Comida japonesa para degustar en Semana Santa


Martes, 28 Febrero de 2017 a las 22:16:58

Enviado por Oficinas-Turismo

Turismo de Tokio propone disfrutar de la verdadera gastronomía tokiota durante las vacaciones de Semana Santa. La cocina de la capital nipona es característica por la gran variedad de platos que ofrece – algunos de los más reconocidos son el sushi y el ramen – y por la gran cantidad de restaurantes destacados: un total de 542, 13 de ellos con la calificación máxima de tres estrellas, según la Guía Michelin Tokyo 2017. Además, saborear sus tradicionales chocolates es un plan ideal para poner fin a unos merecidos días de descanso.

Los bocados tokiotas más deliciosos para degustar en Semana Santa


Tokio es una ciudad gourmet de renombre mundial que alberga una gran cantidad de restaurantes “estrellados” por la Guía Michelin Tokyo 2017; una guía de restaurantes y hoteles que presenta 542 establecimientos de restauración en la capital nipona, de los cuales 13 han recibido la calificación máxima de tres estrellas en 2016; 54 la puntuación de dos estrellas y un total de 161 restaurantes cuentan con una estrella. Además, 315 platos han sido reconocidos con la categoría Bib Gourmand, basada en la calidad del plato indistintamente del estilo de cocina.

La capital mundial de la gastronomía ofrece una gran variedad de delicias de la cocina japonesa – como sushi, tempura y soba –, uno de los grandes atractivos para disfrutar, por ejemplo, de las próximas vacaciones de Semana Santa en Tokio.

La cocina tokiota abarca numerosas especialidades en sus platos reconocidos a nivel internacional, que destacan, en primer lugar, por su preparación, bien por parte de los mejores chefs o en un puesto de comida rápida, y en segundo lugar, por consumirse tanto en lujosos restaurantes como en la misma calle: cualquier rincón de la ciudad, desde un parque, una terraza o a las orillas del río, serán el marco perfecto para disfrutar de la cocina japonesas “con vistas”.

Los platos más reconocidos de la cocina japonesa son el sushi, ramen y soba. El más popular en todo el mundo, no solo en Japón, es el sushi, que puede diferenciarse entre nigiri-zushi – las bolas de arroz avinagrado con trozos de pescado o marisco fresco– y chirashi-zushi – un plato de arroz cubierto con una variedad de ingredientes –. Soba es un plato reconocido desde mediados del periodo Edo, característico por sus fideos finos elaborados con harina de trigo que se pueden servir tanto en frío con un caldo o una salsa como en caliente. El ramen es un plato también muy popular y parecido al soba que se distingue porque el fideo se sirve acompañado de verduras, pollo, cerdo u otros ingredientes con agua hirviendo.




Otros platos menos conocidos son el monja-yaki, fukagawa-meshi y Dojo-nabe, entre otros. Monja-Yaki es un plato típico de la región Kantō, característico por ser una combinación de varios ingredientes –col, trozos de calamar, cebollines y germen de trigo-, cocinados en aceite que se mezclan con unas espátulas hasta quedar frito. Fukagawa-meshi es un cocido con base de miso (pasta consistente y aromatizante hecha con semillas de soja y/o cereales y sal marina fermentada con el hongo koji) y de pequeñas almejas y puerro troceado sobre un bol de arroz; y el Dojo-nabe es un plato a base de lochas (una especie de pescado) que se prepara en una cazuela de poco fondo, cocinadas en caldo warishita – realizado con shoyu, azúcar, mirin, sake, carne y verduras– con sabor a salsa de soja y servidas con puerro cortado.

Además, en unos días de vacaciones por Tokio, el viajero no puede descartar un capricho como sus postres y chocolates: desde sus tradicionales dulces wagashi de confiterías de renombre hasta postres occidentales de gran calidad. A cada paso en la capital nipona se encuentran multitud de ellos, ya sean occidentales como donuts, chocolates en distintos formatos, tortitas o cupcakes; o tokiotas como ningyo-yaki – un muñeco horneado elaborado a base de bizcocho con un relleno dulce de pasta de judías-, anmitsu – una golosina fría compuesta por cubitos de gelatina de agar, judías azuki y fruta cortada a dados manchadas con azúcar moreno, blanco o sirope de té verde – y kaminari-okoshi – un snack elaborado con arroz vaporizado que se tuesta hasta que explota y después se mezcla con otros ingredientes como cacahuetes.

Faltarán días para degustar todos los manjares de los que presume la capital nipona, por lo que probar el resto de los platos que no ha dado tiempo podrá ser una gran excusa para regresar a Tokio, ya sea sólo o acompañado con su pareja, familia o amigos.

Información facilitada por Turismo de Tokio: www.gotokyo.org/es
Página oficial marca &Tokyo: andtokyo.jp/en/brand/

Content received from: LosViajeros, http://losviajeros.com