Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


DESCUBRIENDO CERDEÑA EN 5 DÍAS -Diarios de Viajes de Italia- Monlis
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: DESCUBRIENDO CERDEÑA EN 5 DÍAS  -  Localización:  Italia  Italia
Descripción: Cinco días sin parar, disfrutando de las playas y los pueblos de la isla
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 8
 1  2  3  siguiente siguiente



Etapa: CÓMO PREPARAMOS EL VIAJE  -  Localización:  Italia Italia
Fecha creación: 23/08/2015 14:32  
Compartir: 
Compartir:
Hacía tiempo que junto a mi madre y mi prima perpetrábamos un viaje familiar con mi tía. Pero ella no se podía enterar hasta poco antes de irnos. Tenía que ser un viaje de mujeres!

El verano pasado compramos en Maguncia, durante el crucero por el Rhin, un cerdito para mi tía, que ponía Urlaubsgeld (o sea, dinero para las vacaciones). Cuando se lo regalamos, como no entiende alemán, le dijimos que la única condición que le poníamos era que tenía que ir llenando el cerdito poco a poco, y ya le diríamos en qué lo emplearíamos.

Mientras tanto las otras tres íbamos pensando donde podíamos ir. Algo muy importante! Después de varias opciones, decidimos que un buen destino podía ser Cerdeña. Empecé a mirar ofertas de Grimaldi Lines y había buenos precios en camarote para 4 (pagando 2 y viajando 4) y el coche gratis. Pero mi prima no sabía aun cuando tendría las vacaciones.

Y los días fueron pasando, y los meses. Y al final supimos que podíamos coger ya las vacaciones desde el 2 al 7 de agosto. Pero ya era abril así que Grimaldi Lines para esas fechas ya no tenía buenas ofertas y salía caro. Miré en Halcón Viajes y tampoco era ninguna ganga. Y mi prima miró en la agencia con la que normalmente viaja y la oferta era buena: billete de ida y vuelta en Vueling con una maleta facturada, hotel con desayuno incluido y alquiler de coche, por 510 euros por persona.

Ya estaba todo claro. Preparamos un video divertido para la pobre “engañada” de mi tía. Y el día de la madre fue el escogido para que mi prima se lo dijera. Ya os podéis imaginar lo contenta que se puso!

De mayo a agosto aun quedaba tiempo para leer con calma el foro para obtener cuanta más información posible. Pero lo que son las cosas: este año me he examinado del quinto nivel de alemán de la Escuela Oficial de Idiomas, así que he tenido que estudiar como una loca. Y encima, en el trabajo no paramos (de hecho, aun no he parado! Necesito más vacaciones YAAAAAAAAA!). Así que hasta 10 días antes del viaje no pude entrar al foro para leer los hilos de Cerdeña. Y para ser solo 10 días, saqué un montón de información. Con tan poco tiempo WANDERLUST me ayudó mucho a ubicarme y encontrar la información precisa. Y los consejos de IRENE en varios posts también son muy muy prácticos!

Además, pude ir al Salón del Turismo de Barcelona, y en el stand de Cerdeña nos dieron mucha información práctica. El chico que nos atendió, nos recomendó que para tan pocos días nos centráramos solo en el norte de la isla, ya que de norte a sur hay unos 350 Km.

Nos proporcionó un mapa de toda la isla, panfletos informativos de hoteles, la Gruta de Neptuno en Alghero, publicidad.

Y poco a poco, con mi prima empezamos a trazar un itinerario repartido durante los cinco días que teníamos, según lo que queríamos visitar. Qué gran aliado Google Maps para calcular distancias y tiempos! Cuidado con esto, porque las distancias en Km pueden ser pocos, pero os puede llevar bastante tiempo, ya que la mayoría de las carreteras son con curvas y de un solo carril. Así que, calma y paciencia.

Y llegó el día! Cerdeña nos esperaba! Una cosa la teníamos muy clara: sería un viaje de muchas risas y muy buenos momentos! Seguro!

Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: CÓMO PREPARAMOS EL VIAJE




Etapa: DEL COCHE A LA PLAYA Y TIRO PORQUE ME TOCA! HACEMOS PARTE DE LA COSTA ESMERALDA  -  Localización:  Italia Italia
Fecha creación: 29/08/2015 13:07  
Compartir: 
Compartir:
3:30 de la mañana. A despertarse toca, que el avión no espera a nadie! Unos días de vacaciones y ya empezamos con un buen madrugón!

Por suerte la maleta ya estaba más que terminada, así que nos preparamos y guardamos las últimas cosas.

Habíamos llamado el día anterior a AvantTaxi para que nos mandaran un taxi a las 4:15, pero a las 4:08 ya nos llamaban por teléfono, que ya teníamos el taxi en la calle. Eso sí que es puntualidad absoluta! Cerramos las luces de casa y bajamos al portal. Subimos al taxi y… madre mía! Qué taladro de taxista! No calló en todo el trayecto! No teníamos el cuerpo para muchas charlas, pero él estaba animadísimo!

En un abrir y cerrar de ojos (afortunadamente) llegamos a la Terminal 1 del Aeropuerto de El Prat. El taxista buscó la entrada de Vueling y allí nos dejó. Eran las 4:50. El taxi nos costó 52 euros, con las dos maletas.

Entramos en la terminal y nos pusimos en contacto con mi prima y mi tía vía whatsapp. Aun no habían llegado. Así que vimos que había bastante cola en los mostradores de facturación de Vueling, y nos pusimos en la cola donde ponía Dropp off, tal como nos había dicho mi prima (ya que ya teníamos la tarjeta de embarque). Madre mía cuanta gente había a aquellas horas en el aeropuerto!

La cola de Dropp off no era muy larga, pero enseguida abrieron un par o tres de mostradores más y la gente empezó a correr para ponerse a la cola!

A las 5:05 llegaron mi tía y mi prima! Ya estábamos las cuatro! Ya empezaba nuestra aventura familiar!

En unos 20 minutos ya teníamos las maletas facturadas y todo. Así que nos dirigimos al control policial. Mi tía (previo pitido por culpa del reloj), mi prima y yo, pasamos sin problemas. Pero a mi madre le pitó! Un poco de toqueteo por aquí y por allí, y ale!

Una vez pasado el control, en las pantallas solo ponía que nuestro vuelo salía desde la zona B, y que en unos 10 minutos ya tendríamos la puerta de embarque.

Nos fuimos hacia la zona B. Todo estaba cerrado aun. Compramos una botellita de agua para el viaje (el sablazo de siempre: 1’50 euros por una botella de 50 cl!), e hicimos parada técnica en los baños.

Y en nada ya teníamos puerta de embarque. La B40. Nos fuimos hacia allí y aun ni había nadie. Pero no hacía falta hacer cola. Para qué? Si teníamos los asientos asignados y no llevábamos maleta de mano. Así que nos sentamos a esperar a que empezara el embarque.



Iba saliendo el sol y a las 6:30 empezó el embarque. En las pantallas de la puerta y por megafonía, decían que primero embarcaban los pasajeros de las filas desde la 15 hasta la 31. Esas éramos nosotras, ya que teníamos la fila 20.


Los asientos de la fila 20 de las ventanas estaban ocupados. Al lado de mi tía y mi madre estaba una italiana un poco cotilla y descarada, y al lado de mi prima y mío, un chico un poco sosainas…. Jijijiji

A las 7 en punto el avión empezó a moverse. Menuda puntualidad! Y lo mejor de todo, es que después de las típicas explicaciones de seguridad, no tuvimos ni que hacer cola para entrar en pista. Fue llegar y besar el santo!

Y a volar!!!! Teníamos delante una chica que lo pasó realmente mal en el despegue! Madre, no podía mirarla. Ponía de muy mal rollo!

Al rato pasaron las azafatas con el carrito de la comida. Pagando, claro! Nada, nada, muchas gracias! El vuelo fue muy bien y muy rápido; a las 8h ya nos avisaban, que ya empezaban las maniobras de aterrizaje! Sin turbulencias ni nada. Solo la italiana cotilla que no paró en todo el vuelo de mirarnos como si tuviéramos monos en la cara… Al aterrizar, tenía prisa para salir del avión. Pase, pase! Que pierde el tren!

Nosotras tranquilamente salimos del avión y ya estábamos en el Aeropuerto de Olbia! Aterrizamos a las 8:10, antes de la hora prevista incluso!


Cuando sales del finger, el aeropuerto es tan pequeño que sales a la zona de embarque y Dutty Free, todo en uno! Allí vi unas barritas rellenas de Nutella (si, lo confieso, soy adicta!) que hacía poco que una amiga mía me había traído de Milán. Aquí aun no se encuentran. Ya sabía que me llevaría seguuuuuuuuuuro de la isla! En el aeropuerto estaban a 5 euros! En el súper seguro que estaban más baratas, pero si no las encontraba, ya sabía dónde había.

Paradita técnica de rigor y a recoger las maletas. El aeropuerto es tan pequeño que enseguida estás en las cintas. Y al llegar ya estaban saliendo las nuestras! Tuvimos que correr y todo! Primero salieron la de mi tía, mi madre y la mía. Y la de mi prima no salía! Jijijijijiji! Pero al momento salió. Nada, pequeño sustillo pasado!

Con nuestras maletas nos dirigimos a la salida, y fuimos siguiendo los indicadores de alquiler de coches.

Hay que salir de la terminal e ir hacia la derecha. Es un edificio donde están varias empresas de alquiler de coches. La nuestra, LOCAUTO ENTERPRISE, estaba nada más entrar, en la derecha.


Enseguida nos atendieron, mientras que las demás compañías estaban a tope! Unas colas! Mi prima dio el voucher que le había entregado el chico de la agencia a la chica del mostrador. Con ella hablamos en inglés, castellano y un poco de italiano. Ningún problema! Lo chapurreábamos todo!

Primero dan un papel para rellenar con los datos personales del conductor, etc. Está traducido al castellano.

Teníamos un todo riesgo con franquicia de 1000 euros, pero lo podíamos cambiar. Así que lo quitamos, y cogimos seguro para la carrocería, y para las ruedas y cristales. En total 162’75 euros a repartir entre las cuatro. Valía la pena! Nos pidieron la tarjeta para hacer el pago; primero nos retenían 300 euros, hasta devolver el coche en condiciones.

Nos daban la opción de comprarles la gasolina a ellos. No, no, gracias. Así que cogimos la opción “full to full”; o sea te llevas el coche con el depósito lleno y lo tienes que devolver lleno.

Papeles por aquí, papeles por allí, firmamos y listo! La chica nos dijo que en la parte trasera del edificio estaba el párquing donde recoger nuestro coche. Salimos, y Enterprise estaba allí mismo. Así que le entregamos el papel al chico, y nos llevó hasta nuestro coche. Un Opel Corsa oscuro, con gasolina sin plomo. Estaba bastante bien!

Primero mi prima (la conductora oficial, la camionera) lo probó todo: luces, aire acondicionado… Todo perfecto! Miramos que no hubiera arañazos raros o golpes (había algún que otro arañazo. En los días siguientes entenderíamos el porqué). Y acomodamos las maletas en el maletero: tres detrás, y una dentro en el centro entre mi madre y mi tía. Yo sería la copiloto de la conductora; como Carlos Sainz y Luís Moya en sus buenos tiempos! Al coger el coche tenía 4965 Km.

Y por fin, nos pusimos en marcha! Eran las 9:15. Vámonos hacia Santa Teresa di Gallura!!!!

Nada más salir del aeropuerto ya vimos que había alguna que otra gasolinera para rellenar el tanque antes de devolver el coche.

Al principio nos sorprendió que estaba todo bastante bien indicado (aunque durante todo el viaje tuvimos la oportunidad de comprobar que no siempre era así…). Entre mi mapa (el del chico del Salón del Turismo) y la aplicación City Maps 2 Go Pro que mi prima tenía en el móvil, nos fuimos orientando bien.

Y lo mejor de todo, experimentamos en nuestra propia piel la conducción bastante temeraria de los conductores de la isla. Pero si tú vas a la tuya y respetas lo que hay que hacer (aunque hay muy pocas señales de límite de velocidad), no debes tener problemas. Durante una buena parte del trayecto teníamos detrás a un autocar que estaba “negro”! De vez en cuando hacía el ademán de adelantar, pero no podía. Y eso que mi prima conduce muy bien; ya os digo que es camionera. Pero es que son unos temerarios! Para ellos no existen las líneas continuas, ni las dobles líneas continuas! Adelantan incluso en las curvas, en cambios de rasante y en lugares con mala visibilidad…

Primero cogimos la carretera 125 desde el aeropuerto hasta Palau, y en Palau cogimos la 133 hasta Santa Teresa di Gallura. En total unos 65 Km.

Al llegar cerca del pueblo, en la carretera estaba indicado con un cartel nuestro hotel! Qué ilusión! Nuestra casa estaba indicada! Jejejejejeje.

Con los mapas de Google Maps que había imprimido mi prima, no tuvimos problema para llegar al hotel. Está casi en la entrada de Santa Teresa, cerca de una estación de autobuses.

El hotel se llama HOTEL MAJORE y está en la calle Via Lu Pultali, 10. Os dejo el enlace del hotel:

www.hotelmajore.it/es/

Llegamos al hotel sobre las 10:23, así que más o menos tardamos una hora en llegar desde el aeropuerto de Olbia. Aparcamos justo delante del hotel; había bastante espacio para poder aparcar: una calle muy larga y una especie de descampado con tierra.

Eran las 10:30 y tela la solana que caía!!!!

Entramos en la recepción e hicimos el check-in. La chica de la recepción hablaba italiano (claro) e inglés. También escuché que hablaba alemán. Hizo todo el papeleo necesario, y por el walkie preguntó a la persona que limpiaba las habitaciones si la 238 ya estaba lista. Nos tuvimos que esperar 10 minutos. Mientras esperábamos nos dio un papel por habitación, con los horarios del comedor y la clave para el wifi. Cada habitación tenía una clave diferente. Así que durante la espera aprovechamos para conectarnos.

Decidimos que la repartición de las habitaciones sería la siguiente: primas con primas, tías con tías.
Cuando estuvo la habitación 238 lista la chica nos acompañó. Subimos en el ascensor con las maletas. Era muuuuuuy lentooooooo…. La habitación 111 estaba en la primera planta y sería la de mi madre y mi tía. Y la nuestra estaba en la segunda planta.

La habitación era correcta y estaba limpia. Tenía dos camas individuales, una tele un poco antigua (pero tampoco la necesitábamos), un armario grande con unas cuantas perchas, una neverita con aguas (de pago, claro), caja fuerte y un balconcito para poder poner las toallas a secar (la 111 no tenía balconcito, sino ventana). El baño era grande con ducha; lo único que le faltaba era un poco más de luz, ya que era un poco oscuro. Teníamos dos gorros de ducha, jabón en pastillas, crema para el cuerpo, jabón líquido, champú.




(Perdón por las fotos tan feas, pero las hice la última mañana a las 6h, porque no me había acordado de hacerlas para el foro…)

El hotel era un cuatro estrellas un poco justo. Pero lo más importante es que estaba limpio y bien ubicado. Y tranquilo. Así que lo recomiendo!

Nos acomodamos en la habitación e deshicimos las maletas. Fui a recepción a preguntar cómo funcionaba la caja fuerte. Teníamos que dejar un depósito de 10 euros que nos devolverían el último día. Pagué los 10 euros y me dieron la llave de la caja fuerte de la habitación 238 (la nuestra).

Preparamos las bolsas para la playa, con los bikinis, la crema y las toallas, y poco antes de las 12h nos marchamos.

Lo primero que hicimos fue ir al pueblo con el coche (menudas calles empinadas en algunos puntos del pueblo!) para comprar agua. Paramos en un sitio cerca de la Torre Spagnola. Y ya empezamos a ver las bonitas aguas de la isla, ni que de momento fuera desde lejos.



Una botella de 1’5 l nos costó 1’5 euros. Precio justo y razonable. Eso nos costó en el aeropuerto la de 50 cl! Y en el hotel cada botella pequeña de la nevera también eran 1’5 euros!

Enseguida vimos que el pueblo tenía muy buena pinta! Se veía muy bonito!

Cogimos de nuevo el coche y nos fuimos hacia nuestro primer destino del día. El aire acondicionado iba a todo trapo! Qué calooooor!

Salimos del pueblo, en dirección a Palau. Paramos en una sombra al lado de la carretera para comer los bocadillos que nos habíamos hecho para desayunar. Aun no habíamos comido! Nos supieron a gloria! Qué buenos estaban! Y después de comer, pusimos rumbo hacia San Teodoro. Así que hicimos el mismo desplazamiento que por la mañana. Al llegar a Olbia, después de algún lio con los indicadores (que no siempre son del todo claros), cogimos la carretera 131 d.c.n., hasta llegar al desvío de San Teodoro.

Al llegar al pueblo no nos pareció nada fuera de lo normal, más bien normalito, así que como teníamos ganas de darnos un baño, empezamos a seguir los indicadores de Spiaggia de la Cinta. Y pim pam, la encontramos! Justo al lado de la playa había un párquing al aire libre. Vimos un huequito y aparcamos. Había una máquina para pagar, pero no vimos a nadie controlando. Ponía que 1 hora valía 1 euro. Tengo que reconocer que nos aventuramos y no pagamos.

Nos pusimos los bikinis en el coche (menudas risas nos echamos!) y a la playa!!!! Estábamos justo al lado!

La playa era de arena fina blanca y larga! No era muy ancha, la verdad. A esas horas (las 15h) había gente, pero me esperaba mucha más, ya que había leído que agosto en Cerdeña era horrible en cuanto a gente en las playas!

Buscamos un sitio donde dejar las bolsas. No plantamos las toallas sino que nos fuimos directas al agua! Y menuda agua! Limpia, clara, calentita (me encanta!)! La playa es muy llana. Andas, andas, andas y no te cubre. Vamos, ideal! El único pero, es que había unas cuantas algas negruzcas, pero nada que fuera muy muy molesto.






El baño nos sentó súper bien! Una buena manera de empezar nuestra visita a las playas sardas! El agua era tan clara, que parecía una piscina! Y apenas había olas!

Vimos vendedores de helados con un curioso carrito que arrastraban por toda la playa. Nos los habíamos cruzado por la carretera!


A la salida de la playa había una pequeña manguera con un grifo para poder sacarse la arena de los pies, cosa que agradecimos mucho (y que en las demás playas no había!). Pero no había duchas.

A las 15.30 nos fuimos de la playa, y como nos íbamos a otras playas acomodamos las toallas en el asiento del coche y nos subimos con el bikini mojado. Suerte que era un coche de alquiler! Llega a ser el mío y no lo hago ni loca!

El siguiente destino era Lu Impostu. Fuimos siguiendo los indicadores y llegamos sin problemas. El problema fue aparcar. Eran las 16h y no había sitio! Llegamos hasta donde estaban las escaleras para bajar a la playa, y allí había un par de sitios reservados para emergencias. Qué hicimos? Aparcamos (no fuimos las únicas) y nos turnamos para ir a bañarnos. Así si nos hacían sacar el coche de allí no había ningún problema porque siempre había alguien allí.

Bajamos las escaleras y tuvimos que atravesar una especie de riachuelo, donde el agua estaba calentísima! Y al llegar a la playa, al agua patos! Qué buena estaba! Calentita, como a mí me gusta! En Lu Impostu no había nada de alga, y tampoco cubría!



Como en la playa anterior el agua también era súper transparente y la arena muy blanca. Eso sí, no había ni una sola ducha! Así que después del bañito, con toda la arena en los pies, al coche! El cinturón ya tenía manchas de sal y las alfombrillas ya estaban llenas de arena. Y acabábamos de empezar!

Como veis, fue solo un bañito rápido y a otra playa!

Pasamos por la desviación de Cala Brandinchi, pero vimos que nada más llegar había la caseta para pagar. El camino no está asfaltado. Decidimos que de momento la dejábamos y nos íbamos a la siguiente playa que teníamos prevista.

A las 16.20 ya estábamos en Capo Coda Cavallo. Al acercarnos a la zona de la playa había coches a lado y lado aparcados (así que el paso que quedaba era muy estrecho). Uuuuuuuy! Qué mala pinta tenía aquello! Pero como en La Cinta y en Lu Impostu habíamos tenido suerte, decidimos llegar hasta donde estaba el acceso a la playa. El párquing estaba completo. Así que continuamos por la carretera para ver que nos encontrábamos más adelante.

Llegamos a una especie de urbanización y pudimos aparcar el coche. Pero de repente, vimos a un hombre trajeado que venía hacia nosotras desde la distancia. Uy uy uuuuuuuuuuy…..! Nos hicimos las “longuis” y me puse a hacer fotos del bonito paisaje que había desde allí. Pero el hombre alcanzó a mi prima y empezó a decirle que aquello era zona privada (cierto, después vimos la señal que lo indicaba) y que nos teníamos que marchar. Ella le dijo que ya nos íbamos, que solo hacíamos un par de fotos. NO NO NO! Teníamos que irnos ya! Y yo, venga a hacer fotos! El hombre llegó a perseguir a mi tía! Jajajajajajajajajaja!

Así que decidimos dejar al hombre tranquilo, cogimos el coche y nos fuimos por donde habíamos venido. Qué hartón de reír con el hombre! Desde el retrovisor vimos que el hombre nos seguía vigilando

La urbanización se veía bonita, la verdad!





Al pasar por el párquing de pago seguía completo. Pero un poco más adelante encontramos un huequito en la carretera. La camionera (mi prima) metió el coche con calzador al lado de unos matorrales (llega a ser mi coche y no lo permito!). Y cuando ya estábamos con el capó del coche abierto para coger las bolsas de la playa, llegan los Carabinieri. También qué casualidad!

- Se van o llegan?
- Cómo?
- Que si se van o llegan.
- Aaaaaaaaaaaah! Llegamos!
- Pues aquí no se puede aparcar. Así que mejor que se marchen.

Y tras esta corta conversación se marcharon. Nosotras miramos a lado y lado de la carretera. De acuerdo que estuviera prohibido, pero había bastantes coches más!!! Está claro que como estábamos allí, nos tocó. Pues vaya, después de las maniobras que hizo mi prima, coge el coche y adiós. Nada, al final no pudimos bañarnos en Coda Cavallo.

Seguimos la rutaaaaaaaaa…. Nos dirigimos al Golfo Aranci. Cogimos la SS125, pasamos por Olbia, y pasada la ciudad, donde había una zona industrial estaba el desvío. Después de un ratito llegamos al Golfo Aranci, pero queríamos parar en la zona del paseo marítimo y estaba todo cortado. La verdad es que dimos vueltas y más vueltas y no había manera. Llegamos incluso hasta una zona portuaria, así que visto el éxito y como nos encontramos con un indicador que nos guiaba hacía Porto Rotondo continuamos hacia allí. Menudo éxito estábamos teniendo…

Y a las 18h llegamos a Porto Rotondo. Como no, todo estaba a rebosar de coches. No había ni un hueco. Sabíamos que Porto Rotondo era como la prima hermana de Porto Cervo, o sea, turismo de lujo. Intentamos buscar donde dejar el coche aparcado, pero no había nada. Mucha gente paseando, eso sí. Y os seré sincera: estábamos un poco cansadas por el poco éxito que estábamos teniendo. Además, lo que de momento estábamos viendo de Porto Rotondo no nos estaba convenciendo mucho. De acuerdo que desde el coche no te puedes hacer una idea, pero… Quizá nos perdimos algo precioso, pero decidimos dejarlo e irnos a dar el último chapuzón de la tarde, a ver si iba mejor.

Y llegamos a Punta Volpe a las 18.25. Por suerte no tuvimos problemas para aparcar. Había coches, pero también había huecos. Y el aparcamiento era gratis. Así que nos dimos dos chapuzones, en honor a los chascos que nos habíamos llevado esa tarde. A lado y lado de la carretera había dos playas: una con muy poca gente y con piedras. Pero nos metimos! Hombre claro! El agua estaba muy bien, pero con piedras. Au! Los pies!




Y al atravesar la calle-carretera había una playa con arena y más gente. Incluso había vendedores de bolsos. Lo siento, no tengo fotos de ésta. La playita estaba bien y el baño nos supo a gloria! Había varias familias con niños, así que la playa era muy fácil para acceder a ella.

Y mojadas otra vez (llega a ser mi coche y no lo permito!) cogimos dirección a Santa Teresa di Gallura. El resto de la Costa Esmeralda quedaba para otro día. Estábamos un poco cansadas porque habíamos madrugado bastante. Así que llegamos a la SS125 hasta Palau y de allí hasta nuestra “casa”.

Llegamos al hotel a las 20.05. Ese día hicimos 315km desde que habíamos salido del aeropuerto. No está nada mal! Habíamos dado unas cuantas vueltas, y algunas cosas no nos habían acabado de funcionar, pero estábamos contentas con lo que habíamos visto! Hay que conformase con lo que se tiene y disfrutar de ello!

Nos dimos una buena ducha y nos fuimos a cenar. Subimos por la Via Enrico Berlinguer (delante del hotel) que después se convierte en Via Carlo Alberto donde había un montón de tiendas de artesanía!

Nuestro primer contacto con la noche de Santa Teresa nos encantó. Estaba animadísimo! Y las tiendecitas eran una monada! Pero teníamos hambre! Llegamos a la Piazza Vittorio Emanuele. Madre mía! Cuánta gente! Niños jugando, gente tomando helados, actores haciendo sus espectáculos en rincones de la plaza…

En Tripadvisor había leído buenas críticas de un restaurante que se llamaba Il Girasole. Rápidamente lo localizamos. Al llegar a la plaza por la Via Carlo Alberto, queda al lado izquierdo, al lado de la Via Italia.

El chico nos preguntó si teníamos reserva. No. Así que reservamos. Solo tuvimos que esperar unos 10 minutos. A las 21.45 nos sentamos en la terraza que estaba en la plaza, con toda la animación.

Pedimos dos ensaladas para compartir: una caprese y una mediterránea (con jamón, mozzarela, lechuga, aceitunas, tomate). Os dejo fotos. Estaban muy buenas.



Y mi madre y yo compartimos unos calamares fritos (buenos y tiernos), y mi tía y mi prima compartieron una pizza de atún y cebolla (muy buena, bien hecha y grandecita). Pedimos una botella de agua de 100cl y una jarrita de cerveza de 20cl. Todo por 58 euros. El servicio era muy correcto; los camareros muy simpáticos.

Después de cenar estábamos tan cansadas del madrugón que nos fuimos al hotel. Volvimos por una calle paralela a la de las tiendecitas, donde también había puestos de artesanía.

Santa Teresa de noche vale mucho la pena! Lo recomiendo! Salvando las distancias y sin querer comparar, me recordó mucho al ambiente de la zona antigua de Altea por la noche.

Llegamos al hotel a las 23h. Qué cansancio! Pero entre preparar los apuntes para el diario del viaje y unas cosas y las otras, me acostaba a las 00.15. Mi prima (la camionera. Jijijijiji) estuvo repasando la ruta para la mañana siguiente.

Y así, cansadas, contentas y disfrutando de nuestro primer contacto con la isla acabó el primer día. Las camas eran cómodas, así que no costó nada que al cabo de un momento ya estuviera soñando con el vaivén de las olas.
Buonanotte Sardegna!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: DEL COCHE A LA PLAYA Y TIRO PORQUE ME TOCA! HACEMOS PARTE DE LA COSTA ESMERALDA




Etapa: LA MADDALENA EN FERRI Y CAPO TESTA (SOLO NOS FALTABA EL MATERIAL DE ESCALADA)  -  Localización:  Italia Italia
Fecha creación: 31/08/2015 22:07  
Compartir: 
Compartir:
A las 7:30 tocó diana el despertador. Pues oye, se dormía bien en esas camas! Y con el aire acondicionado apagado durante la noche no pasamos calor.

Nos pusimos en pie y nos preparamos para otro día de aventuras de las tías y las primas! El día había salido bonito!

Aquí podéis ver la calle que teníamos delante del hotel, por la que subimos por la noche para llegar a la plaza.


Nos arreglamos y bajamos a desayunar. En el restaurante nos indicaron en qué mesa nos podíamos sentar, y atacamos el desayuno. Estaba bastante bien y era completo. Había embutidos (queso, salami, jamón york…), panecillos, pan para tostadas, huevos, bacon, croissanes, galletas, nutella, mermelada y mantequilla, miel, pasteles, fruta cortada variada, zumos (piña y naranja sanguina), cafés, chocolate (estos dos de máquina, aunque había gente que los pedía a parte en el bar), infusiones…

Comí un bocadillo de salami, queso, un croissant con nutella (ñaaaaaaaaam!), galletas y dos zumos de piña. Todo muy bueno.

Mi tía tiene algunos problemas estomacales y tiene que tomar leche de soja. Así que le preguntamos al que parecía ser el “jefe” del comedor. Y le trajo no solo la leche de soja, sino también un yogurt de soja y unas tortas de arroz. Qué detalle el hombre!

Después del desayuno nos fuimos a la habitación a coger los trastos. Pedimos en recepción si tenían sombrillas para la playa y nos prestaron una que estaba nueva. La tendríamos en el maletero del coche para cuando la pudiéramos necesitar. A las 9:30h nos íbamos ya. Dirección: Palau, que está muy cerca de Santa Teresa di Gallura.

Poco antes de llegar encontramos un poco de caravana, pero nada muy grave. Así que siguiendo los indicadores llegamos fácilmente al puerto de Palau. El pueblo parecía que no tenía nada especial.

Al llegar al puerto enseguida ya nos indicaron como llegar al ferri. Estaban muy buen organizados esta gente! Y llegamos delante del barco. Iríamos en un ferri de Maddalena Lines.


Nos dieron un papelito con los horarios de ida y de regreso.


Antes de subir el coche al ferri un chico te pide un documento (yo di mi DNI), porque se paga en el barco. Y subimos el coche al ferri! Rápido, rápido que el barco no espera. Había unos chicos que iban organizando el aparcamiento. Dejamos el coche bien aparcadito y nos fuimos a cubierta!



Inspeccionamos el ferri un poco y encontramos un buen sitio en proa para ver las vistas durante el trayecto. Y poco a poco aquello se iba llenando de coches y de gente! Llegó a subir hasta un autobús cargado de gente! Madre mía! Ya aguantaría bien todo aquel peso?


A las 10:15 en punto el ferri puso rumbo a la isla de La Maddalena. El trayecto se hace muy agradable y es muy rápido.

Las vistas son muy bonitas!




Te da el tiempo justo de ir a pagar. Hay que hacer una cola en una mesa y cuando llega tu turno te dan el DNI y pagas según ocupantes y el coche que llevas. Nosotras pagamos 79 euros las 4 adultas y el Corsa, ida y vuelta. Aunque hay algo que no entiendo: el viaje de ida es más caro (44 euros) que el de vuelta (35 euros). Hay que guardar el resguardo que te dan para la vuelta.

La visión de todos los coches cargados en el ferri es curiosa.


Y allí, teníamos la estrella de nuestro viaje! Los Fiat 500!!!!!



Se ven muchísimos en toda la isla!!! Constantemente nos cruzábamos con uno! Cada vez que veíamos uno, mi prima y yo hacíamos un ruidito tipo: UEC! (o algo así). Pues os aseguro que hicimos muchos UEC durante el viaje!

Nos cruzamos con otro de los ferris.


Y con los barquitos que hacen el crucero por las otras islas.


Nosotras no optamos por esta opción ya que no nos apetecía estar tantas horas en las playas y bajo el sol.

Poco a poco nos íbamos acercando a la isla. Las vistas eran realmente bellas!



Y poco antes de llegar empezaron a avisar “a grito pelao” que ya podíamos ir bajando a los coches! Aquello era la guerra! La gente casi corriendo y arrancando los coches para salir rápido! Qué prisas! Qué estrés! Oigan, que estamos de vacaciones!

Llegamos muy puntuales 20 minutos después de zarpar, a las 10:35. Y venga!!!!! Todos corriendo para salir!!!! Los pobres que iban a pie (porque se puede subir el coche al ferri o ir sin coche) alucinaban!

Salimos a la Via Amendola de la isla. La tendencia es ir hacia la derecha, para ir a Caprera. Siempre fuimos a la derecha y así llegamos al puente que une la isla La Maddalena con Caprera.


Y al llegar a Caprera también seguimos con la tendencia de ir hacia la derecha.

Vimos una especie de mapa en la carretera y paramos para ubicar las playitas que había por allí. Hicimos una foto con el móvil y de repente, al girarnos para volver al coche, teníamos un montón de gente detrás nuestro haciendo lo mismo. Copiones….

Siguiendo más o menos el mapa en el móvil, llegamos a Cala Portese, sobre las 11:05. Era una de las que teníamos apuntadas gracias al foro.

Y como ya venía siendo habitual, el aparcamiento estaba imposible! Ya empezábamos! Otra vez coches a un lado de la carretera; y eso que no estaba asfaltada y que era estrechita. Encontramos un hueco al lado de unos matorrales. El coche estaba pegado, pegado a los matorrales. Pero pegado, pegado, eh? Vamos, que seguro que se llevó algún pequeño arañazo… Pero como ya tenía otros (seguro que de lo mismo) no se notaba tanto. Llega a ser mi coche y me pongo de los nervioooooooooooos!!!!!!

Y cuando ya estábamos listas para ir a la playita, se paró una mujer con su coche a nuestro lado, y en italiano nos dijo que si dejábamos el coche allí era multa segura. Ya estamos! Otra vez! Muchas gracias señora por el consejo! Qué hicimos? Pues turnos, como no! Primero fuimos mi prima y yo a la playa, que estaba allí mismo.

Pequeñita, pero bonita! La arena no era fina y pero sí blanca. Había incluso un chiringuito. Pero la playa no estaba a reventar de gente. Esperaba más.





El agua preciosa! Nos metimos y estaba buenísima! Algo más fresquita que las playas de ayer, pero muy buena. Eso sí, muy muy salada. O me lo parecía a mi.

Y después del chapuzón nos fuimos a hacer el relevo a mi tía y a mi madre, para que ellas también se pudieran bañar. Al salir de la playa… nada! Ni una ducha, eh? Sistema? Una botellita de agua, que llenábamos cada vez en el mar, para poder quitarnos al menos la arena de los pies.

Mientras mi madre y mi tía se bañaban en Cala Portese, nosotras nos bañamos justo al lado de la carretera, donde había esta mini calita. Teníamos el coche allí mismo.


Que gusto, señor! De una cala a otra! Y mojaditas, al coche! A seguir! Ya sabéis: si hubiera sido mi coche, no lo habría permitido!!!!!!

En Cala Portese estuvimos unos 40 minutos.

Aquí podéis ver los caminos de cabras por los que fuimos durante un tramo!


Y aquí, a lo lejos, podéis ver los coches aparcados al lado de la carretera!


La siguiente cala que queríamos ver, por recomendación del foro era Cala Brigantina. Más o menos nos ubicamos en el mapa que teníamos. Llegamos hasta una fortaleza. Y por allí tenía que estar el desvío para llegar, o el camino. Pero nada. No encontrábamos nada. Y eso que miramos y remiramos!

Bueno, pues nada, sigamos hasta Cala Collicio. Tampoco hubo manera de encontrarla… Ya estábamos como el día anterior. Compuestas y sin playa!

Eso sí, las vistas eran preciosas! Y las formaciones rocosas ya ni os cuento!







Pero el sol estaba cayendo a plomo! Salí un momento del coche (que llevaba el aire acondicionado a tope) para intentar buscar el camino, y menudo calor!!!!!

Caprera se veía una isla bastante virgen. No había nada de nada. Muy agreste.

Volvimos a La Maddalena, pasando otra vez por el puente y seguimos los indicadores (aquí sí que había) hasta la playa Spalmatore. Otra vez! Coches y más coches! Claro, eran las 13h. Y otra veeeeeeeez! El coche lo dejamos pegado a unos matorrales! No lo diré más, pero si hubiera sido mi coche……!

Andamos solo un trocito al sol hasta la playa. Nos gustó! Pequeñita y coqueta! Había incluso unos hinchables en el agua (previo pago, claro). Y al llegar a la arena… al agua patos! Estaba calentita y no había demasiada gente!

Qué placer!





Después del bañito, bien mojaditas, al coche y a comer! Fuimos dirección a Bahía Trinitá. Por allí ya había más viento, y el mar estaba más encrespado! Qué cambio!

Y llegamos al pueblo de La Maddalena. Tuvimos la suerte de encontrar aparcamiento justo en el paseo (Via Amendola)! Nos quitamos los bikinis mojados (ahí, ahí, rompiendo moldes!) y a comer! El aparcamiento era gratuito (cosa rara). Encontramos un sitio que nos convenció. Se llama Sergent Pepper’s y está en la Via Padre Reginaldo Giuliano, justo al lado de la Piazza Giuseppe Garibaldi. La calle es perpendicular al paseo.


Nos sentamos en la terraza. No tuvimos ni que esperar para tener mesa. Se estaba bien. No hacía un calor excesivo ya que quedaba a la sombra. Comimos 4 pizzas que compartimos entre todas (4 quesos, atún y cebolla, pesto mozzarela y piñones, y 4 estaciones), y que estaban muy buenas, hechas al horno de leña. Compartimos una ensalada con parmesano, atún, aceitunas (negras), tomate, lechuga, que confeccionamos nosotras, y pedimos una botella de agua de 1l y una cerveza de 20cl. Todo por 43,50 euros. La verdad es que comimos muy bien! Nos trajeron una cestita con pan, y por fin probamos el pane carasau! Estaba bueno, pero quizá esperaba más, ya que me lo habían recomendado muchísimo!!!!

Comimos muy a gusto y el sitio era muy tranquilo. Os lo recomiendo mucho! Las pizzas eran muy baratas, bien hechas, grandes y buenas.

Después de comer fuimos a pasear por La Maddalena. Eran las 15:30 y hacía calorcito. Fuimos por la calle de las tiendas, la Via Giuseppe Garibaldi.



Íbamos mirando souvenirs, ropa, de todo! Y a mi prima y a mí nos llamó la atención una tienda de “chuches” enorme, ambientada como una especie de barco pirata.


Así que picamos y compramos unas cuantas “chuches” variadas. 8 euritos el capricho de las chiquillas. Es que habíamos visto mucha gente con unas bolsas de papel color rosa y nos había picado la curiosidad!

Y bajamos a la Via Amendola, donde también tocaba la sombrita.


Vimos unos puestos donde había un montón de sombreros. Ya nos habíamos fijado que casi todo el mundo en la isla iba con sombreros “de paja”. No me extraña! Con el solazo que caía! Regateamos un poco y mi madre se compró uno por 9 euros. Había muchísimos modelos para escoger!

Teníamos mucha sed, pero no encontrábamos ni un sitio donde comprar una botella de agua grande! Al final, acabamos en una tienda biológica donde compramos una botella de 2l que estaba congelada. Y no exagero. Tenía hielo dentro. Pero necesitábamos beber algo. Solo costó 2 euros.

Fuimos al coche, y se nos paró un coche al lado con una pareja, desesperados, preguntando si nos íbamos.

- Si.
- Os importa esperar?
- Si, ningún problema.

La chica bajó del coche y se esperó. Nosotras nos fuimos preparando y el chico no venía, y ella venga a pedirnos perdón. Tranquila hija, que no tenemos prisa. Estamos de vacaciones. Ya veis que los aparcamientos van muy buscados. Al final llegó el chico y le dejamos el sitio. Arrivederci!

Fuimos a la zona del puerto deportivo (Via Fabio Filzi) donde había los barquitos recreativos. Qué vistas más bonitas desde allí! Y qué “barquitos”!





Y ya nos fuimos a coger el ferri de regreso. Esta vez fue el ferri de la compañía Delcomar. Mostramos el resguardo y vamos, vamos, rápido, el coche arriba! Aparcamos y nos fuimos arriba. Como ya habíamos hecho el viaje en el exterior por la mañana, nos quedamos en el interior porque fuera hacía mucho calor y dentro había aire acondicionado. Vimos que había wifi gratis y nos conectamos. Y sin darnos cuenta, ya estábamos corriendo para coger el coche y salir!

Siguiente destino: Capo Testa. Llegamos a Santa Teresa di Gallura y seguimos los indicadores hacia Capo Testa. Y en nada, llegamos, a las 17:50. Y como no, a qué no sabéis qué había a lado y lado de la carretera? COCHES Y MÁS COCHES! Qué raro, eh? Pero como CASI siempre, encontramos un huequito. Esta vez sin matorrales!

Decidimos ir a Cala Spinosa. Vimos un restaurante muy chulo (Lounge Cala Spinosa) y fui a preguntar por donde se llegaba a la playa y me señaló….. UNOS MATORRALES! Sí, estoy gritando! Más matorrales no, por favor! Jajajajajajajajaja. Iba saliendo gente de allí y salían resoplando. Les pregunté qué tal estaba el camino, y algunos decían que era complicadito. Pero la gente iba cargado con tumbonas y neveritas de playa….

Mi tía y mi madre se rajaron y nos esperaron sentadas en la terracita tan chula del restaurante, tipo chillout. Nosotras fuimos al coche a cambiarnos de calzado, porque me negaba a bajar con las chanclas de la playa, y empezamos el descenso!

Hombre, la bajadita tenía tela… Mirad la vista desde la cala.


Hay que ir con cuidado, pero es factible. Así que al final llegamos a la calita. Había gente aun a esas horas. La verdad es que la cala es bonita.




Eso sí, la cala es de roca. Nosotras no íbamos preparadas, así que nos dolían un montón los pies al entrar. Al final, decidimos sentarnos a la orilla y las olas nos iban revolcando. Menudo hartón de reír nos hicimos las dos!

Había mucha gente haciendo snorkel. Y las rocas que rodeaban la cala eran preciosas al sol del atardecer.

Había una pareja que tenían pinta de rusos, que no paraban de hacerse fotos. Madre mía! Ni que fuera un book fotográfico!

Y después de echarnos unas risas más con la parejita, decidimos subir, ya que las “dos marías” nos esperaban arriba. Teníamos los pies llenos de arena gorda, nos pusimos las sandalias y a “escalar”!

Y al llegar arriba, ya las teníamos esperando! Les había gustado mucho el bareto, y habían estado muy a gusto. Nosotras les enseñamos las fotos de la cala.

Y a las 19:10 nos fuimos en dirección a “casa”, otra vez mojadas y con arena en los pies. No, no, no, ya no vuelvo a decir nada más del coche….

Llegamos al hotel y aparcamos en la calle de siempre (la que lleva hacia la plaza). Ese día hicimos 104km.

Nos dimos una buena ducha y a las 21h nos fuimos a cenar. Subimos por la calle de las tiendas de artesanía y llegamos a la plaza, que estaba tan animada como el día anterior! Pero no teníamos demasiada hambre. Así que decidimos que un helado era una buena opción. Donde esté un buen helado italiano!

En la plaza había bastantes puestos de helados artesanales, y nos decidimos por un puesto que está en la parte del frente de la plaza, según llegas a ella. Os dejo una foto del puesto.


Cuando entramos, aquello era el paraíso! Había sabores de todos los tipos! Qué placer! Nos decidimos por una tarrina cada una de 3 euros, con 3 gustos diferentes. Yo pedí: helado de Nutella (madre mía, estaba de muerte!!!!! Soy adicta a la Nutella!), pistacho (espectacular) y turrón (muy bueno también). Y nos sentamos en un banco de la plaza a devorar los helados y contemplar a la gente.


Después de disfrutar de ese pecado dulce, nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo, para bajarlo! Jajajajajajajajaja. Entramos en una tienda de souvenirs enorme que estaba al lado de la heladería y picamos.

Y seguimos por la Via XX Settembre, animadísima!


Llegamos a la Torre Spagnola o Torre di Longosardo (s. XVI), que ya la habíamos visto el día anterior por la mañana.


Aprovechando el foco había gente que hacía sombras y formas.



Qué monos la parejita del corazón!

Fuimos andando hasta el pie de la torre. Los alrededores estaban oscuros y se veía el cielo estrellado, precioso!

Y volvimos al centro del pueblo. Paseando por allí vimos una tienda que también tenían sombreros. Vi uno muy bonito y acabó cayendo. 15 euros, porque allí no había manera de regatear. Me iría de perlas!

Volvimos a bajar por la calle de las paradas de artesanía y llegamos al hotel.

Santa Teresa di Gallura por la noche tiene mucha animación, así que si estáis por la zona, ya sabéis!

Después de tomar las consabidas notas para el diario, a dormir! Eran las 23:55 y había sido un día fantástico.

Eso sí, el coche estaba lleno de arena, y los cinturones con manchas de sal. Jajajajajajajajaja!!!! Vale, vale, ya no lo digo más!

A dormir el día siguiente era intenso!
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: LA MADDALENA EN FERRI Y CAPO TESTA (SOLO NOS FALTABA EL MATERIAL DE ESCALADA)



Etapas 1 a 3,  total 8
 1  2  3  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 40 8
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 464 Visitas mes actual: 371 Total visitas: 14764

  Últimos comentarios al diario  DESCUBRIENDO CERDEÑA EN 5 DÍAS
Total comentarios 16  Visualizar todos los comentarios

Monlis  monlis  07/09/2015 19:18   
Oh! Gracias marimerpa por las estrellitas!!!!!

Aiakoharri: las esquelas dan un poco de mal rollo ahí en medio de la calle.... Me alegro que hayas disfrutado con el diario!

pipi-61: gracias por lo de ágil y fácil de leer! Jijijijiji! Sé que a veces es muuuuuuy detallado, y pienso "aburrirá a la gente?" Me alegro que os guste. Y sobretodo que os sirva! Y quién sabe, quizá en noviembre aun os hace buen tiempo. Ya sabes que el tiempo está loco loco. Lo que no creo que tengáis tantos problemas para aparcar como nosotras! Disfrutad de la isla!

Ssusana  ssusana  08/09/2015 14:54   
monlis
Me ha encantado tu diario
Divertido y muy ameno Sonriente
Tedejo mis 5*

Monlis  monlis  10/09/2015 16:26   
Ssusana, muchísimas gracias!

Me alegro que lo hayas disfrutado!

Wanderlust  wanderlust  27/09/2015 10:18
gracias por compartirlo! poc a poc estais poniendo cerdeña en mi lista de futuribles! Guiño

Monlis  monlis  27/09/2015 13:27   
Gracias Wanderlust!!!!! Ya ves que Cerdeña ofrece grandes posibilidades!!!! Ya te veo dentro de poco por ahí!!!!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Region_Isla Tema: Viajar a Cerdeña -Islas de Italia- consejos generales
Foro Italia Foro Italia: Foro de viajes por Italia: Roma, Venecia, Florencia, Milan, Napoles, Pisa, Genova, Asis, Capri, Sicilia, Cerdeña....
Ultimos 5 Mensajes de 728
1263803 Lecturas
AutorMensaje
BODHISATVA
BODHISATVA
Super Expert
Super Expert
Ago 13, 2006
Mensajes: 312

Fecha: Mar Abr 09, 2019 02:42 am    Título: Re: Viajar a Cerdeña -Islas de Italia- consejos generales

Niumin: te contesto en el hilo apropiado.
Itinerario/rutas por Cerdeña
Un saludo
AlbertoCord85
AlbertoCord85
New Traveller
New Traveller
Abr 15, 2019
Mensajes: 1

Fecha: Lun Abr 15, 2019 10:19 am    Título: Re: Viajar a Cerdeña -Islas de Italia- consejos generales

Hola! Donde has alquilado el coche, voy para la misma fecha que tu a Cerdeña.
Gracias!!
niumin
Niumin
Super Expert
Super Expert
May 22, 2006
Mensajes: 294

Fecha: Lun Abr 15, 2019 12:33 pm    Título: Re: Viajar a Cerdeña -Islas de Italia- consejos generales

Aún estoy mirando lo del coche, de momento todo muy caro...
Si encuentras algún "chollete" avisa por aquí...
j0ker666
J0ker666
Silver Traveller
Silver Traveller
Feb 10, 2017
Mensajes: 12

Fecha: Vie Abr 26, 2019 10:13 am    Título: Re: Viajar a Cerdeña -Islas de Italia- consejos generales

Hola buenas a ver si alguien me puede ayudar voy a ir en junio Cerdeña no he ido nunca y acabo de leer un artículo del 2018 en el que decía que para bañarte en las playas de Cerdeña había que pagar y he visto barbaridades de hasta pagar 30 € solo por pisar la arena de las playas de Cerdeña es verdad eso? Alguien me lo puede aclarar?
Gracias!
andibadajoz
Andibadajoz
Silver Traveller
Silver Traveller
May 27, 2015
Mensajes: 22

Fecha: Dom Abr 28, 2019 09:15 pm    Título: Re: Viajar a Cerdeña -Islas de Italia- consejos generales

¡Hola, buenas! Muy feliz Veo que Cerdeña es una isla grandota, como 12 Tenerifes Chocado Llego con mi compañera a Cagliari el 16 de mayo por la mañana (mi cumple) y salimos el 19, también por la mañana. Así que, prácticamente, estaremos 3 días completitos (ni para empezar con Cerdeña). ¿Qué me aconsejarías visitar en una breve estancia de 3 días y en las inmediaciones de Cagliari? Como dice una compañera del foro "menos es más": hemos alquilado un coche pero no nos queremos volver locos tratando de ver todo lo posible para llegar a casa estresados Guiño Si tú estuvieras en...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ







All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad