Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


HAYEDO DE LA TEJERA NEGRA (CANTALOJAS, GUADALAJARA), ruta a pie. ATIENZA. -Diarios de Viajes de España- Artemisa23
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: DE VIAJE POR ESPAÑA  -  Localización:  España  España
Descripción: Pueblos, ciudades y naturaleza. En coche y rutas de senderismo. Destinos y recorridos clásicos y lugares no tan conocidos. Lo iré ampliando e incorporando etapas según vaya visitando nuevos lugares o recupere algunos del pasado.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:

Índice del Diario: DE VIAJE POR ESPAÑA

































































































Etapa:  HAYEDO DE LA TEJERA NEGRA (CANTALOJAS, GUADALAJARA), ruta a pie. ATIENZA.  -  Localización:  España España
Artemisa23  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
En el Sistema Central, en torno al macizo de Ayllón, donde se funden los límites de las provincias de Madrid, Guadalajara y Segovia, se encuentran tres de los hayedos más meridionales de Europa (aunque no los más merindionales): el de Montejo de la Sierra (Madrid), Pedrosa (Segovia) y Tejera Negra (Guadalajara), siendo éste último el de mayor extensión con 1.641 hectáreas. Lo excepcional de estos bosques es la adaptación de las hayas a un clima poco propicio para sus gustos, que requieren un clima húmedo y umbrío, no tan extremo en frío y calor, propio de zonas más septentrionales, como la zona norte de España. No en vano, la premisa ideal para la salud de la hayas dicen que es “cabeza húmeda y pies secos”


Hacía tiempo que queríamos visitar uno de estos hayedos y aunque cualquier momento resulta ideal para hacerlo (salvo en pleno invierno a causa de la nieve y el hielo), el otoño es sin duda su momento culminante de belleza por el frenesí de colores que ofrece el languidecer de sus hojas. Como visitar el Hayedo de Montejo es casi una tarea imposible (las visitas son con guía y están limitadas a 30 personas al día), decidimos probar suerte con el de Tejera Negra. Y fue un acierto total. Desde 2011, este hayedo forma parte del Parque Natural de la Zona Norte de Guadalajara y goza de una especial protección.

El punto de partida es el pueblo de Cantalojas, que se encuentra a poco más de 150 Km, de Madrid, unas dos horas y diez minutos de viaje, pudiéndose tomar tanto la A-1 como la A-2, siguiendo luego por carreteras comarcales que, generalmente, están en buen estado, aunque pueden complicarse bastante en invierno. Nosotros fuimos desde el pueblo de Madeurelo (Segovia), donde habíamos pasado un par de días y llegamos a Cantalojas ya entrada la noche. Nos alojamos en el Hostal El Hayedo, que se encuentra a la salida del pueblo, en la misma carretera que parte hacia el hayedo. Nos pareció un establecimiento correcto, sin lujos, pero limpio; además, el agua caliente y la calefacción funcionaron bien en una noche bastante fría. El precio fue de 45 euros la habitación doble con desayuno incluido (simplemente, café y tostada). No parecía que fuese a bajar tanto la temperatura, pero cuando nos levantamos nos quedamos sorprendidos al ver una gruesa capa de escarcha sobre los campos: había caído una helada de cuidado, que también dejó blanco a nuestro pobre coche. Afortunadamente, ya por la mañana, el sol brillaba con fuerza y deshizo el hielo en unos minutos. Se quedó un día espléndido.


Desde Cantalojas sale una pista asfaltada que en 2,5 Km. lleva hasta el Centro de Interpretación del Parque, donde además de facilitar información sobre las rutas disponibles, se encuentra el punto de control de vehículos. Para llegar al aparcamiento (está 8 Km. más adelante), en los días de mayor afluencia como Semana Santa y los fines de semana de octubre y noviembre, hay que contar con una autorización previa que puede obtenerse por internet. No es necesario contar con reserva si se quiere entrar en el parque sin vehículo. Haciendo la reserva a finales de septiembre, entre los días que nos venían bien, sólo encontré plazas libres para el 10 de noviembre, que era lunes pero fiesta en Madrid capital, con lo cual se consideraba de gran afluencia. Al llegar nos pidieron la matrícula del vehículo, comprobaron la reserva y nos cobraron 4 euros. Desde este punto hay una pista que lleva al interior del parque, desde donde sale una de las dos rutas circulares a pie señalizadas para recorrerlo.


Rutas señalizadas:

Senda de las Carretas. Recorrido circular. Baliza blanca. Parte del aparcamiento del interior del parque (el que necesita reserva). Tiene 6 Km., una duración de unas 3 horas y el desnivel es de 250 m. Se puede ampliar lo que se quiera uniendo parte de las otras rutas. Añadiendo una parte de la Senda del Robleda; nosotros subimos al alto del Hornillo y llegamos cerca de la zona de la Torrecilla, desde donde hay buenas vistas sobre el hayedo; luego dimos la vuelta para retomar la Senda de las Carretas y tomar el sendero que lleva al aparcamiento. El folleto del parque lo califica como de dificultad media, pero a nosotros nos pareció fácil para quien esté acostumbrado a caminar por el campo. Eso sí, en invierno, cuidado con el hielo. Aunque hacía un día estupendo, con mucho sol, en los lugares umbríos apenas si llegó a desaparecer la escarcha.

Senda del Robledal. Circular. Baliza verde. Parte del Centro de Interpretación del Parque. Para hacer esta ruta no hace falta reserva previa. Tiene 17 Km., una duración de unas 7 horas y un desnivel de 300 metros. Supone una aproximación al pie del hayedo, y se puede ampliar añadiendo la Senda de las Carretas.

También hay una ruta para bicicletas.

Resumen del recorrido a pie.

Dejamos el coche en el aparcamiento y empezamos a caminar remontando el río Lillas, por la misma orilla. En sus aguas ya se ven las hojas caídas, que dan su toque de color otoñal. A lo largo de recorrido iremos encontrando carteles informativos sobre la fauna, la flora, los oficios y la historia del Hayedo.






Pronto alcanzamos el bosque, con una rica variedad de pinos silvestres, robles, melojos, servales, saúcos, mostajos, tejos… y, naturalmente, hayas, que vestían sus galas de otoño. Es cierto que muchas de las ramas ya estaban desprovistas de buena parte de sus hojas, pero todavía conservaban suficientes para que el contraste de colores deparase un bello paisaje, incrementado por la alfombra marrón brillante que cubría senderos y laderas.




Seguimos monte arriba por el camino que antaño utilizaban los “fabriqueros” con sus carretas. Y es que hasta mil novecientos sesenta y tantos por estas tierras abundaban las carboneras para la obtención de carbón vegetal. Se puede ver la reconstrucción de una de estas carboneras, hechas con una pila de leña cubierta de retama y arena, a modo de horno para obtener carbón mediante una combustión lenta, homogénea e incompleta de la madera.



Pasada la carbonera, seguimos disfrutando del hayedo, con el agradable soniquete de las pequeñas cascaditas que forma el río en su descenso; cruzamos un puentecito y empezamos la zona más empinada de la caminata. El repecho es empinado pero no muy largo y en menos de un cuarto de hora llegamos al Mirador de la Pradera de Mata Redonda, con unas vistas estupendas, que abarcan la cuerda de las Berceras, la peña Buitrera (2.046 metros), el Collado de las Cabras (que cierra el valle del río Lillas) y el Alto de la Escaleruela, además de la gran arboleda, moteada por los tonos dorados y rojizos de las hayas.




Después de deleitarnos con el panorama, regresamos al sendero principal, que en poco más de media hora nos llevó hasta un cruce. Allí, en vez de ir a la izquierda por la Senda de las Carretas, para alargar un poco la ruta, fuimos hacia la derecha, por la Senda del Robledal, alcanzando el Alto del Hornillo y, más adelante, la zona de la Torrecilla. Aquí la ruta se une también con la de bicicleta de montaña, por lo que se convierte en una pista bastante cómoda y con buenas vistas. Llegamos hasta unas formaciones rocosas bastante peculiares, desde donde se contemplan unas bonitas panorámicas de todo el entorno, más allá del propio parque. Aquí dimos la vuelta hasta el cruce con la Senda de las Carretas, retomando el recorrido primitivo, que en fuerte descenso conduce hasta el aparcamiento.





En total fueron poco más de cuatro horas de caminata, de trazado fácil y cómodo, salvo algún repecho de subida y la bajada final que se hizo bastante larga.
Recorrido muy bonito. Lo recomiendo a todo el mundo, especialmente en otoño.



ATIENZA (Guadalajara)

Una vez terminada la excursión al hayedo, fuimos a comer a la no muy lejana población de Atienza, de la que ya desde lejos, en la carretera, se vislumbra su rasgo más emblemático: la imponente torre de su castillo.



Esta población se encuentra a 73 Km. de Guadalajara y a 141 de Madrid, y su censo actual está en torno a los 500 habitantes. Tiene antecedentes celtíberos y romanos, aunque su mayor esplendor vino como tantas otras poblaciones del entorno en la Baja Edad Media, cuando esta zona era disputada por moros y cristianos, que se apoderaron definitivamente de la villa en el siglo XII. Gozó de fuero concedido por el rey Alfonso VII en 1149 y destacó por mantenerse fiel a los reyes de Castilla en épocas de grandes revueltas protagonizadas por la nobleza. Su época de máxima prosperidad la alcanzó en el siglo XV, cuando contaba con 14 iglesias, un castillo, murallas y torres defensivas. En cuanto a la actividad mercantil, destacó el gremio de los arrieros. Resultó muy dañada a principios del siglo XIX, durante la Guerra de la Independencia, ya que fue el cuartel general del Empecinado en su lucha contra los franceses, que por esta causa se ensañaron con la villa, destruyendo casas, desvalijando iglesias y, finalmente, incendiando la ciudad. Después de varias reconstrucciones, recuperó parte de su antiguo esplendor y fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1962.




Como nos habíamos entretenido más de la cuenta en el hayedo, lo primero que hicimos fue ir a comer, pues teníamos mesa reservada en el restaurante El Mirador de Atienza. La comida estuvo bien, pero habíamos llegado muy tarde y ya no pudimos tomar algunas de sus especialidades. Así que prefiero reservarme la opinión sobre este restaurante. Al salir, nos dirigimos rápidamente al pueblo, antes de que se hiciera de noche, para tener la oportunidad de dar una vuelta. Por la mañana, el tiempo había sido muy agradable, pero después de comer se empezó a levantar un viento gélido que influyó de manera negativa en nuestro recorrido. Y fue muy curioso porque los visitantes desaparecieron como por ensalmo de las empedradas calles, que quedaron prácticamente vacías en unos pocos minutos.



Enseguida encontramos la Plaza del Trigo, una de las más bonitas de la villa, con soportales de estilo tradicional castellano y la iglesia de San Juan en uno de sus costados.





Pasamos la Puerta de Arrebatacapas (un arco abierto en la muralla) y llegamos a la Plaza Mayor, con soportales y una fuente.



Seguimos paseando por calles con casonas blasonadas, con la efigie del castillo acechando en todo lo alto, invitando a ascender hasta el promontorio rocoso que domina todo el valle, ya tenuemente iluminado por el último sol de la tarde que de fría estaba pasando a gélida.


Por fin, nos decidimos a iniciar la subida a la base del castillo antes de que anocheciera. Por el camino vimos la silueta de la Iglesia de la Trinidad, de estilo románico del siglo XII, que presume de ser la más bonita de Atienza y alberga el museo de la Caballada. Lamentablemente estaba cerrada y no pudimos visitar su interior. Pero el exterior ya merece la pena.

La subida al castillo es empinada, pero no especialmente dura. Su silueta intimidatoria va cambiando según trazábamos el sendero. Y las vistas del entorno nos descubrieron un par de sorpresas: la imagen de la plaza de toros de un lado y del otro la Iglesia de Santa María del Rey y su cementerio.



No acostumbro a dejar castillos a medio visitar (éste está abierto y es gratis, en realidad solo la Torre del Homenaje queda en pie), pero el viento, el frío y la cada vez más creciente oscuridad me hicieron desistir de mi empeño en coronarlo. Me quedé cerca eso sí.


Cuando nos marchamos, ya apenas había luz natural, pero desde la carretera todavía podíamos distinguir la imponente silueta del castillo de Atienza, que desde lejos representa mucho más que sus ruinas.


Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Artemisa23 Ver más diarios de España Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 5 1
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 104 Visitas mes actual: 103 Total visitas: 3059

  Últimos comentarios al diario:  DE VIAJE POR ESPAÑA
Total comentarios 173  Visualizar todos los comentarios

meha  meha  20/12/2014 14:05   
Comentario sobre la etapa: HAYEDO DE LA TEJERA NEGRA (CANTALOJAS, GUADALAJARA), ruta a pie. ATIENZA.
¡Qué bonito el bosque con los colores otoñales!

artemisa23  artemisa23  22/12/2014 18:17   
Comentario sobre la etapa: HAYEDO DE LA TEJERA NEGRA (CANTALOJAS, GUADALAJARA), ruta a pie. ATIENZA.
Gracias, meha. Sí estaba realmente bonito, aunque supongo que una semanita antes lo estaría todavía más.
Por cierto, todavía me estoy deleitando con tu diario de Nepal. Enhorabuena una vez más.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Excursiones-o-Senderismo Tema: Rutas senderistas en Guadalajara
Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha: Foro para compartir experiencias, consejos y dudas de viajes por Madrid, Castilla y Leon y Castilla La Mancha
Ultimos 5 Mensajes de 16
9728 Lecturas
AutorMensaje
miguelang031075
miguelang031075
Moderador de Zona
Moderador de Zona
May 24, 2007
Mensajes: 12069

Fecha: Vie May 06, 2011 10:00 pm    Título: Re: Rutas senderistas en Guadalajara

Maybal Escribio:
Muchas gracias!
No veo el enlace...

Copié el enlace y se me olvidó pegarlo en el mensaje Riendo Riendo Riendo

Aquí va: www.excursionesysender... 306_gu.htm
Maybal
Maybal
Experto
Experto
Jun 14, 2010
Mensajes: 242

Fecha: Lun May 09, 2011 10:45 am    Título: Re: Rutas senderistas en Guadalajara

Graciassssssssss
Maybal
Maybal
Experto
Experto
Jun 14, 2010
Mensajes: 242

Fecha: Vie May 20, 2011 08:17 am    Título: Re: Rutas senderistas en Guadalajara

Comentaros que al final sólo hicimos la ruta de la Hoz de Pelegrina.
Es circular, unos 4 km. te dicen que sobre hora y media, pero estaba tan bonito y paramos a hacer tantas fotitos, que nos llevó 3 horas.
Volveremos a conocer el resto, sin duda!
Muy recomendable!
jlastra79
jlastra79
New Traveller
New Traveller
Jul 31, 2012
Mensajes: 8

Fecha: Mie Oct 30, 2013 01:36 pm    Título: Guadalajara - Cifuentes

Hola! Me voy este puente a un pueblo de Guadalajara, Cifuentes. He estado mirando para hacer alguna ruta o algún tipo de actividad de naturaleza y justo lo que me apetecía hacer, aunque cerca en kilómetros, está lejos en tiempo. Las dos opciones que me planteaba son el Hayedo de la Tejera Negra (Senda del Robledal o Pico de la Buitrera..) o Parque Natural de Alto Tajo (Barranco de la hoz, alguna ruta en bici desde Poveda de la Sierra o algo así..), todo teniendo en cuenta que voy desde Madrid, con lo cual podría ir directamente antes de ir por Cifuentes. También más cerca está el Parque...  Leer más ...
miguelang031075
miguelang031075
Moderador de Zona
Moderador de Zona
May 24, 2007
Mensajes: 12069

Fecha: Mie Oct 30, 2013 07:24 pm    Título: Re: Guadalajara - Cifuentes

Si la ruta de senderismo la tienes que hacer el día que vas de Madrid a Cifuentes, creo que me centraría en la Hoz del río Dulce o en el Parque Natural del Alto Tajo por estar más a mano. En este hilo, aunque corto, puedes ver alguna sugerencia de ruta por el Alto Tajo. En cuestión de gustos yo prefiero el hayedo de la Tejera Negra y bastante cerca hay una ruta interesante que es la subida al pico Ocejón, el más alto de Guadalajara y por consiguiente desde el que se puede contemplar una panorámica bastante amplia (hayedo, sierra de la Puebla, etc...). Se puede hacer desde Valverde de los...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad