Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


De cómo ir de Caracas a Buenos Aires por tierra y no morir en el intento. 1995/1 -Diarios de Viajes de America Sur- Tafury
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: De cómo ir de Caracas a Buenos Aires por tierra y no morir en el intento. 1995/1  -  Localización:  America Sur  America Sur
Descripción: En realidad, no fue un trayecto tan, pero tan novelesco, como sugiere el título, pero quise llamar su atención, con la idea de que conozcan algo más de cómo moverse en Sudamérica. Lo que si considero que será interesante para quien quiera hacer la ruta a la inversa, o como prefieran y fíjate tú, que...
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Etapa: Volver a España luego de veinte años  -  Localización:  Venezuela Venezuela
Fecha creación: 05/06/2018 17:07  
Compartir: 
Compartir:
En realidad, fue un par de años menos. Serian unos 19 años.

En el año 1995 y a mediados del mismo, yo me fui para España, pues la anterior vez, había sido en el año 1976. Hacia menos de un año, aquella vez, que España había salido por desgaste de un gobernante kilométrico, que duró arto rato, atornillado a la silla presidencial.

Pero igual, lo importante es que la siguiente vez que fui era el año que nombre de primerito, llegue en verano. Primero a Madrid, donde aun estaba uno de los dos amigos míos que son arto pana con migo, el otro vivía en La Coruña. De modo y manera que me quede unos días en la capital. En esos días, con mi amigo y otro pana, visitamos Toledo, muy bueno. Y luego tome bus para la Coruña y Ole!

En la Coruña, también lo pase bien chévere. Visité lugares y alrededores, fui a una finca de los suegros de mi amigo y por mi cuenta fui a Santiago de Compostela, a ver y conocer.

En La Coruña, tome un bus a Bilbao y gracias a la paciencia de mis tíos, compartí un buen rato con ellos, para luego salir vía bus a Barcelona en Cataluña. Cuando llegué, me tome la Ruta Turística y bien bueno. La ciudad tiene mucho que ver, por cierto hay dos rutas de buses urbanos que lo dejan a uno en toda la playa, o sea que; te bajas del bus y ya estás en la arena.

Por aquellos años estaba la moda de quitarle la mayor cantidad posible de tela a los bañadores, lo que me hacía sentir como si me estuviera bañando con indiecitos en un caño del Amazonas.

La playa chévere y el agua fría.
Pase por Tarragona y conocí unas buenas amistades, compartí un rato con ellos. Uno, había sido músico en Caracas, con José Luis Rodríguez “El Puma” en su época dorada.

Luego tome otro bus a Madrid, donde me pude volver a hospedar. Allí, más o menos cerca, visite a Cuenca y a Segovia. Buenísimo todo y lo mejor era que se pagaba en pesetas o duros y a uno le rendían mucho los reales*
*dinero

Luego dije adiós y me regrese a Venezuela.

Además que al irme, les dije por vacilar: “Hasta dentro de 20 años”, pero no, regrese en el 2004 y luego fui mas, y opino que España es bien bonita, pa´ mí.

Ahora es cuando les comento que:
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Volver a España luego de veinte años




Etapa: Salida de Caracas con destino a Guayaquil para terminar en Lima, Perú  -  Localización:  Ecuador Ecuador
Fecha creación: 05/06/2018 17:08  
Compartir: 
Compartir:
Caracas, Venezuela — miércoles, 18 de mayo de 2011

En diciembre del mismo año, o sea 1995, había unas personas que iban a Ecuador. Como presumirán, me les uní y salimos en un bus de Rutas de América, rumbo a Guayaquil. De aquí en adelante debo omitir muchas de las experiencias, durante el viaje, y la mayoría de lo que convivimos en los lugares donde me quedé, porque no las recuerdo bien y confundido, podría también, meter la pata.

Así pues, saliendo de la Avenida Fuerzas Armadas de Caracas, estuvimos dándole toda la noche, hasta llegar a San Antonio del Táchira, frontera con Colombia. Sellamos pasaporte y luego el bus nos llevo a Cúcuta. Hay entre estas dos ciudades hermana un lugar llamado Villa del Rosario, que es un sitio histórico.

En Cúcuta, hicimos igual, pero porque íbamos a seguir mas allá de Pamplona, pues solo si vas a Bucaramanga te piden es sellado del pasaporte. Cúcuta, es de clima cálido, tropical. En Pamplona el clima es frio de montaña.

Les recomiendo que no coman en exceso, pues luego de Pamplona sigue una carretera sisagante, que lo marea a uno. Pero al final se llega a una cumbre, donde hay buena comida.

Por cierto que Pamplona de Colombia, tiene una Plaza de Toros, no muy grande y se llama: San Fermín... ¡Lógico!

Luego de Bucaramanga. Es un recorrido continuo, donde solo paran para comer. Y por cierto que una noche nos paramos hasta que nos dio el día, pues hay conflictos armados y a veces no se puede pasar o es necesario aguardar.

Rodamos todo el día siguiente hasta llegar al Paradero Punto Rojo, buenísimo. Qué lugar tan chévere. A demás de buena comida y atención, los baños son muy amplios y hasta con regadera. Pasamos Palmira y por un lado de Cali, “La Verraquera” como le dicen. Esta ciudad yo la conocí años ante y me gustó mucho. Tiene muy buenos conjuntos de salsa.
Cali Pachanguera

Para resumir, llegamos a Ipiales en la frontera con Ecuador. Sellamos y seguimos a Tulcán en Ecuador a pie, pues es cerca, solo los separa un puente. Sellamos y: “Bienvenidos a Ecuador”.

Continuamos y pasando por Ibarra, al poco rato llegamos a Quito.También se pasa por Otavalo.

En Quito, nos pasaron a un bus más pequeño, que luego de varias horas nos hizo llegar a Guayaquil.

Aquí me quede bastante tiempo, tanto; que pase navidad y fin de año allá. Y lo pase de maravilla. También conocí la ciudad de Cuenca. Qué bueno.

Para comenzar el nuevo año, me despedí y tomando una dirección que me habían dado una pareja de peruanos en el bus, me aventure segui a Perú.

Aguas Verdes, en Ecuador, es un paso fronterizo con Perú, y las aguas no son precisamente verdes.

Del otro lado esta Tumbes. Aquí se sella sin problemas, pero puede que alguien te invite a ayudarte, a lo cual, con una sonrisa y muy buenos modales, se le dice que no. Y si no entienden, igual se le advierte que no.

El puesto de frontera se conecta con la ciudad por camioneticas y cobravan un sol ($1Sol). De Tumbes se comenta que tiene muy buenas playas.

Perú, tiene la bien merecida fama de tener la mejor comida de Latinoamérica y por extensión, la de América en general. Por cierto, que una comida buena y popular, son las papas a la huancaima. A demás del ceviche, por supuesto. Muy bueno todo.

También, el peruano se esfuerza por pronunciar bien el castellano, siendo en Perú donde hay buenas academias de idiomas y es usual ver personas de origen angloparlantes o japoneses en sus clases.

En Tumbes, tome TEPsa, que es un transporte popular que para casi en todas partes(en aquellos años), y como dato curioso, para almorzar y cenar suele parar en unas chabolas (favela) de paredes de bambú y techo de paja que dan una comida muy buena y abundante(en aquellos años).

Así cruzamos los pueblos y ciudades del norte, camino a Lima. Ahí llegue al Cono Norte, jirón Lima. Pues jirón es como le dicen a las trasversales y a la avenida le dicen pista.

También conocí aquí buenas personas, recuerdo que en un mercado uno me dijo que cogiera una palta, y yo me puse a buscarlas y no las hallaba. A él le hizo gracia, pues yo las tenía en frente mío, y eran aguacates. Asi me entere del otro nombre oficial de los sabrosos aguacates.

La pase bien.También y luego, como iban unos de allá hacia Montevideo, me les uní y fui con ellos.

Por eso fue que paso lo siguiente, te cuento:
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Salida de Caracas con destino a Guayaquil para terminar en Lima, Perú




Etapa: Ningún intento es en vano... De Santiago y rumbo a Buenos Aires  -  Localización:  Chile Chile
Fecha creación: 05/06/2018 17:10  
Compartir: 
Compartir:
Lima, Perú — miércoles, 18 de mayo de 2011

Salimos de día de Lima, rumbo al sur.

Es impresionante, es lo más parecido a un paisaje lunar. A la derecha el mar y piedras peladas y a la izquierda, tamaño barranco pelao, también.

No recuerdo bien, cuantos días u horas, estuvimos transitando por esos lados de la costa del Pacifico en Perú. Rutinario y monótono, no parábamos y me preguntaba si será que esta zona del mundo estaría deshabitada o que se yo. En eso divagaba, cuando, de repente: Allá a lo lejos, vi una montaña, un monolito de dura roca y a donde el autobús iba a todo pedal, y yo me alarme pensando, que si acaso acostumbraban estrellar los autobuses como si fueran palomita en un parabrisas de un carro, o que los choferes tenían sangre de kamisaquis, e iba el bus a toda mecha contra el monolito inmutable.

De repente, veo un agujero, por donde yo pensé que no pasaba ni una carretilla y el bus entro por el hueco, las paredes del túnel (era un túnel) pasaban a escasos centímetros del bus y así lo cruzamos. Al otro extremo había unos obreros con unas banderas, que hacían las señales, para que pasara un vehículo por vez. Este túnel, me contaron que fue hecho a pico y pala por allá, por el año de la nana.

Del otro lado, comenzamos a ver vegetación, y estábamos en la región de Nazca, famosa por sus líneas en el desierto.

Luego seguimos por esos parajes, ya con algo de paisajes diferentes y a su tiempo llegamos a “La Ciudad Heroica” Tacna, en la frontera con Chile.

Iban en el grupo de peruanos unos tres o cuatro de Lima y otros dos que venían de la sierra e iban para la convención. Los serranos, como buenos serranos, en lo primero que pensaron al llegar a Tacna fue en comida; y como llegamos a las afueras pero bastante lejos para ir a pie, tomaron un taxi. Yo fui uno que pensé que no era tan necesario, ya comeríamos después, cosa de la que tuve ocasión de arrepentirme, luego les cuento. Pero aprendí que si no hay curvas, lo mejor es tener la pancita llena.

Pasamos a Arica, Chile y va cambiando el panorama, en el norte no tanto, mas luego según se va al sur muchas cosas cambian.
De Arica es bueno saber, que tiene buenas playas y además hay que ver su famoso Peñón (Icono del lugar), que igual lo van a ver, pues es enorme.

Todos tomamos un bus al sur. Cruzamos el segundo desierto mas grane del mundo, El Desierto de Atacama. Curioso desierto, pues si bien cuenta con pueblos fantasmas, productos de la estación minera, Tiene un canal, por donde fluye, poco más que un hilillo de agua, pero lo suficiente para cultivar en sus riveras lo necesario.

En una de las paradas, me baje y el que me acompañaba, se bajó con migo, luego que no se qué paso, que el bus nos dejo.

¡¡ La mia mammella!!, en todo el norte de Chile sin conocer a nadie y los dos pelaos, además de que todo iba en el bus. ¡Qué torta!

Comenzamos a recorrer todo el norte de Chile persiguiendo el bus. Por suerte o por destino, llegamos a un reten (o alcabala) , y los carabineros, como se llaman los policías en Chile, nos montaron en un bus camino a Santiago.

Llegamos en la mañanita y en la estación de autobuses, nos dijeron que el bus que buscábamos, estaba en determinado lugar. Y fuimos y lo hayamos, nos dieron nuestro equipaje y regresamos al terminal de buses. Mi a migo vivía en La Plata y se fue en una combi rumbo a Mendoza, Argentina. Él no era del grupo que iba a Montevideo.

Yo me quede a averiguar, pues me dijo una chica, la que me iba a vender el pasaje que los venezolanos, necesitaban visa para pasar, de muy buena intención de su parte.

Total, recordé que un chileno, que vivió en Caracas mucho tiempo, me había dado una dirección, y por aquello que preguntando se llega a Roma. A Roma no llegue, pero si a la Avenida Macul, en Santiago.

Era como un fin de semana, y ellos me orientaron, donde me podía quedar, lo pase bien. Luego a comienzo de semana fui al consulado de Argentina y:

Primero me dijeron que sí, que tenía que tramitar la visa, pero en eso, de repente, me miro él... y el que me atendia, y como que le cayó la locha y entonces, pa mí, que se le prendió el bombillo; y me dijo que me aguantara.
Salió y luego vino con un rollo de fotocopias, las reviso delante de mí, y me dijo que por un convenio reciente;
¡¡El venezolano, no necesitaba visa para entra a Argentina!!, ¡Cosa má grande!

Pero como ya estaba en Santiago, me quede unos días para conocer la ciudad.

Visite la Plaza de Armas, o sea la plaza central, vi el Palacio de La Moneda, que es el palacio presidencial y que tuvieron que reconstruir, pues los milicos lo pusieron a bombazos al ras del suelo, cuando lo de Allende, me dijeron.

También se ven los impactos de bala o balazos, en los bordes de las ventanas de algunos de los edificios que están cerca de esta Casa de la Moneda.

Pero lo que es importante que vean, es el cambio de la guardia presidencial. Uno en la mañana, no sé a qué hora y el otro como a las cuatro de la tarde.
Con todo y música marcial, y con mucho estilo, sin nada que envidiar al de los ingleses en El Palacio de Buckingham (Buckingham Palace).

Por supuesto que conocí el impelable; Paseo Ahumada, El Cerro de San Luis y La Alameda y muchas cosas más. También visite y compartí con unos amigos en el barrio Conchalí, que es un lugar populachero y muy extenso.

Luego de un tiempito más o menos, me decidí a continuar con el viaje justo donde lo había dejado.

Me embarque en una camionetica rumbo a Argentina. Bordeamos la cordillera. A ratos pasábamos por unos lugares por donde la carretera estaba techada, imagino que para evitar que la nieve tapara el camino, pero en el sur los meses de fin de año, son los de verano. Al revés del hemisferio norte.

Continuamos y atravesamos el Túnel de Los Libertadores, que una a Chile con Argentina y luego a la aduana argentina, que es una mega aduana; una aduanota. Bien bueno. Selle y continuamos, pasando al pie del Aconcagua, la montaña mas alta de toda América y del Hemisferio Sur, y la segunda en altitud, después de Los Himalaya.

Y por cierto que a la izquierda está El Aconcagua y a la derecha el cementerio de arriesgados montañista que perecieron en el intento.
Pasamos entre ellos, hasta llegar a Mendoza, donde:
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Ningún intento es en vano... De Santiago y rumbo a Buenos Aires



Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 0 0
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 58 Visitas mes actual: 37 Total visitas: 1289







All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad