recibían. Aquí se firmó la adhesión de Portugal a la Comunidad Económica Europea. Merece la pena pagar los 5 € aunque solo sea para ver esta maravilla. No está permitido hacer fotografías en el salón, aunque yo hago una, pero sin flash.





DE CATACUMBAS



Al salir del Palacio vamos a ver la Iglesia de San Francisco, que está unos metros más abajo a mano derecha. Está iglesia está situada en un pequeño promontorio, se comenzó a construir en el 1245 por los frailes franciscanos y se reconstruyó en el 1383 para terminarla en el 1410. En los siglos XV y XVI algunas familias nobles de la ciudad la eligieron como su panteón, pero en 1833 un incendio destruyó el claustro y buena parte de la iglesia, finalmente de la fachada primitiva solo queda el rosetón.




El interior es la joya de la corona de la iglesia. Revestido en sus paredes con tallas doradas y con un barroco recargado hasta aburrir, se dice que se utilizaron hasta 200 kg. de polvo de oro para revestir todas estas paredes.

Enfrente de la iglesia están las catacumbas y un pequeño museo de arte sacro. Por el museo pasamos rápido y nos vamos directamente a las catacumbas. Aquí fueron enterrados los monjes de la orden de la iglesia, los franciscanos. Comenzaron a enterrarlos aquí en el 1749 y no pararon hasta el 1866. Dejaron de hacer los enterramientos en este cementerio privado no por voluntad propia, si no que un ministro portugués de la época les prohibió enterrar más muertos, desde entonces pasaron a enterrarlos al cementerio de Agramonte, del cual te hablaré en otra etapa sobre la visita que le hicimos.






Comentar que hasta el 1845 los portugueses eran sepultados en el interior y el exterior de las iglesias, no existían los cementerios públicos, a excepción de algún cementerio privado como estas catacumbas, que son únicas y exclusivas en Portugal. Al final de las catacumbas, después de pasar por las distintas salas, hay un osario que se ve a través de un cristal en el subsuelo.


UN PASEO DIVERTIDO


Con tanto hueso, tanta tumba y el ambiente tétrico que se respira en las catacumbas, no tenemos hambre a pesar de la hora que es. Nos vamos a la Ribeira a tomar un barco para hacer el crucero de los siete puentes. Por esta zona del río hay muchos barcos que hace el mismo recorrido. Preguntamos el precio en el primero que vimos, 12´50 €, nos parece caro… Seguimos mirando y una chica pretende vendernos el viaje de su barco. Vaya, nos da un buen precio, 10 € y en la entrada se incluye la visita a dos bodegas de vino. No nos lo pensamos y las compramos. Como aún queda algo de tiempo para que zarpa damos un paseo por esta zona del río, viendo el puente que parece un pedazo de torre Eiffel al fondo, nos paramos en la plaza del cubo y de repente escuchamos música a todo volumen. Giramos la cabeza y vemos a un señor mayor subido en una bicicleta tuneada y con equipo estéreo integrado.




Seguimos caminando, esta vez por una calle paralela y más alejada del río. Y de repente, otra sorpresa, una señora mayor desde la ventana de la segunda planta de lo que supongo es su casa, sustenta de una cuerda un muñeco que se suspende en el aire a pie de calle. Yo flipando, es que ahora todo el mundo se ha vuelto majara... Pienso que el muñequito lo utiliza para pedir limosna a la gente que pasa por la calle, porque el muñeco tiene un pequeño saco de tela. Seguimos paseando por la rúa das flores y todas estas calles empinadas que conforman el casco antiguo. Vemos a una anciana aparcando coches… Las cabinas me hacen pensar por momentos que estoy en Londres, son idénticas. Que alguien me corrija si me equivoco porque aún no he estado en el Reino Unido.





LA RUTA DE LOS SEIS PUENTES POR EL DUERO


Se acerca la hora y vamos a coger el barco. Zarpa con quince minutos de retraso porque esperan a que se vaya llenando, así que si te dicen que sale a las dos, lo más seguro es que sea a las dos y cuarto. El viaje dura 50 minutos, eso dicen, porque cronometrado, el nuestro duró 40, pero merece la pena. Te pasean por el río primero hacia el interior, viendo el puente de luis I, el de maria pia, freixo, y finalmente después de dar vuelta y pasar por el puente de arrábida te acercan hasta la desembocadura del río. Hace un poco de viento y por momentos fresquito, sobretodo cuando acercamos al mar. Vamos en la terraza del barco, en el interior – la planta baja – hay mesas y sillas para sentarte, y si te apetece picar algo también te lo sirven, previo pago claro. Por cierto, a esta ruta en barco le llaman la de los seis puentes. Aquí los tienes señalizados y un breve comentario sobre cada uno de ellos.




1 Arrábida - En 1950, el Conselho Superior de Obras Públicas decide construir este puente. El ingeniero Edgar Cardoso desarrolla entonces un proyecto de un puente que constituye por su belleza estética, por el atrevimiento de su concepción y por su simplicidad, una obra excepcional. Un precioso tablero de hormigón armado sobre un enorme arco.

2 Luiz I - En 1881 comienza la construcción del puente que recibiría el nombre del rey Luiz I. Concebido por el ingeniero Théophile Seyrig, discípulo de Eiffel. Tiene dos tableros metálicos, el superior con cerca de 390 metros de longitud y a 62 metros sobre las aguas del río, y el inferior con 174 metros de longitud. Ambos son soportados por un gran arco metálico.

3 Infante - El puente Luiz I ordenó el crecimiento urbano de Oporto y Vilanova de Gaia a finales del siglo XIX y durante todo el siglo XX. Entonces se toma la decisión de pasar el metro por el tablero superior de este puente, el Luiz I. Para asegurar el paso del tráfico de coches que utilizaba este tablero, se decide construir un puente más sobre el río Duero, el del Infante. Situado entre el de Luiz I y el de María Pia se le bautiza con el nombre del Infante D. Henrique, uno de los más ilustres ciudadanos que había nacido en Oporto.

4 María Pía - Se inaugura en noviembre de 1877 y es proyectado por los ingenieros Gustav Eiffel y Theophile Seyrig. Se eleva a una altura de 60 metros sobre las aguas del río.

5 Sao Joao - El enlace ferroviario se continuaba haciendo por el puente María Pía, ya centenario y con solo una línea, estrangulaba la circulación de los trenes. En 1984 se contrata la construcción de este puente con proyecto del ingeniero Edgar Cardoso. Se bautiza con el nombre del santo patrón de la ciudad el 24 de junio de 1991, día de San Joao. El puente se alza a 66 metros sobre el nivel del río y tiene forma de Π (Pi, la letra griega).

6 Freixo - A medidados de los años 80 la presión urbanística y de circulación rodada sobre los lados occidentales de las ciudades de Oporto y de Gaia crece exponencialmente y amenaza con bloquear su propio funcionamiento. Se decide entonces construir un nuevo tramo de autopista en el lado oriental de las dos ciudades y se construye el puente de Freixo.



UN MUERTO EN EL RÍO


Luego del paseo en barco, camino hacia el puente de Luis I. Un poco antes de llegar al puente, observo un par de obeliscos. Son los restos de un puente anterior – el puente pensil – que fue destruido cuando se hizo el de Luis I. Veo que en la mitad del puente hay mucha gente mirando hacia abajo, algunos gritan… Me acerco al tumulto y me encuentro con una sorpresa muy desagradable. Hay una persona semidesnuda flotando boca abajo en el río. Un barco de los que hacen los cruceros intenta subir el cuerpo inmóvil a cubierta, pero no lo logran. Se ve llegar una lancha de la policía a toda gas y las sirenas de una ambulancia comienzan a sonar. Un policía de la lancha se tira al agua y con la ayuda de sus compañeros suben el cuerpo y se marchan a toda velocidad hacia el hospital. El tumulto de gente comienza a dispersarse y un portugués murmura en voz alta “e o de sempre, o de sempre, sempre fan igual…”. Parece ser que mucha gente utiliza este puente para suicidarse, tirándose al río desde el tablero superior.

Con el estómago encogido termino de cruzar el puente... Por cierto, es peligroso cruzarlo, porque los pasos peatonales no son muy anchos y tampoco están protegidos de los coches y autobuses que circulan por el puente, de hecho nos llevamos un par de sustos con unos autobuses que pasaron casi rozándonos. Deberían peatonalizarlo y prohibir el tránsito de coches, o bien proteger de algún modo los aceras peatonales.



DE VISITA A UNA BODEGA


Llegamos a Vilanova de Gaia y cuando estamos tomando un pequeño respiro en el pequeño mirador que hay justo al final del puente, un señor nos dice si queremos ir en un minibús gratuíto a una bodega de vino. Nos apura y dice que el minibús ya va a marcharse. No me lo pienso y subimos. Bodegas hay muchas y la mayoría te ofrecen una degustación gratuíta de vino. El bus nos deja en la bodega Graham´s.

Desde esta bodega, que está en un alto, hay unas buenas vistas del otro lado del río. Entramos en el salón y vemos un guía con un grupo, nos colamos para no perder tiempo y comenzar nuestra visita guiada por la bodega. El grupo es de gente mayor, pero los que tienen pelo son todos muy rubios y de ojos claros, ains, la guía comienza a hablar…, pero en inglés. Ya decía yo que eran muy rubios. Allá vamos a poner a prueba nuestro inglés. Entramos en el local frío y oscuro donde almacenan los barriles todos apilados, me llama la atención unos enormes, en un lateral, son de madera… Subimos unas escaleras, con mucha calma, porque hay ancianos que les cuesta. Proyectan un audiovisual en una pequeña sala. Es entretenido y te explican todo el proceso del vino, desde la recolección hasta su comercialización, la pena es que era en inglés y la mitad de las palabras no las pillamos. Bajamos de nuevo las escaleras y la guía nos lleva a un pequeño rincón de la bodega donde hay un proyector y un expositor con distintos tipos de vino de Oporto. Todos de pie, escuchamos las explicaciones de la guía, y claro, de lo dicho entendemos la mitad.




Volvemos al salón de degustación y tenemos para cada uno 3 copas de vino; un tinto, un rosado y un blanco, además de unas galletitas para picar. Nos sentamos en una mesa con un par de inglesas pensionistas pero muy marchosas. Al principio no hay cruce de palabras, pero después de darle unos sorbos y probar los vinos comenzamos a chapurrear el inglés con ellas. Es su primera visita a Portugal y habían hecho el camino de Santiago, conocían Galicia y sobre eso giró la conversación. No acabamos las copas de vino porque no habíamos comido y este vino sube que es una barbaridad, nuestro albariño es agua comparado con el Oporto. Un consejo, compra las botellas de Oporto en un supermercado o en una tienda, te saldrán más baratas que si las compras en cualquier bodega.





LA HISTORIA DEL VINO DULCE DE OPORTO


El vino de oporto, conocido simplemente como Porto, tiene la denominación de origen más antigua del mundo con sus 252 años de antigüedad. Fue en 1756 cuando el primer ministro Marqués de Pombal, para proteger los intereses nacionales, creó por ley la Región Vitivinícola del Duero, que se extendía a lo largo de las laderas del río Duero y sus afluentes . Sin embargo, este vino es mucho más antiguo que su denominación, ya que se elaboraba en los siglos XVI y XVII.

En 1678, Inglaterra y Francia entran en guerra, causando escasez de vino en el reino. Para hacer frente a esta penuria, Inglaterra recurre a los vinos de Portugal, su aliado de tres siglos. El vino comienza a ser popular en Gran Bretaña pero el largo viaje por mar que tiene que realizar el vino hasta Inglaterra en muchas ocasiones lo avinagra y echa a perder. Los comerciantes de Liverpool aprueban una técnica utilizada en un monasterio de Lamego para cambiar el vino. Esta técnica consiste en añadir brandy al vino cuando está fermentando, lo que perturba el proceso de fermentación y estabiliza el vino para que aguante las diferencias de temperatura y humedad que sufre en su largo viaje por mar. El resultado es un vino con un mayor contenido de alcohol, hasta 25 °, una bomba vamos. Su sabor dulzón es debido al excedente de azúcar que no detiene la fermentación.

El éxito de este tipo de vino en Gran Bretaña, llevó a la creación de varias bodegas de origen británico en Portugal. En el siglo XVIII, los británicos ya monopolizaban la producción de Oporto. Este monopolio se prolongó hasta la fundación de la Companhia Velha, que marcó la entrada del portugués a la producción y comercialización de este vino. Hay quien lo bebe acompañando la comida, aunque lo recomendable es tomarlo como aperitivo. Además de tintos también tienes rosados y blancos.


LOS RABELOS



Salgo un poco más contento de la bodega de lo que entré. Y después de esperar al fresco casi media hora por nuestro pequeño autobús, bajo hasta la ribeira de Vilanova de Gaia. Como no soy muy aficionado a los vinos no visito más bodegas. Ya es un poco tarde para comer y me encuentro con las cocinas de los restaurantes cerradas. Al final, comemos unos perritos calientes en un bar.




En la orilla del río veo los rabelos, esos barcos pequeños y elegantes que hace muchos años eran el único medio de comunicación que había entre el alto duero y la ciudad, y en los que se transportaban los barriles de vino desde los viñedos hasta el puerto y la alfándega, donde se almacenaban para ser comercializados. Debido a la dura navegabilidad que tenía el duero, los marineros se encomendaban a un santo que le daba nombre a cada uno de los rabelos. Estos preciosos barcos tuvieron su esplendor en los siglos XVIII y XIX, llegando a haber cerca de tres mil rabelos navegando por el río. Pero el desarrollo de las comunicaciones por tierra en el siglo XX los relevaron a un puesto secundario, teniendo gran culpa de ello el ferrocarril, que fue el comienzo del fin de estos barcos. La construcción de embalses en los años sesenta del siglo pasado fue su sentencia de muerte definitiva.




Me tomo un café en una de las terrazas y más tarde, cruzo de nuevo a pie el puente Luis I para subirme otra vez en el funicular dos guindais que me deja en la parte alta de la ciudad, cerca de la muralla fernandina. Desde aquí voy paseando por las calles que hay detrás de la estación de tren de Sao Bento hasta llegar a Santa Catarina. Mi intento por tomar un café en el Majestic fracasa de nuevo, no hay ninguna mesa libre, los dueños de este local deben estar forrados... Entro en el centro comercial Via Catarina y directamente subo a la última planta, donde están los establecimientos de restauración. Es un centro comercial bonito, sobretodo la planta superior, en la que se recrean las casas típicas de Oporto y el norte del país. Cenamos unas pizzas y ya de noche nos vamos a coger el metro a Aliados. Delante del ayuntamiento y sentado en unas escaleras, un jóven se inyecta la dosis en su brazo remangado sin importarle en absoluto la gente que pueda verlo. Llego muy cansado al hotel pero con una sonrisa en la cara. Mañana me voy a Aveiro.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Fran17 Ver más diarios de Portugal Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 15 3
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 33 Visitas mes actual: 38 Total visitas: 7481

  Últimos comentarios al diario:  Saudade en Oporto
Total comentarios 146  Visualizar todos los comentarios

ssuuss  ssuuss  02/02/2016 17:21   
Qué maravilla de diario!!! En unos días viajo a Oporto y me va a venir de maravilla!!!
Mis cinco estrellas para ti!!!

Miguelbilbao  Miguelbilbao  05/02/2016 13:18   
Impresionante el diario. Pienso ir en julio a Oporto esto es de gran ayuda, creado hace años, pero válido.
Mi agradecimineto.

Miguelbilbao  Miguelbilbao  05/02/2016 13:25   
El comentario ha sido movido al foro. Pulse aquí para ver el mensaje: http://www.losviajeros.com/foros.php?p=5084551#5084551

svarada  svarada  21/03/2017 19:39
Muchas gracias!

JONLONDON  JONLONDON  24/04/2017 00:36
Buen diario, pero creo que lo de "Personas como esta, desgraciadamente, las encuentras a menudo por toda la ciudad." sobra bastante.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Ciudad Tema: Oporto: Consejos, Qué ver, Monumentos... -Portugal
Foro Portugal Foro Portugal: Foro de viajes por Portugal: Lisboa, Oporto, Evora, Braganza, Faro, Estoril, Sintra, Coimbra, Algarbe, Alentejo, Madeira...
Ultimos 5 Mensajes de 1238
825739 Lecturas
AutorMensaje
jeremarche
jeremarche
New Traveller
New Traveller
Oct 17, 2017
Mensajes: 2

Fecha: Mar Oct 17, 2017 10:59 am    Título: Re: Oporto: Consejos, Qué ver, Monumentos... -Portugal

Buenos días viajeros!! La próxima semana estaré iniciando un viaje a Portugal y estaré 4 días en oporto.. quería preguntar si me conviene quedarme las 4 noche si en oporto (ya reservar alojamiento) o por el contrario me recomendáis conocer otros pueblos afuera.. es mi primera vez en Portugal. Espero vuestras opiniones. Un saludo a todos y nunca dejar de viajar! Éxitos!!
angel-ito
angel-ito
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Nov 06, 2007
Mensajes: 7807

Fecha: Mar Oct 17, 2017 02:33 pm    Título: Re: Oporto: Consejos, Qué ver, Monumentos... -Portugal

jeremarche Escribio:
Buenos días viajeros!! La próxima semana estaré iniciando un viaje a Portugal y estaré 4 días en oporto.. quería preguntar si me conviene quedarme las 4 noche si en oporto (ya reservar alojamiento) o por el contrario me recomendáis conocer otros pueblos afuera.. es mi primera vez en Portugal. Espero vuestras opiniones. Un saludo a todos y nunca dejar de viajar! Éxitos!!

Yo, en principio si, y aprovecharía un día para visitar Guimaraes y Braga y los otros tres para ver Oporto, que merece mucho la pena.
Angel
jeremarche
jeremarche
New Traveller
New Traveller
Oct 17, 2017
Mensajes: 2

Fecha: Mie Oct 18, 2017 08:19 pm    Título: Re: Oporto: Consejos, Qué ver, Monumentos... -Portugal



Genial! Muchas gracias Ángel-ito! Eso haré entonces!! Estoy muy ansioso de conocer Portugal!! Éxitos viajeros! Y muchas gracias nuevamente! Saludos!
angel-ito
angel-ito
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Nov 06, 2007
Mensajes: 7807

Fecha: Mie Oct 18, 2017 08:32 pm    Título: Re: Oporto: Consejos, Qué ver, Monumentos... -Portugal

Jeremarche, eso sí patente bien Oporto y nunca mejor dicho a pata.
Angel
malik
malik
Indiana Jones
Indiana Jones
Sep 15, 2009
Mensajes: 3389

Fecha: Jue Oct 19, 2017 03:44 pm    Título: Re: Oporto: Consejos, Qué ver, Monumentos... -Portugal

angel-ito Escribio:
jeremarche Escribio:
Buenos días viajeros!! La próxima semana estaré iniciando un viaje a Portugal y estaré 4 días en oporto.. quería preguntar si me conviene quedarme las 4 noche si en oporto (ya reservar alojamiento) o por el contrario me recomendáis conocer otros pueblos afuera.. es mi primera vez en Portugal. Espero vuestras opiniones. Un saludo a todos y nunca dejar de viajar! Éxitos!!

Yo, en principio si, y aprovecharía un día para visitar Guimaraes y Braga y los otros tres para ver Oporto, que merece mucho la pena.
Angel

+1
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad