Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


CUENCA en el puente del 1 de noviembre 2018, “TODOS LOS SANTOS” -Diarios de Viajes de España- Ferben
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: CUENCA en el puente del 1 de noviembre 2018, “TODOS LOS SANTOS”  -  Localización:  España  España
Descripción: CUENCA en el puente del 1 de noviembre 2018, “TODOS LOS SANTOS”
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa: CUENCA en el puente del 1 de noviembre 2018, “TODOS LOS SANTOS”  -  Localización:  España España
Fecha creación: 02/12/2018 18:57  
Compartir: 
Compartir:
CUENCA en el puente del 1 de noviembre 2018, “TODOS LOS SANTOS”




He de decir que ha sido un viaje extraordinario en todos los sentidos; por la compañía de nuestros amigos, el alojamiento, la gastronomía, las visitas culturales y paseos por sus preciosas calles y por la maravillosa naturaleza que ofrece la Serranía conquense.

Cuenca es una de las ciudades más bonitas que conozco. Situada entre las cuencas de los ríos Júcar y Huécar, la naturaleza ha querido crear un risco, peña o promontorio entre las hoces de ambos ríos. El paso del tiempo, el viento y el agua han levantado unas paredes de rocas verticales, veteadas de colores ocres y rojizos y formas impresionantes, que definen una ciudad diferente a cualquier otra, distinta a todas y bella como pocas.


El enclave y el paisaje de Cuenca son únicos: la Hoz del Júcar en otoño luce unas preciosas vistas y ofrece un paseo muy cómodo que sale de la Plaza Mayor y nos lleva serpenteando hasta el Santuario de Nuestra Señora de las Angustias, casi escondida en un precioso rincón de chopos de hojas amarillas. La visita es muy recomendable, aunque solo sea para apreciar la expresión en la cara de la Virgen.


Seguimos bajando hasta las zonas naturales del río Júcar, el Recreo Peral, donde podemos aprovechar para tomar algo y descansar. Proseguimos unos minutos en paralelo al río y después, nos toca subir por un empinado paseo hasta atravesar el pasadizo que desemboca en la calle San Juan. En este punto, puedes elegir entre continuar hacia el casco antiguo de la ciudad o bajar hacia la zona más moderna de Cuenca. Nosotros decidimos descansar un ratito en nuestro apartamento de la calle Retiro que nos quedaba muy cerquita. Habíamos elegido alojarnos en “Casa de la Muralla”, un pequeño piso de dos habitaciones, cocina, salón y aseo, con unas vistas estupendas a un frondoso parque verde y al Hospital de Santiago. En esta vivienda con muy buena ubicación y completísimo con todo tipo de detalles, pasamos unos días muy agradables.




Plaza Mayor de Cuenca

Otro día lo dedicamos por completo a pasear por el casco antiguo y disfrutar por la Hoz del Huécar. Después de desayunar tranquilamente en la casa y sin prisas, que para eso estamos de vacaciones, nos disponemos a patearnos la ciudad con espíritu aventurero. Tomamos dirección a la Torre Mangana, situada en la parte alta y atalaya de la ciudad. Se trata de la torre del reloj y sus muros tienen una gran historia que contar; fue edificada sobre un Alcázar árabe, vigía de una sinagoga y después iglesia cristiana de Santa María. La remodelación de la plaza donde está situada deja mucho que desear, pero las vistas desde allí son impresionantes y la propia torre merece la pena el paseo.

Torre Mangana
Seguimos avanzando hasta la Plaza de la Merced, con fachadas y portadas de antiguos palacios y donde se encuentra el Museo de las Ciencias. Entramos al interior para curiosear, pero había demasiada gente y mucho publico infantil, por lo que decidimos salir pronto de allí y seguir nuestro camino. En la siguiente plaza, junto a la Oficina de Turismo había una pequeña capilla que pertenece al Convento de las Esclavas. Nos envolvió el silencio, y el respeto hacia aquella estampa tan inusual en nuestros días; un grupo de monjas encerradas tras las verjas de hierro nos daban la espalda mientras oraban mirando al altar mayor de la capilla. La imagen de aquellas mujeres arrodilladas, cubiertas con unas túnicas y mantos o tocas blancas me dejaron paralizada. No sabría explicarlo, pero sentí algo extraordinario al contemplar la intimidad, el recogimiento y la belleza de aquel conjunto de mujeres.



Salimos gratamente reconfortados y nuevamente nos sumergimos en el ruido cotidiano de la ciudad llena de paseantes y de turistas. Atravesamos el arco del Ayuntamiento para entrar en la Plaza Mayor, llena de terracitas de bares y restaurantes y la fachada de la gran Catedral. La entrada al interior cuesta 4 euros, que bien valen la pena, y te dan una audioguía con toda la información necesaria sobre la catedral. Ésta era una antigua mezquita hasta su cristianización tras la conquista de Cuenca por Alfonso VII de Castilla en el año 1177. Arquitectónicamente recoge las influencias del Primer Gótico francés en sus inicios, pero posteriormente ha sufrido muchas transformaciones.




Lo más notorio es la gran fachada principal neogótica construida a comienzos de siglo XX (1910). El interior de la catedral es lo más interesante y realmente de una gran belleza. Los esbeltos pilares cilíndricos se elevan majestuosos como apoyo de innumerables arcos y más arcos construyendo cruceros y bóvedas de un estilo gótico muy apuntado. Se dice que es la primera catedral gótica en España, por lo que rompió todos los esquemas mentales de la época.





Continuamos nuestro camino y tomamos algo en una cafetería de la calle Obispo Valero. Proseguimos hasta alcanzar las famosas Casas Colgadas y el Museo de Arte Abstracto que visitaríamos el último día de nuestra estancia en Cuenca, para ponerle el broche final a los 4 días de vacaciones.




Transitando por las estrechas calles, bajamos hasta el Puente de San Pablo que atraviesa la Hoz del Huécar. Nos hacemos docenas de fotos según vamos avanzando por el puente de hierro y vemos como poco a poco nos vamos alejando de las casas colgadas hasta llegar al otro extremo donde se sitúa el actual Parador de Cuenca y antiguo Convento de San Pablo.


La nueva decoración del Parador me parece muy adecuada y respetuosa con el antiguo convento. El claustro es lo más relevante del lugar, con un suelo de baldosas en blanco y negro que destaca la belleza del lugar, junto con algunas obras de arte contemporáneo que también me gustaron mucho.



Estuvimos allí un buen rato y volvimos hacia el casco antiguo de la ciudad para seguir paseando por sus rincones hasta llegar, de nuevo a la Plaza Mayor y pasada la Catedral tomamos la calle lateral o Ronda Julián Romero. Es una calle estrecha y llena de encanto, donde se disfruta verdaderamente del paseo por una ciudad medieval. Entramos a visitar la Posada de San José y salimos a una terraza desde donde apreciamos las vistas de la Hoz del Huécar y todo el paisaje, incluido el Parador en el que habíamos estado apenas unos minutos antes. A la salida de la posada hacemos unas bonitas fotos de su portada y continuamos caminando.



Vamos parándonos en los diversos Miradores ubicados en placitas bellísimas hasta llegar a unas escaleras que nos conducen a un pasadizo donde se encuentra el Cristo del Pasadizo. Unos pasos más adelante, penetra un rayo de sol entre los edificios, que nos dejan hacer unas fotos preciosas en una fuente apenas visible. Nuestro paseo continúa hasta las ruinas del Castillo, pero por el camino pasamos por la puerta de la Fundación Antonio López, que ya conocemos de una anterior visita a Cuenca. Nos incorporamos a la calle principal, calle Trabuco, a unos pasos del Archivo Histórico de Cuenca, y contemplamos la bellísima estatua en honor a Fray Luís de León. Ésta amplia plaza es un espacio abierto con vistas a la Muralla del Castillo y al Arco de Bezudo, donde decidimos descansar en un banco al sol, observar el bonito paisaje y hacer fotos y más fotos. Atravesamos el Arco para situarnos en un punto donde se estrecha la distancia entre las dos Hoces y se pueden admirar ambas al mismo tiempo.



Damos por concluida nuestra subida y retrocedemos, bajando, nuevamente, por la calle Trabuco, calle principal, llena de sobrias fachadas de casonas y palacios con escudos nobiliarios, grandes puertas de madera y fuertes rejas en sus ventanas. Muchas de estas casas se han reconvertido en hoteles, restaurantes y tiendas.




Pasito a pasito, buscamos el restaurante donde previamente habíamos reservado mesa para comer: Raff San Pedro, según todas las guías, es de los mejores de la ciudad. La decoración es magnífica, pero la fama que le precede no se corresponde con la calidad de sus platos ni la amabilidad que esperábamos. Decidimos ir a descansar durante un buen rato a nuestro apartamento para reponer fuerzas. Cuando salimos, ya es de noche, lo que no impide seguir paseando por las preciosas calles de esta ciudad. Finalmente cenamos en el restaurante Grotte del Huécar. Este lugar nos gustó mucho, es una gran gruta dentro de la pared de la montaña y además de comer muy a gusto y rico, el lugar estaba cuidadosamente decorado para la ocasión, Hallowen, con enormes telas de araña que colgaban por todo el techo y paredes, creando un ambiente muy simpático. Ya damos por terminado esta jornada y nos vamos a ver una película a nuestra casita.



El tercer día cogemos el coche con destino a la Serranía de Cuenca; nuevos paisajes y campo abierto. La primera parada es “El ventano del Diablo”, una gran apertura a modo de ventana creada en la roca que llama la atención de los turistas. Nos tomamos unas fotos y disfrutamos de las vistas y el sol de la mañana. Proseguimos camino al pueblo de las Majadas para ver la ruta de los Callejones: unas construcciones de roca caliza que se han formado por la continua erosión del agua y el viento. Es un circuito perfectamente señalizado en el que las grandes rocas dan lugar a estrechos corredores y pasadizos naturales. No había mucha gente y se podía pasear tranquilamente por la naturaleza, pisar la tierra, la hierba y respirar el aire limpio del campo. Es un circuito corto y cómodo donde lo pasamos muy bien.




A continuación, queríamos llegar a visitar el Nacimiento del Río Cuervo, pero el destino y el GPS hicieron que nos desviáramos de la ruta y termináramos completamente perdidos en un camino demasiado “salvaje”. Un árbol nos cortaba el paso, salimos del coche en aquel paraje lleno de árboles y nieve, piñas, silencio y soledad. Nos sentimos un poco pequeños e indefensos entre la naturaleza que nos rodeaba. Fue un momento muy especial para los cuatro que nunca olvidaremos.



Finalmente, retrocedimos, sin más remedio, para buscar, de nuevo la civilización y la carretera que nos llevaría a Vega del Codorno, pueblo en el que estuvimos comiendo. Después de reponer fuerzas con una comida sencilla y casera, nos acercamos al nacimiento del río Cuervo que se encontraba muy cerca. Dejamos el coche en el aparcamiento y comenzamos a caminar por una pasarela de madera que aquel día estaba cubierta de nieve y hielo.







A continuación, un sendero de tierra y escaleras, perfectamente señalizado, te sube hasta la impresionante cascada donde nace el río Cuervo. Los días anteriores había llovido y nevado bastante, por lo que tuvimos la suerte de contemplar la caída de agua por el gran manto de musgo y por toda la pared rocosa. Es un lugar precioso y muy recomendable para visitar. A la vuelta, tomamos el camino por entre los esbeltos pinos que todavía dejaban penetrar los últimos rayos de sol de aquel largo día. De regreso a Cuenca, situada a unos 80 Km, tomamos la carretera en dirección a Tragacete, y en una hora y media ya estábamos de regreso en nuestro apartamento, donde cenamos tranquilamente, calentitos y felices después del estupendo día que habíamos vivido.








Esta fue la última noche en Cuenca, ciudad de la que todos guardamos muy buenos recuerdos y a la que esperamos volver lo antes posible.


Doy gracias a nuestros pacientes amigos, por aguantarnos, a la suerte que tuvimos con el clima y sus días soleados, a la belleza de la ciudad y sus maravillosos paseos, así como a la naturaleza, sus campos y la serranía conquense que nos han dejado enamorados.

Gracias por un fin de semana inolvidable.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: CUENCA en el puente del 1 de noviembre 2018, “TODOS LOS SANTOS”



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 0 Visitas mes actual: 315 Total visitas: 315

Foros de Viajes
Region_Isla Tema: Viajar a Cuenca Provincia.-Que Ver, Itinerarios
Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha: Foro para compartir experiencias, consejos y dudas de viajes por Madrid, Castilla y Leon y Castilla La Mancha
Ultimos 5 Mensajes de 486
311637 Lecturas
AutorMensaje
spainsun
Spainsun
Site Admin
Site Admin
Sep 01, 2000
Mensajes: 73711

Fecha: Mar Mar 27, 2018 10:16 pm    Título: Re: Viajar a Cuenca Provincia.-Que Ver, Itinerarios

Espectacular, Lecrin. Aplauso

Yo tampoco conocía Las Talayuelas y llevo todavía mas años que Orgui, dando vueltas por la provincia. Riendo

Un nuevo destino, que queda anotado. Por cierto, menudo fin de semana de clima desapacible. Ojos que se mueven
Lecrín
Lecrín
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Feb 01, 2009
Mensajes: 17439

Fecha: Mar Mar 27, 2018 10:33 pm    Título: Re: Viajar a Cuenca Provincia.-Que Ver, Itinerarios

"Hugo" nos obsequió tres nevadas con ventisca Muy feliz
Así entran mejor los zarajos de Cuenca Riendo

Hay que tener en cuenta que es una zona alta, por encima de 1000 m. En las noches de verano se debe estar de fábula.
Nathanian83
Nathanian83
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
May 21, 2015
Mensajes: 5207

Fecha: Mar Mar 27, 2018 10:53 pm    Título: Re: Viajar a Cuenca Provincia.-Que Ver, Itinerarios

Que bueno Lecrín! Al igual que los compañeros no conocía esta zona de Cuenca. En mi próxima visita no se me escapa!

Saludos!
Lecrín
Lecrín
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Feb 01, 2009
Mensajes: 17439

Fecha: Mar Mar 27, 2018 11:11 pm    Título: Re: Viajar a Cuenca Provincia.-Que Ver, Itinerarios

He sido pionera Cool
Adoro los lugares donde aún se ilusionan con los visitantes.
Desde Valencia está a mano también.
¡Saludos Nathanian!
turisaneta
Turisaneta
Experto
Experto
May 24, 2007
Mensajes: 100

Fecha: Mar Abr 03, 2018 12:03 pm    Título: Re: Viajar a Cuenca Provincia.-Que Ver, Itinerarios

después de leerme casi todas las paginas del hilo no os voy a engañar, tengo claro qeu hacer pero no el orden jejejeje.....os cuento a ver si me podeis ayudar por que llevo un lio... acabo de reservar para el viernes...siiisisis Chocado hasta el lunes por la zona de reillo y no se las rutas para 2 adultos y 2 niños de 8 y 4 años... viernes llegada hora de comer..ir a la capital? donde cenar relacion calidad precio? SABADO capital ENCANTADA-CUENCA o/ CIUDAD ENCANTADA-NACIMIENTO/CIUDAD ENCANTADA –VENTANO DIABLO DOMINGO CARAS BUENDIA-VENTANO DIABLO-NACIMIENTO O CARAS BUENDIA donde...  Leer más ...
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad