Toggle Content Toggle Content
Toggle Content Fotos / Pics
Viaje a Túnez - Julio 2004 - Diario del Viajero
Viaje a Túnez - Julio 2004
Diario del Viajero
Diario de dos Viajeros en Túnez. Sus experiencias, contradicciones y pequeñas aveturillas.

Dos viajeros que hicieron sus viajes a Tunez por separado en 2004 nos cuentan sus peripecias.

Además queremos compartir con vosotros algunos enlaces donde podeis encontrar información adicional:
Nuestra Galería de Fotos: Fotos de viajes por Túnez.
Foro de Africa: Foros con mensajes de viajeros por Túnez y por toda Africa.
El Viajero Independiente: Uno de los foros de viajes más animado y variado, tanto por susu destinos, como por la originalidad de sus viajeros.

Viajero 1

Diario de un viaje veraniego por Túnez, en Julio de 2004.
Fotos y Texto Antonio Abarca.

Estancia en el Hotel Globalia Savana(****) en Yasmine Hammamet.

Llegada el martes día 20 de Julio, estancia en el hotel durante la mañana y por la tarde visita a Hammamet (pueblo).
Los hoteles se sitúan a uno y otro lado del pueblo, nuestro hotel se sitúa a unos 12-13 Km. al sur del pueblo. Habitualmente hay taxis a la puerta del hotel. Suelen llevar taxímetro, hay que avisarles que lo pongan en marcha. A pesar de llevar taxímetro se puede negociar el precio máximo, que suele ser de 4.5 - 5 DT (Dinares Tunecinos). El cambio está en torno a 1 € = 1.5 DT. Se puede cambiar en la recepción del hotel o en bancos. En la recepción del hotel no cobran comisiones. A la vuelta, los DT sobrantes se cambian en el aeropuerto con los justificantes de cambio que nos dan en el hotel, hasta un máximo de 100 DT, a partir de esa cantidad se paga una tasa del 30%, así que hay que ser sensato a la hora de cambiar.
La gastronomía se apoya en gran medida en el atún. Prueba de ello es uno de los platos más habituales en los restaurantes es el brik de atún, que consiste en una masa parecida a la de los crêpes, en la que se pone en el interior patatas fritas, perejil, atún y un huevo crudo, se cierra y se echa en aceite hirviendo, obteniéndose algo parecido a un calzone, con la textura exterior de un rollito de primavera. Es muy económico, nos puede costar entre 3 y 5 DT.
La gente es muy amable y basta que los mires para que se interesen por ti.


También hay algunos que se aprovechan de los turistas, al ofrecerse de guías, llegando incluso a ponerse pesados, lo mejor es ponerse serios y darles puerta, incluso de malos modos si es necesario. A veces también intentan quedarse con el cambio haciéndose los remolones o dándote mal la vuelta.
Miércoles 21, excursión a Tunez y Sidi Bou Said, a Cartago no fuimos porque nos lo desaconsejaron y nos dijeron que hacía mucho calor y que estaba todo muy destruido e irreconocible. Tomamos un taxi desde el hotel al Louage en Hammamet, donde tomaremos un taxi colectivo que nos llevará a Tunez (cuando se complete el taxi de 8 personas) por el precio de 3 DT por persona (330 pts o 2 €). Una vez en Túnez, nos desplazamos a pie hasta un mercado típico de los lugareños, donde encontramos carne, pescado y especias entre otras cosas.
Damos una vuelta por la ciudad, recorriendo calles antiguas, viendo algunas palmeras milenarias en el recorrido, llegando finalmente al zoco, que como es habitual, se encuentra junto a la medina. En los puestos, los comerciantes siempre invitan a que pases, y al más mínimo interés mostrado por algún artículo, comienza el ritual del regateo.
Recorremos toda la avenida Habib Bourguiba, la más populosa de la ciudad, hay quien la compara con los Campos Elíseos, aunque no es para tanto. Vamos buscando la estación TGM del tren de cercanías que llega a Sidi Bou Said, pasando por las ruinas de Cartago. Por el módico precio de 0.800 DT (90 pesetas) por persona nos llevará a Sidi Bou Said.
Una vez en Sidi Bou Said, nos acercamos andando al centro, pasando por las calles de este bonito pueblo de pescadores de tonos blancos y azules, no marchándonos hasta tomar el te con piñones en el café más típico del pueblo.
Una vez tomado el té y reposado un poco, al podernos descalzar, comenzamos la marcha de nuevo con el tren.
Cuando llegamos a Túnez, cogimos en las proximidades de la estación TGM el metro, la línea 1 que en un par de paradas nos llevaría a la estación de autobuses de Túnez (Babalois).
Finalmente, tomamos un autobús de gran lujo (climatizado y todo), que nos llevaría a Hammamet por 3.350 DT por cabeza.
Jueves 22, descanso en la piscina del hotel y en la playa privada del hotel.
Viernes 23, vamos a Nabeul para ver su mercado, bastante calor y el mercado es inmenso, ofreciendo diversas oportunidades de regatear, consiguiendo los productos por alrededor de 1/3 de lo que inicialmente pedía el comerciante.
Vuelta a Hammamet, donde comimos en el restaurante típico a los pies de la medina, y junto al mar Sidi Bou Hdid.
Sabado 24, alquiler de un coche sin conductor por 75 DT, para viajar a Sousse, Monastir y Mahdia. La gasolina cuesta a 0.800 DT el litro.
Recorrimos varios de los pueblos que encontramos a nuestro paso, viendo sus mercadillos autóctonos, sin la parafernalia ni los engaños de los mercadillos para los turistas.
Entramos en la autopista de peaje, en la que se paga 1.600 DT de peaje, la velocidad máxima es de 110 Km/h.
En Sousse, como es habitual, encontramos el zoco en las inmediaciones de la medina, que en este caso presenta una gran muralla.
Ya por la tarde llegamos a Mahdia, donde encontramos el núcleo urbano separado de la zona de hoteles y la habilitada para el turismo. Las playas son muy bonitas, de arena blanca, y el agua presenta unos tonos muy vistosos hasta el horizonte. El agua está muy limpia y clara y encontramos todo tipo de entretenimientos para los turistas, desde deportes náuticos hasta camellos.
Tras descansar un rato en la playa, nos adentramos en el pueblo de Mahdia, donde no observamos nada especial hasta que nos acercamos a la zona del puerto-playa del pueblo, donde encontramos un café con unas vistas preciosas en una cala rocosa muy bonita. Tras tomar el típico té con piñones, emprendemos la marcha, pero en pocos segundos y al acercarnos a una pequeña loma, nos sorprenden unas pocas tumbas, que se convierten en cientos al coronarla. Un cementerio junto a la playa. Emocionante el sabor de boca que nos dejó Mahdia.
Retornamos al hotel pasando por Monastir, circulando por una carretera que va bordeando el mar, pudiendo observar a los lugareños que parecían andar sobre el agua al atardecer, cuando realmente estaban recogiendo coquinas.
Por la noche nos dimos una vuelta por el barrio del hotel (Yasmine Hammamet), donde vimos la gran cantidad de inmensos hoteles que se encuentran en las proximidades del nuestro, así como un parque temático (Cartago Land).
Domingo 25, después de la paliza del día anterior nos apetecía descansar en el hotel y la playa.
Lunes 26, último día antes del retorno, lo dedicamos a ir a la playa y por la tarde a realizar las últimas compras en el mercado de Hammamet, viendo también por última vez la llamada del almuecín a los fieles, a la que acudían tras lavarse los pies, la cabeza y cubrirse las piernas.
Martes 27, no nos dio tiempo mas que a desayunar y a esperar para que nos recogiera el autobús que nos llevaría al aeropuerto de Túnez.



Viajero 2

Hace tan solo una semana que llegamos de Túnez, y por fin ternino el viaje!. La aventura se planteo con mi mujer y mis dos hijos, de 13 y 11 años. El primer destino era Egipto, pero dada la situación actual decidimos algo más tranquilo. Optamos por un tour de 4 días por el sur del país, con las consabidas excursiones en camello, visitas a los lugares de mayor interés y ruta en 4x4 por el desierto, dejándonos 4 días mas en un hotel en la costa de Hammamet.

Que deciros no nos ha gustado nada el país ni sus costumbres, pero esta claro que esto es una opinión muy personal, para todos los gustos habrá, os contare un poco por encima lo esencial del viaje para que si alguno de vosotros esta pensando en hacerlo se lo piense muy mucho, pues el mundo es muy grande.

Deciros que nada mas llegar al país, os espera la primera tomadura de pelo con la subida de las maletas al autocar, en la que te estafan dos euros por hacer algo que esta pagado, además la tarifa es indiscutible 2 euros, y de lo contrario te dejan la maleta en el suelo. ¡ Bueno puede que tengáis suerte!, De los que entramos en el bus prácticamente la totalidad ya sé sentida timado al sentarse. Pero bueno, esta claro que esto pasa en muchos lugares...

La llegada al hotel es otra aventura ya que desde España, sales sin saber en que hotel te alojaras, aunque tengas contratados hoteles de 4 y 5 estrellas, y que sorpresa la tuya, cuando te meten en un hotel de 3 y donde Cristo dio tres voces, es decir en un lugar del que difícilmente podrás moverte a no ser que ya el primer día te cojas un taxi, y te marches a la aventura. Lo recomendable si tienen que llevarte a la otra punta del país es decir al sur, es que la agencia de Viajes contrate las llegadas en el Aeropuerto del Sur, que no recuerdo como se llama, pero no que te dejen en Túnez y tengas que recorrer 1500 Km en autobús, con lo que tiene de agotamiento y de perdida de tiempo en ver lo que realmente interesa, pero olvidaros, veréis el país subidos en un bus.

No niego que para las personas que lo que pretendas son descansar en un hotel cerca del mar y no complicarse la vida, no esta mal los precios son de risa comparados con España o Europa, pero la calidad tampoco tiene nada que ver. Para mi gusto, y para el de casi todos los que viajaban con nosotros los hoteles adolecen de todo tipo de limpieza, de conservación y buen trato. Deciros que en todos los hoteles visitados y fueron 5 y todos de categoría superior, no encontré ninguno en los que los baños se pudiesen decir que estaban higienizados, las colchas tenían manchas del tamaño de monedas, las cortinas que contaros y en los que tenían moqueta mejor ponerse las zapatillas. Cuando abrías las camas te encontrabas la sorpresa de que casi siempre tenían los pelos del anterior ocupante, ya ves un recuerdo que te ofrecían en el Hotel. Si te quejabas te hacían la cama, eso si te seguían dejando el regalo capilar del antiguo ocupante.

Las comidas informaros que durante todo el recorrido por el sur fueron pésimas, es decir las ponían y nadie las comía. Suelen ser casas de comidas en la carretera que no cumplen las mas mínimas medidas de higiene ni de nada de nada es decir autentica porquería, con lo cual andas fastidiado hasta que llega la cena, y sorpresa, esperar que la cena se pueda comer. En la mayoría de los sitios no se respeta que los gustos Europeos o por lo menos el de los españoles, no es muy de picantes, acabareis de la Jarisa, o como le llamen hasta el hígado. ¡No tomar nunca agua después de la Jarisa !..... de lo contrario tener un W.C cerca, y eso es difícil dado el itinerario que te plantean. je,je.

Bueno, deciros que el país no tiene nada demasiado fuera de lo común como para que lo recordéis como algo especial, las ruinas romanas que se supone las mejor conservadas, las veréis poco, a no ser que toméis la decisión de alquilar un coche y verlas por vuestra cuenta, lo cual entraña algún que otro riesgo. Pero adelante los valientes !. El lago salado es digno de ver en los meses de verano por el resplandor del sol en la sal, pero en los meses de invierno estáis dados, es sorprendente la inmensidad del mismo y la proximidad de la codillera del Atlas pero mucho me temo que para muchos esta mas cerca las Salinas de la costa levantina y sin tanto kilómetro a la espalda.

Las tan manidas casas Trogloditas, menudo timo, en toda la geografía española encontrara casas de similares características y además talladas en piedra no en arenisca, es de lo más curioso como han comercializado la pobreza del país, lo único que veréis será una casa con sus habitantes como si fuesen marionetas, no se para gustos están los colores, pero no esperéis pablados y rutas maravillosas, en una parada para ver una casa construida en una montaña de arena caliza.( Con la consiguiente propina.

El regusto que me ha quedado de este viaje, es que el Europeo tiene la obligación de untar a todo ser que se mueva por sea la cosa que sea, no importa si te gusta o no te gusta, si te tratan bien o al contrario te pisotean, la propina es obligada. La sensación de que nos encontramos en un país de África no es del todo real, te encuentras rodeado de complejos turísticos para los extranjeros y la cruda realidad de una sociedad en la que no se puede tomar una cerveza tranquilamente en los bares, pues no te sirven, eso si ellos la toman en las trastiendas, y las compran para llevárselas a casa. Que lo he visto yo.

Se hace propaganda de la integración de la mujer en la sociedad tunecina, de la igualdad entre el hombre y la mujer, pero no veras a ninguna mujer en las cafeterías ni en otros lugares. Las explicaciones que te dan las guías son de lo más peculiares, y eso si son todos cultos y con licenciaturas.

Las compras creo que merecen un apartado exclusivo, yo opte por comprar lo justo y de ese modo y todo termine con un gran disgusto en una medina de Hammamet, indicaros que no son tan agradables como parece y más como no puedan tomarte el pelo, no preguntes por nada, no te dejes embaucar, te contaran en las calles gente que no conoces de nada que trabajan en tu hotel, que te enseñan esta o aquella tienda, no caigas, es todo mentira, y te la quieren colar.

El mal carácter de los vendedores al no ver satisfecha su intención puede llegar a mayores. No subir a los pisos superiores de las tiendas. El encierro esta garantizado. Las Botellas de agua procurar comprarlas en los alrededores de los hoteles, os constaran hasta un 200% más baratas y de la misma marca.

En cuanto a los guías que no os tomen el pelo, lo tienen todo estudiado para que el pobrecito españolito sienta pena de la pobreza del sur y afloje el euro, no hagáis caso cuando os diga que ya comprareis cuando lleguéis al hotel de destino, las mejores compras se hacen en los sitios mas pobres, después en la costa, os dirán que es un sitio turístico y todo habrá subido de precio.

Cuidado con el timo de las costillitas, de cambiar la comida de las excursiones, todo esta estudiado no es ningún favor, es comisión que se lleva el guía. Si pensáis como yo que después de cuatro días debíamos de dar una buena propina a guía, tener en cuenta que el ya se la ha cobrado en comisiones y demás trapicheos de las tiendas y paradas a comer.

Difícil de creer pero cierto, bueno lo único que me resta es desear a todo el que viaje a Túnez que lo haga con ilusión y que no espere encontrar nada del otro mundo, es un país pobre y con pocos recursos, eso si tiene unos olivares espléndidos.

ARMANELLO





Libros:






Books (english):




Toggle Content RSS - Noticias Sindicadas
Toggle Content Articles
Toggle Content World Photo Gallery



All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Privacy Policy