Grutas y Cuevas en las Islas Baleares


Sabado, 08 Julio de 2017 a las 22:23:51

Enviado por Oficinas-Turismo

Cuevas de Artá, dels Hams, Drach, Campanet, Cales Coves, Cuevas de Can Marçá, d'en Jeroni, y de Sa Columna. El subsuelo del archipiélago balear, de una riqueza geológica inigualable, alberga un mundo de fantasía formado gota a gota en el transcurrir de milenios, donde las estalactitas y las estalagmitas se convierten en protagonistas estelares de las cuevas con sus formas sorprendentes y caprichosas. La Agencia de Turismo de Islas Baleares invita a residentes y turistas a disfrutar visitando sus cuevas, algunas de ellas consideradas entre las más bellas del mundo y que se alzan como uno de sus grandes atractivos.

La cara mas sorprendente de las Islas Baleares está Bajo Tierra

Las Islas Baleares guardan verdaderos tesoros, muchos de los cuales se encuentran en sus profundidades, y concretamente, dentro de sus cuevas. Espectaculares formaciones originadas por diversos procesos geológicos han originado, durante millones de años, impresionantes paraísos subterráneos que hoy pueden admirarse en diferentes puntos de las islas. Los increíbles lagos de agua dulce o salada y las curiosas estalactitas y estalagmitas que crecen caprichosas siguiendo su curso convierten a las cuevas de las Baleares en todo un atractivo turístico. De hecho, algunas de ellas están consideradas entre las más bellas del planeta.

Ya históricamente, San Vicente Ferrer advertía en el siglo XV a los mallorquines, en una de sus famosas arengas, que Mallorca estaba vacía por dentro y comparaba la isla con una gran olla de barro puesta al revés. Hoy se sabe que esto no era cierto, aunque hay catalogadas más de 200 cuevas naturales en toda la isla. La Agencia de Turismo de Islas Baleares propone una ruta por algunas de las cuevas más espectaculares del archipiélago.

Cuevas de Artà (Mallorca)
Están situadas en la costa del término de Capdepera, en el Cap Vermell. Nada más entrar a la cueva, los visitantes acceden al gran Vestíbulo, con estalactitas y estalagmitas de impresionantes dimensiones y formas. La más espectacular de este tipo de estructuras es una estalagmita de 22 metros de altura, una de las más grandes de Europa, situada en la “Sala de la Reina”, mientras que en la estancia conocida como “El Infierno” se ofrece un espectáculo de luz y sonido. Hacia el final del trayecto estas cuevas permiten disfrutar de unas espectaculares vistas sobre la Bahía de Canyamel.

Cuevas dels Hams (Mallorca)
Están situadas en Porto Cristo y son reconocidas a nivel mundial. Famosas por sus particulares formaciones arborescentes (sala de los anzuelos, “hams” en mallorquín), estas cuevas fueron descubiertas en 1905 y fueron las primeras que se abrieron al público en España en 1910. El recorrido comienza con un descenso a la Cueva Redonda en la que los visitantes pueden disfrutar de un inmenso jardín botánico y de un pequeño tentempié con un licor típico de la zona y una tapa. Continúa en la Cueva Azul con la proyección de un documental sobre la historia de Mallorca y las cuevas del Hams llamado “Digithams”. El siguiente espacio a visitar es la Cueva Clásica, compuesta por 12 galerías, donde se encuentra el lago subterráneo Mar de Venecia, con pequeños crustáceos prehistóricos, en el que se ofrece un espectáculo musical, con el que finaliza el recorrido.

Cuevas del Drach (Mallorca)
Se encuentran en el municipio de Manacor, cerca de Porto Cristo, y se trata de cuatro grandes cuevas conectadas entre sí, cuyos nombres son Cova Negra, Cova Blanca, Cova de Lluis Salvador y Cova dels Francesos, y que se extienden hasta una profundidad de 25 metros. Alojan un gran lago subterráneo, llamado Llac Martel, de unos 115 metros de longitud y catalogado como uno de los mayores a nivel mundial, el cual se puede cruzar en barca al finalizar los conciertos de música clásica que se ofrecen diariamente en directo.

Cuevas de Campanet (Mallorca)
Al pie de la Serra de Tramuntana, se encuentran estas impresionantes cuevas que sorprenden especialmente por su ornamentación natural de gran belleza, su indudable interés lúdico y científico, por lo que se alzan como unas de las más apreciadas del patrimonio natural de Mallorca. Cabe reseñar, desde el punto de vista hidrogeológico, la presencia de la rica surgencia kárstica temporal de Ses Fonts Ufanes, muy cerca de estas cuevas. Tras abundantes precipitaciones, esta fuente llega a evacuar caudales punta de 30 metros cúbicos por segundo en pocos días.

Cales Coves (Menorca)
Ubicadas en el municipio de Alaior, se trata de una necrópolis prehistórica muy emblemática y espectacular, tanto por el entorno natural donde se ubica como por la gran cantidad de tumbas que presenta. Conforma un conjunto de cavidades excavadas en la roca de las paredes de los barrancos y de la costa (unas 90 aproximadamente), que se usó durante casi unos 1000 años, entre el siglo XI a. C y ya hasta entrado el proceso de romanización. En época romana, a pesar de haber perdido su uso como necrópolis, una serie de inscripciones en las paredes de las cuevas testimonian su valor como lugar de peregrinación, como consta en la conocida “Cova dels Jurats”. Además, Cales Coves fue un importante fondeadero, especialmente entre los siglos IV a. C. y VI d. C., donde llegaban barcos de las principales potencias comerciales del Mediterráneo. Otras cuevas de interés en la isla menorquina son la Cova des Coloms, la Cova de Cala Morell y Cap de Forma.

Cueva de Can Marçà (Ibiza)
Localizada en un hermoso enclave natural del norte de Ibiza, se trata de una impresionante cueva de más de 100.000 años de antigüedad que se encuentra ubicada en el interior de un acantilado del Port de Sant Miquel. La cueva fue descubierta por grupos de contrabandistas que la utilizaron para esconder sus mercancías en la antigüedad. De hecho, aún se pueden ver las marcas con las que señalaron la entrada y la salida. Desde los años 80, la cueva se ha convertido en uno de los destinos turísticos más importantes de la isla pitiusa. Una de las partes más singulares de la visita tiene lugar durante el paseo exterior sobre los hermosos acantilados que conduce a los visitantes hasta la entrada. A lo largo del recorrido de 40 minutos es posible disfrutar de un llamativo escenario natural moldeado de forma natural gracias a la acción del paso del tiempo. Estalactitas y estalagmitas crean afilados adornos que un día crecieron gracias al agua que un día fluyó por la cueva.

Cuevas d’en Jeroni (Formentera)
La pequeña de las islas pitiusas posee atractivos de enorme riqueza, entre los que destaca la impresionante Cova d’en Jeroni. Una gran cueva de piedra caliza en forma de bóveda, de extensión enorme, que fue descubierta en 1975 cuando el propietario de la tierra y la casa cercana estaba cavando un pozo. En algunos lugares el techo de la cueva está a sólo unos metros de la superficie del suelo y sus estalactitas y estalagmitas tienen originales formas de cortinas. Según los estudios científicos que se realizaron en el momento de su descubrimiento, la antigüedad de la cueva es de aproximadamente tres millones de años y la estalactita más antigua tiene alrededor de 450.000 años.

Cuevas de Sa Columna (Formentera)
Una impresionante caverna con techos de hasta 10 metros de altura, que contiene estalactitas, estalagmitas y columnas enormes. Está ubicada dentro de la zona de cuevas prehistóricas donde encontraron restos de los primeros pobladores de Formentera, entre el 1800 - 2000 antes de Cristo. Esta cueva destaca por la posibilidad que ofrece de disfrutar de unas increíbles vistas de toda la isla y de un extraordinario atardecer cara al mar.



Información facilitada por Turismo de Islas Baleares: www.illesbalears.travel

Content received from: LosViajeros, http://losviajeros.com