Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
Victoria Falls. Vuelo en helic√≥ptero. ūüß≠ Diarios de Viajes de Zimbabwe
Indice
Indice
M√°s leidos
M√°s leidos
√öltimos Diarios
√öltimos Diarios
M√°s Votados
M√°s Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: POR ZIMBABWE Y BOTSWANA, DE NOVATOS EN EL AFRICA AUSTRAL  -  Localizaci√≥n:  Africa Sur  Africa Sur
Descripci√≥n: Viaje distinto a todos los dem√°s que hasta ahora hab√≠amos realizado. Un viaje sobre el que ten√≠amos ciertos temores pero que nos fue enamorando d√≠a por d√≠a, asombr√°ndonos a cada poco. Un viaje din√°mico y cambiante pese a lo repetitivo de algunas actividades. Lleno de vivencias y sensaciones no experimentadas anteriormente. Nos ha creado otros puntos de vista de viaje y expectativas de viajes futuros.
Autor: Alejandria   Fecha creaci√≥n: 
Compartir: 
Compartir:



Etapa:  Victoria Falls. Vuelo en helic√≥ptero.  -  Localizaci√≥n:  Zimbabwe Zimbabwe
Descripci√≥n: 9 de agosto. Abandonamos Botswana y cruzamos a Zimbabwe. Vuelo en helic√≥ptero sobre las Cataratas Victoria.
Alejandria  Autor:    Fecha creaci√≥n:   
Compartir: 
Compartir:


También hoy toca madrugar, pero algo menos. A las 6:30 desayuno y a las 7 hay que partir. Nos llevan a la frontera en dos furgonetas. Los jeep de los safaris de días anteriores nos dejaron ayer al mediodía y nos despedimos de ellos de forma muy rápida.

De Kasane poco hemos visto. Como quien dice, hemos estado solo una tarde (y de crucero) y una noche.

Kasane es una ciudad peque√Īa y se le considera, junto con Maun, la base id√≥nea para explorar verdaderas maravillas naturales.
Tiene un peque√Īo aeropuerto y es accesible por carretera asfaltada, la que se bifurca en Nata que tiene su origen, como ya vimos a nuestro paso por all√≠, en Francistown. Cuenta con una amplia oferta de alojamientos a diferentes precios, bares, restaurantes, tiendas y varias compa√Ī√≠as que organizan excursiones y actividades por la zona, safaris en 4x4 , cruceros en el r√≠o Chobe, excursiones a Cataratas Victoria‚Ķ.

Se le conoce tambi√©n como la ciudad ‚Äúcuatro esquinas de Africa‚ÄĚ. En poco espacio se juntan las fronteras de Botswana, Namibia, Zimbabwe y Zambia. A Namibia se puede cruzar en un transbordador a trav√©s de una isla situada en el Chobe, pero lo m√°s usual es ir a Namibia por la carretera que llega a Ngoma Gate.
A Zambia y Zimbabwe lo vamos a comprobar en poco tiempo.

A unos 8 km. de Kasane se encuentra el pueblo de Kazungula que cuenta con una amplia rivera al río Zambeze, una vez que ya el río Chobe ha volcado sus aguas en el mismo. Funciona como puesto fronterizo doble, a Zambia y Zimbabwe.

A Zambia se cruza mediante el ferry de Kazungula que va de un pueblo de Botswana a otro pueblo de Zambia cruzando el río Zambeze, y ambos pueblos se llaman igual, Kazungula.

El otro puesto fronterizo da paso a la carretera que va a las cataratas Victoria por la Kazangula Road, se pasa de Bostwana a Zimbabwe. Y este es el paso que nosotros vamos a realizar.

Los trámites de salida de Bostwana son rápidos. Atravesamos a pie y con nuestro equipaje hasta la frontera de Zimbabwe. Aquí las colas son bastante largas.
Por eso hemos madrugado, para evitar las grandes colas. Llegamos temprano y a√ļn as√≠ ya las hay. La espera puede ser tremenda.

Creo que estuvimos algo más de dos horas. Aunque algo pesada, la espera en la cola se nos hizo llevadera porque íbamos a encargar una camiseta personalizada con el recorrido que habíamos hecho. Un chico de Vic Falls, creo, se dedica a ofrecer este servicio y que mejor ocasión que aprovechar la espera en la aduana de Zimbabwe.

Primero escogiendo dise√Īos entre los que nos mostraban. No es tarea f√°cil poner de acuerdo a 18 personas y escoger entre tantos modelos. Al final lo conseguimos e incluso lo personalizamos, adaptando el dise√Īo exclusivamente a la ruta que hab√≠amos realizado, los parques de Hwange y Matobos, santuario de aves en Nata, Makgadikgadi Pans y NP, delta del Okavango, Moremi, Savuti, Chobe y Victoria Falls.

Luego quedaba la tarea de escoger talla y color. Nos √≠bamos saliendo de la cola en peque√Īos grupos hasta una furgoneta en d√≥nde ten√≠an camisetas de todas las tallas para probarse y una carta de colores.
Ten√≠an las camisetas un precio razonable, casi igual que el que luego vimos en Victoria, y estas adem√°s contaban con la ventaja de ser exclusivas, con un modelo personalizado. Algunos incluso encargaron otras camisetas con dise√Īos particulares.

El día que se modernicen los sistemas en la aduana de Zimbabwe a este chico se le acabará su negocio. Pero eso va para largo.

Toda esta zona de espera para pasar la caseta de la aduana se encuentra plagada de monos. Brrrr.



Conseguimos finalmente avanzar en la cola y al pasar por la caseta casi que te explicas el porqué de aquella demora. Son lentos, lentos, y además casi todas las ventanillas vacías, solo dos abiertas.

Con otro transporte distinto del que nos ha llevado de Kasane a la frontera, un minib√ļs y un coche particular, nos trasladamos todos hasta nuestro hotel en Vic Falls al que llegar√≠amos antes de las 12:00 horas.

Por el camino nuestra gu√≠a nos fue explicando lo que podr√≠amos encontrar en el village de Vic Falls, incluso nos hab√≠a preparado un plano de fabricaci√≥n casera para localizar f√°cilmente las opciones de restauraci√≥n y tiendas de la ciudad. Tambi√©n estuvimos comentando los distintos restaurantes y la posibilidad de hacer una cena en com√ļn y de despedida.

Debido a nuestra hora de llegada las habitaciones no estaban disponibles. Dejamos el equipaje en una esquina del porche para su posterior traslado a la consigna. Nos reciben con una limonada.



Lo primero que hicimos fue un tour por el hotel, de la mano de nuestra guía que ya se lo conoce mejor que nadie.

El Victoria Falls Hotel es considerado en todo el mundo como uno de los cl√°sicos ‚Äúcinco estrellas‚ÄĚ. Su estilo eduardiano refleja que su construcci√≥n corri√≥ a cargo de los brit√°nicos. Un hotel hist√≥rico y tradicional que ha sabido conservar su estilo colonial con un fiel reflejo de la decoraci√≥n y forma de vida de la clase opulenta de la √©poca en que fue construido. Todo ello sin menoscabo de las posteriores reformas. Como la de 2013 en que se decor√≥ con primor combinando su car√°cter tradicional con algunos toques modernos.

Fue inaugurado en 1904 y entonces sólo fue concebido como alojamiento para los trabajadores del ferrocarril que se estaba construyendo. Un proyecto de ferrocarril que quería unir la Ciudad del Cabo con El Cairo. Pero poco a poco se fueron dando cuenta del potencial turístico que tenían las Cataratas Victoria y se fue ampliando y mejorando hasta convertirse en el icónico hotel que es hoy. En el hotel se han alojado personajes importantes y varios visitantes de la realeza británica, como la visita del rey Jorge VI y su familia en 1947. Se dice incluso que la reina madre tenía siempre allí una habitación preparada, la suite real o presidencial.

El edificio de fachada blanca se distribuye en varias alas que acogen un patio interior con jardines bien cuidados, estanques y verandas.

En el ala principal se encuentran un gran vestíbulo con la recepción, guarda llaves, consigna, acceso a tienda de regalos, peluquería…. , con bonita decoración en madera.




Atravesando el patio interior se accede a otra ala que alberga en su planta baja grandes y lujosos salones comunicados por pasillos cubiertos de cuadros, carteles y fotos antiguas del hotel y sus entornos que hacen del hotel un auténtico museo.





Como el salón Bulawayo, lujosamente decorado y con grandes sillones y sofás que te dan una impresión de calidez y confort nada más verlos. Es un salón que se puede utilizar por los residentes para leer, (suele haber periódicos), jugar a las cartas, un rato de tertulia…





Otro gran salón decorado con varios sofás estampados en flores vistosas alberga una colección de pintura, la galería de Larry Norton. Un afamado artista local que ha obtenido cierta notoriedad con sus pinturas de vida silvestre y de paisajes de la zona y cercanías.

Por aqu√≠ se encuentra tambi√©n el Livingstone Room, el mejor restaurante del hotel. Un sal√≥n de estilo eduardiano, con exquisita decoraci√≥n y ambiente elegante en el que se sirven las cenas formales con men√ļs a la carta y men√ļ degustaci√≥n con m√ļsica en vivo.

Hasta los ba√Īos tienen glamour.



Saliendo de esta ala aparecen las terrazas y las mejores vistas de todo el complejo. En estas terrazas se ven mesas que son atendidas por el Stanley‚Äôs Terrace en el que se sirven comidas ligeras durante el d√≠a y el tradicional t√© de la tarde. Todo ello acompa√Īado de espectaculares vistas.





Las vistas del puente sobre el río Zambezi, un arco de hierro que atraviesa el abismo entre Zambia y Zimbabwe . También la visión de las cortinas del rocío y neblina de agua que suben de las cataratas Victoria. Y la vista de los jardines y praderas de césped, muy bien mantenidos, con dos enormes árboles autóctonos de la región, Msasa y Natal Mahogany, que adquieren un bonito color en primavera.
En estos espacios de césped te puedes encontrar con cualquier animal dada su proximidad a la zona de selva.





A esta parte vierten las habitaciones m√°s lujosas del hotel, con estas esplendorosas vistas.
Nuestras habitaciones, las standard, daban al patio interior.

Siguiendo el camino que rodea estas praderas se llega a la zona de piscina, Edwardian Pool. Es un rincón precioso, rodeado de exuberantes jardines tropicales, y atendido por un bar al aire libre el cual, al mediodía, ofrece una barbacoa. También se pueden pedir comidas ligeras y bocadillos.



Lo siguiente que nos encontramos es el Jungle Junction, otro restaurante en el que se sirve el desayuno y el que podríamos observar mejor al día siguiente.

Vale la pena visitar el hotel, aunque no se esté hospedado en el mismo.

Nos volvimos enseguida al hotel porque en uno de los salones estaban esperando para contratar las distintas excursiones y actividades que cada uno había escogido.

Son muchas las actividades que en la localidad de Victoria Falls se pueden hacer. Por aire, por tierra, por el agua…, de actividades con descarga de adrenalina, más sosegadas…..

Aquí se pueden ver algunas de ellas: www.shearwatervictoria... ctivities/,

O aquí : www.victoriafalls-guid... ities.html

Antes de ir al viaje ya les hab√≠a echado un vistazo y solo me convenc√≠a el vuelo en helic√≥ptero, que ya ten√≠amos incluido, y el crucero vespertino por el r√≠o Zambeze. En uno de los traslados en el cami√≥n tambi√©n se hab√≠a abordado este tema, por la necesidad de reservarlas. Y medio me convencieron los compa√Īeros de hacer la caminata con leones.

Pero en el hotel nos enteramos que esta actividad, la caminata con leones, requer√≠a levantarse muy temprano y volver deprisa para desayunar. Despu√©s de los madrugones de todos los d√≠as lo √ļltimo que nos apetec√≠a era volver a madrugar nuevamente. Nos seduc√≠a m√°s la idea de levantarnos cuando nos apeteciera y desayunar tranquilamente delante de las maravillosas vistas que desde el Jungle Junction se tienen.

El crucero por el río Zambeze había quedado descartado con anterioridad porque el día anterior habíamos tenido el safari en el barco por el río Chobe, el cual hubiera sido muy difícil de emular.

As√≠ que finalmente nosotros no contratamos ninguna actividad. La mayor√≠a de los compa√Īeros s√≠ que lo hicieron, algunos hasta varias de ellas.

Ya en esta ciudad cada uno íbamos a ir por distintos derroteros. Coincidiríamos algo más tarde para el vuelo en helicóptero, con algunos, y en la cena, pues al final habíamos acordado de ir todos a cenar al Lola’s Tapas and Carnivore Restaurant.

A las cuatro nos recogerían para llevarnos hasta donde salen los vuelos en helicóptero. La pareja de I. y F., como ya habían estado en otra ocasión en Victoria Falls, habían optado por hacer el vuelo en ultraligero y para ello se tenían que desplazar a Zambia por lo que los recogerían a las tres.

Nos salimos del hotel a darnos una vuelta e intentar comer algo pues las comidas y las cenas de la estancia en Victoria Falls corrían de nuestra cuenta.

La calle en la que se encuentra nuestro hotel atraviesa una zona de césped y arboleda que a veces se llena de monos y no sabes cómo van a reaccionar. En una ocasión caminaba yo sola y no veas el miedo que pasé.


Pero los monos parece ser que son lo menos importante. Te salen vendedores hasta de detrás de los árboles. Ya nos habían advertido que no habláramos con ellos ni entráramos en trato, para evitar el acoso. Ni siquiera decir la palabra NO pues eso significaba iniciar una conversación. Pero era un tremendo engorro estar rodeado de vendedores de todo tipo de artesanías y pasar sin alterarse.

La calle del hotel desemboca en la calle principal, más bien la carretera que lleva hasta la entrada a las cataratas y la frontera con Zambia. A la derecha queda el hotel Kingdom, construido emulando a los hoteles de Las Vegas, con su casino y todo, que visitaría en otra ocasión. A la izquierda una gasolinera.

Siguiendo paralelo a la gasolinera, algo más arriba y pasando la vía del tren, aparecen varios bloques de edificios que albergan todo tipo de tiendas de artesanía, de ropa, de recuerdos…. Detrás de estos negocios se encuentran varios restaurantes conocidos como Lola’s Tapas, Mama Africa, …..
Al llegar a esta zona de comercios los vendedores se esfuman. Es un alivio pasear por la zona sin el acoso de nadie.

Cruzando la carretera por frente de la gasolinera hay una serie de edificios distintos, bancos, oficina de correos, el Ilala Lodge…. Y la calle Adam Stander Dr., en la que se encuentra The Three Monkeys Restaurant y el Snake Park. Por esta zona sigue el acoso de los vendedores pero conforme la calle se adentra en otra gran área de comercios y de mercado también desaparecen. Parece que respetan o tienen prohibido intentar vender su mercancía en las zonas de comercio.

Dimos una vuelta por toda esta zona comercial, repleta de puestos de artesan√≠a en madera, esculturas de piedra‚Ķ.. En un lateral hay un pabell√≥n cubierto que suelen llamar el mercado de las mujeres o de las telas. Dentro todas las vendedoras son mujeres y predominan las telas. Telas de distinto dise√Īo y formas, con gran colorido. Aqu√≠ compramos unos manteles con estampados t√≠picos africanos (con la gallina de Guinea, por ejemplo) que luego, cuando ya est√°s en casa, no parecen nada atractivos. Hay que regatear.

Antes de entrar a la zona de mercado y al lado de unos jardines que son parte del complejo de las caminatas con elefantes, Elephant‚Äôs Walk, hay un bar con muy buena pinta, The River. Elaboran cerveza artesanal y tienen de varias clases, bastante buena al gusto de mi marido, ya que yo no soy de cerveza. Tambi√©n ponen platos de comida, seg√ļn una peque√Īa carta que tienen, que resultaron estar sabrosos, no recuerdo ni lo que pedimos. Creo que ten√≠a precios decentes.

Bar muy recomendable, por su ambiente, por su cerveza y su comida.

Nos volvimos al hotel porque ya antes de las 4 de la tarde estaban reuniendo gente, de nuestro grupo, en distintos coches para trasladarnos a realizar el vuelo en helicóptero sobre las Victoria Falls. Los traslados corren a cargo de la misma empresa de vuelos, Bonisair Helicopters, (tiene muy buenas opiniones en TripAdvisor). El helipuerto de esta empresa se encuentra en las afueras de la ciudad y tardaríamos unos quince minutos.

Allí esperamos hasta que iban organizando los grupos que se subían en cada helicóptero. Nos pesan (que mal rato), hay que pagar 30$ de las tasas de entrada al parque y nos muestran un vídeo de los consejos y medidas de seguridad a observar durante el vuelo.

El vuelo que estaba contratado era el que denominan ‚ÄúThe Livingstone‚Äôs Angel Flight‚ÄĚ que dura 15 minutos, el m√°s popular. La empresa ofrece otros vuelos de 22 minutos, The Livingstone‚Äôs Experience Flight y otro de 25 minutos, The Livingstone‚Äôs Long Flight, pero claro, bastante m√°s caros. Estos dos √ļltimos utilizan el tiempo de m√°s en el vuelo para observar m√°s trecho de las gargantas del Zambeze y alguna isla r√≠o arriba.

Volamos cuatro en un helic√≥ptero, nosotros con otra pareja del grupo (J. y M.J.). Esperando vimos el finalizar del vuelo de otros compa√Īeros y su cara de felicidad.



No suelen llenar los helicópteros pues parece que dejan libres los asientos centrales para que todos los pasajeros tengan ventanilla. En nuestro caso íbamos tres ya que J. iba junto al piloto.



Al igual que con el vuelo en avioneta, deseaba y temía, al mismo tiempo, la realización de esta actividad. Pero envalentonada por la experiencia de la avioneta me subí al helicóptero más optimista. Y todo resultó fantástico, no me mareé en absoluto y pude disfrutar de pleno de todas las vistas.

El recorrido sobrevuela las cataratas en varias vueltas por el lado izquierdo y derecho del helicóptero para que todos tengan la oportunidad de ver lo mismo.

Desde arriba se pueden ver las cosas de diferente forma. Las grandes extensiones de la sabana arbustiva africana y su singular color amarillento es lo primero que vemos extendiéndose a ambos lados del río. Enseguida se distinguen perfectamente las gargantas y meandros que va excavando el río una vez encauzada de nuevo el agua que se ha desplomado en las cataratas.




Las notas de verde corresponden a la vegetación cercana a su orilla, río arriba, y a la zona de acción del agua en las caídas de la misma. Zonas pertenecientes al Parque Nacional de las Cataratas Victoria en la parte de Zimbabwe y al Parque Nacional de Mosi-oa-Tunya en la parte de Zambia. Ambos parques fueron inscritos por la Unesco en 1989 en la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad.



Aunque lo que realmente atrae tu atención son las propias cataratas, el ver como una inmensidad de agua se desploma desde una base plana de basalto precipitándose en el vacío de una gran brecha del terreno cuya profundidad intuyes. Es algo difícil ver el fondo de la misma por la gran cantidad de agua y la niebla que forma el agua en su caída y el rebotar de la misma en el fondo. Por el tramo de Cataract Island es posible ver su fondo.




Las vistas de las cataratas desde tierra las visitaremos ma√Īana. Pero desde aqu√≠ arriba se obtiene una perspectiva real de su grandeza, una imagen completa de ellas en toda su dimensi√≥n.



El r√≠o Zambeze ha venido desliz√°ndose tranquilamente cientos de kil√≥metros desde su nacimiento, en la frontera de Zambia con Angola y el Congo, pero tiene que afrontar ahora una dura prueba. Se encuentra en su curso medio y adivinando lo que le espera su cauce se ensancha hasta unos dos kil√≥metros. A√ļn el agua sigue remansada, forma como una especie de estuario en el que predominan islas de vegetaci√≥n de diferente superficie. El sol reverbera en algunos momentos sobre esta superficie dot√°ndola de un color dorado.





Hace millones de a√Īos un gran movimiento tel√ļrico ocasion√≥ la enorme brecha que hoy es la frontera entre Zibabwe y Zambia, unas fallas tect√≥nicas de diferente altura, m√°xima de 108 metros y de algunas decenas de metros de ancha. Es la primera de las fallas y las aguas del r√≠o Zambeze no tienen m√°s remedio que abalanzarse sobre el abismo reparti√©ndose entre sus 1700 metros que tiene de largo. A√ļn as√≠ la fuerza con la que se desploma el agua es descomunal, sobre todo cuando lleva su m√°ximo caudal en √©pocas de lluvia.
Se consideran las cataratas m√°s largas del mundo, por sus 1700 metros de frente.




El r√≠o re√ļne de nuevo sus aguas que salen de esta gran hendidura por una estrecha embocadura pasando bajo el puente de hierro que une Zambia con Zimbabwe y encajon√°ndose en la segunda garganta. Luego sigue unos 200 km. enca√Īonado en el complejo de fallas tect√≥nicas hasta que se embalsa en el lago Kariba.
Todo esto se puede ver en el vuelo. Bueno, parte de las gargantas río abajo, el resto hasta el lago, lógicamente no.



Una experiencia sobrecogedora que no hay que perderse si se visitan las Cataratas Victoria. Pese a que tenga un coste alto.
Aunque todas las actividades en esta zona suelen ser caras.

El resto de la tarde me dediqu√© a ir de compras teniendo que aguantar el acoso de los vendedores en el trayecto desde cerca del hotel hasta bien pasada la gasolinera. Aguant√© estoicamente sin pronunciar una sola palabra. Me refugi√© en este complejo de comercios que hay junto a la calle principal y algunas perpendiculares. Pero no fue fruct√≠fera mi b√ļsqueda porque era algo tarde y ya algunos comercios hab√≠an cerrado.

Estaba oscureciendo cuando estaba volviendo al hotel. Para quitarme algunos moscones de encima entré en el hotel Kingdom a echarle un vistazo. Pregunté y amablemente me dieron la bienvenida.

Dicen las malas lenguas que este hotel quiere aparentar como los hoteles de las Vegas y que, al igual que aquellos, quiere representar un falso mundo de cartón piedra y su casino y todo. Yo creo que no es para tanto. Tiene una decoración algo fanfarrona pero no está mal. Ellos dicen que su arquitectura es a imagen de la ciudad de Munhumutapa, capital de una antigua civilización. Las torres de la entrada y su cascada parecen hasta resultonas.
Dicen que las habitaciones del hotel se distribuyen alrededor de un lago artificial que alberga cocodrilos. Hasta este lago no pasé.






De nuevo nos íbamos a reunir los del grupo, en una cena en Lola’s Tapas que estaba prevista para el siguiente día, como cena de despedida, pero que hubo que adelantar por estar el siguiente día al completo.

Nosotros llegamos tarde porque hab√≠amos entendido que el punto de encuentro era la puerta de nuestro hotel. Viendo que all√≠ no hab√≠a nadie hab√≠amos comenzado a caminar y ya ven√≠an un par de compa√Īeros en nuestra busca.

As√≠ que no tuvimos tiempo ni de ver la carta ni casi de escoger el men√ļ. Muchos se hab√≠an apuntado al men√ļ ‚ÄúCarn√≠vore‚ÄĚ que por 30$ comes lo que quieras de carne de Kudu, jirafa, cebra, eland ‚Ķ..(es un decir, tardan en servirlo y el hambre se pasa) y seg√ļn el comentario de algunos, estaban gustosas estas carnes, sobre todo la de eland.

El due√Īo es espa√Īol y su mujer tambi√©n, por eso del nombre del restaurante. El mismo due√Īo me aconsej√≥ que comiera una lasa√Īa de kudu porque yo no quer√≠a el men√ļ de carne. Finalmente acab√© comiendo unas carrilleras de cocodrilo rebozadas con s√©samo porque el otro plato estaba agotado.

Estos animales no proceden de la caza furtiva sino de unas reservas controladas por el gobierno.
El restaurante es caro ( y qué no lo es en Victoria Falls?) pero te atienden amablemente, tiene un buen ambiente e incluso espectáculo de danzas africanas.

Nos acompa√Īaron en la cena nuestra gu√≠a y su futuro sustituto que nos hicieron entrega de unos colgantes que se llaman ‚Äúnyami nyami‚ÄĚ y un papelito, como una especie de diploma, que ten√≠a escrito un compendio de todo lo que hab√≠amos recorrido y vivido en la aventura de nuestro viaje por Zimbabwe y Botswana. Los colgantes eran regalo del restaurante pero ‚Äúlos diplomas‚ÄĚ estaban muy bien escritos, se lo hab√≠an currado bastante.

Nos explicaron que eran estos colgantes. El Nyami Nyami es un dios fluvial del Zambeze, bastante importante para el pueblo Tonga de Zambia y Zimbabwe. Representa el espíritu de una serpiente del Zambeze y se representa como una serpiente retorcida con cabeza de pez. Son tallados en varios materiales y se suelen regalar como amuletos de la buena suerte.
Ellos creen que el espíritu de la serpiente controla la vida en el río y los flujos de agua. Y está muy relacionado con la leyenda Kariba, las vicisitudes y dificultades en la construcción de esta presa Kariba que enfadaron al dios del río.




MOMENTOS Y MOMENTAZOS

Un buen momento del día es aquel en que tuvimos las vistas lejanas de las Cataratas Victoria desde los jardines del Hotel Victoria Falls. Más bien de la humareda o niebla de gotas de agua que de ellas se elevaba.
Pero los momentazos del día son sin lugar a dudas los que vivimos en el helicóptero sobrevolando esta maravilla de la naturaleza. Fueron momentos hipnóticos en los que hasta se te olvidaba hacer fotos.

Volver arriba

Compartir:
Ver m√°s diarios de Alejandria Ver m√°s diarios de Zimbabwe Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQU√ć
Visitas mes anterior: 13 Visitas mes actual: 10 Total visitas: 921

  √öltimos comentarios al diario:  POR ZIMBABWE Y BOTSWANA, DE NOVATOS EN EL AFRICA AUSTRAL
Total comentarios 28  Visualizar todos los comentarios

Alejandria  alejandria  10/01/2019 14:49   
Gracias peloto 5 por pasarte por aquí.

ALFMA  ALFMA  10/01/2019 19:02   
Estupendo diario alejandria, como todos los tuyos. Es un placer leerte. Es un destino que de momento no me atrae, pero veo que tu lo has disfrutado mucho a excepci√≥n del peque√Īo percance del final, que finalmente quedar√° como una an√©cdota para contar. Me han gustado mucho los alojamientos, muy originales. Todas mis estrellas para ti. Un saludo!!

Alejandria  alejandria  10/01/2019 23:48   
Gracias ALFMA. Muchas gracias por dedicarle tiempo y tus halagadoras palabras. No es un destino muy recurrente, la verdad, tiene que haber algo allí que te atraiga sobremanera, como a mi el delta del Okavango. Cada uno tiene sus manías ....

Meha  meha  13/01/2019 22:33   
Hola Alejandría,
¬°Qu√© viaje tan emocionante! Me alegra que te haya dado tantas satisfacciones y tantos buenos momentos. El √ļltimo momentorro hay que olvidarlo y quedarte con los momentazos y los buenos recuerdos.

Alejandria  alejandria  14/01/2019 21:11   
Si meha, fue un viaje emocionante. Al menos, distinto de todos los dem√°s que hasta ahora hab√≠a hecho. Y lleno de muchos buenos momentos, as√≠ que el √ļltimo d√≠a lo borrar√© de mi memoria. Salvo para recordarme no volar con esa compa√Ī√≠a..
Gracias por pasarte por el diario, tu opinión siempre es bienvenida.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQU√ć
Volver arriba


Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Zimbabwe
Foro √Āfrica del Sur Foro √Āfrica del Sur: Foro de Viajes del Sur de √Āfrica: Sud√°frica, Namibia, Zimbabwe, Bostwana, Mozambique
Ultimos 5 Mensajes de 51
49195 Lecturas
AutorMensaje
morankisima
Morankisima
Experto
Experto
Jul 13, 2009
Mensajes: 208

Fecha: Mie Sep 25, 2019 01:01 am    T√≠tulo: Re: Viajar a Zimbabwe

A ver compis, he le√≠do en un diario de viajeros, que para salir de Zimbabue ya para Espa√Īa, hay que pagar una tasa?? de 100 d√≥lares, es as√≠??, desde cuando?? o es que les timaron a estos viajeros y les hicieron pagar una mordida as√≠ a lo tonto...?
CAMSAN
CAMSAN
Super Expert
Super Expert
Dic 08, 2009
Mensajes: 669

Fecha: Mie Sep 25, 2019 06:22 am    T√≠tulo: Re: Viajar a Zimbabwe

morankisima Escribió:
A ver compis, he le√≠do en un diario de viajeros, que para salir de Zimbabue ya para Espa√Īa, hay que pagar una tasa?? de 100 d√≥lares, es as√≠??, desde cuando?? o es que les timaron a estos viajeros y les hicieron pagar una mordida as√≠ a lo tonto...?

Nosotros, el a√Īo pasado, saliendo para Botswana no tuvimos que pagar nada.
mkheyi66
Mkheyi66
Experto
Experto
Mar 21, 2017
Mensajes: 162

Fecha: Mie Sep 25, 2019 03:04 pm    T√≠tulo: Re: Viajar a Zimbabwe

Es una mentira,no existe tal tarifa.Fue un timo.
mkheyi66
Mkheyi66
Experto
Experto
Mar 21, 2017
Mensajes: 162

Fecha: Mie Sep 25, 2019 03:05 pm    T√≠tulo: Re: Viajar a Zimbabwe

Es una mentira,no existe tal tarifa.Fue un timo.
morankisima
Morankisima
Experto
Experto
Jul 13, 2009
Mensajes: 208

Fecha: Jue Sep 26, 2019 12:16 am    T√≠tulo: Re: Viajar a Zimbabwe

Jo pobres, que tangada, y no pidieron explicaciones....??? no sé, somos muy confiados, para eso hay que leerse los timos que en algunos foros de países vienen, por ej, yo me lei el timo de que te dicen que los taxis no pueden entrar al centro de la ciudad de Siam Rep en Camboya y nos lo quisieron hacer pero...ya me lo había leído, por supuesto el taxista nos dejo en la puerta del hotel dentro de la ciudad jajajajajaja
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta R√°pida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQU√ć


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram