Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Foros de Viajes
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Information Experiencias viaje a Tánger - Recién llegados Compartir


Foro de Marruecos, Túnez y Norte de África  Foro de Marruecos, Túnez y Norte de África: Foro de viajes del Norte de África: Marruecos, Túnez, Argelia y Libia

Foros de Viajes Marruecos, Túnez y Norte de ÁfricaMarruecosForo de Tanger
SubForos: Marruecos - Tanger - Alojamiento En Marruecos - Hotel En Marruecos - Marrakech - Fez - Essaouira - Ouarzazate - Rabat Mas
Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
Página 1 de 1 - Tema con 3 Mensajes y 5256 Lecturas
Último Mensaje Publicado:
Autor Mensaje
Envío Asunto: Experiencias viaje a Tánger - Recién llegados Publicado: Mar, 29-06-2010 8:24 Compartir
Atidervish
Silver Traveller
Atidervish
Silver Traveller
Mensajes: 20
Registrado: Jul 24, 2006
Ubicación: Cordoba, España

Para empezar, diré que he ido con la mayorista "Luxotour": Fast ferry desde Tarifa ida y vuelta, transfers al hotel, dos noches hab doble con desayuno en el hotel Chellah , 75€ por persona.

Día 1º: Viaje en barco: compañía "Comarit": buen barco ("Boraq") y bastante puntualidad.

Llegada al puerto sin sensación de agobio. Al ir con una mayorista te quitas de problemas, pero no se veía por ninguna parte ese trasiego de supuestos guías que se te echan encima. Nada de nada. Tres "petit" taxis (azul turquesa) esperando posibles clientes. Pero nada más, repito.

Llegada al hotel. Limpios los espacios comunes, en las habitaciones los muebles están algo ajados, los cuartos de baño un poco al estilo de casa de los abuelos, algún olor "raro" en los pasillos -debido, quizá, a que mojan las moquetas al limpiar-, pero sábanas y toallas muy limpias, un jardín y piscina estupendos -nos pegamos un bañito y un ratito de sol- y un desayuno de película. Además, está a 10 min (andando) de la Medina. El personal muy servicial, también.

Como es media mañana, compramos pasteles (¡qué ricos!) en la pastelería Al-Andalus, en la place de France, al lado del "Café de París". A 4 dh el pastel tipo europeo y a 40 dh el kg de pastelitos marrroquíes. Si 1€=10 dh, ya me contaréis si el precio es irrisorio o no... A ella volveríamos más, a por pasteles dulces y salados (de pollo, de higaditos, de atún, de salchicha merguez... ñam ñam ñam)

Té con hierbabuena en el Grand Socco: 6 dh, y te comes los pastelitos que lleves... Pequeña confusión con las vueltas, pero se soluciona al momento.

Pequeña vuelta por la Casbah... Acabamos perdidos. Dos chavalillos nos ven, les decimos que nos lleven al Gran Socco otra vez, nos dan un voltio por las callejas, nos llevan a nuestro destino y les regalamos 10 dh. y caramelillos ¡Ha sido divertido!

Como es viernes muchos restaurantes sirven cous-cous. Lo tomamos cerquita del hotel, en "Al-Karam" -rue de Mexique esq rue Prince Heretier-, lugar donde van tangerinos y algún que otro "guiri". 4 platos de cous-cous, 4 vasos de L'ben (yogur batido) y agua mineral grande 174 dh. La amabilidad de nuestro camarero (creo que se llama Yassine) no tiene precio. Volveríamos allí a comer shawarmas(entre 20 y 30 dh), harira (8 dh el bol), hamburguesas (entre 15 y 35 dh) y una cena de pescado fresquísimo con guarnición por 300 dh los cuatro.

Por la tarde: compras en la perfumería Madini, capuccinos en el café Giralda (preciosa decoración y una vista sobre la "terraza de los perezosos" y el mar que te mueres...) y acabamos el paseo yendo por el boulevar Pasteur y bajando a la playa. Un poco antes del hotel "Rif" se encuentra el bazar "Zagora", propiedad de Ahmed, un hombre con una educación y una amabilidad extraordinarias. Tiene los precios fijos -por si alguien se cansa de regatear- y quizá sean los más bajos de Tánger. Al volver, subimos la cuesta desde el Paseo Marítimo: en las peluquerías y en los cafés los hombres ven el partido España-Chile. Va ganando España. Soy feliz...

2º día: Visita al mercadillo de "Casa Barata". Hay que coger "petit taxi" para llegar (6-7 dh), los taxistas son amables (incluso uno de ellos habla español perfectamente) y ponen el taxímetro ellos solitos. Nuestros compañeros nos cuentan que les quieren cobrar 10 dh de más, hay un poco de discusión, pero, al final, sin problemas. En el mercadillo, enooorme, que tiene una parte cubierta y otra al exterior, se puede comprar de todo. Aquí la gente es amable de veras. Recomiendo la experiencia a todo el mundo. No perderse, además, la preciosa mezquita a la entrada del barrio.Por la tarde, compras en la Medina. Muy divertido.

También hemos comprado en el "Ensemble Artisanal" de la rue Belgique. Ni es tan caro como dicen, ni yo me perdería la experiencia de ver a los artesanos trabajando "in situ".

3º día: Paseo por la Medina y subida, por la rue de la Casbah, al interior de la zona amurallada. Para mí, lo más hermoso del viaje, estéticamente hablando. Antes de volver al hotel para coger el autobús que nos llevará al puerto, nos tomamos una coca-cola... ¡¡¡ botella de cristal de 33'5 cl !!! en el café Colon (creo que en rue d'Italie) Pedimos permiso al camarero para llevarnos el envase y nos contesta que sin problemas, recuerdo de Tánger.

Es verdad que nos dieron la lata en la Medina, pero sólo dos veces en tres días. Un vendedor de pulseras y una mujer pidiendo, pero no se les hace caso, y pa' lante... El 99'9 por ciento de las personas con las que nos hemos encontrado son amables, educados, sonrientes... Muchas personas entienden español, bastantes incluso lo hablan muy bien... y , al final, todo el mundo te entiende.

Si alguien quiere preguntarme algo, o añadir, o incluso discrepar... aquí estoy.

Me he enamorado de Tánger. Volveré. Inshallah.

P:D: A propósito, algunas cosillas más:

- Entrar en las tiendas, o en los taxis, saludando con un "Salam" crea, muchas veces, un ambiente muy favorable. Al despedirte, un "Shukran" -gracias- y un "Bes'lama" -fórmula de despedida- también denota una actitud muy bonita de tu parte. No es que sea necesario, pero quedarás de lujo.

- Si el servicio del taxista, del camarero, de las señoras de la limpieza del hotel, te ha parecido correcto, déjales propina. Redondear una cantidad al alza, o 10 dh, para tí es una miseria. Para ellos es un detalle.

Y, para terminar, dar las gracias a nuestro amigo Juan, experto en Tánger, guía de excepción, gracioso, sabio, incansable y mejor persona. Te quiero mucho.

_________________
En Cordoba tienes tu casa;
ven a ella siempre que quieras
y trae la paz contigo.
Ir arriba
Compartir:
Envío Asunto: Mi planning en Tánger (febrero 2019) Publicado: Mar, 12-03-2019 18:50 Compartir
David_Hlv
Travel Addict
David_Hlv
Travel Addict
Mensajes: 62
Registrado: Feb 07, 2010


Ya que, como siempre, utilizo el foro para apuntarme ideas para mis viajes, os cuento mi experiencia en Tánger y los alrededores en el viaje que hice desde el miércoles 13 al domingo 17 de febrero de este 2019. Fui en pareja y volamos en avión desde Sevilla, en un vuelo que no llega ni a media hora y por un precio de 10 euros ida y vuelta (aunque en uno de los billetes sí pagamos una maleta de mano, porque ahora con Ryanair lo único que puedes llevar gratis es una mochila).

Tánger es una ciudad que puede ser especialmente interesante para un primer contacto con Marruecos. Menos intensa que Fez y Marrakech aunque, a mi juicio, con mucho que envidiarles desde el punto de vista del viajero o turista. Este era ya el tercer viaje que realizaba a Marruecos, pero el primero que hacía en pareja (antes había ido con mis padres a Marrakech y Essaouira; y con amigos a Fez, Méknes, Ifrane y Sefrou). Nuestras premisas eran gastar lo menos posible y hacerlo todo por nuestra cuenta, huyendo de guías y excursiones.


Día 1: Llegada y primer reconocimiento
Aterrizamos en el tranquilo aeropuerto de Tánger sobre las 16:00. Allí tenemos cajeros y casas de cambio y un mostrador de información en el que me dijeron que no había buses en el aeropuerto. Llegamos a la zona de los taxis y ya empezamos con la primera pelea, aunque aparece el precio de 100 MAD en un enorme cartel, querían cobrarnos 150, algo que no debe sorprenderte en Marruecos. Por supuesto, yo pasé de ellos y esperé a que llegase alguien más para compartir un grand taxi que nos lleve hasta la medina, que era donde teníamos el riad. Encontramos un grupito de otros 4 jóvenes españoles que venían en nuestro vuelo, pero los taxistas se negaron a llevarnos a los 6 (esto lo hacen porque quieren que ocupemos 2 taxis y cobrar 2 veces en lugar de una vez). Como los chicos tenían prisa, lo cogieron para ellos. Poco después, apareció otro grupo de 3 españoles y les convencimos de que se esperarán y de que, con paciencia, nos acabarían llevando. Aunque se negaron (decían que no podían meter a tantos pasajeros en un taxi) y, después pedían 200 MAD, acabaron llevándonos por 150 MAD a los 5, que ya eran 50 MAD más del precio oficial pero tampoco tenía muchas más ganas de discutir y temía que el otro grupo acabase yéndose solos también.

Una vez en la medina, callejeamos un poco hasta encontrar nuestro alojamiento tratando de evadir a todos los falsos guías que te darán vueltas encantados por la medina hasta llevarte a tu alojamiento por unas monedas. Finalmente, acabamos llegando al Dar Rif, que era donde teníamos contratadas las 4 noches por menos de 100 euros los dos con desayuno. El Dar Rif ofrece un alojamiento básico pero correcto (teníamos baño privado y la cama era grande y cómoda, aunque la habitación era pequeña) y, aunque en Tánger hay decenas de hoteles fuera de la medina, siempre que voy a Marruecos me parece que lo más auténtico es alojase en un riad o dar. Una vez que dejamos las maletas ya estaba oscureciendo, así que dimos un paseo para situarnos por la medina y cenar algo en un puesto callejero en la plaza 9 de abril: por 5 MAD una especie de kebab en el pan típico redondo marroquí con diferentes tipos de embutido, verdura y salsa. También es fácil encontrarlos de diferentes tipos de carne, pero lo servían en pan de barra y eché de menos los puestos en la medina de Fez donde te ponían una mezcla de carnes dentro de un pan redondo grandecito por 10 MAD. El caso es que por menos de un euro te sacias completamente y por pocos dirhams más puedes tomarte otra cosa dulce en un puestecillo de estos. Por muy poquito más, también puedes sentarte tranquilamente en algunos de las restaurantes que están en esta misma plaza, que te ofrecen platos combinados y bebida por unos 30-40 MAD por persona. Debéis regatear y cerrar el precio por lo que queréis comer antes de sentaros. El último día comimos en unos de estos sitios con un tajin de kefta para mi novia; y unas brochetas para mí. Ambos platos con arroz, patatas y ensalada. Con la bebida incluida, pagamos unos 65 ó 70 MAD y nos pusimos finos.


Día 2: Parc des Predicaris, ruta hasta el Cabo Espartel y Grutas de Hércules
Amanecemos, desayunamos y nos ponemos en marcha. Vamos a ir al Parc des Predicaris, un pulmón verde entre Tánger y el cabo Espartel, un sitio verde y tranquilo en el que no vimos a ningún extranjero. Mi idea era hacer una ruta a pie entre el parque y los acantilados y que acabásemos llegando al Cabo Espartel. Pero... ¿Cómo llegamos hasta el parque? Pues en Tánger, he de deciros que es la ciudad marroquí que yo conozca donde mejor funcionan los buses urbanos. Los gestiona ALSA y aquí podéis ver su web oficial. No sé si tuvimos suerte, pero lo cierto es que tuvimos bastante buenas experiencias con los buses urbanos en Tánger. Además, en Google Maps, aparece la ubicación de las paradas, los horarios y los itinerarios de las líneas, algo impensable en otras ciudades de Marruecos. Por supuesto, no encontramos a otros turistas en nuestras aventuras con el bus urbano. Cogimos la línea 5 desde Sidi Boubaid (en las cercanías de la Plaza 9 de abril) hasta Foret Rmilat por 3,5 MAD cada uno. Dimos un paseo por el parque y un bonito mirador y nos ponemos en marcha hasta el Cabo Espartel. Íbamos los 2 en vaqueros y con deportivas, pero completamos los casi 10 km con alguna queja de mi novia (que no es, precisamente, amante del senderismo ni de las alturas) en una ruta verde, curiosa y bastante fácil a mi juicio en la que no necesitamos GPS, pues basta con seguir la intuición y seguir en dirección oeste constantemente. Acabamos llegando al faro del Cabo Espartel y allí descansamos un poquito pero no teníamos plan para volvernos, no había bus cerca y no queríamos que nos e**(AutoEdit)**a los taxistas. Además estábamos muy cerquita de las Grutas de Hércules, así que estuvimos preguntando a la gente y demás. Al final, 2 amabilísimos señores marroquíes nos acercaron a las Grutas (a apenas 4-5 km del faro). Les ofrecí 20 MAD pero no me los quisieron coger. Habrá quien piense que es absolutamente temerario montarse en el coche de otra persona en Marruecos, yo me dejé llevar por la buena sensación que me transmitieron y nos salió genial la jugada.

Las Grutas de Hércules fueron, desde mi punto de vista, lo más interesante que vimos en Tánger (además del encanto que supone impregnarse de la cultura marroquí pateando la medina). Unas formaciones geológicas que no sé que tendrán de natural y qué de intervención humana, pero me resultó un sitio verdaderamente curioso. No tuvimos que pagar nada para acceder a ellas, ignoro si en otra época del año habrá alguien cobrando entradas, porque había leído que había que pagar 10-20 MAD por persona para acceder a ellas pero, cuando nosotros fuimos, no había un control de accesos ni nada por el estilo. Tras la visita a las grutas, comimos algo (serían las 17:00 y todavía no habíamos comido nada desde el desayuno) en un bar que había por allí y nos fuimos a una parada de Grand Taxi que había junto a las grutas que, por 10 MAD cada uno nos llevaron a la plaza 9 de abril en Tánger. Eso sí, tuvimos que esperar una media hora hasta que se llenase el taxi. El conductor me pidió 10 MAD más al bajarnos (30 en total, 15 por cabeza), pero le dije que yo había cerrado con su jefe 10 MAD cada uno y, a regañadientes, aceptó los 20. Cenamos en otro puesto y a descansar, que ha sido un día intenso y mañana vamos a Chauen.


Día 3: Chauen
Tras desayunar en nuestro riad, nos ponemos en marcha. Lo más operativo y de mejor relación rápidez/precio a mi juicio para ir a Chauen era el grand taxi compartido, cuya parada está junto a la estación de bus. Salimos de la medina en la parte más cercana que tenemos a nuestro riad (Bab Marsa, una cuesta junto al Hotel Continental) y paro al primer petit taxi que veo, que ya tiene a una mujer montada en la parte trasera. Le digo que vamos a la Gare Routiere y él nos dice que ok. Ya tiene activado el taxímetro, así que no tendré que insistirle para que me lo encienda. La mujer se baja durante el camino, le paga unas monedas y el taxista nos deja en nuestro destino. El taxímetro marcaba justo 10 MAD y fue lo que le di en la única carrera que hicimos en petit taxi por la ciudad. Un trayecto por la ciudad no os debe salir por más de 15-20 MAD durante el día si os ponen el taxímetro, insistid en que os lo pongan y, si no quieren, bajaros y buscaros otro. No tengáis apuro o vergüenza en hacerlo.

Una vez que llegamos a la parada de grand taxi, en apenas 5 minutos se llenó el grand taxi que nos ponía rumbo a Chauen. Pagamos 60 MAD cada pasajero por un trayecto que dura unas 2 horas y media. Mi novia y yo nos pusimos los dos solos en la parte de atrás del todo, por lo que fuimos relativamente cómodos. En otros viajes en grand taxi por Marruecos, nos han metido a 7 personas (incluido el conductor) en un coche de 5 plazas (los Mercedes antiguos), pero en esta ocasión lo cierto es que era un grand taxi con sus 7 asientos. Tras pasar Tetuán, el viaje es por la montaña y con muchas curvas, se acaba haciendo un tanto largo. Finalmente, llegamos a Chauen.

Chauen es una pasada, un pueblo completamente azul y con una medina con muchísimo encanto. Probablemente, la ciudad más bonita que haya visto en Marruecos pero, si os soy 100% sincero, esperaba algo más en el sentido de que no hay mejor plan que hacer en Chauen que perderse en su azul medina y subir la montaña en la parte este para tener una espectacular vista panorámica de la ciudad. En resumen, imperdible Chauen pero, desde mi punto de vista, yo no viajaría a Marruecos para estar solamente en Chauen ni me pegaría una paliza como hacen otros viajeros con muchísimas horas de trayecto desde otras ciudades como Fez. Desde Tánger, sí considero que merece mucho la pena esta escapada.

Tras echar todo el día en Chauen, volvimos a la parada de grand taxis donde, por el mismo precio, nos llevaron en el mismo coche a Tánger. Para la vuelta al riad, decidimos dar un paseo tranquilo por la zona moderna (con restaurantes, supermercados y tiendas occidentales) hasta llegar a la playa y la marina, donde hay algunas tiendas y restaurantes de lujo. De nuevo cenamos en puestos callejeros por la medina.


Día 4: Assilah
Llegar a Assilah desde Tánger es fácil y hay muchas opciones. El grand taxi compartido era mi idea inicial pero vi que se podía ir en bus urbano desde Tánger así que a la aventura que fuimos. Vi que el bus para Assilah tenía un coste de 7 MAD por persona y que salía desde la zona de Castilla. Para llegar allí, cogimos un primer bus desde Sidi Boubaid (misma parada que cuando fuimos al Parc des Predicaris, es la más cercana a la medina, a pocos metros de la Plaza 9 de abril), concretamente el número 6 (3,5 MAD), que nos deja al lado de la parada del I2, que es la línea que nos lleva a Assilah. Es decir, fuimos a esta ciudad por 10,5 MAD cada uno (menos de un euro); y eso cogiendo un primer bus para llegar a la parada de salida de la línea a Assilah.

El camino se hace cómodo. Bien es cierto que viajamos en un bus bastante viejo, pero al montarnos en la primera parada pudimos coger asientos sin problemas. El trayecto es agradable y primero pasamos por zonas rurales y después por kilométricas playas.

Assilah es una pequeña ciudad en la que, su mayor encanto, es su blanca e impecable medina. La zona del puerto, la playa y la muralla son también interesantes. Sin embargo, al igual que en Chauen, el principal reclamo es pasear sin rumbo por su medina (bastante pequeña, eso sí). Aún haciéndolo de forma muy tranquila, un día es más que suficiente también para conocer Assilah; a no ser que vayamos en verano y tengamos interés en pasar tiempo en sus playas. Para comer, es de recibo hacerlo en alguno de los muchos restaurantes cerca del puerto, donde tienen un pescado fresquísimo que podrás ver tú mismo en las vitrinas. Si paseas por la calle de los restaurantes, te pararán constantemente los promotores enseñando la carta de todos ellos y haciéndote ofertas. Mismo consejo que en Tánger: regatead y cerrad un precio de la comida antes de sentaros. Comimos bien y, como siempre, muy barato en uno de estos restaurantes. Por cierto, en muchos de ellos os podrán servir una cerveza de una forma casi (o sin el casi) clandestina. Eso sí, querían cobrarnos 40 MAD por una cerveza, lo mismo que por un plato grande de pescado fresco con patatas fritas, arroz y ensalada.

Por la tarde, dimos otra vuelta por la medina y nos cogimos a media tarde el mismo bus a Tánger que tomamos para venir. Una vez en Tánger, paseamos desde Castilla hasta la medina por una zona que bien podía ser cualquier barrio de cualquier ciudad media española.


Día 5: Tánger
El último día de nuestro viaje y, teniendo en cuenta que teníamos el vuelo bastante tarde (a las 21:00), lo aprovechamos en la ciudad. Primeramente, fuimos para la kasbah, donde hay un bonito mirador en el que tendremos el puerto y el Mediterráneo a nuestros pies. Imagino que un día completamente despejado se podrá ver o intuir la península pero nosotros no lo apreciamos. Desechamos entrar en el Museo de la Kasbah y bajamos para pasear un poco por la zona del puerto. Antes de entrar de nuevo en la medina, nos acercamos al Hotel Continental, que es una especie de hotel-museo a años luz de aquel lujoso complejo que acogía a toda celebridad que llegaba a Tánger pero sí conserva esa esencia y ese encanto. No está de más tomarse algo en la cafetería del hotel, no hace falta estar alojado y los precios, aún siendo más caros que en cualquier lugar de la ciudad, no son nada exagerados (20 MAD el té o el café).

Para comer, nos decantamos por uno de los restaurantes de la Plaza 9 de abril, como ya os conté en el primer día. Buena comida (a mi novia le encantó el tajin) y a muy buenos precios. Después nos acercamos a visitar el Cementerio Judío (curioso), quisimos entrar sin éxito en el Museo del Legado Americano porque estaba cerrado y vimos por fuera el Gran Teatro Cervantes, en el que un señor, que tenía toda la pinta de ser el okupa del lugar, nos dijo que la única forma de visitarlo por dentro era con un permiso especial del consulado español (pese a que algunas semanas atrás leí que España le ha cedido el edificio a Marruecos). El edificio en sí es muy interesante.

A media tarde, volvimos al riad a recoger las maletas y nos ponemos en marcha para ir al aeropuerto. Investigué para evitar el taxi y que nos quisieran engañar nuevamente así que busqué una alternativa infinitamente más barata: el bus. Pero... ¿Hay bus al aeropuerto de Tánger? Si y no. Os explico, en la terminal y alrededores no vais a ver un bus, solo taxis. No obstante, hay una parada de bus, que de hecho se llama "Entreé de l'aeroport", que te deja, como su nombre indica, en la carretera que va hacía el aeropuerto. Hay varias líneas que van para allá, el precio va de 3,5 MAD a 7 MAD (depende de la línea, por ejemplo la I2 que cogimos ayer para Assilah puede dejarte allí también por 7 MAD). Nosotros cogimos la línea 9A desde la parada Iberia, que tan solo cuesta 3,5 MAD y está a menos de 10 minutos de la Plaza 9 de abril. Además pasan cada pocos minutos según el horario (que, repito, no sé si funciona tan bien como yo vi o es que tuvimos mucha suerte). Si queréis evitar discutir con taxistas, pagar más de la cuenta y sois solo una o dos personas que vais sin prisa, os recomiendo el bus. Desde la parada hasta la terminal hay exactamente 1,7 km. No es moco de pavo; y menos si vas con maletas. Además hay que ir andando por el arcén, aunque la carretera es bastante grande y poco transitada. Yo lo evitaría por la noche o a las 16:00 en agosto, pero a mí no me pareció ninguna locura ese paseo de 20-25 minutos desde la parada a la terminal. El precio del bus, como os digo, es de 3,5 MAD por persona. El taxi no os saldrá por menos de 100. Depende del número que seáis, la hora de llegada y salida y la prisa que tengáis, pero si lo llego a saber hubiese cogido también el bus en el trayecto desde el aeropuerto cuando llegamos.

Como las veces anteriores que volé a Marruecos, Ryanair me mandó un correo recordándome dos cosas:
-Posibles retrasos en los controles de seguridad: No los experimenté en ningún aeropuerto. Es más, estaban todos ellos bastante tranquilos. Aunque el proceso es algo más lento que en Europa (hay que ir al mostrador de facturación antes de pasar el control de seguridad aunque no debamos facturar, hay un par de controles de Pasaporte...).
-Las tarjetas de embarque deberán ser en formato papel: No te servirá la app de Ryanair para mostrar tu tarjeta de embarque. En nuestro riad nos las imprimieron amablemente. Si no, hay cibers por la ciudad.

Si sois fumadores, el tabaco en el aeropuerto está, aproximadamente, a la mitad que en España. Yo no fumo pero todo el mundo dice que es un chollo, aunque el límite creo que es de uno o dos cartones por pasajero. El alcohol creo que también sale bien.

En total (pero total total) nos gastamos menos de 100 euros cada uno. Sacamos 1000 MAD y con eso nos fue suficiente para todo el viaje y para llevarnos unos billetes y unas monedas de recuerdo (nos sobraron unos 60-70 MAD). El riad nos salió por 90 las 4 noches y los vuelos por 10 ida y vuelta. Y eso que me harté de comer, no reservé en uno de los riads más baratos y lleve algún que otro recuerdo a casa. Si te lo montas bien, Marruecos es realmente barato.

Si os puedo ayudar en cualquier cosa, ya sabéis.
Ir arriba
Leer Mi Diario(1 Diarios de Viajes)
Compartir:
Envío Asunto: Re: Mi planning en Tánger (febrero 2019) Publicado: Mar, 12-03-2019 18:58 Compartir
ANGEMI
Moderador de Zona
ANGEMI
Moderador de Zona
Mensajes: 12586
Registrado: Ago 09, 2009


@David_Hlv bienvenido, muchas gracias por compartir tan detallada información y consejos del viaje.
Saludos Amistad

_________________
El mundo es un libro y aquellos que no viajan leen sólo la primera página.
Ir arriba
382 Fotos
Compartir:
Mostrar mensajes de anteriores:   
Foros de Viajes Marruecos, Túnez y Norte de ÁfricaMarruecosForo de Tanger
SubForos: Marruecos - Tanger - Alojamiento En Marruecos - Hotel En Marruecos - Marrakech - Fez - Essaouira - Ouarzazate - Rabat Mas
 Responder al tema   Versión Imprimible
Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1 - Tema con 3 Mensajes y 5256 Lecturas - Última modificación: 12/03/2019




RSS: Foro de Marruecos, Túnez y Norte de África RSS
Cambiar a:  


Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
No Puedes adjuntar archivos en este foro
Tu puedes descargar archivos en este foro



Tips de viajes Tips de viajes: Mini artículos para viajeros sobre Experiencias viaje a Tánger - Recién llegados
Título - Descripción Localización Autor
Cuatro experiencias diferentes en un hammam en Marruecos Valoración: 4.5(14696 Lecturas)
Qué hay que saber antes de acudir a un hammam? Qué hay que llevar? En qué consiste el ritual? Qué tipos de hammam puedo encontrar en Marruecos?
Marruecos
Marruecos
Bertika
bertika
IFRAN. LA PEQUEÑA SUIZA DE MARRUECOS Valoración: 3.3(14524 Lecturas)
IFRAN o Ifrane en francés, es una ciudad de Atlas Medio de Marruecos, capital de la provincia del mismo nombre y perteneciente a la región de Mequinez-Tafilalet.
Marruecos
Marruecos
Yennefer
Yennefer
JEMAA EL FNA. LA PLAZA DE MARRAKECH Valoración: 5.0(5679 Lecturas)
La plaza de Jemaa el Fna es el corazón de Marrakech, el lugar mas conocido y el de ineludible visita por los miles de turistas que visitan la ciudad.
Marruecos
Marruecos
Yennefer
Yennefer
Otros Tips relacionados con Marruecos
Vivienda tradicional en el sur de Marruecos: Descripción de tres viviendas tradicionales del sur de Marruecos que tuvimos la oportunidad de visitar.
EL FABULOSO VALLE DEL DRAA: Ruta por el Marruecos más atractivo y auténtico
Transporte en Rabat: Transportes en Rabat : Aeropuerto, Tren, Taxis y Tramway
Rabat : Restaurantes y Copas: Restaurantes, copas y alcohol en Rabat
ACEITE DE ARGAN. EL CONOCIDO COMO ORO VERDE MARROQUÍ: El aceite de argán, llamado oro verde de Marruecos por lo elevado de su precio, tiene propiedades cicatrizantes, antisépticas, fungicidas, antienvejecimiento y culinarias, ya que es muy apreciado tanto en cosmética como en la cocina.
Tienes algo que contar acerca de Experiencias viaje a Tánger - Recién llegados. ¿Quieres escribir un nuevo Tip relacionado?


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad