Mostrar/Ocultar Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Artículos
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Spainsun : España
Burgos: bailes y trajes regionales
Vvb75 : España
Vistas desde Monte Igueldo
Thekat : España
Ultima hora en el teide
Spainsun : España
Fachada Universidad de Salamanca
Galería de Fotos
Mostrar/Ocultar Ads
España Gastronomia y Enoturismo

La vendimia en la Ruta del Vino de La Mancha ✈️ Noticias de España

Enviado por Oficinas-Turismo el Domingo, 11 Septiembre de 2022 a las 21:52:17

Las bodegas abren sus puertas para desvelar su mayor secreto, una actividad ancestral que te conectará con la naturaleza y te enseñará a amar la cultura del vino desde dentro. Una experiencia única de la mano de las 17 bodegas de la Ruta del Vino de La Mancha. Cuevas de barricas, catas de los primeros mostos para los más pequeños, el tradicional pisado de la uva, paseos entre viñas que llevan etiqueta desde hace siglos o pararse a escuchar el rumor del vino que fermenta. ¿A qué sabe el vino que aún no es vino? Lejos de las cepas, las nueve paradas de la Ruta celebran la vendimia con las copas llenas. Música, gastronomía, subirse en globo para admirar la belleza de los viñedos y hasta un tren que te lleva a ‘Tierra de Gigantes’ o molinos. Ven a vivir la vendimia en la Ruta del Vino de La Mancha.

Vive la vendimia en el mayor viñedo del mundo, en la
Ruta del Vino de La Mancha



Las bodegas abren sus puertas para desvelar su mayor secreto, una actividad ancestral que te conectará con la naturaleza y te enseñará a amar la cultura del vino desde dentro. Una experiencia única de la mano de las 17 bodegas de la Ruta del Vino de La Mancha. Cuevas de barricas, catas de los primeros mostos para los más pequeños, el tradicional pisado de la uva, paseos entre viñas que llevan etiqueta desde hace siglos o pararse a escuchar el rumor del vino que fermenta. ¿A qué sabe el vino que aún no es vino? Lejos de las cepas, las nueve paradas de la Ruta celebran la vendimia con las copas llenas. Música, gastronomía, subirse en globo para admirar la belleza de los viñedos y hasta un tren que te lleva a ‘Tierra de Gigantes’ o molinos. Ven a vivir la vendimia en la Ruta del Vino de La Mancha.

La naturaleza se antoja más caprichosa en esta época del año. En la Ruta del Vino de La Mancha lo saben y por eso no levantan la mirada. Los campos, el viñedo, el olor de la tierra, el ruido de la uva que se abre, su color… todo son señales que indican cuándo es el momento. Comienza el gran espectáculo de la Ruta del Vino de La Mancha. ¡Comienza la vendimia! Algunas bodegas ya se apresuran a recoger el sauvignon blanc y el moscatel, otras contienen aún las ganas de arrancar el primer racimo. Las decisiones son difíciles cuando las exigencias son máximas. El día comienza temprano, hay que sacarle ventaja al sol y observar el viñedo con esos primeros baños de calor de la mañana. Hombres y mujeres van y vienen entre pasillos de vid… se pisa la uva, se aplasta, se revuelve. Surgen los primeros mostos, emanan los perfumes de la tierra; es el olor del ‘viñedo de Europa’, el aroma de los vinos de la Ruta del Vino de La Mancha. En el aire se respira la emoción de la nueva cosecha. Se abre la puerta del mayor viñedo del mundo y ¡estás invitado a vivir su vendimia!

Las bodegas en vendimia: una visita sensorial
Las bodegas son el corazón de la Ruta del Vino de La Mancha, las que bombean hasta cada rincón de Europa y del mundo su principal tesoro, el vino. Las 17 bodegas que conforman la Ruta del Vino de La Mancha cargan sobre sus hombros la responsabilidad de trabajar la mayor extensión vitivinícola que se conoce. 600.000 hectáreas de llanura manchega de la que obtienen blancos, tintos y rosados que recopilan prestigiosos premios y reconocimientos internacionales. Generaciones enteras pasándose el testigo desde hace décadas en una tierra cuyo paisaje diseñan las vides desde el siglo I a.C. La llanura manchega está impregnada de vino desde sus raíces. ¡Es el mejor lugar para vivir la vendimia! ¡El mejor destino para entender su secreto!

Escuchar al vino
Previa reserva, nuestras bodegas ofrecen una experiencia única en la que conectar con la naturaleza a través de una actividad ancestral que te enseñará a amar aún más los vinos de la Ruta del Vino de La Mancha. Será un descubrimiento para los cinco sentidos: escuchar los sonidos del vino a medio fermentar en Bodega Castiblanque, oler la tierra en vendimia o aprender a distinguir las variedades de uva con una sola mirada. Porque el vino está vivo y habla al oído, y en la Ruta del Vino de La Mancha, puedes conocer todo lo que tiene que contarte. Podrás beber el mosto en depósito, a medio fermentar o catar el vino en rama de la nueva añada; podrás sentir paso a paso su transformación hasta llegar a alcanzar su máxima calidad. Saldrás con un paladar exquisito.

El pisado de la uva
Pero la vendimia también atrae a los niños, que aprecian enseguida los buenos placeres de una tradición tan nuestra. ¿Alguna vez has participado en el pisado tradicional de la uva? En la bodega Virgen de las Viñas Bodega y Almazara podrás vivir la experiencia y sentir la verdadera vendimia con niños o como si fueras uno de ellos. Mancharse, reírse, sentir las mejores costumbres. En Finca Antigua, además, les permitirán probar el sabor de los primeros mostos, un recuerdo que dejará huella en los más pequeños de la casa, que disfrutarán jugando a ser sumilleres.

Todo sucede en la Ruta del Vino de La Mancha. En bodegas del siglo XIX, que se esconden tras gruesos muros de adobe, en cuevas de barricas donde te enseñan los antiguos procesos de elaboración, entre chozos que vigilan desde el siglo XV la labor de los cultivadores. Bodegas de principios del siglo XX que trabajan, junto a antiguas ermitas, los campos de Dulcinea. Pasearás entre viñas, catarás vino bajo las estrellas, degustarás la gastronomía y aprenderás a elegir el mejor maridaje para cada uva. Y si las ganas aumentan, tras el viñedo hay olivares y ovejas, hay almazaras y queserías. Y mientras, al otro lado de los cercados, los nueve municipios que forman la Ruta del Vino de La Mancha celebran la vendimia con música, danza y una amplia oferta de actividades en torno al vino. Elige parada o elígelas todas. La vendimia espera.

Fiestas del vino: tradición y cultura
La naturaleza puede adelantar la vendimia o retrasarla, pero septiembre siempre arranca en la Ruta del Vino de La Mancha con una de sus citas más esperadas. Manchavino y Fiesta de la Vendimia convierte a Socuéllamos en una de las paradas preferidas por los amantes del buen vino, del 1 al 11 de septiembre. Catas, degustaciones, concursos gastronómicos o los conocidos como Patios del Vino, que reúnen a locales y visitantes, copa en mano, en torno a buena música en directo, son algunas de las propuestas de nuestra Patria del Vino. Una oportunidad de vivir de primera mano la tradición, costumbre que se extiende en cada terraza o plaza de Pedro Muñoz, La Solana, Villarrobledo o El Toboso, donde en septiembre se ensalzan los vinos de la llanura manchega y el buen hacer en el mayor viñedo del mundo.


No muy lejos, en Argamasilla de Alba, arranca su Feria del 3 al 8 de septiembre con folclore, flamenco, gigantes y cabezudos; un aperitivo de la Fiesta de la Vendimia, que El Lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiere acordarse Cervantes se reserva para finales de septiembre.

Pero las tradiciones no esperan en las fiestas de Alcázar de San Juan, que del 2 al 8 de septiembre llenan sus calles de música, malabares, pasacalles y demostraciones gastronómicas de la cocina tradicional manchega, como migas de pastor, duelos y quebrantos o pipirranas. Lo mejor de la tierra para acompañar a los mejores vinos. De fondo, los molinos de viento dibujando el Cerro de San Antón. Un paisaje que exige una parada en la Ruta del Vino de La Mancha.

El tren de los molinos: vendimia y Gigantes
Y si los molinos sirven de guía, el viento siempre llega hasta Campo de Criptana. El viento y Renfe, que el 10 y el 24 de septiembre pone en marcha de nuevo su Tren de los molinos, que sale de Madrid con destino Tierra de Gigantes. A bordo, un actor encarnando a Miguel de Cervantes narrará sus andanzas: el famoso capítulo VIII en el que Don Quijote lucha encarnizadamente contra los molinos. Ternura y arte. La posibilidad de hacer la Ruta del Vino de La Mancha sin siquiera tener que coger el coche. Un viaje en tren que incluye visita a bodega en plena vendimia, degustación de vinos, paseo por el Albaicín y parada en el Pozo de Nieve, la ermita del Cristo de Villajos y el Centro de Interpretación del Molino Manchego. Un día. Una ruta. Una experiencia.

Catas de vino desde el aire
Pero la vida puede verse desde muchos ángulos y la Ruta del Vino de La Mancha lo sabe. Por eso, las empresas Saber Sabor y Ciudad Real en Globo ofrecen la oportunidad de volar sobre los viñedos de Tomelloso el 24 de septiembre con su Globo Cautivo de la Vendimia. ¡La recogida de la uva a vista de pájaro! Será despegar los pies del suelo y admirar los viñedos como nunca antes; catarás los mejores vinos de la tierra y además podrás visitar una antigua cueva bodega. La vendimia 360º.


Ya en octubre, el itinerario de la Ruta del Vino de La Mancha volverá a marcarse en rojo gracias a Degusta Tomelloso; la oportunidad de conocer de primera mano la calidad de los productos del sector agroalimentario de la zona con concursos de catas, degustaciones y conferencias. ¡Un espectáculo para los paladares exigentes y los amantes del buen vino! Una conexión con la tierra y los sabores de siempre que pondrá el cierre perfecto a un verano de película.


Información facilitada por Ruta del Vino de La Mancha: www.rutadelvinodelamancha.com
Compartir:


Enviado por Oficinas-Turismo el Domingo, 11 Septiembre de 2022 a las 21:52:17 (304 Lecturas) Puntuación Promedio: 5 y 2 votos


Link para compartir esta Noticia:         



Temas Asociados

Gastronomia y Enoturismo


forum_icon Foros de Viajes
Copas-Bar-Disco Tema: Enoturismo en Castilla La Mancha
Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha: Foro del Centro de España: Madrid, Castilla y León y Castilla La Mancha. Foro de Viajes para compartir experiencias, consejos, recomendaciones y dudas.
Ultimos 5 Mensajes de 27
12243 Lecturas
AutorMensaje
traveller3
Traveller3
Willy Fog
Willy Fog
Abr 20, 2013
Mensajes: 16385

Fecha: Mie Oct 21, 2020 05:54 pm    Título: Re: Enoturismo en Castilla La Mancha

"pebe" Escribió:
Solucionado @traveller3 Gracias. Amistad
A veces la mente piensa y la mano no escribe lo que quisiese.

Amistad Amistad graciaa
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 25348

Fecha: Mar Abr 19, 2022 12:37 pm    Título: Ruta del Vino de La Mancha: Enoturismo en Castilla-La Mancha

Nueve lugares para zambullirse en el mar de viñas de La Mancha


Qué mejor plan para empaparse de primavera que zambullirse en un mar cálido bajo el agradable sol manchego de estas fechas. La Ruta del Vino de la Mancha nos sumerge en el mayor viñedo del mundo llevándonos a disfrutar no solo de sus excelentes vinos de referencia mundial, también de una tierra de romanos, molinos, quijotes y caballeros, que huele a gachas, migas y queso, pero también a azafrán a alfarería, cuna de no pocos artistas. Hoy nos adentramos en este bucólico destino cercano en nueve paradas básicas

La primavera es un momento excepcional para acercarse a conocer el mayor viñedo del mundo. La Ruta del Vino de La Mancha, formada por nueve municipios que abrigan esta llanura vitivinícola (Campo de Criptana, Villarrobledo, Alcázar de San Juan, Socuéllamos, Tomelloso, El Toboso, Argamasilla de Alba, La Solana y, su última incorporación, Pedro Muñoz), te invita a darte el primer baño de la temporada entre tradición, historia y viñas, cuya Denominación de Origen puede presumir de ser de las primeras en ser reconocidas oficialmente.

Una oportunidad única para saborear de primera mano los vinos que bañan esta tierra de hidalgos, artistas, castillos y humedales y, al mismo tiempo, dejarse llevar por los siglos de historia que te cautivarán a cada paso. La Ruta del Vino de La Mancha te marca el camino. ¿A qué esperas para venir?


Alcázar de San Juan: centro de interpretación del vino DO La Mancha

Nuestro punto de partida es Alcázar de San Juan, en pleno corazón de La Mancha. Esta ciudad esconde andanzas de Don Quijote en muchas de sus esquinas. En su Casa Museo del Hidalgo podrás conocer cómo vivían estos caballeros, un plan perfecto si viajas con niños, pues las aventuras de los héroes de la época captarán la atención de los más pequeños.

Ya por sus calles estrechas de piedras romanas y moriscas, Alcázar de San Juan (Ciudad Real) esconde tesoros de su época de esplendor en el siglo XVI, como el convento de San Francisco o la Real Fábrica de Pólvora, que fue una de las más importantes de la Península. Paseando por su alcazaba árabe (Torreón del Gran Prior, el Cubillo…) o sus yacimientos arqueológicos romanos confirmarás la importancia de este lugar, que se alzó entre murallas y torres en mitad de La Mancha.


Ya por aquel entonces, el vino estaba en la dieta de sus gentes, así que tomarse una copa o darse un homenaje gastronómico en cualquiera de los rincones de esta ciudad es casi obligatorio.

En Alcázar de San Juan merece una detenida visita el Centro de Interpretación del vino en la sede del Consejo Regulador de la DO de La Mancha. Su propuesta interactiva te acercará a este motor de la economía manchega a través del olfato, la vista y el sabor. Recuerda reservar en tu viaje una ‘experiencia’ en cualquiera de las bodegas de la zona, pues saldrás con ganas de poner en práctica todo lo aprendido. En toda la Ruta del Vino de La Mancha hay una amplia oferta de catas y degustaciones para todos los gustos y bolsillos.

Antes de continuar tu camino, no olvides subir al Cerro de San Antón. Los cuatro molinos de viento que vigilan la ciudad desde allí (dos se pueden visitar durante el fin de semana) no te dejarán indiferente. Una foto con ellos y las vistas de la llanura manchega desde lo alto serán la mejor despedida.

Más información en www.rutadelvinodelamancha.com/ ...-san-juan/


Campo de Criptana: Tierra de Gigantes

La segunda parada de nuestra ruta es Campo de Criptana, conocida como ‘Tierra de Gigantes’ por sus molinos de viento. Declarados Bien de Interés Cultural son una visita ineludible si te acercas hasta este municipio manchego, escenario de una de las batallas literarias más famosas: la de Don Quijote contra los gigantes, que no eran otra cosa que molinos girando sus aspas.


De la treintena que llegó a haber quedan solo una decena, entre los cuales destacan Sardinero, Burleta e Infante, que se conservan tal y como eran en el siglo XVI. Si puedes, no dejes de presenciar una molienda tradicional en cualquiera de ellos (primer domingo de cada mes). La experiencia merece la pena.

Para los más madrugadores, Campo de Criptana (Ciudad Real) reserva una luz especial a primera hora de la mañana. Su descenso desde el Cerro de la Paz por las finas calles de su encantador Barrio del Albaicín son pura inspiración con el suave bullicio del despertar de sus gentes. Escudos de nobleza y casas cueva se muestran en cada esquina como huella imborrable de un pasado que aún hoy se mantiene vivo.

Si tienes la suerte de estar aquí entre el 22 de abril y el 1 de mayo, conocerás Campo de Criptana tal y como lo hizo Don Quijote de La Mancha, ya que la ciudad regresa al Siglo de Oro en su ‘Semana Cervantina’. Entre otras citas, el 23 y 24 de abril se celebran los ‘Sabores del Quijote’, donde se podrán degustar los platos de la novela, el día 29 se llevará a cabo el acto de nombramiento de Hidalgos y Molineras en el Teatro Cervantes y los días 24 de abril y 1 de mayo habrá una molienda especial, uno de los grandes atractivos para los visitantes.

Más información en www.rutadelvinodelamancha.com/ ...-criptana/


El Toboso: La Patria de Dulcinea

Si Don Quijote escogió a este pueblo como origen de su amada e imaginaria Dulcinea, algún motivo habrá escondido. Acercarse a la única parada que la Ruta del Vino de La Mancha tiene en Toledo te ayudará a entender el porqué. Aquí debes dejarte impresionar por las fachadas nobles en las que los escudos coronan una arquitectura del siglo XVI, conservada para ser buen reflejo de su grandeza.


Como pueblo más nombrado de El Quijote, El Toboso reserva también los últimos días de abril para celebrar sus Jornadas Cervantinas y conmemorar así la muerte de Miguel de Cervantes.

Su Museo Cervantino le rinde homenaje todo el año con su exposición de ediciones de la obra en más de 70 lenguas. Una excusa perfecta para seguir explorando La Mancha y ser testigo del desarrollo constante de su enoturismo.

Más información en www.rutadelvinodelamancha.com/ ...el-toboso/


Tomelloso: la Atenas de La Mancha

Siguiendo nuestro camino por Ciudad Real, llegamos a Tomelloso. ‘La Atenas de La Mancha’ es cuna de ilustres pintores y escritores y legado de una extensísima tradición ligada al vino, pues esta ciudad dinámica y emprendedora, desde sus orígenes, esconde en sus cimientos 4.000 cuevas construidas para almacenar vino en las que aún hoy se conservan tinajas con capacidad para albergar hasta 6.000 litros. Imperdonable saltarse este punto de la ruta, pues además son de acceso gratuito.

Las chimeneas de las antiguas alcoholeras definen el ‘skyline’ de la ciudad y con ellas presume Tomelloso de ser el primer productor de alcohol vínico del mundo. Te toparás con alguna de camino al Museo del Carro, un centro etnográfico que ensalza la larga tradición de elaborar vino que hay en esta tierra y en el que podrás ver un ‘bombo’, construcción rural que servía de refugio a pastores que se levantó con más de 2.000.000 de piedras.

Si finales de abril te pilla de paso, te recomendamos que te quedes a la Romería de la Virgen de las Viñas, patrona de Tomelloso, entre el 22 y el 24 de abril. Tendrás la oportunidad de admirar la belleza de las reatas enjaezadas, un verdadero homenaje a la labranza y a los animales que desde hace siglos ayudan a sacar el mayor provecho de esta tierra tan fértil.

Más información en www.rutadelvinodelamancha.com/ ...tomelloso/


Socuéllamos: el mayor viñedo

Buen ejemplo de fertilidad es nuestra siguiente parada en la Ruta del Vino de La Mancha, porque decir Socuéllamos es hablar de vino. Este municipio de Ciudad Real cuenta con la mayor superficie de viñedo en pie de Europa y es por ello que, durante todo el año, ofrece actividades en su Museo Torre del Vino en torno a esta cultura tan arraigada, pensadas para todo tipo de públicos, incluidos los más pequeños.


Ubicado en la antigua estación de ferrocarril, acoge el programa de divulgación y formación de la cultura del vino Manchavino, destinado al sector empresarial, si bien también acerca esta tradición a niños y mayores. Para los amantes del vino es una visita obligada en la que disfrutar de catas, talleres e incluso acompañar a los más pequeños en actividades plásticas que le acercarán a la cultura vitivinícola.

Su Plaza de la Constitución es el escenario perfecto para dar buena cuenta de los vinos que sacian la sed de sus gentes desde hace siglos y que han sabido ir adaptándose a los tiempos modernos con dedicación y esmero.

No dejes para otra ocasión el paseo por sus veredas, pues entre viñas encontrarás los chozos, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura popular en piedra seca, o incluso los restos de un puente romano. Socuéllamos es historia y vino en todos sus rincones.

Más información en www.rutadelvinodelamancha.com/ ...cuellamos/


Villarrobledo: referente mundial en producción de vino

Y para seguir brindando llegamos a nuestra siguiente parada. Con más de 30.000 hectáreas de viñedo es uno de los principales productores de vino y uva del mundo, es decir, que pisar Villarrobledo es pisar tierra fértil, es pisar riqueza.

Su plaza está declarada Conjunto Histórico Artístico con la Iglesia Parroquial de San Blas y la Casa Consistorial, así que no pierdas la ocasión de sentarte a tomar cualquiera de sus vinos de la tierra mientras admiras su belleza.

Pistos, sopas, migas, queso, potajes… cualquiera de las recetas de la cocina manchega te dará fuerzas para recorrer la localidad. Una visita al Centro de Interpretación de la Alfarería Tinajera se hace imprescindible en este viaje para comprender los cuatro siglos de desarrollo de esta actividad que han hecho de Villarrobledo un referente mundial en este arte ancestral.

Pero este municipio albaceteño no solo es referente en la tinajería. Desde hace 25 años acoge uno de los mejores festivales de música del país, el Festival Viña Rock que, tras dos años de parón, volverá a reunir en Villarrobledo lo mejor del rock, el rap y el ska del 28 al 30 abril.

Más información en www.rutadelvinodelamancha.com/ ...arrobledo/


Argamasilla de Alba: el Lugar de la Mancha

Y de Albacete te proponemos volver a Ciudad Real. En la parte más llana de la meseta manchega nos encontramos con “el lugar de La Mancha” de cuyo nombre no quiere acordarse Miguel de Cervantes. El motivo no es otro que el hecho de que Argamasilla de Alba fue, según cuenta la leyenda, cárcel del escritor más famoso de nuestra literatura; más concretamente, se dice que estuvo prisionero en la Cueva de Medrano (tienes acceso libre con visita guiada), donde encontró inspiración para comenzar a escribir las andaduras del ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha.


La mejor manera de disfrutar del pasado y el presente de esta tierra, que desde hace siglos cobija a viajeros, es catando sus vinos de paladar intenso y maridarlos con los guisos de caza que tanta popularidad dan a la Ruta del Vino de La Mancha. Un deleite para el paladar que hará que siempre recuerdes Argamasilla.

Antes de continuar tu camino, no puedes dejar de visitar el Castillo de Peñarroya, entrada al Parque Natural de las Lagunas de Ruidera. Esta fortaleza originariamente musulmana, que se levanta sobre el rio Guadiana, es refugio de la patrona de Argamasilla de Alba. El último domingo de abril se celebra allí la Romería de la Virgen de Peñarroya, también patrona de La Solana.

Más información en www.ellugardelamancha.es


La Solana: vino y azafrán

Y hasta este municipio manchego llegamos en nuestra ruta. La Solana sabe a vino y a especia, pues sus tierras son madre de viñas y de los pistilos más codiciados para la gastronomía mundial: el azafrán. Su Museo La Rosa del Azafrán es un espacio ideal en el que comprender la importancia de esta flor en el desarrollo de la localidad (los lunes y las tardes del fin de semana está cerrado).

Con siglos de historia a sus espaldas, la llamada ‘Barcelona de La Mancha’ exporta su carácter agrícola en sus hoces y su esencia vitivinícola en sus botas, productos artesanales que debes conocer si amas la cultura del vino y sus costumbres. No hay motivo para hacer parada aquí y no comprar una bota; sin duda un buen recuerdo de La Solana y la excusa perfecta para hacerse con unas cuantas botellas de vino de la zona y estrenarla.

Más información en www.lasolana.es


Pedro Muñoz: Villa y Corte del Mayo Manchego

La última parada de la Ruta del Vino de La Mancha tiene sangre visigoda, musulmana y romana corriendo por las venas de sus calles y vecinos. Con un firme compromiso de abrir al turista este vasto territorio con Denominación de Origen e ineludible sabor a uva, Pedro Muñoz (Ciudad Real) nos muestra la nobleza de su Historia a través de los palacios y casas solariegas que se levantan en rincones y plazas. Clases acomodadas que ayudaron a impulsar el desarrollo de una industria que aún hoy atrae a los amantes de los mejores vinos del mundo.

Huella de esas raíces vitivinícolas son las bodegas, chimeneas y molinos, máximo exponente de la arquitectura industrial de este municipio que, en la madrugada de abril a mayo, celebra la Fiesta del Mayo manchego, la celebración más antigua de Castilla La Mancha, considerada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Los hombres salen en la noche a rondar a la Virgen y a las mujeres en un espectáculo tradicional que reúne lo mejor de las costumbres y la gastronomía. El broche de oro perfecto para una primavera en la Ruta del Vino de La Mancha.

Más información en www.cunadelmayomanchego.com


Información facilitada por Ruta del Vino de La Mancha: www.rutadelvinodelamancha.com
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 25348

Fecha: Mie Jun 15, 2022 11:51 am    Título: Ruta del Vino de La Mancha: Tierra, Agua y Aire

Recorre la Ruta del Vino de La Mancha en sus tres elementos:
tierra, agua y aire



Más allá de los viñedos se esconde La Mancha Húmeda, Reserva de la Biosfera. Humedales donde caza el halcón peregrino y beben los flamencos, donde la vida rompe el cascarón segura de estar a buen recaudo. Porque la Ruta del Vino de La Mancha te lleva por senderos salvajes hasta las Lagunas de Ruidera, pero también por senderos de historia, que te adentran en bombos o te elevan a las nubes en un globo. Ven a volar sobre molinos de viento y campos de vid

La Ruta del Vino de La Mancha atraviesa el mayor viñedo del mundo. A lo lejos, sobre cerros y serranías, vigilan los molinos de viento que giran como relojes dejando pasar el tiempo. Porque aquí, en estas tierras, las horas se detienen para que tus días sean tan largos como desees. En la Ruta del Vino de La Mancha no hay prisa por llegar, porque todo lo que encuentras en el camino merece la pena; merece una parada. Una visita a una bodega, una molienda tradicional, un taller de forja, de esparto, casas de hidalgos, museos cervantinos, cuevas que han visto nacer El Quijote.

A pie, en autocaravana, bicicleta… en soledad o en compañía, con amigos o familia, cualquier modo es bueno para adentrarse en la Ruta del Vino de La Mancha. Una vez dentro, descubrirás que es mucho más que vino: son rutas de senderismo por la Mancha Húmeda, un baño en las Lagunas de Ruidera, un recorrido entre bombos o un viaje en globo para admirar la belleza. ¡Elige tu elemento y vente a la naturaleza!


Agua: biodiversidad en los humedales

En mitad de la meseta, como un espejismo en medio del desierto, brota el agua despertando a su alrededor un oasis: la Mancha Húmeda. Este paraíso, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, es un remanso de paz para las aves que allí descansan su vuelo, alejadas del bullicio y la ciudad. En bicicleta o a pie puedes recorrer estos espacios naturales y empaparte de este silencio, solo roto por el vivir de la fauna. Alcázar de San Juan, Pedro Muñoz y Campo de Criptana son los tres municipios de la Ruta del Vino de La Mancha bañados por estos rincones de biodiversidad y riqueza.

El primero, en pleno corazón de La Mancha: el complejo lagunar de Alcázar de San Juan. De allí nacen algunas rutas que harán las delicias de los amantes del ecoturismo. Distintos niveles de dificultad, actividades adaptadas para diferentes edades y un escenario natural impecable. La ruta de La Veguilla (4 km) es la opción perfecta para realizar a pie, pues es un paseo corto en el que te llevarás gratas sorpresas, como el vuelo de la malvasía cabeciblanca, un ave del período estival y en peligro de extinción que se refugia en este maravilloso lugar. Un Centro de Interpretación y una mirada desde la parte alta de la laguna te ayudarán a entender con facilidad la dinámica del humedal, lo que la convierte en una ruta perfecta para realizar con los más pequeños de la casa.

El Camino de Villafranca y las Yeguas (10 km). Aquí la naturaleza compensa cualquier cansancio, pues los nidos artificiales que garantizan la reproducción de las cigüeñas, permiten disfrutar de la vida en su máximo esplendor: los polluelos asomando del cascarón; un éxito de la mano del hombre en la naturaleza manchega. Pero las sorpresas no cesan en esta ruta, abarrotada de túneles ramificados que construyen los tarayes y que sirven de señalización hacia la laguna.

Si cierras los ojos, el cantar de jilgueros, mosquiteros y ruiseñores te guiará hacia tu destino y, si los abres, te ayudará en la ‘búsqueda del tesoro’: Plagionotus marcorum, un escarabajo endémico que se creía extinguido. La golondrina de mar y los flamencos son algunas de las aves que se acercan para alimentarse y criar a sus pequeños. ¡Qué mejor lugar! Si bien Las Yeguas, que es la más salobre de estas lagunas (una concentración de sal diez veces mayor que la del mar) es un final perfecto para la ruta, pues al atardecer se crea una atmósfera especial. El sol cayendo, los reflejos del humedal y los colores cobrizos del cielo que se llenan de manchas inquietas que se acercan a usar la laguna de dormidero: el reposo de las gaviotas.

En Campo de Criptana, la Laguna de Salicor es una ruta en sí misma que te da la oportunidad de recorrerla siguiendo las curvas que dibujan sus orillas. Entre islas e islotes, podrás detenerte a observar el mayor reclamo para los amantes de la ornitología: la caza en directo del halcón peregrino. Un auténtico espectáculo que tiene lugar a diario en este entorno y de forma gratuita. Cortesía de la naturaleza manchega. La grulla o la avutarda te harán también sacar los prismáticos y la cámara de fotos a menudo para observar detenidamente cómo comen o emprenden el vuelo. Un paseo al Monte de Chito es una excelente idea para garantizar el silencio y disfrutar así de una visión privilegiada de la vida lagunar con los pájaros de banda sonora. Y para completar la excursión: La Ruta de los Cantareros. Sin duda es un extra si visitas este punto de La Mancha Húmeda, pues además de vida salvaje podrás ver petroglifos históricos.

Por último, está el Humedal de Don Quijote, en Pedro Muñoz dirección a El Toboso. Este espacio conformado por cuatro lagunas (Retamar, Navalafuente, Alcahozo y la del Pueblo) y, miembro de la Red Natura 2000, concentra un gran interés ornitológico por ser hogar del chorlitejo patinegro, el águila pescadora y otras especies de vertebrados. Pero la vida en este humedal no es solo animal: la vegetación (almajal, coralillo…) que brota en este entorno salino es extraña para toda Europa y, por lo tanto única, como el árbol taray, de origen estepario. No puedes abandonar esta ruta sin verlo de cerca.


Un baño en las aguas turquesa de Ruidera

El paraíso para verlo y para tocarlo. La Ruta del Vino de La Mancha tiene tres paradas que te servirán de acceso a las Lagunas de Ruidera (Parque Natural-1979): La Solana, Tomelloso y Argamasilla de Alba (en su castillo de Peñarroya). Ambas son entrada natural a este Jardín del Edén, que mantiene vivas sus piscinas de aguas turquesa en medio de la aridez castellana.

A caballo entre Albacete y Ciudad Real, este espacio formado por 15 lagunas que rebosan sus aguas en cascadas, no hará más que invitarte al baño. Sigue todas las indicaciones y sabrás dónde detenerte a observar animales o dónde zambullirte con los más pequeños. Si lo tuyo es el senderismo, hay numerosas rutas para hacer a pie o en bicicleta y con distintos niveles de dificultad. Te llevarás de tus vacaciones un recuerdo con el que poder sobrevivir todo el invierno.


Tierra: la ruta de los Bombos

En la Ruta del Vino de La Mancha el vino ha dejado huella en muchos lugares, y no solo en bodegas, viñedos o museos, sino también en el patrimonio etnográfico de sus municipios. Prueba de ello son los chozos o bombos, vestigio vivo de un pasado vinculado a la agricultura. Estas construcciones en piedra seca de la arquitectura rural manchega se levantan por doquier en la llanura de La Mancha (la región vitivinícola más extensa del mundo), y más concretamente, en La Solana, Tomelloso y Villarrobledo, tres de las paradas de la Ruta del Vino de La Mancha.

Desde el S.XIX refugio y vivienda de los cultivadores de vid, hoy motivo de orgullo para estas localidades, que son origen y destino de dos rutas que cada vez congregan a más visitantes: la Ruta de los Chozos y la Ruta de los Bombos. La primera discurre por La Solana, tierra de vino, azafrán y artesanía. Casi 15 km de recorrido que se puede hacer a pie, a caballo o en bicicleta. La dificultad es baja y los atractivos numerosos, pues son muchos los chozos que sorprenden por el camino: unos imponentes, otros derruidos, pero todos parecen emerger de la piedra caliza. El punto de partida son unos silos de almacenamiento de trigo y una almazara junto a la intersección del camino de San Isidro, a partir de ahí, la ermita, chozos entre almendros salvajes y olivos, unos dobles, otros sencillos, pero todos evocan un tiempo pasado de esfuerzo y tradición. El Campo de Montiel ante nosotros. Más información en www.lasolana.es

La segunda es uno de los mejores senderos naturales para conocer Tomelloso. 17 km de un paseo que comienza en el Santuario de Pinilla y que discurre por infinitos viñedos salpicados de bombos a cada paso, muchos en perfecto estado y visitables. Una experiencia única para conocer de cerca la tradición del vino y el arte que se esconde tras esta técnica ancestral de construcción, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2018 por la UNESCO. La inmersión en la naturaleza está aquí garantizada, pues paneles explicativos te darán detalles de la flora y la fauna que te rodean a cada paso ( es.wikiloc.com/ ...o-63326502).

Las tres rutas que se pueden realizar en Villarrobledo discurren por vías históricas, como la cañada real de Murcia y veredas como la de Carrión y San Isidro. El paisaje está dominado por grandes extensiones de viñedos que se alternan con cultivos de cereal de secano y zonas de pinares y monte bajo: Itinerario de la Senda del Río, el de Villarrobledo a Ossa de Montiel y el itinerario Noroeste-Sureste permitirán conocer los “bombos”, casas de labor centenarias, abrevaderos y donde es frecuente el pastoreo de ovejas


Aire: un paseo en globo sobre molinos y viñedos

Porque alejarse para ver las cosas con perspectiva es lo mejor que uno puede hacer en vacaciones. La Ruta del Vino de La Mancha te concede ese capricho y sube la apuesta. ¿Alguna vez has viajado en globo? Aquí puedes sentir esa magia y sobrevolar el viñedo en pie más grande de Europa (Socuéllamos) o que las aspas de los molinos de viento de Campo de Criptana impulsen tu cesto por la Sierra de los gigantes de Don Quijote. En ambas aventuras un guía turístico interpretará las vistas aéreas para que no pierdas detalle. El Globo del enoturismo incluye una visita al Museo Torre del Vino y una degustación de los vinos DO La Mancha que tanta fama dan a esta localidad. ¡Un sueño para los amantes de esta cultura! Por su parte, el Globo de los molinos te ofrece una degustación de lo mejor de la cocina manchega y un brindis con un vino de la tierra. Una experiencia única que mezcla cultura, naturaleza y aventura. Será como tocar el cielo con una mano, mientras con la otra sostienes una copa de vino.



Más información en www.rutadelvinodelamancha.com
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 25348

Fecha: Jue Jun 23, 2022 02:52 pm    Título: Ruta del Vino de La Mancha: Experiencias Verano 2022

Un verano como los de antes, en la Ruta del Vino de La Mancha

Aire puro y caminos sin coches. Juegos en las calles y campos abiertos. Romerías, verbenas, Moros y Cristianos, ferias en honor a vírgenes y santos. Un patrimonio que abre sus puertas de noche, teatro, poesía; moliendas nocturnas en los ‘gigantes’ de Don Quijote que pueden sorprenderte en mitad de una lluvia de estrellas. Conciertos en mitad de una cantera y viñedos iluminados por un cielo plagado de fuegos artificiales. Es el verano en la Ruta del Vino de La Mancha. Es el verano que necesitas


Sea por unos días o sea por todos, pero no puede faltar. El verano no es verano sin ese recuerdo que huele a infancia, que te llena el alma de olores y la tripa de sabores de antes, de sabores de siempre; de los que revuelve la abuela. Esas emociones que permanecen dormidas y despiertan de repente con el olor del verano. Las verbenas, las romerías, la mesa corrida abarrotada de cosas en el sol y sombra del mejor árbol del pueblo, los bailes, la orquesta… mojar el postre en el vino que sobró del almuerzo, sobremesa de cartas y salir a tomar la fresca. Ese verano, el de siempre y el de ahora, está en la Ruta del Vino de La Mancha. Ven a recordarlo.

La Reconquista alcazereña, de la Noche de San Juan a la Edad Media

La temporada estival arranca en la Ruta del Vino de la Mancha con la fiesta de Moros y Cristianos de Alcázar de San Juan (24-26 de junio). Acercarse a esta localidad manchega a inaugurar el verano es viajar al pasado. Aquí se rememora uno de los episodios más importantes de la historia de España: la Reconquista. La magia de la noche de San Juan da paso a la Edad Media.

Declarada de Interés Turístico Regional (2016) empieza el día 11 con el izado de banderas en la Torre del Gran Prior; ya el día 24, el desfile infantil y la batalla de flechas en la Plaza de Toros hace las delicias de los más pequeños. El día 25 llega el momento más esperado: la Entrada Mora y Cristiana, el desfile principal de este fin de semana de festejos.


Templarios, almoraimas, jenízaros, almorávides… Sus trajes impecables visten a este municipio de una atmósfera especial en la que merece la pena envolverse. Música y danza, fuego de Arcabucería, escuadras de Al-Kasar, carrozas, boatos y visitas guiadas al complejo palacial. En el parque Alces, el Mercado Medieval es un hervidero desde el primer día. Tenderetes, juglares, malabaristas, pasacalles y zancudos… Es la vida alcazareña, la mora y cristiana. No hay verano en La Ruta del vino de La Mancha sin Moros y Cristianos. No hay verano sin su fiesta medieval.


Coches de época, Santiago el caballero y suelta de vaquillas

La Romería de San Cristóbal es atractiva en Villarrobledo y Pedro Muñoz en torno al 10 de julio (día grande del patrón de los conductores). El santo va en procesión a su ermita al compás del claxon de camiones, que celebran la bendición de San Cristóbal. Una exposición de automóviles y motocicletas de época que recorre las calles de estas dos paradas de la Ruta del Vino de La Mancha para deleite de los amantes del motor de siempre, del rugido de antes y también del de ahora. Una excusa perfecta para acercarse a conocer estos dos municipios manchegos que tienen mucho que ofrecer aparte de una buena copa de vino.

La Corrida de la Bandera es cita ineludible el 25 de julio en Villarrobledo; una tradición que se remonta al S. XVI en la que la imagen del Apóstol Santiago procesiona por las calles de la localidad en su condición de caballero. Danzas tradicionales y verbenas populares reúnen a numerosos veraneantes y turistas, que se rinden a las costumbres de la Ruta del Vino de la Mancha.

La Solana es la encargada de cerrar el mes de julio con sus Fiestas de Santiago y Santa Ana (entre el día 22 y el 27), una de las ferias más destacadas de Ciudad Real. Conciertos, orquestas, grupos folclóricos y artesanías llenan las calles de la localidad de alegría y tradición. Una banda sonora especial para acompañar las veladas de buen comer y mejor vino que nunca faltan en la Ruta del Vino de La Mancha. “Vino entre Barricas” ameniza los meses de julio y agosto celebrando vino y música en las bodegas de la localidad, mientras que los concursos agrícolas y la suelta de las vaquillas son, sin duda, los momentos más emocionantes de estos días. Los curiosos aparecen por cualquier esquina de la localidad dejándose sorprender con la belleza de La Solana.


Agosto de música y romerías

El octavo mes del año rebosa vida y veraneo en la Ruta del Vino de La Mancha. El olor a pólvora invade la primera semana del mes en Pedro Muñoz; su estallido es la señal de que empiezan las Fiestas en honor a la patrona, la Virgen de Nuestra Señora de los Ángeles. El 2 de agosto es el día grande y Mayeras y Rondadores lucen sus trajes tradicionales; es el pasacalles que, con la banda de música, llenan el pueblo de alboroto. ¡Pedro Muñoz está de feria! Hay puestos de comida, actividades infantiles, bailes y Noche de Gala y concierto. Es el verano de la Cuna del Mayo Manchego.

En El Toboso, Villarrobledo o Socuéllamos los planes se multiplican en estas fechas y el vino siempre es el hilo que todo lo hilvana. Al caer el sol, la llanura manchega despliega todos sus encantos. Al abrigo del calor, podrás disfrutar de un buen vino bajo las estrellas o de un paseo con aires de nobleza entre muros de caballeros y posadas de hidalgos. El entorno es perfecto para disfrutar del verano y descansar. Villarrobledo ofrece todo un ‘verano cultural’ lleno de literatura y teatro en las calles. El 15 de agosto los vecinos llevan su ofrenda a la Virgen de la Caridad y en los Jardinillos Municipales suena la música sin descanso. Hay baile, corrida de toros y espectáculos para los más pequeños. Nadie se queda sin disfrutar del verano en Villarrobledo.

En El Toboso, las fiestas se concentran en torno al día 28, pues todo se hace en honor a San Agustín. El pueblo sale a acompañarlo en su procesión y disfruta de varios días de música y alegría. No faltan las pinceladas literarias que recuerdan siempre al forastero que estamos en tierra de Dulcinea, el amor de Don Quijote.


Vino bajo las estrellas en Socuéllamos

No muy lejos celebra Socuéllamos su Feria de Agosto en honor al Santísimo Cristo de la Vega, su patrón. Entre el día 8 y el 14, el mayor viñedo en pie de Europa se ilumina en la noche con la explosión de los fuegos artificiales. ¡El paisaje es indescriptible! La música llena cada rincón de esta parada de la Ruta del Vino de La Mancha. Una cita llena de tradición y planes cargados de tranquilidad y aire puro.

Bajo el sugerente título “Vino Bajo las Estrellas”, esta localidad celebra también conciertos en las noches de verano maridados con música en directo a los pies de la Torre del Museo Torre del Vino. Las bodegas dan a conocer sus vinos en una cata en la que cada vino marida con una canción. Disfrutar del resto del concierto es la ocasión ideal para apurar las últimas copas y disfrutar de una auténtica noche manchega bien ambientada y bajo un cielo estrellado.


Los primeros mostos de Tomelloso

Tomelloso no se queda en silencio. La última semana del mes es ‘La Feria’, una de las más importantes de Castilla La Macha, con conciertos tan sonados como Viva Suecia (26 de agosto), India Martínez (27 de agosto), M-Clan (28 de agosto) y, para los más pequeños, Cantajuegos (29 de agosto). La Plaza de España y los Jardines del Parque son el centro neurálgico de donde surgen los mejores planes. El primero es la Fiesta de la Vendimia. La gente se afana en obtener los primeros mostos de la temporada, que serán además ofrenda para la Virgen de las Viñas, patrona de la ciudad, que concentra todas las miradas el día 24. El día 26 es La Fiesta del Vino, en la que se pueden degustar los vinos de siete bodegas de la ciudad por la noche en los Jardines del Parque. Es el día grande. El folclore invade las calles de Tomelloso con su Festival Internacional que acerca a la localidad a numerosos amantes de la tradición artística. El broche de oro lo pone la Fiesta de las Letras, un certamen literario que lleva 71 años ganándose a pulso su reconocido prestigio.


Molienda nocturna y teatro

El Cristo de Villajos llega desde su ermita a Campo de Criptana el primer jueves de agosto; el Jueves del Cristo. Es momento de prepararse porque la Feria y las fiestas en su honor empiezan el día 23. La Fiesta Ye-Yé en la Sierra de los Molinos da el pistoletazo de salida a una semana llena de planes irresistibles en los que la música será protagonista. El roquero Miguel Ríos será el encargado de la noche del 24 (el día grande) en el Auditorio Municipal. El Día de la Juventud y el Día de la Poesía darán paso a la Oreja de Van Gogh (el día27) y la Revista de Variedades, que cerrará el programa de fiestas. Conviene asegurarse de que un sábado al menos estás en Campo de Criptana, porque la molienda nocturna en el Molino de la Burleta merece mucho la pena con su teatralización quijotesca y puede que hasta lluvia de perseidas. ¡No se le puede pedir más al verano!

Y en la Ruta del Vino manchego no puede faltar el lugar de La Mancha de cuyo nombre no quería acordarse Miguel de Cervantes: Argamasilla de Alba. En su Cueva de Medrano dicen que nuestro autor más universal se inspiró para comenzar a escribir las primeras andanzas de Don Quijote. Aquí, en este mágico lugar, tienen lugar a mediados de mes las Jornadas de Teatro ‘Cueva de Cervantes’; una celebración de la cultura por todo lo alto en un enclave extraordinario que acoge, casi de forma simultánea, el XX Curso Internacional de Dirección de Bandas de Música. El derroche de arte es constante en el agosto de Argamasilla de Alba.


Música entre molinos de viento y Noche del patrimonio

La última parada de la ruta te llevará hasta Alcázar de San Juan y su Ciclo Escenarios de Verano con cerca de 30 espectáculos musicales, circo, danza… en diferentes plazas y lugares con encanto de la ciudad. Uso de los espacios de lujo (días 28, 29 y 30 de julio) es el auditorio natural de la cantera de los molinos en el Cerro de San Antón. Disfrutar de la música rodeado de molinos y viñedos es una experiencia para los sentidos que solo podrás experimentar en la Ruta del Vino de La Mancha.

Pero agosto es mucho más que música y molinos en Alcázar de San Juan. Esta localidad manchega celebra desde hace años a principios de agosto su Noche del Patrimonio (6 de agosto), en la que abre las puertas de todos sus espacios turísticos y culturales de manera gratuita. Las calles lo celebran con teatro, música y danza. No puedes perderte la oportunidad de festejar así el patrimonio manchego. Porque el verano da para mucho, pero en la Ruta del Vino de La Mancha da para todo.

Información facilitada por Ruta del Vino de La Mancha: www.rutadelvinodelamancha.com
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 25348

Fecha: Vie Sep 09, 2022 10:18 am    Título: Vive la vendimia en la Ruta del Vino de La Mancha

Vive la vendimia en el mayor viñedo del mundo, en la
Ruta del Vino de La Mancha



Las bodegas abren sus puertas para desvelar su mayor secreto, una actividad ancestral que te conectará con la naturaleza y te enseñará a amar la cultura del vino desde dentro. Una experiencia única de la mano de las 17 bodegas de la Ruta del Vino de La Mancha. Cuevas de barricas, catas de los primeros mostos para los más pequeños, el tradicional pisado de la uva, paseos entre viñas que llevan etiqueta desde hace siglos o pararse a escuchar el rumor del vino que fermenta. ¿A qué sabe el vino que aún no es vino? Lejos de las cepas, las nueve paradas de la Ruta celebran la vendimia con las copas llenas. Música, gastronomía, subirse en globo para admirar la belleza de los viñedos y hasta un tren que te lleva a ‘Tierra de Gigantes’ o molinos. Ven a vivir la vendimia en la Ruta del Vino de La Mancha.

La naturaleza se antoja más caprichosa en esta época del año. En la Ruta del Vino de La Mancha lo saben y por eso no levantan la mirada. Los campos, el viñedo, el olor de la tierra, el ruido de la uva que se abre, su color… todo son señales que indican cuándo es el momento. Comienza el gran espectáculo de la Ruta del Vino de La Mancha. ¡Comienza la vendimia! Algunas bodegas ya se apresuran a recoger el sauvignon blanc y el moscatel, otras contienen aún las ganas de arrancar el primer racimo. Las decisiones son difíciles cuando las exigencias son máximas. El día comienza temprano, hay que sacarle ventaja al sol y observar el viñedo con esos primeros baños de calor de la mañana. Hombres y mujeres van y vienen entre pasillos de vid… se pisa la uva, se aplasta, se revuelve. Surgen los primeros mostos, emanan los perfumes de la tierra; es el olor del ‘viñedo de Europa’, el aroma de los vinos de la Ruta del Vino de La Mancha. En el aire se respira la emoción de la nueva cosecha. Se abre la puerta del mayor viñedo del mundo y ¡estás invitado a vivir su vendimia!

Las bodegas en vendimia: una visita sensorial
Las bodegas son el corazón de la Ruta del Vino de La Mancha, las que bombean hasta cada rincón de Europa y del mundo su principal tesoro, el vino. Las 17 bodegas que conforman la Ruta del Vino de La Mancha cargan sobre sus hombros la responsabilidad de trabajar la mayor extensión vitivinícola que se conoce. 600.000 hectáreas de llanura manchega de la que obtienen blancos, tintos y rosados que recopilan prestigiosos premios y reconocimientos internacionales. Generaciones enteras pasándose el testigo desde hace décadas en una tierra cuyo paisaje diseñan las vides desde el siglo I a.C. La llanura manchega está impregnada de vino desde sus raíces. ¡Es el mejor lugar para vivir la vendimia! ¡El mejor destino para entender su secreto!

Escuchar al vino
Previa reserva, nuestras bodegas ofrecen una experiencia única en la que conectar con la naturaleza a través de una actividad ancestral que te enseñará a amar aún más los vinos de la Ruta del Vino de La Mancha. Será un descubrimiento para los cinco sentidos: escuchar los sonidos del vino a medio fermentar en Bodega Castiblanque, oler la tierra en vendimia o aprender a distinguir las variedades de uva con una sola mirada. Porque el vino está vivo y habla al oído, y en la Ruta del Vino de La Mancha, puedes conocer todo lo que tiene que contarte. Podrás beber el mosto en depósito, a medio fermentar o catar el vino en rama de la nueva añada; podrás sentir paso a paso su transformación hasta llegar a alcanzar su máxima calidad. Saldrás con un paladar exquisito.

El pisado de la uva
Pero la vendimia también atrae a los niños, que aprecian enseguida los buenos placeres de una tradición tan nuestra. ¿Alguna vez has participado en el pisado tradicional de la uva? En la bodega Virgen de las Viñas Bodega y Almazara podrás vivir la experiencia y sentir la verdadera vendimia con niños o como si fueras uno de ellos. Mancharse, reírse, sentir las mejores costumbres. En Finca Antigua, además, les permitirán probar el sabor de los primeros mostos, un recuerdo que dejará huella en los más pequeños de la casa, que disfrutarán jugando a ser sumilleres.

Todo sucede en la Ruta del Vino de La Mancha. En bodegas del siglo XIX, que se esconden tras gruesos muros de adobe, en cuevas de barricas donde te enseñan los antiguos procesos de elaboración, entre chozos que vigilan desde el siglo XV la labor de los cultivadores. Bodegas de principios del siglo XX que trabajan, junto a antiguas ermitas, los campos de Dulcinea. Pasearás entre viñas, catarás vino bajo las estrellas, degustarás la gastronomía y aprenderás a elegir el mejor maridaje para cada uva. Y si las ganas aumentan, tras el viñedo hay olivares y ovejas, hay almazaras y queserías. Y mientras, al otro lado de los cercados, los nueve municipios que forman la Ruta del Vino de La Mancha celebran la vendimia con música, danza y una amplia oferta de actividades en torno al vino. Elige parada o elígelas todas. La vendimia espera.

Fiestas del vino: tradición y cultura
La naturaleza puede adelantar la vendimia o retrasarla, pero septiembre siempre arranca en la Ruta del Vino de La Mancha con una de sus citas más esperadas. Manchavino y Fiesta de la Vendimia convierte a Socuéllamos en una de las paradas preferidas por los amantes del buen vino, del 1 al 11 de septiembre. Catas, degustaciones, concursos gastronómicos o los conocidos como Patios del Vino, que reúnen a locales y visitantes, copa en mano, en torno a buena música en directo, son algunas de las propuestas de nuestra Patria del Vino. Una oportunidad de vivir de primera mano la tradición, costumbre que se extiende en cada terraza o plaza de Pedro Muñoz, La Solana, Villarrobledo o El Toboso, donde en septiembre se ensalzan los vinos de la llanura manchega y el buen hacer en el mayor viñedo del mundo.


No muy lejos, en Argamasilla de Alba, arranca su Feria del 3 al 8 de septiembre con folclore, flamenco, gigantes y cabezudos; un aperitivo de la Fiesta de la Vendimia, que El Lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiere acordarse Cervantes se reserva para finales de septiembre.

Pero las tradiciones no esperan en las fiestas de Alcázar de San Juan, que del 2 al 8 de septiembre llenan sus calles de música, malabares, pasacalles y demostraciones gastronómicas de la cocina tradicional manchega, como migas de pastor, duelos y quebrantos o pipirranas. Lo mejor de la tierra para acompañar a los mejores vinos. De fondo, los molinos de viento dibujando el Cerro de San Antón. Un paisaje que exige una parada en la Ruta del Vino de La Mancha.

El tren de los molinos: vendimia y Gigantes
Y si los molinos sirven de guía, el viento siempre llega hasta Campo de Criptana. El viento y Renfe, que el 10 y el 24 de septiembre pone en marcha de nuevo su Tren de los molinos, que sale de Madrid con destino Tierra de Gigantes. A bordo, un actor encarnando a Miguel de Cervantes narrará sus andanzas: el famoso capítulo VIII en el que Don Quijote lucha encarnizadamente contra los molinos. Ternura y arte. La posibilidad de hacer la Ruta del Vino de La Mancha sin siquiera tener que coger el coche. Un viaje en tren que incluye visita a bodega en plena vendimia, degustación de vinos, paseo por el Albaicín y parada en el Pozo de Nieve, la ermita del Cristo de Villajos y el Centro de Interpretación del Molino Manchego. Un día. Una ruta. Una experiencia.

Catas de vino desde el aire
Pero la vida puede verse desde muchos ángulos y la Ruta del Vino de La Mancha lo sabe. Por eso, las empresas Saber Sabor y Ciudad Real en Globo ofrecen la oportunidad de volar sobre los viñedos de Tomelloso el 24 de septiembre con su Globo Cautivo de la Vendimia. ¡La recogida de la uva a vista de pájaro! Será despegar los pies del suelo y admirar los viñedos como nunca antes; catarás los mejores vinos de la tierra y además podrás visitar una antigua cueva bodega. La vendimia 360º.


Ya en octubre, el itinerario de la Ruta del Vino de La Mancha volverá a marcarse en rojo gracias a Degusta Tomelloso; la oportunidad de conocer de primera mano la calidad de los productos del sector agroalimentario de la zona con concursos de catas, degustaciones y conferencias. ¡Un espectáculo para los paladares exigentes y los amantes del buen vino! Una conexión con la tierra y los sabores de siempre que pondrá el cierre perfecto a un verano de película.


Información facilitada por Ruta del Vino de La Mancha: www.rutadelvinodelamancha.com
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro

Registrate AQUÍ
Mostrar/Ocultar Enlaces Relacionados
Mostrar/Ocultar Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 5
votos: 2


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Mostrar/Ocultar Opciones
All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram