Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Sorelina87 : Irlanda
GALWAY
Niness : Irlanda
Adare (Irlanda)
Niness : Irlanda
Dolmen de Poulnabrone (Irlanda)
Niness : Irlanda
Cliffs of Moher (Irlanda)
Galería de Fotos
Mostrar/Ocultar Ads
Blogs 
Simplemente Dublín
Puntuación: 3.3 - 3 votos
Diario:

Simplemente Dublín ✏️ Blogs de Irlanda Irlanda


Descripción: Una breve escapada a Dublín, capital de la isla de Irlanda para conocer los lugares más destacados y viajando con un niño de 4 años.
Autor: Xaica   Fecha creación: 
 
Compartir:
Índice del Diario: Simplemente Dublín
Datos útiles y Temple Bar
Etapa: Datos útiles y Temple Bar  -  Localización:  Irlanda Irlanda
Fecha creación: 26/05/2022 14:31  
Compartir:
DUBLÍN

El precio del billete de Barcelona a Dublín y viceversa, con la compañía irlandesa Ryanair, la del arpa, dos adultos y un niño de cuatro años, 80 €. Un súper precio para volar miércoles y sábado en horario matinal. El carrito del niño es gratis. Sólo llevamos maletas pequeñas que caben debajo de los asientos delanteros. Cada vez más contentos con esta compañía, las cosas como son y casi siempre sin ningún problema.

Hay que sumar debido a las estúpidas normas de Europa, 25 € por adulto por practicar una prueba de antígenos que debe tener un certificado, y como máximo, 48 horas antes de entrar en el país. Menudo negocio. Semanas antes solo era necesario el llamado “pasaporte covid”, otra broma, de ahí la reserva al poder viajar sin demasiadas historias. Un pasajero despistado quedó sin poder subir al avión y estaba llorando desconsolado por no haber mirado las últimas condiciones de entrada en la isla Esmeralda. Sólo voy a viajar a países que favorezcan el turismo sin demasiadas trabas, algo que parece imposible en un futuro.

Los hoteles en la capital de Irlanda son caros. Finalmente, tras una buen ejercicio de investigación, encontramos un hotel con sólo alojamiento por 250 €, en este caso tres noches. Buen hotel y la ubicación es soberbia, extremadamente céntrico. Es muy importante un alojamiento cercano al centro en este tipo de grandes ciudades, facilita todo. Handel’s hotel, 16-18 Fishamble St, Temple Bar, Dublín. Recomendado.

Para los traslados del aeropuerto de Dublín al centro de la ciudad, que son poco más de diez kilómetros, hay varias opciones. En la ida optamos por coger un autobús, el número 782 que sale de ambas terminales y los billetes se compran al salir del vestíbulo. Realiza varias paradas en el centro y tiene un precio de 9 € por adulto el trayecto, algo más barato el billete al comprar el regreso. Para la vuelta, elegimos la alternativa del taxi, en este caso cobra el tipo 22 €. Así que de buenas a primeras, parece más cómodo y barato el taxi si somos varias personas. El transporte público es caro, muy fomentado en todo el mundo, pero es un robo en cualquier ciudad.

Temple Bar, Ha’Penny bridge, St Michan’s y destilería Jameson.

Durante el primer día, algo cansados lógicamente, iniciamos el paseo por el barrio Temple Bar, todo un distrito repleto de bares, restaurantes y donde los típicos pubs irlandeses son de renombre y fama. Calles estrechas y adoquinadas conforman el distrito más conocido y turístico de la capital. Aquí la oferta cultural y de ocio nocturno es amplia, la pinta de cerveza de la marca Guinness y el café irlandés están a la orden del día y a precios elevados a cualquier hora del día.

La historia del barrio está ligada aparentemente a un tipo, Sir William Temple, que compra los terrenos por el año 1.600. Hay varias historias y teorías sobre el nombre del barrio, pero la más utilizada es la relacionada con este señor. En la actualidad, los límites de Temple Bar son el río Liffey, Dame street, el puente O’Connell y la catedral de Christ church.

Essex street es la calle principal que es paralela al río Liffey, el río de la vida. Aquí están congregados los pubs más turísticos, que no son quizás los más bonitos, ni longevos ni históricos. The Temple Bar, en el cruce con Temple Ln street, es mítico y frecuentado por turistas y locales, aunque según el guía del free tour, es visitado más bien por personas de otros países como Inglaterra o Escocia, los irlandeses prefieren otros sitios mejores y más baratos. No tengo ni idea si es verdad. Ahora bien, sea como sea, este pub hay que conocerlo y tomar algo dentro. Está muy animado y el color rojo del exterior es mítico. Un pub legendario. Pinta de Guinness a 6,9 €. Muy fotografiado. No sé cuantas veces hemos pasado por delante, pero un montón.

Información! Como dato curioso y para nombrar los distritos de la capital, del río Liffey al norte, los barrios son números impares, y por el sur del río de la vida, son números pares. Tampoco se han matado demasiado. El idioma oficial de Irlanda es el inglés, aunque hay un 7% de la población, algunos optimistas aseguran que es el 10%, que habla irlandés, un idioma raro.

Cruzamos sobre el río Liffey desde el mismo barrio por el puente más emblemático de la ciudad, coloquialmente apodado como Ha’Peeny bridge. Un puente de tipo peatonal, originalmente nombrado Wellington bridge y oficialmente llamado Liffey bridge. Los peatones al cruzar el puente debían pagar medio penique para poder hacer uso de esta construcción para poder cambiar de ribera. Por tal actividad mantiene este peculiar nombre y en la actualidad es gratis desde el año 1919, nada más faltaría. Según estadísticas, 30.000 personas utilizan el puente a diario y tiene forma de medio penique, la imaginación que no decaiga.

Por esta zona de la capital, estamos cerca del edificio del Four Courts, la sede de los principales tribunales del país, es el eje de la justicia. El camino marcado tiene dos principales paradas, primero la iglesia de St Michan’s, sobria en general y dónde destacan un órgano y la cripta. Observamos el cementerio que rodea la iglesia que está sobre cimientos de origen vikingo. Una leve parada y nada más.

Muy cerca, en Bow street, aparece la antigua destilería de whisky de la marca Jameson. En la actualidad es un museo aunque es posible visitar gratis la entrada donde hay una tienda y un bar. No somos expertos ni interesados en este alcohol, así que simplemente admiramos un poco la antigua fábrica y seguimos el camino hacia el hotel. Al lado de la destilería hay una torre a la que es posible subir para obtener vistas aéreas de la ciudad. Hay escaleras y ascensor, pero no está en nuestra agenda. Esta parte de Dublín es simple, normal, como en cada ciudad.

Por la noche, en solitario, paseo por el Temple Bar para ver en perspectiva la vida nocturna del popular barrio, callejeo de arriba a abajo, por todas las calles, cruzando puentes incluso para ver el barrio desde otra perspectiva. Genial, aunque empiezan a surgir personajes de la noche borrachos, algo muy habitual en estas zonas de Dublín. Son inofensivos, suelen pedir algo de dinero y ya está, algo de precaución y listo. Decido tomar mi pinta de cerveza Guinness en The Temple Bar, una buen experiencia. La musica es buena, la gente canta y el local está a reventar, por cierto, la gente muy bien vestida. La Guinness es simplemente Dublín, Dublín es la Guinness. Bueno, con el permiso del arpa y del travieso duende verde, el Leprechaun.

La primera impresión de la ciudad de Dublín es bastante floja, ya deduzco que no será una ciudad que cause una relación de amor entre nosotros. Con el paso de los días, esa impresión se ha reafirmado. Armar el itinerario fue una tarea bastante sencilla, a veces es un verdadero quebradero de cabeza con otras ciudades, así que ya imaginaba que estaba ante una ciudad sencilla. Por tanto, las expectativas eran más bien bajas, y al final del viaje volvemos con una sensación más bien decepcionante del viaje en general. La ciudad también es cara, un simple café expresso 3 €, así que con estos precios imaginad cualquier comida o cena por simple que sea. Además, la comida rápida es un arte en Dublín y personalmente es algo socorrido en algunas ocasiones en los viajes, no algo habitual. Definitivamente la cultura a la inglesa no llama la atención.

Por el contrario, debo decir que es una ciudad con un centro bastante pequeño, cómoda de recorrer a pie y pasear por la ciudad es agradable compartiendo la vida con los locales y observando cualquier detalle. Algo es algo. Encima es totalmente llana, no hay casi cuestas, así que es muy fácil caminar y caminar. Es lo que hay.

👉 Ver Etapa: Datos útiles y Temple Bar
Volver arriba
Compartir:




Free tour por la ciudad
Etapa: Free tour por la ciudad  -  Localización:  Irlanda Irlanda
Fecha creación: 26/05/2022 14:39  
Compartir:
O’Connell street, the Spire, oficina general de Correos, Custom house, Famine memorial, Trinity College, Molly Malone, Temple Bar, Christ church, catedral de San Patricio, castillo de Dublín, Henrietta street y Henry Street.

O’CONNELL STREET

La tradición por las mañanas es desayunar en Starbucks, hay muchos por toda la ciudad y desde la visita a Nueva York, forma parte de nuestras paradas para cargar pilas. Los precios son algo elevados, y mucho más en Dublín, ahora bien, los locales son acogedores y los productos están ricos.

El punto de encuentro para hacer el respectivo y habitual free tour, algo fundamental en cada viaje, es en una de las vías principales de la capital, en este caso O’Connell street. Más en concreto en el mismo The Spire, una escultura gigante y la más elevada del mundo con 121 metros de alto y en forma de aguja. Es el conocido como monumento a la luz, aunque a fin de cuentas es básicamente un punto de reunión y es muy orientativo para ubicarse inmediatamente por el centro.

Reservamos el guía con la compañía Civitatis, aunque casi siempre es un intermediario y el recorrido es a cargo de la empresa Umbrella tours, donde el orador en este caso porta un paraguas de color amarillo. El itinerario es bueno y las explicaciones muy correctas, es interesante aprender sobre la historia y actualidad de Dublín. Además, estamos delante de una de las ciudades más prosperas del mundo a nivel económico y un país en continuo desarrollo. Finalmente aportamos 10 € a la causa, aunque debo decir que tampoco fue algo extraordinario, hemos realizado mejores tours y es tener suerte respecto al guía.

Esta calle es extremadamente importante a nivel histórico, sucedieron acontecimientos históricos. Hay un edificio de estilo georgiano como es la oficina general de correos, que es de relevancia vital y un símbolo debido a que en el año 1916, fue proclamada la República de Irlanda. Por otra parte, uno de los personajes más importantes de la política del país, el muchas veces referido cómo liberador o emancipador, Daniel O’Connell, tiene una estatua en la gran avenida y en el mismo cruce con el río.

Era un tipo conocido como pacifista, supuestamente innovador con las resistencias y desobediencias pasivas ante la policía, sin usar la violencia. La estatua está plagada de palomas, y es curioso como siempre personajes ilustres, por todas las ciudades, están cagados por la cabeza. Pasa en las mejores familias.

Desde el puente sobre el río Liffey, el puente O’Connell, divisamos el mismo Ha’Penny bridge y hasta el bar que existe en la planta superior de la fábrica de cerveza de la empresa Guinness, el Gravity bar. Por la otra parte admiramos la Custom House, un edificio soberbio, a veces reflejado en las aguas del río y que era la casa de recaudaciones, la aduana. Muy cerca hay un pequeño monumento, el Famine Memorial, en recuerdo de las víctimas y personas migrantes de acuerdo a la gran hambruna que azotó la ciudad por el periodo del 1845 al 1849. Toda esta parte pegada al río es muy entretenida para pasear.

TRINITY COLLEGE

Nunca he visto una ciudad con tantos autobuses como Dublín, es asombroso, o por lo menos no recuerdo algo tan complejo. Son de dos plantas y de color amarillo normalmente.

Dublín fue fundada por los vikingos sobre el año 988, aunque parece ser que eran personajes comerciantes, aventureros y exploradores quienes conquistaron estas tierras. De todas formas, la ciudad tiene presencia de vikingos desde el año 841. Casualmente, estos personajes no eran como en las series de televisión actuales donde asesinan, torturan y fornican a mansalva, eran más bien gente de negocios. Incluso debido a restos analizados, hay evidencias que indican que la altura media de estos exploradores era de 1,40 metros, algo curioso. Obviamente con esa altura era mejor utilizar la táctica de la palabra en vez de la fuerza.

Inmediatamente estamos delante de la entrada principal de la universidad del Trinity College, toda una institución en Irlanda y la más antigua. Por toda la ciudad hay merchandising acerca, sobretodo en camisetas y sudaderas a precio de oro. Encima del acceso, está la oficina del rector de la universidad, el tipo además tiene el privilegio de ser miembro del senado y tiene como domicilio la mansión que hay anexa, no está nada mal el trabajo.

Al día siguiente pasearemos por el campus y mediante un pequeño truco, entraremos a la biblioteca de la universidad gratis, los precios para tener derecho al acceso son un verdadero atraco y sinceramente paso de pagar tanto dinero. Estamos ante una gran atracción turística debido a que es una biblioteca nacional con ejemplares históricos y donde hay copias de todos los libros publicados en Irlanda y Gran Bretaña.

Alerta! Hay un par de anécdotas referidas a la universidad, en el campus hay un arco del triunfo, y ningún alumno cruza por debajo por miedo a padecer una maldición y no titularse en caso de que suene la campana al atravesarlo. Al final de la carrera, es la fotografía habitual debajo del arco con la indumentaria de la ceremonia. Por otra parte, si hay algún iluminado que escala el arco y toca la campana, dice la tradición que quitará el puesto al rector. Este para defenderse, tiene un arco con flechas para disparar. El guía comenta que en el despacho hay un arco y flechas.

La estatua de Molly Malone, en Suffolk street, es un icono de Dublín. La mujer tenía una doble vida, pescadera durante el día y prostituta por la noche, muy satisfaciente en cualquier materia. Tampoco hay una ciencia cierta sobre la verdadera existencia del personaje, pero en todo caso paseaba con un carro por la ciudad ofreciendo todo tipo de comida, en este caso pescado, valga para todos los sentidos. En aquella época es cierto que había una buena oferta del oficio más antiguo del mundo, y de ahí la posible leyenda, siempre a gusto del creador.

Los bustos de la estatua de la mujer están algo desgastados, hasta sobados. Indica la leyenda, que al tocar el pecho izquierdo regresaremos a la ciudad. Hay un himno no oficial, una canción, cantada en los pubs con normalidad, llamado Molly Malone o «Cockles and Mussels» que suena con frecuencia a diario. Así son los irlandeses, aunque para cantar es probable que haga falta ingerir una gran cantidad de pintas. El número total de pintas consumidas al cabo del día en la ciudad es algo descomunal.

TEMPLE BAR

Por Dublín hay cerca de 900 pubs, no es broma, hay uno en cada esquina. Así que no es fácil elegir cuál es nuestro preferido, hay que tirar de recomendaciones. Muy cerca de Temple Bar, hay una calle muy famosa y concurrida por la noche con algunos pubs bastante conocidos, es la calle Dame Lane, al lado de la estatua de la pescadera. Por la noche intenté acceder al mas recomendado para tomarme un café irlandés y el tipo de la puerta me impidió la entrada y por no discutir simplemente marché del lugar. Hacia años que me rechazaban la entrada en un local, época de cadetes. The Stags Head no me volverá a ver en la vida.

Pero aquí no acaba la broma, después de este fracaso, al tener ganas de andar y como las distancias son tan cortas, me propongo ir al pub más antiguo de Dublín, The Brazen Head, que está muy cerca del puente Father Mathew bridge. Pues el tipo también me deniega la entrada indicando que cierran justo a la hora de llegada y me mira de arriba a abajo con cara de pocos amigos. Un poco de bronca se llevó porque estaban sirviendo aún a la gente. Menudos sin vergüenzas. Por suerte, ya la última opción porque necesito un cacharro con tanta andadura, es el pub que hay debajo del hotel, Darkey Kelly’s. Finalmente, previa muestra del certificado covid y alguna pregunta sin sentido, me permite la entrada el de seguridad. El café irlandés tiene el módico precio de 9,75 €, para flipar.

Hay que adentrarse en el distrito de Temple Bar para realizar una merecida parada y tomar algo caliente. El barrio además de disponer de pubs, es popular y admirado como un distrito cultural con buena oferta de ocio, muy cultural. Hay teatros y exposiciones, no sólo comida y bebida. El ambiente es muy divertido a cualquier hora del día. La palabra PUB proviene de “casa pública” (public house), punto de encuentro y de reunion, que mejor manera de acompañar con buena cerveza.

Hay que indicar que el barrio estuvo a punto de ser derruido totalmente por el ayuntamiento para hacer unas cocheras, ideas de bombero de políticos. El mismo grupo irlandés U2, originario de Dublín, tocó la canción Beautiful Day en la azotea del hotel The Clarence, el 27 de setiembre del año 2000.

En Essex street con Cow’s Lane, hay una especie de mural vikingo, hay que recordar de nuevo que la ciudad fue fundada por vikingos. En la pared, hay un barco vikingo con fechas destacadas de acuerdo a la historia de Dublín ligada a tales exploradores, son perceptibles las fechas 841, 988 y 1171 como las más señaladas. No es nada deslumbrante, pero es por lo menos curioso de ver debido a que los vikingos tuvieron influencia en la ciudad durante un largo período de tiempo.

CHRIST CHURCH, ST PATRICK’S CATHEDRAL Y CASTILLO DE DUBLÍN

A partir de aquí empieza la parte más monumental del día, también hasta la más patrimonial. La catedral de la Santísima Trinidad es imponente a la vez que austera. Es de tipo protestante y es conocida como Christ Church. En el interior hay un museo de exposiciones vikingas llamado Dublinia y apto para los más pequeños de la familia. Desde el exterior es posible ver una especie de puente que comunica las bastas partes de la catedral y está elevado sobre una vía de vehículos. El conjunto exterior es de unas dimensiones extraordinarias aunque este tipo de iglesias son simples y grises, por lo menos en el exterior.

La mayor iglesia de Irlanda y erigida según el patrón del país, San Patricio. Estamos ante la catedral de San Patricio. Magnifica construcción, sin dudas, además está ubicada en un placentero parque y es un lugar plagado de energía y repleto de familias. La entrada es de pago, la iglesia protestante o anglicana en Irlanda es muy escasa y para mantener tales colosos de piedra es necesario cobrar entrada. Tan solo un 5 % de la población práctica este tipo de religión en la actualidad.

Un dato teórico y muy sorprendente, es que la novela de Drácula, obra del escritor irlandés Bram Stoker, parece ser que fue redactada en la biblioteca anexa a la catedral de San Patricio, la librería de Marsh, la más antigua de la ciudad. Era un lugar muy frecuentado por el autor y donde recogía información sobre Transilvania, porque el hombre nunca estuvo en Rumania.

A punto de finalizar la intensa matinal, seguimos callejeando hasta llegar a los dominios del polémico castillo de Dublín. Estamos en el corazón de la ciudad y en una fortaleza que de alguna manera es odiada por los habitantes de la ciudad, era la sede central del poder durante la ocupación del gobierno Británico y por tanto un lugar aún que invoca recelo. La gran torre medieval es quizás el lugar más original y en efecto el único autentico conservado desde los inicios. El mercado tradicional de navidad, muy pobre por cierto, estaba instalado en el recinto interior del castillo y sencillamente destacaba un pequeño carrusel. En plenas fechas de navidad, es la ciudad menos decorada y más aburrida del mundo, una completa decepción.

Al lado del museo Chester Beatty, en una antigua laguna, es donde la ciudad fue fundada por los vikingos, en este caso llamada como Dubh Linn, que significa «estanque negro». Desde aquí encontramos las mejores vistas del castillo. Al salir a la calle principal, por Dame street, aparece el antiguo ayuntamiento de la ciudad, muy vistoso.

Por la tarde cruzamos el río Liffey de nuevo para llegar hasta algunos puntos que merecen la pena conocer de los distritos impares. Además es más de lo mismo, es muy acogedor pasear por Dublín, tiene todos los ingredientes para pasar unos días estupendos visitando también centros comerciales. Primeramente visitamos Henrietta street, a fin de cuentas, la primera calle de casas georgianas de la ciudad. No soy experto en arquitectura, pero las casas son de bloques de obra vista y con escaleras para acceder a la puerta, algo que es bastante simple. Normalmente las puertas están pintadas de colores vivos tales como rojo, verde, azul y amarillo.

Henry Street es otra calle comercial de Dublín donde apagar la sed de compras, es perpendicular a la gran O’Connell street. Así que, compramos en una conocida firma de joyas un abalorio para una pulsera en forma de amuleto de la fortuna, una herradura y un trébol en conjunto.


👉 Ver Etapa: Free tour por la ciudad
Volver arriba
Compartir:




Plazas y parques
Etapa: Plazas y parques  -  Localización:  Irlanda Irlanda
Fecha creación: 26/05/2022 14:42  
Compartir:
Grafton street, Trinity College, Merrion square, St Stephen’s Green, Temple Bar y Guinness storehouse.

La capital de Irlanda, Dublín, es una ciudad muy cómoda en recorrer. El centro principal y el centro ampliado es plano y pequeño. No estamos ante una capital donde es necesario optar por el transporte público salvo en algunas circunstancias. Con tal premisa, es muy fácil avanzar y por tanto en un un fin de semana largo es posible realizar una estupenda escapada a estas tierras. Hay que saber que Dublín es una ciudad más bien rácana en patrimonio, el ambiente está en la calle y el emblema es la cerveza Guinness, así que cuidado.

GRAFTON STREET

Iniciamos cruzando la pequeña galería comercial George’s street Arcade donde hay pequeñas tiendas y puestos de ropa, joyas y libros. Nada a destacar y seguimos callejeando tranquilamente con la ciudad en pleno funcionamiento.

El objetivo principal es llegar hasta la calle más famosa para ir de compras en Dublín, Grafton street. Toda visita a la capital debe contener varias pasadas por está eléctrica y vibrante avenida de tipo peatonal. Aquí hay un sitio donde es habitual la formación de colas, ya se sabe, la gente quiere entrar a locales antiguos y gastarse e dinero bien. El Bewley’s Oriental Café, que data del 1927, es la estrella y reúne tales requisitos.

Como todo está muy bien conectado, en breve estamos dentro del austero campus de la universidad del Trinity College. Grandes edificios grises entre enormes patios y un campo de rugby, no hay grandes decorados. Aquí de nuevo hay un protagonista que a la vez es un negocio puro y duro, la biblioteca del Trinity College. Es cierto, es una librería única y fundamental en Irlanda, pero quizás los precios deberían ser más populares. No tenía ningún plan de ver el interior de la biblioteca, pero surge una oportunidad sin planificar y no hay que rechazarla.

Pedimos permiso para entrar en la tienda de recuerdos de manera individual, vamos con carrito de niño. Queremos ver a qué precios están las sudaderas con el logotipo de la universidad. El individuo de la entrada educadamente permite el acceso debido a que la cola es para entrar directamente a la biblioteca y para ver la pieza más genuina del centro, el libro de Kells. Ya en el interior de la tienda, de repente, observo unas escaleras por donde bajan personas y más detenidamente, mirando hacia arriba, percibo instancias de la biblioteca. Reconocía el interior de alguna forma por fotografías de Internet. Estoy a pocos escalones de ver la biblioteca, así que entre una cosa y otra, después de analizar un poco la situación, subo los escalones y estoy en la planta superior contemplando el panorama. No puedo adentrarme más, hay vigilancia y me preguntan por el ticket, simplemente explico que estoy buscando a mi mujer y no la encuentro. Un pequeño recuerdo de Dublín y una imagen muy bonita totalmente improvisada en este pequeño truco.

MERRION SQUARE

En busca de zona verde en un parte de Dublín de bastante nivel, de gente pudiente. Merrion Square es un parque público precioso y de unas dimensiones aceptables para poder pasear con calma sin ocupar horas y horas. La estatua de Oscar Wilde, un escritor y celebridad en literatura irlandés, tiene un rincón en una de las esquinas del sosegado parque.

Las casas de estilo georgiano que enmarcan el parque, es totalmente de forma rectangular, estaban habitadas por personajes famosos como el mismo Oscar Wilde o el propio O’Connell.

Georgiano en el contexto de la obra significa obra vista, ladrillos rojos de toda la vida. Tampoco es algo vanguardista, más bien del siglo XVII. Aquí la gracia está en los colores de las puertas de entrada, que son de colores alegres y llamativos. Las puertas en un principio estaban pintadas en color negro, algo de nuevo triste por diferentes motivos. Hay varias leyendas al respecto de pintar las puertas de colores vivos, la más habitual afirma que es una ayuda visual para que el dueño normalmente varón, después de una tarde de cervezas, encuentre el domicilio sin problemas debido a que todas son muy parecidas. Sea como sea, es algo muy típico de Dublín.

Entre una cosa y otra, apreciamos una calle bastante interesante también como es Baggot street y seguimos hacia el centro más comercial de nuevo en los alrededores de Grafton Street. Al final es todo un pañuelo.

ST STEPHEN’S GREEN

Otro parque de la ciudad, otro pulmón verde como gusta llamar a los parques y lugar de paz fuera del transitado asfalto. En este caso el parque de St Sthephen’s Green es de los más antiguos de la ciudad y muy apreciado por los ciudadanos debido a los jardines y estanques. En realidad es un lugar muy pintoresco donde relajarse y repleto de monumentos de personajes ilustres de Irlanda.

El parque es un refugio de tranquilidad y a la par está al lado de la mítica Grafton street y de un pequeño centro comercial que emplea el nombre del parque. Así que es muy plausible conocer este parque y pasar un buen rato después de realizar compras. Hay que comentar que es pleno invierno y el parque no luce en la totalidad, no es época de primavera o verano, pero aún así está todo muy bien cuidado.

Desde aquí vamos en busca de una calle (R114) muy céntrica también y que cambia en diversos tramos de nombre. Camden street, Wexford street, Aungier street… muchos nombres y en realidad empieza prácticamente en Temple Bar, en Dame street. En el número 25 de Wexford street, hay un pub muy clásico, el Whelan’s, que tiene acto de presencia en la película Posdata: Te Quiero. Un romance y drama del año 2007. En el momento de la cita con el pub estaba cerrado.

GUINNESS STOREHOUSE

El almacén de la cerveza Guinness, la Guinness storehouse, construido en 1904, es el espacio más turístico de la ciudad.

Esta un poco alejado del centro, pero es válido ir caminando, en menos de veinte minutos te plantas en la factoría. En mi caso particular decido dar un importante rodeo por Henry street, Bow street y caminando paralelo al río Liffey hasta finalizar en el punto final. La familia está de compras en los centros comerciales y tengo tiempo libre suficiente para indagar por rincones aún desconocidos de la gris ciudad de Dublín, el sol no tiene mucha presencia.

Aquí viene la gran cuestión, ¿pagar un dineral por entrar a ver una exposición y tomar una pinta en el bar superior? es cierto que hay buenas vistas de la ciudad desde el llamado Gravity Bar, pero tampoco Dublín tiene el perfil de Nuevo York o Florencia. Así que descarto totalmente esta opción, además no somos acérrimos seguidores de la cerveza y por tanto no participamos en aumentar la cuenta bancaria del sr. Guinness. Una barbaridad, pero la fábrica tiene 1.500.000 millones de visitantes por año, y la entrada media es de 25 € por persona. Las cuentas son millonarias. Prefiero gastar el dinero en otras cosas, aunque es simplemente una opinión personal. Deberían ofrecer precios más baratos o asequibles.

Así que de todas maneras, dedico tiempo a ver toda la fábrica por el exterior y realizar muchas fotografías mientras la gente va entrando y saliendo. Ya es la última visita del viaje, aunque en el regreso paso de nuevo por lugares que me han llamado la atención, como por ejemplo la catedral de San Patricio.

El arpa es la insignia de la cerveza de la marca Guinness, es omnipresente en la ciudad. También es el símbolo del país de Irlanda. Pues bien, para no entrar en problemas legales, el arpa tiene diferente forma, está girado. El arpa de la cerveza no es el mismo que el arpa de Irlanda. Es un detalle.



FIN



👉 Ver Etapa: Plazas y parques
Volver arriba
Compartir:





📊 Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 Media
Anterior 0 0 Media
Total 10 3 Media
Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Votos 0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

👉 Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 40 Visitas mes actual: 49 Total visitas: 452

forum_icon Foros de Viajes
Ciudad-Localidad Tema: Viajar a Dublin: que ver, transportes, museos - Irlanda
Foro Londres, Reino Unido e Irlanda Foro Londres, Reino Unido e Irlanda: Foro de Reino Unido e Irlanda: Londres, Edimburgo, Inglaterra, Gales, Escocia, Irlanda del Norte, República de Irlanda, Dublín.
Ultimos 5 Mensajes de 959
350545 Lecturas
AutorMensaje
chamiceru
Chamiceru
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Feb 05, 2009
Mensajes: 39364

Fecha: Dom Nov 07, 2021 03:55 pm    Título: Re: Viajar a Dublin: que ver, transportes, museos - Irlanda

"Deckard798" Escribió:
Sé mucho sobre Dublín, pero nunca me había parado a pensar en el Museo del Titanic que hay,
Merece la pena visitarlo? Que tal es el precio para la calidad- precio?

Hola
¿En Dublín?
¿No será en Belfast?
Saludos
Deckard798
Deckard798
Experto
Experto
Nov 02, 2021
Mensajes: 106

Fecha: Dom Nov 07, 2021 06:55 pm    Título: Re: Viajar a Dublin: que ver, transportes, museos - Irlanda

Buscando el foro me equivoqué con el destino.
Saludos
sarlater
Sarlater
Experto
Experto
Jul 14, 2010
Mensajes: 155

Fecha: Dom Sep 11, 2022 10:07 am    Título: Re: Viajar a Irlanda: Dublín, Galway, Cork, ...

Hola, voy a viajar a Dublín, y querría visitar la carcel de Kilmainham Gao, pero la gente con la que voy no tiene ni idea de inglés. Sabéis si hay posibilidad de coger una grabación de esas con la que se puede hacer la visita en otros idiomas?
Gracias
Salodari
Salodari
Moderador de Diarios
Moderador de Diarios
Abr 03, 2009
Mensajes: 11905

Fecha: Dom Sep 11, 2022 01:59 pm    Título: Re: Viajar a Dublin: que ver, transportes, museos - Irlanda

@sarlater paso tu mensaje a este hilo más específico. Si escribes en el cajetín de "Buscar en el tema" el nombre de la cárcel podrás ver mensajes relacionados. Te dejo la web oficial: kilmainhamgaolmuseum.ie

Saludos Amistad
sarlater
Sarlater
Experto
Experto
Jul 14, 2010
Mensajes: 155

Fecha: Dom Sep 11, 2022 02:41 pm    Título: Re: Viajar a Dublin: que ver, transportes, museos - Irlanda

Vale, gracias!
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro

Registrate AQUÍ



Mostrar/Ocultar Galería de Fotos
Artemisa23 : Irlanda
Castillo de Ross (Killarney, Irlanda) con sorpresa añadida.
Pbdemelo : Irlanda
The temple bar
Pbdemelo : Irlanda
Old Library en Dublín
Pbdemelo : Irlanda
Dublín
All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram