Mostrar/Ocultar Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Iraq, antes de la Guerra (Mi diario) - Experiencias en el país de Sadan
Iraq, antes de la Guerra (Mi diario)
Experiencias en el país de Sadan
Tristes guerras
Si no es amor la empresa.
………..
Tristes armas
Si no son las palabras.
……….
Tristes hombres
Si no mueren de amores.

Miguel Hernández


Dos meses antes de que comenzara la guerra surgió la posibilidad de ir a Irak, era un viaje un tanto especial, estaba organizado para periodistas, representantes de ONGs y partidos políticos. Se pretendía tener una toma de contacto con la realidad que se estaba viviendo en Irak desde el bloqueo. Nos alojaron en el hotel Almansur, que perteneció a la cadena hotelera española Meliá.

Llegamos por la noche a Bagdad, los controles en el aeropuerto fueron muy exhaustivos y me impresionó mucho, daba el aspecto de ser una ciudad moderna, a pesar del bloqueo al que estaba sometida. La zona del Tigris es maravillosa, el hotel tenía unas vistas prodigiosas sobre el río, al fondo la llama perenne de algunos pozos petróleros de las afueras de la ciudad, que más tarde durante la guerra se incendiarían, creando una atmósfera irrespirable sobre Bagdad para evitar que los aviones invasores pudieran identificar sus objetivos.

Por la mañana asistimos a distintas conferencias que nos impartieron algunos ministros, se nos explicó la situación del país con respecto al programa petróleo por alimentos, el embargo comercial era brutal no se permitía entre otras cosas la importación de plantas potabilizadoras de agua, medicamentos, lápices puesto que el grafito es utilizado como componente para la fabricación de bombas además de otros productos, se nos hablaba de cómo iban las búsquedas de armas químicas por parte de los inspectores de la ONU, etc.
La amenaza de la guerra se percibía como inmediata de hecho se había comenzado a distribuir alimentos a las familias de forma que si estallaba, tuvieran unas reservas que le permitieran aguantar un tiempo. TARIK KASIR el primer ministro insistía en el derecho de los irakies a orientar su futuro y el de su país, haciendo hincapié en los intereses económicos que sobre Irak tenían las potencias extranjeras. No olvidemos que Irak es la segunda reserva de petróleo del mundo.

Destacaría la contradicción entre los poderes políticos en los que se notaba una gran preocupación por el inminente estallido de la guerra que todos preveíamos. Sin embargo el ambiente en la calle era distinto, no tengo palabras para expresar la hospitalidad, cariño y afecto del pueblo iraquí. En sus calles se vivía una gran tranquilidad y ansias de vida. La gente manifestaba su tranquilidad argumentaban que no se encontrarían armas químicas y eso evitaría la guerra. No olvidemos que el pueblo iraquí ha vivido muchos años de guerra o la amenaza de ella, debe llegar un momento en el que sea imposible mantener esa tensión.

Bagdad es una ciudad de cuento, hablar de su bazar con la luz anaranjada tamizada de la tarde, los comercios de alfombras, farolillos, especies. Sus olores a clavo, cardamomo, sus puestos de dulces callejeros, las llamadas a la oración del almuecín. Son sensaciones que se quedan impregnadas en los sentidos, es indescriptible el poder evocador de emociones de esas experiencias.

Hay países que te dejan una fuerte impresión en el corazón, Irak y sus gente lo han hecho en mi caso, evocar ese país es recordar caras, sonrisas, hospitalidades, y durezas. Visitamos el Hospital Sadam, la planta de oncología infantil, es llamada el corredor de la muerte, no necesito explicar por qué, es inexplicable la sensación de impotencia de las madres que nos narraban entre lágrimas como ellas tenía dinero para pagar los medicamentos pero el embargo impedía la entrada de ellos en el país, era durísimo ver como sus hijos languidecían día a día.

Otro de los días del viaje fletaron un avión para llevarnos a Basora, allí la situación era distinta a la de Bagdad, los bombardeos del 91 habían destrozado la capa freática y el sistema de alcantarillado, con los problemas que esto ocasiona máxime cuando existía una prohibición de importación de plantas potabilizadores de agua. En los bombardeos del 91 EEUU y Reino Unido utilizaron uranio empobrecido provocando la contaminación por cientos de años de la tierra la vegetación, en Basora estaba uno de los mayores palmerales del mundo, la radiación lo ha secado,
.
Y no hablemos de la repercusión en la población, los tumores malignos se han incrementado de manera alarmante entre la población, datos reconocidos por la OMS.

Fuimos de visita a un barrio popular, rápidamente nos siguieron decenas de niños, las fotos que acompañan a este escrito están hechas en Basora, me da una inmensa tristeza verlas, ¿cuantos de esos niños no estarán ya vivos?, y los que estén vivos ¿en que condiciones estarán ?.

Sirva este escrito como muestra de indignación a todo lo que sucedió después,
No olvidemos que detrás de esta guerra sólo había:

· Ambiciones económicas, recordar los intereses petroleros de la familia Bush en los pozos tejanos, por no entrar ya en las conexiones con las grandes multinacionales del petróleo de los principales integrantes del gobierno Bush.
· El deseo de eliminar en la zona cualquier país que haga sombra a Israel. EE.UU apoyará en todo momento a Israel, no olvidemos que todo el poder financiero estadounidense está en manos de judíos norteamericanos que presionan a su gobierno para seguir una determinada política en el conflicto palestino-israelí.




Mi admiración desde aquí al pueblo iraquí a todas esas gentes que tristemente parecen tener la suerte dormida.


Encarnación es licenciada en administracion de empresas, escultora, pintora y aficionada a la fotografia ademas de una gran viajera.

http://www.arteescultura.com





Mostrar/Ocultar RSS - Noticias Sindicadas
Mostrar/Ocultar Artículos
Mostrar/Ocultar World Photo Gallery