Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Singapur, ciudad occidental y multiétnica -Diarios de Viajes de Asia Sudeste- Miguelang031075
Indice
Indice
Diarios más leidos
Diarios más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Diarios más Votados
Diarios más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
Localización: Asia Sudeste Asia Sudeste [Asia]
Miguelang031075  Autor(es):    Fecha creación:  Link: 
Descripción: Itinerario realizado por libre visitando Tailandia y Singapur. Los lugares recorridos por Tailandia han sido Bangkok, Ayutthaya, Chiang Mai, Sukhothai y Phuket.

Índice de Etapas del Diario: Navidad en Tailandia y Singapur








Total comentarios: 9  Visualizar todos los comentarios Etapa anterior Etapa anterior | Etapa siguiente Etapa siguiente

Localización: Asia Sudeste Asia Sudeste [Asia]
    Etapa:  Singapur, ciudad occidental y multiétnica      
Miguelang031075  Autor(es):    Fecha creación:    Link:    
Tras llegar al aeropuerto de Don Mueang pedí asistencia con silla de ruedas para el vuelo a Singapur, de la que tampoco tenían ninguna constancia y eso que lo había comunicado semanas antes a Air Asia. Como novedad tuve que pagar una cantidad de 120 baths por dicha asistencia, debido a hacer en el mismo día dos vuelos con esta compañía de bajo coste, o al menos eso entendí yo con la explicación que me dieron. Lo que no me esperaba era que al llegar al aeropuerto de Changi en Singapur no hubiera ninguna asistencia esperándome. ¿Qué diantres había gestionado la empleada del mostrador de facturación de Air Asia en Bangkok? Pelea Pelea Una situación así no me había ocurrido antes en ninguno de los países en los que hasta ese momento había hecho uso de este servicio. En todo el viaje Air Asia fue la que peor me lo gestionó con diferencia Malvado o muy loco . Afortunadamente pillé por banda a una azafata que pasaba por allí de no sé dónde y tras explicarle mi situación me dijo que enviaría a alguien con silla de ruedas y que esperara allí. Pasados unos minutos fueron a buscarme y tuve que pagar 20 dólares singapurenses Malvado o muy loco .

Decidimos coger un taxi para ir hasta el hotel y en 20 minutos ya estábamos allí. Sólo nos costó 23 dólares, que no está mal de precio. El hotel Península Excelsior está formado por dos torres que están unidas por un pasillo: la torre Península y la Excelsior. El check-in lo hicimos en la torre Península y en esa misma nos dieron la habitación. Mencionar que aunque el hotel lo llevábamos ya pagado tuvimos que dejar una fianza, creo que de 100 dólares. Tuvimos la suerte de que dentro de la categoría de habitaciones estándar, ubicadas entre la planta 7 y 11, nos asignaron una en la planta 11, por lo que a pesar de tener un edificio de un centro comercial delante, todavía teníamos muy buenas vistas de la bahía, sobre todo de la noria Singapore Flyer y muy especialmente del hotel Marina Bay Sands. Decir que cuando elegí este hotel tuve muchas dudas porque había leído comentarios por Internet de que estaba muy viejo y que incluso olía mal y había bichos, pero nada que ver con lo que experimentamos. La habitación era suficientemente amplia y en general limpia, con excepción del baño, que no es que estuviera sucio pero se podían haber esmerado más quitando algunos pelos. De todos modos el motivo principal por el que había elegido el hotel era por el precio y por su ubicación, en el centro de la zona colonial, con el metro y paradas de autobuses urbanos muy cerca, incluido el autobús turístico, del que íbamos a hacer uso los dos días siguientes.

A la mañana siguiente, después del desayuno buffet (una mezcla de desayuno occidental con chino) fuimos derechos a la parada de autobús más cercana a esperar el autobús turístico. Compramos 2 billetes válidos por 2 días que en total nos costaron 78 dólares. Había 3 rutas:

www.city-sightseeing.c... gapore.htm

- Ruta amarilla: Recorrido por la zona de la bahía, barrio colonial, jardín botánico y calle Orchard.

- Ruta roja: Recorrido por la bahía el barrio colonial, Little India, Kampong Glam (barrio malayo) y Chinatown.

- The Original Tour: Ruta que combina las dos anteriores.

Empezamos primero por la ruta amarilla para hacernos una idea general de la ciudad. En la última parada nos bajamos del autobús con la idea de coger el siguiente de la misma línea e ir hasta la noria Singapore Flyer, pero nos equivocamos y cogimos un autobús de la ruta roja, así que le dimos otra vuelta a la ciudad aunque por los barrios étnicos esta vez. Después de un buen rato y de cambiar otra vez de autobús llegamos a la noria Singapore Flyer. Esta noria actualmente es la más alta del mundo, superando por unos metros a la London Eye de Londres, pues alcanza los 165 metros de altura. Como compramos muy rápido las entradas pensamos que no habría mucha gente, pero cuando nos dirigimos a la planta donde estaba la noria sí que había una cola de esas organizadas en zig-zag que se hacen interminables. Para entretenerte te hacen una foto, hay alguna exposición y alguna chorrada más. Estuvimos esperando como 45 minutos hasta que nos tocó el turno de subir. La noria no se para en ningún momento, sino que va muy despacito y cada vez que llega una cabina al nivel del suelo se sube un grupo de personas que creo que es de 28 y tarda en dar la vuelta 30 minutos. Además de ese tiempo la mitad por lo menos no es nada en especial, hasta que la cabina alcanza la parte más alta de la noria, que es cuando se puede disfrutar de la mejor panorámica. Las fotos que hice no me salieron muy allá porque los cristales de la cabina estaban bastante mugrientos. Personalmente no me convenció mucho y menos después de ver posteriormente muy buenas panorámicas desde otros sitios.

En las fotos siguientes se pueden ver unas panorámicas obtenidas desde la noria. El edificio en cuya parte superior hay un mirador que sobresale es el famoso hotel Marina Bay Sands.




A continuación volvimos a coger el autobús turístico y tras dejar atrás los hoteles Marina Bay Sands, Fullerton, el Museo de las Civilizaciones Asiáticas y nuestro propio hotel, nos bajamos en la parada de Clarke Quay.

La zona colonial de la ciudad está atravesada por el río Singapur y se divide como en varios muelles: Robertson Quay, Clarke Quay, Boat Quay. En toda esta zona es donde los chinos desarrollaban en el siglo XIX la actividad comercial y donde se encontraban sus almacenes. De esa época han quedado las conocidas como casas-tienda, en cuya planta baja se realizaba el comercio y la primera planta servía de vivienda. Todos estos muelles son actualmente bastante turísticos porquen están llenos de restaurantes.

El motivo de nuestra parada aquí es que íbamos a hacer un paseo en barco de aproximadamente una hora a lo largo de estos muelles hasta salir a la bahía. Las panorámicas desde el barco nos gustaron casi más que desde la noria, por poder ver todos los rascacielos de la zona financiera desde el río, el impresionante hotel Marina Bay Sands, la noria Singapore Flyer.

En las siguientes fotos de izquierda a derecha y de arriba a abajo: casas-tienda en el tramo del río conocido como Boat Quay, con rascacielos detrás; el hotel Marina Bay Sands, cuyo mirador se asemeja a la proa de un barco; la noria Singapore Flyer; edificios de la bahía.





También vimos el símbolo de Singapur: Merlion. Representa una figura mítica con cuerpo de pez y cabeza de león y alude al origen de la ciudad. "Mer" significa mar y Singapur era originariamente un pueblo de pescadores que se llamaba Temasek (ciudad del mar en javanés). "Lion", león, tiene relación con el nombre de la ciudad, pues Singapur significa "Ciudad de los leones". Según la leyenda (yo voy a dar la versión reducida), un príncipe malayo del siglo XIV que buscaba un emplazamiento para una nueva ciudad, decidió visitar las islas ubicadas frente a la costa de Sumatra y apeteciéndole ir de caza un día, se aventuró por la isla de Temasek. Estando en esos menesteres, vio de pronto un sigiloso animal que tenía el cuerpo rojo y la cabeza negra. Asombrado ante tal ejemplar preguntó a sus ministros de qué animal se trataba y le respondieron que sería un león. Como le pareció un símbolo de buen augurio decidió fundar allí su ciudad y ponerle de nombre "Ciudad de los leones" o Singapur. Realmente parece que lo que pudo ver fue un tigre.


Tras acabar el paseo en barco tomamos un helado en el Clarke Quay para calmar momentáneamente el calor tan agobiante debido a la humedad. Volvimos a coger el autobús turístico esta vez con destino al Jardín Botánico.

Se trata de un espacio de más de 50 hectáreas con lagos, bosques, cascadas y jardines, ideal para pasar un día en la más absoluta tranquilidad. En el centro de visitantes nos dieron un mapa del Jardín Botánico y nos recomendaron visitar el Jardín Nacional de Orquídeas y otro jardín de jengibre. Fuimos caminando tranquilamente por un camino con vistas a un lago y haciendo fotos a todas las flores que íbamos encontrando al paso.


Al llegar al centro de visitantes del Jardín Nacional de Orquídeas tuvimos que comprar las entradas, cada una de ellas por 5 dólares singapurenses. Nos dieron también un mapa para ir siguiendo el itinerario con los puntos de interés.Con más de 1000 especies, este jardín contiene la colección de orquídeas tropicales más grande de todo el mundo. Algunos de los puntos destacados previstos eran los siguientes:

- Jardín de Orquídeas VIP: En 1928 el Gobierno inició el cultivo de orquídeas híbridas y a partir de 1957 empezó a nombrar las mejores con el nombre de los huéspedes más importantes.

Lamentablemente no pudimos ver este recinto, ya que el acceso estaba cortado debido a una boda hindú de alto copete que se estaba celebrando en el Burkill Hall, edificio residencia de muchos de los directores del jardín. Nos quedamos con las ganas.

- Colección de bromelias Yuen-Peng McNeice: Colección de más de 20000 especies de bromelias procedentes del centro y sur de América, de las que se pueden contemplar por lo menos 700 especies y 500 híbridos.

- Jardín tropical: Había helechos gigantescos, plataneras, etc...

Lo anterior que menciono estaba en invernaderos, pero todos los senderos del jardín estaban también repletos de orquídeas. A continuación os muestro una selección de algunas de las orquídeas que vimos. Espero que podáis con ella Riendo Riendo Riendo .








Pese a la alta humedad del jardín que hacía que sudáramos a chorros, fue un paseo precioso y para mí uno de los descubrimientos de Singapur. Tras completar la visita estuvimos un rato en la tienda del jardín comprando algunos souvenirs, con la orquídea como elemento central, obviamente. Como eran más de las 5 de la tarde y tenía interés por llegar al hotel Raffles en el autobús turístico, nos saltamos el jardín del jengibre. Para el caso ya habíamos tenido una buena dosis de plantas por el día.

El hotel Raffles fue inaugurado en 1887 y está declarado como Monumento Nacional. Lleva el nombre de Sir Thomas Stamford Raffles, gobernador británico de Java, que con la firma en 1819 de un tratado con un sultán local dio lugar al nacimiento del actual Singapur. El hotel Raffles está formado por un conjunto de edificios coloniales con tejados a dos aguas, jardines y fuentes. Durante su historia ha visto pasar a un sinfín de personajes famosos: Joseph Conrad, Rudyard Kipling, Charles Chaplin y Michael Jackson, por ejemplo. Yo pensaba que se podría acceder al menos al vestíbulo, pero un cartelito indicaba que sólo podían entrar los huéspedes, así que nos conformamos con pasear por las zonas comunes del exterior: Patio de las Palmeras, Jardín de las Palmeras - con su fuente ornamental de hierro fundido y 6 m de altitud -, la tienda de recuerdos y galería del hotel.




Ya que estábamos por allí y eran cerca de las 7, decidimos cenar en el Empire Café, que aparecía recomendado en mi guía visual del País Aguilar y muy típico decorado, estilo cafés de los años 20. No pedimos mucho porque era carillo:

- Zumos naturales de sandía y mango
- Mee goreng: Especialidad malaya consistente en fideos amarillos salteados con carne, verduras y gambas y una salsa de tomate picante.
- Laksa: Especialidad malaya consistente en una sopa de fideos picante con leche de coco, pescado y pollo. Este plato lo cambiamos por otro porque picaba demasiado para quien lo pidió.

El Mee goreng estaba simplemente delicioso y no me parecía que estuviera excesivamente picante, máxime después de haber estado comiendo picante durante 2 semanas en Tailandia. La cuenta, con el 17 % de impuestos adicional, ascendió a 87 dólares singapurenses (SGD).

Después de eso nos fuimos caminando hacia el hotel para descansar. El primer día completo en Singapur había sido muy satisfactorio y después del caos, suciedad, regateos varios y no poder comunicarse a veces durante el periplo por Tailandia en las dos semanas previas, llegar a esta ciudad que era todo lo contrario, para mí supuso todo un alivio. Era como estar en una ciudad occidental cualquiera pero llena de chinos. Como todo no podía ser perfecto, el alto grado de humedad unido a la temperatura alta hacía que el calor fuera horrible a ratos.

Al día siguiente la idea era visitar los barrios étnicos de Singapur. Esta ciudad estado es un país de emigrantes y multirracial, donde más de un 75 % de la población es de origen chino, un 14 % es malaya, un 7 % india y el resto expatriados occidentales. Hay ni más ni menos que cuatro lenguas oficiales: el chino mandarín, el inglés, el malayo y el tamil. Luego parece que también se habla un dialecto llamado singlish, que es una mezcla de palabras inglesas, chinas, malayas, etc... En cuanto a la religión, hay libertad de culto, siendo las religiones mayoritarias el budismo, islamismo, cristianismo e hinduismo, en ese orden.

Chinatown se encuentra al sur del río Singapur y está al lado del área financiera. Hacia allá cogimos el autobús turístico y nos bajamos en la parada que hay enfrente del templo Sri Mariamman. Este templo hinduista (extraño en pleno barrio chino) es el más antiguo de Singapur y fue fundado en 1827. La puerta de entrada o gopuram, está decorada con hasta 72 figuras de deidades hinduistas, que son de lo más vistosas por el colorido que tienen. Alrededor hay un muro con figuras de vacas sagradas. El templo está dedicado a Sri Mariamman (encarnación de Parvati, esposa de Shiva), con poder de curación de enfermedades. Inicialmente este templo sirvió de hospedaje para emigrantes recién llegados a la isla y como centro social. Durante la visita al templo había un sacerdote hindú oficiando una ceremonia religiosa y para acabar arrojó un líquido sobre la deidad ante la que estaba realizando la celebración Chocado . La entrada a este templo es gratuita, pero hay que pagar 3 SGD para poder hacer fotos.




Al acabar de visitar el templo dimos una vuelta por las calles Temple, Pagoda y Smith, otrora centro de la vida comercial y social de los chinos cuando se establecieron en la isla, en las que había restaurantes, mercados, templos, casas-tienda. Actualmente por estas calles hay algunos restaurantes y un mercadillo. Por aquí íbamos curioseando cuando empezó a llover y nos tuvimos que quedar en una cafetería a tomar un helado. Hice alguna foto pero se me terminó la batería y tuve que usar el iPod a partir de ese momento.


Nuestro siguiente sitio de visita era el Centro Histórico del Barrio Chino. Está ubicado en 3 casas-tienda restauradas y se hace una visita guiada en inglés de aproximadamente 45 minutos de duración en la que te explican cómo fue la vida de los primeros emigrantes chinos que llegaron a la isla: de dónde procedían, las penalidades con las que transcurrió el viaje, la organización en clanes para ayudarse mutuamente, la implicación en actividades ilegales que hizo que la zona tuviera mala reputación (prostitución, fumaderos de opio, juego y todo tipo de actividad delictiva relacionada u ocasionada por las anteriores), cómo eran las condiciones de vida en las casas-tienda, etc... Por ejemplo, la guía nos explicó que en una habitación (más bien un cubículo) de estas casas podían llegar a vivir hasta 10 personas en unas condiciones muy insalubres. Sólo aquellas personas que tenían un poco más de dinero conseguían vivir en habitaciones un poco más grandes y con luz exterior. Le pregunté que por qué había un templo hinduista en el barrio chino y me explicó que originalmente ese era el barrio de los indios, pero que conforme se fueron instalando los chinos y empeoró la reputación del barrio, se mudaron a la zona de Little India.

La visita es bastante didáctica en mi opinión y la recomiendo.

Durante el tiempo que duró la visita había estado diluviando como nunca había visto anteriormente. Igual que si se hubiera abierto una compuerta y hubiera caído todo el agua en tromba. Eso debe ser la lluvia tropical, digo yo. Aprovechando que al terminar la explicación había aminorado la lluvia nos fuimos a toda prisa a la parada del autobús turístico, puesto que queríamos ir a Little India. La pausa fue corta porque enseguida empezó a llover fuertemente y para mayor fastidio el autobús turístico no pasó en ninguno de los horarios previstos y esperamos por lo menos 45 minutos hasta que llegó el correspondiente a la línea Original Tour Malvado o muy loco . Viendo como caía el agua nos pensamos seriamente si nos íbamos a bajar en Little India o no. Cada vez que se abría la puerta del autobús se inundaba toda la parte delantera. Finalmente saltamos del autobús y nos refugiamos lo más rápidamente posible en la galería comercial Little India Arcade, en Serangoon Road, centro del barrio, poniéndonos como una sopa mientras tanto. Como hasta el momento no habíamos comido aprovechamos y entramos en el único restaurante del sitio, de nombre Banana Leaf Apolo. Lo original del sitio es que te ponen en la mesa una hoja de plátano y ahí te viertes toda la comida. Pedimos lo siguiente:

- Samosas
- Medio pollo al tandoori
- Gambas al tandoori

La cuenta fue de unos 35 SGD y no estuvo mal.

Como no pedimos ningún postre en el restaurante compramos unos dulces típicos en un puesto que había en la galería comercial. Luego intentamos dar una vuelta por Serangoon Road para ver las casas típicas y el ambiente por las tiendas, pero quedó muy deslucido por la lluvia y no estuvimos mucho Trist . Comentar que esta parte del barrio de Little India ha quedado como zona de compras, ya que el gobierno hace décadas construyó en los alrededores una serie de edificios de viviendas sociales para que se alojaran los indios que vivían en el barrio.


Cogimos el último autobús turístico que pasaba por Little India, así que nos tuvimos que saltar sin más remedio el barrio musulmán de Kampong Glam y dirigirnos hacia el hotel Península, por donde estuvimos dando una vuelta en torno a la iglesia St Andrew, Catedral del Buen Pastor y zona comercial de Chijmes.

Para cenar no teníamos muchas ganas de ir lejos, por lo que terminamos yendo a un restaurante indio vegetariano que había saliendo de nuestro hotel a la derecha, en la esquina con Stamford Rd. El nombre era Nalan y nos pareció que estaría bien porque había fundamentalmente indios. Pedimos lo siguiente:

- Rollitos de queso con verduras.
- Rollitos con dados de queso y tomate preparados al tandoori.
- Verduras al tandoori.
- Postre: Gulab jamun, que eran unas bolitas cubiertas de sirope, y Carrot halwa, como un pudding de zanahoria.

De todo esto sólo nos gustaron especialmente los rollitos de queso con verduras. El plato de verduras al tandoori no me agradó mucho de sabor, quizás por las verduras que llevaba, y los postres me parecieron extremadamente empalagosos, nada que ver a cómo los recordaba (aunque claro, en España). La cuenta estuvo entre los 50-60 SGD.

A medianoche pudimos ver desde la habitación los fuegos artificiales que estaban lanzando en la bahía con motivo de la entrada del Año Nuevo. En el hotel hay un bar en la última planta desde el que me imagino que la vista sería increíble, pero los pobres que estábamos alojados en una habitación estándar no teníamos acceso a esas últimas plantas del hotel.

Al día siguiente, 1 de enero, era ya el último día del viaje y se notaba el cansancio después de más de 2 semanas, a la par que flojeaban las ganas de ver más cosas, por lo que salimos bastante tarde del hotel. Tampoco teníamos muy claro a dónde ir. Por un lado estaba la opción de volver a Little India y ver por ejemplo el templo hinduista Sri Srinivasa Perumal y por otro lado ir a Chinatown y ver el templo budista Thian Hock Keng, el más antiguo de Singapur, y algunas casas-tienda en la zona de conservación Tanjong Pagar, al sur del barrio chino. Al final, consideramos que ya habíamos tenido suficientes templos con todos los que habíamos visto en Tailandia y que tampoco era cuestión de ver hasta el último que apareciera en la guía de viajes, por lo que no fuimos ni a uno ni a otro barrio y nos quedamos por la zona colonial.

Pasamos por el Antiguo Parlamento de Singapur, en el que se desarrollaron las funciones correspondientes hasta que en 1999 se construyó uno nuevo. Se trata el edificio gubernamental más antiguo de la ciudad, edificado a finales de la década de 1820. En el Padang ni paramos, porque no deja de ser un parque en el que se hacen competiciones deportivas como rugby, y el Teatro Victoria me parece que la fachada estaba en restauración. Llegamos a Boat Quay y estuvimos el resto de la mañana por allí viendo el ambiente y las estatuas situadas a lo largo del paseo, como la de la Primera Generación, que representa a un grupo de cinco niños de los primeros inmigrantes saltando al río para entretenerse, la escultura de Raffles o la de los mercaderes y agricultores llegando a un acuerdo para vender seguramente el producto de alguna cosecha.

De izquierda a derecha las siguientes fotos corresponden al Antiguo Parlamento, el grupo escultórico de los mercaderes, el hotel Fullerton, la entrada al Museo Asiático de las Civilizaciones y el río Singapur.







Para comer pensamos en sentarnos en alguna de las mesas de la terraza del hotel Fullerton, pero nos terminamos decidiendo por el restaurante Indochine del Museo de las Civilizaciones Asiáticas. Nos sentamos en la terraza con la idea de tomar una bebida refrescante en ese momento y comer quizás unos 45 minutos más tarde, pero a la camarera que me atendió no le debió hacer mucha gracia porque percibí cierta brusquedad cuando espetó un "y qué queréis beber". También fueron alguna vez insistentemente a tomar nota cuando no lo había pedido. Pensarían que estabámos ocupando una mesa sin comer. No, no se puede decir que me agradara el servicio. En cuanto a la comida, según mi guía de viajes tenía platos típicos de Vietnam, Camboya y Laos. Yo lo que vi fue una carta bastante reducida en la que no había demasiado entre lo que elegir. Pedimos poca cosa:

- Un plato de algo similar a un ragut de ternera acompañado de arroz y verduras.
- Bun Dac Biet: Noodles con rollitos vietnamitas, gambas, pollo y ternera, acompañado de verduras.
- Agua y un zumo de arándanos de bote.

La comida nos pareció aburrida y sosa, a pesar de la salsa que pusieron adicionalmente para acompañar. Me esperaba más de este restaurante. La cuenta ascendió a 58 SGD.

Volvimos al hotel y a pesar de que no nos quedaba mucho tiempo, decidimos aprovechar el último rato para ir al hotel Marina Bay Sands y más concretamente para subir al mirador de la última planta. No tuvimos que hacer cola más de 2 minutos y la entrada nos costó 20 SGD. ¡Qué decir de las vistas! Se ve todo: el puerto, la noria, todos los rascacielos de la bahía, el Boat Quay con las casas-tienda, la zona colonial, etc... Y lo mejor de todo es que ves todo el rato esas vistas y puedes estar el tiempo que te dé la gana, por lo que para mi gusto es mejor subir aquí que en la noria Singapore Flyer. Cuando compré las entradas creo que me dijeron algo de que había una visita guiada por el mirador a determinadas horas, creo que incluyendo la zona privada, aunque como no íbamos sobrados de tiempo no presté demasiada atención y no estoy seguro en qué consistía. Cuando nos hartamos de dar vueltas por el mirador, subimos una planta más, a la 57, y pillamos una mesa en la terraza de la cafetería. Las bebidas no eran nada baratas (lo más económico 9 ó 10 SGD), pero qué lujo tomarse algo contemplando todos esos edificios. La pena que me dio es tener que hacer fotos con el iPod, porque no iban a salir muy decentes.



Bajamos del mirador y dimos una vuelta por la planta baja y por algunas de las tiendas de la galería comercial incorporada al hotel. Comentamos que a primera vista nos parecía un hotel excesivamente concurrido como para alojarse allí (aunque después de haber estado en Las Vegas no sé qué decir), aunque debe ser un auténtico lujo el disfrutar de la enorme piscina de borde infinito de la última planta.

Regresamos al hotel y cogimos un taxi para ir al aeropuerto (20 SGD). El resto era sólo esperar la salida del avión y el largo viaje por delante de 13 ó 14 horas con la escala en Qatar antes de llegar a Madrid.

Ver más diarios de Miguelang031075 Ver más diarios de Asia Sudeste Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
  Puntos Votos Media
Mes actual 0 0
Mes anterior 5 1
Total 15 3
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 57 Visitas mes: 33 Total visitas: 3433

  Últimos comentarios al diario:  Navidad en Tailandia y Singapur
Total comentarios 9  Visualizar todos los comentarios

oblomgo  oblomgo  10/04/2013 13:47   
Muy buen díario, con buenas fotos y mucha información interesante.

Por eso "da más rabia" que lleve 3 o 4 meses "muerto"

Saludos

miguelang031075  miguelang031075  10/04/2013 13:50   
Gracias por leerlo y no se me olvida que lo tengo incompleto. A ver si le consigo dar un empujón y lo puedo acabar.

malena88  malena88  18/07/2013 21:13
Hola , te ha quedado muy bien el diario. Yo hasta hace poco he sido una asidua a la asistencia para discapacitados en las compañias aereas y nunca he tenido ningun problema con airasia mas alla de alguna incomoda espera a que llegue el mozo o azafata encarga@ de la tarea , por eso me ha extrañado mucho lo que te pasó y sobre todo he flipao leyendo que te cobraron por dicha asistencia !! vaya telita. Siento mucho eso porque entiendo como te debiste sentir en ese momento , creeme que te entiendo y espero que no te vuelva a pasar nunca mas. Un saludo

marimerpa  marimerpa  03/02/2015 18:31   
No tenía localizado tu diario, y me parece muy interesante. Me lo leeré con detalle, muchas gracias.

marimerpa  marimerpa  03/02/2015 18:32   
Por cierto, yo también pensaba comprarme la guía de "Lo mejor de Tailandia", una nueva edición que acaba de salir. Pero por lo que veo no la recomiendas.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ


Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Singapur: que Ver, que Hacer, que Visitar...
Foro Sudeste Asiático Foro Sudeste Asiático: Vietnam, Camboya, Laos, Myanmar, Indonesia, Malasia, Filipinas... y resto de Sudeste Asiático excepto Thailandia
Ultimos 5 Mensajes de 946
498293 Lecturas
AutorMensaje
nari85
nari85
Zone Moderator
Zone Moderator
Ago 15, 2010
Mensajes: 24884

Fecha: Jue Jul 20, 2017 03:53 pm    Título: Re: Viajar a Singapur: que Ver, que Hacer, que Visitar...

Lo dejo por aqui tambien el Flight Bar ha cerrado - Ha cerrado Flight Bar - Hotel Marina Bay Sands - Singapur
erika2525
erika2525
Indiana Jones
Indiana Jones
Ene 15, 2014
Mensajes: 2733

Fecha: Jue Jul 20, 2017 04:01 pm    Título: Re: Viajar a Singapur: que Ver, que Hacer, que Visitar...

Siii ! Trist

Alguna alternativa ?. Vamos en semana y poco y ando como loca buscando Trist

Algunsitio con buenas vistas, y q no haya q resrrvar? N plan tomar algo, no cena..
rodei
rodei
Willy Fog
Willy Fog
Sep 07, 2010
Mensajes: 22957

Fecha: Jue Jul 20, 2017 05:20 pm    Título: Re: Viajar a Singapur: que Ver, que Hacer, que Visitar...

chris_alon14 Escribio:
rodei Escribio:
¿El espectaculo de luces se sigue haciendo o ha pasado a la historia?

Yo estuve a finales de abril y nada de nada

Gracias.

Que os parece esta ruta para el primer dia completo?

- De Geylang metro hasta Bugys y paseo por Arab quarter.
- De la zona arabe a pie hasta Little India.
- Metro de little India hasta Chinatwon
- Zona de Marina Bay y Boat Quay.
chris_alon14
chris_alon14
Travel Adict
Travel Adict
Jul 13, 2016
Mensajes: 87

Fecha: Jue Jul 20, 2017 05:23 pm    Título: Re: Viajar a Singapur: que Ver, que Hacer, que Visitar...

rodei Escribio:
chris_alon14 Escribio:
rodei Escribio:
¿El espectaculo de luces se sigue haciendo o ha pasado a la historia?

Yo estuve a finales de abril y nada de nada

Gracias.

Que os parece esta ruta para el primer dia completo?

- De Geylang metro hasta Bugys y paseo por Arab quarter.
- De la zona arabe a pie hasta Little India.
- Metro de little India hasta Chinatwon
- Zona de Marina Bay y Boat Quay.

Yo diría que muy bien. Incluso creo que madrugando te lo puedes tomar con calma Guiño
rodei
rodei
Willy Fog
Willy Fog
Sep 07, 2010
Mensajes: 22957

Fecha: Jue Jul 20, 2017 05:27 pm    Título: Re: Viajar a Singapur: que Ver, que Hacer, que Visitar...

Gracias. Yo creo que también. Al final siempre los dias cunden mucho mas de lo esperado.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad