Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Niza y Mónaco -Diarios de Viajes de Monaco- Azerozgz
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Niza y Mónaco  -  Localización:  Monaco  Monaco
Descripción: Viaje a la costa azul
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:

Índice del Diario: Niza y Mónaco



Etapa:  Niza y Mónaco  -  Localización:  Monaco Monaco
Azerozgz  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Lo primero de todo, quiero decir que estoy abierto a cualquier tipo de crítica constructiva, para tratar de mejorar en lo posible futuros diarios de viaje. Y que espero que os guste. Ahí va:





La Costa Azul. Sus suaves perfumes y apetecibles aguas. Los palacios y yates de las más altas clases mundiales. El lujo de Montecarlo. Las montañas que rodean toda la zona. Grace Kelly, Picasso, El perfume, todos ellos nombres relacionados con la zona.

Ciudades con maravillosas playas compartiendo escenario con pequeñas aldeas medievales en las que perderse. Todo ello rodeando a un pequeño principado, en el que el glamour y la ostentación cobran sentido.

Esto es la Riviera Francesa. Y vamos a disfrutarla en su plenitud.

Día 1 (6-07): Viaje y llegada a Niza

Las 13:50. No puedo parar de mirar el reloj. Tan solo 10 minutos más, y saldré del trabajo, rumbo a casa para comer, ducharme, terminar los preparativos y directo a coger el avión. Los 10 minutos más largos en mucho tiempo..

Quedo con Elena a las 5 en el aeropuerto. No pretendo dejar el coche allí aparcado durante el viaje, así que Moros me acerca.
- ¿Llevas los billetes? – Si.
- ¿Los papeles del alquiler del coche y el carnet? – Si.
Vamos para dentro entonces.

La espera en los aeropuertos es uno de los peores momentos de un viaje. Y eso que nosotros al no facturar maleta, con media hora de antelación al vuelo nos era suficiente. Pero es pasar el escáner, e inmediatamente te envuelven las tiendas duty free, los refrescos a 3 euros y un sinfín más de productos con un precio prohibitivo.

Por fin llega la hora de embarcar. No hay mucha gente en el avión, y cogemos dos sitios prácticamente en la cola del mismo. Volando con compañías de bajo coste sabes a lo que te expones: Publicidad, publicidad y más publicidad. Así que sigo mi rutina para estos casos. Me siento, cierro los ojos hasta que el avión va a despegar, y una vez lo hace me pongo los cascos. Vuelvo a cerrar los ojos hasta que aterrizamos, aprovechando para echar una cabezadita. Azafata que me pide que me los quite porque vamos a aterrizar, y ya estamos en el destino. Muy eficaz para aislarte de todo ese mundo del bajo coste.

Llegamos al aeropuerto de Bergamo a las 19:30, y vamos a buscar las oficinas de alquiler de coche donde habíamos hecho nuestra reserva. Tras unos simples papeleos, nos da las llaves, y nos indica que tenemos que coger un bus en la puerta del aeropuerto que nos llevará hasta el parking donde aparcan estos coches. Una vez allí buscamos el nuestro y nos ponemos en marcha. Había impreso unas indicaciones para no perdernos, pero antes de empezar a mirarlas ya habíamos cogido la autopista rumbo a Milán. Sin problemas.

Dejamos atrás Milán, Génova, Ventimiglia y vemos la señal de desvío de Mónaco. 20 minutos después estamos en Niza. 4 horas y media de viaje reducidas a una frase.. Eso si, ¡no nos perdemos ni una sola vez! Para la vuelta prometemos contar el número de tuneles que hemos atravesado desde Génova hasta aquí. ¡Es una auténtica burrada!

- Cris, ¡ya estamos en Niza! ¿Dónde quedamos?
- ¿Dónde estáis?
- Vemos un McDonalds..
- Ah, pues girar a la izquierda y seguid la playa.
- ¿Que playa? ¡Si estamos en mitad de un monte!
- Que si, que la playa está ahí a la izquierda.. seguid y quedamos en el puerto.
- Bueno, bueno..

7 kilómetros después llegamos a la playa.. y es que como era de esperar, había mas de un McDonald en la ciudad, y nosotros estábamos en el de la otra punta. Llegamos al puerto, y mientras esperamos a Cris damos una vuelta viendo los yates. Miércoles a la 1 de la mañana y sus dueños sentados en los sofás fumando puros y bebiendo copas. ¡Eso es vida!

Cuando nos juntamos con Cris vamos directos a su casa. Estamos agotados y nos vamos directamente a dormir. Aunque hubiéramos tenido hambre poco podíamos haber hecho, a estas horas no hay absolutamente nada abierto en Francia..

Día 2 (7-07): Antibes y Cannes

Después de la paliza de viaje de ayer nos levantamos a mediodía. Pensábamos ir a pasar el día a Port Grimaud y Saint-Tropez, pero a estas horas no nos daría tiempo apenas de aprovecharlo. Así que nos decantamos por Antibes y Cannes, que están a unos 30 kilómetros.

Unos amigos de Cris iban a unirse a nosotros, por lo que quedamos a las 4 de la tarde para irnos juntos. Algo tarde pero bueno, se ve que tenían ganas de venir. A las 15:30 nos llaman para decirnos que han cambiado de idea.. Primera moraleja del día: No dependas de la gente. Si alguien se quiere unir que se busque la vida para quedar contigo.

- ¿Autopista o carretera entre pueblos?
- Bah, son 30 kilómetros, vamos por carretera.

Tras UNA HORA Y MEDIA llegamos a Antibes, enfadados con los franceses y el mundo en general. No pasamos de 50 en todo el camino por la cantidad de coches y semáforos que hay. Segunda moraleja del día: En la Costa Azul, paga los peajes de la autopista. Te ahorras horas de viaje incluso entre localidades vecinas. En vez de parar aquí, continuamos hasta Cannes y a la vuelta si nos da tiempo ya pararemos.

Con el estrés del viaje y el calor sofocante que hacía, decidimos darnos un baño rápido en la playa antes de nada. Aparcamos un poco alejados de la ciudad en si, y buscamos la playa más cercana. Es pequeña y no hay mucha gente. Además es de arena, que por lo que comentan aquí no es lo normal, así que nos ponemos cómodos y ¡¡al agua!!


Tras refrescarnos volvemos al coche y buscamos un aparcamiento más cercano, lo que nos lleva a la parte de detrás del hotel Carlton, donde ya se dejan ver varios Ferrari y Porsche… Todas estas ciudades tienen zona azul, por lo que te puede salir bastante cara la broma de tener que aparcar. Por suerte en Cannes a partir de las 6 de la tarde no se paga.

Recorremos el Boulevard de la Croisette de principio a fin. Transcurre junto al mar, y es dónde la mayoría de tiendas, hoteles y restaurantes están localizados. Pasamos junto la entrada del Carlton, donde mucha gente simplemente espera para ver quien baja de los cochazos que aparcan en la entrada. Restaurantes con menús que no bajan de los 100 euros. Tiendas como Channel y Gucci. Muelles con camas para ver el amanecer. Restaurantes en plena playa. Todo esta zona es símbolo de la clase de gente que veranea por esta zona, pero verlo en primera persona te deja un poco estupefacto.


El Boulevard finaliza en el palacio de festivales y congresos, donde se celebra anualmente el festival europeo de cine internacional, cuyo galardón es la Palma de Oro. Por el cartel que vemos en la puerta, durante julio y agosto hay conciertos todos los días, algunos de ellos realmente buenos. Alrededor del palacio se pueden ver las huellas de las manos de todos los ganadores del festival, puestas en el suelo en forma de baldosa.


Estaba siendo un día muy caluroso, así que muy a mi pesar, no consigo convencer a Cris y Elena para subir hasta el castillo que hay pasado el palacio de congresos. Como ya se iba haciendo tarde, optamos por volver hacia el coche por otras calles y marcharnos a Niza a cenar y tomar algo en la playa. En Francia es costumbre cenar sobre las 7 o las 8 de la tarde, así que a partir de las 10 hay que tener cuidado porque en mucho sitios no te dan de cenar, e incluso cierran los restaurantes.

Optamos por coger unas pizzas y unas cervezas para cenar en la playa. Las pedimos en un puesto de la Ciudad Vieja, que viene a ser el casco histórico de Niza. Esta atestado de restaurantes, bares, terrazas y mucha mucha gente. Es la parte de la ciudad donde más vida nocturna existe. Pasamos por una plaza especialmente llena. Es la plaza donde está el mercado de las flores, que está abierto de 6:00 a 17:30 todos los días excepto los lunes. Es el mas hermoso de toda Francia. Tras esa hora, se quitan los puestos y se sacan las terrazas de bares y restaurantes. Realmente hay mucho gente por esta zona, y nos damos cuenta de que a los franceses les gusta mucho salir a la calle a cenar y tomar algo, ¡incluso más que a los españoles diría yo!

Llegamos a la playa y por lo que vemos el cenar en la playa es algo bastante habitual. Cabe decir que son las 10 de la noche, y que en cosa de 1 hora esto estará bastante mas vacío, pero aun así hay mucho ambiente. La playa de Niza no es precisamente de arena.. ni de piedrecillas.. ¡esto son cantos rodados! ¡Vaya tela!


Volvemos para casa disfrutando de las vistas del Promenade des Anglais (Camino de los ingleses), que se extiende durante 7 kilómetros junto a la costa de Niza. Un muy buen lugar para dar un paseo.

Mañana pretendemos retomar el viaje a Port Grimaud y Saint-Tropez, situadas a 100 kilómetros de aquí, así que tocará madrugar para aprovecharlo al completo. Todos a dormir entonces.

Día 3 (8-07): Port Grimaud, Saint-Tropez, Ramatuelle, Grasse y Mougins

Para el día de hoy nuestros destinos son los pueblos de Port Grimaud y Saint-Tropez.

Nos ponemos en marcha a eso de las 9 de la mañana. Esta vez vamos directos a la autopista, y en algo menos de una hora nos encontramos en nuestro primer destino, Port Grimaud.

Port Grimaud es un pueblo denominado la Venecia de la Costa Azul, ya que cuenta con numerosos canales, al estilo de la conocida localidad italiana. Es el resultado del sueño de un arquitecto francés, François Spoérry, quien en 1966 compró los terrenos en los que actualmente está ubicada la localidad y comenzó la creación de la ciudad.


Una vez allí, comenzamos a andar por una larga calle, intentado encontrar alguna forma de acceder al interior de la ciudad. Llegamos a un puente por el que cruzamos un canal, y nos encontramos en una plaza, en la cual hay varios tenderetes y tiendas. Hay también un puesto de alquiler de barcas eléctricas, con las que recorrer los canales dirigiendo tú mismo la barca a tu libre antojo. No nos íbamos a quedar con las ganas de ello… pero primero vamos a ver el pueblo por tierra firme.


Llegamos hasta una pequeña iglesia que es el último punto asta el que podemos acceder andando. Hay varios yates rodeándola atracados. Y más restaurantes y tenderetes en otra plaza contigua. Atravesamos otros puentes, bordeamos las casas pegados a los muelles de los barcos, ya que cada casa tiene el suyo propio, vemos niños pescando en pequeñas playas y otros simplemente sentados en las terrazas de sus casas jugando. No es un pueblo muy grande, así que pronto marchamos hacia el puesto de las barcas. Son 25 euros por 30 minutos. Nos apetece probarlo, así que los pagamos.


Te dan un pequeño mapa en el que te indican los canales por los que debes navegar, ya que hay ciertas zonas a las que no puedes salir con la barquita. Velocidad máxima tres nudos. Es decir, poco más de 5 kilómetros por hora. Pero nos es suficiente para divertirnos. Comienzas el recorrido atravesando un pequeño túnel, y es entonces cuando al intentar esquivar las paredes girando el volante, descubres que esto no funciona igual que un coche..! Poco a poco le coges el truco, y mientras vas descubriendo otras partes de la ciudad. Más niños pescando, gente limpiando los yates, otros desayunan mientras ven la televisión. Nos pareció un pueblo muy agradable, a la par que bonito gracias a los canales y el ambiente de tranquilidad que se respira, sobre todo mientras estas navegando.


Una vez finalizamos el trayecto, devolvemos la barca y volvemos al coche. Es hora de ir a Saint-Tropez. Están separados por 5 kilómetros. Media hora después llegamos.. la única forma de comunicación es una carretera que unía los dos pueblos, y estaba totalmente abarrotada de coches.

En esta parte de Francia, no se en el resto puesto que no he conducido por ella, las motos acostumbran a adelantarte continuamente por la izquierda, invadiendo en la mayoría de los casos el carril contrario, con el consiguiente peligro, ya que las motos que vienen de frente hacen lo mismo.. Así que hay que tener un ojo continuamente en el retrovisor para no llevarte ninguna por delante.

Entramos en el pueblo con el coche, con la intención de aparcarlo. No solo está hasta arriba de coches, sino también de gente, restaurantes, bares y las típicas tiendas de playa. Nos habían hablado bien del lugar, así que seguimos buscando un sitio donde aparcar. Más atascos. Mas gente. Mas motos. Mas tiendas. ¡Estres! Tras la tercera vuelta al pueblo, por fin encontramos un sitio, de pago eso sí. Nos acercamos a la máquina de cobro .. ¡¡5 euros por hora!! Nos largamos de allí. Ya habíamos tenido suficiente. Lo bautizamos como el Benidorm de la Costa Azul..

Encima tenemos que volver por la misma carretera que habíamos tomado para venir. Seguía habiendo el mismo tráfico lento, así que como era la hora de comer, y habíamos metido pan y embutido en las mochilas, dejamos el coche en donde podemos y nos tumbamos a comer en una pequeña playa que encontramos.

No sabemos muy bien el rumbo que íbamos a seguir ahora, pero viendo de nuevo la carretera cuando volvemos al coche, sabíamos cual no íbamos a seguir. Retornamos dirección Saint-Tropez, ya que antes habíamos visto un desvío, y lo cogemos, esperando que nos sacará a la autopista. No damos con ella, sino con un pueblo llamado Ramatuelle. Es una pequeña localidad medieval situada sobre una colina cubierta de viñedos.


No se si fue por el estrés, porque realmente era así o porque nos había dado ya mucho sol en la cabeza, pero nos fascinó. Esa paz alejada de los turistas playeros, esas estrechas calles por las que te puedes perder durante horas, adornadas todas ellas por flores y plantas y con algún que otro comercio artesanal aquí y allá. Recorrimos todas sus calles, entramos en los comercios y nos refrescamos con la brisa que llegaba hasta el mirador. Simplemente encantador.

Nos había gustado tanto el pueblo que decidimos apostar por otros visitar otros dos pueblos más en los que no había costa, Grasse y Mougins, para ver si nos producían las mismas sensaciones.

Grasse destaca principalmente por la gran importancia mundial que tiene en la elaboración de perfumes. Como curiosidad, la película El perfume, fue grabada en esta localidad.


Por su parte, Mougins es un pequeño pueblo medieval, a mitad de camino entre Grasse y Cannes. Como dato, se puede decir que Picasso vivió en él durante 15 años hasta su muerte.

Primero fuimos a Grasse, y nada más entrar al pueblo te asaltan los carteles de perfumerías constantemente. Debe ser el lugar donde mas tiendas de perfumes hay por metro cuadrado. Subimos hasta unas de las partes más altas con el coche y desde ahí fuimos andando hasta la catedral, desde donde hay un mirador con buenas vistas del entorno que rodea a la localidad. No sé como me habría imaginado este pueblo, pero la verdad que al igual que Ramatuelle, podías caminar por sus calles bastante a gusto, a pesar de que se notaba que era más turístico. Era ya la hora de cenar en Francia, así que las tiendas y perfumerías estaban ya cerradas, no así los restaurantes y sus terrazas, las cuales estaban rebosantes de gente. Hay que reconocer que según en que zonas el aroma a jazmín o lavanda se dejaba notar.


El ver tanta comida junta nos hizo empezar a pensar en llenar nuestro estómago, por lo que marchamos de Grasse rumbo a Niza. Pero queríamos hacer una última parada rápida en Mougins. Y nos ocurrió algo parecido a Ramatuelle. No sabría decir si fue por el cansancio o por la cerveza que nos tomamos en una terraza con unas espectaculares vistas de los montes que había justo en frente del pueblo, pero también quedamos especialmente satisfechos con esta localidad. De nuevo esas calles por las que te podrías perder, o ese ambiente que se respiraba, hicieron que disfrutáramos del pueblo durante un rato. Es un pueblo idóneo para comer algo, tiene multitud de buenos y acogedores restaurantes con sus correspondientes terrazas que te permiten disfrutar de todo lo que te rodea.


Nuestro próximo destino era la cama, ya que de nuevo mañana íbamos a madrugar, en esta ocasión para visitar el Principado de Mónaco.

Día 4 (9-07): Mónaco y Eze

Eran de nuevo las 9 de la mañana cuando salíamos de casa. Hay varias formas de llegar hasta Mónaco en coche desde Niza. Por la autopista. Bordeando la costa, por la Basse Corniche (Suele tener mucho tráfico, es como las carreteras de días pasados). Atravesando Eze, por la Moyenne Corniche. Atravesando La Turbie, por la Grande Corniche. Y la que nosotros tomamos, que es por la carretera que sube hasta el observatorio de Niza. Una carretera similar a las que realizan el Rally de Montecarlo, y con poca afluencia de coches.

Aunque actualmente el Principado está dividido en 10 barrios, podemos identificar sus diferentes regiones atendiendo a los tres distritos históricos: Mónaco, La Condamine y Montecarlo. El primero, es la ciudad vieja, y está situada en una montaña conocida como La Roca. En esta zona se encuentra el palacio. El segundo es el área del puerto. Y el tercer distrito , es donde se sitúan los principales hoteles y el famoso Casino de Montecarlo.

Supusimos que aparcar en Mónaco sería difícil y caro, asi que aparcamos en Cap-d’Ail, localidad que finaliza donde comienza el Principado. Nada más pasar a tierras monaguescas damos de frente con el estadio Luis II. En él podemos ver tanto banderas de Mónaco como de Sudáfrica, y es que hacía escasos 3 días que el príncipe Alberto de Mónaco se había casado con Charlene Wittstock, país de donde ella es originaria.

Pasamos por un pequeño puerto, y pasamos junto a un centro comercial, el museo de la filatelia y la colección privada de coches clásicos del príncipe Rainiero para comenzar la estupenda subida a La Roca. Muy buenas vistas del puerto principal de la ciudad y del casino al fondo mientras subimos las escaleras, pero parecen no terminar nunca..


Una vez arriba salimos directamente al palacio. Eran las 11:30, y estaba lleno de gente rodeándolo, ya que a las 11:55 se produce el cambio de guardia. No nos quedamos a verlo, sino que aprovechamos a recorrer las calles situadas frente al castillo, por las que llegamos hasta la hermosa catedral de San Nicolás. Construida en 1875, de estilo neorománico, alberga el panteón real de la familia Grimaldi, entre los que se encuentran los restos de Grace Kelly y Rainiero entre otros.


Seguimos andando y llegamos hasta el Museo Oceanográfico. Es un imponente edificio, y tiene una de sus fachadas sobre un acantilado a 85 metros de altura. En su interior hay una gran colección de animales vivos y muertos, así como otros objetos relacionados con el mar. En la plaza junto al museo podemos ver uno de los submarinos con los que Jacques Cousteau (quién fue director del museo durante varios años) realizaba sus inmersiones, y aunque no podemos montarnos, si podemos ver los aparatos que lo componen.


Llegamos hasta el final de la montaña, en la parte más alejada al palacio, y nos encontramos con uan escultura en forma de marco de fotos, quedando el puerto y la parte del Casino de fondo. La única pega es que hay una pedazo de palmera en medio, y fastidia un poco la foto.


Desde aquí bajamos directos al puerto (esta vez el principal) por la carretera, desde donde podemos ir observando los lujosos yates amarrados. Justo al finalizar la cuesta por la que descendemos vemos el primer indicio del circuito de Fórmula 1, uno de los bordillos blancos y rojos situados en las curvas, delante de una estatua en honor del primer ganador en este circuito.


Continuamos cruzando el puerto, pero entramos por una de las calles de la izquierda, donde se encuentra la tienda de Ferrari. Hay varios coches de la marca que están permanentemente aparcados en la calle, junto a un pedazo de Dodge Challenger que me enamoró.


Tras 400 fotos de ruedas, retrovisores, motores, interiores y todo lo que se pueda fotografiar, comenzamos a buscar un sitio para comer. Optamos por los restaruantes del paseo del puerto, ya que no eran excesivamente caros..pero nos apetecía pizza y eran congeladas y precalentadas.. Así que por suerte vemos un pequeño puesto junto a un supermercado, justo ahí, en el puerto, y nos decantamos por él. No son una maravilla, pero para para pagar 15 euros por una pizza congelada, lo prefiero.. Nos las comemos sentados frente a los yates, a lo que mucha gente nos mira con una mezcla de extraño y envidia. Pero es lo que toca.

Ponemos rumbo al Casino. Como gustan las cuestas en esta zona de verdad… Antes de llegar hasta allí, hay una especie de mirador desde el que contemplas la montaña donde se sitúa el palacio. Bonitas panorámicas por lo menos.

Llegamos arriba, y para nuestra mala suerte uno de las fachadas del edificio está en obras y no se puede pasar por ese lado, así que sólo podemos observar el Casino desde la plaza, donde está también ubicado el Hotel y Café de París. En la puerta del Casino se pueden contemplar toda clase de coches de lujo. Y ahí es donde todo el mundo se encuentra fotografiándolos. Es posible entrar al hall del Casino sin pagar, sólo para verlo. Para entrar a la sala de juego es necesario pagar 10 euros. Es curioso cuando los porteros te indican en la puerta: Debe dejar todo en el guardarropa, excepto su dinero. Decir que el guardarropa no cuesta dinero.


Para entonces estábamos ya muertos de subir y bajar tantas cuestas. Únicamente queríamos hacer una cosa más en Mónaco, ¡el circuito de la Fórmula 1 con el coche! Para volver tomamos la opción del bus, que nos deja prácticamente en la localidad donde lo dejamos.


Como vimos una playa frente al parking, y siempre llevabamos el bañador puesto, tomamos un baño para descansar. La playa es una de las mejores que hemos probado hasta ahora.

Comenzamos la vuelta rápida. Aún podemos ver las marcas de donde se sitúan los coches en la salida. ¡Comenzamos! Derecha, por la rampa. Llegamos al Casino. Continúa de frente. La famosa curva del Gran Hotel. Atravesamos el túnel. Bordeamos el puerto y llegamos a la Rascasse. ¡Vuelta rápida! ¡Chúpate esa Hamilton!

Abandonamos Mónaco y tomamos dirección Niza. A escasos kilómetros nos detenemos en el pueblo de Eze.

Eze es un pueblo colgado a 427 metros de altura. Tiene carácter medieval, y en la parte más alta, sobre las ruinas del castillo, hay un jardín exótico, desde el cual se posee una excelente panóramica de 360º sobre las zonas colindantes.


Es un pueblo pequeño, y hay pocos lugares donde dejar el coche, ya que están todos ocupados. Así que optamos por aparcarlo en una cuneta sin que moleste mucho.. y empezamos con las cuestas. En Eze, una vez te metes en sus calles, pareces aislarte de todo el ajetreo de los alrededores. Sus calles de piedra, las flores de las casas, los artesanales comercios ,su medieval ambiente en general, la iglesia y su mirador, más calles por las que perderse, … contribuyen a ello. Nos recuerda mucho a Ramatuelle. Y sin ninguna duda, han sido los dos mayores y más agradables descubrimientos del viaje.


Tomamos algo en una terraza en la parte baja del pueblo y volvimos a Niza. Eran las 8 de la tarde y recibimos una llamada para salir a tomar algo esa noche, a una localidad cercana, Saint Laurent du Var, en la que hay varios pubs abiertos hasta tarde.

Llegamos a los bares y .. ¡25 euros de entrada! Oye, que alguien le diga a los franceses que Salou lo inventamos nosotros para sacarles el dinero a ellos… Tras una breve charla, entramos gratis jeje. En general, no estaban mal los bares, y había bastante gente. Lo único malo que el primer tren de vuelta salía a las 7 de la mañana, así que nos tocó dormir una horilla en la estación mientras esperábamos.

Y por fin llegamos a casa. Había sido un día largo. Mañana queríamos ir a ver Niza. Todo dependerá de cuando amanezcamos..

Día 5 (10-07): Niza


Eran ya las tres de la tarde cuando nos levantamos. Y el cansancio acumulado junto a la fiesta de ayer había pasado factura.

Comimos y nos duchamos, y salimos de casa con un objetivo en mente: La colina del castillo. Está situada entre el casco viejo, el paseo de los ingleses y el puerto, ofreciendo unas maravillosas panorámicas sobre ellos. Hay varias formas para subir, e incluso se puede hacer en coche, pero nosotros lo hicimos andando y por el lado del puerto.


Cuando llegamos arriba salimos a las ruinas del castillo y a un parque junto a ellas, en el que la gente hacía picnic o simplemente paseaba. Es un buen lugar, sobre todo en verano con el calor que hace, pues tiene muchas sombras y un poco más adelante una cascada en la que si sopla algo de aire puedes refrescarte con las gotas que lleva. Estuvimos cerca de 20 minutos y acabamos empapados, pero es que este día hacía mucho calor.


Disfrutamos de las fantásticas vistas durante un rato, y bajamos por el lado opuesto al que habíamos subido. Salimos en pleno casco viejo. De nuevo un ambiente muy animado por todas sus calles. No me cansaré de decir que hay muchas terrazas y bares por esta zona, y todos llenos.


Estabamos sedientos, por lo que nos metimos a uno de ellos, recomendación de Cris. Era una taberna inglesa, llevada por ingleses. De hecho, había varios que no sabían hablar francés. Hay varios de estos bares por aquí, y todos ellos llevados por gente inglesa. Es curioso. Entramos en Happy Hour, y además una banda tocó en directo. No se el nombre del grupo, pero el que tocaba el teclado era realmente bueno.

Con la tontería era ya la hora de cenar. Así que aprovechamos y recorrimos el casco por última vez. A diferencia del resto de la ciudad, era muy agradable callejear por aquí. Aunque bueno, esto suele pasar con la mayoría de las zonas viejas en todas las ciudades.


A pesar de todo, me quedé con las ganas de acercarnos a la catedral de San Nicolás. Es una catedral ortodoxa rusa, que fue construida a imitación de la basílica rusa de San Basilio. Pero bueno, estaba lejos de donde nos encontrábamos, así que me tocó aguantarme.

Una vez en casa tocó preparar la maleta de nuevo para la vuelta a casa. Repasamos las carreteras a seguir para volver a Bergamo y apuntamos un par de nombres como referencia. Saldríamos a las 8. Teníamos que devolver el coche y facturar una maleta de Cris, así que teníamos que llegar con algo de tiempo. Nos fuimos a dormir por última vez en la ciudad francesa.

Día 6 (11-07): Vuelta a casa

Con legañas en los ojos nos despedíamos de Cris. Está un poco harta ya de Francia, por lo que no tardaremos mucho en volver a verla por tierras mañas.

Lo prometido es deuda. Y el número de túneles entre Niza y Génova es de … ¡¡134!! Ahí es nada.

1213 kilómetros después regresábamos al parking donde cogimos nuestro coche. Un consejo, averiguar donde hay gasolineras cercanas, pues a nosotros nos costó más de 30 minutos de dar vueltas hasta que dimos con una..

Devolvemos las llaves y facturamos la maleta. En este aeropuerto se pesan las maletas de mano, asi que cuidado con ello o es posible llevarse una desagradable factura de 40 euros extra.

Eran las 17:30 cuando llegábamos al aeropueto de Zaragoza, y oficialmente, este viaje había llegado a su fin. Han sido seis días en los que hemos descubierto las principales localidades de la Costa Azul. Y donde podemos decir, que lejos de las turísticas localidades de playa, lo mejor del viaje han sido esos lugares más escondidos y menos visitados, con los que me llevado una muy grata sorpresa, y apunto sus nombres para posibles futuras escapadas.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Azerozgz Ver más diarios de Monaco



VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 15 3
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 38 Visitas mes actual: 2 Total visitas: 2907

  Últimos comentarios al diario:  Niza y Mónaco
Total comentarios 5  Visualizar todos los comentarios

Default https Avatar  universo18  26/07/2011 23:28   
Un bonito viaje, te doy mis puntos. Tal vez seria de mas facil lectura separado por dia/etapa y con alguna foto intercalada con el tema. Un saludo

Default https Avatar  universo18  27/07/2011 00:09   
Guauuu asi da gusto, que rapido

Pepa35  Pepa35  27/07/2011 07:19
Me ha gustado mucho tu diario y l zona que visitásteis, está en mi lista de futuros. Enhorabuena por el diario y grcias por compartirlo, ha sido un placer leerlo. Te dejo las cinco estrellas.

BASKONIA2004  BASKONIA2004  01/08/2011 20:06
Me ha encantado este diario y además ayuda mucho. Yo tengo pensado ir este mes de Agosto 5 días por esta zona y me voy a guiar de tu diario. ¿Puedo hacerte un par de preguntas?

- Idioma: ¿Te peuedes manejar en Spanish y un poco de Inglés? (Frances ni idea)

- Aparcar en Niza. El hotel que estoy valorando cuesta 35 € al día el aparcamiento ¿Se puede aparcar por Niza gratuitamente o por una cantidad más módica?

- Acepto sugerencias de lugares y sitios donde comer asequibles.

Gracias.

Alberto

Azerozgz  azerozgz  01/08/2011 20:31   
Baskonia...creo que no te voy a ser de mucha ayuda pero te voy a comentar lo que pueda.

Idioma..la chica a la que yo fui a ver era la que hablaba en francés cuando necesitamos algo, asi que no se que tal irá el resto de idiomas..De todas formas, con el inglés se llega al fin del mundo, así que tranquilo por eso.

En Niza hay sitios en los que no hay que pagar..eso si, vas a dar vueltas para encontrarlos. Sino, siempre está la zona azul, que viene a costar mas o menos como en España. Yo no gasté mucho en aparcamiento la verdad, porque basicamente dejaba el coche por las noches y entonces no hay que pagar.

Y lo de comer..como mucho puedo decirte que vayas a la Niza vieja, lo que es el casco histórico. Hay muchos y muy variados restaurantes. Yo comí mas de bocadillos o comida cocinada en casa de mi amiga, asi que aquí no se nada más.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Mónaco: Visitas, Hoteles, Restaurantes, Transporte
Foro Francia Foro Francia: Foro de viajes por Francia: París, Versalles, Bretaña, Provenza, Pirineos, Costa Azul, Valle del Loira y sus castillos, Normandía...
Ultimos 5 Mensajes de 47
33131 Lecturas
AutorMensaje
risto
Risto
Silver Traveller
Silver Traveller
Ago 01, 2015
Mensajes: 12

Fecha: Sab Ago 15, 2015 10:30 am    Título: Re: Viajar a Mónaco: Visitas, Hoteles, Restaurantes, Transporte

buenos dias, voy en el sovereing y visito VILLEFRANCHE MONACO MONTECARLO

me recomendais restaurante para comer.


gracias!
mdg18
Mdg18
Indiana Jones
Indiana Jones
Feb 22, 2010
Mensajes: 1368

Fecha: Mar May 17, 2016 11:46 am    Título: Re: Viajar a Mónaco: Visitas, Hoteles, Restaurantes, Transporte

Alguien ha estado en Monaco durante el GP F1?, hay alguna zona donde se pueda aparcar? Gracias
Nanokun26
Nanokun26
New Traveller
New Traveller
Nov 30, 2016
Mensajes: 3

Fecha: Mar Dic 05, 2017 03:22 pm    Título: Re: Viajar a Mónaco: Visitas, Hoteles, Restaurantes

Buenas, el viernes voy a Niza (me a tocado esta ciudad en viaje de esos sorpresa), y estaba mirando de aprovechar y pasar también un día en Mónaco.

Es muy complicado de llegar? He visto que se puede llegar en bus o en tren, que me recomendáis?

Un saludo y muchas grácias
Petalosdeluz
Petalosdeluz
Super Expert
Super Expert
Ago 08, 2011
Mensajes: 285

Fecha: Jue Dic 07, 2017 11:53 am    Título: Re: Viajar a Mónaco: Visitas, Hoteles, Restaurantes

Yo iría en tren por la rapidez y los atascos que se montan al entrar en Mónaco (aunque no vas en temporada alta).
migueldp77
Migueldp77
Super Expert
Super Expert
Abr 04, 2018
Mensajes: 267

Fecha: Jue Jun 14, 2018 02:58 pm    Título: Re: Viajar a Mónaco: Visitas, Hoteles, Restaurantes

Os dejo nuestra experiencia en Mónaco. Avenue Agerbol Una vez que cogimos el desvío para Mónaco, en la carretera que baja hasta la ciudad (Avenue Agerbol), había unas vistas que merecían una pequeña parada a un lado de la carretera. Casino Tuvimos la suerte de aparcar junto al casino. El acceso al hall es gratuito, así que entramos. Fórmula 1 Después de pasear por la plaza del casino, retornamos al coche para hacer una parte del recorrido de la fórmula 1. Así que marcamos en el GPS Avenue des Spelugues, para pasar por la famosa Curva Loews. Y a continuación marcamos Boulevard...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ






All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad