Mostrar/Ocultar Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mexico - Información general - Tierra de contrastes - Datos y Consejos de interes para el Viajero
Mexico - Información general - Tierra de contrastes
Datos y Consejos de interes para el Viajero
México es un país tan rico en contrastes, que se puede decir que es resumen de toda Centroamérica. ¿Dónde si no en la tierra de Zapata se pueden encontrar tal variedad de paisajes, de pueblos, de culturas y curiosidades gastronómicas?

Imponentes construcciones coloniales y precolombinas, volcanes nevados rodeados
de frondosas selvas, pinares, desiertos, hermosas playas. Modernos centros comerciales,
focos de profunda pobreza, imponentes complejos turísticos y interminables
playas vírgenes... todo ello conforma uno de los países más
complejos e interesantes del mundo.

Una mezcla tan variada como Cancún y el Distrito Federal, como Acapulco
y Palenque, como Taxco y Guadalajara, como Chiapas y Puerto Vallarta... se deposita
en un cuenco, se revuelve y agita y el resultado es México.


La historia de México es también una de las más originales y apasionantes del planeta. Arranca de la cultura Maya y Azteca, se funde con la española y, tras su independencia, tiene interesantes páginas donde se entremezclan románticas revoluciones y reyertas con sus siempre arrolladores vecinos del norte.

A pesar del considerable legado colonial y de la modernización desenfrenada, sobreviven una cincuentena de pueblos indígenas que conservan sus propias lenguas y vestigios de su forma de vida tradicional.



 

Datos generales

Superficie: 1.900.000 km²

Población: 100.000.000 hab.

Capital: Ciudad de México (22.000.000 hab.)

Etnias: 80% mestizos (mezcla de europeos e indígenas)

y 10% indígenas (americanos nativos; entre otros: nahuas, mayas, zapotecas, mixtecas, totonacas y tarascos)

Idioma: español y unas 50 lenguas indígenas

Religión: 90% católicos, 6% protestantes

Sistema de gobierno: república presidencialista de corte federal

Hora local: GMT-6 en casi todo el territorio excepto, GMT-7, en Baja California Sur y varios Estados del noreste, y GMT-8 en Baja California Norte.

Electricidad: 110 V, 60 Hz

Pesos y medidas: sistema métrico decimal

Turismo: 16,5 millones de visitantes al año

 

Información práctica

Visados: Los ciudadanos de y casi todos los países europeos, Estados Unidos, Argentina y Chile no requieren visado para entrar en México como turistas. Sin embargo, deben hacerse con una tarjeta de turista, disponible en las embajadas y en los puestos fronterizos. La tarjeta de turista que reciben los viajeros procedentes de Guatemala o Belice suele tener una validez de únicamente 15 días.

Condiciones sanitarias: en general son buenas. Debe consumirse agua embotellada y evitar las comidas en los puestos callejeros debido al riesgo de padecer enfermedades gastrointestinales. En Ciudad de México los niveles de contaminación del aire son elevados.




Dinero, presupuesto y precios

Moneda: peso

Presupuesto aproximado:

Comidas

Presupuesto bajo: entre 3 y 5 Euros

Presupuesto medio: entre 5 y 15 Euros

Presupuesto alto: a partir de 15 Euros

Alojamiento

Presupuesto bajo: entre 8 y 15 Euros

Presupuesto medio: entre 15 y 30 Euros

Presupuesto alto: a partir de 30 Euros

Como es de esperar, las grandes ciudades y los centros turísticos costeros son mucho más caros que las zonas rurales. Los viajeros con el presupuesto más ajustado se gastarán entre 20 y 30 Euros al día, sin incluir visitas a monumentos o sitios arqueológicos. El que desee disfrutar de la comodidad de un hotel de categoría media y comer en restaurantes más caros debe calcular unos 60 Euros diarios

Es recomendable llevar cheques de viaje en dólares y moneda estadounidense en efectivo, aunque el Euro es aceptado en la mayoría de los bancos y establecimientos turísticos. En el caso de los turistas procedentes del área Euro, es más interesante cambiar directamente a Pesos mexicanos, para evitar la doble comisión.

Se puede canjear dinero en los bancos o en las casas de cambio. Los tipos de cambio varían muy poco entre las diferentes entidades. Las compañías aéreas, las empresas de alquiler de coches y los hoteles y restaurantes más caros aceptan las principales tarjetas de crédito. En localidades muy turísticas, como Acapulco, Cancún o Cozumel, los hoteles y restaurantes suelen aceptar dólares y pesos (aunque el tipo de cambio probablemente sea abusivo). Cabe advertir que el símbolo del dólar se utiliza en México para representar al peso, mientras que los dólares estadounidenses se indican de la siguiente manera: US$ o USD.

En México se aplica un 15 por ciento de IVA. En los restaurantes de las zonas turísticas, la propina oscila entre el 15 y el 20 por ciento. En los de precio medio o alto, basta con el 10 por ciento, mientras que en los establecimientos más baratos no suele dejarse. En los mercados, el deber de todo turista que no quiera parecer idiota, es regatear.

 

Cuándo ir

La mejor época para visitar el país es entre octubre y mayo, dado que el clima es predominantemente seco y con temperaturas agradables. El período comprendido entre diciembre y febrero es el más frío, cuando los vientos del Norte pueden provocar temperaturas muy bajas, casi glaciales, en las tierras del norte. Las fechas con mayor número de desplazamientos nacionales son Semana Santa y Navidades, épocas en las que es difícil obtener alojamiento en muchos lugares del país.

Fiestas y celebraciones

Las fiestas que se celebran en México son animadas y pueden durar una semana. Muchas entroncan con la tradición española, pero todas ellas han sufrido, cuando menos, un generoso enriquecimiento local. Otras son completamente autóctonas enraizadas en las tradiciones nativas e incluso algunas son posteriores, pero todas ellas se viven con un espíritu completamente mexicano.

El Carnaval, a finales de febrero o comienzos de marzo, una semana antes del miércoles de ceniza, se celebra con entusiasmo.

Semana Santa también se celebra con devoción.

El Día de los Muertos, el 2 de noviembre (un día mas tarde que en España) es uno de los festejos más característicos del país. Las familias construyen altares en sus hogares y visitan los cementerios con guirnaldas y flores. En casi todos los mercados se venden dulces con forma de esqueleto.

 

Qué ver

Ciudad de México

 

La gran megalópolis de Ciudad de México, con sus 22 millones de habitantes, es la capital del país y la mayor urbe del mundo. El crisol donde se funde ese mundo colorista y heterogéneo, es donde sus extremos más radicales confluyen. Lo mejor y lo peor del país se concentran en el altiplano donde se extiende Ciudad de México.

Es una ciudad contaminada y bulliciosa, donde se entrelazan la música y el ruido, el aire viciado y los parques verdes, los palacios coloniales, los museos de renombre internacional, las elegantes residencias de la rica burguesía y los interminables suburbios de chabolas.

El centro histórico de Ciudad de México fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987 por la Unesco. Su eje es la plaza de la Constitución, comúnmente conocida como el Zócalo, pavimentada por primera vez en

1520, por orden de Hernán Cortés, con piedras procedentes de las ruinas de los templos y palacios de la ciudad azteca de Tenochtitlán.

Tenochtitlán fue edificada en mitad de una laguna, de modo que la mayoría de los viejos edificios e iglesias de la capital se están hundiendo en el suelo pantanoso sobre el que fueron levantados. El palacio Nacional ocupa toda la parte este del Zócalo; se construyó en el antiguo emplazamiento de un palacio azteca y, antiguamente, era la residencia de los virreyes de Nueva España, nombre que los españoles dieron al rico virreinato. Hoy alberga las oficinas presidenciales, un museo y los murales pintados por Diego Rivera que narran la historia del país.



La catedral Metropolitana, en el lado norte del Zócalo, fue construida por los españoles hacia 1520 en el lugar donde se un altar azteca donde se colocaban las calaveras de las personas sacrificadas. Justo al este de la catedral, se encuentran los restos del templo Mayor, el principal santuario azteca, así como un museo con objetos descubiertos en el yacimiento.

La Alameda, antaño un mercado azteca, es hoy un agradable parque. Las calles próximas a ésta incorporan una mezcla de mansiones coloniales, rascacielos, animados cafés y restaurantes, tiendas y mercados.

Otros lugares destacados son el bosque de Chapultepec, el mayor parque de Ciudad de México; la basílica de Guadalupe, la iglesia construida justo en el lugar donde la tradición cuenta que se apareció el patrón de México; las casas coloniales de San Ángel, la pirámide de Cuicuilco ; y los canales de Xochimilco.

La plaza Garibaldi es el lugar donde las bandas de mariachis se reúnen por las tardes, y la Zona Rosa, el barrio donde se concentra la oferta de diversión nocturna. Los mejores hoteles con precios moderados están situados al oeste del Zócalo y al sur de la Alameda. Prácticamente en toda la ciudad es posible saborear platos exquisitos a precios muy económicos.



 

Teotihuacán

A menos de 50 Km al noreste de Ciudad de México, están las ruinas de la ciudad precolombina más notable del país, Teotihuacán. Teotihuacán fue la capital de la primera gran civilización mexicana; sus ruinas son el testimonio de su enorme importancia. Los viajeros podrán contemplar la avenida de los Muertos, la pirámide del Sol (de 70 m de altura), la pirámide de la Luna y el templo de Quetzacóatl. Esta ciudad sagrada fue declarada de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Tula

Tula, probablemente la antigua capital de la civilización tolteca, se

encuentra 65 km al norte de Ciudad de México. El lugar es célebre por

sus imponentes guerreros de piedra, de 4 m de altura.

Taxco

Esta antigua ciudad, situada 180 km al suroeste de Ciudad de

México y de cuyas minas eran ricas en plata, es una preciosa localidad de arquitectura colonial y uno de los lugares más pintorescos y agradables del país. Encaramada sobre la ladera de una colina, tiene un laberinto de callejuelas adoquinadas, edificios añejos y deliciosas plazas. La ciudad ha sido declarada monumento histórico nacional.

 

Península de Yucatán y Rivera Maya

Cuando se cruza el la península del Yucatán, el viajero se adentra en territorio maya. Herederos de un pasado glorioso, los mayas viven hoy en el mismo lugar donde lo hicieron sus ancestros hace mil años. Yucatán tiene una diversidad sorprendente: abundantes yacimientos arqueológicos, ciudades coloniales, centros turísticos y litorales apacibles poblados, en su mayoría, por aves tropicales. Asimismo, alberga las impresionantes ruinas mayas de Uxmal y Chichén Itzá (ambas Patrimonio de la Humanidad), cerca de Mérida. El estado costero de Quintana Roo, con sus islas y playas de arena blanca, atrae a los turistas que van en busca de sol.



 

Las playas de la costa de Yucatán entre Cancún y Tulum, recibe el nombre de Rivera Maya, figuran entre las más hermosas del mundo. Xcaret cuenta con unas ruinas mayas y una atractiva caleta que alberga una vida marina fascinante. Tierra adentro, se encuentra el cenote, una poza de agua limpia en una cavidad de piedra caliza, el lugar magnífico para nadar.

 

Oaxaca

La actual Oaxaca fue construida durante la dominación española; es una localidad de callejuelas estrechas en la que se respira una atmósfera a la vez relajada y dinámica. Situada en el accidentado estado sureño del mismo nombre, la ciudad cuenta con una importante población indígena; los mercados indios se funden en la hermosa arquitectura colonial.

Entre los atractivos de Oaxaca figuran las abundantes tiendas de artesanía local y el buen ambiente de sus cafés. Su centro histórico recibió la declaración de Patrimonio Universal por la Unesco en 1987. Desde aquí, puede realizarse un gran número de excursiones de un día: las ruinas de Monte Albán (también declarado Patrimonio Universal en el mismo año), Mitla, Yagul y Cuilapán, y a los mercados y centros de artesanía.

 

Ferrocarril de Chihuahua

El viaje en tren entre Los Mochis y Chihuahua es uno de los más espectaculares de México. La vía cruza 88 túneles y 38 puentes para recorrer los estrechos cañones de la sierra Tarahumara, se encarama a las laderas de las montañas al filo de impresionantes precipicios. Se trata de una notable obra de ingeniería, y no resulta sorprendente que fueran necesarios 90 años para su construcción. Los aficionados a la montaña pueden descender los 2.300 m de algunos puntos del cañón, con guías locales.

Baja California

A pesar de su atractivo litoral con playas de fina arena blanca,

apacibles bahías e imponentes acantilados, el interior de Baja

California es desolado y poco desarrollado; siempre ha sido un buen

lugar para ocultarse. La Península ha servido de refugio a los

revolucionarios magonistas, los mercenarios e incluso a los bebedores

durante la época de la Ley Seca en Estados Unidos. En la actualidad,

son los turistas los que se dirigen a Baja. Entre los lugares

destacados figuran San Borja, un remoto pueblo fundado por misioneros

jesuitas; la sierra de San Francisco, cerca de San Ignacio, una meseta

volcánica que alberga extraordinarias formaciones rocosas y que en 1993

fue declarada Patrimonio Universal por la Unesco; y la sierra de la

Laguna, un paraíso de la botánica en la punta sur de la Península,

donde crecen álamos temblones, cactus, robles y palmeras y donde los

arroyos de montaña fluyen entre cañones de granito, un lugar perfecto

para los senderistas.

 

 

Puerto Vallarta

Otro de los reclamos turísticos de México, especialmente para sus vecinos del norte, es la pintoresca ciudad de Puerto Vallarta que, con sus calles de adoquín y sus casas tradicionales. Este destino es uno de los lugares predilectos para el viajero con presupuesto. La ciudad cuenta con playas de arena blanca y palmeras, bulliciosos bares y restaurantes, así como con una gran cantidad de galerías y tiendas de artesanía.

Su bahía es un buen punto para delfines, rayas y, entre febrero y abril, ballenas grises.

Guadalajara

La segunda ciudad más importante del país es el lugar de nacimento de muchas de las tradiciones mexicanas: los mariachis, el baile del sombrero, el tequila, los sombreros de ala ancha y el rodeo mexicano. Parte del atractivo de Guadalajara radica en que tiene muchas de las virtudes de Ciudad de México -una cultura vibrante, bellos museos y galerías, una vida nocturna excitante y buenos lugares donde comer y dormir-, pero pocos de los defectos de la capital. Guadalajara es una

ciudad moderna, bien organizada y poco contaminada.

 

Acapulco

En el pasado, el primero y más célebre centro turístico de la costa del

Pacífico fue una de las puertas del Nuevo Mundo hacia Oriente; pero hoy

es una urbe con un rápido crecimiento, de más de un millón de habitantes, y con una mezcla alocada de rascacielos, restaurantes trilingües, ríos contaminados y grandes edificios de apartamentos.

Acapulco cuenta con muchos de los defectos de las urbes costeras pensadas para el turismo, pero también cuentan con instalaciones para casi cualquier deporte acuático.

Los célebres saltadores del acantilado de La Quebrada, conocidos como clavadistas, pueden observarse desde la terraza del hotel El Mirador. Sus saltos de 45 m sorprenden a los visitantes. Quien busque playas menos concurridas, puede ir al Pie de la Cuesta (8 km al noroeste del centro de la ciudad), una buena alternativa a la concurrida ciudad.

 



 

Palenque

Rodeado de una frondosa selva, las extensas ruinas de Palenque, constituidas por unos 500 edificios son Patrimonio Universal desde 1987. Este enclave maya es un magnífico exponente de arquitectura y decoración. Aunque el lugar fue habitado hace más de mil quinientos años, vivió su apogeo entre el 600 y el 800 a.C., cuando fueron construidos numerosos edificios y plazas, entre ellos el elaborado templo de las Inscripciones y su cripta piramidal.

El mejor momento para visitar este complejo y evitar el calor sofocante es a primera hora de la mañana, cuando se eleva una neblina provocada por la humedad, que sume los antiguos templos en una atmósfera misteriosa.

La nueva ciudad de Palenque, donde están situados la mayoría de los hoteles y restaurantes, se encuentra a unos 7 km de las ruinas, y hay autobuses que recorren el trayecto cada 15 minutos. Desde Palenque se puede continuar camino por autobús y en ferry hacia Tikal (en Guatemala) los yacimientos mayas más impresionantes de América Central.

 

Cómo llegar al país

La mayoría de las personas que visitan México llegan en avión. Desde Europa los principales aeropuertos son: el de Ciudad de México y el de Cancún (este es servido por numerosos chárter, además de las líneas aéreas regulares), también hay vuelos relativamente baratos Norteamérica, el Caribe, el resto de Latinoamérica. Aeroméxico y Mexicana son las principales compañías aéreas locales.

Desde Estados Unidos, es posible entrar en México por carretera por

unos 20 puestos fronterizos oficiales. Los autobuses estadounidenses se conectan con los mexicanos en la frontera. Hay tres puestos fronterizos entre México y Guatemala, conectados por tren y carretera.

Entre estos dos países existen dos rutas poco conocidas que recorren la selva. El trayecto se realiza en autobús y en barcaza. El primero parte de Guatemala desde Tikal y entra en México por Corazal; el segundo procede de Flores, en el Petén (Guatemala), y se dirige a Tenosique, en Tabasco. Ambos medios de transporte finalizan su recorrido en la interesante Palenque (Chiapas).

Existe un puesto fronterizo entre México y Belice cerca de Chetumal y

Corozal.

Cómo desplazarse por el país

Los vuelos internos no son tan económicos como en otros destinos, pero la alternativa de largos trayectos en autobús hace que en bastantes ocasiones sea recomendable. Las principales compañías aéreas nacionales han cedido muchos de los vuelos internos a empresas más pequeñas. Sin embargo, estas últimas son bastante inestables, al igual que sus horarios.

El autobús es la forma de transporte más habitual y existe un gran número de líneas y compañías que presten este servicio. Los vehículos de larga distancia cuentan con aire acondicionado y son bastante cómodos y rápidos.

Los locales suelen ser vehículos antiguos y su mantenimiento es deplorable. Entre otros vehículos que prestan servicio público están los combis, colectivos y peseros son microbuses utilizados para el transporte local.

El coche puede ser una forma de conocer algunas de las localidades más recónditas y bellas, aunque es necesario soportar el estado de las carreteras y los guardias de tráfico, aveces especialmente encariñados, con comprobar el estado de la documentación del conductor extranjero y de su vehículo.

En Ciudad de México, el uso del coche está restringido para reducir la contaminación: los días de la semana en los que no está permitida su utilización está determinada por el último número de la matrícula.

Unos transbordadores (para pasajeros y coches) conectan Baja California con el continente; estos buques también viajan del continente a las islas de Cozumel y a la isla Mujeres.

Los ferrocarriles están siendo privatizados por el gobierno mexicano, por lo que algunas líneas han dejado de funcionar. En general son más baratos y mucho más lentos que el autobús.



Fotos: Galería de Fotos de México

Consejos para excursiones Independientes (En nuestro foro): Consejos para Excursiones independientes en la Rivera Maya

Libros:




Mostrar/Ocultar Artículos
Mostrar/Ocultar RSS - Noticias Sindicadas
Mostrar/Ocultar World Photo Gallery



All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad