Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Escala de San Petersburgo (2 días) -Diarios de Viajes de Baltico y Fiordos- Loretobarrose
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Crucero Capitales Bálticas (Costa Pacífica) y 3 días en Hamburgo  -  Localización:  Baltico y Fiordos  Baltico y Fiordos
Descripción: Relato del crucero con salida y llegada desde Kiel y escalas en Estocolmo, Helsinki, San Petersburgo, Tallin, Klaipeda y Gdynia. Además, traslado a Hamburgo y excursiones a Lubeck y Bremen
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  Escala de San Petersburgo (2 días)  -  Localización:  Baltico y Fiordos Baltico y Fiordos
Loretobarrose  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Cuando uno contrata un crucero con escala en San Petersburgo, lo primero que tiene que tener claro es que se necesita algún tipo de visado para bajar del barco. Entonces empezarás a pensar que lo que quieres hacer por libre, pedirlo por tu cuenta, y empezarás a buscar información al respecto. Tan pronto profundices en la lectura empezarás a darte cuenta que no es buena idea. Y yo te lo confirmo: contrata una excursión de grupo. Y te lo dice alguien a quien no le gustan las excursiones en grupo.

Las razones son varias e importantes. La primera es el precio: desorbitado. La segunda la cantidad de trabas que te ponen. La tercera, que no puedes regresar al barco hasta que sea el momento de la partido (tienes que buscar hotel para los noches que atraque el barco). La cuarta son los largos desplazamientos que debes hacer pues la terminal de cruceros está a una media hora de distancia (en bus) del centro). Y la quinta es que en todo en San Petersburgo está orientado para que los que van en grupo tienen más facilidades para entrar en los palacios, museos e iglesias, mientras que los que van por libre tienen que realizar larguísimas colas, con las consiguientes pérdidas de tiempo.

Resuelta esta duda inicial, plantéate la siguiente. ¿Cómo y con quién contrato la excursión? Afortunadamente hay varias opciones: la naviera, una agencia rusa especializada en San Petersburgo (shorex) y las agencias clásicas que también ofrecen excursiones en los demás puertos (shore2shore y excursionesparacruceros). Todas hacen más o menos los mismos recorridos (pequeñas variaciones) e incluyen en el precio tanto el guía como el visado colectivo que te permite pasar la aduana sin problemas. Y es que nada más contratar con la empresa que elijas, te mandan un enlace para que introduzcas los datos necesarios para entrar en Rusia. Al poco de grabarlos, te mandan un email para que imprimas ese documento que debes portar en la mano, junto al pasaporte y los datos de la excursión, para cruzar la aduana.

Profundicemos en lo de las agencias. Yo descarté la naviera por varias razones: la primera y más importante es el precio y la segunda es que suelen volver al barco antes que las de las agencias privadas (los turnos de cena empiezan a las 17.45 horas y procuran que sus clientes no se queden sin ese servicio). Luego descarté directamente a s2s porque yo viajaba con un bebé de 2 años y le hacían pagar una parte importante de la excursión, mientras que con shorex y excursionesparacruceros solo pagábamos nosotros, los padres. La primera, la rusa, me atraía más porque vi muchísimas críticas positivas hacia ellas. Es un poco más cara (150 euros por persona) pero las excursiones las hacen con grupos reducidos (18) y por tanto se mueven por la ciudad muchísimo más rápido que un bus grande de 49 personas.

La parte negativa de shorex se puede además corregir si formas tú el grupo. Me explico: los grupos para la excursión reducida de San Petersburgo con la agencia rusa son de hasta 18 personas (sin contar niños menores de 5 años). Cada grupo puede variar los itinerarios a su antojo, así como incluir o excluir cosas. La "normal", para 18 personas saldría unos 115 euros; para 16 unos 119; para 14 unos 125; para 12 unos 129; para 10 unos 140; para 9 unos 150... y menos ya sale más cara que sin hacer grupo. Y eso es lo que intenté hacer a través del foro de Los Viajeros. Hacer grupo. Los de la salida anterior lo consiguieron hacer pero nosotros no.

Solo éramos 8. Así que empecé a valorar si pagar los 300 euros (por los dos adultos) o 220 con excursionesparacruceros. En el precio de esta segunda opción me incluía en el precio las comidas, las entradas y además la excursión nocturna de los puentes levadizos, así que me lié la manta a la cabeza y me decanté por esta opción. ¿Acertada? Lo explico al final en las conclusiones.


Algunos datos de San Petersburgo

San Petersburgo es la segunda ciudad más poblada de Rusia, con 5.026.000 habitantes (2013) y un área metropolitana de 5,85. Está situada en la Región de Leningrado, nombre que compartía con la ciudad durante la época soviética (1924-1991). Los otros nombres de la ciudad fueron Petrogrado (1914-1924) y Leningrado (1924-1991).

Fue fundada por el zar Pedro el Grande el 27 de mayo de 1703 con la intención de convertirla en la "ventana de Rusia hacia el mundo occidental". A partir de entonces se convirtió en capital del Imperio ruso durante más de doscientos años. Cuando estalló la Revolución Rusa, la ciudad fue el centro de la rebelión. En marzo de 1918 la capital fue trasladada a Moscú. En enero de 1924, tras la victoria bolchevique, la creación de la Unión Soviética (1922) y el fallecimiento de Lenin (1924), San Petersburgo cambió su nombre a Leningrado, en honor al dirigente comunista Lenin. Durante la Segunda Guerra Mundial, tuvo lugar el sitio de Leningrado, que duró 29 meses, en los cuales los alemanes bombardearon constantemente la ciudad y la bloquearon para que no pudiera abastecerse. Tras la derrota de Alemania en 1945, la ciudad fue nombrada Ciudad heroica por las autoridades soviéticas. Al desaparecer la URSS con el consiguiente colapso del comunismo, la ciudad fue renombrada San Petersburgo y se ha convertido en un importante centro económico y político de la actual Rusia.


Lo que hicimos

Día 1 (de 8.15 a 20.15 horas)
- Parada para ver por fuera San Isaac y entorno
- Vista desde el bus de la Avenida Nevski y sus edificios del siglo XIX
- Parada para ver por dentro y fuera la Catedral de Nuestra señora de Kazan y por fuera la antigua fábrica Singer
- Parada para visita interior y exterior de la Catedral de San Nicolás
- Vista del bus del Teatro Mariinski
- Parada para ver el Campo de Marte
- Parada para visita interior y exterior de la iglesia de San Salvador sobre la Sangre Derramada.
- Vista desde el bus de la Iglesia Católica de Catalina.
- Parada para comer en el restaurante Solo Solo (de 12 a 13.30)
- Traslado en bus de unos 30-45 minutos hacia Pushkin
- Visita interior y exterior del Palacio de Catalina y sus hermosos jardines.
- Paseo en barco de 45 minutos por los ríos Neva y Fontanka con vistas del Hermitage, la fortalezas de San Pedro y San Pedro, el palacio de Pablo, los jardines de Pedro...).
- Parada en la tiende recuerdos Troika.

Excursión nocturna (de 11 a 1.45 horas)
- Parada para ver iluminada la iglesia de San Isaac y el Palacio Mariinski
- Parada para ver iluminada Nuestra Señora de Kazán.
- Parada para ver iluminados el Teatro Mariinski y el jardín de Catalina.
- Parada para ver iluminado la iglesia de San Salvador.
- Parada para ver iluminado el Hermitage.
- Parada para ver iluminado y cómo se eleva el Puente del Palacio.

Día 2 (de 9.15 a 16.45)
- Vistas en bus de la Isla Vasílievski.
- Visita al metro de San Petersburgo para ver las dos estaciones más antiguas (Avtovo y Narvskaya) y viaje por la línea roja.
- Traslado en bus de una hora a Peterhof.
- Visita a los jardines del Palacio de Peterhof.
- Regreso a San Petersburgo y parada para comer en el Restaurante Bulvar.
- Parada y visita de la Plaza del palacio y la estatua de Alejandro I.
- Visita interior al Hermitage


Aduana y salida de la excursión

A las siete de la mañana llegó el Costa Pacífica a San Petersburgo y desde ese momento comenzó a bajar gente del barco. Como os podéis imaginar, más de tres mil personas bajando casi a la vez (de 7 a 8), y colas de una media hora para cruzar la aduana. Hay varios puestos en los que la gente va situándose en cada una de las filas. Hay que pasar de uno en uno y entregar el visado colectivo impreso y el pasaporte para que lo cuñen. Aleatoriamente, el ruso de turno que te toque puede realizarte alguna pregunta en inglés como "¿cual es tu trabajo?".

Una vez cruzas la aduana y antes de salir del edificio de la terminal verás situados a los guías de todas las agencias de excursiones, cada uno con su letrero. Te diriges hacia el tuyo, te presentas y te indica en dónde está tu bus y cuál es su número. Hay una explanada enorme con muchísimos, así que puede llevar un tiempo encontrarlo. Una vez dentro, y resueltos algunos problemas de gente que se equivoca de bus, partimos con 20 de minutos de retraso respecto al horario programado hacia la ciudad de San Petersburgo.



Ya en marcha, la guía se presentó, explicó el programa ya definitivo de los dos días y entregó los auriculares y explicó su funcionamiento.


Catedral de San Isaac

Salimos de la Isla Vasílievski, que es en donde se encuentra la terminal de cruceros y tardamos una media hora en llegar al centro de San Petersburgo. La primera parada es la Plaza de San Isaac. Tenemos 10 ,minutos para bajar y disfrutar de la Catedral desde fuera, así como de su entorno: palacio Mariinski y estatua de Nicolás I, principalmente.



La Catedral de San Isaac es la más suntuosa y grandiosa de las iglesias de San Petersburgo.
Anteriormente, en la zona del Almirantazgo, existió una pequeña iglesia de madera dedicada a Isaac (monje), a la que sustituyó otra de piedra, que quedó inservible a mediados del siglo XVIII. Por último, a comienzos del siglo XIX, se decide levantar la nueva catedral. Las obras se prolongaron desde 1818 hasta 1858. Desde 1931 la catedral es un museo. Se puede subir hasta el tambor de la cúpula, desde donde se puede contemplar una vista de San Petersburgo.

En su decoración se emplearon 43 tipos de minerales. El zócalo fue revestido de granito, el interior de la catedral, paredes y suelos de mármoles rusos, italianos y franceses, las columnas
del retablo fueron revestidas de malaquita y lapislázuli. Para sobredorar la cúpula de 21,8 m de diámetro, se emplearon cerca de 100 kilos de oro. Adornan la catedral casi 400 obras entre esculturas, pinturas y mosaicos. Tiene capacidad para 14 mil personas.


Avenida Nevski

Muy cerca de allí se encuentra la Avenida Nevski, que es la principal arteria de la ciudad. Esta calle destaca por la gran cantidad de edificios históricos, construidos en diferentes épocas, pero en los que destacan los del siglo XIX. Todos son de colores suaves y de medida más o menos uniforme ya que Isabel ordenó que ninguna construcción podía ser más alta que su palacio (el Palacio de Invierno).

Con cuatro kilómetros de largo, la avenida Nevski muestra un sinfín de contrastes. Se puede encontrar grandes vestigios del mundo moderno así como la pobreza y la opulencia. Innumerables puentes y palacios la cruzan y enmarcan. Por ejemplo, los testimonios arquitectónicos de la inmigración en Rusia, muchísimos cafés, restaurantes, tiendas, museos y librerías hasta el Monasterio de Alejandro Nevski, las huellas de la matanza universitaria del siglo XIX que provocaría a la larga la rebelión del pueblo contra el zarismo décadas después. También, el honor de compartir junto a París la primera idea de boulevard-centro comercial del mundo..

Su nombre significa: "entre dos brazos del río Neva". Es particularmente bonita por la noche gracias a la iluminación de sus edificios.


Catedral de Nuestra Señora de Kazán

Los tres siguientes parada fueron sorpresa. No estaban programadas cuando contratamos la excursión y fue un extra que pudimos disfrutar. La primera de ellas fue la iglesia de Nuestra Señora de Kazán.

La catedral de Nuestra Señora de Kazán es la principal catedral ortodoxa de la ciudad y está consagrada a la Virgen de Kazán, la que es probablemente el icono más venerado de Rusia. En 1800 el Emperador Pablo I ordenó construir la catedral según el modelo de la Basílica de San Pedro en Roma. La construcción de la catedral duró 10 años y fue planeada en planta de cruz latina, al contrario que la mayoría de templos ortodoxos que tienen planta de cruz griega.



Una de las curiosidades de esta catedral es que el altar se encuentra en el ala este del templo, mientras que la salida principal y la fachada se sitúan al oeste. Por lo tanto la famosa fachada de columnatas que dan a la Avenida Nevski, no es la fachada principal de la catedral, sino que es en realidad una de las fachadas laterales. Las alas de la columnata forman la plaza enfrente de la catedral. La catedral de Kazán fue percibida por sus contemporáneos como un monumento a las victorias militares de los rusos en la guerra contra Napoleón.

Después de la Revolución Rusa de 1917, la catedral fue cerrada. En 1932, fue abierta de nuevo aunque como "Museo de la Historia de la religión y el ateísmo", en 1992 se consagró de nuevo como catedral ortodoxa y cuatro años más tarde en 1996, la catedral fue devuelta a la Iglesia Ortodoxa Rusa.



En el interior de la catedral es donde se encuentra el milagroso icono de la Virgen de Kazán, el cual es un símbolo de la fe rusa. A pesar de esto, existen por toda Rusia y el extranjero varios templos y catedrales con la advocación de Nuestra Señora de Kazán.

Desde la plaza de la catedral llama poderosamente la atención un edificio que hace esquina: es la antigua Casa Singer, un emblemático edificio del estilo Art Nouveau que data de 1904, y que fue gravemente dañado durante la Segunda Guerra Mundial. El edificio fue restaurado entre 2004 y 2006 y está ocupado actualmente por varios negocios, entre ellos la Casa del libro.


Catedral de San Nicolás

Continuamos nuestra excursión y paramos otros quince minutos en la catedral de San Nicolás.

La catedral de San Nicolás está construida en estilo barroco isabelino y se encuentra en un bonito entorno, en la plaza de San Nicolás. Pertenece a la Iglesia Ortodoxa Rusa y fue construida en los años 1753-1762 sustituyendo una antigua iglesia de madera. Fue fundada por los marineros y los empleados del Almirantazgo que vivían en esa zona, por lo que se puso bajo la advocación de su patrón San Nicolás, por lo que se conoce como la iglesia del Mar, o de los Marineros. Entre 1755 y 1758 se construyó el campanario que está enfrente a la entrada principal de la iglesia, compuesto de cuatro pisos, rematado con una aguja dorada, que se sitúa junto al canal de Kriúkov.


La pieza más venerada de la catedral, un icono griego de San Nicolás hecho en el siglo XVII con una porción de sus reliquias, se encuentra en la iglesia inferior. Contrasta claramente con la iglesia superior, dedicada a la Epifanía, utilizada los domingos y los festivos, más amplia y brillante y con una exuberante decoración barroca de ornamentación dorada, estucos y pinturas italianizantes. Tiene un magnífico iconostasio realizado entre el 1755 y el 1760 y el altar fue consagrado en presencia de la emperatriz Catalina II de Rusia, que nombró catedral a la iglesia de nueva construcción.

Durante la época soviética, la catedral fue una de las pocas iglesias de San Petersburgo que no fue clausurada. En 1967, se celebró la misa de difuntos para el entierro de la poetisa Anna Ajmátova. La iglesia está dedicada a los perdidos en el mar y se encuentran placas conmemorativas con los nombres de los marineros desaparecidos. La catedral pertenece al estilo arquitectónico barroco isabelino. Tiene planta de cruz griega, la fachada, pintada de blanco y azul, está sostenida con columnas corintias y arquitrabes de estuco, con un gran entablamento. La coronan cinco cúpulas doradas, la más alta mide 52 metros. La iglesia tiene capacidad para 5.000 personas.

La parada incluía visita interior, pero no se podían realizar fotos dentro.


Campo de Marte

Muy cerca de San Nicolás hay una tienda de recuerdos, con baños y cafetería. También ofrecen la posibilidad de degustar de forma gratuita chupitos de vodka. La tienda está muy bien, pero la verdad es que es más cara que nos llevaron ese mismo día, a última hora. O al menos esa es la percepción con la que me quedé yo, comparando un par de artículos. Como las colas del baño eran largas, tardamos un poco de tiempo en reemprender la marcha.

Ya todos de nuevo en el bus, el siguiente gran punto de interés era la iglesia de San Salvador sobre la Sangre Derramada, pero de camino a esta joya nos detuvimos en el Campo de Marte, desde donde hay unas vistas extraordinarias del mencionado templo.



El Campo de Marte, que fue utilizado a lo largo de la historia para desfiles y ejercicios militares, es hoy un parque abierto y pacífica; en el que destaca un monumento en honor a las víctimas de la revolución de febrero de 1917. Originariamente era un área pantanosa cerca del jardín de verano. Después de que fue drenado en el año 1710, el área se convirtió en el sitio para los mercados públicos y festividades, cuando Pedro I el Grande formó su imperio en 1721, celebrando una grandiosa fiesta con fuegos artificiales.

El área fue nombrada Meadow Tsaritsyn hasta mediados del siglo 18, cuando el zar Pablo I comenzó a utilizar los terrenos para ejercicios militares y los desfiles después de lo cual se conoció como el Campo de Marte, el dios romano de la guerra. En el centro del campo abierto se encuentra el Monumento a las Víctimas Revolucionarias, erigido aquí en marzo de 1917 en el lugar en donde se enterraron 180 revolucionarios.

Al norte del Campo de Marte, hacia el puente Troitskiy, se encuentra la estatua de Alexander Suvorov, un general ruso que dirigió la campaña de Rusia y Austria contra Napoleón en el norte de Italia.


Iglesia de San Salvador sobre la Sangre Derramada

"Es la joya de San Petersnurgo. Lo mejor que tenemos". Así de rotunda se mostró la guía en referencia a nuestra última parada de la mañana, la iglesia de San Salvador sobre la Sangre Derramada. Y la verdad es que es un templo que impresiona, de los que solo aparecen en los dibujos animados.

La Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada está situada en la orilla del canal Griboyédova (nombrado en honor de Aleksandr Griboyédov) cerca del parque del Museo Ruso y de la Avenida Nevski. El nombre oficial es Собор Воскресения Христова, que significa catedral de la Resurrección de Cristo, y fue construida sobre el lugar donde el zar Alejandro II fue asesinado, víctima de un atentado en 1881. Durante la Segunda Guerra Mundial y el bloqueo de la ciudad, una bomba cayó encima de la cúpula más alta de la iglesia. La bomba no explotó y estuvo dentro de la cúpula de la iglesia durante 19 años. Sólo cuando los obreros subieron a la cúpula para remendar las goteras, la bomba fue encontrada y retirada. Entonces se decidió comenzar la restauración de la Iglesia de la sangre derramada. Después de 27 años de restauración, la Iglesia fue inaugurada como museo estatal donde los visitantes pueden conocer la historia del asesinato de Alejandro II.



La construcción de la iglesia se inició en 1883 durante el reinado de Alejandro III, como conmemoración a su padre asesinado en ese mismo lugar dos años antes. Los trabajos se prolongaron y fue finalizada el 19 de agosto de 1907, bajo el reinado de Nicolás II. Un fragmento de la barandilla de hierro fundido, pedazos de granito y algunas piedras manchadas de sangre de Alejandro II fueron retirados del lugar para mantenerse como reliquias en la capilla en la Plaza de Konyúshennaya. Consecuentemente, volvieron a donde pertenecían y un pabellón, como solía hacerse en las tradiciones de la arquitectura antigua rusa, fue erigido sobre el lugar.

Se trata, por tanto, de una de las iglesias más significativas en San Petersburgo. Su composición vibrante, pictórica y la decoración multicolor lo convierten en un punto destacado y distintivo en la arquitectura del entorno del centro de la ciudad. La Iglesia de San Salvador puede ser correctamente llamada un monumento de "estilo ruso". Conforme a lo solicitado por Alejandro III, Alfred Parland diseñó la iglesia en el estilo del siglo XVIII y la arquitectura de Moscú y Yaroslavl. Tiene una estructura compacta de cinco cúpulas, se completa con tres ábsides semicirculares en la parte este y un enorme pilar como la torre de campana en el extremo oeste. El techo de carpa octogonal de la torre ocupa la posición central. Este elemento tiene una estrecha afinidad con una serie de iglesias monumentales conmemorativas que datan de entre los siglos XVI al XVII.

La Iglesia es de ladrillo rojo y marrón, toda la superficie de sus paredes está cubierta de adornos elaborados y detallados, similares a los producidos por maestros del siglo XVII en Moscú y Yaroslavl. Bandas y cruces de ladrillo de color, azulejos policromados establecido en los huecos de la pared, "shirinka", azulejos en los tejados de las torres y coberturas piramidales, ábside, pequeños arcos de calado, las columnas en miniatura y kokoshniki (arcos de ménsula) de mármol blanco. Los mosaicos desempeñan un papel importante en la creación de aspecto festivo de la Iglesia acentuando los elementos arquitectónicos principales: kokoshniki, puertas de dique, y frontones.

Las cinco cúpulas centrales de la Iglesia son únicas, chapadas en cobre y esmalte de diferentes colores, que recuerdan a las cúpulas policromadas de la Catedral de San Basilio en Moscú, que a menudo es comparada a la Iglesia de la Resurrección, a pesar de su diferencia total en la ordenación en planta. Las cúpulas más pequeñas en forma de cebolla sobre los ábsides y la cúpula del campanario son, como es habitual, doradas. El nivel inferior de la torre del campanario está decorada con 134 mosaicos de escudos de armas de las provincias y pueblos rusos que hicieron donaciones para la construcción de la iglesia. Estos escudos de armas componen una colección heráldica única.



El interior es impresionante. Todo (paredes, columnas y techo) está decorado con murales multicolores, pintados o de mosaico. Hay una representación variada de íconos de distintas épocas: estilo clásico, modernista y bizantino. Los más importantes y destacados son la imagen principal de la Madre con el Niño, la del Salvador y la del Cristo con los Evangelios impartiendo la bendición. La cúpula central está realizada en mosaicos. Dentro, no se celebran oficios. Está destinada única y exclusivamente al disfrute de los turistas (muchísimos).

Más información
www.101viajes.com/san-... -derramada


Palacio de Catalina

Tras la visita a San Salvador, nos llevaron a comer al restaurante Solo Solo. ¿Qué tal? Cumplidor. No diré nada bueno ni nada malo. Pero me gustó más a donde fuimos a comer sl segundo día. A los que quisieron ir a comer por su cuenta les dejaron una hora libre para que fueran a donde quisieran, pero en un entorno que tampoco era el más bonito de la ciudad. Al acabar, volvimos al bus para completar un trayecto de una media hora hasta el siguiente punto de interés.

El Palacio de Catalina era la residencia de verano de los zares de Rusia, de estilo rococó y ubicada en la ciudad de Pushkin, a 25 km al sureste de San Petersburgo. El palacio está integrado, junto con el conjunto de palacios y parques de la ciudad de Pushkin, así como su centro histórico, en el lugar Patrimonio de la Humanidad llamado «Centro histórico de San Petersburgo y conjuntos monumentales anexos».



La residencia tiene su origen en el año 1717, cuando Catalina I contrató al alemán Johann-Friedrich Braunstein para construirle un palacio de verano para su distracción. En 1733, la emperatriz Ana encargó que lo ampliaran. La emperatriz Isabel, sin embargo, consideró que la residencia de su madre estaba pasada de moda y era incómoda y en 1752 pidió que demoliera la antigua estructura y la reemplazara con un edificio mucho más grande en un llamativo estilo rococó. La construcción tardó cuatro años y en 1756, el arquitecto le presentó el flamante nuevo palacio de 325 metros de largo.

En vida de Isabel, el palacio ganó fama por su exterior obscenamente lujoso. Se usaron más de 100 kilos de oro para dorar la sofisticada fachada de estuco y numerosas estatuas erigidas sobre el tejado. Incluso se rumoreó que el tejado del palacio estaba construido enteramente de oro. En frente del palacio se diseñó un enorme jardín. Se centró en el pabellón del Hermitage azul y blanco cerca del lago, diseñado por Zemtsov en 1744, revisado por Rastrelli en 1749 y anteriormente coronada por una gran estatua dorada representando "El rapto de Perséfone. El interior del pabellón tenían mesas de comedor con mecanismos de mesita rodante". La gran entrada al palacio se encuentra flanqueada por dos «circunferencias» macizas, en estilo rococó. Una delicada reja de hierro colado separa el complejo de la ciudad de Tsárskoye Seló.



Aunque el palacio se asocia popularmente con Catalina la Grande, realmente ella consideró su arquitectura de «nata batida» como anticuada. Cuando ascendió al trono, una serie de estatuas del parque fueron cubiertas con oro, de acuerdo con el último deseo de la emperatriz Isabel, pero la nueva emperatriz hizo que todas las obras se suspendieran al ser informada de los costes. En sus memorias censuró la imprudente extravagancia de su predecesora: «El palacio se estaba construyendo entonces, pero era la obra de Penélope: lo que se hacía hoy, se destruía mañana. Esa casa que había sido demolida seis veces hasta sus cimientos, luego vuelta a construir hasta que alcanzó su estado actual. Se gastó en la construcción la suma de un millón seiscientos mil rublos. Existen cuentas que lo prueban; pero aparte de esta suma, la emperatriz gastó mucho dinero de su propio bolsillo en él, sin contarlo nunca».

Para gratificar su pasión por el arte antiguo y neoclásico, Catalina contrató al arquitecto escocés Charles Cameron quien no sólo renovó el interior de un ala en estilo
neopalladiano que entonces estaba de moda, sino que construyó los apartamentos personales de la emperatriz, una estructura de reminiscencias griegas bastante modesta conocida como las Habitaciones de ágata y situada a la izquierda desde el gran palacio. Destacadas por su elaborada decoración de jaspe, las habitaciones fueron diseñadas de manera que enlazaban con los Jardines Colgantes, los Baños fríos y la Galería de Cameron (que todavía conserva una colección de estatuas de bronce) - tres edificios neoclásicos construidos conforme a los diseños de Cameron. Según los deseos de Catalina, se erigieron muchas estructuras notables para su entretenimiento en el Parque de Catalina. Entre ellas, el Almirantazgo Holandés, la Pagoda chirriante, la columna de Chesme, el Obelisco Rumyántsev y el puente de mármol.



A la muerte de Catalina en 1796, el palacio fue abandonado en favor del Palacio Pávlovsk. Los monarcas posteriores prefirieron residir en el cercano Palacio de Alejandro y, con sólo dos excepciones, evitaron añadir reformas al Palacio de Catalina, considerándolo un monumento espléndido a la riqueza de Isabel y la gloria de Catalina II. En 1817, Alejandro I contrató a Vasili Stásov para que redecorara algunos interiores de la residencia de su abuela en el estilo Imperio. Veinte años más tarde, la magnífica Escalera de Stásov fue construida para reemplazar la antigua escalera circular que llevaba a la Capilla del Palacio. Desafortunadamente, la mayor parte de los interiores de Stásov - específicamente, los que datan del reinado de Nicolás I - no han sido restaurados desde los estragos de la SGM.

Cuando las fuerzas del ejército alemán se retiraron del sitio de Leningrado, hicieron destruir la residencia intencionadamente, dejando solamente la concha vacía del palacio detrás de ellos. Antes de la SGM los archivistas rusos consiguieron trasladar una fracción de sus contenidos, que demostraron tener gran importancia al reconstruir el palacio. Aunque la mayor parte de la reconstrucción se acabó a tiempo de Tricentenario de San Petersburgo en 2003, aún se requiere mucho trabajo para restaurar el palacio a su anterior gloria. Para atraer fondos, la administración del palacio últimamente alquila el Gran Salón para acontecimientos de alto nivel, como un concierto de Elton John para una audiencia de élite en 2001 y la exclusiva fiesta del año 2005 con gente del estilo de Bill Clinton, Tina Turner, Whitney Houston, Naomi Campbell y Sting.




Distribución
Aunque los interiores neoclásicos de Stásov y Cameron son soberbias manifestaciones del gusto de finales del XVIII y principios del XIX, el palacio es conocido sobre todo por el gran conjunto de habitaciones formales de Ratrelli, conocidos como la Enfilada Dorada. Comienza en el espacioso y aéreo salón de baile, la «Gran Sala» o la «Sala de Luces», con un techo espectacularmente pintado, y comprende numerosas habitaciones menores distintivamente decoradas, incluyendo la reproducida Cámara de Ámbar.

El Salón Dorado o Salón del Trono, llamada en el siglo XVIII Galería Ligera, es una estancia formal en el estilo barroco ruso diseñado por Bartolomeo Rastrelli entre 1752 y 1756. El Salón del Trono estaba pensado para albergar las recepciones más importantes como bailes, cenas de gala y mascaradas. El salón estaba pintado en dos colores y tiene una superficie aproximada de 1000 m2. Ocupa toda la anchura del palacio, las ventanas en el lado oriental que dan al parque mientras que las ventanas del lado occidental miran a la plaza del palacio. Por la tarde se encienden 696 bombillas sobre 12-15 candelabros ubicados cerca de los espejos. Las tallas y las ornamentaciones escultóricas y doradas del salón fueron creados según esbozos de Rastrelli y modelos de Johann Franz Dunker.

Más allá del Salón del Trono está el Comedor de cortesanos presentes. La habitación fue diseñada por Rastrelli a mediados del siglo XVIII. La pequeña habitación está iluminada por cuatro ventanas que dan al patio formal. El arquitecto ubicó falsas ventanas con espejos y espejos en la pared opuesta, haciendo la sala más espaciosa y luminosa. Decorada en el típico estilo interior barroco, la sala está llena de tallas doradas, complejas piezas doradas en las puertas y pautas ornamentales de flores estilizadas. El mural del techo fue pintado por un estudiante bien conocido de la Escuela Rusa de mediados del siglo XVIII. Se basa en el mito griego del dios sol Helios y la diosa de la aurora, Eos.

Cruzando el Comedor de los Cortesanos presentes, en el otro lado de la Escalera Principal, está el Comedor Formal Blanco. La sala se usaba para las cenas formales de la emperatriz o «comidas de la tarde». Las paredes del comedor estaban decoradas con la mayor extravagancia con tallas doradas. Los revestimientos consisten en tallas doradas sobre las consolas. El mural pintado, El triunfo de Apolo es una copia de una pintura realizada en el siglo XVI por el artista italiano Guido Reni.

La Sala de Retratos es un apartamento formal con una superficie de 100 m2. Las paredes de la habitación lucen retratos formales de la emperatriz Catalina I, la emperatriz Isabel Petrovna, así como pinturas de Natalia Alekseyévna, hermana de Pedro el Grande y la emperatriz Catalina II. Los suelos incrustados de la sala contienen maderas preciosas. El Despacho de Alejandro I fue diseñado entre 1752 y 1756 y pertenecía al conjunto de habitaciones privadas del emperador. El despacho destacaba del resto de habitaciones formales en el palacio debido al hecho de que sus paredes estaban cubiertas con seda china. Otra decoración en la habitación era típica de las habitaciones formales del palacio, un fresco en el techo y tallas doradas. Las elegantes mesas de cartas y cómoda de madera incrustada muestran porcelana de Berlín, china y japonesa.

El Comedor Verde, que reemplazó a los «Jardines Colgantes» de Rastrelli en 1773, es la primera de las habitaciones del ala septentrional del Palacio de Catalina, diseñado por Cameron para el futuro emperador Pablo y su esposa. Las paredes color pistacho de las habitaciones están revestidas con figuras de estuco de Iván Martos. Durante el gran incendio de 1820 la habitación quedó seriamente dañada, compartiendo de este modo la suerte de otros interiores de Cameron. Fue posteriormente restaurada bajo la dirección de Stásov.

Otros interiores de Cameron eran la Habitación de los Camareros, con un suelo incrustado de palo de rosa, amaranto y caoba y estilosas mesas de cartas Chippendale; el Comedor formal Azul, con papel pintado de seda azul y blanco y chimeneas de mármol de Carrara; la Sala de Dibujo azul chino, una curiosa combinación de estilo Adam con la chinoiserie; la Antecámara del Coro, con paredes revestidas de seda color albaricoque; y el tocador con columnas de Alejandro I, ejecutado en estilo pompeyano.

La visita también incluía el acceso a la Cámara de Ámbar, una auténtica delicia que no siempre está a disposición de los visitantes. No dejan hacer fotos en su interior. Pero quedas abrumado cuando entras ante la belleza que tienes delante- Aunque como todo, en San Petersburgo, se hubiera disfrutado más con menos gente...

Más información
www.viajaporlibre.com/... ara-ambar/


Paseo por ríos y canales

Tras finalizar la visita interior al Palacio de Catalina y luego pasear por sus jardines, volvemos a subir al bus para regresar a San Petersburgo. El camino de vuelta se hizo más pesado porque había bastante tráfico en el centro. Me sorprendió ver que todo son semáforos en cada cruces. Sin apenas rotondas o pasos de peatones simples con cedas o stops. Toda la circulación regulada con innumerables semáforos.

Finalmente conseguimos llegar hasta nuestro destino, el río Neva, en donde nos esperan para realizar un paseo de unos 45 minutos en barco. Hay la posibilidad de ir en una zona cubierta (con ventanas) o descubierta (ojo con las cabezas porque se pasa por debajo de unos cuantos puentes. Recorreremos el Neva, dirección desembocadura, para luego remontar el río Fontanka (o de las Fuentes) Un recorrido muy bonito con excelentes vistas de muchos monumentos importantes, como el Hermitage (del que hablaré más tarde).



El paseo en barco también nos permitió ver, aunque fuera de lejos, la Fortaleza de San Pedro y San Pablo. Esta es la ciudadela original de San Petersburgo (erigida en 1703). Contiene diferentes edificios de interés, como la catedral de San Pedro y San Pablo, donde están enterrados los zares desde Pedro I el Grande hasta Nicolás II y su familia.

La fortaleza la ordenó construir Pedro I el Grande en 1703, sobre la pequeña isla de Záyachi, en el río Nevá. Erigida durante la Guerra del Norte, la fortaleza nunca entró en batalla. Tiene forma hexagonal con 6 bastiones en cada uno de sus ángulos. En un primer momento se construyó en madera y tierra, pero se reconstruyó en piedra desde 1706 hasta 1740. A partir de 1720 sirvió de alojamiento a la guarnición de la ciudad y de cárcel de prisioneros políticos, entre otros. El bastión de Trubestskoy, construido en la década de los 1870, se convirtió en el bloque principal de la prisión. La catedral se edificó entre 1712 y 1733. Consta de una torre campanar 3,2 m de altura con una cúpula rematada con un angelote.

Durante 1917, fue atacada por soldados amotinados del Regimiento Pávlovski y todos sus prisioneros fueron liberados. Cuando el 4 de julio los bolcheviques intentaron apoderarse de la fortaleza, los 8000 hombres de guarnición se declararon prorrevolucionarios, aunque después volvió a manos gubernamentales. El 25 de octubre, la fortaleza fue tomada por los bolcheviques. Ese día tuvo lugar la batalla contra el Palacio de Invierno, que fue bombardeado desde la fortaleza. En 1924, la mayor parte de la fortaleza fue transformada en museo. Sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial debido a los bombardeos nazis. Tras la guerra fue restaurada.

Pero quizás lo nás espectacular del recorrido es el paso por el río Fontanka, que es un brazo del río Nevá. Su cauce se extiende por 6700 metros, su ancho máximo es de setenta metros y su profundidad alcanza los tres metros y medio. Las costas del Fontanka se encuentra alineado con las antiguas residencias privadas de la nobleza rusa.



Hasta mediados del siglo XVIII, el río Fontanka era considerado el límite sur de San Petersburgo. Sus costas estaban alineadas con las enormes mansiones de los miembros de la familia imperial rusa y de otros nobles, como el Palacio de Verano y el Palacio Aníchkov. Entre las reliquias de la arquitectura barroca que bordean el río se encuentran el Palacio Sheremétiev, el Palacio Beloselski-Belozerski, el Palacio Shuválov y la Iglesia de San Panteleimón. Las estructuras neoclásicas del siglo XVIII incluyen el Instituto Catalina, el Palacio Aníchkov y el Palacio Yusúpov. Quince puentes cruzan el Fontanka, entre los que se destacan el Lomonósov y el extravagante Puente Egipcio. El más famoso de todos los puentes, el Aníchkov.


Regreso al barco

Al terminar, nos fuimos raudos a una tienda de recuerdos que, tal y como nos advirtió la guía, era muy barata. Además tuvieron el detalle de esperar por nosotros ya que cerraba a las 7 y a esa hora aún estábamos bajándonos del barco. Apehaa se llama este lugar. Y tienes todo tipo de recuerdos: desde imanes (¡a 1 euros los baratos y a 2 los caros!) a los típicos obsequios rusos: Matrioskas (tanto caras/artesanales como baratas/industriales), cajas de música con formas de palacios de cuento... Para los que busquéis camisetas, os recomiendo la propia terminal de cruceros (por 8 euros las tenéis chulísimas), Yo pagué todo con tarjeta de crédito y no me "clavaron" demasiado de comisión, así que me compensó (aquí cada cual que consulta con su Banco porque cada uno es un mundo),

A las 8.15 estábamos de vuelta en la terminal y la aduana la cruzamos rápido. Fuimos los últimos en llegar (cosa que me alegra, porque el día fue completísimo y con pocas pérdidas de tiempo). entre las compañías de excursiones. Así que tocaba ir directos a cenar porque en apenas dos horas y media tocaba volver a bajar para la Nocturna.


Excursión nocturna

A las once de la noche arrancó puntual la excursión nocturna. En esta ocasión, excursionesparacruceros y shorex se unieron y formaron una ruta conjunta por la noche de San Petersburgo. La guía Natalia entró en escena de una manera espectacular, con muchas bromas que despertaron al que iba media dormido. Hay que tener en cuenta que la salida de la terminal es el trayecto en bus más largo y entre carcajada y carcajada nos vimos de repente en San Isaac, casi sin darnos cuenta. Nos dio cinco minutos para bajar a la plaza a hacer fotos con todo iluminado y nos contó la historia de Alejandro y su hija María. El zar se enfadó con su hija, que tenía su Palacio allí, e hizo girar la estatua para que esta solo viera el culo del caballo cada vez que se levantara. Una historia curiosa, acompañada de algún que otro chiste político que provocó no solo las risas, también que lo primero que hiciese la gente al bajar fuese ir a cotografiar el trasero del jamelgo.



Seguimos nuestra marcha por la espectacular Avenida Nevski y también paramos en el Teatro, en los jardines de Catalina La Grande, el iglesia de Nuestra Señora de Kazán, en la iglesia de San Salvador sobre la Sangre Derramada y en las inmediaciones de la plaza del Palacio, junto al Hermitage. Aprovechamos muy bien el tiempo pero sin descuidar la hora, ya que debíamos cruzar el río Neva antes de que elevasen los puentes (de 1 a 5 de la madrugada es imposible cruzar a la isla de Basilio, que es por donde se va a la terminal de cruceros).



Fuimos hasta la otra orilla del río Neva y nos detuvimos en el Puente del Palacio, que se eleva exactamente a la 1 y 10 minutos. Es realmente espectacular. Yo os recomiendo que os acerquéis, bajando unas escaleras que dan al río. Ponen una música y es impresionante ver cómo se eleva una avenida entera de seis carriles hasta quedar completamente erguida. Veréis fotos, pero lo realmente impactante es verlo allí, in situ.



A las dos menos cuarto regresamos al barco. Tocaba dormir ya que a la mañana siguiente había que madrugar de nuevo.


Metro de San Petersbuego

El día 2 comenzó con quince minutos de retraso porque el bus vino tarde. Nos alejamos del muelle y disfrutamos de las vistas de la isla de Basilio. Por la ventana pudimos ver el campo de fútbol en el que se disputará una de las semifinales del Mundial de Rusia 2018 de fútbol. Cruzamos el Neva y la guía nos advierte que comenzaremos con una visita a dos de las estaciones más antiguas del metro de San Petersburgo. Nos entrega unas fichas para acceder a la línea roja (la más antigua) y hacemos un trayecto de dos paradas para ir de Avtovo a Narvskaya. Es realmente bonito el recorrido por estas estaciones.



El Metro de San Petersburgo es el servicio de transporte más eficiente y, a la vez, una obra de arte y de la ingeniería. Es el metro más profundo del mundo y cada estación, especialmente en la Línea 1, por la que fuimos, tiene una decoración digna de un palacio. Debido a las dificultades geológicas, durante la construcción del metro (que transcurre bajo varios ríos situados en el interior de la ciudad y la cercanía al golfo de Finlandia), se produjo el derrumbe del túnel entre Plóschad Múzhestva y Lesnaya. Algunas estaciones poseen puertas de andén, que separan la plataforma de pasajeros del piso de vías por donde transcurren los trenes del metro, estas puertas se abren simultáneamente con las puertas del tren que llega a la estación. Después de la primera línea de metro que se construyó en Moscú, los planes de San Petersburgo se llevaron a cabo siguiendo el modelo de la capital, inaugurándose la primera línea de metro en 1955.

Más info de la estación de Avtovo
www.absolutviajes.com/... ia-avtovo/

Más info de otras estaciones
www.vivireuropa.com/me... tersburgo/


Palacio de Peterhof

Después de este agradable paseo, regresamos al bus para trasladarnos a Peterhof, a una hora de distancia de la capital. El palacio de Peterhof es un conjunto del palacio y del parque que se encuentra en la orilla meridional del Golfo de Finlandia, a unos 39 km de San Petersburgo. Está situado en el territorio de la ciudad de Peterhof, llamado antiguamente Petrodvoréts.



Se dice que la esposa de Pedro I el Grande, Catalina I, convenció al zar para construir el Palacio de Peterhof y así hacer más llevadores los viajes por el reino y su estancia en verano. Pensaron en grande, y además de un enorme bosque para cazar, actualmente un parque, se mandaron tallar más de 38 estatuas y 213 bajorelieves junto a impresionantes fuentes. Se edificaron varios complejos, como el Palacio Grande, el Pabellón Hermitage, el Palacete Marly o el Palacio de Monplasir, el lugar preferido de Pedro I, ya que estaba junto al mar.

Peterhof fue utilizado principalmente como palacio de verano hasta el final de la época de los zares. Después de ésta época, y más en nuestra historia reciente, concretamente en la Segunda Guerra Mundial, el Palacio de Peterhof como muchas edificaciones en Rusia sufrió los estragos de aquella guerra. Fue ocupado por los alemanes y bombardeado por los propios soviéticos por la ira de Stalin, ya que pretendía frustrar una fiesta que tendía previsto celebrar allí Hitler.

De camino a Peterhof, la guía nos contó historias muy interesantes. Me quedé especialmente con que el trabajo de construcción de las fuentes fue muy sesudo ya que buscó el ahorro (dentro de lo que cabe). El agua de las fuentes nace en los manantiales de las colinas (a 100 metros de altitud) situadas a 22 kilómetros de distancia, baja por canales y va directamente hasta dos estanques, desde los que a través de tubos subterráneos alimenta a las fuentes. Esta agua se recicla continuamente ya que al finalizar este recorrido muere en el Báltico. Estas fuentes permanecen abiertas durante el verano de 10 a 19 horas.




Palacios y museos

Peterhof se compone de diversos palacios, museos, iglesias y otras construcciones.
El Palacio Grande se encuentra en el corazón de Peterhof. Era la antigua residencia de verano de los zares rusos. Se eleva por encima de la denominada Gran Cascada y del parque inferior.
A lo largo del complejo de Peterhof existen muchas otras pequeñas construcciones, museos o iglesias, como el Palacio de los Granjeros, el Palacio de Marly, el Palacio Cottage, Church Wing, The Museum of Collections, The Museum of Playing Cards, etc.
Nosotros solo los vimos por fuera. No entramos en ningún edificio.


Jardines y fuentes

Más interesante que los propios palacios o museos del complejo, son los jardines y fuentes de Peterhof:
- Parque superior. Se sitúa a la entrada del parque y se compone de cinco fuentes. Puede visitarse de forma gratuita.
- Parque inferior. Mucho más espectacular y cuya entrada (que cuesta 700 rublos) da acceso al recinto en el que se encuentran los diferentes palacios y construcciones, así como el complejo de fuentes más grande del mundo. Tiene una extensión de más de 100 hectáreas. El agua que utilizan las fuentes proviene de manantiales naturales. A lo largo del parque inferior existen multitud de fuentes y cascadas como la Gran cascada y la fuente de Sansón. También existen multitud de de fuentes lúdicas para niños y las llamadas "fuentes broma". Pedro I tenía un gran sentido del humor y mandó construir algunas que se activan en determinado horario o si se pisa determinada piedra y pueden mojar a los visitantes.

Todos los días durante la temporada estival a las 11:00 de la mañana se puede ver el lanzamiento del más famoso conjunto de fuentes, la gran cascada, que se extiende desde la fachada norte del Palacio Grande hasta el canal de marina que comprende 64 fuentes diferentes y más de 200 estatuas de bronce. Es verdaderamente espectacular y vale la pena verlo.


Plaza del Palacio

Después de visitar durante una hora los jardines de Peterhof, regresamos a San Peterburgo para comer. En esta ocasión el lugar escogido por la agencia fue el Restaurante Bulvar. Me gustó bastante: estaba todo muy rico y el servicio fue muy rápido y eficiente. Cuando llegamos vimos que allí también estaban los de shorex.ru, que acabaron antes y se fueron raudos al Hermitage. Nosotros saldríamos una media hora más tarde y comenzamos con un paseo por el entorno del Hermitage.

La Plaza del Palacio une Nevsky Prospekt con el Puente del Palacio que lleva a la Isla Vasílievski. El lugar fue escenario de muchos acontecimientos de importancia mundial, entre los que se incluyen el Domingo Sangriento (1905) y la Revolución de Octubre (1917). El edificio más antiguo y célebre de la plaza es el Palacio de Invierno de los zares rusos (1754-62), de estilo barroco blanco y azul, que da nombre a la plaza.



El lado opuesto de la plaza, el lado sur, fue diseñado en forma de arco por el arquitecto George von Veltenen el siglo XVIII. Sin embargo, los planos de von Velten se llevaron a la práctica medio siglo después, cuando Alejandro I de Rusia imaginó a la plaza como un enorme monumento a la victoria rusa contra Napoleón Bonaparte y encargó a Carlo Rossi que diseñara el Edificio del Estado Mayor (1819-29). Esta construcción en forma de arco y estilo Imperio cuenta en el centro con un arco de triunfo doble coronado con una cuadriga romana.

El medio de la plaza se halla señalado por la Columna de Alejandro (1830-34), diseñada por Auguste de Montferrand. Esta columna de granito rojo (la más alta de su tipo en el mundo) tiene 47,5 metros de altura y pesa alrededor de 600 toneladas. La misma se encuentra tan bien asentada que no necesita estar unida a su base.

La parte oriental de la plaza está ocupado por el Cuartel del Cuerpo de Guardias (1837-43), creado por Aleksandr Briulov. Sin embargo, el lado occidental se abre hacia la Plaza del Almirantazgo, lo que convierte a la Plaza del Palacio en parte vital del gran conjunto de plazas de San Petersburgo.


Hermitage

La guía nos informó que le habían dado como hora de entrada las cuatro de la tarde (a las cinco salía el barco), pero que iba a intentar que entráramos antes. Lo hicimos, después de una media hora de cola, y la visita fue fugaz. Fue un ver y no ver. Caminar sin detenerse de punto a punta por todos los edificios. Hay que tener en cuenta que el Hermitage cierra los lunes por lo que todas las excursiones de nuestro crucero se hicieron el mismo día (martes). Eso no ayudó.

El Hermitage («refugio del ermitaño») es una de las mayores pinacotecas y museos de antigüedades del mundo. La colección ocupa un complejo formado por seis edificios situados a la orilla del río Neva, siendo el más importante de estos el Palacio de Invierno, residencia oficial de los antiguos zares. El resto del complejo arquitectónico lo forman cinco edificios, entre los que se encuentran el Palacio Menshikov, el Edificio del Estado Mayor y un recinto para almacenamiento. El museo se formó con la colección privada que fueron adquiriendo los zares durante varios siglos, y no fue hasta 1917 cuando fue declarado Museo Estatal. Su colección, formada por más de tres millones de piezas, abarca desde antigüedades romanas y griegas, a cuadros y esculturas de la Europea Occidental, arte oriental, piezas arqueológicas, arte ruso, joyas o armas. Su pinacoteca está considerada una de las más completas del mundo.



La historia del Museo está muy relacionada con la del Palacio de Invierno. Cuando la emperatriz Catalina la Grande llegó al poder mediante un golpe de Estado, una de las primeras cosas que hizo fue establecer su residencia en el recién construido Palacio de Invierno. En el año 1764, Catalina compró una colección de 225 cuadros de pintura holandesa y flamenca en Berlín a Johann Ernest Gotzkowski. Fue entonces cuando comenzó a decorar el palacio con todo tipo de obras de arte que iba adquiriendo provenientes de Europa Occidental. Sólo el comedor estaba adornado con 92 cuadros. Los diplomáticos rusos en Europa estaban encargados de comprar todo tipo de objetos, cuadros, joyas, libros, documentos, para llevar al Palacio de Invierno.



Durante la segunda mitad del siglo XVIII, Catalina se dedicó, además de a la construcción del complejo arquitectónico que forma el actual Hermitage, a aumentar su colección de manera importante. Adquirió todas las colecciones en venta que pudo encontrar. En 1769 compró su colección al conde Heinrich von Brühl, con obras de Rubens y Rembrandt. En 1772 compró la del barón Pierre Crozat. Esta incluía obras de Rafael, Rubens o van Dyck entre otros. En 1779 adquirió la colección de Robert Walpole, considerado como el primer primer ministro del Reino Unido, que comprendía obras de Murillo, Rembrandt, Rubens o van Dyck. En 1781 compra la colección del Conde de Baudouin, que abarcaba 119 obras de artistas flamencos, holandeses y franceses, y en 1787, la colección de escultura de John Lyde-Brown, director del Banco del Reino Unido, que contenía 300 esculturas, entre las que se encontraban varias esculturas romanas, una griega y esculturas renacentistas. Además, Catalina se interesó por las antigüedades, y encargó diversas obras para que se las trajeran desde Roma.



El zar Alejandro I de Rusia, cuando entró con sus tropas en el año 1815 en París, hizo una de las mayores compras para la colección del Hermitage: la colección privada de la Emperatriz
Josefina, que contenía pinturas y esculturas. A su muerte, Alejandro compró a sus herederos 38 cuadros más, algunos de Rubens y Rembrandt, y cuatro esculturas de Antonio Canova. En 1837 hubo un gran incendio en el Palacio de Invierno que destrozó gran parte de sus interiores, y para evitar que el fuego se extendiera al Pequeño Hermitage, se desmontaron todas las conexiones entre los dos palacios. En 1904, el Palacio de Invierno deja de ser una residencia imperial. En la Primera Guerra Mundial, en 1914, el museo pasa a ser un hospital, y las colecciones fueron trasladadas a Moscú para su seguridad. No volvieron hasta 1924.




Complejo arquitectónico del museo:

El Palacio de Invierno es el principal edificio del museo. Fue construido entre los años 1754 y 1762 por orden de la emperatriz Isabel. Terminó de construirse después de su muerte. Fue la residencia oficial de los zares de Rusia hasta la caída de la monarquía tras la Revolución rusa, en el año 1917, y en su interior sucedieron algunos de los acontecimientos más importantes de la historia de Rusia.

Catalina II mandó construir un pequeño palacio, situado al lado del Palacio de Invierno, al que llamó Pequeño Hermitage, y que entre otras cosas, contaba con unos jardines colgantes. Esta sección del museo fue construida entre 1765 y 1769. Contiene dos salas de exposiciones laterales, y sirve de enlace entre el Palacio de Invierno y el resto de palacios que forman el museo.

Pronto el palacio se llenó de objetos, así que Catalina ordenó la construcción de otro edificio, conocido como el Viejo Hermitage, construido entre 1771 y 1787. Esta parte del museo está conectada con el resto de edificios que vienen a continuación a través de un arco que sortea uno de los canales que desembocan en el Neva, el canal de Invierno.

El Teatro del Hermitage fue ordenado construir por Catalina entre 1783 y 1787. Se encuentra al otro lado del canal de Invierno. En la actualidad, se siguen representando obras teatrales dentro de la programación del museo.

El Nuevo Hermitage fue el primer edificio construido en Rusia específicamente para contener arte. Fue entre 1842 y 1841. Es donde se encuentra la entrada principal, que consiste en un gran pórtico con unos atlantes. Se encuentra a continuación del resto de edificios, al otro lado del canal.



El Palacio Menshikov fue la residencia del gobernador de San Petersburgo y amigo del zar Pedro I de Rusia. Su construcción data de 1710, aunque se acabó su construcción en 1721. Fue considerado el palacio más lujoso de toda la ciudad.

El Edificio del Estado Mayor fue construido entre 1820 y 1827. Hacia su mitad, se encuentra un arco que tiene encima una escultura en bronce de un carro guiado por 6 caballos, que da paso a la plaza del Palacio. El ala oriental del museo fue en un principio el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Ministerio de Economía, pero ahora pertenecen al museo.

Después de recorrer todos estos edificios, vimos que todavía había más cola que cuando nosotros entramos.



Despedida y embarque

A las cuatro y media, después de 45 minutos de visita, cogimos el bus hacia el muelle de cruceros. A pesar de llegar sobre el límite de la hora, nos encontramos con una gran cola para pasar la aduana. Y eso que los trabajadores rusos aceleraban todo lo que podían, pero aún así esos 15-30 minutos de espera fueron inevitables. El barco emprendió su marcha hacia Tallin con una hora de retraso.


Conclusiones de San Petersburgo

San Petersburgo me pareció una ciudad alucinante. Sus palacios, sus iglesias, sus canales, sus jardines... Todo muy especial. Pero tiene un grandísimo problema: en julio y agosto está sumamente masificado de turistas y en ciertos lugares es realmente incómodo caminar entre la multitud. No me gusta generalizar, pero me fui de Rusia con una imagen muy negativa de los turistas japoneses. Dando empujones sin importar que fueras con un bebé y elevando la voz en lugares de culto. O te ponías a su altura o te pasaban por encima.

Fueron dos días muy bonitos que incluso se hacen cortos ante la gran cantidad de lugares que ofrece San Petersburgo. Ahora que sé cómo es todo aquello, recomiendo mucho contratar la excursión nocturna. Primero, porque disfrutas de las calles maravillosamente iluminadas; segundo, por la tranquilidad que da pasear por lugares con poca gente; y, tercero, porque el espectáculo de los puentes levadizos merece la pena. Sé que es un poco paliza, porque ese día te acuestas tarde y a la mañana siguiente hay que madrugar, pero merece la pena el esfuerzo.


Conclusiones sobre la excursión de excursionesparacruceros

Era la primera vez que contrataba una excursión con ellos. Y me fui contenta de su servicio, teniendo en cuenta lo pagado. Ahora bien, como todo, es importante analizar las luces y las sombras para que todos los que vayáis con ellos sepáis lo que hay. Que al final es lo más importante.

Las guías muy bien. Tanto Helena como Natalia. Cada una con su estilo. La primera, muy profesional, intentando dar toda la info posible con el mayor rigor; mientras que la segunda, en horario nocturno, tuvo un perfil más bromista que ayudó mucho a no quedarnos dormidos. Le doy un 10 a ambas.

La nota negativa de la excursión se la doy a la falta de información previa de cómo iba a ser el recorrido. Me explico. Cuando te mandan la documentación te ponen un programa, con una frase final en la que apuntan que puede variar. La realidad fue que no tuvo nada que ver con lo realmente desarrollado. Vimos cosas que no estaban previstas (se les agradece), pero por ejemplo el Hermitage fue un visto y no visto. En el programa inicial ponía que iba a ser una mañana y la realidad es que fueron 45 minutos. Yo llevaba un bebé y hasta agradecí que fuera así, porque con la cantidad de gente que había todo era bastante agobiante para el niño, pero entiendo que gente se fuera muy molesta y se sintiera engañada. Ese sentimiento no sería así si te avisan desde el principio cómo va a ser, y si lo aceptas es con todas las consecuencias.

¿Fue una decisión acertada? Con nuestros condicionantes (el aniño), creo que acertamos. Pero, según lo hablado con otros compañeros de crucero, creo que la excursión de shorex.ru fue mejor. Ellos se movían más rápido en microbus y el resultado final fue gozaron de dos horas de Hermitage. Tampoco es tiempo suficiente para verlo, pero al menos no lo hicieron corriendo. Lo que no recomiendo son las excursiones de la naviera. Ves menos. El primer día, por ejemplo, los de la excursión más completa estaban a las seis de la tarde en el barco. Es decir, estuvieron en San Petersburgo dos horas y media menos que nosotros pagando prácticamente el doble.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Loretobarrose Ver más diarios de Baltico y Fiordos Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 51 Visitas mes actual: 46 Total visitas: 97

  Últimos comentarios al diario:  Crucero Capitales Bálticas (Costa Pacífica) y 3 días en Hamburgo
Total comentarios 3  Visualizar todos los comentarios

marimerpa  marimerpa  09/09/2017 07:58   
Te está quedando muy bien el diario, está todo perfectamente explicado. Te adelanto las estrellas.

spainsun  spainsun  11/09/2017 14:57   
Tengo ganas de ver acabado este diario. Anímate y ponle alguna foto.
Gracias por compartirlo.

Gulpiyuri  Gulpiyuri  29/09/2017 16:31   
Un gran diario con muchísima información, me hubiera encantado hacerlo.
Te dejo todas las estrellas y mi agradecimiento Sonriente

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Barco-Cruceros-Ferries Tema: COSTA PACIFICA-BALTICO
Foro Cruceros por el Baltico y Fiordos Foro Cruceros por el Baltico y Fiordos: Foro de Cruceros por el Baltico, Atlantico Norte y Fiordos: Suecia, Rusia, Noruega, Dinamarca, Finlandia, Islandia, Groenlandia y Artico... Excursiones, grupos de viajeros, salidas de barco, navieras.
Ultimos 5 Mensajes de 403
45163 Lecturas
AutorMensaje
ChanelTenerife
ChanelTenerife
Travel Adict
Travel Adict
May 04, 2011
Mensajes: 43

Fecha: Mie Sep 13, 2017 12:32 pm    Título: Re: COSTA PACIFICA-BALTICO

COSTA PACIFICA - Para los que no habéis viajado en Costas, la tarjeta de embarque están en la habitación. - Servicio de lavandería: mande a lavar las piezas de ropa que ponían en promoción de 20 pico piezas lavar con agua ( no en seco ),coste 19.99 euros y la verdad es que estaban limpias y me supongo que las meterán en secadora, porque estaban esponjosas y dobladas tan bien que te daba pena tocarlas y no necesitaban ni plancha. Eso si, mande vaqueros, camisetas de mi pareja oscuras pero con manchas ( teniendo una niña de 2 años ) calcetines, pijamas, una chaqueta...  Leer más ...
ChanelTenerife
ChanelTenerife
Travel Adict
Travel Adict
May 04, 2011
Mensajes: 43

Fecha: Mie Sep 13, 2017 12:41 pm    Título: Re: COSTA PACIFICA-BALTICO

Cuando mire información, no encontré ningún itinerario como el que hicimos nosotros en ESTOCOLMO, en los demás puertos hay información idéntica a la que nosotros hicimos y Kláipeda y Gdynia, ya lo va a explicar Loretobarrose con detalle. Así que dejo aquí mi itinerario y también lo voy a poner en "excursiones en Estocolmo" o algo así se llama, ya que foreros preguntaban por excursiones desde el barco y no sabían responderles muy bien de a lo que les daba tiempo o por lo menos yo después de muchas horas de leer y releer, no lo encontré.
loretobarrose
loretobarrose
Super Expert
Super Expert
Nov 30, 2013
Mensajes: 554

Fecha: Mie Sep 13, 2017 01:24 pm    Título: Re: COSTA PACIFICA-BALTICO

ChanelTenerife Escribio:


NOTA: loretobarrose y mjrfer, si venis a Tenerife, cuando sea, en 1 año o en 20, no dudéis en contactar con nosotros por aquí. Besos.

Igualmente si venís por Galicia! Ya tenéis nuestro contacto para cualquier cosa que necesitéis! Por cierto, ya te pasaré alguna foto en la que salís! De momento tengo tanto material acumulado que no doy hecho jejeje. Besos para los tres!
ChanelTenerife
ChanelTenerife
Travel Adict
Travel Adict
May 04, 2011
Mensajes: 43

Fecha: Mie Sep 13, 2017 01:48 pm    Título: Re: COSTA PACIFICA-BALTICO

ESTOCOLMO LLEGADA Vartahamnen a las 8:30 Desde PLANTA ALTA de la estación del muelle se accede a una pasarela que cruza hacia el otro lado. Al cruzar la pasarela, ir a la derecha, llegamos a una carretera, pues a la derch. y dp la 1ª a la izq., cruzando enfrente. Tras pasar a la parada de guaguas que esta a la derecha, fijarnos en la T azul en fondo blanco de Tunnelbana/metro. - Línea 13 roja, Gardet. Dirección Norsborg y parada T-central. La Centralstation se divide principalmente en: - La estación de trenes recibe el nombre de Stockholm Central. - La zona del metro...  Leer más ...
loretobarrose
loretobarrose
Super Expert
Super Expert
Nov 30, 2013
Mensajes: 554

Fecha: Mie Sep 27, 2017 12:28 pm    Título: Re: COSTA PACIFICA-BALTICO

Buenas a todos!

Os dejo el diario que estoy escribiendo. La parte del crucero ya está lista

www.losviajeros.com/Bl... burgo.html

En los próximos días a ver si consigo terminar lo que hicimos aprovechando que nos quedamos dos días más allí. Las visitas a Hamburgo, Lubeck y Bremen.

Este crucero vuelve a hacerse el año que viene. Así que cualquier duda ya sabéis. Preguntad sin problemas!
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad