Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
PALAFRUGELL ✏️ Diarios de Viajes de España
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace
Blogs 

COSTA BRAVA Y PUEBLOS MEDIEVALES DEL BAIX EMPORDÀ
Diario: COSTA BRAVA Y PUEBLOS MEDIEVALES DEL BAIX EMPORDÀ  -  Localización:  España  España
Descripción: Algunos puntos destacados de la Costa Brava y preciosos pueblos que te hacen sumergirte en la Edad Media
Autor: Ctello   Fecha creación: 
 
Compartir:



Etapa:  PALAFRUGELL  -  Localización:  España España
Ctello  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Aunque quizás hoy no lo parezca, Palafrugell hubo un tiempo que fue una villa amurallada. La muralla de Palafrugell estaba situada en las actuales calles de Caballers, les Valls, la plaça Nova y Pi y Margall. Está documentada desde el año 1366. Después del siglo XVII, cuando perdió en gran medida su función defensiva, comenzaron a edificarse casas extramuros y los materiales de la muralla fueron aprovechados para las nuevas construcciones. En 1972 se encontraron en el interior de un edificio de la calle Cavallers fragmentos de un lienzo de muralla con aspilleras datado en el siglo XIII.

Entre 1816 y 1818 se derribaron seis de las siete torres y solo quedó en pie la torre de Can Moragues, en la plaza Nueva, derribada mucho más tarde, en 1908. Actualmente solo se conserva una de las entradas de la ciudad, la portada del Carrer del Consell. Es ese arco que se ve desde la Plaça Nova y que cubre unas escaleras.

Llegamos a Palafrugell en un autobús de la empresa Sarfa-Moventis. Hay estación de autobuses, no en pleno centro pero muy cercana.


Nos alojamos en el Hotel Plaja, uno de los alojamientos más emblemáticos de Palafrugell, en el carrer sant Sebastià. se trata de un hotel pequeño, de apenas 16 habitaciones y de carácter familiar. Al reservar directamente en la web nos incluyó desayuno. Por las características del hotel no tiene ascensor pero el piso superior (el nuestro) es un segundo así que como mucho son dos tramos de escaleras. El desayuno es buffet e incluye dulces y salados.

El hotel es una bonita casa del siglo XIX de fachada de color anaranjado. En la puerta de entrada figura la fecha 1876 y las siglas JP.

La familia Plaja provenía del Mas d’Avall, en Fitor. Se establecieron en Palafrugell hacia el siglo XVIII y se convirtieron en una importante dinastía de terratenientes e industriales del corcho, industria muy representativa en la zona, como comentaré. Los primeros Plaja documentados datan de principios del siglo XVI.

En el siglo XVIII algunos Plaja abandonan el tradicional oficio de campesino de la familia (campesinos pudientes y con muchas tierras) y se instalan en Palafrugell. Allí se dedicaron a la fabricación de tapones de corcho aprovechando la materia prima de sus fincas. Gracias a los beneficios obtenidos con el corcho, los Plaja se convirtieron en unos de los más importantes industriales del siglo XIX y de los principales propietarios rurales de la comarca. Antoni Plaja i Cornell fue alcalde de Palafrugell en varias ocasiones entre 1854 y 1875.

Su hijo, Joan Plaja i Montserrat, compró en 1876 una casa la calle Sant Sebastià de Palafrugell y la convirtió en una preciosa residencia señorial cuyo pasado esplendoroso aún se ve en el comedor o el vestíbulo.

En la década de los cincuenta del siglo XX su nieto, Joaquim Plaja, y su esposa Empar fundaron en la casa familiar una pensión, que hoy sigue en manos de la familia.

En los números 18 a 24 de la misma calle Sant Sebastià hay unas bonitas casas de colores. Se trata de un conjunto de casas de planta y primer piso, muy parecidas entre sí. Por las inscripciones de los dinteles se deduce que fueron propiedad de una misma familia, los Murata. En una está inscrito el nombre de Antoni Murata y en otra se puede leer "Juan Murata 1761". Las aberturas de las cuatro casas están enmarcadas con piedra. Son ejemplos de casas muy habituales en los siglos XVII y XVIII.

También son del siglo XVIII las casas bajas y blancas del carrer de Santa Margarida o el antiguo hospital municipal y la capilla dels Dolors del carrer de la Font. En el número 14 del carrer de la Font encontramos la Casa Jausí, edificación renacentista construida entre 1591 y 1596 por el maestro de obras Juan Jauss, de origen francés, que había sido contratado para continuar con las obras del templo de San Martín después de la muerte del maestro Pere Bòria, en el año 1590. Jauss se trasladó a Palafrugell con su mujer y construyó su propia casa en la que residió hasta que el 1605 fue contratado para trabajar en la iglesia de Sant Feliu de Girona.

De la casa destaca el portal adintelado con un escudo, donde están la fecha de 1596 y el nombre del maestro, y el ventanal con pilastras estriadas y angelitos bajo el alféizar.

En el carrer de la Font hay otras interesantes casas históricas.

En la Plaça Nova nos llama la atención el edificio de color crema del Centre fraternal. Es un edificio construido en 1878 y reformado en 1894 según proyecto del arquitecto Martí Sureda y Vila. Consta de planta baja y piso, con fachada simétrica, ventanas rectangulares en la planta baja, a dos niveles, y vanos de medio punto en el piso principal, las tres centrales vertidas a un balcón corrido. Un friso esgrafiado en la altura de los forjados separa los dos tramos de fachada. En la cantonera destaca el relieve de una cabeza de león, símbolo republicano.


El proyecto original se atribuye a Miguel Barreda porque se parece a la Casa Rocas, en la calle Torres Jonama, firmada por él en 1890.

El Centro Fraternal se constituyó como sociedad cultural y recreativa en 1887 y se trasladó al actual edificio en 1897. Poco después se iniciaron las reformas. Durante el franquismo se denominó Centro Español. Hoy es una cafetería.

Pegado a él encontramos un edificio de color rojizo. Se trata del Centre Mercantil. Edificado en 1877, fue un café y casino; entre 1890/94 fue sede del Círculo obrero y en 1904 se instaló el Centro Mercantil recién fundado por algunos miembros de la burguesía local. Se conocía con el nombre del Casino de los Señores, en contraposición al Centro Fraternal vecino. El Centro se estuvo hasta el año 1989. Actualmente es de titularidad municipal pero no está en uso (una pena, tan bonito y tan céntrico).

Es un edificio de planta baja y dos pisos, de estilo similar en el edificio anexo del Centro Comercial. La fachada es simétrica y todas las aberturas son de medio punto con molduras resaltadas. La planta baja y el entresuelo los ocupa una gran sala donde estaba el Casino. En el piso superior había salas de reuniones y las viviendas de los conserjes.

La plaza está llena de locales para tomar algo. Allí mismo encontramos la Pastisseria Serra, donde venden, no solo dulces, sino también embutidos, bebidas, productos de delicatessen y demás. Nosotros entramos a comprar unos buñuelos de l'Empordà (que solo se hacían en fin de semana). El local data de 1904.

Allí se llaman "brunyols" y en principio solo se comen en Cuaresma y Semana santa. La diferencia con los buñuelos de viento, aparte de la forma y quizás el tamaño, es la consistencia. Los de viento son más ligeros. Eso sí, ambos son muy buenos.

En la calle Cavallers, que parte de la Plaça Nova, tiene muchas tiendas y animación. Allí encontramos la muy concurrida Heladería l'Enxaneta, donde nos compramos un helado una de esas tardes calurosas de abril. Hay varias sucursales en la comarca. Los helados son cremosos y hay algunas variedades peculiares como el de milhojas o el de crema catalana.

También en la misma calle está la Casa Peya. Se trata de un edificio de planta baja y dos pisos, promovido en 1930 por Caterina Jordi Jofra, mujer del doctor Ernest Peya Miró, de quien toma el nombre. Es un claro ejemplo de novecentismo. Tiene una fachada simétrica, con la planta baja terminada con ladrillo visto y un eje central donde destaca la puerta enmarcada con piedra trabajada y la tribuna poligonal de madera. El piso superior se abre con una serie de arcos de medio punto a modo de galería. El alero está decorado con terracota. Hoy es un hotel.

En el 46 de la calle Cavallers, haciendo esquina, hay una preciosa farmacia, la de Joaquim Suñer. Se trata de una magnífica farmacia modernista que conserva su mobiliario original: vitrinas, mostradores, lámparas, botes de cerámica, así como las puertas y carpintería exterior. El establecimiento lo abrió Josep Miquel Torras en 1903 y lo vendió en 1921 a Luis Matas y Tejedor. Actualmente la regenta la familia Suñer. Fue restaurada en 1980.

La farmacia está ubicada en un edificio del siglo XIX donde destacan los grandes paneles verticales con esgrafiados. Solo la vimos desde fuera pero ya se intuyen los tarros y demás.

En la calle Pi i Margall encontramos el mercado de Palafrugell. Fue proyectado en 1895 y construido seis años después (por las impugnaciones presentadas por los comerciantes de la calle Cavallers) donde había estado el cementerio parroquial. Fue restaurado en 1981.

Es un edificio de planta rectangular con franjas verticales de ladrillo visto entre pilastras en las fachadas, grandes aberturas en el tramo superior y un frontispicio donde destaca el escudo de la villa.

Allí encontramos carnes, embutidos, platos preparados o alguna cafetería. Enfrente venden el pescado. En el exterior hay algunas paradas de fruta, que se amplían con el mercado semanal.

Delante del mercado vemos una escultura contemporánea de una mujer con un cesto grande. Se trata de una escultura hecha en este siglos en bronce en honor a las mujeres que venden en el mercado, Representa a una campesina, Teresina, sentada delante del cesto donde ofrece sus productos. Fue inaugurada en 2009 y es obra del artista Rodolfo Candelaria.

La iglesia, dedicada a San Martín, se menciona desde el siglo XI. De la construcción románica de los siglos X-XI solo se conserva una pared junto septentrional. El edificio actual es fruto de una reconstrucción llevada a cabo en varias fases, entre los siglos XV y XVII. Durante el siglo XVIII continuaron las obras pero el campanario se quedó inacabado. En 1710 se inició un magnífico retablo barroco por parte del escultor Pau Costa, que se perdió en 1936, con el incendio de la iglesia.


El edificio tiene una sola nave rematada con ábside poligonal. Es básicamente de concepción gótica, con partes renacentistas como la fachada principal. Flanqueada por dos pares de pilastras, la fachada tiene un entablamento decorado con triglifos encima del cual hay un relieve con la escena de San Martín partiendo su capa para dársela a un pobre. En la parte baja del campanario, proyectado por Juan Rante, podemos ver un escudo de la ciudad y la fecha de 1762.

Cuando entramos estaban ensayando las canciones para la misa del Viernes santo, que disfrutamos en exclusiva.

En la Calle Mayor 1-3 (y también da a la Plaça de l'Esglèsia) encontramos un edificio de color rojo que es Can Rosés. Es una de las pocas casas notables que se han conservado en el antiguo recinto amurallado de la villa. Perteneció inicialmente a la familia Marqués. El año 1677, Jacinto Roger adquirió la casa y la antigua farmacia que había en los bajos. La familia Roger transformó el edificio y su escudo (un pez) se puede ver en el dintel de una puerta del año 1698. La fachada principal, que da a la estrecha calle Mayor, tiene un gran portal adovelado y un ventanal de tipo renacentista, muy desgastado. En la fachada que da a la plaza de la Iglesia una losa con el escudo familiar y la fecha de 1776.

A comienzos del siglo XIX, la casa pasó por matrimonio a la familia Rosés. En 1939, con la muerte de Fernando Casadevall y Rosés, quedó abandonada y ruinas hasta que quedó en manos municipales y fue rehabilitada los años 1995-96. Ahora están los archivos municipales.

En Palafrugell es posible encontrar otras espléndidas casas como la Casa Puig o Forn de Sant Jaume, un vistoso edificio rojo en el Carrer de la Verge Maria y el Carrer de les Valls. Es un edificio construido en el siglo XIX y reformado en 1903, cuando se añadieron las tribunas de estilo modernista. Es una casa en esquina, con tres fachadas, ecléctica pero con una reforma modernista que le aportó sus elementos más característicos: las tribunas con barandillas de filigrana calada y las columnitas con capiteles. Ha sido restaurada recientemente y se nota porque luce perfecta.

El nombre de Horno de Santiago se debe al establecimiento comercial que hubo en los bajos a principios del siglo XX.

En el año 2001 el edificio de la Cooperativa L'Econòmica Palafrugenca fue rehabilitado y convertido en biblioteca pública, un modo de reaprovechar los espacios. El edificio fue construido entre 1926 y 1927 como sede de la cooperativa de consumo la Económica Palafrugellenca, fundada en 1865. Fue una de las primeras cooperativas en España.

El edificio, con fachada a dos calles, Sant Martí y de les Botines, tiene una sola planta, con una linterna central. Es muy interesante la fachada de la calle de Sant Martí, con una portada neorrománica, con arco de medio punto y dovelas. En la calle Botines hay otra puerta rodeada de un alicatado, y un ventanal flanqueado con relieves figurativos de piedra. También hay cerámica, normal y vidriada.

Entre el carrer de la Caritat y el carrer Quatre Cases encontramos la Fonda l'Estrella. El nombre de la casa viene porque en este edificio había estado la fonda La Estrella, una de las más populares de Palafrugell. Es un edificio de planta baja y dos pisos. Conserva dos ventanales con guardapolvo moldurado acabado con ménsulas en forma de cabeza de angelote. En una puerta, tal vez añadida con posterioridad a la construcción de la casa, está la fecha de 1609. Hoy es un B&B, que alberga el bar musical/vermuteria “El Pati de l’Estrella".

En el carrer de la Caritat, 66, encontramos un llamativo edificio de fachada roja. El Casal Popular, ahora Casal Parroquial, fue una importante sociedad recreativa católica fundada por el rector José Bosch Arnau. Fue construido en 1916, un poco hacia atrás con respecto a la línea de la calle, por lo que se crea una pequeña plaza delante. Se puede atravesar el edificio por un paso abierto hasta la calle posterior, donde están los campos de deportes parroquiales.

El edificio ocupa el solar de la antigua masía de Cal Vergonyós, una importante familia de Palafrugell. Era una casa de los siglos XVI-XVII, con un gran portal adovelado, del que no queda ningún vestigio. Se reformó en 2009.

Quien visite Palafrugell pasará seguro por delante de Can Mario. El conjunto llamado popularmente Can Mario era un gran complejo industrial del corcho que tuvo las denominaciones "Miquel, Vincke y Meyer" (1901) "Manufacturas del Corcho" (1916), y "Fábrica Armstrong "(1930). Fue fundado por Joan Miquel y Avellí, conocido como Joanet Mario, en 1900.

El edificio principal, que en la actualidad acoge el Museo del Corcho, tiene una bonita fachada con una torrecilla central de ladrillo visto y cerámica vidriada, un magnífico portal de hierro forjado, así como molduras, relieves y otros elementos ornamentales propios del Modernismo.


Al lado está Cal Ganxó. Se trata de un edificio construido en 1897 para Joan Reig Bonany, comerciante de corcho, que desde 1920 formó parte del conjunto fabril de Can Mario. Ha sido restaurado hace poco.

Es una casa unifamiliar aislada, con semisótano, plana baja, piso principal y desván, con fachada principal a la calle de Pi i Margall. Es una edificación ecléctica con frontones, pilastras, palmetas y otros motivos en relieve. El nivel de la buhardilla forma una especie de friso con pilastras y esgrafiados de influencia modernista.

Detrás del edificio principal de Can Mario se encontraba el complejo. El complejo fabril de Can Mario ha sido urbanizado y rehabilitado modernamente eliminando varios edificios para generar una gran plaza pública central donde se reúnen los chicos para jugar. No hay muchos bancos que digamos. Se han conservado dos naves que forman un ángulo recto donde se instaló en 2004 el museo de escultura contemporánea de la Fundación Vila Casas, con más de 300 esculturas. En el año 2011 se inauguró el jardín de esculturas al aire libre, con trece obras de artistas catalanes contemporáneos. Nosotros no visitamos ese museo.

La antigua torre de agua es seguramente el elemento más destacado del conjunto fabril de Can Mario. Fue construida en 1904. El Catálogo del Patrimonio de Palafrugell la describe así: "Su estructura combina el hierro y el ladrillo, con barandillas metálicas con elementos decorativos y algunos revestimientos de ladrillo vidriado. El entramado de hierro, alrededor de un cuerpo de obra, contiene la escalera que lleva a la parte superior, donde sobresale el cuerpo cilíndrico del depósito del agua con una barandilla en la parte superior de forja y decorada en todo voltio. Más arriba se levanta un segundo espacio de vigilancia más reducido, circular y con el mismo tipo de barandilla. el extremo superior es enfatizado con un casquillo cónico rematado de una saeta que tiene un elemento decorativo de forja calada, con el emblema de la casa comercial: Talleres del arquitecto Juan Torras. Ha sido recientemente restaurada, pero no se han restituido algunos revestimientos de ladrillo vidriado que cubrían parte de la estructura ".

En condiciones normales se puede subir. En el extremo superior hay un gorro de forma cónica con una veleta adornado con el emblema comercial de la antigua empresa.



Joan Miquel y Avellí "Màrius", experto corchero formado técnicamente en Alemania, fue el creador en 1900, de esta empresa junto con Enrique Vincke, alemán La razón social se llamó "Miguel y Vincke" y desde 1901 "Miquel, Vincke y Meyer", por la incorporación de un nuevo socio. En 1916, al retirarse los alemanes, se llamó "Manufacturas de Corcho S.A.". Recogió el proceso de industrialización del sector artesanal, iniciado antes del fin del siglo. Se dedicó a todo tipo de especialidades aprovechando todos los recursos de la materia prima: aglomerados aislantes, lana de corcho, parquets, papel de corcho, tapones y discos de embotellado, salacot, flotadores etc. En 1910 ya era la industria del corcho más grande y moderna de la península con más de un millar de trabajadores. En 1916 amplió el complejo con la dependencia de fabricación de aglomerado negro. En 1920 adquirió la gran factoría de Palamós. Hacia los años 1920 a 30 trabajaban más de 1.200 personas en Palafrugell, más de 800 en Palamós, unas 100 en Bagur y otros 100 en los depósitos de Cáceres. Fundó filiales comerciales en Nueva York y Londres.

En 1930, después de unos años de dura competencia, fue adquirida por la casa norteamericana Armstrong Cork Co., la más importante del ramo. El fundador, Joan Miquel i Avellí, se retiró.

Actualmente en la factoría de Palafrugell trabajan unas 200 personas (elaboración de papel y artículos de decoración) y otras 200 en la filial Trefinos S.A. dedicada a los tapones de cava.

Nosotros tuvimos la suerte de entrar un día que era gratis. Dentro se ven las antiguas máquinas para fabricar corcho así como un interesante documental histórico.

El museo está en vías de renovación.

La fabricación del corcho comienza con la selección de las mejores partes de la corteza del alcornoque. Una vez escogidas, pasan a hervirse para que adquieran una textura más flexible y aumenten su grosor. Posteriormente, hay que mantenerlas en reposo para que adquieran una forma plana.

La primera saca de un alcornoque, también llamada bornizo, es un corcho irregular y de escaso grosor, y tienen que pasar alrededor de 30 años para poder sacarlo. La segunda saca, nueve años después, llamado corcho secundario, es un corcho más regular pero no es hasta la tercera saca cuando el corcho es de buena calidad y óptimo para su finalidad. Así pues, se trata de un negocio a años vista.

Una vez obtenidas las planchas, los juntadores hacen una primera selección de las mismas para decidir cuáles irán destinadas a la fabricación de tapones y cuáles a otros objetos (las más pequeñas o finas).

Cuando las planchas llegan a la corchera, se apilan en fardos durante unos seis meses con el fin que las cortezas vayan perdiendo humedad y su savia. Las planchas de corcho de por sí no tienen elasticidad, por eso se cuecen durante una hora una vez transcurridos esos meses. De esta forma, también ganan en espesor, suavidad y pierden densidad. A continuación, se dejan secar, se apilan en fardos más pequeños y vuelven a ser cocidos para que sean aún más elásticos.

Después de unas dos o tres semanas de reposo, las planchas se aplanan y cogen consistencia. Es entonces cuando se lleva a cabo el corte o sección de las planchas según el tamaño de los corchos que se necesiten fabricar.

Con las planchas perfectamente cortadas se perforan los cilindros atendiendo al grosor y longitud de los tapones demandados, en el caso que ser ése el producto deseado.

Los Bech de Careda, de un linaje de corcheros de Agullana que tenían estrecha relación con Palafrugell, se mandaron construir una impresionante casa en la ciudad. El casal fue construido hacia 1925, estuvo muchos años desocupado tras la guerra y se convirtió en propiedad municipal en 1962. Tenía un amplio jardín a modo de parque, ahora ocupado por la avenida Josep Pla y un jardín público. Actualmente aloja dependencias del Ayuntamiento y la Oficina de Atención al Ciudadano.

Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Ctello Ver más diarios de España Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 52 Visitas mes actual: 18 Total visitas: 70

  Últimos comentarios al diario:  COSTA BRAVA Y PUEBLOS MEDIEVALES DEL BAIX EMPORDÀ
Total comentarios 5  Visualizar todos los comentarios

Spainsun  spainsun  08/04/2021 12:17   
Es un buen comienzo. Animo y a seguir.

Spainsun  spainsun  13/04/2021 00:17   
Ya te dejo mis estrellas, aunque todavía no lo hayas terminado. Buen trabajo.

Ctello  ctello  13/04/2021 12:47   
Comentario sobre la etapa: PALS
Gracias

ANNA40  ANNA40  15/04/2021 14:37   
Me encanta el Baix Empordà. Vivimos en Catalunya y hemos visitado varias veces los pueblos más conocidos. Este verano estuvimos un par de días con mi hijas, aunque vimos mucho menos que vosotros (son sitios difíciles para una silla de ruedas). Me ha encantado asomarme a esos otros pueblos que no conozco, y a los que conozco también, con esa tranquilidad que habéis tenido para verlos. Gracias por este diario

Marimerpa  marimerpa  30/04/2021 07:25   
Muy buena información, gracias por compartir.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Region_Isla Tema: Costa Brava: Elegir la mejor zona.
Foro Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana Foro Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana: Foro de viajes a Aragón, Cataluña y Valencia. Ciudades: Barcelona, Valencia, Alicante, Zaragoza.
Ultimos 5 Mensajes de 554
79781 Lecturas
AutorMensaje
ANNA40
ANNA40
Super Expert
Super Expert
Mar 05, 2009
Mensajes: 531

Fecha: Mar Mar 23, 2021 05:03 pm    Título: Re: Costa Brava: Elegir la mejor zona.

Hola, yo suelo ir todos los años a Tossa, y aunque es precioso, no es un buen sitio para campamento base.

El año pasado fuimos un par de días a Platja d'Aro como campamento base. Lo escogimos porque no nos va mucho ir de apartamento y queríamos un sitio con bastante oferta hotelera.

Pero no nos gustó mucho. Además nos pillo un poquito abajo para ir a Pals, Calella, etc. que era donde queríamos ir

Empuriabrava diría que peor aún.

Entre l'Estartit I l'Escala, yo prefiero l'Escala. Aunque hace mucho que no voy a ninguna de las dos...
synera
Synera
Experto
Experto
Ago 01, 2006
Mensajes: 199

Fecha: Mar Mar 23, 2021 07:47 pm    Título: Re: Costa Brava: Elegir la mejor zona.

"Irulegi14" Escribió:
Buenos dias!

Una cosa , estoy mirando unos 11 dias para costa brava en septiembre. Tenia intención de coger 7 dias en la zona de tossa de mar y otros 3/4 x arriba? Que me recomendais? Cadaques veo caro , estaba mirando en l'estartit , l'escala , Playa d'aro o empuriabrava.

Alguna que tenga un poco de ambientillo x la tarde? No para discoteca sino para tomar algunos tragos y algun cóctel?

De dia seria ir algun dia a Cadaques y sino a las zonas de calas de Begur.
synera
Synera
Experto
Experto
Ago 01, 2006
Mensajes: 199

Fecha: Mar Mar 23, 2021 07:52 pm    Título: Re: Costa Brava: Elegir la mejor zona.

Hola Irulegi14, mira yo voy mucho a Tossa y siempre voy al mismo hotel, está a la entrada del pueblo, se lla Golden Bahía de Tossa, este hotel es precioso se está muy bien y para ir a tomar algo o pasear yo iría a Playa de Aro está más animado, por Begur no es muy animado es muy bonito y las calas preciosas, pero para pasear e ir a tomar iría en Playa de Aro
ANNA40
ANNA40
Super Expert
Super Expert
Mar 05, 2009
Mensajes: 531

Fecha: Mar Mar 23, 2021 08:20 pm    Título: Re: Costa Brava: Elegir la mejor zona.

"synera" Escribió:
Hola Irulegi14, mira yo voy mucho a Tossa y siempre voy al mismo hotel, está a la entrada del pueblo, se lla Golden Bahía de Tossa, este hotel es precioso se está muy bien

Anda, igual que yo Mr. Green
anmovasa
Anmovasa
Willy Fog
Willy Fog
Jun 08, 2012
Mensajes: 14752

Fecha: Jue Mar 25, 2021 12:27 am    Título: Re: Costa Brava: Elegir la mejor zona.

Coincido @wanderlust , a mi L'Escala me parece ideal , tienes de todo ! Tambien playas muy chulas ! Como Cala Montgó que esta entre Torroella y l’Escala , entre otras.
Además tienes varios caminos de ronda ...son una maravilla ! Heart Camino de ronda en L'Escala es de los mas bonitos

es.costabrava.org/ ...s-de-ronda
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram