Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


01/07- Aveiro y Coimbra: De canales, una Universidad y mucha decadencia -Diarios de Viajes de Portugal- Vinadas1
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Exploremos las desconocidas Beiras  -  Localización:  Portugal  Portugal
Descripción: Ven, súbete en nuestro coche y recorre los 1.500 kilómetros con los que visitamos esta preciosa y desconocida región portuguesa. Además de las famosas Aveiro y Coimbra; también nos acompañarás a las preciosas juderías de Trancoso y Belmonte; a la ciudad fortificada de Almeida; a Viseu, una pequeña capital con encanto; y a seguir los pasos de la Lusitania romana. Ah, y son 15 horas de coche, así que no te olvides un buen libro y ganas de escuchar historias y leyendas de nuestros destinos.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  01/07- Aveiro y Coimbra: De canales, una Universidad y mucha decadencia  -  Localización:  Portugal Portugal
Vinadas1  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Miércoles, es nuestro segundo día de viaje y hoy toca lo gordo, hoy visitamos los dos elementos centrales de este viaje a las Beiras, las dos ciudades más conocidas (y probablemente las dos únicas que le suenen al común de los mortales) de esta región: Aveiro y Coimbra. El plan era madrugar, ver Aveiro y llegar a Coimbra para comer para aprovechar la tarde a tope, al final hasta nos sobró tiempo.

TOTAL: 147 kms.

La primera parada es Aveiro, la llamada Venecia portuguesa. Su historia es una combinación de luces y sombras, teniendo la suerte de que su esplendor coincidiera con el de Portugal, teniendo por tanto un rico patrimonio pese a haber nacido en el siglo X como un poblado de pescadores. Sin embargo, las salinas y su buena situación geográfica como puerto natural la hicieron crecer mucho en los últimos siglos de la Edad Media, siendo entre los siglos XIII y XVI uno de los pilares de la economía nacional, y creciendo enormemente. Sin embargo, en la década de 1570 sufrió una fortísima tormenta que bloqueó la desembocadura del río Vouga y cerró el paso de la ría, creándose unas marismas de agua estancada y totalmente insalubre, siendo un foco constante de enfermedades y epidemias, tanto fue así que en dos siglos perdió tres cuartas partes de la población cayendo en el ostracismo más absoluto, pese a las inversiones de ciertos nobles y miembros de la familia real en embellecer la ciudad.
En 1808 se realizó una fuerte inversión para construir el Canal de Barra, que uniría la ría con el mar permitiendo así el desestancamiento de las marismas y que volviera a fluir el comercio marítimo, especialmente el de la sal a Terranova, donde los barcos pesqueros portugueses salaban el bacalao que desembarcaba en los puertos del país seco (bacalhau) Así recuperó su antiguo esplendor y su prosperidad teniendo varios ejemplos de casas de art-nouveau en el centro.

Madrugamos y llegamos pronto a Aveiro (10 menos cuarto o así), dejándonos impresionar desde la autopista por el enorme y colorido estadio de fútbol, fruto de la Eurocopa de 2004 en la que intentaron dar un lavado de cara al país.

Aparcamos al lado del Forum Aveiro, y metimos 20 céntimos en el parquímetro para que haya ticket, pero vamos, que las multas no llegan y directamente ni las ponen si ven un coche español. Es un centro comercial bastante grande junto a los canales y una buena opción para aparcar. Como no, la mejor zona está copada por las tiendas de Inditex.

Justo al lado empezamos a ver los Canales (el principal), cualquier parecido con Venecia es pura casualidad. Son guapos por lo que los rodea, pero tampoco nos parecieron nada del otro mundo en sí mismo, aunque son muy visuales acompañando edificios bastante majos, pero no fue para nosotros lo mejor de la ciudad, aunque todos los turistas estaban por esta zona.


Desde la Praça Humberto Delgado se tienen muy buenas vistas, el Canal Central es un buen acompañamiento para las casas de art nouveau de su vera, quedando una estampa bonita.

Justo en la otra dirección tenemos la Capitanía en un precioso edificio que sobresale de entre el Canal, es un rincón muy bonito.

Y mirando hacia la parte sur del canal está el Aveiro Palace, un lujoso hotel que ocupa un edificio decimonónico realmente bonito


Nos internamos en la parte norte de los Canales, la menos turística, la Aveiro más real y genuina. Al poco nos encontramos con la Praça do Pexe, el mercado de pescado, un edificio en obras y desangelado.

En esta parte de la ciudad también hay calles peatonales, pero apenas hay turistas, siendo la mayoría habitantes de Aveiro que se desplazan a realizar sus tareas del día a día.

Detrás de la Praça do Pexe nace el Canal do Sao Roque, bastante secundario y vacío de turistas y de todas las embarcaciones preparadas para dar una feliz vuelta por el canal (nosotros rechazamos a varios empleados ofreciéndolas por falta de tiempo y por verlo un poco turistada)


En esa zona está la pequeña Igrexa do Sao Gonçalinho, un pequeño y sencillo templo construido en el siglo XVIII por los propios aveirenses en la época más mísera de la ciudad. Lo sencillo no tiene porque ser feo, ni mucho menos.

Seguimos pateando esta parte de la ciudad, menos cuidada de cara al turista pero mostrándonos la ciudad sin aditivos, y es bastante bonita, la verdad, con tanto azulejo en las fachadas.


Rapidamente nos encontramos con la Igreja da Apresentaçao, del siglo XVII, bastante sencilla por fuera.

Pero con un interior barroco bastante recargado, a los portugueses (al menos en la mitad norte) les encantaba este arte y recargar mucho las iglesias.

Esa mañana en el hotel de Viseu no tenía demasiada hambre, así que caminando por una calle peatonal de vuelta a los canales nos sentamos en una confitería y me tomé un pastel de manzana que estaba realmente bueno. Una pena no recordar el nombre porque lo recomendaría sin dudar para desayunar en esta ciudad.


Cruzamos el Canal por la preciosa Praça Humberto Delgado a la parte sur (la más bonita) y rapidamente alcanzamos la Praça da República (Aveiro tiene también un centro pequeño en el que las distancias son bastante más cortas de lo que parece en el mapa) Esta plaza acoge varios de los edificios más bonitos de Aveiro. En un extremo está el Ayuntamiento de la ciudad.

En el otro, y tras una estatua del aveirense José Estevao Coelho de Magalhanes, periodista político y orador; está la Casa de la Cultura, en un edificio un poco descuidado, todo sea dicho.

Y en un lateral la Igreja da Misericordia, completamente recubierta de azulejos en el exterior.

Y con un interior muy rico y trabajado.


Y tras esto vamos caminando hacia la Praça do Marqués de Pombal, con bonitos edificios azulejados.

Al lado está la Avenida Santa Joana, que acoge el Museo de Aveiro (lo mejor de la ciudad, de largo; a la izquierda en la foto) y la Sé (al fondo).


El Museo de Aveiro es lo que más nos gustó de la ciudad, de largo (no confundirlo con el Museo de la Ciudad de Aveiro). El museo en sí no es gran cosa, pero está situado en el Mosteiro (Monasterio) de Jesús ,donde vivió la princesa Joana (canonizada como Juana de Portugal) en retiro espiritual entre 1472 y 1490. Está esplendidamente decorado en estilo barroco, datado del siglo XVII y es todo un ejemplo de opulencia y grandiosidad, al estilo de la Bolsa de Oporto.
Lo primero que vemos es la tumba de Santa Juana, una obra maestra en mármol labrada en el siglo XVII en una sala ricamente decorada, empezamos a alucinar, no contábamos con esto, pero todo el edificio es así, aunque esta sala sea probablemente la más pomposa y espectacular.

La iglesia está recubierta de oro y muy recargada de decoración. El voto de pobreza no funcionaba muy bien aquí por lo visto en pleno Barroco. Aunque la verdad es que tanto dorado y tanta decoración sobrecogen.

Posteriormente, desde el piso superior, tendríamos una visión más general de la misma, y es espectacular, quien diga que lo mejor de Aveiro son los canales es seguramente porque no vino a este antiguo monasterio.

Al lado de la iglesia tenemos el claustro, más sencillo. Le sobra el cemento de en medio, me encantan los ajardinados, pero el conjunto no queda mal del todo.

En la planta superior está el refectorio, el comedor, completamente azulejado.

Cualquier sala está ricamente decorada, y la verdad es que el monasterio en su conjunto es impresionante y sobrecogedor.

Pegado a él accedemos a la zona más moderna, una pinacoteca con variados cuadros portugueses, destacando un retrato de Joana de Nuno Gonçalves.

Información práctica
Acceso: Junto a la Sé
Horario: 10-17:30 (martes a domingo)
Precio: 4€ (2€ estudiantes, jubilados...); gratis domingos y festivos hasta las 14
Web: www.visitcentrodeportu... de-aveiro/



Al lado del museo tenemos la , muy sencilla, más incluso que la de Viseu que visitamos ayer.

Delante tiene un cruceiro bastante guapo.

Y el interior es tremendamente sencillo, algún azulejo y ya. Y el retablo va en la misma línea.

Y tras esto volvimos al coche y nos fuimos de la ciudad, que nos encantó porque es mucho más que los canales que tanto venden.


CONCLUSIONES DE AVEIRO: Es una pasada de ciudad, solo suenan los canales pero lo más bonito no está en su entorno, aunque está muy bien. La parte sur acoge el mayor tesoro de la ciudad, el Museo de Aveiro, que está a la altura de cualquier otro monumento de Portugal
Para ver la ciudad basta con una mañana para el viajero medio, pues se recorre entera bastante rápido y a excepción del Museo, lo demás se ve rápido también. La visita es obligatoria si se viaja a las Beiras o al Norte de Portugal teniendo tiempo. Os encantará sin duda, tiene de todo y la fama es bien merecida.


La siguiente y última parada del día fue Coimbra, la capital de las Beiras y la quinta ciudad de Portugal por población (tras Lisboa, Oporto, Braga y Funchal) y segunda en antigüedad como ciudad (sólo por detrás de Braga), siendo además el principal centro universitario del país luso.
Fundada como Æminium por los romanos, cobró mucha importancia con el declive del Imperio Romano, cuando los habitantes de Conímbriga (ciudad romana al sur de Coímbra, la visitaríamos el día siguiente) la abandonaron por ser insegura y se instalaron aquí por ser más defendible al estar en cuesta. Durante la época visigoda el rey Witiza fundó el Condado de Coimbra, que persistió hasta la invasión musulmana en 714, convirtiéndose en Qulumriyah, el centro urbano más grande en su región y convirtiéndose en un recinto amurallado con una población de unos 5.000 habitantes, siendo un importante centro comercial entre el norte cristiano y el sur musulmán, cambiando entre los años 950 y 1050 varias veces de manos entre moros y cristianos, hasta ser finalmente conquistada por Fernando I de León en 1064, convirtiéndose en una importante ciudad para Castilla, la capital del sur del Duero.
Unida al condado de Portucale (germen de Portugal) pasó a ser parte del Reino de Portugal, y era una de sus ciudades más importantes, siendo residencia de los condes de Portugal y viendo nacer aquí a Alfonso I de Portugal, el primer rey de este nuevo reino, siendo capital del mismo durante más de un siglo (hasta 1256) robándole tal privilegio a Guimaraes. Fue una de sus épocas doradas, construyéndose la Sé Velha (Catedral Vieja) y todo el Bairro Alto (la parte alta de la ciudad) y parte de la Baixa; en la primera vivían los aristócratas y clérigos y en la vera del río los artesanos y comerciantes.
En la era dorada de Portugal, la de los descubrimientos, la ciudad fue uno de los principales centros artísticos del país gracias al mecenazgo local y real; y esto aumenta al ser transferida la Universidad de Portugal en 1537, siendo a día de hoy la Universidade de Coimbra la más antigua y prestigiosa de todo el país. Desde el siglo XVI la historia de la ciudad gira en torno a esta institución. El siglo XIX fue duro para la ciudad, con la ocupación francesa y la extinción de las órdenes religiosas, creciendo no obstante fuera del casco amurallado y haciéndolo practicamente desaparecer, sobre todo durante la mitad del siglo XIX con mejoras en la infraestructura; y ya en el siglo XX siguió creciendo hasta encontrar la ciudad que podemos encontrarnos hoy en día.


Nosotros aparcamos frente a nuestro alojamiento a las 12 y media de la tarde, dejamos las maletas en el hotel (no tenían la habitación lista, así que nos las guardaron para subirlas cuando estuviera preparada; lo describo al final de la etapa.) y pusimos rumbo a la Universidad para sacar la hora para visitar la Biblioteca, la joya de la ciudad. Primero pasamos por la Praça da República, nada del otro mundo.


Tras subir una rampa y unas escaleras llegamos a la Universidade de Coimbra, Patrimonio de la Humanidad desde 2013 por 3 criterios:
· Criterio II (Testimoniar un importante intercambio de valores humanos a lo largo de un periodo de tiempo o dentro de un área cultural del mundo, en el desarrollo de la arquitectura,tecnología, artes monumentales, urbanismo o diseño paisajístico) al influenciar a las instituciones educativas del antiguo Imperio Portugués durante más de 7 siglos recibiendo y diseminando conocimiento en los campos de artes, ciencias, leyes, arquitectura, planes urbanísticas y diseños paisajísticos.
· Criterio IV (Ofrecer un ejemplo eminente de un tipo de edificio, conjunto arquitectónico, tecnológico o paisaje, que ilustre una etapa significativa de la historia humana) al ejemplificar una tipología urbana específica, que ilustra la gran integración entre una ciudad y su universidad. La arquitectura y el lenguaje urbanos de Coimbra reflejan las funciones de la Universidad y presenta la gran interacción entre ambas; hecho repetido en muchas universidades posteriores en el mundo lusófono
· Criterio VI (Estar directa o tangiblemente asociado con eventos o tradiciones vivas, con ideas o con creencias, con trabajos artísticos y literarios de destacada significación universal) al jugar un rol único en la creación de instituciones académidas en el mundo lusófono; distinguiéndose así mismo como un importantísimo centro para la producción literaria y la transmisión de cultura académica específica, que fue establecido siguiendo este modelo en muchos territorios portugueses de ultramar.

Es el punto más alto de la ciudad, y tenemos tras nosotros la parte residencial de la ciudad.

Y delante nuestro una estatua de Dom Dinis I, monarca medieval portugués que dio un enorme acelerón al país, tanto a nivel militar (construyó muchos castillos y murallas en las zonas fronterizas con España) como en el cultural (fundó esta universidad)

Nos dirigimos directamente a la Billetería, donde sacamos los tickets para visitar la Biblioteca a las 13,40, tenemos algo menos de una hora para visitar el resto de la Velha Universidade (la Universidad Vieja, en torno al Patio das Escolas), el tiempo justo. Nos dan unos planitos la mar de útiles con las entradas.

Accedemos al Patio das Escolas, muy cuidado y bonito

Y entramos en el edificio principal, desde el que vemos el patio desde una perspectiva más alta.

Y tras hacernos una buena cantidad de fotos en familia (ahí va una de postureo, me encanta jeje) nos dispusimos a seguir con la visita.

Salimos a un balcón, unos metros por debajo de la Torre del Reloj (cuesta 1€ subir aparte de la entrada de la Universidad) pero con vistas parecidas. La Universidad domina toda la ciudad. Justo debajo está la Sé Velha

Por debajo el Bairro Alta, la Baixa y el Mondego

Y a nuestra altura la Sé Nova (al lado de la Universidad) y el resto del Alto

En este edificio hay varias salas que en su día fueron aulas universitarias ricamente decoradas, como la Sala dos Capelos, antigua aula de exámenes.

Tras esto salimos del edificio y vamos a hacer tiempo visitando la Capela de Sao Miguel, incluida en la entrada, es barroca y está muy ornamentada, aunque no se pueden sacar fotos, van un par de ellas de San Google.

Y salimos hasta el fondo del patio a hacer algo de tiempo, desde esta perspectiva es precioso. La estatua es de Joao III, el rey que reinstauró la universidad en Coimbra, y fue donada por Francisco Franco.

A las 2 menos 25 nos dirigimos ya hacia la Biblioteca Joanina, es lo gordo del día, las expectativas eran altísimas.

Y no decepcionó para nada, es impresionante, todos los adjetivos se quedan cortos al cruzar la puerta de entrada. Una pena que no dejen hacer fotos (no entiendo porqué), pero el lugar es espectacular. No hay un centímetro sin decorar y los libros están sin tapar, totalmente expuestos, con un ejército de murciélagos que patrulla de noche para evitar a las polillas. También se ve la prisión estudiantil, que es interesante. Os dejo otro par de fotos de Google, pero sin duda esto fue lo mejor del viaje, es un bofetón de belleza en la cara al entrar, de verdad.

Salimos a las Escaleras das Ánimas, por las que volvimos al patio. Era ya la hora de comer y teníamos ya anotado donde hacerlo. Pero debíamos cruzar casi todo el recinto universitario para llegar.

Información práctica
Acceso: En la parte alta
Horario: Muy variable (consultar)
Precio: 9€ (50% estudiantes, jubilados...)
Web: visit.uc.pt/es//


Y por fin nos sentamos en el Restaurante do Museo das Ciencias, independiente del museo y donde había grupos de estudiantes y profesores. Es comida rápida de calidad y también sirven platos combinados. Nos metimos unas señoras hamburguesas entre pecho y espalda con su bebida y su postre por unos 10€ por persona.

Tras comer nos fuimos a la Se Nova, en el recinto universitario. Un templo grande, nuevo y sin demasiado interés, nos dejó algo fríos pese a sus grandes dimesiones.

Lo único bueno el retablo que tiene en el interior.

Debajo está la Igreja de Sao Salvador, más pequeña pero mucho más encantadora.

Y tras esto vamos al hotel a descansar un poco, ya vimos lo más gordo de Coimbra y son las 3 de la tarde, no contábamos con esto, así que nos ganamos una buena siesta. Tras ella nos encaminamos por la Universidad a la Sé Velha, la catedral vieja, otro de los principales atractivos de la ciudad, siendo uno de los edificios románicos más importantes de todo el país, y que empezó a construirse en 1139 cuando el Rey Alfonso Henriques venció en la Batalla de Ourique ante los almorávides. Pese a muchas modificaciones posteriores, sigue manteniendo un aire románico que queda realmente bien. Junto a la Universidad es lo mejor de Coimbra de largo.

El exterior no parece de catedral, y es que en sus inicios se usaba como fortaleza contra los moros.

Y en el interior destaca un retablo gótico, no tan recargado como los barrocos, pero que nos encantó.

Es además un templo alto, con arcos de medio punto que se elevan mucho en una clara transición al gótico

Y contiguo hay un claustro precioso con su jardincillo y su fuente en medio.

Nos llevamos muy buen sabor de boca de la catedral, no así de las calles circundantes, sucias y mal cuidadas. Es demasiada decadencia, no es el encanto de la decadencia de Oporto, esto roza directamente lo cutre.

Información práctica
Acceso: En el Bairro Alto
Horario: Todos los días de 10 a 18 (hasta las 17:30 de noviembre a marzo)
Precio: 1€
Web: www.sevelha-coimbra.org/


Empezamos a bajar las escaleras de la famosa Rua Quebra Costas (quiebra espaldas), algo más cuidadas, huyendo de la cutredad de las calles circundantes de la Sé. Esta calle es más guapa cuanto más nos acerquemos a la Baixa, desembocando en el bello Arco de Almedina.


Y llegamos a la Baixa, el barrio junto al río, llano y agradable de pasear, aunque sin tantos monumentos como en la Alta. Salimos a la Rua Ferreira Borges, con multitud de terrazas y tiendas de souvenirs. Es la arteria principal de la zona.

Y llega hasta el río, acabando en el Largo de Portagem, una plaza donde nos sentamos a tomar algo en una terraza para ver qué hacer, nos sobraba bastante tiempo, pensábamos que Coimbra nos llevaría más tiempo.

Nos acercamos a una oficina de turismo que hay ahí mismo y preguntamos por un buen mirador para hacer las típicas fotos de Coimbra desde el otro lado del río, y nos recomiendan ir al Mosteiro de Santa Clara a Nova, así que cruzamos el Ponte de Santa Clara, desde donde tenemos una buena perspectiva de la ciudad, con la Universidad dominando todo desde lo alto.

Al cruzar nos encontramos con Portugal dos Pequenitos, una ciudad en miniatura para los viajeros más peques, fui cuando tenía 6 años, hace 15 (y tengo un fugaz recuerdo de una casa africana con figuras negras fuera, imagino que de Angola o Mozambique) Esta vez ya no tocó entrar.

Y empezamos a subir hacia el monasterio, la subida es por una calle empedrada y cuesta, aunque se hace bien y rapidamente nos plantaremos arriba.

Y llegamos al Mosteiro Santa Clara a Nova, con una esplanada delante.

El interior es bonito, con un retablo barroco bastante recargado.

Pero lo mejor son las vistas al centro de la ciudad. El Mondego abajo, la Baixa y por encima el Alto y el edificio de la universidad.

Pero la mejor vista del centro la tuvimos desde el puente, con una bandera portuguesa ondeando y todo, Coimbra desde abajo es realmente bonita.

Aún quedaba un buen rato para cenar, así que nos fuimos a dar una vuelta por la Baixa, llegando a la Igreja da Santa Cruz, que también acoge un monasterio; está en una plaza bastante tranquila. Pero nos la encontramos ya cerrada.

Y también pasamos por la Igreja do Sao Bartolomé, más pequeña, y también cerrada.

Y nos fuimos a cenar, en la Lonely aparecía un restaurante con buena pinta frente a la Sé, pero no nos gustó por fuera, y la zona nos parecía cutre y no sabíamos como sería de noche, así que tiramos hacia uno que nos recomendaron en el hotel, pero a medio camino (estaba lejos) paramos en el Passaporte, con una preciosa terraza en plena subida a la Universidad, con buenas vistas de la otra orilla, destacando el Monasterio de Santa Clara, de donde veníamos.

Ahí nos pedimos unas bebidas, que bien entró una limonada bien fresca con estas vistas.

Y ya pedimos una carta y nos convenció, es un restaurante recién abierto y ofrecen mucha variedad, nos tomamos unos platos combinados (pero de los gourmet, no de huevos con picadillo eh!) que estaban riquísimos. Fue totalmente improvisado el sitio pero la verdad es que nos encantó, lo recomiendo sin dudar. Y nos salió barato, unos 15 euros por cabeza.


Y nos fuimos al hotel. El Luggage Hostel&Suites, muy bien situado y nuevo (abrió hace cosa de un mes), que está en una especie de mansión y que funciona tanto como albergue como hotel, nosotros optamos por lo segundo y quedamos encantados.

La habitación era enorme, y en el baño había espacio para plantar un par de tiendas de campaña. Una auténtica pasada, nos encantó este hotel.

Y el desayuno, sin ser lo completo de los de Viseu o Belmonte, era más que correcto. Os recomiendo este alojamiento sin ningún tipo de duda.


CONCLUSIONES DE COIMBRA: Tiene lugares preciosos, la Sé Velha y la Universidad en su conjunto son increibles, y la Biblioteca Joanina es espectacular, solo ella se merece el viaje y la visita a Coimbra. Pero lo demás está muy descuidado, la Baixa tiene el encanto de la decadencia, pero las calles estrechas de la parte alta rozan lo cutre, dan hasta miedo de noche. No me gustó nada ese aspecto de la ciudad.
Para ver la ciudad basta con una tarde para el viajero medio, puesto que pese a parecer ser mucho realmente se ve bastante más rápido de lo que se piensa (al menos nosotros). Con un alojamiento cercano es muy factible hacer Aveiro-Coimbra en un día. La visita es una parada obligatoria en cualquier viaje a Portugal que trate de ver lo mejor del país, y no os defraudará por la carga monumental, no así las calles, pero bueno, es una visita obligada en cualquier caso.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Vinadas1 Ver más diarios de Portugal Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 10 2
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 61 Visitas mes actual: 29 Total visitas: 2939

  Últimos comentarios al diario:  Exploremos las desconocidas Beiras
Total comentarios 20  Visualizar todos los comentarios

Vinadas1  vinadas1  16/07/2015 20:21   
Sí mari, mi idilio es definitivo. El país es precioso y tiene muchísims alicientes para seguir conociéndole. Le tengo ganas al Alentejo, pero iremos paso a paso que esa región nos pilla bastante lejos de casa, que envidia poder escaparte en el día...
Respecto al senderismo la Serra da Estrela se me pareció mucho a la de Madrid cuando entras por Guadarrama, seca y con piedras. De todas formas seguro que tiene mil y un rincones por explorar y muy bonitos. Hablando de senderismo, acabo de llegar de Taramundi de patear el concejo y los Oscos, ¡qué preciosidad! Te iba a encantar esa comarca (si no la conoces ya, claro)
Muchas gracias por pasarte y puntuar Muy feliz

Eliot_zgz  eliot_zgz  20/07/2015 17:22   
que buen diario, de los que me gustan: lugares desconocidos para mi y bien cargado de iglesias, museos, monumentos y ruinas. te lo agradezco con estrellas

Vinadas1  vinadas1  21/07/2015 10:10   
Por lo que pude ver en el foro salvo Aveiro y Coimbra el resto de lugares son bastante desconocidos. Hicimos uchas visitas como bien dices muy interesantes.
Gracias por pasarte Muy feliz

Becaira  becaira  21/07/2015 15:58   
Mis 5 estrellitas para tu completísimo y estupendo diario Vinadas1, como siempre descubriendonos rincones nuevos con todo lujo de detalles!
A ver si hay suerte y puedo hacer un viajecito por tierras lusas próximamente, me apetecen especialmente Aveiro, los castillos fronterizos y la zona centro...
Por cierto, el significado de la rua quebra costas en Coimbra es "quiebra espaldas" si no me equivoco..

Vinadas1  vinadas1  23/07/2015 20:21   
Muchas gracias Becaira, en primer lugar por tus consejos, y como no por pasarte y los elogios.
Sí, es una zona preciosa y seguro te encanta, de castillos fronterizos solo conozco los que puse aquí y son preciosos. Seguro que te enamora esta zona central del país vecino.
Sí, fallo mío, se me fue la cabeza. Ahora mismo lo corrijo, gracias por el apunte! Muy feliz

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Region_Isla Tema: Norte de Portugal: Braga, Bragança, Guimarães
Foro Portugal Foro Portugal: Foro de viajes por Portugal: Lisboa, Oporto, Evora, Braganza, Faro, Estoril, Sintra, Coimbra, Algarbe, Alentejo, Madeira...
Ultimos 5 Mensajes de 596
404964 Lecturas
AutorMensaje
txema_castro
Txema_castro
New Traveller
New Traveller
Mar 15, 2009
Mensajes: 3

Fecha: Mar Ago 15, 2017 12:44 pm    Título: Re: Norte de Portugal: Braga, Bragança, Guimarães

Gracias por la informacion
Ana08061981
Ana08061981
Travel Adict
Travel Adict
Mar 31, 2016
Mensajes: 42

Fecha: Jue Ago 24, 2017 04:49 pm    Título: Re: Norte de Portugal: Braga, Bragança, Guimarães

Te da tiempo de sobra a ver Guimaraes y Braga si vas con tu coche.
Nosotros salimos cerca de las 11 de Oporto fuimos a Braga después de comer nos fuimos al Bom Jesus y después a Guimaraes, te recomiendo hacerlo al reves ya que el Castillo y el Palacio lo cierran a las 18 con último pase a las 17:30, y llegamos allí a las 17:15 vamos no nos dio tiempo a entrar.

Respecto Aveiro y Coimbra lo puedes hacer en el mismo día, pero el último de pilla lejos, nosotros hicimos noche en leiria y lo vimos de camino a Oporto. Aveiro me gusto, pero Coimbra no tanto
ssuuss
Ssuuss
Indiana Jones
Indiana Jones
Ene 13, 2010
Mensajes: 1382

Fecha: Lun Oct 09, 2017 06:37 pm    Título: hotel Ibis de Guimarães alojamiento, dónde aparcar

Hola a todos!

El miércoles llegaré a Guimarães y estaré alojada en el ibis. No tiene aparcamiento y me gustaría saber si hay algún parking cercano donde dejar el coche o si se aparca bien en la calle. He buscado por internet y hay uno bastante cerca pero no encuentro mucha información al respecto.

También os quería preguntar si sabéis el precio aproximado de un taxi desde el ibis a la estación de tren.

Muchas gracias!!
wanderlust
Wanderlust
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 23, 2011
Mensajes: 25214

Fecha: Lun Oct 09, 2017 09:07 pm    Título: Re: hotel Ibis de Guimarães alojamiento, dónde aparcar

hola

echa un ojo al hilo de guimaraes

Guimarães. Portugal. dónde aparcar, parking

de todas formas yo les escribiría a los del hotel preguntando por el tema...seguro que te dan indicaciones y/o ideas (así lo hice con el ibis de coimbra y perfecto! Guiño )
ssuuss
Ssuuss
Indiana Jones
Indiana Jones
Ene 13, 2010
Mensajes: 1382

Fecha: Lun Oct 09, 2017 09:25 pm    Título: Re: hotel Ibis de Guimarães alojamiento, dónde aparcar

Gracias Wanderlust!! La verdad que no había visto ese hilo.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad