Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Escapada a Málaga, Ronda y Antequera -Diarios de Viajes de España- Miguelang031075
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Mis escapadas por España  -  Localización:  España  España
Descripción: En este diario trataré de describir algunas de las escapadas por España que he hecho y que espero seguir haciendo.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  Escapada a Málaga, Ronda y Antequera  -  Localización:  España España
Miguelang031075  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Durante muchos años cada vez que pensaba en Málaga recordaba que de pequeño fui a esta ciudad en unas cuantas ocasiones para acudir al médico y que el viaje en coche desde Almería no me sentaba precisamente bien y no sé si por este motivo o porque en los ratos libres no nos movíamos por la zona adecuada, el centro de esta ciudad me parecía feo de remate. Muchos años después, regresando a esta ciudad por la posibilidad de acabar en ella los estudios universitarios, la verdad es que mi opinión siguió sin cambiar, por lo que esta ciudad y por extensión su provincia, no pasaron ni por asomo por la lista de mis futuras escapadas, hasta que poco a poco comencé a interesarme por pueblos de la provincia como Ronda, Mijas, Antequera, Frigiliana, etc... Tras cierta quedada de foreros en Málaga, comencé a informarme de qué ver en la ciudad y a darme cuenta de que casi ninguno de los sitios los conocía, por lo que decidí darle una nueva oportunidad con los ojos del turista Ojos que se mueven y de paso hacer excursiones a Ronda y a Antequera....y la oportunidad llegó para la festividad de Todos los Santos del año pasado.

Miré la opción de ir en avión de Madrid, pero no me apetecía pagar el precio Iberia, así que al final compré billetes de tren. El AVE ida y vuelta me costó 127 euros por persona. En cuanto al hotel, estaba dudoso principalmente entre el Barceló Málaga, anexo a la estación de tren, o el Molina Lario, en la calle de igual nombre y tan sólo unos metros más abajo de la catedral. Del primero prefería su localización próxima a la estación de autobuses, perfecto para hacer excursiones, pero dudaba por no estar en la zona centro y por ser quizás más ruidoso. Finalmente me decidí por el Molina Lario, que aún no estando al lado de la estación, sería más cómodo para pasear por la ciudad. Inicialmente tenía una reserva de una habitación estándar a través de Centraldereservas.com para 3 noches con desayuno incluido por un total de 312 euros. Unas semanas después, sin embargo, salió en la misma página una oferta de habitación superior por 308 euros y acto seguido una de habitación deluxe por el mismo precio, así que realicé encantado la actualización de la reserva.

El día del viaje llegamos a Málaga pasadas las 10 de la noche. Ese día había huelga indefinida de trenes, pero por suerte no nos tocó en el nuestro. Aunque pensábamos ir en autobús hasta la plaza de la Marina, desde donde nuestro hotel estaba a 3 minutos, al final cogimos un taxi, ya que por 5.5 euros que nos costó, no merecía la pena ni esperar ni dar vueltas con el autobús. Nos dieron una habitación doble en la tercera planta con vistas hacia la Alameda. Hubiera preferido más alto, pero suponiendo que las habitaciones deluxe estarían en plantas altas, no me había molestado en pedirlo. La habitación bastante grande, con ventanales enormes, tarima flotante o parquet (no siendo moqueta me da igual), buena insonorización, escritorio, TV plana, sofá, mesa, agua gratuita el primer día, etc... En cuanto al cuarto de baño, la mejor descripción sería la de enorme. También con unos cuantos productillos: zapatillas, gel y champú, pañuelos, cepillo y pasta de dientes, desodorante, compresas, ...

Las instalaciones: cafetería-restaurante para el desayuno y almuerzo o cena (Café de la Bolsa), parking, sala con dos ordenadores e impresora (la velocidad de navegación un poco lenta), aunque hay conexión gratuita con wifi en todo el hotel, biblioteca, bar con piscina en la terraza. Hay 3 ascensores, pero todos no llegan a todas las plantas e incluso los que lo hacen a la misma planta no están en el mismo nivel del pasillo. El que yo utilizaba, por estar más cerca de mi habitación, es el único que va hasta la piscina, por lo que a ratos era un poco pesado esperarlo.
Esa noche, dada la hora a la que llegamos no hicimos nada más. Temía que fuera una noche ruidosa porque había gente celebrando Halloween y algún grupo vi en el hotel armando ruido en la recepción y haciendo el simio (literalmente hablando porque iban con máscaras de estos animalitos) pero afortunadamente quedó en eso.

El desayuno buffet, no me pareció malo ni especialmente escaso, aunque tampoco abundante y de mucha calidad para ser un hotel de 4* y no de los baratillos precisamente, comparando con otros en los que he estado: pan de molde principalmente, poquita bollería (parte si era casera, pero otra era industrial), algo de fruta (el melón estaba aceptable, pero por ejemplo las uvas no sabían a nada y la sandía estaba reseca), zumo de bote, embutidos, queso fresco, yogur, también preparaban a petición crepes de chocolate, una tortilla o chocolate con churros. En definitiva, no es que estuviera mal, pero los he probado mejores en hoteles de igual o incluso inferior categoría.

El primer día completo de nuestra estancia íbamos a ir a Ronda. La compañía de autobuses que hace este recorrido es Los Amarillos y tarda aproximadamente 1 hora y 45 minutos. Previamente yo había comprado los billetes por Internet, con ida a las 8 de la mañana y regreso a las 18:00 y así no perder tiempo en la ventanilla (y por asegurarme ir delante). Para ir a la estación cogimos otro taxi, al igual que hicimos ya todas las veces que tuvimos que ir a la estación. Al llegar a Ronda, nada más salir de la estación, hay un letrero con números de teléfono para pedir un taxi. Por el momento la tarifa fija y es de 6.5 euros. Yo pedí uno para que me llevara a la parte más alejada del casco antiguo, en concreto a la Puerta de Almocábar, en el tramo de la muralla construida en el siglo XIII, situada cerca del antiguo cementerio árabe y que daba acceso al Barrio Alto, hoy del Espíritu Santo, donde se encuentra la iglesia que recibe el mismo nombre. La vista de esta iglesia antes de atravesar la puerta de Almocábar es muy bonita, porque se ve en alto y tiene aspecto de fortaleza. A continuación nos dirigimos hacia la susodicha iglesia, mandada construir por los Reyes Católicos, para visitar el interior, pero estaba cerrada por ser fiesta. Siguiendo hacia arriba por la calle Espíritu Santo y antes de llegar a la calle Armiñán (la calle principal de la parte antigua), sale un sendero por la derecha que va por la parte exterior de un tramo de muralla y se dirige hacia los Baños Árabes. El sendero me pareció un poco "rústico", así que dejé los Baños Árabes para más tarde a la espera de encontrar un camino mejor por el que llegar.




Desde la calle Armiñán subimos a la Plaza de la Duquesa de Parcent, que es donde está el Ayuntamiento, el Convento de Santa Isabel y la Iglesia de Santa María la Mayor. La plaza es bastante maja con su parquecito en el centro. Yo me fui a visitar la iglesia. La entrada cuesta 4 euros y lleva incluida una audioguía. Me pareció más llamativo la parte de arquitectura renacentista y un retablo mariano. Luego tiene también varios murales. De la parte exterior destaca las galerías de las tres plantas, la más baja con arcos.



Después seguimos deambulando un poco por las calles de la parte antigua, pasando por la Iglesia de la Paz, el Museo Joaquín Peinado, la Casa del Gigante. Esta casa recibe este nombre por el relieve de piedra que tiene en una esquina del edificio. Se considera un buen ejemplo de arquitectura nazarí o granadina correspondiente a gente acomodada. El pórtico y la sala norte destacan por su artesonado, la decoración de yeserías, la conservación del policromado. Con la información que contaba de la página de turismo de Ronda, se suponía que se podía visitar, pero por otro lado no tenía horarios de visita. Me llevé un chasco porque no vi que se pudiera entrar.

www.turismoderonda.es/... rarios.pdf

Llegamos de nuevo a la calle principal con la idea de buscar por dónde se iba a los Baños Árabes. Pregunté en el Museo Lara y al verme con muletas me dijeron que me lo desaconsejaban al estar en la parte más baja del pueblo y por calles con pendientes muy pronunciadas, así que lo descarté. Una pena. Seguro que aparte del estado de conservación en el que esté el monumento, debe encontrarse en un entorno bonito. En cambio, me fijé en las colecciones que se podían ver en el Museo Lara y como cerraban a las 7 de la tarde pensé que era una buena opción para después.



Nos dirigimos inmediatamente al Tajo, garganta que corta en dos el pueblo de Ronda, quedando de un lado la parte más moderna y al otro lado el casco antiguo. Las dos partes quedan comunicadas a través del Puente Nuevo, espectacular obra de ingeniería que tiene casi 100 m de altitud y que fue construido entre 1751 y 1793. Da incluso sensación de ser aún más alto, supongo que por la verticalidad de la garganta y la estrechez en algunos puntos. Las vistas desde el puente o desde alguno de sus miradores, como el de la Aldehuela, son fantásticas. Se observa a lo lejos la sierra de Grazalema, los edificios colgando en las laderas de la garganta (por ejemplo el Palacio del Rey Moro), las chumberas, el propio puente, el arroyo que pasa por el fondo de Ronda por la parte más estrecha del Tajo o el puente viejo, en la parte baja, un puentecín que era el único punto de comunicación entre los dos barrios de Ronda antes de que comenzara la construcción del Puente Nuevo.




Después de ver las vistas desde un lado y otro del Puente Nuevo pensamos en ir a comer a alguno de los bares de la calle Nueva, junto a la plaza de España, ya que tenía varios bares sacados de Tripadvisor y alguno del foro que estaban muy bien posicionados. Sin embargo, el ver que las mesas estaban medio vacías y los camareros en la puerta (también eran las 13:00, que se puede esperar a esa hora) me echó para atrás y para solucionarlo decidimos irnos a una trampa para turistas. Sólo con ver la carta, los precios y que el restaurante tenía vistas al Tajo, me lo imaginaba, pero aún así entramos en el restaurante Duquesa de Parcent (calle Tenorio, 12). En este restaurante se puede pedir a la carta, pero también tienen un menú del día y un supuesto menú de "tapas". El menú de "tapas" no es otra cosa que un plato de entremeses fríos y calientes, de los que la mitad son precocinados. En cuanto al menú del día, que creo que era de unos 15 euros sin IVA incluido, pues el primero estaba más o menos bien (migas rondeñas), pero el segundo y el postre dejaban un poco que desear. No nos gustó la calidad en general. El servicio no diría que fue lento pero tampoco especialmente rápido, teniendo en cuenta que eran menús y en cuanto a la vista, era buena desde la terraza, pero no la pude disfrutar gracias a las avispas que había y que no me dejaron estar tranquilo. Al final la cuenta fue de unos 34 euros. Un rato después vi que en Tripadvisor el restaurante aparecía por encima del puesto 100 de un total de 120 restaurantes comentados. ¡No me extraña!. Malvado o muy loco

A continuación entramos en la Casa de Juan Bosco, palacio modernista de principios del siglo XX en el que se visita un patio de aire nazarí y un jardín con un mirador desde el que se ve la serranía de Ronda y desde el que es posible que se obtenga la mejor panorámica del Puente Nuevo. Dentro de lo que es la casa en sí, destaca el mobiliario en madera de nogal y los tapices. La entrada a esta casa cuesta 2 euros. Luego quería visitar el Museo Municipal de Ronda en el Palacio de Mondragón, que es gratuito para personas con discapacidad física, pero como los días festivos tiene otro horario diferente me confundí y llegamos justo cuando cerraba, así que lo único que nos daba ya tiempo a visitar era el Museo Lara.



Este museo está ubicado en la Casa Palacio de los Condes de las Conquistas de las islas Batanes, representación de arquitectura palaciega de la Ronda del siglo XVIII. Este museo, inaugurado gracias a la iniciativa privada de su promotor Juan Antonio Lara Jurado, contiene un conjunto de colecciones bastante ecléctica, ya que no está especializado en un tipo de arte u objetos en concreto, sino que más bien es un batiburrilo de distintas cosas, como por ejemplo:

- Relojes del siglo XVIII y XIX
- Armas del siglo XVIII y XIX
- Carruajes
- Aparatos de cine y fotografía
- Instrumentos científicos
- Colección de la Inquisición y Brujería

El horario de noviembre a mayo es de 11:00 a 19:00 y el resto del año cierran una hora más tarde. El precio normal de la entrada según la web es de 4 euros, aunque como a mí me cobraron 2 euros supongo que sería algún descuento por discapacidad.

La que me pareció más repugnante pero a la vez también interesante fue la de la Inquisición, con todos los objetos de tortura. Por citar algunos:

- Aplastacabezas: Instrumento en el que el casco colocado sobre la cabeza va bajando hasta que se fractura el cráneo y el cerebro se sale entre las fracturas y las cuencas de los ojos.

- Guillotina

- Potro de tortura: Para estirar el cuerpo hasta que se desencajen huesos y músculos.

- Jaulas colgantes

- Doncella de hierro de Nuremberg: Especie de féretro colocado en posición vertical con forma humana en su exterior. Cuando se introduce al reo en su interior y se cierra la cubierta, unas cuantas docenas de clavos de hierro oxidados se introducen en el cuerpo, por lo que el reo muere empalado de una forma lenta y dolorosa (puesto que los clavos estaban colocados para evitar los órganos vitales).

- Silla de interrogatorio: Cómoda silla repleta de clavos en el respaldo, asiento y brazos.

- Cuna de Judas: Pirámide sobre la que se situaba al reo y luego se le dejaba caer. ¿Hacen falta más detalles de por dónde se introducía el vértice?

Había más "cositas", pero creo que con mencionar estos aparatos es suficiente. Doblemente malvado




Tras salir del museo nos dirigimos de nuevo a echar una última ojeada a el "Tajo" y de ahí a la estación para coger el autobús que salía a las 18:00. El autobús directo tarda otra vez sobre una hora y 45 minutos. El precio total del viaje ida y vuelta fue de unos 22 euros por persona.

Después del hotel, como no nos apetecía dar muchas vueltas para buscar donde comer, fuimos al bar Reserva 12, en la c/Bolsa, 12 (junto al restaurante del hotel Molina Lario). Nos decidimos por éste porque tenía una carta bastante amplia de raciones y estaba lleno de gente, pero el resultado de la cena fue desigual. Pedimos lo siguiente:

- 2 platos de porra antequerana: Yo no noté ninguna diferencia con el salmorejo cordobés (según he leído por Internet, la porra antequerana lleva pimiento) y encima estaba malo, porque se les había ido la mano con el vinagre. Estaba muy fuerte y no era agradable de tomar.

- 1/2 ración de tortitas de camarones: No es que estuvieran malas, pero tenían más masa que camarones.

- 1/2 ración de boquerones y 1/2 ración de croquetas caseras de merluza con gambas: Fueron las mejores raciones y bastante grandes.

El precio total con bebida incluida fue de unos 36 euros.

El plan para el siguiente día era visitar Antequera. Inicialmente cuando me planteé visitar esta localidad mi idea era ir en AVE, ya que tardaba sobre media hora y no era especialmente caro, hasta que descubrí que la estación estaba a unos 20 km de Antequera. Las únicas opciones para desplazarse son el taxi (mínimo 20 euros) o un autobús que pasa 3 veces al día por la estación y que tarda 1 hora en llegar, así que descartado. Lo mejor para ir de Málaga a Antequera, si no se va con coche, es el autobús. En una hora se llega y te deja más cerca del centro (por los alrededores de la plaza de toros). Los billetes los compré a través de la página web de Alsa, si bien el viaje es con autobuses Casado. El precio ida y vuelta es de unos 14 euros por persona. Llegamos pasadas las 10 de la mañana y lo primero que hicimos fue coger un taxi para que nos llevara a la parte alta de Antequera (tarifa fija de 5 euros). En concreto a la Iglesia del Carmen. De esta iglesia quería ver el artesonado mudéjar y principalmente los retablos barrocos de la capilla mayor, pero me había confundido con los horarios de apertura de la iglesia y faltaba más de media hora para que abrieran, así que dejé pasar esta visita. No obstante, pudimos contemplar la primera de muchas panorámicas de la Peña de los Enamorados. Esta montaña es fácil de observar por su forma tan característica (se asemeja a un rostro humano mirando hacia el cielo con la cabeza apoyada en la tierra) y porque se eleva por una parte de la comarca en la que abunda la vega. Lo más interesante es la leyenda de la que va acompañada.

Un joven cristiano de nombre Tello, cae prisionero en una localidad cercana. La hija del jefe moro de esa localidad, Tagzona, va a los calabozos por curiosidad, donde se encuentra con el apuesto guerrero. Con una sola mirada, caen enamorados el uno del otro y deciden marcharse, ya que el matrimonio entre parejas con diferentes creencias religiosas no estaba permitido. Consiguen escapar de la cárcel, pero son descubiertos por los guardias y junto con el padre de Tagzona salen en su persecución. Los moros les van cercando poco a poco y deciden subir a un peñón cercano a Antequera. Ya en todo lo alto, los arqueros del jefe moro apuntan a los jóvenes. Ambos se miran, se cogen de la mano y se sitúan al borde del peñón. No tienen escapatoria: rendirse, se capturados y separados. Se vuelven a mirar y cogidos de la mano se despeñan, saltando al vacío.

Desde la Iglesia del Carmen regresamos a la plaza del Carmen, donde se pueden ver todavía algunos restos de la muralla musulmana, como es el caso de la Torre de la Estrella, unida a la muralla por un arco de medio punto. Después de la conquista cristiana de la ciudad, se abrió una brecha para poder acceder al recinto. Esta es una de las opciones para poder ir a la alcazaba y la colegiata de Santa María la Mayor, aunque hay bastantes escalones. Otra es rodear la plaza del Carmen por la izquierda, comenzando por la calle Bajada del Río y enseguida coger la calle de la derecha y otra en cuesta que pasa justo por detrás del postigo de la Estrella. Siguiendo por esta calle, queda a la izquierda una calle con escalones para subir directamente a la plaza donde se encuentra la colegiata, pero merece la pena seguir andando un poco más hasta la Plaza de los Escribanos, desde donde creo que hay una de las mejores panorámicas de Antequera. Es el Mirador de las Almenillas y desde él se pueden contemplar las numerosas iglesias y palacios que hay en esta localidad, la Peña de los Enamorados, los tejados de teja de los edificios y el color blanco predominante en las casas.





Justo a la espaldas de este mirador está el Arco de los Gigantes, construido en estilo renacentista a finales del siglo XVI y que es uno de los accesos actualmente a la alcazaba y a la plaza de la Colegiata de Santa María.

En este documento están recogidos los horarios de visita y precio de todos los monumentos de Antequera:

turismo.antequera.es/w... nuevo4.pdf

En primer lugar visitamos la iglesia, que cuesta 3 euros. Si se presenta este ticket luego en la alcazaba, te hacen un descuento del 50%, por lo que los dos lugares cuesta 6 euros. La mujer que había en la taquilla, muy maja, nos explicó por qué calles ir después hacia el centro. Nos dijo que merecía la pena ver el barrio del Portichuelo, pero que al ir andando con muletas no me lo recomendaba, por haber mucha cuesta. Respecto a la colegiata, a mí lo que más me llamó la atención fue el artesonado de madera de las tres naves y las columnas jónicas que las separan. Son impresionantes. Por lo demás, no es una iglesia que llame la atención por la decoración, puesto que no está dedicada al culto, sino a celebración de eventos como exposiciones temporales o conciertos. Afea bastante la verdad el encontrarse que en lugar de bancos de madera para sentarse, hay sillas de plástico.
Hecha la visita fuimos a la Alcazaba, donde tras enseñar la entrada de la colegiata nos hicieron el 50% de descuento y también nos dieron una audioguía. No es accesible porque tiene unos cuantos escalones, unos 85 según me dijo la mujer de la colegiata, repartidos a lo largo del recinto, por lo cual me animó a visitarla. Desde mi punto de vista no se acerca ni de lejos a la de Almería (que por cierto, es gratuita para todos los ciudadanos de la UE) y la de la ciudad de Málaga que visitaría al día siguiente también está mejor, pero aún así se puede ver alguna panorámica buena y algún jardín que no está mal. Lo más destacable desde luego es el patio donde se encuentran tanto la Torre del Homenaje como la Torre Blanca, unidas por un tramo de muralla por el que se puede caminar. En lo alto de la torre del Homenaje hay un campanario que también tiene el reloj de la ciudad, conocido como "Papabellotas", porque se tuvo que vender un alcornocal para sufragar los gastos.



De vuelta a la Plaza del Escribano, fuimos bajando hacia la parte nueva de Antequera por la cuesta de San Judas, hasta llegar a la Plaza de San Sebastián, rodeada de edificios como la Iglesia de San Sebastián, la Casa Bouderé (construida a principios del siglo XX en estilo ecléctico) o el Arco de la Paz, que da entrada al barrio del Portichuelo, después de subir unas buenas cuestas. Después de pasar por la oficina de turismo, en la calle de la Encarnación, nos dirigimos hacia la Plaza del Coso Viejo, lugar de encuentro en Antequera, aunque a la hora que pasamos, sobre las 2 de la tarde, no había un alma. En esta plaza se encuentra el Palacio de Nájera, que es la sede del Museo de la Ciudad. Contiene colecciones relacionadas con la Prehistoria, el Efebo de Antequera, mosaicos, arte visigodo y medieval, arte barroco, etc... Yo había pensado entrar, pero como cerraba 2 horas al mediodía y por otra parte cogíamos el autobús de vuelta a Málaga a las 5 de la tarde, lo dejé pasar finalmente y seguir recorriendo un poquito más.


Continuando por la calle de la Encarnación llegamos hasta la plaza donde se encuentra el Convento de las Descalzas y luego cogimos la calle Calzada y Diego Ponce, por donde fuimos observando edificios como la Casa del Barón de Sabasona, el Real Monasterio de San Zoilo, la Casa Museo de los Colarte, el Convento Madre de Dios de Monteagudo, Casa del Conde de Colchado, hasta llegar a la Alameda de Andalucía, que es la entrada a Antequera y desde donde queda a un paso la Puerta de Estepa, que se encontraba en el camino que llegaba desde Estepa.


Regresamos a la plaza de San Sebastián por la calle principal, Infante Don Fernando, observando alguno de los edificios modernistas y el Ayuntamiento. No obstante, lo que destaco de esta calle es la panorámica que en algunos puntos se observa del cerro donde se encuentra la Alcazaba y las casas blancas desparramadas por la ladera, junto con los campanarios de la iglesia de San Sebastián y el Convento de San Agustín

Como eran más de las 3 de la tarde, decidimos ir a un bar de tapas que se llama El Angelote, en la plaza del Coso Viejo. Es barato, porque 5 tapillas y 2 botellas de agua nos costaron 6 euros, pero tampoco nos pareció nada del otro mundo, con excepción de la porra antequerana que sí estaba buena. No parece que cocinen allí, porque vi que la cocina era de 1 metro cuadrado y tenían la comida en pequeños tuppers.

Para rematar la jornada, subimos hasta la Iglesia de Santo Domingo, con la idea de seguir hasta la plaza del Portichuelo, pero lo deseché al ver que la cuesta que subía hasta esta plaza era exagerada, así que volvimos a la plaza de San Sebastián y cogimos un taxi hasta la estación de autobuses.


Ya por la tarde-noche en Málaga, salimos a dar un paseo por el centro, principalmente por la calle Larios, que estaba bastante animada, hasta llegar a la plaza de la Constitución y luego por la calle Granada.



Para cenar fuimos al bar La Campana, del que había leído varias recomendaciones en el foro. Llegamos 2 ó 3 minutos antes de que abrieran y conseguimos una mesa en la calle, pero 5 minutos después ya estaba completamente lleno, tanto en la calle como en el interior, mientras que el resto de bares que estaban al lado estaban vacíos. Las raciones que se pueden pedir son la mayoría fritas, así que ligera no es precisamente la comida, pero es bastante barata. 4 medias raciones (rabas, jibia, rape, camarones), una ración completa (berenjenas) y los refrescos, un total de 24 euros.

El día siguiente era el último que pasábamos en Málaga y es el que teníamos destinado a conocer un poco el centro de la ciudad, aparte de lo que habíamos visto la noche anterior. Tenía duda de si comprar el billete del autobús turístico, pero lo descarté porque no vi que me aportara mucho el recorrido. Salimos por la calle Santa María, pasando por la entrada de la catedral, en dirección a la calle Alcazabilla, donde están tanto la entrada a la Alcazaba como al Teatro Romano. Como éste se ve perfectamente desde la calle, no me interesó comprar la entrada.


Me informé en el kiosco de información turística de la ubicación exacta del ascensor que sube hasta lo más alto de la Alcazaba, que mirando hacia el Paseo del Parque, se encuentra rodeando el recinto hacia la izquierda. No obstante, me desvié hacia esta avenida para ver la fachada de tres edificios:

- Rectorado de la Universidad de Málaga: Antiguamente Casa de Correos y Telégrafos, se construyó entre 1916 y 1923 en estilo neomudéjar.

- Banco de España: Construido en estilo neoclásico durante el período de la Guerra Civil Española.

- Ayuntamiento: Construido en estilo neobarroco e inaugurado en 1919.


La entrada para la Alcazaba se compra en una máquina expendedora que hay en el túnel donde se encuentra el ascensor. Cuesta 2'2 euros. También se puede comprar una entrada combinada para la Alcazaba y el Castillo de Gibralfaro, cuyo precio es de 3,55 euros. Yo compré sólo la de la Alcazaba, porque la combinación de autobuses para subir al castillo no es demasiado buena y no tenía claro que me fuera a dar tiempo. En el recinto superior, que es donde se accede con el ascensor, se encuentran los palacios nazaríes, que están distribuidos en torno a 3 patios, como el de la Alberca. Hay un pequeño museo con paneles de la estructura de la Alcazaba y con una colección de piezas, como por ejemplo de cerámica. Hay algún mirador desde el que se puede contemplar una panorámica del puerto de Málaga y de la plaza de toros.


Salimos a los jardines en terraza y fuimos bajando poco a poco por los jardines en terraza, la Puerta de los Arcos, la Plaza de Armas, donde hay un jardín con alberca. Accedemos al siguiente recinto por el Arco del Cristo, un pasaje abierto en ángulo bajo una torre. Durante todo el camino vamos siguiendo a una pareja de novios que están haciéndose fotos en todos los puntos más interesantes. Del Arco del Cristo por una rampa con escalones llegamos al recinto inferior atravesando la Puerta de las Columnas.



Vista la Alcazaba continuamos por la calle Alcazabilla hasta la Plaza de la Merced, donde entramos en la Casa Natal de Picasso, que el domingo es gratuita. En la primera planta hay una recreación del salón de la casa de los Ruíz Picasso y diferentes salas en las que se muestran objetos personales de los padres de Picasso, así como fotografías, postales y otros objetos relacionados con la infancia de Picasso, su familia, Málaga, etc... En la planta baja hay una colección de cerámica creada en los años 40. Por último hicimos unas comprillas en la tienda de souvenirs: unas imágenes, una taza, un pañuelo, etc...

Aprovechamos para comer en el bar La Plaza, en Plaza de la Merced, 18. El sitio nos gustó bastante porque tenía tapas más originales, fuera de la típica fritura de pescados. Como ejemplo de lo que pedimos:

- Tarta de queso y cebolla al horno
- Pinchito de pollo con romero y alioli
- Patatas caseras con mahonesa de pesto
- Lentejas con espinacas y tomates secados al sol
- Falafel con yogur al comino y miel
- Salmón vuelta y vuelta con salsa de coco y guindilla

De postre, un zumo "Todo bajo el sol" (naranja, fresa y plátano) y un arroz con leche de coco y vainilla, mango, mandarina y compota de jengibre que estaba para morirse del gusto. Todo esto junto con la bebida fueron sobre 42 euros.

www.laplazamalaga.com/

Sitio totalmente recomendable Mr. Green .


Para bajar la comida, nos fuimos andando por la calle Granada y pasamos por la Iglesia de Santiago, la más antigua de Málaga. En esta iglesia fue bautizado Pablo Ruíz Picasso en 1881. Como estaba cerrada sólo pudimos contemplar su torre cuadrada de estilo mudéjar. Dejamos por el momento el Museo Picasso y nos dirigimos a la Catedral de la Encarnación. Esta catedral se comenzó a construir en 1530 y se finalizó en el siglo XVIII, quedando inacabada en cualquier caso. El motivo por el que la fachada principal y la torre sur no se finalizaran, es por lo que se conoce popularmente esta catedral como "La Manquita". De la decoración y arquitectura interior me llamaron la atención especialmente las cúpulas, las vidrieras, el coro con la sillería de 42 tallas y los dos órganos del siglo XVIII. De las capillas, la de la Encarnación, Santa Bárbara y Sagrado Corazón.


La última visita del viaje iba a ser para el Museo Picasso. La entrada cuesta 6 euros. Personalmente me gustó y no se me hizo nada pesado, porque son sólo 11 salas (pequeñas) y no terminas saturado. Que recuerde, los retratos de cabeza, Olga Kohklova y Naturaleza Muerta. También había una colección de cuadros de pintores amigos de Picasso, con motivo del X aniversario del museo.

Por último fuimos a comer a una tetería que hay pasado el Convento de San Agustín en dirección a la Catedral, que se llama Palacio Nazarí. Allí tomamos una infusión digestiva, una pastela de pescado y un crepe de chocolate, plátano y almendras. Todo muy ligerito.

Nos fuimos a coger el equipaje al hotel y de ahí a la estación del AVE. En menos de 3 horas ya estábamos en Madrid. Tuvimos una anécdota desagradable, porque al salir del tren nos dejamos olvidada la bolsa con los souvenirs que habíamos comprado en la Casa Natal de Picasso y luego, aunque los reclamamos en la oficina de objetos perdidos, no aparecieron. Y eso que salimos los últimos del tren Malvado o muy loco Malvado o muy loco .

En fin, al margen de este incidente desagradable, el viaje mereció la pena y he redescubierto la ciudad de Málaga. Ahora si me preguntan sobre ella, ya no podré decir que no tiene nada y sí que al menos merece la pena pasar un día completo, porque tiene sus cosillas interesantes para ver.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Miguelang031075 Ver más diarios de España Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 15 3
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 177 Visitas mes actual: 82 Total visitas: 5655

  Últimos comentarios al diario:  Mis escapadas por España
Total comentarios 126  Visualizar todos los comentarios

marimerpa  marimerpa  11/02/2014 22:47   
Comentario sobre la etapa: Escapada a Málaga, Ronda y Antequera
Muy buena la etapa, Miguel Ángel. No conozco nada del a provincia de Málaga, nunca me ha llamado la atención, pero parece que tiene buena pinta. Te la estrello.

vinadas1  vinadas1  12/02/2014 00:03   
Comentario sobre la etapa: Escapada a Málaga, Ronda y Antequera
Muy buena la etapa, hay fotos que son increibles, al igual que Mari no me llama mucho la atención Málaga, excepto Ronda, que si que le tengo ganillas.
Te dejo mis puntos Miguel Angel!! Muy feliz

dover157  dover157  26/06/2015 18:38   
Comentario sobre la etapa: Escapada a Málaga, Ronda y Antequera
Visitaste las Joyas de malaga, pero malaga da para mucho mas y me alegra que la allas redescubierto, es una provincia con mucho potencial

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Region_Isla Tema: Que ver en Málaga Provincia.-
Foro Andalucia, Extremadura, Murcia, Ceuta y Melilla Foro Andalucia, Extremadura, Murcia, Ceuta y Melilla: Foro para compartir temas de Viajes por el Sur de España: Andalucia, Extremadura, Murcia, Ceuta y Melilla
Ultimos 5 Mensajes de 518
353946 Lecturas
AutorMensaje
MombiDick
MombiDick
Silver Traveller
Silver Traveller
Jul 29, 2012
Mensajes: 16

Fecha: Lun Ago 14, 2017 01:54 pm    Título: Re: Que ver en Málaga Provincia.-

Buenos días, No ha acabado el verano y ya estamos pensando en qué hacer en el puente de diciembre (los navarricos aprovechamos que se nos junta el puente Foral). Estamos pensando en ir la primera semana de diciembre a Málaga. Salvo Marbella y Nerja (cuevas) que ya conocemos, para nosotros Málaga y alrededores es totalmente desconocido. Ya nos hemos informado un poco de lo que nos vamos a encontrar en esas fechas por allí (no es verano pero que siempre hay turismo, en cualquier época del año). Entendemos que invierno suave, nada de playa (paseos y ya). La mejor opción es alojarse en...  Leer más ...
dover157
dover157
Indiana Jones
Indiana Jones
Sep 21, 2007
Mensajes: 1728

Fecha: Lun Ago 14, 2017 07:50 pm    Título: Re: Que ver en Málaga Provincia.-

Navidad en Malaga hace algunos años que es sinonimo de mucha afluencia. Tal vez no aglomeraciones pero si muchisima gente, sobretodo los fines de semana y los puentes. La culpa en parte la tiene la iluminacion navideña que es increible, cada año se superan aunque desde que empezó la crisis la cosa a mermado un poco. Aun asi como la capital a aumentado el tema de turismo, es la ciudad ideal para un puente o varios dias. En navidad hay mucho ambiente, pastorales por las calles; zambobas flamenca estilo jerez en algunos sitios, mercadillo "navideño" y una muy buena temperatura. Mucho mejor que...  Leer más ...
MombiDick
MombiDick
Silver Traveller
Silver Traveller
Jul 29, 2012
Mensajes: 16

Fecha: Mie Ago 16, 2017 06:39 am    Título: Re: Que ver en Málaga Provincia.-

Muchas gracias Dover157.

Tomo nota de tus recomendaciones.
Y si andamos moscas con el tema de los apartamentos turísticos, después de ver noticias que salen es como para pensárselo dos veces.

Gracias !!
zayre
zayre
Experto
Experto
Jul 13, 2009
Mensajes: 148

Fecha: Jue Sep 28, 2017 11:52 am    Título: Re: Que ver en Málaga Provincia.-

Para una parada en ruta de vuelta a Granada, ¿qué casco antiguo destaca más según vuestro punto de vista?, ¿el de Estepona, Fuengirola, Marbella, Mijas o Benalmádena? Me gustan pintorescos, con flores en las calles y fachadas, etc.
dover157
dover157
Indiana Jones
Indiana Jones
Sep 21, 2007
Mensajes: 1728

Fecha: Jue Sep 28, 2017 05:52 pm    Título: Re: Que ver en Málaga Provincia.-

Yo descartaria Fuengirola Y Estepona.

El casco antiguo de Marbella es una pequeña joya que tiene la ciudad, muy recomendable.

Aunque si quieres algo mas tipico y autentico el casco antiguo del pueblo de Benalmadena que es pequeñito pero coqueto y sobretodo el Pueblo de Mijas que es increible.
Si vas direccion Granada puedes visitar tranquilamente Mijas y si tienes tiempo entras por la Autovia y antes de llegar a Benalmadena tienes la Stupa budista mas grande de Europa con bellas vistas. Luego puedes llegar al pueblo que se visita en apenas 1 hora
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad