Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
LAS MÉDULAS (Leon). Las montañas rojas que surgieron del oro. ✏️ Diarios de Viajes de España
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
Blogs 

DE VIAJE POR ESPAÑA
Diario: DE VIAJE POR ESPAÑA  -  Localización:  España  España
Descripción: Pueblos, ciudades y naturaleza. En coche y rutas de senderismo. Destinos y recorridos clásicos y lugares no tan conocidos. Lo iré ampliando e incorporando etapas según vaya visitando nuevos lugares o recupere algunos del pasado. En sus índices, este diario incluye todas las etapas de otros diarios míos por España.
Autor: Artemisa23   Fecha creación: 
 
Compartir:

Índice del Diario: DE VIAJE POR ESPAÑA

































































































































Etapa:  LAS MÉDULAS (Leon). Las montañas rojas que surgieron del oro.  -  Localización:  España España
Artemisa23  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Durante unas vacaciones veraniegas, veníamos de Taramundi (Asturias), y atravesamos buena parte de la comarca del Bierzo de camino hacia nuestro siguiente destino: las Médulas. Este monumento natural y arqueológico, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997, se encuentra en la comarca leonesa de El Bierzo, a 26 Km. de Villafranca del Bierzo, a 28 de Ponferrada, a 148 de la capital leonesa y a 425 de Madrid. Como casi todo el mundo conoce se trata de un conjunto de llamativos picachos rojizos, surgidos por la actividad minera de los romanos, que trabajaron aquí la mayor mina de oro a cielo descubierto del Imperio. La explotación de estas minas empezó con anterioridad, pero tuvo su apogeo en el siglo I d.C., durando apenas una centuria, aunque las consecuencias en el entorno fueron de enorme magnitud debido a los masivos movimientos de tierra y a la canalización del agua para socavar las entrañas de la tierra y arrastrar el mineral, lo que cambió dramáticamente el paisaje y la economía de la zona. Al contrario de lo que sucedió en otros lugres, los yacimientos abandonados de las Médulas formaron un entorno singular de innegable belleza, con enormes caperuzas rojas en las que se abren cuevas y galerías, que dibujan un paisaje sugerente, casi mágico, envueltas por el verde intenso de la vegetación autóctona de robles y encinas, a las que se sumó la posterior incorporación de castaños, de los que hoy sobreviven bastantes ejemplares centenarios, de porte magnífico.


Llegamos a última hora de la tarde, pasamos por Carrucedo, cuyo castillo nos recibió de camino, y nos dirigimos directamente al mirador de Orellán, ya que toda la información turística aconseja ir allí a la salida o la puesta del sol, cuando se obtienen los matices más bellos del paisaje por los reflejos dorados sobre los picachos rojos que asoman entre el verde intenso de los árboles. A este mirador se puede llegar en automóvil por pista asfaltada hasta un aparcamiento, desde donde hay que subir a pie un repechito por la misma pista: son unos 500 metros hasta el mirador. Había helicópteros de excursiones organizadas sobrevolando las montañas rojas.


Las Médulas desde el Mirador de Orellán al atardecer.

Desde este mirador, a espaldas de las vistas sobre las Médulas, se divisa también un paisaje espectacular, con los campos de Braña, el pueblo de las Voces y el pico Ferradillo, el más alto de la zona, con 1.345 m. de altitud. También, junto al mirador, existe una galería que se puede visitar, pero entonces ya estaba cerrada.



La primera vez que se ve, el panorama resulta realmente sobrecogedor y hermoso al tiempo, bastante sorprendente. Se dice que éste es el mejor mirador de Las Médulas y realmente merece la pena, pero hay más. La mayor parte de la gente se limita a ver simplemente esto, cuando lo más recomendable es acudir al área arqueológica y dedicar al menos una mañana o una tarde para conocerlo desde dentro y también sus alrededores.


Poco antes de anochecer fuimos a nuestro alojamiento, el Hotel Medulio, situado frente a la oficina de información turística. Es un hotel de tres estrellas con buenas vistas de las minas y el pueblo, pero muy normalito y, a mi modo de ver, un poco caro para lo que ofrece. Su ventaja es la privilegiada situación en el pueblo, a unas pocas docenas de metros de la entrada a la zona arqueológica, muy cómodo para hacer la visita. Existe alguna otra opción de alojamiento, en casas rurales de la zona, que no conocíamos y que no vendría mal explorar si se quiere pernoctar en el parque. También hay un par de restaurantes, pero no estaban abiertos por la noche, así que cenamos en el hotel, que servía bocadillos y tapas en una terraza al aire libre. Dimos una vuelta por los alrededores antes de que se hiciera completamente de noche. Ya sin luz natural, pudimos caminar unos minutos por un paraje que da a las minas y, después, por las calles del pequeño pueblo. Aunque estaba iluminado, de noche, no daba para mucho más.


Por la mañana, se nos fastidió el plan de volver al mirador de Orellán a la salida del sol. Amaneció el día con una niebla espesa que nos sorprendió por completo, pues nada hacía presagiar un cambio de tiempo tan brusco. No sabíamos qué hacer: si esperar a ver si levantaba el día o ir a visitar Ponferrada y volver después. En la Oficina de Información Turística nos dieron un folleto y un mapa con recorridos (yo llevaba uno mejor, sacado de internet). Pregunté por las rutas y los miradores, y me vinieron a decir que habiendo visto el mirador de Orellán, no hacía falta molestarse en ver ningún otro, lo cual me dejó un tanto descolocada. Pregunté si era normal aquella niebla matutina y si solía levantar más tarde, pero tampoco me dijeron nada definitivo: quizás, sí; quizás no. ¡Pues vaya, eso ya lo sabía yo!

Volvimos al hotel a recoger los bártulos del coche para las caminatas y nos tropezamos con una señora del pueblo, que muy amablemente nos preguntó si nos habíamos alojado allí. Al decirle que sí, empezó a contarnos todo tipo de cosas del lugar y nos dijo que no nos preocupásemos del tiempo, que era normal y que en un par de horas luciría el sol. Le pregunté por los senderos y me dijo que de ningún modo nos limitásemos a hacer el recorrido corto de las Valiñas, que es el que hace casi todo el mundo; que si nos interesaba y teníamos tiempo, había mucho más que hacer en Las Médulas. En concreto nos aconsejó hacer la senda del Lago Sumido (3 Km) y que no nos perdiésemos el Mirador de las Pedrices.

Con toda aquella información, decidimos hacer primero la Senda del Lago Sumido, con la esperanza de que entre la ida y la vuelta se fuera disipando la niebla.


El camino es sencillo y llano, muy agradable, especialmente a hora temprana y sin calor. Antes de llegar al Lago Sumido, vimos caballos pastando y un par de lagunas más pequeñas (laguna Larga y laguna de Pinzais), con nenúfares, que, según nos dijo la señora del pueblo, se van recuperando después de que estuvieron a punto de desaparecer por la introducción hace unos años de una especie invasora de cangrejos rojos americanos que casi acabaron con los nenúfares y con los cangrejos autóctonos. En todo el recorrido, acechaba la seductora silueta de los picos rojos de las antiguas minas. Al final del camino, llegamos al mirador de Chaos de Meseiros con unas vistas preciosas, aunque algo emborronadas por la niebla, si bien ya no era tan espesa.



Regresamos al pueblo, pasamos por el Centro de Visitantes y decidimos hacer una mezcla de varios senderos, trazando un recorrido un tanto particular. Todos los senderos están muy bien señalados y se pueden seguir sin dificultad, pero es conveniente contar con un mapa, o sacado de internet o el que te dan allí los de la oficina de turismo. Antes de empezar las rutas se puede ver la bonita iglesia del pueblo.


Iniciamos la caminata por la Senda de las Valiñas, para girar un poco después a la derecha y tomar la Senda de Reirigo. Esta senda asciende a través del bosque hasta el Mirador de las Pedrices, es una cuesta bastante empinada, pero el frondoso bosque protegía del sol y no nos resultó demasiado pesada. La vista de los troncos enormes de castaños centenarios impresiona verdaderamente.


Al fin llegamos al Mirador de las Pedrices y, para nuestra sorpresa, vimos allí a dos autos todoterreno, con varias personas y cámaras de televisión o de cine, no sé. Aparentemente habían llegado por una pista desde la zona de Yeres. Un joven rubio nos saludó muy amablemente y nos quedamos sorprendidos al ver que era el periodista Jesús Calleja, que estaba rodando un reportaje sobre el Bierzo. Iba con gente del equipo de grabación y un par de personas de la zona que, supongo, hacían de guías. Muy curioso el encuentro. Creo que es posible llegar a este mirador en coche particular por una pista, pero tampoco lo sé seguro.

Las vistas desde arriba son impresionantes. Merece la pena subir. La señora del pueblo tenía toda la razón, lo que no entiendo es el motivo de que en información turística quisieran quitarnos la idea. De izquierda a derecha, se ve el embalse de Campañana, el lago Sumido, el pueblo de las Médulas y las antiguas Minas, con el horizonte ondulado de las tierras del Bierzo. Lo recomiendo.




Volvimos sobre nuestros pasos para retomar la Senda Reirigo. Llegamos a un cruce que propone seguir la Senda Perimetral (una especie de recorrido exterior del parque por una pista) o bien continuar hacia el Pico Reirigo por la Senda del mismo nombre, a la izquierda. Tomamos ésta última, seducidos por la promesa de las vistas desde lo alto del pico y pensando que sería algo parecido al sendero por el bosque que habíamos traído, con sombra y todo, porque bien que se agradecía el cobijo de los árboles una vez que la niebla había pasado a la historia y hacía un sol de justicia. Empezamos a subir, y a subir, y a subir, por un abierto senderito que cada vez nos deparaba unas vistas más impresionantes de toda la comarca, pero ni una sombra: los panoramas eran excepcionales, pero el calor nos estaba matando. Al fin, coronamos el Reirigo, las vistas eran preciosas. De paso, también vimos varias enormes cuevas con galerías de las antiguas minas, a las que daba un poco de grima asomarse.





Cuando pensamos que, una vez conquistado el pico, íbamos a internarnos en el bosque salvador, resultó que el sendero bordeaba la montaña justamente por la zona donde daba el sol, dejándonos completamente al descubierto. El bosque iba justo por la ladera contraria a la del sendero y sin forma de pasar al otro lado. Nos estábamos tostando literalmente, si bien es cierto que el paisaje merecía la pena. Después de mucho caminar por un sendero endurecido por el calor, que no es especialmente peligroso, pero donde hay que llevar un poquito de cuidado porque hay pasos algo expuestos, llegamos a la zona recreativa del Campo de Braña, donde acaba la Senda Reirigo, que enlaza con la Perimetral. Ya en la pista de la Perimetral y con estupendas vistas, llegamos al Mirador de Orellán, que, debido a la luz, nos brindó una perspectiva muy diferente a la de la tarde anterior. En sus inmediaciones, hay un sendero que en fuerte pendiente desciende por el interior del bosque (sombra al fin, menos mal) hasta la Fuente de la Tía Viviana, enlazando ya con la Senda de las Valiñas. Una vez allí, habíamos hecho un recorrido circular de unos 10 Km.



Llegamos a las inmediaciones del Centro de Visitantes, y comimos en la bonita terraza de uno de los restaurantes del pueblo, instalado en una casa rural. Tenían unos menús de especialidades locales realmente buenos: botillo, lentejas y bacalao, con vino del lugar y postres caseros. Quizás no era lo más apropiado para el calorazo que hacía, pero ¡rico, rico, rico!


Después de comer opíparamente y descansar un rato, hicimos nuestro último recorrido por el área arqueológica: lo que nos quedaba de la Senda de las Valiñas, que es la que se interna por las Médulas, con puntos tan significativos como el Pico del Águila, la Encantada y la Cuevona. Un itinerario muy bonito, recomendado para quienes deseen una excursión más rápida y tranquila que la nuestra.



[size=18]Sendas existentes: recorridos a pie.


Senda perimetral: 5,7 Km. desde el mirador de Orellán al Mirador de Pedrices. Fácil, se va por una pista.
Senda de las Valiñas: 4 Km. por el interior de las Médulas. Fácil. Tiene una variante corta.
Senda de Reirigo: 5,5 Km. por la parte alta, llega al Pico Reirigo. Desnivel pronunciado, cuidado con el calor.
Senda del Lago Sumido: 3 Km. Termina en el Mirador de Chaos de Meseiros. Fácil.
Senda de los Conventos: 4,5 Km. No lo hicimos.
Bajada por el Camino del Mirador: desde el Mirador de Orellán hasta la fuente de la Tía Viviana, que enlaza con la Senda de las Valiñas. Este camino no es aconsejable hacerlo de subida por el fuerte desnivel.

Podéis descargar mapas de los senderos de internet o pedir uno en la Oficina de Información Turística.[/size]
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Artemisa23 Ver más diarios de España Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 8 2
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 86 Visitas mes actual: 62 Total visitas: 7665

  Últimos comentarios al diario:  DE VIAJE POR ESPAÑA
Total comentarios 228  Visualizar todos los comentarios

Maiteb  maiteb  04/10/2020 05:56
Comentario sobre la etapa: REQUENA Y SU MEDIEVAL BARRIO DE LA VILLA. LA VALENCIA INTERIOR.
Acabo de pasar tres días en Requena, me ha gustado mucho lo que has escrito; estoy de acuerdo contigo en que merece la pena ir y sobretodo perderse por las callejuelas del barrio medieval con ese encanto de ambiente de pueblo antiguo. No se como será en verano pero en estas fechas tranquilidad absoluta.

Artemisa23  artemisa23  05/10/2020 09:18   
Muchas gracias por tu comentario y tus estrellas, maiteb. Requena me sorprendió porque no esperaba esa zona medieval. Además, están los magníficos espacios naturales que se pueden visitar no muy lejos, si bien estas excursiones requieren a veces circular por carreteras un poco sinuosas.

Miguelbilbao  Miguelbilbao  28/02/2021 18:04   
Comentario sobre la etapa: CASTRIL (GRANADA): RUTA DE LAS PASARELAS Y SIERRA DEL RÍO CASTRIL.
Entusiasta de Granada, nacido en Baza, residente en Bilbao, veo este diario de Castril y me llama esa zona. Estuve a punto de ir el pasado año, pero lo dejé pasar y ahora a esperar que nos abran fronteras. Ya conozco la capital, la costa, Alpujarras, Los Guajares...me falta esa zona norte, que sin lugar a dudas tiene su encanto. De gran ayuda este diario para tomarlo de referencia. En mi próxima visita veré esa zona. tres o cuatro días creo que serán suficientes.

Estoy buscando algo parecido cerca de mi pueblo, Baza, que seguro hay zonas para hacer algo similar, en la Sierra de Baza. No he visto nada, de momento, en el foro.

Gracias por tu aportación.

Artemisa23  artemisa23  28/02/2021 19:22   
Hola, Miguelbilbao. Muchas gracias por tu comentario y tus puntitos. Estoy segura de que te gustará mucho Castril y su sierra. Tengo ganas de ir a la Sierra de Baza y también al Desierto de Gorafe, que no está muy lejos de allí. En fin, cuando podamos...

Miguelbilbao  Miguelbilbao  28/02/2021 19:35   
El pasado año estuve en Gorafe y el pantano de Negratín, (mi padre era de Cuevas del Campo) merece la pena toda esa zona, es otra forma de turismo. Mucho por andar, pero nos acercamos a una edad que empezaremos a estar limitados, hay que aprovechar en cuanto abran límites.

Un saludo

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Naturaleza-Paisaje Tema: Las Médulas y Ponferrada, El Bierzo, León
Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha: Foro del Centro de España: Madrid, Castilla y León y Castilla La Mancha. Foro de Viajes para compartir experiencias, consejos, recomendaciones y dudas.
Ultimos 5 Mensajes de 74
95300 Lecturas
AutorMensaje
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 19947

Fecha: Mie Mar 10, 2021 04:54 pm    Título: Re: Las Médulas y Ponferrada, El Bierzo, León

@Agonzaz

He unido tu mensaje a este hilo que ya existe para ese destino, aquí encontrarás información y aquí te dejo enlace al hilo donde tienes rutas de senderismo por la zona del Bierzo y Ancares

Rutas de Senderismo en León


Y también este enlace a la Guía Turística de la Provincia de León
www.turisleon.org/ ...INCIAL.pdf

Saludos
Agonzaz
Agonzaz
New Traveller
New Traveller
Mar 10, 2021
Mensajes: 4

Fecha: Lun Mar 15, 2021 06:32 pm    Título: Re: Las Médulas y Ponferrada, El Bierzo, León

Muchas gracias por la información.
alfrito.alfrito
Alfrito.alfrito
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Jul 26, 2010
Mensajes: 9335

Fecha: Lun Mar 15, 2021 10:39 pm    Título: Re: Viajar a las Médulas en Semana Santa

Hola, @Agonzaz . En este tip LEÓN - Diarios, Noticias y Tips - Itinerarios de 1 a 10 días tienes enlaces a los diarios que han escrito otros forofos contando su experiencia en viajes por León, con varias etapas dedicadas a la zona de Las Médulas. Y en este mapa www.google.com/ ...sp=sharing tienes algunas ubicaciones de experiencias. Además de las rutas dentro de las zonas de Las Médulas (hay varias etapas, como te decía, por ejemplo en el diario de @marimerpa...  Leer más ...
meha
Meha
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Ene 06, 2010
Mensajes: 5904

Fecha: Mar Mar 16, 2021 12:22 am    Título: Re: Las Médulas y Ponferrada, El Bierzo, León

Para recorrer la zona de las montañas rojas hay esencialmente dos rutas: - Senda de las Valiñas, si se quiere una opción corta, que además es la más popular. Son sólo 4 Km por caminos anchos, sin ninguna dificultad. Va por bosques de castaños y te acercas a La Cuevona y La Encantada. Se inicia en el pueblo de Las Médulas. Después (o antes) te puedes acercar al Mirador de Orellán en coche (aparcamiento a unos 500 m) y también visitar la Galería de Orellán, entrando en una de las galerías horadadas en la montaña. - Senda perimetral: es una opción más larga y completa. Incluye también la...  Leer más ...
ANGEMI
ANGEMI
Moderador de Zona
Moderador de Zona
Ago 09, 2009
Mensajes: 19947

Fecha: Jue Abr 29, 2021 01:25 pm    Título: Yacimiento Romano de Las Médulas - El Bierzo, León

LA HISTORIA DEL EL ORO RELUCE EN LA PROVINCIA DE LEÓN

El yacimiento romano de Las Médulas ofrece un paisaje inédito repleto de galerías y espacios naturales

A cielo abierto, el yacimiento romano de Las Médulas, ubicado en la comarca de El Bierzo, se erige con paisaje de elevados pinachos rojos que ofrece experiencias únicas recorriendo sus galerías y canales, para conocer un poco más sobre el legado que el Imperio Romano nos ha dejado. El mirador de Orellán y la galería que recibe el mismo nombre, son dos puntos de interés de visita obligada para conocer este rincón leones, lo mismo la Cuevona y la Encantada, la ruta por los canales y conductos acuíferos y el lago de Carucedo. Un recorrido natural inolvidable que tiene su punto de partida en el Centro de Recepción de Visitantes y en al Aula Arqueológica, ubicados en el pueblo de Las Médulas, donde poder informarse de las rutas, historia del yacimiento y puntos de interés de la zona.

Existe otro León, ese en el que la historia cobra vida y los pasos de las legiones romanas aún siguen resonando entre sus rincones. Ese León, el más auténtico, el más natural de todos, ofrece un paisaje lleno de contrastes en el que el color rojizo de la tierra combina a la perfección con el verde de la naturaleza, el azul del cielo y el brillo del oro. Paso a paso, capítulo a capítulo de la historia, el siguiente destino son Las Médulas.

Ubicadas en la comarca de El Bierzo, Las Médulas se encuentran en la provincia de León y son el vestigio de un pasado romano único. La mayor mina de oro del Imperio Romano, incluida por la UNESCO en el listado de Lugares de Patrimonio Mundial en 1997. Su estampa rojiza simula un paisaje sinuoso y de misterio, escondiendo bajo sus tierras una explotación minera con siglos de historia, en torno a una infraestructura museística a cielo abierto.

Este rincón leonés ofrece un paisaje de extraordinaria belleza con lugares como el mirador de Orellán, un punto elevado desde donde admirar la magnitud de este entorno que ofrece diferentes estampas en función de la época del año. Junto a este mirador, el visitante tendrá la oportunidad de entrar en unas antiguas galerías de las minas de oro. La galería de Orellán, vestigio de la explotación, se trata de un antiguo conducto de agua. Un recorrido de unos 100 m que lleva hasta una de las salidas más singulares de la explotación, un balcón en medio de un corte vertical en la montaña. Sin duda un paisaje único y enmudecedor que muestra el lado más hermoso de este lugar.

La observación del yacimiento se puede hacer a pie de mina en el denominado Circo de las Médulas. Merece la pena llegar hasta él dando un tranquilo paseo, en el que se alternan castaños centenarios con los elevados picachos rojos y restos de galerías abandonadas, en las que todavía es perceptible la aplicación de la técnica minera romana del ruina montium, o derrumbe de los montes. Los conocidos enclaves de la Cuevona y la Encantada se encuentran en este recorrido y dos lugares de visita obligada.

El agua fue la mayor herramienta que los romanos utilizaron para la extracción de oro, y esta agua fue la que conformó este espectacular yacimiento. Los canales y conductos acuíferos excavados en la roca conforman unas rutas que te sumerge en el conocimiento, la cultura y la historia de esta civilización.

Sin duda, el paisaje de las Médulas merece la pena, un horizonte de torres y picachos rojizos cubiertos por el intenso verde de los castaños. Paraíso de verde y rojo que conduce hasta otro de los lugares más salvajes del entorno, el lago de Carucedo. Lugar de antiguas leyendas que pretenden explicar su origen y que le dotan de un halo de especial de misticismo. El lago es otra de las huellas indelebles de la actividad minera del Imperio Romano en estas tierras y actualmente es un lugar perfecto para practicar deporte y disfrutar del aire libre.

En el pueblo de Las Médulas, el Centro de Recepción de Visitantes y el Aula Arqueológica acercan al visitante a los diferentes aspectos relacionados con este entorno natural, las gentes que en él vivieron y trabajaron, el inteligente manejo hidráulico para la explotación y el valioso legado patrimonial que nos han dejado, además de ofrecer visitas guiadas por el yacimiento.

La Casa del Parque de las Médulas, ubicada en Carucedo, ofrece una visión general del Monumento Natural e información sobre sus posibilidades de visita y zonas de interés. Dispone, además, de recursos audiovisuales como imágenes de 360º de algunos de sus lugares más emblemáticos, y material para la planificación de la visita.

La presencia humana en El Bierzo es antigua, de miles de años, evidenciada en figuras pintadas en cantiles rocosos inaccesibles, en un valioso patrimonio arqueológico que tiene en los castros y en el laboreo aurífero romano su mejor expresión.

Viaje por la historia aún no termina. Aún queda mucho León por descubrir


Información facilitada por Consorcio Provincial de Turismo de León: www.turisleon.com/es/
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram