Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Shanghai y alrededores -Diarios de Viajes de China- Jmambroa
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: 3 semanas en China  -  Localización:  China  China
Descripción: Relato de las 3 semanas que pasamos en China visitando las ciudades más famosas
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:

Índice del Diario: 3 semanas en China


Etapa:  Shanghai y alrededores  -  Localización:  China China
Jmambroa  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Shanghai

En Shanghai habíamos reservado un apartamento en un apartotel. Como íbamos a estar cinco noches y necesitaríamos lavadora, nos pareció lo más cómodo. Sin saberlo, hicimos una elección magnífica: en Fraser Residence disfrutamos de un apartamento espacioso, cómodo y con todas las necesidades (entre ellas, una lavadora/secadora que nos vino de perlas).
Iniciamos la visita a la ciudad caminando por Fangbang Street para acercarnos al mercado de Fuyou, ya que estaba muy cerca de nuestro alojamiento.



La calle Fangbang es una antigua calle tradicional reformada; el mercado de Fuyou es un laberíntico recinto de edificios con los tejados típicos chinos, plagado de tiendas, restaurantes y turistas. Tiene un pequeño estanque en el centro y ahí se encuentra el jardín Yu, que nos quedamos sin ver porque cuando llegamos ya lo habían cerrado.


Tras deambular un rato por esa zona decidimos poner rumbo hacia el barrio de Xintiandi para cenar. En nuestro camino pasamos por la calle Shouning, que estaba repleta de restaurantes para comer marisco. Todos tenían puestos en la calle mostrando la mercancía que se repetía en cada sitio: ostras, orejas de mar o abulones, vieiras, cangrejos de río, nécoras, cigalas, estrellas de mar y algún que otro espécimen que no habíamos visto nunca.



Xintiandi es una zona muy moderna, llena de restaurantes, principalmente de comida occidental. Da la sensación de ser el punto de encuentro de los occidentales que viven en Shanghai. Decidimos probar en Din Tan Fung, que tan buen recuerdo nos trajo de nuestra primera noche en Hong Kong; aunque la cena estuvo bien, nos pareció que el nivel del local de Hong Kong estuvo muy por encima.
En Shanghai hay varias torres con miradores a las que se puede subir para contemplar la ciudad desde lo alto. Nosotros elegimos la Oriental Pearl Tower. Esta emblemática torre tiene varias esferas desde las que disfrutar de la vista. Nosotros optamos por la segunda. Está ubicada en la zona de Pudong, donde se halla el distrito financiero y los rascacielos más característicos de la ciudad.
El mirador era circular, lo que significa que se obtiene una vista de 360 grados de Shanghai, motivo por el cual decidimos optar por esta torre en vez de las otras.
Desde lo alto pudimos disfrutar de una magnífica panorámica de los cercanos rascacielos de Pudong y de la zona conocida como el Bund: un paseo elevado junto al río a lo largo del cual se alinean un sinnúmero de edificios construidos a principios del siglo XX.



Cuando dimos la vuelta completa, bajamos a otra plataforma que hay justo debajo del mirador. Esta segunda plataforma es igualmente circular, pero que tiene una particularidad: la mitad del suelo es de cristal. La vista de la ciudad es la misma; el atractivo de esta plataforma reside en mirar hacia el suelo y tener una sensación real de la altura a la que uno se encuentra.




Una vez abajo, caminamos por Pudong contemplando los rascacielos hasta llegar hasta el ferry para cruzar el río. La travesía es corta, pero permite contemplar tanto los edificios de Pudong como los del Bund.


Nuevamente con los pies en tierra, el ferry nos dejó en la parte sur del Bund. Desde allí lo recorrimos entero hacia el norte, disfrutando a un lado y a otro de la vista, tal como hiciéramos en el ferry. Nos pareció uno de los paseos marítimos más impresionantes que hemos visto: edificios con un toque clásico a un lado, modernos rascacielos al otro.



Cuando llegamos al final del Bund, bajamos del paseo elevado para recorrer la calle en sentido inverso, esta vez por la otra acera. La intención era ir entrando en los edificios en los que pudiéramos. Y eso fue lo que hicimos. Siguiendo los comentarios que leíamos en la guía, fuimos entrando en las recepciones de los diferentes edificios a los que pudimos acceder. Algunos resultaron más interesantes que otros, pero en general estaban muy bien cuidados y acondicionados.
Una vez hubimos terminado de entrar y salir, desanduvimos un poco el camino para pasear por la calle Nanjing. A partir de un punto esta calle se convierte en peatonal. Esta es la zona por excelencia de las compras en Shanghai.



Está plagada de enormes centros comerciales que parece que se hacen la competencia unos a otros (a ver cuál es el más grande o cuál que tiene más tiendas). Esta calle desemboca en la plaza del pueblo.
A la altura de la plaza encontramos un centro comercial que tenía dos ascensores panorámicos, así que nos subimos en uno de ellos para observar la plaza mientras el ascensor ascendía y descendía.


Tras esto, nos adentramos en el parque, que es bastante grande, y en su primera parte vimos un pequeño parque de atracciones, una pequeña pista de atletismo y un estanque. Después vimos tres grandes edificios, entre los que destacaba el de la Ópera de Shanghai.


Cruzamos la avenida que divide la plaza del pueblo en dos mitades y al otro lado nos encontramos con el Museo de Shanghai.
Como comenzaba a atardecer, nos metimos en el metro y volvimos a Pudong, donde habíamos estado esa misma mañana. Decidimos subir a otra de las torres, esta vez sin pagar entrada (o casi).
La torre Jinmao, muy cercana a la Oriental Pearl Tower, tiene un mirador de pago. Pero también tiene un bar en el piso 87 con grandes ventanales, en el que lo único que se exige es tomar una consumición. Así que decidimos subir. No resultó tan fácil como pensamos: primero se toma un ascensor hasta el piso 54; allí se encuentra la recepción del hotel Grand Hyatt, una de las recepciones de hotel más altas del mundo. Desde allí nos indicaron que había que tomar otro ascensor hasta la planta 85, y una vez en esa planta, otro que sube directamente hasta el bar situado en la planta 87. Toda una epopeya. Una vez en el bar (llamado Cloud 9), nos acomodaron en una mesa, pedimos un par de cócteles y nos dispusimos a ver el anochecer en Shanghai. La vista no resultó tan espectacular y diáfana como la que habíamos visto por la mañana, pero lo mejor era que desde ahí podíamos ver la Oriental Pearl Tower.




Al marcharnos, no dejamos de ver el famoso atrio del hotel, que es auténticamente de vértigo, tanto desde arriba como desde la recepción (¡en el piso 54!).


Cuando finalmente salimos del hotel estaba diluviando, así que decidimos tomar un taxi para volver a nuestro apartamento.
La mañana siguiente fuimos a la concesión francesa y dimos un paseo por la zona. A mediados del siglo XIX, el gobierno chino negoció con las potencias europeas un acuerdo que originó la Concesión Internacional; al parecer, en algún momento los franceses decidieron segregarse y gestionar su parte de la concesión por su cuenta. Hoy en día no quedan muchos edificios de aquella época, pero sí algún sitio curioso. Destacaríamos la calle Taikang, en la que hay un laberíntico mercado de artesanía con diferentes cosas que no tienen nada que ver con el todo a cien que estamos acostumbrados a ver en ese tipo de mercadillos. Entramos también en un pequeño mercado de abastos, donde pudimos ver diversos puestos de fruta y verdura, aunque los que más nos llamaron la atención fueron los de pescado y marisco.


Terminamos ese recorrido paseando por el parque Fuxing.
Por la tarde estuvo lloviendo, así que estuvimos resguardados hasta que cesó la lluvia. Al anochecer nos acercamos hasta el Bund, porque queríamos disfrutar de la iluminada panorámica de los rascacielos de Pudong.




Estuvimos caminando por el Bund, haciendo fotos nuevamente a un lado y a otro. Fue una buena manera de despedirnos de la ciudad.


Suzhou

Durante nuestra estancia en Shanghai hicimos dos visitas a sendas poblaciones cercanas. La primera fue Suzhou. Situada a poco más de cien kilómetros de Shanghai, para llegar allí tomamos un tren de alta velocidad. Algo que no dejó de sorprendernos en China fue lo barato que es el transporte público. Los viajes de metro solían costar 2 yuanes (veinte céntimos de euro); en este caso, el billete de ida y vuelta a Suzhou nos costó sesenta yuanes por persona (seis euros cada uno).
En Suzhou hay bastantes cosas para ver, principalmente jardines. Como nosotros íbamos a pasar el día, decidimos ir visitando lugares un poco sobre la marcha hasta que empezase a atardecer.
Comenzamos por el templo del Norte. Lo más característico de este templo es su pagoda de siete plantas, visible desde muchos puntos de la ciudad. Subimos a lo alto de la pagoda para obtener una vista panorámica de Suzhou. Sin ser nada del otro mundo, destaca el lejano distrito financiero (que se veía un tanto brumoso) y el innumerable conjunto de casitas, todas con tejados iguales o parecidos, que hay alrededor del templo. Al bajar paseamos un poco por los jardines y nos fuimos.


Las siguientes visitas fueron los dos jardines más transitados y famosos de Suzhou. Comenzamos por el jardín de la política de los simples, también llamado jardín del humilde administrador (los orientales son muy dados a otorgar nombres muy ceremoniosos a las cosas y a los sitios). Es un jardín bastante amplio, con caminos de piedra para transitar por los diferentes pabellones que hay, todos construidos alrededor de un estanque. Tanto la vegetación como el interior de los pabellones está muy cuidado, especialmente la parte que llaman el jardín de los bonsáis, donde han situado un buen número de ellos en tiestos sobre pedestales. A pesar de la gran cantidad de gente que había, y dado el tamaño de los jardines, se podía pasear y disfrutar del entorno.



El siguiente fue el jardín del bosque del león. Este estaba igual de abarrotado que el anterior, pero al ser de menores dimensiones, se percibía el gentío mucho más. Este jardín es famoso por los apilamientos de rocas que contiene, siendo la más conocida de ellas la de los tres leones entrelazados (aunque hay que echarle un poco de imaginación). La zona de este jardín que más nos sorprendió es un laberinto hecho con rocas entrelazadas: parece mentira que en un espacio no muy grande hayan sido capaces de construir un laberinto que sube y baja, con escaleras en las rocas. Todo un entretenimiento para los jóvenes y para los que no lo son tanto.
Al igual que el jardín anterior, este está edificado en torno a un estanque, aunque de dimensiones mucho más reducidas. Sin duda una visita muy divertida.



A la salida del jardín paseamos por la calle Pingjiang, una de las más bonitas de Suzhou, ya que discurre paralela a un canal. Está llena de locales tradicionales y modernos muy bien puestos, y cada cierto tiempo hay pequeños puentes que atraviesan dicho canal.



Como todavía teníamos tiempo para visitar un último jardín, decidimos escoger uno un poco alejado del circuito típico, para poder disfrutarlo con menos bullicio y más tranquilidad. Siguiendo la recomendación de la guía, escogimos el jardín de la pareja dividida. Mucho más pequeño que los anteriores, está construido nuevamente en torno a un pequeño estanque y tiene también diversos pabellones muy bien acondicionados. En cuanto a la cantidad de gente, ciertamente acertamos. Había un pequeño grupo de estudiantes de bellas artes dibujando algunos rincones del jardín, y unos cuantos jubilados chinos charlando tranquilamente. Siendo bonito, no tiene el interés de los dos anteriores, pero fue un gusto sentarse en un banco a disfrutar del ambiente.


De ahí caminamos hasta la calle Guanquian que nos habían recomendado en la oficina de turismo. En realidad no es más que una calle peatonal con mucho ambiente por estar llena de tiendas y restaurantes. Como comenzaba a chispear y a atardecer, nos subimos a un rickshaw que nos trasladó, previa negociación del precio, hasta la estación de tren. Desde allí cogimos el primer tren que pasó con destino a Shanghai.

Zhouzhuang

A esta impronunciable localidad, cercana a Shanghai, fuimos con una excursión organizada por el apartotel en el que estábamos alojados. Desde un principio teníamos intención de visitar este pequeño pueblo, pero habíamos leído que era una tanto incómodo llegar hasta allí, con cambios de autobuses y demás. Así que cuando vimos un tablón en la recepción anunciando esta excursión de un día en autobús, saliendo y llegando desde el propio apartotel, no lo dudamos y nos apuntamos. Aunque no somos muy partidarios de los viajes en grupo, no se pueden dejar pasar oportunidades como ésta.
El día de la excursión amaneció lloviendo, y así continuó toda la jornada, por lo que a pesar del paraguas, fue una excursión pasada por agua. El autobús no estaba muy lleno y casi todos éramos occidentales. Eso nos dio pie a conocer a unos cuantos expatriados europeos y sudamericanos que vivían en Shanghai y se alojaban en el apartotel.
El pueblo en cuestión es una pequeña localidad con muchos canales, con sus respectivos puentes y con casas tradicionales a ambos lados de los canales. Un sitio muy original.


La excursión incluía un paseo en barca por los canales, pero debido a la lluvia las embarcaciones no transitaban, así que nos lo cambiaron por la visita al jardín Nanhu, del mismo estilo de los que habíamos visto en Suzhou: un estanque en el centro y diferentes pabellones y pasarelas que lo rodeaban. Debido a la lluvia estaba bastante vacío; tan solo nuestro pequeño grupo, así que fue una visita tranquila y agradable.



A la salida del jardín dimos un paseo por Zhouzhuang, que se terminó enseguida debido a que es pequeño. Nos dejaron un rato de tiempo libre para deambular por la calle principal, una calle peatonal llena de tiendas y puestos de comida, donde se podían degustar las especialidades de la zona.


La última parte de la visita fue, cuando menos, original. Volvimos al autobús y nos llevaron a una zona de invernaderos donde cultivan fresas. La gracia del asunto está en que en el precio de la excursión estaba incluido un kilogramo de fresas por persona; además daban la opción de recogerlas uno mismo. Para los más vagos tenían ya preparadas cajas con el kilo de fresas correspondiente.



Nosotros decidimos recoger uno entre los dos, más que nada por la novedad. Los pocos niños que vinieron a la excursión fueron los que más disfrutaron de la actividad, aunque los adultos no nos quedamos a la zaga. Especialmente cuando volvimos a la habitación y después de lavarlas nos las comimos. Estaban realmente deliciosas.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Jmambroa Ver más diarios de China Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 104 Visitas mes actual: 110 Total visitas: 3506

  Últimos comentarios al diario:  3 semanas en China
Total comentarios 1  Visualizar todos los comentarios

marimerpa  marimerpa  12/08/2014 17:59   
Me ha gustado mucho el diario, y las fotos son fantásticas. Te dejo 5 estrellas.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a China: Dudas, Consejos e Informacion Práctica
Foro China, Taiwan y Mongolia Foro China, Taiwan y Mongolia: Foro de viajes a China, Taiwan, Tibet y Mongolia. Beijing, Pekin, Shanghai, Hong Kong, Xian, Guilin, Chengdu...
Ultimos 5 Mensajes de 1115
528975 Lecturas
AutorMensaje
vadercup
vadercup
Indiana Jones
Indiana Jones
Ene 08, 2009
Mensajes: 3294

Fecha: Dom Sep 24, 2017 08:01 am    Título: Re: Viajar a China: Dudas, Consejos e Informacion Práctica

Hola riabutron, contesto a tus preguntas aquí, que seguro que también le sirve a algún otro forero (si te las mando al email, solo las leerías tu). Dinero cambias o en bancos o en el hotel (nosotros sólo pudimos cambiar en el hotel de Pekin y en el aeropuerto). Lo mejor es sacar dinero con la tarjeta. Tuvimos problemas en los bancos por tener pasaporte español (o eso decían). Para réplicas y demás, yo te diria que Shanghai, debajo de la estación de metro de Ciencia y Tecnología. Para souvenirs baratos, Pekin, mercado de la perla. Los restaurantes están baratos, en los que come...  Leer más ...
oliebollen
oliebollen
Experto
Experto
Mar 07, 2013
Mensajes: 149

Fecha: Lun Sep 25, 2017 02:21 pm    Título: Re: Viajar a China: Dudas, Consejos e Informacion Práctica

Hola, te comento según nuestra experiencia. Los taxis funcionan bien, pero hay mucho trafico por lo tanto si podéis ir en metro mejor aunque a veces esta super lleno, los precios de los taxis son muy bajos, todos llevan taxímetro y normalmente lo ponen, no hace falta regatear. El tema de la seguridad, a nosotros nos pareció de los lugares mas seguros en los que hemos estado a si que podéis ir tranquilos pero con precaución. Para cambiar dinero tampoco tuvimos ningún problema, en el aeropuerto cambiamos algo para llegar a la ciudad, muy mal cambio, los bancos cierran a las 17h y abren...  Leer más ...
nari85
nari85
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 15, 2010
Mensajes: 26860

Fecha: Lun Sep 25, 2017 02:37 pm    Título: Re: Viajar a China: Dudas, Consejos e Informacion Práctica

Hola @riabutron la mayoria de tus dudas tienen sus hilos correspondientes.

Taxis en China
Seguridad en China
Dinero en China: cambio de moneda, tarjetas de crédito
China: comprar imitaciones, las mejores compras
CHINA: GASTRONOMÍA, RESTAURANTES RECOMENDADOS Por favor, utiliza los hilos correspondientes...  Leer más ...
Herminia19
Herminia19
New Traveller
New Traveller
Jul 25, 2016
Mensajes: 1

Fecha: Lun Oct 09, 2017 06:37 pm    Título: Re: Viajar a China: Dudas, Consejos e Informacion Práctica

Hola keira, muy bonito tu viaje, nos ha gustado mucho. Besos

- Mensaje escrito desde Keira en China -
Burriac
Burriac
Super Expert
Super Expert
Abr 26, 2007
Mensajes: 257

Fecha: Dom Oct 15, 2017 02:47 pm    Título: Re: Viajar a China: Dudas, Consejos e Informacion Práctica

¿Mejor época para viajar a China?
Por un lado está Abril y Mayo, que parece que hay más lluvias, y por otro Octubre.
¿Alguien con experiencia?
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad