Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Egipto en 7 dias -Diarios de Viajes de Egipto- Sonodemo
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Egipto en 7 dias  -  Localización:  Egipto  Egipto
Descripción: Viaje programado 4 dias de crucero y 3 en el cairo , Mayo 2012
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 25
 1  2  3  ..  9  siguiente siguiente



Etapa: Dia 1 - Viaje de ida y llegada al barco  -  Localización:  Egipto Egipto
Fecha creación: 17/10/2012 13:07  
Compartir: 
Compartir:
El viaje

En mayo de 2012 en medio de un revuelo a todos los niveles en Egipto nos decidimos a viajar para nuestra luna de miel , pues era un destino que siempre nos había gustado.

El viaje por agencia, debido a la situación local ,y todo organizado para ser lo mas seguro posible (el siguiente a ver si por libre jeje). El itinerario fue el típico de 4 días en barco y después 3 en el Cairo.

La mayor parte de la información para el viaje y para este diario la saque de los foros y diarios de los www.viajeros.com, ademas del blog de pescaitos en la cabeza y como no , de la wikipedia.

Para entenderlo algo mejor he puesto la información por colores , en negro sale la narración del viaje, en marron sale la información histórica y en verde sale la información y las leyendas que nos contaban a lo largo del viaje.

La ida

Salimos de Santiago de Compostela y tras esperar 5 horas en Madrid, subimos al avión con destino a El Cairo. El viaje duró sobre 5 horas muy largas, sobre todo por la ilusión que teníamos por llegar y ver todo aquello que tantas veces habíamos visto por la tele. Comimos a mitad de camino un plato típico egipcio, tomamos un té y disfrutamos de las vistas, pues no había nada de nubes y volamos sobre las Baleares y alguna que otra Isla italiana.


Cuando llegamos a El Cairo estuvimos esperando por un enlace hacia Luxor más de 2 horas, con lo que llegamos sobre la 1:30 de la madrugada. Dos horas más tarde de lo previsto. Un momento de espera muy largo, donde hablabamos de posibles compañeros de viaje, los que hablaban español, de como se vestía la gente, de lo que nos esperábamos y lo que realmente encontramos, …

Una hora después llegamos a Luxor, bajamos del avión, recibimos la bofetada de calor y recogimos las maletas. En el aer había un grupo de gente discutiendo con un paisano metralleta en mano y quedamos un poco asustados. Justo al salir nos recepcionaron el representante y el guía (Hassan) y fuimos hacia la salida. Tan pronto como salimos estaban los porteadores de maleta intentando estafar al primer turista que atrapasen. Por suerte nuestro guía Hassan nos metio de cabezas a la furgo y arrancamos para el barco.

En la furgoneta íbamos medio asustados viendo ruinas por todos lados, los coches que venían de frente con las luces apagadas, ... pero Hassan nos decía que eso es todo normal, y es verdad por que con el paso de los días nos fuimos acostumbrando a esta parte de la cultura egipcia.

Después de meternos por unas carreteras de tierra donde parecía que nos iban a dar el palo llegamos al barco, el Nile Festival. Nos tomamos un karkadé con el guía y nos explico brevemente como iba a ser el viaje y el día siguiente. Eran ya las 2:30 de la mañana cuando nos dio la primera gran noticia del viaje, había que levantarse a las 4:30!!!!!

Llegamos a la habitación, duchita , a dormir una hora escasa y de vuelta en pie para desayunar. En este punto recomendaría no bajar a desayunar, ya que una hora mas de sueño vendría mejor, pero como primerizos... allá fuimos.

A las 5:30 estábamos saliendo del barco para nuestra primera visita: Karnak!!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Dia 1 - Viaje de ida y llegada al barco




Etapa: Dia 2 - Karnak  -  Localización:  Egipto Egipto
Fecha creación: 17/10/2012 14:56  
Compartir: 
Compartir:
Karnak

Primer día de visitas y primer madrugón, nos levantamos a las 4:30 , después de haber dormido sobre dos horas. Bajamos al comedor y nos pegamos un buen desayuno tipo buffet, pues la cena picnic no era gran cosa, y a las 5:30 fuimos al Hall del barco para salir a la aventura con Hassan.

El autobús que nos llevo todo el tiempo era bastante grande y venía equipado con una nevera (vendía aguas 2x1€). Salimos del muelle que está en las afueras de la ciudad y la atravesamos por completo para llegar diez minutos después al Templo de Karnak. Durante el recorrido el guía nos habló sobre la historia del antiguo Egipto para situarnos un poco antes de la primera visita.

Al bajar, Hassan nos avisó de la situación del país y de que ahora los vendedores estaban algo pesados, ya que al bajar el turismo a la décima parte, no tenían ventas. Nos recomendó tener cautela a la hora de hablar con ellos y mantener siempre los modales y la compostura.

Atravesamos una gran explanada donde los primeros niños venían para vendernos llaveros, marcapáginas y cosas pequeñas, pero de momento nos decidimos a no comprar nada y atender a las explicaciones del guía.

Mapa del recorrido del día



Vista aerea de la zona



Nos dirigimos a la entrada, donde los controles son nulos y atravesamos una sala donde se encuentra una maqueta del Templo.



Un croquis del lugar...


Situado en la Antigua Tebas, fue durante siglos el más influyente centro religioso egipcio. Aunque de forma principal dedicado al dios Amón, en realidad era un complejo de templos donde también se veneraban a otros dioses (Montu, Mut, Jonsu, Opet, ó Ptah). Unos treinta faraones contribuyeron con sus edificaciones a convertirlo en el lugar religioso más antiguo y grande de la historia de la Humanidad, de la que es Patrimonio declarado por la Unesco desde 1979.


Este es el ticket para entrar al recinto, que ya iba incluido en el precio del viaje contratado, por lo que fue el guía el que se encargó de comprarlos y repartirlos al grupo.



Una vez atravesada la gran explanada nos reciben la avenida de esfinges y el primer pilono.



El pilono lo forman dos pirámides truncadas que a modo de gruesos muros flanquean la entrada al templo. En realidad, Karnak lo constituyen muchos templos construidos a lo largo del tiempo desde el corazón del complejo hacia afuera, por lo que se pueden contar hasta diez pilonos en total. Este que vemos primero es el más “moderno” de todos, pues cierra la última de las construcciones realizadas.

Nuestro guía Hassan comienza con sus entretenidas y didácticas explicaciones con un repaso a los faraones más importantes de la historia del Egipto Antiguo: Menes (el unificador del Alto y Bajo Egipto), Zóser (y su gran arquitecto Innhotep, el que pasó de la construcción con adobes al uso de la piedra), y otro de la Dinastía XI, Monthuhotep Neb Hebt Ra, que se encargó de reunificar Egipto.

El templo de Karnak se encuentra a unos 4 kilómetros del Templo de Luxor y ambos estaban unidos por una larga avenida de esfinges ó “dromos”, gran parte de la cual se encuentra hoy día bajo el suelo y en proyecto de ser sacadas a la luz. Para ello, el gobierno egipcio expropia poco a poco las casas y edificios situados encima.




Las Esfinges tienen cabeza de carnero, en representación del dios Amón, y cuerpo de León. Entre sus patas, una pequeña estatua del rey en su forma de Osiris y portando el Anj entre ambas manos.

Aqui teneis un mapa de lo que vamos a ver:



Despues de atravesar la gigantesca puerta llegamos al Primer Patio:




Por la parte interior de los pilonos podemos ver la tierra y bloques que servian para subir los bloques hasta lugares mas altos. Tambien hay un reloj solar medio escondido.
A ambos lados podemos ver unas columnas de capitel papiriforme cerradas , además de algunas de las Esfinges que continuaban a las exteriores y que fueron retiradas para despejar el patio una vez que éste fue construido.

En el centro del Primer Patio se encontraba el denominado Quiosco de Taharka, del que tan sólo queda en pie una de las diez columnas papiriformes de que constaba el edificio, y un bloque de alabastro que se usaba para posar la barca del Faraón en su paseo hasta Luxor.




Al fondo se divisa la Capilla Tripartita, construida por Seti II para las barcas sagradas.


La nave central, destinada al descanso de la barca de Amón en su recorrido, consta de 3 nichos para albergar estatuas reales, mientras que las capillas laterales albergaban la barca de su esposa, la diosa Mut y la de su hijo, el dios Jonsu. Amón, Mut y Jonsu constituían precisamente la denominada Triada de Dioses Tebanos.





En la siguiente foto, desde fuera y en un lateral del patio vemos el pequeño Templo de Ramsés III. Flanqueado a su entrada por dos estatuas del rey, su estructura es casi idéntica a la del gran templo de este Faraón que se encuentra en Medinet Habu. Un pílono da entrada a un patio con pilares osiríacos representando al rey. Una sala hipóstila de dimensiones reducidas y con columnas de capiteles papiriformes cerrados.




Interior del templo de Ramses II


Frente al Segundo Pílono quedan los restos de uno de los dos Colosos de Ramsés II que en su día lo flanqueaban. También, otra escultura de este rey que sí se conserva puede verse aquí, representado de pie y entre sus piernas una pequeña estatua de la princesa Bent-Anat.



La Sala Hipóstila

Es la parte más impresionante de todo el recinto, con unas dimensiones de 102x53 metros. La sensación es la de estar admirando un bosque de piedra. El techo, actualmente desaparecido, reposaba sobre 134 columnas en forma de papiro, de las cuales 12, pertenecientes al pasillo central, son mayores (15 metros de circunferencia) y con capiteles de distintas formas. Fueron construidas por Amenhotep III. Estas 12 columnas elevan el techo en esta zona hasta los 23 metros de altura. El resto de columnas, unidas por los cimientos, son obra de Horemheb y tienen una altura mucho menor. Constan de capiteles papiriformes cerrados y la decoración se debe a Ramsés I, Sethy I, Ramsés II y Ramsés IV. Los relieves decorativos de la sala son obra de Sethy I y Ramsés II. El exterior está decorado con escenas de la batalla de Qadesh y campañas militares de Sethy I en Palestina y Siria y contra los libios y los hititas. Cada columna de la sala representa a los juncos que poblaban las aguas primigenias de las que nace la colina primordial.



La Gran Sala Hipóstila fue obra del gran faraón Seti I, aunque su hijo, el vanidoso Ramsés II se apoderaría de su memoria a lo largo y ancho de las paredes del “Bosque”.




Aqui podemos ver como los colores se conservan perfectamente, ya que esta a unos 20m de altura y ahí no llegaró ni el agua ni le da el sol.



Y también vemos ya un importante símbolo que se nos aparecerá por doquier a lo largo de nuestro viaje: la Cruz Egipcia. Comienza aquí una interminable lista de analogías entre la religión egipcia y la cristiana, muchas de las cuales se nos manifiestan de forma evidente en estos días.

“El Ank, cruz Ankh, cruz egipcia, cruz de la vida, cruz ansata, la llave del Nilo, cruz copta, cruz cíclica, cruz de Isis…era portado por muchos dioses en su mano. Emblema de Isis, Thot y Ptah en los monumentos egipcios. Cruz de la divinidad y lo ilimitado. Símbolo de la vida y de contener la sangre de Isis, se le atribuyen grandes virtudes mágicas, por lo que fue fabricada en muchas veces en piedras encarnadas, jaspe o ágata. En el momento de la creación, el poder divino porta el Ank, abre las puertas del año, preside e inaugura las ceremonias rituales asociadas con la vida, la muerte y la vida después de la muerte. Conecta el tiempo de los humanos con la eternidad. Se asemeja a una llave no sólo usada por dioses y diosas sino también por su representantes. Su bóveda superior se correspondería con el tiempo cíclico, su barra horizontal con el tiempo rectilíneo (pasado, presente y futuro) y el trazo vertical o tallo sería la estancia de los muertos. La bóveda también se relaciona con la gestación del Universo, la creación, lo intangible, el resto con lo material, lo humano, unidos por la llave de un Dios encarnado. Amuleto de buena suerte y protección frente a energías negativas. Controla las aguas subterráneas del Nilo o también sea representación de su curso (tallo) y sus ramificaciones previas a la desembocadura. Donadora de energía vital: aire, respiración, vida, origen sagrado de la vida. Importante papel en la meditación egipcia, donde se alude al Ank de luz”



El interior de los muros de la Gran Sala Hipóstila muestran escenas de rituales como el de la fundación, procesiones (transporte de la barca sagrada de Amon-Ra) y el rey junto a los dioses otorgando ofrendas. La Zona Sur fué decorada por Ramsés II con relieves huecos. En la foto faraón Ramses vierte incienso al paso de la Barca Solar de Amón. El recipiente es dibujado de forma repetida para recrear la idea de movimiento.



Los muros exteriores muestran escenas de batallas, expediciones militares de Seti I (zona norte) relatando las campañas de siria y de Palestina contra libios e hititas y Ramsés II (zona sur) en Palestina, incluida la batalla de Qadesh. Al final de cada campaña se consagran los trofeos a la tríada tebana cerca de las puertas.



La Batalla de Qadesh: Conocemos esta batalla gracias a fuentes literarias y arqueológicas, pues el faraón Ramsés II lo convirtió en el tema principal de su reinado; en todos sus templos existen relieves narrando dicha batalla. ¿Contra quien luchaban? contra los Sirios, en especial contra el mayor enemigo para Ramsés, el Hitita Muwatalli; hay que tener en cuenta que en esa época, Palestina estaba ocupada por los egipcios. La estrategia del rey hitita para acabar con la ocupación, era de lo más simple; consistía en rodear y aislar al ejército de Ramsés. Para despistar a las tropas egipcias, los hititas enviaron falsos desertores, que se apresuraron a confesar que su ejército estaba desplegado cerca de Alepo. Pero mintieron, el ejército egipcio se dirigió hacia allí, los hititas dejaron pasar al faraón con su guardia y esperaron a que el primer batallón se situara cerca de Qadesh. Entonces asaltaron al segundo batallón y cerraron el cerco a posibles refuerzos. En pocos minutos, la mayoría de los egipcios quedaron aniquilados. Ante semejante situación, Ramsés no vio más salida que lanzarse a la batalla, pero cuando todo lo tenían perdido llego un destacamento especial, los Nearin, que salvó al ejército de una muerte segura. Aun así, Ramsés II no consiguió ni tomar Qadesh ni derrotar al ejército hitita, pero para su pueblo era el vencedor, y así lo relata el poema de Pentaur que compuso el escriba principal del soberano. Ramsés II y el rey hitita Muwatalli firmaron un tratado de paz después de 17 años de sucesivas guerras, en el que se comprometieron a que ni en el futuro ni sus sucesores entrarían mas en conflictos; de hecho el rey hitita puso a disposición de Ramsés el matrimonio con una de sus hijas.

Tras tantos años de guerra entre hititas y egipcios, se escribió muchísimo sobre vencedores y vencidos, y claro está, cada uno de ellos lo contó a su manera. Ramsés II dejó constancia de su victoria en el Papiro de Pentaur, escrito por el escriba personal del monarca, mientras que la batalla interpretada por los hititas, es muy diferente. Los archivos de Muwatalli, descubiertos en su capital Bogazkoy, proporcionan una versión más real de lo ocurrido. Narran que solo participaban en la ofensiva los carros de combate, que la infantería quedo aislada en la orilla del Oronte, detrás justo de Qadesh y que el pánico de Ramsés al ver tal multitud de enemigos permitió a los hititas romper el frente egipcio y saquear el campamento. Cuando los Nearin acudieron en busca y ayuda de Ramsés también quedaron rodeados y tuvieron que retroceder hasta el río. Otros escritos dicen que al final, llegaron a un acuerdo por el bien de sus pueblos y así firmaron el tratado de paz.




El Dios Amón fue en su origen una deidad tebana, cuyo culto se popularizó cuando la ciudad de Tebas pasó a ser una de las más influyentes de Egipto, tras la expulsión de los hicsos a manos de los príncipes tebanos que darían origen a la Dinastía XVII (comienzo del Nuevo Imperio). Los Sacerdotes de Amón se convertirían poco a poco en el sector más influyente de la sociedad egipcia durante este periodo.


Representado como un hombre de piel negra o azul, o en forma de animal, con cabeza de carnero. En cualquiera de las dos representaciones anteriores lleva sobre su cabeza un tocado compuesto por dos plumas, divididas en secciones, y un disco solar en la base. Podía llevar cetro uas y anj. Amón representa un conjunto de conceptos abstractos asociados al aire, pues se encuentra en todo lugar y en todo momento, de ahí procede el título de "el oculto", ya que no podía verse, pero sí sentirse, y era el que atendía generosamente las peticiones que el pueblo le hacía llegar mediante súplicas y ofrendas. Amón se encuentra asociado a otros dioses, como a sus esposas Amonet y Mut, y a su hijo Jonsu.



La Barca Solar de Amón


A veces, sobre todo en el Nuevo Imperio, Amón recogía los atributos de Min, dios lunar, de la fertilidad y la vegetación, dios de la lluvia, protector de los comerciantes y los mineros. Min representaba la fuerza generadora de la naturaleza en la mitología egipcia. Con su miembro erecto, se destacaba su potencia fecundadora. Entre nosotros lo llamaríamos desde ese momento el dios de la “Minga”.



El Santa Santorum



Atravesando el tercer pílono, construido por Amenofis III, se accede a un espacio particular que marcaba el punto de encuentro de los ejes sagrados del mundo: aquí el eje celeste se cruzaba con el eje terrestre y este encuentro se marcó con cuatro obeliscos que mandaron construir Tutmosis I y II. De los cuatro obeliscos hoy sólo queda uno:



Entre el cuarto y quinto pílono se encuentra un vestíbulo transversal llamado antiguamente Uagit (“el verdeante”), adornado en su origen con grandes columnas y hoy día prácticamente en ruinas; aquí la reina Hatshepsut mandó levantar sus dos obeliscos de granito rosa, de los cuales sólo permanece uno in situ:




"La función de los obeliscos parece vinculada al culto solar de Heliópolis, al identificarse esta construcción con el primer punto en el que se posaron los rayos del Sol durante la creación del mundo. De hecho, la palabra “tejen” (txn) usada por los egipcios para denominar a estas enormes agujas, significaba literalmente “rayos de sol”.

"¿Cómo trasladaron los egipcios miles de toneladas de piedra sin romper la frágil estructura de los obeliscos? Hoy día a ningún constructor moderno se le pasa por la cabeza realizar un bloque de piedra de tan descomunales proporciones. Nuestros camiones de mayor carga pueden transportar apenas 50 toneladas¿Cómo lograron los egipcios, entonces, cargar manualmente lo que hoy no podemos hacer con nuestras mejores máquinas? Tradicionalmente se ha interpretado que el traslado de un gran obelisco se realizaba arrastrándolo hasta el río, donde era embarcado en un gran barco de papiro y madera. La lógica nos lleva a pensar que el objeto saldría totalmente acabado de la cantera. Así, sería mucho el cuidado que, a lo largo del trayecto, se debía de dar al piramidión y a las aristas del obelisco para no deteriorarlas".

"Sin embargo, son muchos los enigmas que nos inquietan a la hora de plantear esta teoría. ¿Por qué pista o camino fueron trasladados? No se ha conservado ninguna infraestructura parecida y los aledaños de la cantera de Asuán hasta el río no son, precisamente, una superficie rocosa como pueda ser la meseta de Gizéh. ¿Cuanta gente pudo colaborar en su traslado? Lo ignoramos; e intentar pensar en un cálculo aproximado parece a todas luces inútil, toda vez que no sabemos el método ni el camino que pudieron utilizar. Sobre el procedimiento de traslado sucede otro tanto. Los célebres rodillos o trineos de madera -de estos últimos tenemos algunos buenos ejemplos en relieves legados por los propios egipcios- se aplastarían bajo el peso del obelisco y, según investigaciones actuales , ni los más modernos cilindros de acero aguantarían el peso y movimiento de un objeto de estas características".

Supongamos, haciendo un alarde de imaginación, que hemos llegado finalmente al río con alguno de los métodos anteriormente expuestos. ¿Qué barco del año 1400 a.C. podría aguantar 1.200 toneladas? En algunos de los relieves del templo de la reina Hatshepsut se observan algunos relieves en donde se representan barcos que trasladan obeliscos por el Nilo.

La altura de estas piezas superaba los 20 m, aunque en el dibujo aparecen más pequeños en proporción con los tripulantes, norma muy común en los relieves egipcios. Pero más que una respuesta a nuestra pregunta, el relieve parece ofrecernos una sorpresa mayor ya que el barco transporta dos obeliscos a la vez..."

¿Qué tipo de barco podía cargar más de 2.000 toneladas sobre un río en el que no existe un solo punto con calado considerable? Si a esto añadimos que el Nilo está repleto de bancos de arena y de bajos, en donde suelen verse atrapados los barcos modernos, construidos expresamente para este recorrido, parece inexplicable cómo pudieron los egipcios transportar estos grandes obeliscos cientos de kilómetros río abajo.

"Algunos especialistas modernos ofrecen una teoría para la colocación exacta de los obeliscos egipcios: ante el lugar elegido para su levantamiento se fabricaba una rampa de arena y barro por la que se dejaba caer lentamente el obelisco, orientándolo hacia el lugar elegido con una serie de cuerdas que tensaban o frenaban la caída según se precisara. Abajo se construía un grueso muro se contención con varios canales en su interior ara que fluyera la arena desalojada, y que funcionaba de tope mientras que se tensaban las cuerdas que hacían ascender el obelisco."




Uno de los obeliscos gemelos de granito rosa construidos por Hatshepsut sufrió en siglos o milenios posteriores un intento de traslado con el resultado que vemos.

El templo de Amón está orientado, desde el primer al sexto pílonos según un eje este-oeste siguiendo la trayectoria del sol y simbolizando el eje solar y celeste. Pero también hay un eje norte-sur que abraca del séptimo al décimo pilono, en paralelo al curso del Nilo y que indicaba el eje real o terrestre.

Justo antes de ese séptimo pilono se extiende el “patio de la cachette o del escondrijo”, donde en 1901 el arqueólogo francés Legrain descubrió (escondidas bajo su suelo probablemente por los Sacerdotes de Amón de la época Ptolemaica), unas 17.000 estatuillas de bronce y cerca de 900 grandes estatuas de piedra.

Tras el patio, la Capilla de la Barca Sagrada, de granito rojo, dividida en dos salas, la exterior, en donde se presentaban ofrendas ante el dios y la interior destinada a guardar su barca.




Detalle del techo de la capilla con el cielo estrellado



Todos los años en verano, el Nilo crecía y abandonaba su cauce para fecundar su amada, la tierra de Egipto. Amón, que residía en el Templo de Karnak, salía de su morada portado a hombros de sus miles de Sacerdotes hasta el río, donde navegaba hacia la morada de su mujer, la diosa Mut, en el templo de Luxor. El resultado de la unión es Jonsu, dios de la Luna, cuyo templo está detrás del de su padre, en Karnak, y la prosperidad de las cosechas para la tierra de Egipto. El camino de vuelta era terrestre, por el camino de esfinges de carneros.

Volviendo sobre nuestros pasos y hacia la derecha llegamos a donde esta el escarabajo y el lago sagrado.

Este escarabajo sobre pedestal representa a Jepri, el sol de la mañana. Situado actualmente frente al Lago Sagrado, originalmente se encontraba en los restos del templo de Amenhotep III (donde actualmente sólo quedan los dos colosos de Memnon) pero lo trasladaron a Karnak.



En esta zona también se encuentra el lago Sagrado, utilizado diariamente por los sacerdotes para la purificación. El agua llega directamente del Nilo por un canal. El lago sagrado también se utilizaba durante festivales en los cuales las imágenes de los dioses viajaban a través del lago en botes. Mide 130 X 77 m y esta rodeado por bodegas y las casas de los sacerdotes. Es una imagen del océano primordial, del que fue creado el mundo: el remanso, en el que nadaban las ocas consagradas a Amón.



Y ahora una visita que ya no llegamos a hacer por la falta de tiempo:

Tras el Patio Central esta el Ajmenu, edificio construido por Tutmosis III en el que podemos encontrar la famosa “Sala de la Fiesta”, estrechamente ligada al “Heb-Seb” o fiesta de la Regeneración. Hermosa sala hipóstila sostenida por dos hileras de 10 columnas y una de 32 pilares rectangulares. Rastros de pinturas datables en el siglo VI de nuestra era han sido hallados sobre algunos de estos pilares y atestiguan que la sala fue transformada en iglesia por una comunidad cristiana.




Al acabar la visita tuvimos algo más de media hora para sacarnos fotos y perdernos por el templo. Empezamos ademas a hablar con nuestros compañeros de viajes e intercambiarnos las camaras para hacer fotos de pareja.

Acto seguido volvimos al bus para salir hacia nuestra proxima parada , el Templo de Luxor
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Dia 2 - Karnak




Etapa: Dia 2 - Luxor  -  Localización:  Egipto Egipto
Fecha creación: 21/10/2012 17:10  
Compartir: 
Compartir:
El Templo de Lúxor: El exterior

Después de la visita de Karnak nos fuimos al Templo de Luxor, unos 5 minutos en bus hasta la entrada. Por el camino Hassan nos explico como se estaban llevando a cabo las excavaciones y el parón que habían sufrido por la inestabilidad del país. En la siguiente foto se pueden ver algunas de las esfinges del camino entre ambos templos:

TEMPLO DE LÚXOR: EL LUGAR DEL NACIMIENTO

Para orientarnos vamos a ver de nuevo el mapa de la zona y una foto aerea.


Mapa de Luxor, antigua Tebas, y de las montañas tebanas.



En esta foto, el Templo desde el aire.


La construcción del Templo de Lúxor fue ordenada por Amenofis ó Amenhotep III a su arquitecto también llamado Amenhotep (hijo de Hapu). Éste edificó un templo completo: naos, santuario de la barca, sala de ofrendas y antecámara, esta última flanqueada de capillas destinadas a la triada tebana.

Ejecutado en el más puro estilo de la XVIII dinastía egipcia, el Opet del sur constituye un raro ejemplo de edificio divino del Nuevo Imperio bien preservado.



Echemos un vistazo al plano del Templo para situarnos. Del 8 al 19 es obra de Amenhotep III, a excepción de alguna ayuda posterior de Alejandro Magno y los romanos. Los números bajos (1 al 7) corresponde a obras de Ramsés II y otros reyes más modernos (Ptolomeos, Nectanebo, entre otros).



A medida que caminamos desde la entrada hasta el interior del Templo de Lúxor, observamos las construcciones desde las más recientes a las más antiguas en el tiempo. Algo así pasaba, si recordamos en el Templo de Karnak.



Tras bajarnos del autobús, caminamos hasta la entrada al recinto, con los tickets que nos suministró el guía. Una vez ya en la explanada frente al pílono de Ramsés II, Hassan nos dió las explicaciones previas a la visita.

El templo de Luxor es el complemento meridional del gran templo de Amón en Karnak, en la medida en que estaba dedicado a la triada tebana, pero sobre todo a Ka y a la forma progenitora del dios dinástico bajo el aspecto de Amón-Min. Separados por unos dos kilómetros, los dos templos estaban unidos por una avenida o dromos bordeado de 700 esfinges con cabeza de carnero y de estaciones o capillas donde se paraban las barcas de la triada tebana en la gran Fiesta de Opet.



El Dromo de las Esfinges

Bajo el reino de Nectanebo I, esta avenida ceremonial fue completada por esfinges con cara humana (androesfinge) del lado del templo de Luxor, mientras que en el lado de Karnak, como vimos antes, permanecen con cabezas de carnero.



El dromos constituía la articulación principal de la ciudad que atravesaba de norte a sur, dividiéndola en un barrio occidental que bordeaba el Nilo dónde se encontraba el puerto, los barrios populares y el de los artesanos, y un barrio oriental probablemente más residencial que se extendía entre los grandes templos y contenía numerosos santuarios repartidos a lo largo de las grandes avenidas adoquinadas que cuadriculaban la ciudad.

Capilla de la diosa Hathor

Situada en la explanada exterior, a la izquierda una vez finalizada la avenida de las esfinges, se encuentran los que quizás sean los restos de una Capilla de la diosa Hathor.



La Capilla de Serapis

Situada también en la explanada exterior, a la derecha una vez finalizada la avenida de las esfinges.


Dios tardío en la historia del Antiguo Egipto, ya en la época helenística, Serapis (User-Hep en su nombre egipcio) era una deidad sincrética greco-egipcia a la que Ptolomeo I declaró patrón de Alejandría y dios oficial de Egipto y Grecia con el propósito de vincular culturalmente a los dos pueblos. Sus templos estaban vinculados a concurridos oráculos que interpretaban los sueños.

Serapis fue adorado, principalmente, como dios de la curación. En resumen: el último gran dios pagano antes del imperio del Cristianismo.



El pílono

Construido por Ramsés II, relata la batalla de Qadesh, librada por el faraón contra los hititas. Representa la entrada al templo. En la decoración se incluye el poema de Pentaur que glorifica el valor del faraón en la batalla.


En la entrada están las famosas estatuas sedentes de Ramsés II, decoradas con imágenes de prisioneros que representan los 9 pueblos conquistados por Egipto. La reina Nefertari aparece a cada lado del trono. Las estatuas son de granito gris con una altura de 15.6 metros. Originalmente existían 4 estatuas más, realizadas en granito rosa de las que actualmente sólo queda una que representa a Meritamón, la hija de Ramsés II.


Frente al pílono se encontraban 2 obeliscos, de los que sólo uno queda en el lugar original, de unos 25 metros de altura se encuentra actualmente en su emplazamiento original. El obelisco está decorado con una escena en la que aparece Ramsés II adorando a Amón, y 3 franjas de jeroglíficos en las que se describe el protocolo real junto a una fórmula de alabanza a las construcciones y victorias del faraón y la duración de su reinado.


Los dos obeliscos fueron ofrecidos en 1830 a Carlos X de Francia por Mehemet Ali, pero sólo el de la derecha fue finalmente derribado y transportado hacia Francia. Jean-François Champollion fue quien eligió, por mandato del rey, el primero de los dos obeliscos, en parte cubiertos de arena. El obelisco fue erigido con una gran fiesta en París, dónde se erigió en 1836 en el centro de la plaza de la Concordia

En agradecimiento, Luis Felipe I de Francia ofreció un reloj que hoy día adorna la mezquita de Mehemet Ali (la mezquita de Alabastro, que días después visitaríamos en el Cairo), que nunca funcionó. El segundo obelisco, que nunca dejó Egipto, fue oficialmente «devuelto» por Francia en 1981, al principio del primer mandato de François Mitterrand.


Foto del Obelisco de la Concordia en nuestro viaje en 2010


Y ahora una foto del reloj famoso, que vimos dias despues en nuestra visita al Cairo, esta en la torre que tiene los andamios.



El patio peristilo

Atravesamos el pílono del Templo de Lúxor y ya entramos en El patio peristilo o de Ramsés II, de 55 metros de longitud, fue añadido por este faraón y actualmente representa el primer patio. Está compuesto por 74 columnas papiriformes que muestran al faraón con distintas divinidades. Las columnas están colocadas en 2 hileras alrededor del patio. En el centro se encuentra un santuario formado por 3 capillas dedicadas a Amón (la central), Mut (la izquierda) y Jonsu (la derecha). Construidas por Hatshepsut y Thutmose III y decoradas posteriormente por Ramsés II, servían como almacén de las barcas sagradas.


La situación de las capillas es lo que hizo que el patio no siguiese el eje del templo original, sino que se encuentra desviado hacia el este, en dirección a Karnak. No se percibe a primera vista, pero es imposible de obtener desde el pilono una vista axial del templo, ya que la perspectiva está rota.

El conjunto está sin embargo muy bien concebido para que esta particularidad no afecte a la armonía de las proporciones; incluso los obeliscos, de medidas diferentes, fueron emplazados desfasados de tal manera que cuando tenemos el pilono en frente la diferencia no se note.

La decoración interior del patio escenifica una procesión que personifica los distritos mineros que portan ofrendas al dios, un sacrificio de Ramsés II a una diosa, la inauguración de la entrada monumental en la que aparecen los hijos del faraón y ceremonias religiosas.

Sobre una iglesia cristiana previamente construida, los conquistadores musulmanes montaron una mezquita en honor del santo local Abu Hagga:


La mezquita se encuentra a la altura de los capiteles de as columnas, nivel hasta donde llegaba el acúmulo de arena que cubría al templo, antes de ser desenterrado.
La salida del patio hacia el resto del Templo está flanqueada por dos colosos sedentes de Ramsés II, que portan a la reina Nefertari, vestida como la diosa Hathor, en su pierna derecha. Las estatuas están realizadas en granito negro y el zócalo está decorado con escenas de prisioneros que representan a los pueblos vencidos por el faraón.


En la época de Ramsés II, se comienza a tallar los jeroglíficos hacia el interior de la piedra en lugar de sobresalir en relieve como hasta el momento.

Los colosos dan paso a la Columnata Procesional de Amenhotep III, formada por 14 columnas, de 16 metros de altura, dispuestas en 2 filas. En las columnas están grabados los cartuchos de Amenhotep III, Horemheb, Sethy I y Ramsés II.

El templo fue descuidado, incluso maltratado durante el reino del faraón «herético» Akenatón. Los trabajos recomenzaron bajo Tutankamón y Ay, quienes acabaron la decoración de los muros de la columnata procesional añadiendo especialmente las escenasde la Fiesta de Opet. Abajo, detalle de las estatuas de Tutankamón y Ankesenamón, situadas detrás de uno de los colosos.

La parejita.

El Festival del Opet

Se celebraba en Tebas en veneración de la famosa Tríada Tebana, y para dar la bienvenida al 2º mes del calendario egipcio, con motivo de la crecida del Nilo (Septiembre). Ocultos a bordo de una barca sagrada, las estatuas de Amón, Jonsu y Mut –la mencionada tríada– marchaban en procesión a lo largo de 3 kilómetros por la Avenida de las Esfinges, que unía el Templo de Karnak con el Templo de Lúxor.
Itinerario del cortejo.


En orígen, anteriormente a Tutankamón, la fiesta salía por vía terrestre, desde el Sexto Pilono del Templo de Karnak y recorría seis reposaderos de la barca, construidos por la reina Hatshepsut, hasta llegar al sexto reposadero o capilla, que ya se encuentra dentro del templo de Lúxor tras la construcción del primer patio y pílono por Ramsés II. Posteriormente esta fiesta se desarrolló por vía fluvial, forma en la que está recogido en los muros del Templo de Lúxor.


Así podía haber sido.

La fecha del festival se fijaba sobre la base de las fases lunares. La celebración se estableció recién durante el Nuevo Imperio, y se mantuvo durante varios años después de terminado éste. Como todo en el Antiguo Egipto, Opet no era un festival que dejara de lado el poder faraónico del rey. Se creía que, durante las celebraciones, el poder de Amón era transferido de manera ritual a su heredero viviente: el gobernante del momento. De modo que la imagen del faraón era central en esta tradición religiosa.

La multitud –precedida por el faraón y sus sacerdotes– llegaba al templo de Lúxor con la barca sagrada sobre los hombros. Allí, la depositaban en la oscuridad del interior, y encendían los inciensos rituales. El faraón abandonaba el santuario y sus seguidores lo veneraban y perdonaban cualquier error que hubiera cometido durante su gestión. Así se renovaba el poder del gobernante, hasta el año siguiente.


La Sala Columnata de Amenhotep III, originalmente cerrada y techada, recoge mejor que ningún otro monumento conocido, el desarrollo de las procesiones de la fiesta de Opet, que no de las ceremonias, ya que éstas no figuran recogidas en ningún lado. En el muro oeste de la sala figura la procesión viniendo del Templo de Karnak hacia el recinto del Templo de Lúxor, en tanto que en el muro contrario, en el este, figura la salida de las procesiones de las barcas hacia Karnak, después de concluir el festival de Opet, el cual duraba 11 días en tiempos de Amenhotep III y paulatinamente se fue alargando hasta llegar a 24 días en época de Ramsés III de la Dinastía XX, unos 200 años después.

Sobrepasada la Columnata Procesional se encuentra el Atrio o Patio peristilo de Amenhotep III. El interior del patio está rodeado en tres de sus lados por 2 hileras de columnas con capiteles papiriformes cerrados. El patio se comunicaba con la columnata por una escalera, al estar más elevado que aquella.


En este patio la procesión realizaba una especie de deambulatorio por puntos de la sala, referidos a los relieves que tenían las propias paredes, realizando determinados rituales concretos: todos los restos de relieves que quedan en la mitad de los muros bajos de esta sala están referidos a actos de adoración y de culto del faraón a Amón-Ra, a Mut y Jonsu.

El cuarto lado del patio está unido a la Sala Hipóstila, que representa la primera estancia interior del templo. Originalmente la sala se encontraba techada. Cuenta con 32 columnas con capiteles papiriformes cerrados, dispuestas en 4 filas de 8 columnas cada una. Las imágenes de los dioses, que aparecen en la decoración, fueron restauradas durante la XIX dinastía ya que los originales fueron destruidos por Akenatón.La sala tiene 3 habitaciones auxiliares consagradas a Mut, Jonsu y Amón-Min.
[color=][/color]

El corazón del Templo

Una vez dejamos atrás el Atrio através de la sala hipóstila, llegamos a la sala denominada Santuario Romano, que está decorada con imágenes de emperadores romanos superpuestas sobre los originales egipcios.


La Sala Hipóstila desde el Patio Solar. Al fondo se observa el Santuario Romano con el altar en medio.


En el muro podemos ver como los jeroglificos fueron tapados con arcilla y posteriormente se pinto sobre ella. En la foto vemos un trozo de la ultima cena, con unos colores muy llamativos.

A continuación encontraremos la Sala de las Ofrendas, decorada con imágenes religiosas en honor de Amón y Min. Consta de un santuario realizado por Amenhotep III. En esta estancia Alejandro Magno, que aparece representado ante Amón, construyó un depósito de barcas…


Para insertar esta Capilla de la Barca Sagrada, se tuvieron que destruir algunas columnas centrales de la Sala de las Ofrendas. Como la Capilla queda en el centro de la Sala, se enfrentan pared contra pared de distintos periodos. En unas de ellas, Amenhotep III ("El Grande") realiza las ofrendas...


…Mientras que en la pared opuesta, la de la sala de Alejandro, éste aparece ante Amón...



...y ante el dios Min



Detalle de la curiosa barriga del Alejandro, con ombligo incluido.


Al acabar la visita volvimos sobre nuestros pasos para ir al autobús, despues de una parada en boxes de las chicas. Aquí también había un bar, pero la verdad es que este daba algo de miedo por lo poco higiénico que parecía. Supongo que para ellos es algo normal, pero para nosotros ,los “civilizados”, no.

Aquí nos sacaron una foto de grupo, se acerco un particular y nos retrató. Fué curioso por que no nos dio la foto en la mano, pero el hombre apareció después de dos horas en el Valle de los Reyes con las copias de quien la había pedido. El precio por foto era de 2 euros, así que con 4 o 5 que vendió ya hizo el día para lo que son los sueldos allá, seguro que le valió la pena moverse unos kilómetros para traerlas más tarde.

Desde aqui partimos hacia nuestro proximo destino, uno de los lugares donde pasamos mas frio de todo el viaje... el Valle de los Reyes.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Dia 2 - Luxor



Etapas 1 a 3,  total 25
 1  2  3  ..  9  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 60 12
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 966 Visitas mes actual: 461 Total visitas: 81253

  Últimos comentarios al diario  Egipto en 7 dias
Total comentarios 15  Visualizar todos los comentarios

Default https Avatar  universo18  30/01/2013 03:26   
Como tienes las etapas ordenadas yo añadiría lo de dia 1 al comienzo del relato de cada etapa, lo que indexa en los buscadores es mas el titulo y asi lo retiras de ahí. Saludos

Semperffidelis  semperffidelis  01/01/2014 22:54
5* ESTRELLAS.
EL DIARIO DE VIAJE ES SENCILLAMENTE ESPECTACULAR.
ENHORABUENA.

Sonodemo  sonodemo  01/01/2014 23:40   
Hola semperffidelis , muchas gracias , en breve lo actualizare , que al repasarlo hace poco he añadido cosas nuevas. un saludo y feliz año

Clevar  clevar  14/01/2014 23:34
El comentario ha sido movido al foro. Pulse aquí para ver el mensaje: https://www.losviajeros.com/foros.php?p=4155783#4155783

Carmen4  carmen4  17/07/2014 17:05
Comentario sobre la etapa: Día 8 - De vuelta a casa
El diario mas completo que he leído hasta ahora.
Enhorabuena y gracias por darnos una descripción tan precisa.
Marchamos en septiembre y nos será de gran ayuda

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Information Tema: Experiencias de viaje a Egipto. Recién llegados
Foro Egipto Foro Egipto: Viajes por Egipto: Cairo, Alejandria, Valle de los Reyes, Abu Simbel, Piramides, Mar Rojo. Excursiones, cruceros por el Nilo, informacion de hoteles, donde comer...
Ultimos 5 Mensajes de 1254
493105 Lecturas
AutorMensaje
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 12198

Fecha: Lun Oct 21, 2019 05:53 pm    Título: Re: Experiencias de viaje a Egipto. Recién llegados

@ALROJO gracias por la completa y excelente información del viaje que has compartido en este hilo para ayudar a futuros viajeros.
Bienvinida y saludos Amistad
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 12198

Fecha: Lun Oct 21, 2019 05:54 pm    Título: Re: Experiencias de viaje a Egipto. Recién llegados

@Juanvtx he movido tu mensaje a este hilo que te ha sugerido "Bartomeu" (gracias) que está abierto para el tema-
Muchas gracias por compartir tu experiencia para ayudar a futuros viajeros.
Bienvenido y saludos
Dudu
Dudu
Super Expert
Super Expert
Oct 25, 2007
Mensajes: 277

Fecha: Lun Oct 21, 2019 08:39 pm    Título: Re: Experiencias de viaje a Egipto. Recién llegados

Creo que estáis respondiendo a un post del 2006, si os fijáis es el primero del hilo. No sé por qué razón el forero ha puesto su experiencia respondiendo a una opinión de hace más de 10 años. Confundido Ojos que se mueven
traveller3
Traveller3
Willy Fog
Willy Fog
Abr 20, 2013
Mensajes: 11237

Fecha: Lun Oct 21, 2019 08:44 pm    Título: Re: Experiencias de viaje a Egipto. Recién llegados

+1 bartomeu y Wanderlust Aplauso Aplauso Amistad Amistad

Acepto que cada uno puede tener percepciones distintas de una misma realidad... pero de ahi a lo que comenta este nuevo forero Chocado Chocado ....Espero que en la rivera maya le vaya mucho mejor y le deje mejor sabor de boca que su experiencia egipcia.... igual alli si le lavan la ensalada con agua mineral....
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 12198

Fecha: Lun Oct 21, 2019 08:54 pm    Título: Re: Experiencias de viaje a Egipto. Recién llegados

Trasladados mensajes de este hilo al hilo abierto para el tema

Karnak Travels. Agencia Viajes. Touroperador


Saludos Amistad
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ







All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad