Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


URUGUAY, IGUAZU, MISIONES y BUENOS AIRES -Diarios de Viajes de Uruguay- Chungking
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: URUGUAY, IGUAZU, MISIONES y BUENOS AIRES  -  Localización:  Uruguay  Uruguay
Descripción: Iguazú, Uruguay, Río de la Plata, Misiones, Esteros del Iberá, gauchos y asados.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 16
 1  2  3  ..  6  siguiente siguiente



Etapa: URUGUAY: MONTEVIDEO PARTE WAN  -  Localización:  Uruguay Uruguay
Fecha creación: 14/06/2012 04:36  
Compartir: 
Compartir:

Este diario me resulta rocoso, por no decir escarpado. Llegado a esta conclusión, y aún así decidida su publicación, se me plantea el alma a insuflarle, ya que, habiéndoseme fichado el modus operandi, tras los anteriores publicados por este servidor, se hace complicado dotarlo de la frescura suficiente como para que no se convierta en una repetición de fraseología situada en otro espacio-tiempo, o sea en un taladro indigesto. En cualquier caso, las opciones sobre las que le doy vueltas son:
a) un diario de datos asépticos a saco
b) una narración de andanzas de aire íntimo
e) un diario de peculiar sentido del humor, tan peculiar que no tenga ninguna gracia.
f) un diario absurdo a modo de monólogo de Faemino con copa de brandy.



Como quiera que este es un viaje diferente, ya que es un revuelto de implicación, vivencia, y placer, con un inesperado porcentaje de improvisación, lo vincularé al diario, y que tome los derroteros que Dios quiera.
La primera diarrea de datos vendría a ser esta: billetes by Last Minute por 750 euros (105.659 pesetas) con Iberia. Escalas en Barajas de los madriles y Ezeiza de BsAs, donde se transborda a avioncito juguetón de Pluna, para cruzarnos sin mojarnos hasta Carrasco Montevideo. Con salida de Barna un jueves 26/04 a las 09'30, pisamos suelo montevideano la noche del mismo día a las 23'30 (5h -), lo cual haciendo cálculos da un resultado de un total de 19 horas de viaje, incluida una de propina.
En la escala en Madrid montamos en trenecito moderno para ir de la T4 a la satélite, y aunque circulamos sin prisa y sin pausa, da igual porque la salida se demora 1 hora por la presunta culpa de un presunto ser humano que, media hora después de haber desembarcado el resto del pasaje, es ayudado por los soplidos de una pareja de policías, a bajar las escalerillas y apreciar la tapicería de un coche del cuerpo estacionado en la pista.


El Airbus va semivacío, y algunos pasajeros, entre los que nos incluimos, aprovechamos para invadir solitarias butacas con el objetivo de yacer más tarde en posición horizontal sobre el Atlántico. Aunque acabamos llegando a Ezeiza a las 9'15 de la noche, 15 minutos antes de la salida prevista del vuelo de Pluna a Montevideo, nos saluda una estátua de azafata con el brazo izquierdo en alto y el derecho extendido, que señala la dirección de un mostrador donde se recoge una tarjeta y se rebota a una puerta de embarque. Los trámites ágiles, los controles relajados, y de nuevo el vuelito retrasado, nos permiten disfrutar en la destarlada sala de espera de tránsitos, del espectáculo del embarque por las puertas 10f,10g y 10h, de los señores pasajeros a Santiago de Chile y a Asunción del Paraguay, antes de agarrar un plisplas de 35 minutos que nos aterriza en the Carrasco airport a las 11 y media de la noche.
Trámites aduaneros livianísimos, y cambio usurero de 50 euros a pesos uruguayos (1050 pesos) en la única oficina cambista de la terminal, para poder pagar un taxi que luego resulta innecesario, porque nos esperan Nelson e Isabel con un antológico automóvil rereremendado hasta el infinito.


Preámbulo, instalación y amoldamiento
Cuando uno dice que va de viaje a Uruguay, es como si un yanky del Bronx le dice a otro que se va de viaje a España, o sea, como si le dices a un catedrático de Geografía que vas a viajar a Ortolandia. Este desconocimiento, hace que se produzcan anécdotas como la del lider del grupo de rock Maná, el cual en un concierto en Montevideo soltó con ánimo de ganarse el fervor de sus fans uruguayos: “Cuidemos la selva uruguaya”. Aunque la intención fue buena, el único pero que se le puede poner, es que Uruguay no tiene selvas en stock.



Palabras de admirados uruguayos como Mario Benedetti, Juan Carlos Onetti, Eduardo Galeano, Leo Masliah, o Jorge Drexler, o las de los siempre infalibles proverbios o dichos populares, me permiten sin mojarme, escribir algo sobre el talante de Uruguay:
MB: “Uruguay es la única oficina pública del mundo que ha alcanzado la categoría de nación”
MB: “He aprendido a querer a ese monstruo folklórico que es el Palacio Salvo (edificio icono de Montevideo que tuvo el honor de ser el más alto de Sudamérica durante los años 20). Por algo figura en todas las postales para turistas. Es casi una representación del carácter nacional: guarango (cenutrio, grosero, ordinario), soso, recargado, simpático. Es tan, pero que tan feo, que lo pone a uno de buen humor.”
MB: “Acá hay tres clases de gente: la que se mata trabajando, las que deberían trabajar, y las que tendrían que matarse.”
EG: “Mirá pibe. Si Beethoven hubiera nacido en Tacuarembó (población del norte del país) , hubiera llegado a ser director de la banda del pueblo.
EG: “Soy un escritor que quisiera contribuir al rescate de la memoria secuestrada de toda América, perso sobre todo de América Latina, tierra despreciada y entrañable.”
DP: "Los mexicanos descienden de los aztecas, los peruanos de los incas y los uruguayos de los barcos."
DP: "Unos nacen con suerte, otros en Uruguay!."


Montevideo es tan húmeda en otoño, que el metal de mi tobillo, licenciado en meteorología, me anuncia para los próximos días una humedad en los huesos del 99'99 por ciento. La verdad es que acá uno se cala de dos maneras, una por las gotas que caen de las nubes, y otra por el sudor frío que emana de la tierra.
El barrio del Prado donde reside the family, es una gran urbanización de montaña, donde los edificios de pisos se cuentan con los dedos de un pie. Los más cercanos y erectos, son los que forman militarmente en el parque Posadas, unos bloques tipo extrarradio de ciudad española, aunque con la diferencia de que acá están habitados por la clase media. Al barrio, le da su nombre el parque del Prado, un pulmón verde que ocupa una extensión similar a la del Retiro, pero con la peculiaridad de que sus hectáreas de pastura y arboledas, son atravesadas por un arroyo al que se adjunta un poblado de chabolas, núcleo a esquivar para no verse obligado a practicar un nudismo desaconsejable en esta fría época otoñal.


En Montevideo, que dispone de un buen surtido, se les llama cantegriles, popularmente “cantes”, y es fácil deducir que son de esas reservas donde van a parar las indigestiones sociales y los desheredados. Aunque prescindiré de películas de drogas, armas, y violencia, y no haré montañas de granos de arena, mentiría si dijese que no hay una tozuda paranoia que circula a diario por la ciudad.
Visualmente, las viviendas de los barrios que rodean el centro y los distritos costeros de alto standing, son plantas bajas con parcela enrejadas desde la entrada hasta la última ventana; algunas electrificadas, con alambre de espino, o ambas cosas; una buena parte vigiladas por perros amorosos de gruñido disuasor, y la mayoría con el auto aparcado en el interior. Las calles, arboladas y con poco alumbrado, tienen el asfalto y las aceras levantadas o agrietadas por las raíces, están poco transitadas, y disponen de escasos comercios y servicios. Un buen porcentaje de coches montan cristales tintados para evitar la visibilidad de quien va dentro, lo que hace imposible no percibir, que en cuanto uno de ellos se arrima a la acera circulando al compás de tu paso, no estás siendo examinado con algún objetivo.


Al caer la noche, cuando todos los gatos son pardos y mengua la gente en la calle, al cruzarte con alguien notas como se relaja su rostro tras comprobar que no tienes los ojos fuera de las cuencas, no eres un pordiosero, y estás pasando de largo. Como ejemplo baste decir, que la vecindad se me quedaba mirando con recelo mientras hacía fotografías, hasta que charlaba con ellos y se distendían al explicarles quien era y que estaba haciendo allí. Todo ello, y la escucha diaria en boca de la gente o por las noticias, de delitos, temores, quejas, y precauciones, hace que resulte complicado obviar ese clima enfermizo.
A pesar de lo que pueda inferirse del “sensacionalismo” anterior, para situar las cosas en su sitio y para que no me tilden de alarmista mis amistades de allá, la realidad es que uno no va por la calle hecho un manojo de nervios; que el tipo de urbanización de estos barrios permite ver a los chavales jugar en las calles relajada y alegremente, y a los vecinos relacionarse de manera más humana, viviendo con un tempus mucho más relajado, alejado de bastantes contaminaciones y pandemias de las aglomeraciones urbanas. Además ...., no pasó absolutamente nada, y como siempre, al fin y al cabo solo es conveniente observar las razonables precauciones que se han de tener en cualquier urbe del planeta.


Las relaciones suelen hacerse de casa en casa, o en los numerosos clubs sociales o deportivos repartidos a lo largo de la ciudad, centros donde se celebran desde reuniones familiares hasta eventos de cualquier tipo de asociación, club, agrupación, gremio, organismo o empresa. Aunque hay un buen número de usuarios del bus, el uso del auto está extendido, y ya sea por las distancias, la inseguridad, o la comodidad ante la limitación de transporte público, se utiliza desde para ir a los hipermercados de la zona, Devoto o Tienda inglesa, hasta para ir a 3 o 4 cuadras de distancia a reunirse en la casa que toque. El transporte urbano, se limita exclusivamente a la red de autobuses, lo que te obliga con frecuencia a enlazar más de una línea para desplazarte entre latitudes de la ciudad no conectadas directamente.


En Montevideo, los autobuses son de propiedad privada, y trabajan para las varias compañías existentes constituidas en cooperativas, de tal manera que el chófer es propietario del autobús con la línea que conlleva. Vendría a ser como el servicio de taxis español, en los que se compran y venden las licencias, pero incluyendo la línea de servicio. En algunos el chófer va sólo, y en otros va acompañado de un vendedor sentado que te expide los billetes. Casi todos tienen música puesta, y está prohibido tomar mate para no romperte los dientes con el pico de la bombilla (por donde se absorbe) al pisar un bache o dar un frenazo brusco. Poniendo de ejemplo a Ale, hermano y amigo, y chófer y dueño de un bus, como quiere cambiar a una línea mejor por razones de bienestar, está ahorrando porque la línea a adquirir es más cara, lo que le obliga a poner más dinero para comprar la nueva después de vender la suya. Quien tenga dinero, puede ir adquiriendo más flota y líneas como si fuera un monopoly.


Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: URUGUAY: MONTEVIDEO PARTE WAN




Etapa: MONTEVIDEO, TERAPIA DE CHOQUE: BARRIOS DEL PRADO, SAYAGO, LAVALLEJA, ATAHUALPA  -  Localización:  Uruguay Uruguay
Fecha creación: 14/06/2012 22:24  
Compartir: 
Compartir:

Lo primero a lo que podría llamar turismo, es una caminata por el Prado, una alfombra verde con árboles ancianos, que constituye un parque inmenso cruzado por el arroyo Miguelete, que tomó el nombre de los Migueletes, los cuerpos de voluntarios españoles que se asentaron en sus orillas mientras lucharon contra los portugueses, y por desgracia en la actualidad, un riachuelo a tramos contaminado al que van a parar desperdicios y vertidos variados, hecho que nos certificaron una mañana, una brigada de jóvenes voluntarios en traje de faena y con botas de pescador hasta el muslo, recogiendo todo tipo de artefactos, plásticos, basura, y cacharrería, a pesar de la sensación de que la limpieza del arroyo sería una utopía.


El parque sin embargo, está muy cuidado, incluyendo su lago o las estatuas que habitan entre las arboledas, y da cobijo a paseantes y corredores que disfrutan del tranquilo entorno. En uno de sus extremos está el jardín botánico y la misma casa presidencial, algo así como el palacio de la Zarzuela, aunque es obligado contar la anécdota de que el actual campechano presidente de la República, Pepe Múgica, rechazó trasladarse a ella, prefiriendo en su lugar seguir residiendo en su casa. Además, el parque cuenta con un museo-sala de exposiciones, una rosaleda, un regio hotel que no funciona como tal sino como restaurante y centro de convenciones, fiestas y celebraciones; el castillo Soneira, un Liceo militar, un jardín japonés, un espacio cultural, un parque móvil de la policía, ….


En Montevideo, tanto en días laborables como el fin de semana, se montan mercados itinerantes, las “ferias”, que van rotando de barrio en barrio. Como el sábado le toca el turno al Prado, nos acercamos a dos calles de nuestra vivienda donde se instala. En la práctica, es una “feria” de alimentación, algunos tenderetes de ropa, ferretería, de periferiantes, llamados así porque se colocan en los extremos extendiendo las mantas con productos diversos, e incluso de puestos de vecinos que ponen a la venta objetos personales, a modo de rastrillo norteamericano a la puerta de casa. En estos mercados, son llamativos los numerosos remolques o camiones oxidados de edad añeja, habilitados como puestos de carne, frutas y verduras, quesos y pasta fresca, frutos secos y especias, pescado, etc., en alguno de los cuales realizamos parte de la compra, pues los productos son ciertamente frescos.


Para las compras diarias sin embargo, aparte de dichas ferias y los hipermercados, existen algunos comercios de barrio: panaderías confiterías, pizzerías, bastantes carnicerías, y los llamados almacenes, tiendas de ultramarinos con un poco de todo a modo de “paki”. Cerca de casa había tres o cuatro, uno de los cuales, que era el que más tarde cerraba, pertenecía a un curioso personaje conocido del barrio por su hobby de okupa de viviendas de dueños ausentes, en las que se ponía a realizar reformas. En una de ellas, en el momento en el que fue “invitado” a abandonar la casa ocupada, reclamó los costes de las que había hecho, recibiendo de los estupefactos propietarios un: “a tí quien te ha mandado entrar y hacer reformas en mi casa”.


Barrios Centro y Tres Cruces, y el 1º de Mayo
El domingo, agarramos (no cogemos porque sería vehiculofilia) el bus 183 a Tres cruces, para luego enlazar con el 187 que nos transporta al Centro, y acercarnos hasta el rastro de Montevideo en la calle Tristán Narvajas que, de la misma manera que el madrileño, derrama calle abajo y por las adyacentes, puestos y comercios de todo tipo de mercancía: animales, artesanía, libros, curiosidades, restos, cacharra, bricolage, muebles, discos, antiguedades, películas, etc. etc. Recorrerlo resulta costoso por la afluencia de gente, que te obliga a ir arrastrando los pies más que a caminar. Como en otros lugares de esta calaña, es conveniente no descuidarse.
En el centro, asimilable urbanísticamente al de nuestras ciudades aunque sin alcanzar en lo más minimo su densidad, sí que se pueden ver manzanas de pisos y edificios más regios o modernos, avenidas más amplias, el comercio habitual de ciudad, bares y restaurantes, y el inevitable tráfico urbanita. La gran arteria por excelencia del distrito, es la comercial y animada avenida del 18 de Julio.


La estación de autobuses de Tres cruces, es la terminal de autobuses, y digo “LA”, porque no hay otra. Casi todas las comunicaciones nacionales e internacionales desde Montevideo se realizan por carretera, exceptuando los ferrys que cruzan a la otra orilla del Río de la Plata desde Colonia del Sacramento o el Delta del Tigre, o los vuelos que parten del Aeroparque o del aeropuerto internacional de Carrasco.
La gran cruz que se encuentra en medio del Bulevard Artigas, marca visiblemente la situación de la terminal de buses de Tres Cruces. Sin embargo, es inútil como yo hice, buscar dónde están las otras dos, puesto que la cruz levantada con motivo de la visita en marzo de 1987 del Papa Juan Pablo II a Uruguay, no guarda relación con el nombre de la estación, que lo recibe por el cruce de tres redes viarias en el barrio de idéntico nombre.


Nuestra visita a esta estación-centro comercial, tiene el objetivo de preparar nuestra salida de Montevideo en dirección a Brasil, pero he de reconocer que si normalmente no preparo concienzudamente los trayectos, este se llevaba la palma en cuanto a improvisación. Así fue. Cansados de rumores de trabas e impedimentos, de esperar en vano la confirmación de los desinteresados empleados del hotel de Río Grande con los que habíamos hablado telefónicamente, del suceso del español al que habían dejado tirado hacía unos días en la frontera de Chuy con todos los requisitos en la mano, y de los quebraderos de cabeza tratando de organizar un itinerario por Brasil que supusiese el menor riesgo posible al presentarme ante el funcionario de turno, decidimos encaminarnos hacia Iguazú por la parte Argentina, en vez de por Floripa (Florianópolis), y dejar la posible entrada a territorio brasileño para otro momento.


Con la decisión tomada, visitamos las tres compañías con oficina en Tres Cruces que te cruzan a Buenos Aires: la Cacciola, Buque Bus, o Colonia Express. Como la primera cruza por el Delta del Tigre, dejándote a bastantes kilómetros de Buenos Aires, y tienen precios diferenciados para argentinos y extranjeros, y la segunda es considerablemente cara, compramos los billetes a Colonia Expres al precio de 645 pesos uruguayos ida (26 euros), incluido el bus a Colonia del Sacramento, y con atraque en Puerto Madero de Buenos Aires tras una hora de navegación fluvial.
Ya en casa de vuelta, reservo de un tirón sin problemas, una habitación doble privada con baño compartido en el hostel Art factory, por 250 pesos argentinos (45 euros) habitación noche, en la zona de San Telmo al sur del microcentro de Buenos Aires, primero telefónicamente y luego confirmando por mail; un billete aéreo ida Buenos Aires a Puerto Iguazú con la Lan chilena para el día 4 de mayo por 470 dólares (350 euros) ambos billetes, tras comparar tarifas con las Aerolíneas Argentinas; y una reserva vía booking para 3 noches en Puerto Iguazú, de un bungalow en el hotel SÍ MI CAPITÁN, por 200 euros las tres noches más 20% IVA.


Con las dos siguientes etapas resueltas, nos dedicamos a disfrutar del Primero de Mayo, día más que feriado en Uruguay, puesto que es como el día del juicio final. Las líneas de autobuses dejan de funcionar la noche anterior, con lo cual, el uno de mayo no hay absolutamente ningún modo de trasladarse, que no sea a pata o en coche; los hospitales posponen para el día siguiente, cualquier tipo de prueba o de atención que no sea vital; los comercios dejan de existir, y la gente, tras aprovechar que es festivo para nominarlo como tradicional, se dedican al deporte nacional del asado, sacando las parrillas a las puertas de las viviendas, y convirtiendo a una buena parte de Montevideo en una clase práctica de señales de humo y olor a sabroso colesterol. Todo ello, tres días después de otro evento gastronómico tradicional, los ñokis del 29, fecha mensual en la que se comen por costumbre, después de haberles colocados debajo, como si fueran un roscón de reyes, unas monedas que atraerán prosperidad y un buen monton de fajos de billetes.


Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: MONTEVIDEO, TERAPIA DE CHOQUE: BARRIOS DEL PRADO, SAYAGO, LAVALLEJA, ATAHUALPA




Etapa: ARGENTINA: BUENOS AIRES: ESSTEEEEE!! PORTEÑOS POR UN DÍA, BÁAARBARO!!!  -  Localización:  Uruguay Uruguay
Fecha creación: 15/06/2012 17:47  
Compartir: 
Compartir:

Mi presentación en la capital federal, es todo un reto para mí. A diferencia de la mayoría de personas, sobre todo del sexo femenino, a las que siempre he escuchado hablar con deleite sobre la entonación porteña, a mis orejas siempre le ha rechinado ese envolvente deje histriónico de los bonaerenses, imagino que debido a mi opuesto plano e insulso acento grave mesetario. Además, a causa de mi poca personalidad y complejo de inferioridad, predispuesto por los chistes sobre argentinos, al igual que me han influenciado en otras ocasiones los de chinos, españoles, catalanes, portugueses, polacos, rusos, alemanes, chipriotas, madrileños, argelinos, turcos, belgas, bosquimanos, zulues, griegos, suecos …, casi no pude pegar ojo la noche anterior, envuelto en sudores fríos por unas horribles pesadillas en las que me veía acorralado en Buenos Aires por 13 millones de psicólog@s vendiéndome motos con una verborrea martirizante con la entonación antes descrita, con los acordes de fondo de miles de bandoneones.


Casi en el momento de la expropiación a los ricachones, con bandera española, de REPSOL YPF, llego a territorio enemigo, o sea el de los expropiadores, a las 6 de la tarde del día 2 de mayo de 2012. No tiene perdón de Dios; primero planteo el viaje con una rutita por territorio brasileño, en medio de un partido de tenis sin juez de silla, entre los gobiernos del reino de España y el territorio de ultramar de Brasil. Saca España, buen restooo de Brasil con dos devueltos, drive de España, dejada de Brasil, y los funcionarios tenistas,tratando de ponerse medallas sobre quien es más retorcido interpretando los requisitos de entrada para contabilizar devoluciones y ganar el partido.


Ahora llegamos a Buenos aires en plena exaltación patriótica por el debate y posterior aprobación por el parlamento argentino de la nacionalización de YPF, cuyo accionista mayoritario es la petrolera española REPSOL, y me siento observado como si fuera un delegado del gobierno de España, me hubieran expropiado a mí un montón de acciones, o la petrolera fuera mía. Un par de días después, mientras devoro un asado en un restaurante, se emite por la tele que Evo Morales, el presidente boliviano del poncho se dispone a nacionalizar la red eléctrica de su país, metiéndole mano a otra multinacional “mía”. Al instante percibo que la clientela y el servicio del restaurante, comunicándose entre ellos telepáticamente, me miran de reojo con una sonrisa ladeada mientras se burlan con sorna en lunfardo del pringao "gallego" de la mesa, que encima no sabe como hincarle el diente a un churrasco como el Dios de los psicólogos manda.


Bueno a lo que iba. Salimos de la estación de Tres cruces en Montevideo a las 12'45 h del mediodía en bus hacia Colonia, adonde llegamos 2 horas y media después de una siesta de 2 horas y 20 minutos, entre un paisaje de pasto verde, vacas tirándose pedos, y árboles. Tras los trámites de salida, entrada, y resalida de paises, embarcamos en el rapidillo de Colonia Express, mientras vemos un poco más allá, como embarcan los pasajeros de la cía Buquebús en su sssssssuperrrrrr catamarán de coste de billete de 1300 pesos uruguayos (50 euros), el doble que el nuestro (645 pesos uruguayos/24 euros). O ellos la tienen más grande, la cartera y la nave quiero decir, o está incluido un final feliz en el billete, porque esssteeee, felizmente nosotrossss, tras cruzar también sentados el marronoso mar más que río de la plata en 1 hora de trayecto, atracamos en el Puerto Madero de Buenos Aires a las 5 y media de la tarde del como dije antes, miércoles 2 de Mayo del 2012, año del señor.


Como necesitamos proveernos de pesos argentinos para el próximo movimiento, nos encaminamos por la dársena del puerto hasta la terminal de Buque Bus, donde sabemos hay una sucursal bancaria abierta en la que cambian divisa. Aunque pesan el cansancio del traslado e incluso el liviano equipaje de 50 kilos que cargamos, el paseo es agradable caminando al lado del canal surcado por piraguistas y pateado por paseantes, y en el perfil de los rascacielos a esa hora, se refleja ñoñamente la bonita luz del atardecer, decorado facilmente reconocible en películas como “El corredor nocturno” de Gerardo Herrero o “Nueve Reinas” de Fabian Bielinski.


En unos kilos de pasos, o en tiempo una hora después, unas manzano-cuadras más alla de otro inevitable, tristón y aburrido puente del ínclito y omnipresente valenciano Calatrava, Santi para los amigos, llegamos a la terminal. Change de unos euros a 5'40 pesos unidad, y agarramos un taxi, que por 25 pesos (5 euros) nos deja en la calle Piedras del barrio de San Telmo, cerca del microcentro de Buenos Aires, a las puertas del hostel Art Factory, tras una carrera por calles atascadas en las que lo que más llama la atención fue el aire mediterráneo de la ciudad, y los “hurgadores” que buscándose la vida, permanecían sentados en los bordillos al lado de todos los contenedores de basura que atravesamos, revolviendo las bolsas de basura en busca de material susceptible de ser vendido o reciclado.Una vez realizado el check in, y dejados los bártulos en una habitación doble diferente que ha quedado libre, con cama grande y baño privado por 275 pesos, salimos a la recerca de algún sitio donde hacer la comida del día, ya que, aunque los chavales de recepción, nos ofrecen asado libre y concierto de jazz en la terraza del edificio a 65 pesos (13 eu) por cabeza, preferimos dar una vuelta bajo la agradable temperatura de la noche porteña.


En la avenida 9 de Julio, la autoproclamada calle más grande del mundo por los argentinos, con 16 carriles de circulación en ambos sentidos intercalados por un par de ramblitas peatonales, encontramos en una esquina en la confluencia con la calle Moreno, bajo la figura de la mítica Evita (creo), una sucursal de Ugis, cadena de pizzerias al volo, al taglio, al paso, al corte, a porciones, para llevar, o como sea, donde pedimos una de las tres variantes que hornean: la Muzzarella, -las otras son la de cebolla y la común-, y dos cervezas, que nos llevamos a uno de los bancos de la avenida para consumirlas mientras charlamos viendo el poco ambiente que circula a esa hora por la avenida. La llegada a la capital argentina no da para más, puesto que decidimos prescindir de subir a la azotea del hotel a tomar algo, y quedarnos escuchando los ecos del jazz en la habitación, para aprovechar el inmejorable somnífero.


Como nos levantamos pronto, y hasta las 8 no sirven desayunos los relajadísimos modernillos del hotel, bajamos al bar de barrio de enfrente, identificable por sus cristales empapelados con los platos de la casa, a tomarnos el desayuno de 13 pesos (2 euros) consistente en un café con leche y dos facturas, así le llaman acá a la bollería o pastas dulces. Dejamos al hombre seguir traginando por el bar con su delantal, sirviendo los cafés a los pocos habituales de cada mañana que leen el diario o ven por la tele las primeras noticias del día, y agarramos el metro en Belgrano, en dirección a la estación de Retiro. Se ha de hacer cambio de línea, y debemos memorizar, porque es prácticamente imposible conseguir planos del metro de Buenos Aires en las taquillas. El billete son 2'5 pesos o sea unos 50 cs al cambio, y el trayecto se hace ameno, admirando los muchos y entrañables convoyes de época que circulan, con vagones de madera, floripas con iluminación amarillenta, y ventanas de aquellas de tren borreguero de antaño con cristales de apertura vertical.


Al salir, dejamos atrás la estación de Retiro, cruzando en diagonal al otro lado por la zona verde de la plaza, y descendemos hacia la Plaza de la madres de Mayo, por la peatonal y populosa calle Florida, que cruza la famosa calle Corrientes desde la que se divisa al norte, el obelisco de 9 de julio. La calle, es una sucesión de galerías comerciales, tiendas y garitos de tango, en las que se puede adquirir tanto ropa de marca, como souvenirs o buenos complementos de cuero, materia en la que los artesanos argentinos tienen bien ganada fama.


En un tramo del paseo, un chaval que pasa a mi lado, me aconseja que proteja la cámara que llevo en la mano, “por si acaso”. Llegando ya al final de la calle, que se anima todavía más si cabe al anochecer con la aparición de parejas bailando tango y músicos callejeros, las últimas cuadras se encuentran habitadas por artesanos con su mercancía en mantas en el suelo. Girando a la izquierda ya en la plaza, está el bonito edificio del cabildo, y dando una vuelta por el centro de ella, vemos las pancartas y el notorio campamento militar montado por los excombatientes argentinos de las Malvinas, que reclaman no quedar olvidados en la memoria.


Agarramos el metro en la misma plaza, y nos bajamos en la estación de Caseros, en el barrio de Parque Patricios, donde quiero visitar a un artesano cuchillero llamado Ruben Calo, al que había visto bonitos trabajos en su página web. Tras picar el timbre y presentarme, nos abre la puerta de su casa, y tras una breve charla me informa que lamentablemente trabaja casi siempre por encargo, y que tiene solo un par de piezas disponibles, que me muestra abriendo un cajón. Una es una navaja de mariposa que no me interesa, y la otra es una estupenda navaja con cachas de titanio con aguas, y precioso acero, pero con una etiquetita de 450, que no son pesos sino dólares. Como es una aberración por excelente trabajo que sea, que lo es, me despido quedando en echarle un vistazo a sus trabajos por internet.


El clima es veraniego, y la calle está calurosa por el sol que pica, así que como es la hora de la nutrición, entramos en un bar de “barras” (seguidores) del CF Huracán en la Avda. Caseros, y pedimos un par de milanesas y las consabidas litronas de Quilmes. Las milanesas, carne rebozada, vienen con acompañamiento a elegir, o con cebolla y queso, y la cantidad es muy abundante como es habitual en estas tierras. Tardan un buen rato, así que antes de que traigan los platos, cae una litrona de Quilmes.


Volvemos al subte (metro), y regresamos a la animada zona de la mañana, para ir al hotel paseando por la calle Corrientes, y luego introduciéndonos en San Telmo por las pequeñas calles paralelas a la Avenida 9 de Julio, en las que nos entretenemos con los pequeños comercios de la zona, y donde observo como la gente se santigua al pasar delante de las iglesias del barrio. La calle Belgrano con su denso tráfico, nos marca la frontera donde la calle cambia de nombre, y se convierte en la calle Piedras donde está ubicado el hostel. Una vez entramos, no volvemos a salir hasta la mañana siguiente.


Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: ARGENTINA: BUENOS AIRES: ESSTEEEEE!! PORTEÑOS POR UN DÍA, BÁAARBARO!!!



Etapas 1 a 3,  total 16
 1  2  3  ..  6  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 15 3
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 691 Visitas mes actual: 433 Total visitas: 58532

  Últimos comentarios al diario  URUGUAY, IGUAZU, MISIONES y BUENOS AIRES
Total comentarios 8  Visualizar todos los comentarios

Chungking  chungking  07/07/2012 06:54   
Es sentido del humor; una caricatura, que solo dibuja una deformación de alguno de los rasgos más llamativos, dejando en un segundo plano el resto del conjunto. En Uruguay, además de lugares increibles, me encontré un país de acogida, con ganas y capacidad de quitarse los complejos y autoafirmarse, y que trata de utilizar un modelo diferente, para gestionar de manera óptima y sensata los recursos y la tierra, y avanzar sin caer en los errores, intereses y corrupciones que han llevado a Europa a dejar a una gran parte de su gente, en la penosa situación en la que se encuentra. Sobre los problemas ... como dice el refrán, "En todos lados cuecen habas", y sin tratar de quitarles la gravedad que realmente tengan, siempre parece que los propios son los más importantes. Saludos.

Alimar511  alimar511  07/07/2012 15:22
Hiciste una radiografia exacta, de como somos, cuando comence a leerlo no estuve de acuerdo con el tema de la seguridad pero despues comprendi lo que querias decir, segun las estadisticas somos el pais mas seguro de America del Sur, pero tenemos una paranoia de la inseguridad que estamos viviendo, y se ha convertido en un tema politico utilizado por la oposicion en sus campañas electorales. que tenemos asentamientos irregulares( los Cante) si que los tenemos , y es un tema dificil de solucionar, para mi lo peor de todo son las diferencias sociales, gente que vive muy bien, y otras muy pero muy mal, Y me parecio muy bueno el titulo, si que somos un pais Estrujado por dos paises, eso desde los comienzos de nuestra historia.

Chungking  chungking  08/07/2012 09:14   
Se me ha ido un poco la olla. Ni soy analista ni soy nadie para decir como es un país o su gente. Mi opinión, limitadísima, se circunscribe a unos dias de estancia allá, y solo puedo excusarla por mi "vinculación" directa con Uruguay. Sobre los "cantes", en España hay "poblados" como pueblos enteros, y decenas de casas ocupadas en todas las ciudades. No he conocido casi ningún lugar en el mundo, donde no haya núcleos de pobreza o marginación, tengan el nombre que tengan, chabolas, barrios marginales o bajos, favelas, villas, banlieues, slums, poblados, ghettos ... Saludos y gracias por haber leido el diario. Un placer.

Alimar511  alimar511  08/07/2012 14:16
No seras analista, pero a mi entender lo hiciste muy bien, taaaa!!!!!!

Chungking  chungking  26/07/2014 17:43   
REESTITUCION DE FOTOS TERMINADA. SALUDOS.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Uruguay
Foro América del Sur Foro América del Sur: Foro de Viajes de América del Sur: Perú, Brasil, Uruguay, Bolivia, Ecuador, Colombia, Venezuela.
Ultimos 5 Mensajes de 356
159580 Lecturas
AutorMensaje
victoriaramosmancuso
Victoriaramosmancuso
New Traveller
New Traveller
Jun 14, 2019
Mensajes: 1

Fecha: Vie Jun 14, 2019 10:07 pm    Título: Re: Viajar a Uruguay

Otra cosa recomendable de Uruguay es degustar su rico patrimonio, el dulce de leche!!
Para los que nos saben aún lo que es dejo info:
www.dedulcedeleche.org
saludos!!
carolaescarola17
Carolaescarola17
New Traveller
New Traveller
Abr 24, 2018
Mensajes: 3

Fecha: Mar Jun 18, 2019 08:12 am    Título: Re: Viajar a Uruguay

Uruguay es una maravilla. Desde el encanto de Colonia Sacramento, hasta el increíble Cabo Polonio, pasando por una capital con una edificación sencilla y encantadora y un mercado del puerto para quitarse el sombrero, nos gustó todo.
Piriápolis, Casa Pueblo , Punta del Este... todo sorprendente y extraordinario .
Me vine con la impresión de que los uruguayos no son conscientes del increíble país que tienen. La comida totalmente impresionante ( esa carne, dios mío ), la amabilidad de la gente, el wi-fi libre en todos los sitios, ... en fin, una visita altamente recomendable.
De todo lo que vimos me quedo con Cabo Polonio. Nada comparable a eso.


- Mensaje escrito desde Uruguay un país para disfrutar -
ader
Ader
Indiana Jones
Indiana Jones
Ago 03, 2010
Mensajes: 2811

Fecha: Vie Jul 12, 2019 03:49 pm    Título: Re: Viajar a Uruguay

Os pongo mi recorrido previsto para la primera semana de diciembre, a ver que os parece: Dia 1.- Llegada a Montevideo por la mañana pronto y recogida de coche de alquiler Colonia del Sacramento Dormir alli y ver si da tiempo Carmelo Dia 2.- Dedicar la mañana a Colonia del Sacrament Ir a Montevideo Dormir en Montevideo Día 3.- Montevideo Dormir en Montevideo Día 4.- Minas Piriapolis Punta Ballena Punta del Este Dormir en Punta del Este Día 5.- La Paloma Barra de Balizas y Cabo Polonio Aguas Dulces Punta del Diablo Dormir en Punta del Diablo Día 6.- Playa de la...  Leer más ...
ANNA2012
ANNA2012
Experto
Experto
Mar 27, 2012
Mensajes: 205

Fecha: Lun Jul 15, 2019 10:18 pm    Título: Re: Viajar a Uruguay

Está muy bien el recorrido, es lo que se suele hacer. Después de ver Cabo Polonio, que junto a Sacramento y Montevideo es lo que más me gustó, el día 6 te va sobrar porque verás lo mismo que ya habías visto. Yo hice hace dos años el mismo recorrido y a partir de cierto punto se hace monótono. Si repitiese dormiría un día en Cabo Polonio, para mí lo mejor del viaje.
aap88a
Aap88a
Travel Adict
Travel Adict
Feb 25, 2009
Mensajes: 60

Fecha: Vie Ago 23, 2019 01:28 am    Título: Re: Viajar a Uruguay

Hola, quería saber que pueden comentarme sobre las termas de Arapey?! La idea es viajar con dos niños pequeños. Desde ya muchas gracias!
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ







All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad