Mostrar/Ocultar Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Login


Usuario:
Clave:

¿Quién está conectado?
Total: 942 Usuarios
Usuarios: 31
Avatar de ChufinaAvatar de QarthadashtAvatar de Milo88
Avatar de AbdelkrimAvatar de PilargonalAvatar de ALROJO
Avatar de SalodariAvatar de Xico_nomadaAvatar de Anipe
Avatar de OrcristAvatar de MaydoleAvatar de Lekim4
Avatar de Campanilla80Avatar de DawsiAvatar de Slumpillo
Avatar de Laredo-viajeroAvatar de JorlenaAvatar de Antonio2006
...y 11 Usuarios Más

Anónimos: 911
Oculto: 2
Lista de miembros
Total:346267 Registrados
Ultimo: Marti2020
Nuevos Hoy: 19
Nuevos Ayer: 33
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Cuatro experiencias diferentes en un hammam en Marruecos (Balneario - Marruecos) - Tips de Viajes
Tips
Tips
Últimos Tips de Viajes
Últimos Tips de Viajes
Tips de Viajes más visitados
Tips de Viajes más visitados
Tips de Viajes más votados
Tips de Viajes más votados
Lista de temas
Lista de temas
Usuario mas activos
Usuario mas activos
Ayuda
Ayuda

Tema: Balneario Balneario  Localización: Marruecos Marruecos
Avatar de Bertika  Autor:    Fecha publicación:    Idioma: spanish
Qué hay que saber antes de acudir a un hammam? Qué hay que llevar? En qué consiste el ritual? Qué tipos de hammam puedo encontrar en Marruecos?




Nuestra primera experiencia en un hammam fue en Estambul hace algunos años coincidiendo con un viaje en pareja en el que no dejó de llover y tuvimos que improvisar todo tipo de actividades indoor. Los baños turcos, formalmente, están constituidos por una gran sala, normalmente bajo una cúpula, y algunas pequeñas salas perimetrales donde hay una gran cantidad de vapor de agua y una temperatura bastante elevada. Uno se instala en un gran banco de mármol que hay en la sala central y empieza a sudar inmediatamente, refrescándose con los cubos que se pueden llenar en la fuente que hay en la misma sala. Llegado el momento y el masajista contratado, eres acompañado a una de las salitas laterales donde hay una especie de camas de mármol donde te harán el masaje o lo que hayas contratado. Tradicionalmente están separados por sexos, pero hay un hammam tradicional que tiene más de 450 años, el de Suleymaniye, que ha sido acondicionado para adaptarse a las demandas turísticas y ofrecen servicio simultáneo a los dos sexos. Éste es al que fuimos, y salimos encantados y relajados como dos bebés.

Desde el primer viaje a Marruecos (por errónea extrapolación y generalización) quisimos emular tan placentera experiencia para darnos cuenta enseguida de que un hammam tradicional en Marruecos no tiene nada que ver con el glamour del hammam turco. Ni la tipología edificatoria ni el ritual corresponden al modelo turco y, durante los últimos años, mi curiosidad insana y mi pasión por estos temas me han llevado a visitar varias de las tipologías de este servicio que se me han ido presentando .

De las diferentes experiencias que he tenido os ofrezco a continuación una clasificación en función de sus características, desde lo más tradicional al gran negocio turístico, que no corresponde cronológicamente al orden en el que los he conocido. Me disculpo por adelantado por la falta de fotografías propias en condiciones pero, como podréis comprender, la presencia de una cámara de fotos no tenía mucho sentido en un lugar donde se destina un rato no sólo a la higiene sino a la relajación, en una especie de ritual de purificación que yo no pararía de repetir siempre que tuviera ocasión.

Qué hay que saber antes?

Los hammam, o baños árabes, tienen tradicionalmente una relación directa con los rituales de ablución e higiene previos a las oraciones del culto musulmán y, en un país donde en muchas casas no hay todavía agua corriente ni cuarto de baño, suelen situar -se junto a la mezquita. El horno de pan comunitario es el tercer elemento que acompaña a la mezquita y el hammam en un paradigma de racionalización de recursos: se aprovecha el calor residual del horno para el calentamiento del agua de los baños. Aún es muy habitual encontrar estos tres elementos asociados, especialmente en los hammam de barrio o de los pueblos.

Los servicios de estos baños son separados por sexos y, a excepción de los hammam de gran tamaño o más sofisticados, lo normal es que cada sexo tenga un horario diferenciado de utilización (normalmente las mujeres y los niños por la mañana y los hombres para la tarde).

Todos los hammam a los que he ido tienen una estructura y un funcionamiento bastante similar: una primera sala donde uno se desviste, va al baño y deja la ropa y todas las pertenencias allí mismo. Según el tipo de hammam, esta cuestión es más o menos sofisticada y la cantidad de ropa con la que se entra al resto de espacios también es diferente, os lo iré contando en cada tipología.

Después de la primera sala, destinada a vestuario, se accede al hammam propiamente dicho que, en función de la importancia y de las posibilidades, tendrá una o más salas. Tradicionalmente estas salas suelen tener planta rectangular, un techo en forma de bóveda y un pavimento de baldosas o hormigón (cuidadín que suele resbalar!). En esta parte encontraremos siempre dos grifos en una pared (uno de agua fría y uno de agua realmente caliente), cubos de gran tamaño y pequeños cubos de plástico. Los hammam de nueva construcción para los turistas, generalmente suelen mantener la estructura tradicional, aunque sus acabados nada tienen que ver y acostumbran a ser un paradigma de glamour. En todos los tipos, la temperatura y la humedad son muy elevados y, en el caso de que haya varias salas, la temperatura también aumenta entre ellas. Pueden haber una especie de bancos de obra que hacen de cama de masajes, pero no siempre están y, en ese caso, buena parte del ritual se hace simplemente sobre el pavimento.

Qué hay que llevar?

Para ir al hammam necesitaréis un "equipo básico", aunque en función del establecimiento ya os lo proporcionarán incluido (o no) en el precio. Lo podéis encontrar todo fácilmente en las tiendas de los zocos. Sin embargo, tanto si lo lleváis como si os lo ofrecen incluido en el precio, necesitaréis:

Jabón negro: se trata de un jabón hecho con aceite de palma que se vende a granel o en botes de unos 250 gr. y suele costar unos 10dh. Yo prefiero comprarlo natural y tradicional, aunque hay a la venta versiones muy sofisticadas con aroma de rosas, de menta, etc. Uno tarro de 250 gr. lo utilizamos cuatro personas y sobró bastante.

Guante para la exfoliación (kessa): se trata de una manopla rectangular hecha de una tela negra y con un puño elástico de algodón, en su versión más sencilla. Tened cuidado a la hora de comprarlos, porque los venden con diferentes "grados" de exfoliación y es mejor que compréis el menos agresivo, vuestra piel os lo agradecerá. Vale como mucho unos 10 dh.

Peine: a mí me gustan particularmente los peines de plástico de colores llamativos de superficie circular y púas cortas que se utilizan en Marruecos porque son extraordinarios para desenredar el cabello (tanto seco como mojado), pero cada uno lleva el peine que más le conviene. Si optáis por el típico de plástico que os contaba antes, os costará no más de 10 dh en los zocos.

Champú: mejor llevarte el champú que utilizáis normalmente, pero si no tenéis muchas manías seguro que siempre habrá alguien que os proporcionará.

Toalla: aunque en los establecimientos más sofisticados ya está incluida en el precio, en un hammam tradicional la necesitaremos para cuando volvamos al vestuario a secarnos y volvernos a vestir.


¿Cuál es el ritual?

El ritual en los baños árabes tiene, aproximadamente, los siguientes pasos, aunque pueden ampliarse casi infinitamente en función del bolsillo y la disponibilidad de tiempo de cada uno:

1. Cuando entras en la sala caliente, hay que mezclar el agua de los dos grifos hasta tener la temperatura deseada en el cubo grande y, con la ayuda de los cubos pequeños, hay que mojarse completamente.

2. Hay que repartir el jabón negro por toda la piel y esperar que, con la temperatura, se abran todos los poros de la piel.

3. Una vez conseguido este objetivo, y con la ayuda de un guante, se hace una exfoliación completa donde salen todas las células muertas (y parte de las vivas) en forma de macarrones. No os creeréis que todo eso haya podido salir de vuestra propia piel. Esta parte a mí me gusta contratarla o, al menos, que me ayude alguien.

4. Después de esta primera exfoliación vendrían los masajes, si se ha contratado este servicio.

5. Finalmente, se hace la higiene del cabello y una buena enjabonada al resto del cuerpo.

6. Con la piel y el pelo más limpios de lo que recordaréis haber tenido nunca, saldréis a los vestuarios para vestiros de nuevo.

7. Un buen té a la menta para mí es imprescindible después de este magnífico ritual.

¿Qué tipos de hammam se pueden encontrar en Marruecos?

1. Hammam de barrio

Este es el tipo primigenio de hammam, propio de una comunidad y que actualmente aún está en plena vigencia. Aunque no tienen unas indicaciones muy evidentes, si sois observadores no os pasarán desapercibidos. En la ciudad suelen ser más visibles y siguen situándose en proximidad a la mezquita. En los pueblos son más difíciles de encontrar, aunque preguntando se llega a Roma. Para los locales el precio es de entre 10 y 20 dh pero para los turistas puede llegar a los 50 dh y se puede contratar, o no, la asistencia de alguien para la exfoliación o el masaje.

En una ocasión, tuvimos la suerte de ir con nuestros hijos a un pequeño hammam de barrio situado en el corazón del palmeral de Skoura. Fuimos con la mediación del gerente del alojamiento donde estábamos y lo tuvimos para nosotros solos entre el turno de los hombres y el de las mujeres, hacia las cinco de la tarde. Antes de entrar en el hammam, llevábamos con nosotros el "pack básico" con el jabón negro, el guante, el peine, el champú y toallas del alojamiento.

Nada distinguía el aspecto de este pequeño hammam del resto de edificaciones que tenía alrededor, tratándose de una pequeña edificación de tierra de una sola planta y con una puerta metálica como única abertura. Suerte que nos acompañaron, porque, de lo contrario, aún lo estaríamos buscando entre las palmeras ... Al tratarse de un servicio un poco singular (una pareja con un niño y una niña) no contratamos ningún tipo de ayuda para hacer el baño ni masaje y nos espabilamos nosotros mismos. Así, entramos en la primera sala - vestuario, cerramos la puerta por dentro tal como nos indicaron, dejamos la ropa sobre unos bancos de obra que había a tal efecto y accedimos a la segunda sala con el equipamiento básico y sin ropa.

Este hammam tenía tres salas paralelas de dimensiones muy parecidas, las tres con planta rectangular y con un techo en forma de bóveda. La primera era el vestuario, la segunda y la tercera eran salas calientes con el pavimento de hormigón pulido y las paredes alicatadas. De la segunda a la tercera sala, la diferencia de temperatura era importante. En las dos salas calientes no había ningún tipo de mobiliario y el único equipamiento eran los cubos y los grifos de agua fría y caliente.

El ritual transcurrió como os he descrito en el apartado anterior, aunque, yendo con niños, no fue precisamente una experiencia relajante y para la meditación (suerte que estábamos solos, menudo follón montamos...), más bien transcurrió todo entre risas y a cubazo limpio, una situación muy divertida que los niños aún recuerdan.


2. Hammam particular

"La evolución" del hammam comunitario es la construcción de uno propio en la casa particular si las condiciones económicas acompañan. Hay que decir que se trata de una decisión tomada por familias con costumbres muy arraigadas y tradicionales porque, realmente, "la evolución habitual" es la construcción de un cuarto de baño en su sentido más occidental, reservando el ritual del hammam semanal, más allá de la higiene, para fines de socialización.

Sin embargo, en zonas de montaña hemos encontrado en algunas casas y, en una ocasión, pudimos utilizar el hammam que tenían para su uso particular en una encantadora gîte en Ijoukak. Al tratarse de un espacio destinado a un uso discontinuo fue necesario avisar con unas horas de antelación para que los espacios tuvieran la temperatura adecuada.

Utilizamos este servicio una amiga y yo y aceptamos tener asistencia para hacer el baño. En mi caso, además, dije que quería que me pusieran henna en el pelo. En la gîte nos equiparon con los guantes y el jabón. Nosotras nos llevamos las toallas, el champú y el peine.

El hammam no era distinguible desde el exterior, siendo una ampliación de la vivienda, de reducidas dimensiones. En este caso había únicamente dos pequeñas salas, de aproximadamente 3 x 2 metros cada una, la primera dedicada a vestuario y la segunda era una pequeña sala caliente. Los acabados eran de hormigón en el pavimento y tanto las paredes como el techo de bóveda estaban enlucidos y pintados.

Accedimos a la primera sala - vestuario a través de una portilla metálica diminuta y, siguiendo las indicaciones de las dos chicas de la casa que habían venido a asistirnos, accedimos a la segunda sala en braguitas. Nuestras asistentes iban vestidas de pies a cabeza y únicamente se quitaron el pañuelo cuando estuvimos en el interior con un calor sofocante. Fue un rato muy divertido porque no teníamos ningún idioma en común y nos íbamos comunicando con signos. Nos remojaron y, posteriormente, esparcieron el jabón negro, con nosotras dos sentadas en un banco de obra y cada una de ellas en un pequeño taburete de plástico. El momento estelar se produjo cuando apareció en escena una olla llena a rebosar de henna: no sabíamos cómo hacerles entender que únicamente yo quería henna y que la quería únicamente el cabello ... No salí de allí con toda la piel de color naranja por acción de la Divina Providencia. Las chicas, sin embargo, se esforzaron mucho por dar un buen servicio y resultó un rato agradable y lleno de complicidad.


3. Hammam turístico

En las grandes ciudades, con el fin de dar respuesta a la demanda turística, han aparecido muchos establecimientos llamados hammam o baños árabes. En algunos casos, poco tienen en común con este servicio tradicional ni por las condiciones materiales del lugar ni por el tipo de tratamientos que se recibe. Sin embargo, hay un lugar donde suelo llevar a todo el que me acompaña a los viajes a Marrakech y que recomiendo siempre que me preguntan y suele gustar: el Hammam Ziani.

Está situado en la medina de Marrakech junto al parking y la comisaría de policía, en la rue Riad Zitoun el Kdim, la arteria que comunica Jmaa-el-Fnaa con la Place des Ferblantiers y muy cerca del museo Dar Si Said y el Palais Bahia. Es fácil de encontrar porque en el exterior tiene un cartel y varios caza - turistas que os ofrecerán los servicios del hammam. No quisiera engañaros: es un lugar turístico y no encontraréis ningún marroquí, pero la relación entre lo que ofrecen, las instalaciones y su precio, es bastante adecuada. Además, tienen las instalaciones duplicadas para que se puedan utilizar simultáneamente por ambos sexos. Es decir, si vais en pareja, os podrán atender simultáneamente, pero cada uno por su lado.
Una de las ventajas de este lugar es que está abierto de las 9:00 a las 22:00, aunque os recomiendo que os paséis antes para "reservar".

Estrictamente no es necesario, pero si vais antes se aseguraréis de que a la hora acordada no os harán esperar para calentar las instalaciones y, de paso, podréis regatear el precio. En general he cogido el pack de hammam, exfoliación y masaje con aceite de argán por 250 dh. Otra ventaja es que no hay que llevar absolutamente nada. Debéis contar que todo ello os retendrá allí una hora y media, y el tiempo que deseéis destinar a tomar la infusión que os ofrecerán el final.

Al llegar seréis conducidos a los vestuarios, con cabinas individuales para quitaros la ropa y quedaros únicamente con las braguitas de un solo uso que os ofrecerán (pañuelo para los chicos). Sí, son de un solo uso y precintadas, jeje. La ropa y todo lo demás, lo podéis dejar en una taquilla y la llave os la llevaréis con vosotros en una especie de pulsera. También hay lavabo por si es necesario antes de entrar. El hammam se estructura como una serie de salas más o menos cuadradas que se sitúan a lo largo de un pasillo y las masajistas os conducirán a la primera después de haberos ofrecido unas chanclas de plástico. Estas chanclas son comunitarias y, aparte de pensar poco en ello, os recomiendo agarraros bien fuerte a la mano de la masajista porque el pavimento se desliza mucho. Las chicas que os atenderán hablan únicamente cuatro palabras en francés, pero no es complicado entenderse con ellas mediante signos.

La primera sala, de pequeñas dimensiones, dispone de varios bancos de obra, la temperatura es elevada y hay mucho vapor. Os dejarán allí un buen rato y os recomiendo que aprovechéis para disfrutar y relajaros. A continuación os conducirán a la siguiente sala, donde hay varias fuentes con grifos y tres camas de mármol. Os remojarán con los cubos pequeños, os repartirán el jabón negro por el cuerpo y posteriormente os harán una exfoliación completa. Si habéis contratado el masaje, os conducirán a la tercera sala donde hay varias camas de masaje (forradas de plástico) y podréis disfrutar de una experiencia muy relajante. Después de un buen rato de masaje os volverán a conducir a la segunda sala para enjabonar el cuerpo y el cabello y dejaros a punto de revista. Os envolverán con toallas como si fuerais una momia y os llevarán de nuevo hacia los vestuarios.

En el momento de despediros de las masajistas os pedirán, invariablemente, una propina. No os asustéis, lo harán con educación y delicadeza, sin presiones. El propietario del hammam se ha empeñado en poner carteles por todas partes diciendo que nadie dé propina a las masajistas (supongo que en un intento de hacerse el occidental ...) y corresponde a cada uno valorar qué hace en este caso según el servicio recibido.
En los vestuarios os espera una última chica con un albornoz para vosotros, se quedará allí por si necesitáis algo. Al salir, os podéis relajar un rato en la salita que tienen dispuesta a tal efecto mientras tomáis una infusión.


4. Hammam en un riad

La versión más íntima, occidental y chic de todo esto son los pequeños hammam con los que se han equipado los riads en las grandes ciudades. Suele ser un pequeño espacio acondicionado por lo que resulta un híbrido entre la pequeña sala abovedada del hammam particular con una decoración y unos acabados totalmente refinados. Este fue nuestro primer contacto con un hammam en Marruecos y, realmente, fue una experiencia muy agradable, recomendable y muy apta para recatados y cargados de manías. Os tratarán con mimo y os sentiréis como en las "mil y una noches".

En esta primera ocasión utilizamos el hammam del Riad l'Heure d'été, un lugar que sigue siendo muy recomendable. La flexibilidad es la principal ventaja porque el horario lo establecéis vosotros con anterioridad, no hay que llevar nada y os pueden hacer el tratamiento en pareja a la vez. El precio es bastante razonable, siendo de unos 15 € por persona el tratamiento de baño, exfoliación y masaje.

Este hammam tiene una pequeña sala que hace de vestuario y otra sala rectangular que hace de sala caliente. Está revestida completamente del estuco típico marroquí y tiene cuidado hasta el último detalle. Hay una cama de obra en el centro para hacer los tratamientos / masajes. Entraréis con las braguitas o calzoncillos y el ritual es bastante similar al habitual: remojada, enjabonado, exfoliación, masaje y lavado. La gracia que tiene es que todo se va haciendo alternativamente si vais en pareja, por lo que resulta muy entretenido. La chica que lo hace es una verdadera profesional y saldréis encantados de la vida. Además, si estáis alojados allí (es un riad altamente recomendable) tenéis la cama a cuatro pasos para tomaros después una siesta.


5. Hammam "selecto"

Esta tipología es un "bonus track" porque yo nunca la he probado. En Marrakech me consta que hay unos cuantos y, por el aspecto que tienen en la web, son magníficos. Nunca me he decantado por este tipo porque por el precio que tienen puedo encontrar lo mismo en Barcelona, por ejemplo. Sin embargo, no lo descarto si alguien me invita algún día. Si deseáis curiosear, os dejo un link donde encontraréis toda la lista con opiniones de usuarios.


Fecha publicación: 22/04/2016 - 10:54   Localización: Marruecos Marruecos   Tema: Balneario   Idioma: spanish  
Compartir:


Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
 Link para compartir este Tip:         


Estadísticas
Puntos Votos Media
Mes 0 0 Puntuación: 0.0
Anterior 5 1 Puntuación: 5.0
Total 41 9 Puntuación: 4.6
Para votar necesitas ser usuario registrado

Te puedes registrar gratis haciendo click aquí para acceder a esta parte de nuestro sitio.
Gracias por tu comprensión
  Visitas
Mes 211
Anterior 964
Total 15513


Foros de Viajes
Salud-Health Tema: Hammam o Baños Árabes.- Marruecos
Foro Marruecos, Túnez y Norte de Africa Foro Marruecos, Túnez y Norte de Africa: Foro de viajes del Norte de África: Marruecos, Túnez, Argelia y Libia
Ultimos 5 Mensajes de 165
116696 Lecturas
AutorMensaje
Marce64
Avatar de Marce64
Silver Traveller
Silver Traveller
Abr 03, 2012
Mensajes: 23

Fecha: Lun Sep 10, 2018 02:59 pm    Título: Re: Hammam o Baños Árabes.- Marruecos

Buenas tardes.
Acabamos de llegar de un viaje de 7 dias por Marrakech hacia Merzouga (la parte de dunas).
Simplemente comentaros que nos gusto mucho el Assal Hammam SPA, esta bastante escondido, cerca de una de las puertas de la Madrasa Ben Youset, esta es su direccion assalhammam.com/en/home, por si a alguien le interesa.
Saludo.s
elen1
Avatar de Elen1
Super Expert
Super Expert
Ene 10, 2008
Mensajes: 611

Fecha: Jue Nov 21, 2019 12:51 am    Título: Re: Ofrezco Consejos Sobre Marrakech

Lo primero perdón si me repito pero por más que busco no encuentro un hilo donde se recomienden Hamman en Marrakech. Viajo en diciembre con mi marido por su cumpleaños y me gustaría probar la experiencia. Gracias de antemano.
ANGEMI
Avatar de ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 12913

Fecha: Jue Nov 21, 2019 01:13 am    Título: Re: Hammam o Baños Árabes.- Marruecos

@Elen1 he movido tú mensaje a este hilo que está abierto para el tema de tú consulta.
Saludos
alfrito.alfrito
Avatar de Alfrito.alfrito
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Jul 26, 2010
Mensajes: 9098

Fecha: Jue Nov 21, 2019 11:05 pm    Título: Re: Ofrezco Consejos Sobre Marrakech

Hola, @elen1 . Por si te sirve de ayuda, en este mapa drive.google.com/open?... sp=sharing tienes las ubicaciones de algunas experiencias de otros forofos en hammams y spas de Marrakech . Imagino que el tip de Bertika Cuatro experiencias diferentes en un hammam en Marruecos ya lo habrás visto.
elen1
Avatar de Elen1
Super Expert
Super Expert
Ene 10, 2008
Mensajes: 611

Fecha: Jue Nov 21, 2019 11:46 pm    Título: Re: Ofrezco Consejos Sobre Marrakech

alfrito.alfrito Escribio:
Hola, @elen1 . Por si te sirve de ayuda, en este mapa drive.google.com/open?... sp=sharing tienes las ubicaciones de algunas experiencias de otros forofos en hammams y spas de Marrakech . Imagino que el tip de Bertika Cuatro experiencias diferentes en un hammam en Marruecos ya lo habrás visto.

Gracias!!!! Intenta sa localizar alguna opinión más pero me temo que no hay mucho más.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ
Mostrar/Ocultar Enlaces relacionados
Mostrar/Ocultar Votaciones
Media: 4.6
Votos: 9

Puntuación: 4.6

Para votar necesitas ser usuario registrado
Mostrar/Ocultar Opciones

All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad