Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
Una quedada valenciana -Diarios de Viajes de España- Charucag
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: Una quedada valenciana  -  Localización:  España  España
Descripción: Recuerdos de un finde relajado, lleno de mar, arte, patos, peces y una muy, muy buena compañía.
Autor: Charucag   Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Etapa: Preparativos, logística y primera noche  -  Localización:  España España
Fecha creación: 20/09/2011 21:29  
Compartir: 
Compartir:
Fechas ……………………..8, 9, 10 y 11 de septiembre
Hotel ……………………….TRYP Oceanic

Hace bastante tiempo que mi marido no me lleva a la playa. La razón es muy sencilla: en cuanto que entro en el agua con las gafas puestas me olvido de todo (incluido él) Mr. Green , el tiempo transcurre sin que yo me de cuenta de su paso y él se aburre como una ostra.

Este año quiso hacerme un regalo y decidió que nos fuésemos el puente de Sta. Mª de la Cabeza a la playa. Y yo decidí ir a Valencia a conocer a Enrique y Gomina y al resto de la gente del hilo de Los fotógrafos Amistad . No creí que la cita fuese a tener mucho éxito Ojos que se mueven , pues había otra preparada para unas fechas próximas, pero tuve la agradable sorpresa de ver que nos reunimos un monton, ya os contaré en su momento y pondré fotitos.

Me recomendaron alojarme por la zona de la Ciudad de las Artes y las Ciencias pues se ha convertido en el nuevo centro de Valencia y está cerca tanto de la playa como del centro antiguo y se puede acceder a cualquiera de ellos en autobús. Elegimos el hotel TRYP Oceanic, principalmente porque era el único que tenía plazas libres para esa fecha.

Desgraciadamente ese jueves, día 8 de septiembre, trabajaba hasta las 17 horas, así que salimos tarde de Madrid y legamos más tarde todavía a Valencia, sobre las 21 horas, cansados y a oscuras. Trist

Llegamos al hotel, la recepción muy correcta pero la habitación me decepcionó un poco Trist . Había reservado habitación con vistas (y pagado el correspondiente recargo) y no había tales, sólo dos edificios enormes entre los cuales se atisbaba parte de algún edificio de la zona Ojos que se mueven . En el folleto decía “wifi en la habitación”, yo di por supuesto que sería gratis, pero no era así, cobraban 2€ por la hora y, además, era conexión por cable. También era de pago el parking y con un precio excesivo 16€ por día Trist .

Mi marido llegó con hambre y cenó allí mismo, en el restaurante del hotel: croquetas variadas y otro entrante y nos soplaron 22 €. La comida muy rica, según él, pero carita.

Después nos fuimos a dar nuestro primer paseo por la Ciudad de las Artes. Me gustaron mucho los jardines que hay alrededor, que están muy bien iluminados pero me llamó la atención que los edificios emblemáticos estaban a oscuras. Pensé que los iluminarían el finde, de todas formas alguna foto hice, pues esta vez me llevé el trípode.


Nos llamó la atención la cantidad de chavalinas arregladas a tope, con unos taconazos de impresión y unas minifaldas de infarto Chocado , todas dirigiéndose en la misma dirección. Luego supe que era lo de Valencia Fashion Week.


Y después de un paseito nos fuimos a dormir que estábamos derrengados.



Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Preparativos, logística y primera noche



Etapa: El gran día de la quedada valenciana  -  Localización:  España España
Fecha creación: 20/09/2011 21:56  
Compartir: 
Compartir:
Hoy es viernes 9 de septiembre y tenemos todo el día por delante. El plan para hoy es sencillito: ver el centro histórico de Valencia, darnos un bañito en la playa y conocer al personal Aplausos .

Para todo eso era importante reponer fuerzas con un buen desayuno y a las 9 en punto estábamos en la cafetería. Tenemos la tarjeta Meliá, así que en el hotel nos daban 2x1 en el desayuno y decidimos aprovechar la oferta; en un principio pensamos desayunar fuera pues 16€ por desayuno nos parecía una pasada Ojos que se mueven , pero 8€ estaba puesto en razón. Luego comprobamos que el desayuno estaba muy bien para 8€ pero no valía los 16€ de ninguna de las maneras.

Bueno y ya con las fuerzas bien cargadas marchamos hacia el centro (serían aproximadamente las 10 de la mañana), aunque había dos lineas de bus que nos acercaban al centro, cogimos un taxi pues queríamos hacer muchas cosas en poco tiempo, que nos dejó en la misma plaza de la catedral.

La Catedral


La catedral está dedicada a la Asunción de la Virgen y está ubicada sobre una antigua mezquita que, a su vez, se construyó sobre una catedral visigótica. Se inició su construcción allá por el siglo XIII durante el reinado de Jaime I, en estilo gótico mediterráneo pero ha sufrido muchas modificaciones a lo largo de los siglos. De esa primera etapa se conserva una puerta románica, la puerta de la Almoina, puerta trasera que da al Palacio del Obispo


Góticos son la torre del Miguelete o el Micalet, preciosa torre que se ha convertido en símbolo de la ciudad


y el cimborrio, genial construcción de forma octogonal y 40 metros de altura y cuya existencia proporciona luz natural a la catedral. Está formado por inmensos ventanales góticos, dos por cada lienzo de pared cerrados por finas capas de alabastro que suministran una luz tenue y agradable.


Y también es gótica la puerta de los Apóstoles, de estilo gótico francés y que es una de las puertas de acceso más utilizadas.


En su interior se encuentra la capilla de San Jaime con un retablo gótico y un museo interesante que nosotros no visitamos por falta de tiempo.

Muy bonita es la puerta de Los Hierros, de estilo barroco. Se inició la construcción en 1703 bajo la dirección del arquitecto y escultor alemán Konrad Rudolf, pero éste dejó la obra sin terminar y fue acabada en 1713 por uno de sus discípulos, el arquitecto Francisco Vergara. La importancia de esta puerta radica en el estilo utilizado pues, aunque es barroca, no sigue las pautas propias del barroco español propias de Churriguera con gran profusión de adornos, sino que sigue, más bien, las de Bernini, dando movimiento a los lienzos constructivos y obteniendo una sensación de mayor espacio, precisamente en una zona pequeña.


En el exterior también podemos contemplar una curiosa construcción semicircular adosada a la catedral. Se trata de la Obra Nova, una galería de estilo renacentista que se abre hacia la Plaza de la Virgen (antigua plaza de La Sau). Esta galería se construyó para que los canónigos y otros miembros del clero pudieran disfrutar de los diferentes festejos desde un mirador privilegiado.


Desde allí proseguimos andando hasta la Lonja de la Seda. Edificio declarado Patrimonio de la Humanidad en 1996.

La Lonja de la Seda

Este precioso edificio es la muestra palpable de la importancia y pujanza que tuvo la ciudad de Valencia en la baja Edad Media. Data su construcción del siglo XV y tuvo su origen en el deseo de los gobernantes de la ciudad de construir un edificio “bello, magnífico y suntuoso que fura honor y ornamento de esta magnífica ciudad”, según acuerdo del Consell General de la Ciudad. Se confió su construcción al maestro cantero Pere Compte, que ya había demostrado su bien hacer en las obras de prolongación de la catedral. Fue de tal importancia la construcción de la Lonja que en ella intervinieron otros arquitectos, en especial Johan Yvarra, cuya importancia fue tal que en los documentos de la época ya se especifica que estos dos arquitectos no estaban subordinados uno al otro.

Para su construcción se compraron mas de 20 casas que fueron demolidas para contar con un solar del tamaño adecuado. Nos encontramos con un edificio majestuoso , de amplios muros adornados delicadamente,


Y elegantes almenas


El conjunto se divide en cuatro partes: La Sala de Contratación, el jardín, el torreón y el Pabellón del Consulado.

Voy a hacer aquí un pequeño inciso para explicar algo de historia. El rey Jaime I, ya en el siglo XIII (1245) creó El Consell General de la Ciutat, organismo que tenía como fin organizar la vida pública, en sus vertientes políticas y administrativas. Era requisito imprescindible para formar parte de él no ser noble ni eclesiástico. Este curioso requisito se debe a que cuando Jaime inició la reconquista de Valencia los nobles y el clero se negaron a dar dinero al rey para esta empresa en contrapartida a la negativa del rey a que los nuevos territorios conquistados pasasen a formar parte del patrimonio personal de la nobleza y a su decisión inamovible de que dichos territorios pertenecieran a la Corona.

En la Edad Media la Ciudad de Valencia fue uno de los grandes emporios mercantiles teniendo gran importancia el comercio de la seda. Todos estos mercaderes necesitaban un lugar donde reunirse para efectuar sus transacciones comerciales y también para sede de sus órganos de gobierno.

Desde la acera donde se ubica el Mercado Central podemos observar la fachada principal de este edificio, con la torre central y a su derecha el Salón de Contrataciones y a su izquierda el Pabellón del Consulado.


La puerta que hay junto a la torre nos introduce en el Salón de Contrataciones. Se trata de un salón columnado, subdividido en tres naves de inmensa altura. Estas naves están delimitadas por las columnas que se alzan majestuosas hacia el techo y soportan las bóvedas que sustentan el mismo, de tal modo que la impresión que se tiene es de altas y esbeltas palmeras, efecto que se acentúa aún más por ser las columnas helicoidales.

En la confluencia de los nervios se encuentran unos discos llamados claves y en ellos están esculpidos figuras de los santos patronos de los distintos gremios y otras figuras.


Esta sala tiene 4 puertas de acceso, una para cada fachada y la cuarta dando al jardín. Existe otra puerta de acceso a la capilla, pero esta puerta se abrió ya en el siglo XIX.


Aunque el suelo es muy llamativo, a base de mármol, no es el original.

Desde el Salón podemos acceder al jardín, un lugar recoleto y fresco que nos ofrece sus bancos para un merecido descanso. Está prohibido comer en él, así que no se puede aprovechar para tomarse un bocata.


Y al fondo del jardín tenemos la escalera de acceso al Pabellón del Consulado. Este pabellón se empezó a construir a finales del siglo XV y se terminó a mediados del siglo siguiente. Fue el arquitecto Pere Compte quien inició los trabajos pero falleció a poco de comenzarlos y fueron terminados por otros maestros. Las plantas primera y segunda se deben a la dirección de Pere Compte, JOhan Corbera realiza la tercera y fue Domingo Urtiaga quién terminó la obra y la dotó de los medallones renacentistas que la adornan.


Este Pabellón recibió también la denominación de “Consolat del Mar” pues albergó la sede de dicho organismo que era una especie de tribunal que juzgaba los asuntos mercantiles y marítimos. Este organismo tenía su sede en la planta baja y está dotado de un precioso techo artesonado.


Accederemos a la planta principal por la escalera que se encuentra al fondo del jardín. En esta sala se encuentra el techo artesonado proveniente de la antigua “Casa de la Ciudad”, precioso trabajo en madera recubierta de oro del siglo XV y que se ubicó en este lugar ya en el siglo XIX. Es este techo dorado el que da su otro nombre a esta sala “Salón dorado”.


Por último mencionar las gárgolas que adornan los tejados. Como ya sabe todo el mundo estas preciosas esculturas cumplen la doble función de adornar y canalizar las agua de lluvia para su evacuación.


El Mercado Central


Este edificio modernista fue construido a principios del siglo XX por arquitectos de la escuela de Doménech i Montaner. Fue totalmente restaurado en el siglo XXI y conserva su función inicial, lleno de tiendas de fruta, carne, pescado, etc, con alguna concesión al turisteo en forma de venta de vasos de zumos y frutas variadas.


Había un montón de grupos de excursiones de uno de los muchos cruceros que atracan en Valencia (se ha convertido en el primer puerto en atraque de cruceros en el Mediterráneo), toda la ciudad estaba llena de estos grupos y aquí nos encontramos con dos de ellos al mismo tiempo.

Es un edificio funcional y al mismo tiempo muy hermoso. La decoración exterior se basa principalmente en el juego del espacio, en los grandes ventanales, en el hierro, es decir, en la conjunción de todos los elementos modernistas.


Y en el interior destaca la existencia de la cúpula central


Muy cerca se encuentra la plaza Redonda, plaza que acoge diversas tiendas tipo mercadillo todo alrededor de su perímetro y en su interior cuenta con otro círculo de tenderetes. Todo ello en un estado de deterioro bastante lamentable.


Después nos acercamos a ver las Torres de Quart. Cada vez hacía más calor, un calor húmedo y pegajoso, que te hace sudar y acabas empapado, pero decidimos verlas y luego ya irnos a la playa.

En el trayecto entre el Mercado Central y las Torres estuvimos echando una ojeada a esta librería anticuaria, una preciosidad de tienda llena de tesoros.



Las Torres de Quart

En la Edad Media, la ciudad de Valencia, como todas las ciudades importantes, se encontraba rodeada por una muralla y esta tenía varias puertas de acceso. La muralla valenciana disponía de 4 puertas orientadas según los puntos cardinales de las cuales solo quedan en pié las Torres de Quart (al oeste) y las de Serranos (al sur). Estas murallas fueron demolidas a mediados del siglo XIX por no ser ya de utilidad alguna, pero todavía puede verse algún pequeño resto de la misma adosada a esta puerta.

Estas eran las puertas de acceso hacia Castilla y reciben su nombre de la población de Quart de Poblet, municipio que se encuentra en dicho camino y que se llama así porque se encuentra situado a “un cuarto de milla” desde Valencia, ya en la antigua calzada romana.

Estas torres sustituyen a un antiguo portillo y se tomó la decisión de su construcción dado el volumen de tráfico que había hacia Castilla y la necesidad de tener unas puertas acordes con la importancia de la ciudad. Se inició la construcción en el año 1441 y se terminaron en el 1493.

Desde sus inicios sus instalaciones tuvieron diferentes usos, entre ellos fue utilizada como almacén de pólvora y también como cárcel. Posiblemente este uso como prisión es el que evitó su demolición junto con el resto de la muralla.

Fueron declaradas monumento Histórico Nacional en 1931 y, desde entonces la ciudad se hizo cargo de ellas.

Su estilo constructivo es el gótico pero debido a su función carecen apenas de elementos decorativos. Se trata de dos torres circulares unidas por un cuerpo central. En este cuerpo central se encuentra la puerta que está sostenida por una bóveda de medio punto. La forma circular de las torres se debe a que esta forma ofrece una menor superficie al impacto, dato muy importante en esa época dado el auge de la artillería.


Una de las cosas que más me llamó la atención fue la existencia de un balcón octogonal en el cuerpo central, justo encima de la puerta y que tiene como función facilitar la defensa de la misma, sobre todo porque ofrece una mayor superficie para el ataque.

Y ya, totalmente agotados por el calor decidimos volver al hotel, ponernos los bañadores y marcharnos a la playa. Son las 12,30 y hemos estado mas de 2 horas corriendo el tacón por la ciudad. Volvemos a coger otro taxi hasta el hotel y desde allí cogemos el coche y nos vamos a las playas de El Perellonet, que nos han recomendado en la recepción del hotel y nos metemos en la playa de una de las urbanizaciones en vez de ir al paseo marítimo. Tomamos esta decisión pues nuestro fin era disfrutar del agua y no de tiendas o cafés y en estas playas suele haber menos gente.

Aquí estamos, en la playa, disfrutando de un mar calmo, caliente y casi solitario. No tengo fotos pues dejamos la máquina en el hotel, no era cuestión de llevarla a la playa y dejarla allí sin nadie que la cuidara (por los ladrones, ya sabéis). Pusimos las toallas a la sombra de la torre de vigilancia y nos pasamos una horita a remojo. Se me han olvidado las gafas en Madrid y las echo de menos, pero ya me agenciaré unas.

Y después toca comer. ¿dónde?. Enrique me había recomendado un restaurante cerca del hotel y a mi marido le habían recomendado acercarse a El Palmar para lo mismo, al final ganó Jose, principalmente porque el hambre arrecia y El Palmar nos pillaba de camino. Como no conocíamos ningún restaurante en concreto entramos en el primero que nos encontramos en la carretera “El Racó Neu” se llamaba y tenía una terraza en un pantalán en la propia Albufera.

Me encantó el lugar. Nuestra mesa estaba en la esquina más adentrada en el agua y junto a mí pasaban las carpas, gordas y grandes como gatos que saltaban sobre el agua para cazar insectos.

Pedimos una escalibada, una ensalada de espinacas y frutas del bosque y un arroz con atún y verduras que estaba de muerte, regadito con un vino de mi tierra, un verdejo de Marqués de Riscal, de postre tomamos una tarta de no se qué que estaba de chuparse los dedos que compartimos entre mi marido y yo. El precio un poco subido, 80 euros en total.


Pero en ese precio estaban incluidas las vistas. Fue una de las comidas mas agradables que he hecho: mientras comíamos veíamos a las carpas saltar a nuestro alrededor, un fulgor de plata que se atisbaba un momento y acababa en un “chop”. Los patos paseaban entre los cañaverales, de uno en uno, por parejas y hasta por familias con toda su recua de crías chiquititas. Una garza aterrizó en el juncal de enfrente y pudimos observar su majestuoso vuelo, parecía una flecha con su pico como punta. Después estuvo paseando entre los juncos buscando animales y aparecía y desaparecía por instantes y estuvimos toda la comida entretenidos buscándola.


Por fin terminó la comida y, muy a nuestro pesar, nos volvimos al hotel a echar un poquito de siesta y prepararnos para la quedada. Aprovechamos el tiempo para comprar esas gafas de agua que necesitaba y alguna botella de agua.

Por fin llegó el gran momento, habíamos quedado a las 19 h. en el centro comercial Acua, justo enfrente del hotel y cuando llegué allí estaban Enrique y Gomina, y Pippi y Moralinda y Auxi y Habanera.


Yo llegué con la idea de tomar una horchata pero en el centro comercial no había dónde, así que optamos por unas cervezas en un Kebab, que era el único sitio que tenía mesas libres. Y hablamos de nuestros viajes pasados, presentes y futuros y nos pusimos caras y pasamos un rato estupendo. Hablamos de nuestros viajes pasados y futuros y tambien de asuntos mas personales y de fotografía y de sitios que ver al día siguiente, en fin de todo lo divino y lo humano. Y, encima, tuvimos suerte pues estaba mi marido e hizo fotos de todo el grupo y así salimos todos.

Y luego llegó Yequipe, que la pobre tiene unos horarios horrorosos, pero la dio tiempo a llegar y volvimos a hacer más fotos


Y como siempre, lo bueno llega a su fin y tuvimos que despedirnos, unos se fueron a sus casas y otros a dar un paseo por la Ciudad de las Artes que seguía en la más absoluta oscuridad, a pesar de que era sábado.


Y con esto y un bizcocho, hasta mañana a las ocho.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: El gran día de la quedada valenciana



Etapa: Otro poco de arte, mas playa y un paseo por La Albufera  -  Localización:  España España
Fecha creación: 21/09/2011 22:38  
Compartir: 
Compartir:
El plan para este sábado consistía en ver algo de lo que nos quedaba de la ciudad por la mañana, ir después a la playa e intentar dar un paseo en barca por La Albufera, siguiendo los buenos consejos que me dio Pipi Amistad y por la tarde ver el Acuario, que ya teníamos las entradas cogidas por Internet.

Hicimos lo mismo que el día anterior, pescamos un taxi hasta la Puerta de Serranos (la vaguería nos puede Avergonzado ). Esta vez no subimos hasta arriba del todo, vimos la puerta por el exterior y subimos hasta la primera plataforma e hicimos algunas fotos.

Las Torres de Serranos

Estas torres custodiaban la puerta de la muralla que daba a la Serranía y por ella entraban “los serranos”, de ahí su particular nombre. Se inició su construcción en 1392 y se terminaron sólo 6 años más tarde. Son las principales puertas de entrada a la ciudad, absorviendo cerca del 90% del tránsito de entrada y en ella se ubicó uno de los lugares de cobro del peaje de mercaderías, tanto de entrada como de salida, principal impuesto de aquella época.


Su construcción se encargó a importantes arquitectos de la época y en ella no se escatimaron gastos , pues las autoridades querían que fueran espejo de la importancia de la ciudad y su pujanza. Prueba de ello es la decoración que la adorna y que va más allá del fin utilitario de las torres. Constan de dos torres octogonales unidas entre sí por un cuerpo central que soporta la verdadera puerta.



Es curiosa la arquitectura de estas torres, así como las de Quart, pues si las miras desde el interior de la ciudad parece como si estuvieran sin terminar. No se trata de casualidad sino que esta construcción impide a los posibles conquistadores hacerse fuertes en ellas y desde allí atacar la ciudad. También impide a los militares que las custodian volverse contra la misma y, por último, actúan como mirador y favorecen una entrada majestuosa a personajes importantes.


En su interior y justo encima de la puerta tenemos un hueco central de forma octogonal que servía para que por él corriera el rastrillo y también como defensa, pues desde allí se podían arrojar todo tipo de objetos, piedras, aceite hirviendo, etc., a los posibles conquistadores.


En el primer piso encontramos salas que tenían una función defensiva y que están cubiertas con bóvedas de crucería y en las claves de estas bóvedas puede verse el escudo de la Corona de Aragón pintado en negro.


En la fachada que da al interior de la ciudad se encuentra esta magnífica escalera que da acceso a las plantas superiores. Estas plantas se utilizaban como balcón privilegiado para ver la entrada a la ciudad de los grandes personajes y cualquier otro evento digno de contemplarse y tenían el privilegio de su uso los nobles y personajes importantes de la ciudad. Este uso tan particular de las puertas diferencia a estas Puertas de Serranos de las puertas defensivas al uso en otros lugares.


A finales del siglo XVI se incendió la antigua cárcel de la ciudad y los presos de “postín” fueron trasladado a estas torres que se convirtieron en prisión y mantuvieron este uso hasta finales del siglo XIX en el que las precarias condiciones en que vivían los presos obligaron a las autoridades a trasladarlos a otros lugares. En ese momento se inició la restauración de la torre y para ello se pidió asesoramiento a la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos y se borraron todas las huellas de su pasado carcelario hasta llegar a nosotros en toda su magnífica belleza.


Esta vez no subimos hasta arriba del todo y nos quedamos en el adarve viendo las vistas de la ciudad.


Desde allí nos encaminamos de nuevo hacia la catedral pues queríamos ver el Palacio del Marqués de Dos Aguas ya que nos lo habían recomendado en la quedada de ayer.
Por el camino vimos dos casas de estilo modernistas de las que no pude resistirme a hacer unas fotitos, ¡me encanta el modernismo! Aplausos


Por el camino vimos muchos palacios e iglesias muy bonitas pero no había tiempo para ellas, así que las admiramos desde fuera y las dejamos para otra ocasión (y así tengo una disculpa para volver). Mr. Green

Y, por fin llegamos a nuestro destino, el Palacio del Marqués de Dos Aguas.


No pudimos quedarnos a verlo pues no disponíamos de tiempo, pero ganas me dieron muchas pues es un museo dedicado a las Artes Suntuarias y eso es mi debilidad. Pero el museo es inmenso y verlo bien nos llevaría varias horas, así que lo dejamos para otra ocasión.

Después volvimos a nuestra habitación a ponernos los bañadores, coger las gafas de agua y el coche y dirigirnos de nuevo a la playita con la idea de realizar primero un paseito por La Albufera en barca, como me había recomendado Pipi.

La Albufera

Justo en el momento en que llegamos había una barca a punto de partir pero no tenía toldo y estuvimos pensándonos si subir o no Ojos que se mueven , pues a José le da enseguida insolación, pero decidimos subir y arriesgarnos. El barquero tenía un buen surtido de sombreros de paja para el uso del personal y bien provistos de sombrero nos aposentamos en nuestros asientos. Este paseo es la mejor decisión que hemos tomado en este viaje Aplausos . Y como ya lo teníamos preparado, esta vez me vine provista de la cámara de fotos para fotografiar todo lo que se me pusiera por delante.


Lo primero que se admira en este paseo es la laguna, una enorme superficie de agua calma, tranquila, llena de cañaverales. Al salir del atracadero se hace una pequeño paseo por la zona más abierta de la laguna para encaminarse despues a otras zonas más estrechas y recoletas, donde anidan toda clase de animales.


El barquero que nos tocó en suerte era un enamorado de la laguna y nos fue explicando algunas cosas sobre ella durante nuestro recorrido. En un principio esta laguna estaba formada por las aguas procedentes de los ríos al desembocar y, por tanto, mezclada con agua del mar, salada. Poco a poco, a lo largo de muchos años los sedimentos fueron cerrando la laguna y convirtiéndola en eso, en una laguna y la aportación constante de agua dulce de los ríos acabó transformando las aguas de saladas a dulces. En los años 60, 70 y posteriores la Albufera sufrió una gran degradación medioambiental, con contaminación de las aguas y pérdida de la fauna. En la actualidad las políticas de conservación están siendo efectivas y La Albufera está recuperando su esplendor.
Una nota curiosa, por lo visto, la mejor época para el avistamiento de aves es el invierno.


Son 3 los municipios que rodean la laguna y que tienen derecho de uso sobre sus aguas, derechos provenientes de un antiguo alquiler al estado. Los habitantes de estos municipios pueden pescar y ejercer de barqueros y solo ellos tienen ese derecho, habiendo 3 embarcaderos diferentes, uno por cada uno de los pueblos.

Parece increíble, pero lo primero que vimos fué una garza levantando el vuelo y volando por encima de nuestras cabezas y volverse a posar un poco más allá de donde estaba. Es majestuosa. Su vuelo es suave y veloz y durante el mismo la garza adopta una posición que la asemeja talmente a una flecha. Y verla posarse, todo un espectáculo. Si la garza ya es hermosa normalmente, cuando se posa adopta una postura más bella aún, si cabe.



Y despues de admirar a la garza entramos en la zona estrecha donde anidan los patos. Aquí nuestro barquero fué arrojando trozos de pan a las aguas y los patos salían en bandadas a comérselo.


Los niños que nos acompañaban en el viaje enmudecieron de repente, sólo tenían ojos para los patos, que nadaban a nuestro alrededor y perseguían la barca con las ganas que da el hambre.


Algunos, incluso levantaron el vuelo para acercarse con más rapidez. Sigue siendo hermoso ver a un pato volar pero no tiene nada que ver con la elegancia de la garza, es como comparar un "jaguar" con un "volvo".


Y hasta una focha pudimos ver en nuestro recorrido


Me llamaron la atención unos postes que había en diferentes lugares de la laguna y me explicaron que hubo una inundación que se llevó por delante parte del terreno y que esos postes están ahí para señalar la antigua frontera y ayudar a que vuelva a recuperarse. A las aves les encantan estos postes y las utilizan como posaderos.


Una vez terminado el paseo proseguimos nuestro camino hacia la playa. Esta vez llegamos casi hasta El Perelló y nos encontramos unas aguas mucho más claras que las de ayer y bastante mas gente pues hoy es sábado y se nota.

Después del baño el hambre acucia y nos fuimos directos al mismo lugar de ayer, pero estaba lleno hasta los topes con bodorrios y demás, así que nos volvimos a Valencia y, esta vez, comimos en el restaurante de El Corte Inglés, más que nada porque está al lado del hotel y normalmente suele ser de buena calidad. Comimos un primer plato a compartir y luego un arroz meloso con carabineros y después un helado de postre. La comida estaba muy buena y nos costó alrededor de 50€.

Y a la tarde tocaba el Oceanográfico, pero creo que este lugar merece una etapa para él solito
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Otro poco de arte, mas playa y un paseo por La Albufera


Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 63 13
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 177 Visitas mes actual: 93 Total visitas: 19188

  Últimos comentarios al diario  Una quedada valenciana
Total comentarios 11  Visualizar todos los comentarios

Gasolines  gasolines  22/09/2011 21:10   
Interesante y entretenido diario Sonriente

Yomisma_any  yomisma_any  23/09/2011 08:50   
Charucaj...muy buen diario .
Me encantaría conocer el Acuario de Valencia hemos estado en una ocasión y no hemos visto casi nada...
Encima con kedada incluida!!
Felicidades y gracias

Default https Avatar  marsa34  23/09/2011 15:52   
Una visita guiada por Valencia muy interesante, Charu. Me han entrado ganas de conocer la ciudad. Te dejo un saludo y las estrellitas

Default https Avatar  auxi67  24/09/2011 15:13
Charu, muchas gracias por mostrar mi ciudad. No sólo existe la CAC. Preciosas fotos, sobretodo de la Albufera y las nocturas del primer día. Te entrego todas las estrellas ....

Ronh  Ronh  26/01/2012 22:29
No sabía la existencia de este diario de Valencia, un sitio con muchas connotaciones sentimentales para mi. Buenas fotos, habitual en ti

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Ciudad Tema: Viajar a Valencia- Que ver y visitar
Foro Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana Foro Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana: Foro de viajes a Aragón, Cataluña y Valencia. Ciudades: Barcelona, Valencia, Alicante, Zaragoza.
Ultimos 5 Mensajes de 829
534597 Lecturas
AutorMensaje
ennis
Ennis
Super Expert
Super Expert
Feb 17, 2008
Mensajes: 492

Fecha: Jue Nov 28, 2019 08:32 pm    Título: Re: Viajar a Valencia- Que ver y visitar

Muchas gracias por la respuesta y la rapidez. Un saludo.
juanpis
Juanpis
Super Expert
Super Expert
Ago 30, 2011
Mensajes: 360

Fecha: Jue Nov 28, 2019 09:10 pm    Título: Re: Viajar a Valencia- Que ver y visitar

Cenar en el palmar, coincido con calamog
cerca de la ciudad de las ciencias teneis la alquería del pou, buenos arroces. Mirarlo en google maps, está a 10 min. andando o 3 min. en coche.
Lecrín
Lecrín
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Feb 01, 2009
Mensajes: 19699

Fecha: Vie Nov 29, 2019 07:00 am    Título: Re: Viajar a Valencia- Que ver y visitar

Ennis, los días son cortos ahora. Intentad llegar a la Albufera con algo de luz, siquiera para ver atardecer.
ennis
Ennis
Super Expert
Super Expert
Feb 17, 2008
Mensajes: 492

Fecha: Vie Nov 29, 2019 08:26 pm    Título: Re: Viajar a Valencia- Que ver y visitar

Ok, muchas gracias por los consejos.
Un saludo.
azahara9
Azahara9
Silver Traveller
Silver Traveller
Jun 20, 2018
Mensajes: 10

Fecha: Vie Dic 27, 2019 01:25 pm    Título: Re: Viajar a Valencia- Que ver y visitar

Aunque te han contestado muy bien, me gustaría añadir un par de recomendaciones para el centro: No te pierdas el Palacio del Marqués de Dos Aguas y la Iglesia de San Nicolás. Son 2 grandes olvidados pero creo que valen totalmente la pena. Hay muchísimos sitios para comer, pero te aconsejaría huir por lo general de los restaurantes de la plaza del ayuntamiento y C/ San Vicente (están más dedicados a turistas que otra cosa. Precios caros y no con la calidad que se espera).
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ