Mostrar/Ocultar Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Login


Usuario
Contraseña

¿Quién está conectado?
Total: 679 Usuarios
Usuarios: 6
GadiempDefault https AvatarMediterranea
...y 3 Usuarios Más

Anónimos: 673

Lista de miembros
Total:338210 Registrados
Ultimo: Rafeel
Nuevos Hoy: 15
Nuevos Ayer: 51
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
LUANG PRABANG (Ciudad - Laos) - Tips de Viajes
Tips
Tips
Últimos Tips de Viajes
Últimos Tips de Viajes
Tips de Viajes más visitados
Tips de Viajes más visitados
Tips de Viajes más votados
Tips de Viajes más votados
Lista de temas
Lista de temas
Usuario mas activos
Usuario mas activos
Ayuda
Ayuda

Tema: Ciudad Ciudad   Localización: Laos Laos
Puntuación: 5.0    LUANG PRABANG     
Abaquo  Autor:    Fecha publicación:    Idioma: spanish
Luang Prabang es una muy atractiva ciudad de Laos, seguramente la más encantadora de todo el sudeste asiático



LUANG PRABANG


Luang Prabang es una de las más atractivas ciudades del sudeste asiático. Fue la primera capital de Laos, pero en 1975 perdió definitivamente esa condición en favor de Vientianne. Turísticamente le ha beneficiado, ya que mantiene un tamaño muy humano (unos 80.000 habitantes) que permite a cualquier visitante encontrarse muy a gusto en un núcleo urbano de pequeñas construcciones, calles aptas para el paseo, tranquilidad en cualquier momento sin el tráfico caótico de las grandes urbes, todos los puntos de interés accesibles a pie con cortos desplazamientos y al mismo tiempo conservar el patrimonio monumental por haber sido capital religiosa del país, destacando sus 50 templos y monasterios, además de otros edificios civiles como el palacio real. Si le sumamos a esto un entorno paisajístico realmente pintoresco con dos ríos bordeando la ciudad y una masa de selva tropical que la rodea completamente, nos encontramos con un lugar de lo más interesante para pasar varios días conociendo no solo Luang Prabang, sino también los alrededores, asimismo muy atractivos.


Lo más destacado de la ciudad son los templos, de similar estilo a los de Chiang Mai, es decir, de madera, con tejados muy verticales y en vistosos planos superpuestos y provistos de una cuidada decoración que en algunos casos sorprende por un lujo exuberante. Entre los principales, el más visitado y admirado es el
Wat Xiengthong, monasterio del siglo XVI con elementos de épocas posteriores, formado por diferentes edificios. El templo ofrece una vistosa pared trasera revestida de mosaicos de colores representando un inmenso árbol con pavos reales a los lados, además de otras figuras. El resto de las paredes exteriores está cubierto con diferentes motivos decorativos, así como las puertas en las que destacan figuras doradas; los dinteles, jambas, las numerosas columnas interiores también cubiertas de adornos en oro… Dos pequeños templos anexos al principal presentan todas las paredes exteriores llenas de bonitos mosaicos con variadas escenas de animales, grupos de personas, elementos de la naturaleza etc En otro edificio dentro del recinto, podemos contemplar el lujoso barco real, de madera tallada y cubierta de ornamentaciones doradas.


Ho Prabang es el templo del Palacio Real, también todo un espectacular derroche de ornamentación dorada, tanto exterior como interiormente. Los tejados, muy atractivos, son protagonistas por su belleza, encajados en diferentes láminas superpuestas, muy verticales y en curva y con bonitos remates. El pórtico, de madera revestida de oro y llena de figuras y decoraciones infinitas, los dragones en las barandillas de las escaleras y las ventanas con columnillas doradas anuncian un interior fastuoso que sorprende a cualquier visitante por el barroquismo de la ornamentación y el derroche de oro en cualquier rincón, especialmente en el trono real que se encuentra en el centro de la estancia. Tanto dorado llega a empalagar. Entrada libre.


El Wat May, al lado del anterior, es uno de los más antiguos y también presenta una rica decoración en el porche de entrada con paneles dorados llenos de diferentes escenas con grupos de figuras humanas, templos y paisajes. Entrada de pago que no compensa para lo que hay que ver.
El modesto por su pequeño tamaño Wat Pha Houak, situado frente a los dos anteriores y al inicio de la subida a la colina Phousi, tiene unas interesantes pinturas en su interior, aunque se encuentran en parte deterioradas. Sin embargo, lo que queda es suficiente para poder apreciar la obra de un gran artista que destaca por su colorido y maestría en el detalle con complejas composiciones en las que intervienen figuras humanas, figuras fantásticas, animales, arquitectura etc. Entrada con donativo a voluntad.


Otro de los grandes monasterios es el Wat Sene, formado por varias construcciones, en una de las cuales podemos ver un enorme buda dorado de varios metros de altura en el pórtico y seguramente coincidir con un grupo de monjes rezando o con la celebración de alguna otra ceremonia religiosa. Este templo se encuentra cerca del Xiengthong.


Entre los templos y monasterios citados, todos ellos en el centro histórico y en la península que forman el Mekong y su afluente el Khan, aparecen otros como el Pha Phay, del que destaca su pórtico con pavos reales y otras aves varias; Choum Khong, Xieng Mouane, Nong y varios más.


Algo más alejados, pero también accesibles con un agradable paseo a pie encontramos otros monasterios. Son el Wat Aham, el Wat Visoun y el Wat Manorom, más sencillos en el aspecto artístico o decorativo; los dos primeros de pago, que no justifica lo que hay que ver; el último es gratuito y aunque carece de interés artístico, fácilmente se podrá charlar con algunos de los monjes, dispuestos a practicar el inglés.



Otra visita imprescindible es la subida de unos 300 escalones para acceder a la colina Phousi, en pleno centro, no por el humilde y muy simple templo de la cima que solo tiene interés religioso para los nativos, sino por las vistas desde lo alto, que nos permiten contemplar la ciudad con una panorámica de 360 grados, los dos ríos ciñéndola, las colinas y la exuberante vegetación de selva tropical hasta donde alcanza la visión.


El Palacio Real se ha convertido en museo y, aunque sin demasiadas pretensiones, se merece una visita. Está junto al Ho Prabang.
Sin duda merece también la pena acercarse a las orillas de los ríos, al puente colgante sobre el Khan y a la confluencia de ambos cursos fluviales.
No acaban aquí las atracciones de Luang Prabang. No debe uno perderse una visita al mercado local que se celebra por las mañanas en la calle que comienza en los jardines del Palacio Real para contemplar aspectos de la vida laosiana, algunos tan curiosos y sorprendentes como la venta de enormes y carnosas larvas de insectos o una serpiente enorme desmenuzada en grandes pedazos, seguramente para consumo humano.
Y todavía queda otra visita imprescindible y es la del mercado nocturno, que comienza al atardecer en la calle principal del centro histórico, justo delante del Palacio Real. Montones de puestos con ropa, artesanía del país, recuerdos turísticos etc Pero también hay que visitar las tiendas de anticuarios, con piezas digna de un museo.
Muy recomendables por su calidad y precio son los masajes, para los que hay numerosos locales, donde por 5 euros puede uno recibir un estupendo masaje al aceite por todo el cuerpo durante una hora, o de pies o el tradicional laosiano… la mejor opción es en el centro “Luang Prabang” en plena calle principal, llamada “Tourist Street”, en concreto el masajista Sibo On, todo un profesional.
En el centro de la zona histórica hay numerosos alojamientos de diferentes categorías, pero por su relación calidad-precio los más recomendables son las guesthouses, ya que por precios muy bajos (7-10€) se puede encontrar una habitación con baño y ventilador de aceptable nivel. Los hoteles de 30€ son solo ligeramente mejores en sus instalaciones.
Hay más opciones para disfrutar del entorno, como los paseos en barco por el Mekong o conocer los alrededores de la ciudad de la mejor manera posible, esto es, alquilando una moto.

Alrededores de Luang Prabang


Cerca de la ciudad hay varios puntos de interés que deberían ser incluidos en una visita a la zona. Los más destacados son:
Cascada Tat See, a 16 km al sureste por carretera asfaltada hasta un punto, está bien indicado, donde hay que coger una canoa que tras un breve trayecto llega al lugar mencionado. Allí pueden verse elefantes e incluso montar en ellos para meterse en las pozas de las cascadas, que son un atractivo conjunto de numerosas pequeñas caídas de agua con piscinas naturales entre ellas. El baño es posible y muy recomendable, el agua tiene un precioso color verde y está muy limpia ya que el entorno es plena selva. También han montado una tirolina que va descendiendo de árbol en árbol sobre las cascadas. Esta visita se puede hacer completamente por libre.


Cascada Kuang Si. Algo más alejada, a unos 30 km en dirección suroeste y por diferente carretera, también asfaltada y en buenas condiciones. Las dos son muy atractivas, la Tat See no tiene un gran salto sino muchos pequeños. La Kuang Si posee una importante cascada de bastante altura y caudal que luego forma también otras caídas y piscinas naturales, con el mismo color verde y el mismo entorno selvático. Es un lugar mucho más turístico y visitado que incluye algunas tiendas, restaurantes, un minizoo…



De camino a Kuang Si debe aprovecharse la ruta para detenerse en algunos de los pequeños núcleos de población para observar la arquitectura tradicional de casas elevadas y aspectos de la vida auténtica de los laosianos, donde observamos un primitivismo que ya va desapareciendo en muchos sitios. Los turistas son bien recibidos con sonrisas y charla cuando pueden hablar algo de inglés.



Este contacto directo con la población alejada del mundo turístico es una parte muy interesante y emocionante de cualquier viaje por estos países. En uno de los poblados, con interesantes muestras de viviendas, han montado una atracción turística con puestos de venta de artesanía tales como piezas de ropa, tallas en madera y otros souvenirs. Aunque sea algo semiartificial, vale la pena echar un vistazo al poblado, a las tallas y a las niñas vestidas con el traje típico de la zona, muy vistoso.



Ambas excursiones, como la de la visita a la cueva Tam Ting, a 25 km, pueden hacerse de manera organizada, pero sin duda es mucho más gratificante hacerlo por libre, aunque probablemente salga más caro. El alquiler de motos en Laos es mucho más caro que en Vietnam, país vecino donde por 4€ se alquila una durante un día completo. En Luang Prabang es difícil conseguirlo por menos de 12€ (automáticas, sin marchas), pero vale la pena.



Fecha publicación: 06/12/2015 - 01:35   Localización: Laos Laos   Tema: Ciudad   Idioma: spanish  
Compartir:


Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
 Link para compartir este Tip:         


Estadísticas
Puntos Votos Media
Mes 0 0 Puntuación: 0.0
Anterior 0 0 Puntuación: 0.0
Total 40 8 Puntuación: 5.0
Para votar necesitas ser usuario registrado

Te puedes registrar gratis haciendo click aquí para acceder a esta parte de nuestro sitio.
Gracias por tu comprensión
  Visitas
Mes 30
Anterior 33
Total 1972


Mostrar/Ocultar Enlaces relacionados
Mostrar/Ocultar Votaciones
Media: 5.0
Votos: 8

Puntuación: 5.0

Para votar necesitas ser usuario registrado
Mostrar/Ocultar Opciones



All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad