Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


JAPÓN en AGOSTO 2017; preparen sus abanicos -Diarios de Viajes de Japon- Osaka85
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: JAPÓN en AGOSTO 2017; preparen sus abanicos  -  Localización:  Japon  Japon
Descripción: Tokyo, Takayama, Kyoto y Osaka con excursiones a lugares como Himeji, Miyajima, Nara o Koyasan.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 21
 1  2  3  ..  7  siguiente siguiente



Etapa: Día 1: La Ida - Asakusa nocturna  -  Localización:  Japon Japon
Fecha creación: 28/08/2017 10:02  
Compartir: 
Compartir:
LA IDA

Después de pasarnos una semana preparando maletas y revisando que no se nos olvidara nada, pusimos rumbo al aeropuerto del Prat, donde aún no había empezado la huelga del personal del control de seguridad oficialmente, pero donde ya se formaban buenas colas para pasar por el arco. Fuimos muy pronto, por si acaso, e hicimos el chek in y el control sin problemas y sin mucho tardar. Otra historia fue el primer vuelo, con la compañía LUFTHANSA, que nos debía llevar desde Barcelona hasta Frankfurt, el cual se retrasó prácticamente dos horas debido al mal tiempo, y sufrimos mucho por no saber si podríamos coger el vuelo de ANA que nos iba a llevar a Tokyo o tendríamos que pasar la noche en Frankfurt, con lo cual perdíamos al menos un día de viaje.

Por suerte, esto no fue así, y aún a pesar del retraso, al bajar del avión en Frankfurt a los que volábamos hacia Tokyo nos esperaba un autobús que nos iba a dejar directamente en la puerta de embarque, porque si no, nadie hubiese llegado a tiempo a coger el vuelo. El vuelo con ANA fue muy bien, más cómodo que la vuelta con LUFTHANSA, que tampoco es que estuviera mal. Como volábamos de noche (para nosotros) el vuelo fue bastante llevadero, y después de la cena apagaron todas las luces, y a dormir un rato; eso el que pudiera, porque yo en los aviones como mucho cabezadas y gracias.

Después de la cena y la 'siesta' vino el desayuno, y en unas horas ya estábamos aterrizando en Haneda. Después de tantas horas y nervios y tantos meses planificando, como que llegas y hasta que no pasa un ratito no te lo crees. Después de pasar controles y recoger maletas fuimos a cambiar algo de dinero para pasar las primeras horas, puesto que la mayoría de dinero lo iríamos a cambiar a Akihabara (al famoso Ninja) y otros tantos pagos los haríamos con tarjeta (la bendita Revolut). Después de cambiar unos eurillos, compramos en el mismo aeropuerto las tarjetas de metro -una de 24 horas y otra de 72- y compramos también los billetes de tren para llegar a nuestro hotel, el Mystays Asakusa (luego al final del viaje ya haré un resumen de los hoteles).

Cogimos la Keikyu line, que al cabo de unas cuantas paradas se transforma en una línea de metro de la compañía Toei (Asakusa Line) por lo cual nos venía muy bien. El primer contacto con el transporte público, ya lo sabéis los que habéis estado (y los que no, lo habréis leído xD), nada que ver. Un silencio y tranquilidad envidiables; con razón se pegan las siestas que se pegan. Antes de salir del metro buscamos al número de salida que mejor se ajustaba a dónde queríamos ir (otra cosa es que lo hiciéramos bien) y salimos a la calle.

Pusimos rumbo al hotel, que estaba bastante cerca de la parada de metro, y cruzamos por uno de los puentes del río Sumida. Desde allí divisamos ya la Tokyo Sky Tree y el edificio Asahi y su mondongo dorado, por llamarlo de alguna forma. Muy bonito y peculiar conjunto, por cierto, especialmente de noche cuando pasan los barquitos iluminados por el río.

Después de una breve caminata y de empezar a vislumbrar una todavía tímida invasión de máquinas de bebidas en las calles de Japón, llegamos a nuestro hotel. Dejamos las cosas, más o menos en orden porque íbamos a pasar unas cuantas noches en el hotel, nos dimos una reparadora ducha y salimos a dar nuestro primer paseo nipón. Cuando salimos ya estaba oscureciendo y nuestra intención fue acercarnos al templo Senso-ji, dar una vuelta por allí y cenar alguna cosa.



Vistas nocturnas de la Tokyo Sky Tree y el edificio Asahi



Volvimos a pasar frente a la Sky Tree, donde nos paramos a observarla y a echarle unas fotos desde el otro lado del río y continuamos muy bien sin saber por dónde, hasta el templo. Entramos por un lateral, por lo cual no vimos aún la puerta Kaminarimon (que por cierto, estaba en obras) y fuimos a parar a la calle Nakamise, donde evidentemente estaban echadas todas las persianas de las tiendas, porque ya era una hora considerable. Había muy poca gente por la calle. Empezamos a ver las luces rojas a lo lejos y cuánto más nos acercábamos a la puerta del templo más maravillada me quedaba del conjunto tan precioso que estaban viendo mis ojos. En ese momento fue cuando pensé: 'este país me va a gustar más de lo que creía'. No me equivoqué.

Anduvimos alrededor del templo, de la pagoda, de la puerta, e hicimos muchas fotos. Verlo de noche es espectacular, porque además hay muy poca gente y la atmosfera es fantástica.



Vista nocturna puerta y pagoda templo Sensoji


A esas horas teníamos ya más hambre que un perrete chico así que buscamos por los alrededores nuestro primer encuentro con la gastronomía japonesa en el país. Pasamos por varios, pero como había tantos, nos costó decidirnos, además de que por la cabeza nos rondaba la eterna pregunta de ¿nos vamos a enterar de algo? No hemos salido nunca de Europa y la inexperiencia viajera tiene estas cosas. Luego fue tan sencillo que me sentí hasta mal por haber dudado entrar. Es tan facil como entrar, te dan la bienvenida, te dicen dónde sentarte, te traen carta en inglés o señalas dibujito, te traen la comida y la cuenta, comes, pagas y te vas. Muy misterioso, como podéis ver. Pero creo que es normal sentir un poco de canguelo con estas cosas. Comimos unos Ramen y unas gyoza que acabamos a reventar, y de beber, ya tienen preparadas en las mesas jarras con agua y hielo. Cenamos por un precio más que económico y emprendimos la vuelta hacia el hotel.

Antes de llegar, entramos en nuestro primer Seven Eleven, hecho que se iba a repetir todos los días del viaje porque esas tiendas son un puñetero vicio, ya sea para comprar la cena, una lata de cualquiera de las mil variedades de bebida o cualquier aperitivo que no tienes ni pajolera idea de qué es pero que como te gusta sentir el riesgo en el paladar, compras. Los mejores y peores descubrimientos empiezan por ahí. No es que sean las tiendas más económicas del mundo, pero para salir del paso están bien y como hay miles y abren a todas horas, siempre tienes alguna, o más de una, a mano.

Con el desayuno comprado para el día siguiente en nuestro poder volvimos al hotel a descansar, que ya era hora de dormir en condiciones. Al día siguiente queríamos ir por la mañana a Asakusa, esta vez a verlo todo de día, y por la tarde Akihabara nos esperaba!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Día 1: La Ida - Asakusa nocturna



Etapa: Día 2: De la tradicional Asakusa a la frenética Akihabara  -  Localización:  Japon Japon
Fecha creación: 29/08/2017 16:58  
Compartir: 
Compartir:
ASAKUSA Y AKIHABARA

Nos despertamos a una hora prudente, nos duchamos y desayunamos en la habitación lo que habíamos comprado el día anterior en el Seven Eleven, que por cierto, era un bizcochito envasado que compré sin demasiadas expectativas y resultó estar terriblemente tierno y esponjoso. Eso aderezado con un delicioso batido de chocolate. Qué bien se está de vacaciones Riendo Volvimos a dirigir nuestros pasos hacia el barrio de Asakusa, esta vez para verlo de día y poder ver también el ambiente de Nakamise Street. Esta vez sí vimos bien y de día la puerta Kaminarimon, pero como ya he dicho, estaba en obras con lo cual no lucía tanto. Esta puerta se caracteriza por tener una enorme linterna colgando y uno a cada lado, el dios del trueno y el dios del viento. Esta puerta además conecta con Nakamise street hasta la puerta Honzomon y el salón principal del templo Sensoji (Hondo), el templo budista más antiguo de Tokio, dedicado a la diosa de la misericordia, Kannon.

La calle Nakamise, que está repleta de tiendas de souvenirs y recuerdos muy interesantes, estaba a rebosar. No quisimos comprar nada todavía, era nuestro primer día completo en Japón y no era plan empezar a llenar las maletas de recuerdos todavía, así que fuimos por un lateral y vimos un lugar donde hacían un meron pan con una pinta estupenda, y por la cual volvimos a pasar a la vuelta para agenciarnos uno de ellos. Kagetudo se llamaba el lugar y el meron pan muy rico.


Volvimos a llegar al mismo punto de la noche anterior, pero esta vez, de día y con un ambientazo de gente. Cruzamos la puerta Hozomon de nuevo, con la magnifica linterna roja que cuelga de ella, y las dos estatuas de guardianes, uno a cada lado. También hay unas enormes zapatillas de paja colgadas en esta puerta. Según una famosa página web sobre Japón (no sé si puedo dar nombres) estas alpargatas las donaron los habitantes de Murayama (prefectura de Yamagata) en agradecimiento por dejar que un escultor de su ciudad se ocupara de las estatuas de la puerta (las estatuas son de 1960).


Una vez cruzas la puerta Honzomon, a mano izquierda, nos encontramos con la pagoda del conjunto. Estaba también en obras, pero sólo los primeros pisos estaban enlonados y se disimulaba bastante bien (nos hemos encontrado muchas cosas en obras, es lo que tiene ir antes de unas Olimpiadas Riendo ). Esta pagoda tiene cinco pisos y también es una reconstrucción moderna pero de una indudable belleza.


En línea recta nos encontramos, al fondo, con el salón principal del templo, y a ambos lados, tiendas de ventas de amuletos y de papelitos de la suerte (no sé como se llama). El caso es que tú tienes que meter una moneda y sacudes una caja de metal que contiene unos palos numerados. Según el número que te indique el palo tienes que abrir uno de los cajones, y te sale un papelito que te predice buena o mala fortuna. Si es mala tienes que colgar el papelito haciéndole un nudo en una especie de tendederos que tienen por allí (lo de los tenderos me ha quedado un poco basto, mientras no os los imaginéis tipo Ikea, todo bien Avergonzado ). Os dejo una foto para ilustrar mejor, porque a veces soy un poco libro en llamas.



También encontramos aquí el 'incensario', el lugar donde los japoneses clavan las barritas de incienso y se echan el humo por encima con las manos. Se supone que tienes que dirigirlo hacia las partes del cuerpo que quieres que sanen. También está la 'fuente' con la cual se purifican los creyentes, siguiendo el ritual, en manos y boca. Esto lo hacen en todos los templos y es la mar de curioso porque hay que seguir unos pasos, cogiendo el agua con unos pequeños cazos de los diversos chorros de agua. Es muy entretenido de observar.



Además del salón principal, paseando vamos encontrando otros salones y los jardines, con una bonita cascada y un pequeño estanque lleno de carpas.


Me vais a tener que perdonar, porque he puesto muchas fotos de la noche anterior, pero las que hicimos de día o no me gustan o salgo yo.

Andando por la zona vimos una calle que nos llamó la atención, estaba abovedada y a la entrada tenía unos cuantos farolillos, y sobre todo porque en la esquina había una tienda donde vendían pastelillos rellenos de crema de té verde y otras delicias. Nos decidimos por nuestro primer kakigori, y elegimos que fuese de melón! La verdad es que por el sirope parece un poco radiactivo, pero estaba muy bueno y no fue el último kakigori que comimos en Japón, así que está bien. Yo me lo imaginaba sosete porque no deja de ser hielo laminado muy fino, pero refresca un montón y está bueno.



Estuvimos chafardeando alguna de las tiendas: en una de ellas estaban jugando a un juego típico que consiste en cazar peces con una especie de red, hecha de papel de arroz, con lo cual tienes que ser muy rápido o el pez la rompe y escapa. Era muy curioso.

Decidimos ir a echar un vistazo a la calle Kappabashi, que habíamos leído que en ella había un montón de tiendas de enseres de cocina, de réplicas de platos de cera, etc. Antes de llegar, nos topamos con un Don Quijote, que tenía acuarios enormes incrustados en la fachada, flipante xD Entramos y nos lo recorrimos entero: os podéis imaginar que salimos de allí con unas cuantas guarrindongadas (de comida, no penséis mal).


En la calle Kappabashi estuvimos entrando en varias tiendas, algunas son enormes, y tienen muchísisisimas cosas. Están las típicas tiendas de replicas de comida de cera que son alucinantes, y otras de platos, vasos, boles, palillos, menaje, etc. Hay de todo. Compramos unos palillos y hubiésemos comprado más cosas pero estábamos al principio del viaje y muchas de esas cosas son frágiles y ocupan mucho espacio en la maleta (al final nos compramos una maleta allí...xD) , así que lo descartamos.

El hambre apremiaba así que nos pillamos algo de comer en un Seven Eleven y nos fuimos al hotel, porque nos queríamos duchar antes de ir a Akihabara. Había días que necesitaba volver a primera hora de la tarde al hotel a pegarme una ducha porque se suda muchísimo. Además el ritmo del viaje ha sido mucho más lento de lo previsto, porque a veces hace tanto calor, que tienes que pararte a descansar sí o sí, y meterte en sitios con aire acondicionado, con lo cual es tiempo que pierdes de hacer otro tipo de visitas, pero es necesario. No sé si yendo en otra época del año nos hubiese cundido más, pero qué queréis que os diga, estar en Japón mola y sus tiendas y centros comerciales son una pasada, así que lo comido por lo servido.

Después de la duchita y de comer, nos fuimos para Akihabara. Lo primero que hicimos al llegar fue buscar el Ninja, para cambiar nuestros euros por yenes, y que nos costó un pelín, pero como llevábamos indicaciones no fue para tanto. Teníamos hora para cambiar el dinero, no sé si lo hacen sin hora también, pero por si acaso, no cuesta nada mandar un email con antelación y reservar hora. El cambio que nos dieron fue muy bueno, notablemente mejor que en Haneda, y con muy poca diferencia al cambio oficial. Con el dinero cambiado ya fuimos libres de campar por Akihabara, lo cual ya sabéis lo que significa para alguien que tiene decenas de figuritas de series, películas de anime y tomos de manga en casa, que no es mí caso pero sí el de mi pareja, con lo cual ya sabía el destino que me esperaba de antemano.


Como os podéis imaginar estuvimos allí hasta que nos cerraron varias tiendas prácticamente en las narices XD Y he de decir que no me aburrí en absoluto. Hay muchísimas tiendas, con muchísimas plantas, y muchísimo material: nuevo, de segunda mano, etc. Evidentemente nos dio tiempo sólo a ver una pequeña parte de las tiendas que hay, y pensamos en que quizás podríamos volver en algún otro momento. Mientras íbamos de una tienda a la otra por la calle nos asaltaban las chicas de los maid café repartiendo publicidad para que fuésemos a alguno de sus locales a disfrutar de algún postre kawaii. Esto habrá que dejarlo pendiente para otro viaje.


Como ya era la hora de cenar, pasamos por delante de un puesto de takoyakis y nos pillamos unos cuantos para cenar. No estaban malos pero estaban mucho mejores los que comimos al final del viaje en Osaka, supongo que por algo allí son mucho más típicos que en Tokio. Con el estómago lleno enfilamos el camino al metro para regresar al hotel. Mañana será otro día!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Día 2: De la tradicional Asakusa a la frenética Akihabara



Etapa: Día 3: De la Institución Imperial a Odaiba, la isla artificial del ocio!  -  Localización:  Japon Japon
Fecha creación: 31/08/2017 11:27  
Compartir: 
Compartir:
La verdad es que la noche de antes decidimos dejar de visitar el mercado de Tsukiji. No sé si fue una decisión acertada, pero hacía uno o dos días que se había quemado parte del mercado. Entre eso y que sólo dejan entrar a partir de las 10 de la mañana a los turistas, lo dejamos estar para otra ocasión. La verdad es que no es la única cosa que hemos cambiado de nuestro planning 'oficial', una vez estando allí hemos improvisado y hemos hecho lo que nos ha pedido el cuerpo según el momento, y hemos ido muy a nuestro ritmo, y sinceramente no me arrepiento de nada. Sé que nos hemos dejado lugares, pero es que aunque hubiésemos ido a toda mecha nos hubiésemos dejado muchos sitios por ver, porque es tanto lo que ofrece y lo que hay que ver en este país...que como lo quieres ver todo, pues te lo tomas con calma y ya habrá tiempo de volver.

TEMPLO ZOJOJI

Y después del rollo que os he dado para decir que no fuimos a Tsukiji, nos apeteció ir a ver de cerca la torre de Tokio y el templo Zojoji. Llegar hasta allí nos llevó un ratito en metro, y luego al salir del metro nos hicimos un lío y llegamos a la torre dando una vuelta súper rara. Al salir del metro nos compramos algo para desayunar y fuimos a ver si encontrábamos la torre. En nuestra vuelta rara, de camino pasamos al lado de uno de tantos parques y hasta ese momento no había tenido yo ocasión de escuchar en vivo y en directo el canto de las cigarras así de fuerte. Suena igual que en las series y pelis de anime. Andando llegamos a los pies de la Tokyo Tower, aunque no íbamos a subir porque teníamos pensado subir algún día al Sky Tree, así que le echamos alguna foto y nos paramos en el parque que hay abajo a comernos el desayuno descansando en un banco. Me comí un par de oniguiris y un zumo, y no veas como empachan, creo que con uno hubiese tenido suficiente.



Una vez hubimos desayunado, seguimos dirección Zojoji y desde el lateral empezamos a ver las estatuas de los 'Jizo', ataviadas con sus gorritos y sus molinillos de viento. La verdad es que son irresistibles. Entramos por la puerta principal del templo, que es la original del año 1622, muy grande y de color rojo, y de frente podemos ver el salón principal con la torre de Tokio al fondo. A mano derecha nos encontramos con una gran campana (Daibonsho). Este templo, perteneciente a una rama del budismo, se caracteriza por tener, como he dicho antes, un buen número de figurillas Jizo. Estas pequeñas figuras de piedra velan por la salud de los niños y niñas, y también están allí en honor a los niños y niñas fallecidos. A mí me pareció un lugar muy especial y lo viví como un momento muy emotivo, porque aunque pueda parecer que son solo pequeñas estatuas de piedra (lo son) están cargadas de mucho simbolismo.




También entramos al salón principal, que tiene una gran tarima de madera muy bien pulida, y un bonito Buda dorado al fondo. Como todos los salones de los templos, olía mucho a incienso. Salimos del salón principal por un lateral y lo recorremos por detrás, donde hay un pequeño cementerio. Después, compramos unos cuantos amuletos, también para regalar a la familia.



PARQUE HIBIYA Y PALACIO IMPERIAL

Al salir del templo decidimos poner rumbo a Hibiya, para hacer una visita al palacio imperial, aunque tenía entendido que no valía mucho la pena ir hasta allí. Pero ya que estás allí, te acercas. Al salir del metro nos encontramos de frente con el parque Hibiya, muy cerca del Palacio Imperial, y entramos a dar una vuelta. Este parque, que tiene dos estanques y una fuente, está rodeado de altos edificios de oficinas. Nos sentamos frente a uno de los bonitos estanques unos minutos a descansar. La sombra se agradecía, aunque el bochornazo que hacía era considerable. Allí había otros japoneses, que también descansaban en los bancos, comiendo o leyendo un libro; muchos de ellos vestidos de oficinistas. Paseando por el parque vimos unas mariposas negras enormes, que vimos a lo largo del viaje en más lugares, pero por aquí no las había visto nunca, y un gatico escondido bajo unos matorrales, al que los japoneses se acercaban a echarle fotos. La verdad es que son bastante fanáticos de los gatos; eso es algo que sin duda compartimos. El parque no es que sea el mejor parque del mundo, pero es bonito de ver y dar un paseo. Aunque me temo que esto podría repetirse en muchos de los parques y jardines de Tokyo.



Después nos dirigimos hacia el palacio, andando al lado del foso, que por cierto, en algunos puntos del recorrido el agua estaba mega estancada y olía fatal. De aquí hasta llegar al Palacio Imperial no había sombras. Por suerte ese día hacía muchísimo calor y bochorno pero estaba nublado y el sol no se dejaba ver, pero en un día de esos en los que cae un sol de justicia, ojo! Queríamos llegar al sitio desde donde suele hacerse la típica foto del palacio y para ello pasamos al lado de unas grandes explanadas de árboles exageradamente bien cuidados. Era como estar viendo una especie de bosquecillo ordenado y claramente con un punto artificial, que no quiere decir que me pareciese feo. Al fondo miles de edificios altos y muy parecidos. No había ningún arbol que contrastara con los demás, ni ningún edificio que llamara la atención sobre el resto. Es un paisaje un poco anodino pero curioso. La estampa del Palacio detrás del foso y del puente es bonita. Claramente no es lo mejor de Tokyo pero se deja visitar.



ODAIBA

Después volvimos a andar hacia una parada de metro. Antes de ir a Odaiba nos quisimos acercar a Akihabara porque nos habían quedado pendientes algunas tiendas que había que visitar. Recuerdo subir como 7 u 8 pisos del Mandarake porque no vimos el ascensor (...vaya novatada). Después de ojear en algunas tiendas, esta vez sin compras (el día de antes sí hubo compras), nos paramos a comer en un Sukiya de Akihabara, un gyudon, que es un bol de arroz con carne de ternera por encima. Este tipo de cadenas las frecuentamos alguna que otra vez, porque era muy rápido para comer y estaba bueno.

Después de comer nos quisimos acercar al hotel para darnos una ducha rápida e ir a la isla artificial de Odaiba. Llegar a Odaiba nos costó un ratito, porque tuvimos que coger el metro hasta Shimbashi, y allí el Yurikamome hasta Daiba. El Yurikakome no entra ni el JRPass ni con los bonos de metro que estábamos usando, así que toca pagarlo a parte, y es carillo, pero el trayecto es muy chulo. Es una línea de tren que no tiene conductor. Las vistas de la ciudad desde los vagones son muy bonitas y por eso todo el mundo quiere sentarse delante. El trayecto dura unos 15 minutos hasta Daiba y ofrece también vistas de la bahía, los centros comerciales y la enorme noria.



Llegamos a Odaiba y ya estaba oscureciendo, así que pudimos ver como el sol se iba poniendo desde el muelle de madera, donde está la réplica de la estatua de la Libertad. La verdad es que las vistas eran de postal y todo el mundo quería sacarse fotos y selfies con el puente (Rainbow Bridge) de fondo y los barquitos y la ciudad iluminados. Seguimos paseando por el muelle y entramos en el centro comercial Aqua City. Realmente queríamos ir a Joypolis, que está en otro centro comercial, el Decks, así que buscamos una salida y entramos en el que buscábamos. Pudimos entrar en Joypolis con un descuento por la hora que era.



Joypolis es como un parque de atracciones de recreativas y simuladores para todos los gustos y edades. Pagas una entrada general y dentro tienes que pagar cada vez que quieras jugar o montar en algo. Tiene varias plantas y la verdad que es impresionante la de máquinas que tienen y como los simuladores están tan bien hechos, especialmente las de juegos de carreras, donde los coches son una pasada. También había una pequeña montaña rusa que atravesaba las diversas plantas: fli-pan-te. La verdad es que es un poco caro, porque como he dicho, tienes que pagar dos veces (una entrada general y otra cada vez que quieras jugar), pero si te gustan estas cosas, merece la pena, porque no las vas a ver en otro sitio. A mí ni fu ni fa...pero a mí pareja le gustan mucho los videojuegos y además la serie de Shingeki no Kyojin (Ataque a los titanes) y tenían una atracción especial dedicada a esta serie y unas figuras a tamaño real, muy chulas, así que había que ir.


Después de Joypolis decidimos ir andando hasta Palette Town, donde está la noria tan chula que se ilumina de mil colores y se ve desde todos lados. Para llegar a la noria, de 115 metros, hay que cruzar por Toyota Megaweb, que también es como un parque de atracciones pero con coches. Puedes hacer recorridos, subir en simuladores, coches de exposición, etc. Sólo lo vimos de pasada al cruzarlo. Y después de la pateada y de llegar hasta los pies de la noria me dio canguelo y no me quise subir y evidentemente ahora me arrepiento. Son los remordimientos con los que tengo que convivir ahora por ser una cobarde.


Realmente hay mil cosas que ver y hacer en Odaiba, pero tampoco podíamos dedicarle más tiempo, así que hay que elegir. Nos quedamos con ganas de subir al mirador de la Fuji TV y de ver al Gundam (pero esto ya es más complicado porque se lo llevaron por un tiempo y ha coincidido con nuestra visita). Ah! Y de entrar al Venus Fort para ver la recreación de una ciudad italiana renacentista. Pero ese día habíamos andado mucho y ya no dabámos para más. Volvimos a coger el Yurikamome, el metro en Shimbashi y nos bajamos en nuestra estación. Fuimos directamente al McDonald's de enfrente (sé que estas cosas no tienen perdón de Dios para mucha gente estando en Japón) y me comí una hamburguesa que no me acuerdo qué llevaba, pero seguro que salsa teriyaki sí.

Y con la panza bien llena volvimos al hotel a descansar, que ya era hora!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Día 3: De la Institución Imperial a Odaiba, la isla artificial del ocio!

Etapas 1 a 3,  total 21
 1  2  3  ..  7  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 10 2
Anterior 0 0
Total 40 8
Votos
2 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 1377 Visitas mes actual: 1430 Total visitas: 5946

  Últimos comentarios al diario  JAPÓN en AGOSTO 2017; preparen sus abanicos
Total comentarios 11  Visualizar todos los comentarios

Irene023  irene023  07/10/2017 19:27
Ánimo Osaka85, miro el foro todos los días con la esperanza de que hayas podido completar alguna etapa más. Me tienes enganchada a tu diario. Mucho ánimo para continuarlo!!!

Baader  Baader  29/11/2017 20:56
Precioso diario,remomero mi viaje ya que algunas fotos son muy parecidas,mas alla de las tipicas jajaja..lñas crapas de Asakusa y los jardines del palacio imperial,tambien la compañia,mi acompañante un fan del anime y el manga y a mi ni fu ni fa,aun asi como tú no me aburri viendo figuritas en cialquier centro comercial....gracias por compartirlo

Osaka85  osaka85  01/12/2017 19:07   
Gracias a ti, Baader. La verdad es que ha sido un viaje muy bonito. Me alegro de que te haya gustado leer el diario y de que te haya traido recuerdos de tu viaje. Seguro que más adelante yo también lo recuerdo todo con mucha nostalgia. Y cómo no!! imposible aburrise en Japón!! Hasta a los 'no frikis' nos acaba encandilando el ambiente, jajaja.

Un saludo!!

Cocotte72  Cocotte72  20/02/2018 20:43
Muy currado, Osaka! He tomado un montón de apuntes pues en poco más de un mes estaré recorriendo Japón y tu diario me está ayudando mucho a organizar. Espero volver con tan buena experiencia como tú.

Osaka85  osaka85  23/02/2018 08:53   
Comentario sobre la etapa: Gastos del viaje a Japón y algo de información
Muchas gracias, Cocotte72. Estoy segura, de que igual que a mí, Japón te va a encantar! Que disfrutes mucho el viaje!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Viaje a Japón: consultas generales
Foro Japon y Corea Foro Japon y Corea: Foro de viajes a Japon y Corea. Viajes a Japon: Tokio, Kyoto, Nikko, Nara, Osaka, Shirakawago, Monte Fuji, Hakone, Takayama, Hiroshima, Nagoya... Viajes a Corea: Seul, Busanz...
Ultimos 5 Mensajes de 1442
739897 Lecturas
AutorMensaje
Orbatos
Orbatos
Indiana Jones
Indiana Jones
Abr 25, 2013
Mensajes: 2398

Fecha: Lun Ene 15, 2018 10:23 am    Título: Re: Viaje a Japón: consultas generales

No hay ningún problema. No obstante si no recuerdo mal, se puede renovar el pasaporte hasta seis meses antes de su fecha de su caducidad (al menos en España). Si te preocupa mucho, solo tienes que renovarlo un par de meses antes de ir usando la cita previa y te quitas el problema
wanderlust
Wanderlust
Willy Fog
Willy Fog
Ago 23, 2011
Mensajes: 25883

Fecha: Lun Ene 15, 2018 10:29 am    Título: Re: Viaje a Japón: consultas generales

la última vez que fué una amable funcionaria me explico que es hasta un año antes de la fecha de caducidad...por si sirve de algo Guiño
Dani5555
Dani5555
Silver Traveller
Silver Traveller
Ago 20, 2017
Mensajes: 14

Fecha: Lun Ene 15, 2018 07:27 pm    Título: Re: Viaje a Japón: consultas generales

Tenemos ya el apartamento cogido en Tokyo, aunque mirare, porque depende como sera lo mas útil (venimos ese dia de ver el jigokudani en nagano, asi que un poco mas de tren no vendra de hay ^^, gracias por el consejo!

Edito: Al final seguimos el consejo y hemos cojido un hotel en Narita del que sale bus lanzadera al aeropuerto a las 6.30h ^^
FuturE007
FuturE007
New Traveller
New Traveller
Ene 26, 2018
Mensajes: 2

Fecha: Vie Ene 26, 2018 01:09 am    Título: Re: Viaje a Japón: consultas generales

wanderlust Escribio:
iong Escribio:
Hola
Tenemos idea de viajar en Julio a Japón con nuestra bebé que tendrá 17 meses.

Quisiera consultar si los trayectos en tren JR son de mucha duración, como os organizáis con las maletas y cual sería el recorrido lógico para una prima vez en Japón de 13/14 días.

Gracias

tienes varios subforos e hilos que pueden ayudarte

Japón: Viajar con Niños/ Bebés

Foro de Tren En Japón

tema maletas

Foro de Equipaje Japón

y sobre rutas

Foro de Rutas Por Japón

dónde hallas hilos como

Itinerario Japón 2 Semanas

Ruta por Japon en 15 días

además de los diarios claro! Guiño
Isla74
Isla74
Indiana Jones
Indiana Jones
Jul 09, 2013
Mensajes: 2017

Fecha: Mie Feb 07, 2018 02:59 pm    Título: Re: Viaje a Japón: consultas generales

Hola compañerxs

En este hilo he dejado hoy algunas dudas...por si me podéis echar una mano please:

Itinerario Japón 3-4 semanas

Un saludito. Amistad Amistad Amistad
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad