Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Domingo 9 de junio de 2013 , Torre de Belem, Elevador, Chiado -Diarios de Viajes de Portugal- Metalheadvlc
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Escapada a Lisboa de tres dias  -  Localización:  Portugal  Portugal
Descripción: Este diario narra las experiencias vividas en Lisboa durante la primavera del 2013
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  Domingo 9 de junio de 2013 , Torre de Belem, Elevador, Chiado  -  Localización:  Portugal Portugal
Metalheadvlc  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Nos levantamos y gracias a la chica que amablemente nos dio su ticket de metro el día anterior, hasta ese momento no habíamos tenido que pagar la tarjeta “6 mountains” válida para todos los transportes todo un día. Sin desayunar nos vamos en metro hasta la plaza del comercio, allí cogemos por primera vez un tranvía que nos lleva por la línea de costa hasta Belem, hay un montón de turistas de todos los países de Europa, nos bajamos casi en la última parada, en la torre de Belem, cruzamos una callejuela un poco cutre hasta el mar y pasamos por lo alto de un puente que pasa por encima de la autopista, vemos la torre solitaria al fondo, es realmente bonita, contrasta con el abandono de las calles que acabamos de cruzar, es una torre defensiva con una fachada muy ornamentada, cruzamos una especie de foso (está empezando a chispear) y entramos dentro del recinto, empiezan a formarse colas de turistas, vamos subiendo y descubriendo estancias, hay ventanas estrechas y miradores para los vigías de la época, desde la parte alta se ve perfectamente el puente de 25 de abril y un palacio de congresos o algo así.
Bajamos (tras esperar al semáforo de peatones que nos da luz verde dentro del propio edificio, por la cantidad de gente que lo visita) y entramos un momento en los calabozos, es asfixiante y salgo echando leches, me entra mucho agobio por la gente que hay y la baja altura del mismo, y pensar que fue un presidio en la antigüedad ¡que horror estar allí metido!. Vemos una sala a nivel del mar con un montón de cañones en posición de disparo y finalmente salimos, las colas para entrar ya son monumentales.

Nos dirigimos hacia el edificio de los conquistadores, que está a un kilómetro más o menos, antes hay un puerto deportivo, no merece la pena detenerse, el monumento si es curioso y se ven las figuran de los conquistadores portugueses mirando al infinito, pero como hay que pagar y las vistas son similares a las de la torre de Belem no subimos, hacemos fotos y nos dirigimos al famosísimo monasterio de los Jerónimos. Antes entramos en un bar que hay en la esquina de la derecha viendo el monasterio de frente y como no habíamos desayunado, nos tomamos un pastel de gambas (que es una empanadilla grande) y otro de bacalao (una croqueta de bacalao) están riquísimos.
La cola es considerable pero va rápida, al ser Domingo es todo gratis, directamente accedemos al fantástico claustro interior, hecho en la época de Manuel I de Portugal, que reinó cuando se descubrieron las Américas y las colonias africanas, fue la época de máximo esplendor de Portugal. Los detalles de las columnas son sorprendentes, de una riqueza increíble, arquitectónicamente fue lo que más me gustó del viaje, además, no era exactamente cuadrado porque en las esquinas hacía como unas entradas o doble patio, subimos también a la planta superior, era realmente grande. Después salimos de nuevo a la calle porque para acceder a la iglesia, había que hacer de nuevo una cola, entramos dentro y nos llamó la atención las columnas centrales, también muy trabajadas. Nos vamos pronto, aún quedaban cosas que ver y hacer.

De nuevo comprobamos que la cola de la pastelería de Belem sale hasta la calle y yo, como siempre y con mi habitual impaciencia me niego en redondo a hacerla, -luego nos dijeron que iba rápida y que los pasteles originales solo los venden aquí, el resto son imitaciones-.

Desde allí volviendo por la calle atestada de turistas llegamos al museo nacional de carruajes que dicen que es tan peculiar, de nuevo la entrada al ser Domingo es gratuita. Nada más entrar me sorprende la disposición rectangular de la sala, es realmente grande, con hileras de coches de caballos a ambos lados y una especie de galería en alto con vistas a la sala central. El primer coche que divisamos es el que perteneció a Felipe III de España, es realmente antiguo y muy incómodo en relación a los demás. Continuamos andando entre los coches y son auténticas obras de arte, los que más me sorprenden son los de Papa Inocencio, la unión de las maxi ruedas está hecha con unos ejes súper recargados de figuras doradas, no imaginaba que existiera algo así y la verdad es que era tan ostentoso que me resultó bonito, algunas de ellos eran inmensos, con tapicerías en asientos y paredes internas que en pocos salones de palacio se pueden ver. Subimos a la parte de arriba y vimos los coches desde arriba, luego bajamos y entramos en una sala contigua donde había carruajes ya más normales. Nunca me han interesado mucho los carruajes y me sorprendió gratamente, la verdad.

Salimos del museo y nos dirigimos hacia un parque cercano donde en los bajos de una hilera de edificios súper antiguos y no muy bien conservados, había una gran cantidad de restaurantes. Elegimos uno porque pensamos que los arroces de pescado que se estaban comiendo los comensales tenían buena pinta. Hacía fresquito, pero como estábamos protegidos en la terraza con plásticos, se podía estar. Pedimos una ensalada mixta y dos arroces diferentes, uno con pulpo y otro con mero y calamares. La ensalada estaba riquísima a pesar de su sencillez pero es que cuando sacaron el arroz nos sacaron un perol a cada uno que podían comer tres. Me comí la mitad del de pulpo y luego del otro, estaban buenísimos, le pusieron mucho cilantro y esto hizo que el sabor fuera totalmente diferente a nuestros arroces caldosos. Tras la comilona, nos levantamos y de nuevo vimos la puerta de la pastelería de Belén hasta los topes, pasamos de esperar y cogimos el tranvía de regreso al centro.

Bajamos de nuevo en la plaza del comercio y nos dirigimos por la calle Aurea hacia el elevador de Santa Justa, el que hizo el discípulo de Eiffel, tras una cola de unos 20 minutos por fin llegamos a la cima, el interior era como un artilugio del siglo XIX que había llegado hasta nuestros días, repleto de madera y azulejos en el interior, muy extraño pero bonito, una vez en la parte alta pagamos un euro y medio y subimos a lo más alto del mirador, desde allí se divisaba el mar, la plaza del Rossio, la de Figueira, la del Marques de Pombal, la colina del barrio del Alfama con el castillo de San Jorge en lo alto etc, las vistas fueron realmente bonitas. Bajamos y anduvimos ya hacia el Barrio del Chiado, contiguo al barrio alto, lo primero que vimos fue lo que quedó de la iglesia del Carmen tras el terremoto del siglo XVIII, entramos y vimos las arcadas derruidas a ambos lados pero como había una feria de colegiales y una exposición de no sé que, cortaba un poco la magia del lugar, entramos en una capilla que se había salvado y donde habían dos momias peruanas súper feas. Hicimos unas fotos y nos fuimos hasta la calle Garret, columna vertebral del barrio del Chiado, estaba lleno de tiendas de marcas españolas. Al salir de Springfield vimos una concentración callejera y es que estaba tocando un grupo de gente joven, al menos habían 10 chicos con instrumentos de todo tipo. Me recordó a Dublin.

Continuamos paseando y nos adentramos por la calle hasta llegar a otro café mítico con aire del siglo XIX o principios del XX el “brasileira”. Empezábamos a estar cansados así que tomamos un pastel de Belen y otro de galleta que no se pasaba de bueno, la verdad. Pagamos y fuimos a ver una cercana iglesia, la de San Roque, pero estaba cerrada, decían que era realmente bella por dentro. Continuamos caminando y llegamos hasta el mirador de San Pedro de Alcántara, donde de nuevo contemplamos unas vistas fantásticas de la ciudad de Lisboa. Todo el recorrido se puede seguir perfectamente con el Google Maps.

Allí mismo estaba el fin de trayecto del tranvía de Gloria, otro de los símbolos de la ciudad y que sube una calle muy corta pero empinadísima desde la plaza de Restauradores. Esperamos sentados en los bancos de madera del Tranvía unos 15 minutos y finalmente iniciamos el descenso, hacía un ruido en los raíles al frenar de tres pares de narices. Una vez en la plaza de Restauradores cogimos el metro y volvimos al hotel.

Una vez duchados y cambiados fuimos de nuevo al centro, bajamos en el Rossio y de allí fuimos andando hacía los restaurantes que el día antes habíamos visto de subida hacia el hotel desde la plaza del comercio, estábamos en pleno barrio de baixa, calle Correiros. Finalmente elegimos uno de unos indios porque se nos había hecho tarde y porque empezaron a decirnos en todos que estaban cerrando, fue un verdadero acierto. Nos ubicaron en la terraza, pero como hacía frio pasamos dentro, el bacalao con queso y nata que me pedí era supremo y el salmón a la plancha muy fresco, realmente un paraíso para los amantes del pescado. Después me pedí de nuevo una naranja que me la prepararon con esmero y buen precio. Los indios eran muy amables, me fijé en que a pesar de estar en pleno centro de la capital, había muchos comercios cerrados, era como una ciudad herida, en mi humilde opinión la gente estaba como triste.

Pasamos por última vez por la plaza del Rossio o de Don Pedro IV y aún me tomé un pastel de chocolate, que terminé de comerme delante de la estación central antes de coger el metro de vuelta al hotel. Vemos que hay un par de restaurantes en el centro comercial pegado al hotel, uno de ellos americano tipo Hollywood, pero con pescado que se come aquí paso de las hamburguesas.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Metalheadvlc Ver más diarios de Portugal Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 6 Visitas mes actual: 10 Total visitas: 296


Foros de Viajes
Ciudad Tema: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...
Foro Portugal Foro Portugal: Foro de viajes por Portugal: Lisboa, Oporto, Evora, Braganza, Faro, Estoril, Sintra, Coimbra, Algarbe, Alentejo, Madeira...
Ultimos 5 Mensajes de 1239
794366 Lecturas
AutorMensaje
cigarrero
cigarrero
Experto
Experto
Ago 17, 2009
Mensajes: 228

Fecha: Mar Sep 12, 2017 09:50 am    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

Duda de última hora :
Sabéis si hay algún problema en llevar pantalones cortos a la hora de entrar en algún monumento o iglesia en Portugal?
simeone
simeone
Silver Traveller
Silver Traveller
Feb 28, 2010
Mensajes: 19

Fecha: Mar Sep 12, 2017 11:31 am    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

Buenos días, creo recordar que varios de los monumentos de Belem cierran los lunes, para que lo tengas en cuenta a la hora de planificar tus visitas.
Un saludo
cigarrero
cigarrero
Experto
Experto
Ago 17, 2009
Mensajes: 228

Fecha: Mie Sep 13, 2017 08:57 am    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

Gracias por el apunte. Saludos.
auptan
auptan
Silver Traveller
Silver Traveller
Feb 06, 2017
Mensajes: 11

Fecha: Sab Sep 16, 2017 08:45 am    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

Yo he vuelto esta semana y ningún problema con ir en pantalones cortos.

Si vas a ir al mirador se Santa Justa, te aconsejo que no hagas la cola para subir. Ves por la parte superior y accedes al mirador inferior. A no ser que quieras subir por el ascensor, pero vamos que no te pierdes nada, porque no se ve nada. Desde allí si que puedes subir al mirador superior por 1,50€

cigarrero Escribio:
Duda de última hora :
Sabéis si hay algún problema en llevar pantalones cortos a la hora de entrar en algún monumento o iglesia en Portugal?
cigarrero
cigarrero
Experto
Experto
Ago 17, 2009
Mensajes: 228

Fecha: Sab Sep 16, 2017 10:25 am    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

Lo tendré en cuenta. Gracias por el aporte. Saludos.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad