Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


CARCASSONNE, NOSOTROS CUATRO Y... LESLIE -Diarios de Viajes de Francia- Mercedes_L65
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: CARCASSONNE, NOSOTROS CUATRO Y... LESLIE  -  Localización:  Francia  Francia
Descripción: Fin de semana largo visitando Carcassonne, Foix y Mirepoix, escapando por los pelos del huracán Leslie.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:



Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Etapa: Nos vamos a Carcassonne  -  Localización:  Francia Francia
Fecha creación: 21/04/2019 17:02  
Compartir: 
Compartir:
Esta primavera, al regreso de nuestro viaje a Bretaña, pasamos nuestra última noche, camino ya de casa, en Carcassonne, un lugar que siempre nos ha fascinado.

En esa visita, vimos cómo había cambiado todo desde noviembre de 2006, cuando la visitamos juntos por última vez. Y rápidamente supimos que era un lugar que debíamos de volver a descubrir con una pareja de amigos, Luisa y Jordi, con los que cada verano hacemos una escapadita por Castilla y León y que este año, por distintos motivos, no pudo ser.

Y sí, llegó el 11 de octubre, con unas ganas locas de que llegara el final de la jornada laboral para ir a buscar a nuestros amigos y dirigirnos hacia el país vecino.

Al igual que nosotros, media Barcelona había decidido salir a disfrutar del fin de semana largo que nos regalaba El Pilar, lo que hizo que la salida de la ciudad se hiciera un poco pesada, pero afortunadamente pronto la autopista se despejó y, tras una parada en el área de Figueres para reponer fuerzas atravesamos la frontera y nos dirigimos hacia Carcassonne.

Y por fin llegamos al Campanile Carcassonne Est - La Cité, el hotel donde pasaremos la próximas tres noches. Es el mismo hotel en el que nos alojamos en mayo y como quedamos muy contentos, decidimos repetir. Este Campanile es una maravilla, aunque sin excesos: moderno y muy limpio. Está situado a 5 minutos de la Cité en coche y unos 20 minutos caminando. Además, está junto a un centro comercial, con dos supermercados (Leader Price y Geant Casino), que nos van de cine para las cenas. Nosotros, salvo excepciones, solemos cenar en el hotel, ya que, después de la paliza del día y de una buena ducha, no nos quedan muchas ganas de salir.

Bueno, pues tras el check in y la visita al supermercado para comprar agua y la cena, nos dirigimos a la Cité para estirar las piernas, que el viaje ha sido largo.

La vista de Carcassonne por la noche es impresionante. Aunque estamos a las puertas de un puente y muy cerca de la frontera con España, todavía no hay muchos turistas, por lo que se puede pasear tranquilamente, disfrutando de los rincones que habitualmente están atestados de gente.


Carcassonne, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997 y para conmemorar el 20 aniversario de esta inscripción por la UNESCO, el artista suizo Ticino Felice Varini ha realizado la obra "Círculos concéntricos excéntricos”, que imprime a la Cité un aire distinto. La verdad es que llama la atención, pero lo encuentro un poco “pegote” no lo voy a negar.


Por cierto, que es desde la Puerta de Aude desde donde mejor se ve esta obra.

Y ahora sí que nos retiramos a nuestros aposentos: la ducha, la cena y la cama nos esperan.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Nos vamos a Carcassonne




Etapa: Visita de Carcassonne  -  Localización:  Francia Francia
Fecha creación: 21/04/2019 17:18  
Compartir: 
Compartir:
El día amanece tristón, vamos que estaba lloviendo cuando bajamos a desayunar. Afortunadamente, cuando llegamos a la Cité, aunque estaba oscuro, la lluvia ya había cesado.

Carcassonne está compuesto por dos zonas muy bien diferenciadas: la Ciudadela o Cité y la Bastida de San Luis. Por la mañana, nuestro objetivo es la Ciudadela, la zona más antigua y más visitada por los turistas, y que se encuentra en una colina.

Carcassonne está considerada como la fortaleza medieval mejor conservada de Europa, pero hay que tener en cuenta que no siempre ha sido así. Sus orígenes se remontan a época romana, cuando se fortificó el oppidum (fortaleza) que ocupaba el promontorio donde hoy se encuentra Carcassonne.

Tras los romanos llegaron los visigodos, los francos… Ya en plena Edad Media, Carcassonne se convirtió en un centro de influencia de los cátaros o albigenses y sufrió la cruzada que hubo contra ellos. Con el paso de los siglos, Carcassonne fue perdiendo importancia estratégica y en el siglo XIX quedó abandonada: sus murallas, como ya hemos visto en otros monumentos, sirvieron de canteras para la construcción de otras edificaciones en los alrededores, y su estado era prácticamente ruinoso.

Afortunadamente, gracias al romanticismo y al resurgimiento de un fuerte sentimiento nacionalista francés, la Sociedad Francesa de Arqueología se decidió por la recuperación del conjunto histórico de Carcassonne: el historiador Jean-Pierre Cros-Mayrevieille y el arquitecto Eugène Viollet-le-Duc son los responsables de la reconstrucción de Carcassonne y de permitir que disfrutemos de ella en la actualidad.

La verdad es que hay muchas discusiones sobre esta reconstrucción, ya que prácticamente no se diferencian los elementos originales de los reconstruidos. La tendencia actual es más partidaria de que ambos elementos se distingan claramente, pero como, en mi opinión, no se pueden revisar los hechos y decisiones del pasado con los ojos del siglo XXI… lo importante es que podamos disfrutar de esta maravilla.

Tras dejar el coche en uno de los aparcamientos de pago (la ciudadela es peatonal) nos dirigimos hacia la Place du Prado, desde donde se tiene una espectacular panorámica de la fortaleza.

Cuando explicamos a nuestros amigos que, en 2006, se podía aparcar en esta plaza y gratis, nos damos cuenta de cómo ha evolucionado todo y si bien es cierto que a nadie nos gusta pagar por aparcar, debe valorarse también que estas actuaciones protegen a los monumentos.

Aquí, en la Place du Prado, lo primero que vemos es la Puerta de Narbona, que se construyó hacia 1280. En el siglo XIX, Viollet-le-Duc reconstituyó las almenas y el techo de pizarra, además la dotó de un puente levadizo que no existía en sus orígenes, pero que queda muy curioso. Si ayer por la noche, Jordi vio cumplido uno de sus sueños y alucinaba, hoy a plena luz del día, está en su salsa, a punto de entrar en un universo medieval que le encanta.


Junto a la Puerta de Narbona, está el busto de la princesa sarracena Carcas, de quien, según la leyenda, toma el nombre la ciudad. En la Edad Media, durante la ocupación musulmana, el rey musulmán Ballak falleció y le sucedió su esposa "Dama Carcás”. Tras cinco años de asedio por las tropas de Carlomagno, apenas quedaban hombres con vida ni recursos. Dama Carcás, protegida por las murallas, vigilaba y colocaba muñecos de paja, lanzaba flechas de ballesta contra el ejército sitiador para hacer creer que la guardia sigue siendo numerosa. En la ciudad, sólo quedaba un cochinillo y una ración de trigo para dar de comer a toda la población. Entonces, Dama Carcás cebó el cochinillo con el resto de trigo y lo lanzó desde lo alto de la muralla. Una vez al suelo, el cochinillo explotó y desde sus tripas salieron gran cantidad de cereales. Ante esta visión, Carlomagno levantó el sitio, que consideraban inútil: pensaban que Carcassonne tenía tanto trigo que hasta cebaban a los cerdos con él. Antes de la marcha del gran ejército, Dama Carcas mandó llamar a Carlomagno para hacer las paces. Hizo tocar las trompetas "Carcas sonne" ("Carcás suena").


Sin embargo, la realidad sobre la procedencia de su nombre es otra. En sus orígenes la ciudad se llamaba Carsac y cuando los romanos ocuparon la colina fortificándola la llamaron Iulia Carcasso pasando a ser denominada más adelante como Carcasum y Carcasso. Vamos que, aunque la leyenda sea muy bonita, nada que ver con la realidad.

Tras pasar el puente levadizo, que no existía antes de la reconstrucción, y atravesar la Puerta de Narbona, nos encontramos, la liza o palestra (así se denomina el espacio existente entre las dos murallas) y una segunda muralla para adentrarnos en la ciudad medieval. Entre las dos murallas tienen 52 torres.

Una vez dentro, una calle estrecha, llena de tiendas de souvenirs, nos acerca a la plaza Marcou, el centro, donde hay varios restaurantes con sus terrazas, a los que ya echamos un ojo para ganar tiempo a la hora de comer.


Pues sí, esta calle es tan estrecha, que los pocos vehículos que están autorizados a acceder a la ciudadela tienen esperar a que un semáforo alterno les permita acceder (y es que no caben dos coches juntos).

Desde aquí lo primero que hacemos es dirigirnos hacia el Castillo o Palatium, que fue erigido por los vizcondes de Trancavel, vasallos de los condes de Toulousse. Una vez fueron derrotados tras la cruzada contra los cátaros en el siglo XIII, el castillo pasó a manos de la corona francesa. Se trata de una fortaleza defensiva, tal como muestra la barbacana que debe atravesarse para acceder al recinto, junto con el foso, las torres, etc., podríamos decir que es una fortaleza dentro de la fortaleza que es toda la Cité.


La entrada para visitar el castillo vale 9,00€ e incluye, además del castillo, dos tramos de la muralla y el museo. Se puede hacer la visita por libre o con audioguía.


La salida de uno de los tramos de muralla está junto a la Basílica de Saint-Nazaire que fue, en su origen y hasta el siglo XIX, la catedral de Carcassonne. Su construcción se inició en el siglo XII, en estilo románico, si bien, con posterioridad se le añadieron elementos góticos, como las vidrieras, que son espectaculares. Las gárgolas y balaustres introducidas por Violet le Duc en la restauración del siglo XIX, han acentuado el aspecto gótico de la basílica. La entrada es gratuita y además de la visita del edificio, disfrutamos de un concierto de piezas líricas, con unas voces preciosas.


¡No puede ser! ¡Ya son las 13:00! Teniendo en cuenta los horarios de comida en Francia y que ya se nota que en España es puente, ya podemos espabilar si queremos comer. Nos decidimos por Le Trouvère , que ya habíamos visto por la mañana, con un menú de alrededor de 15,00€ con dos platos y postre. Por cierto, como el agua embotellada en los restaurantes de Francia está por las nubes, nos decidimos por pedir "eau de garrafe" o agua del grifo, que no está nada mal (si los franceses lo piden, por algo será). No os podéis perder el Cassoulet, con confit de pato, tocino magro, salchicha de Toulouse y alubia blanca: tan rico como contundente. Está incluido en el menú, así que no lo dudamos ni un minuto.


Tenemos que quemar el cassoulet, así que seguimos paseando por la ciudadela, vemos los pozos que abastecían de agua la ciudad. El Pozo Grande (le grand puits) es del siglo XIV y la decoración es renacentista. Según cuenta la leyenda, los visigodos ante la inminente llegada de Atila, escondieron en su interior el tesoro del templo de Salomón, pero por mucho que los arqueólogos han excavado, el tesoro no ha aparecido (¿otra leyenda o es que algún listillo se lo ha llevado antes?).


Cuando planificamos el viaje, habíamos barajado la posibilidad de hacer un recorrido en barco por el Canal du Midi, desde el puerto de la ciudad baja, pero como el día no está muy claro y en octubre oscurece antes, decidimos bajar a la Bastida de San Luis, la ciudad baja, que no conocíamos a pesar de haber estado en Carcassonne en otras ocasiones.

Dejamos el coche en un aparcamiento gratuito que hay junto al Puente Viejo, sobre el río Aude. Este puente fue construido en el siglo XIV, por lo que hasta el siglo XIX, cuando se construyó el Puente Nuevo, era la única forma de cruzar desde la ciudad baja o Bastida de San Luis hasta la Ciudadela medieval.

Desde el Puente Viejo hay unas vistas espectaculares la ciudad medieval de Carcassonne. Por cierto, lo mejor es venir por la tarde, ya que por la mañana el sol da de cara.


Una vez atravesado el puente, nos encontramos con la capilla de Notre-Dame de la Santé es el único vestigio del hospital más antiguo de la ciudad.

Junto al Puente Viejo se encuentra el Parque Bellevue, desde donde también hay unas increíbles vistas de la ciudadela.


La verdad es que La Bastida de San Luis nos decepcionó un poco, con un aspecto de decadencia muy acentuado: en medio de la ciudad hay edificios medio en ruinas, abandonados, y lo que transmite es una sensación de dejadez que contrasta con la Cité.

Es cierto que hay calles comerciales, que poco se diferencian del resto de las ciudades europeas, con alguna tienda interesante. Solo la Plaza Carnot, la antigua plaza de las hierbas, tiene algo de ambiente de esta zona, llena de terracitas y bares y la Fuente de Neptuno, en el centro.


Nos acercamos hasta el puerto y como la temperatura empieza a bajar y tampoco es que haya nada que nos llame la atención, decidimos regresar. Atravesamos de nuevo el río, esta vez por el puente nuevo, en busca del coche para regresar. Desde aquí podemos tenemos una panorámica del Aude, el Puente Viejo y la Cité.


Cenaremos en el hotel, después de comprar en el supermercado del centro comercial.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Visita de Carcassonne




Etapa: Foix – Mirepoix  -  Localización:  Francia Francia
Fecha creación: 21/04/2019 17:32  
Compartir: 
Compartir:
Nada más levantarnos y antes de desayunar, lo primero es mirar al cielo y, parece que el sol nos va a sonreír. Es cierto que ahora está mustio, pero tiene todo el aspecto de que se trata de las típicas nieblas matutinas, así que solo debemos tener paciencia.

Hoy nos vamos hacia el sur, hacia los Pirineos, y nuestro primer destino es Foix. Pero antes hacemos una paradita en el Área de descanso del Belvedere d’Auriac (43°11'36.5"N 2°20'38.5"E), desde donde se ve toda la ciudadela, con las viñas en primer término. En verano la panorámica debe ser bellísima, con las viñas repletas de racimos.


Tras hacer un poco el tonto (y es que somos como niños), nos ponemos en camino hacia Foix.

Cuando estás llegando, el castillo de los Condes de Foix lo domina todo. Aparcar no es fácil, máxime cuando hay una feria de maquinaria agrícola y te encuentras con tractores de todo tipo, así que aparcamos donde podemos y hasta el castillo nos queda una buena tirada a pie.

El Castillo está en la cima de una roca y el camino hasta el acceso es de adoquines que, con la humedad de la noche, convierten el ascenso en un poco de aventura (¡miedo me da bajar!). Está claro que aquí no se puede venir con tacones: bueno venir sí que se puede, porque vimos a una chica que los llevaba, pero también le faltaban manos para agarrarse y no caer.


Una vez dentro del recinto del castillo, se pueden visitar dos de las tres torres del castillo. La primera torre, la torre del Arget, es la más antigua, del siglo IX. Está situada más al norte y no se puede visitar. En la planta baja de la Torre Central o cuadrada, se exponen armas y armaduras, en la segunda planta se encuentra la cama de Enrique IV, uno de los tesoros medievales del Ariège. Desde lo alto se disfruta de unas bellas vistas. La siguiente torre es la Torre Redonda o Torre del Fébus, que fue construida a principios del siglo XV. En la segunda planta hay una versión electrónica del libro escrito por el conde Gastón Fébus que habla de la caza, del año 1380. La tercera planta está dedicada a Andorra y su historia. Y si desde lo alto de la Torre Central había unas buenas vistas, desde lo alto de esta torre las vistas son espectaculares: vistas de la ciudad, del valle del Ariège y del pan de azúcar de Montgaillard.


El tiempo se pasa volando y ya son las 12:30. La encargada de la taquilla viene a buscarnos a todos para que abandonemos el castillo. Es lo malo que tiene, que el horario de visitas es reducido por la mañana, solo de 10:30 a 12:30. Por la tarde abre de 14:00 a 17:30. El precio de la entrada es de 7,00€.

Descendiendo desde el castillo hasta la iglesia Saint-Volusien y su plaza vemos que lo mejor es buscar un restaurante donde comer: la iglesia está cerrada y queda bastante para que abran. Así que mientras buscamos este lugar, visitamos la ciudad, dominada desde todos los ángulos por el castillo. Impresionante.

Tras reponer fuerzas, callejeamos por las rue des Marchands, Labistour, Mercadal… hasta llegar al Puente Viejo, con una bella vista del castillo.



Decidimos poner punto final a nuestra visita a Foix, para dirigirnos hacia nuestro próximo destino: Mirepoix.

Mirepoix es una ciudad medieval que en su tiempo tuvo un gran desarrollo y que estuvo rodeada por murallas. Actualmente de las cuatro puertas que daban paso a la ciudad sólo queda la Porte d’Aval o Puerta Baja.

Pero si hay algo que destaca de esta ciudad es Place des Couverts, la plaza central, el centro neurálgico de Mirepoix, que hoy acoge un mercado de productos de la región, desde miel a jabones, cerditos y corderos: de todo, vamos.


Esta plaza tiene hermosas casas construidas en madera y adobe, apoyadas sobre pilares de madera, y pintadas de brillantes colores. La Casa de los Cónsules es la más hermosa. Se caracteriza porque la viga de madera que sustenta el porche tiene grabadas alrededor de 100 esculturas. Con anterioridad a 1500 era la casa de la Justicia du Seigneur, hacia las tareas de tribunal, sala del consejo y prisión, pero hoy en día es un hotel con cafetería desde dónde hay unas vistas increíbles de la plaza, el mercado y la Catedral de Saint-Maurice.


La Catedral de Saint-Maurice es una catedral gótica de los siglos XII y XIII, con una sola nave de 22 metros de anchura, que es la segunda más ancha de Europa, después de la Catedra de Girona. Justo enfrente de la puerta principal se encuentra el mercado.


Es el momento de regresar a Carcassonne, pero antes de llegar al hotel hacemos una última parada en el área de descanso del Belvedere de Carcassonne (43°11'28.6"N 2°22'08.3"E).


Hoy pasaremos nuestra última noche en Carcassonne, así que, tras una ducha, nos dirigimos de nuevo a la Cité.

Tras recorrer de nuevo sus calles, hoy con más animación que el pasado jueves, nos dirigimos de nueva a Place Marcou y cenamos en Le Menestrel.



Hoy nos retiramos pronto, que mañana tendremos por delante un montón de kilómetros antes de llegar a casa.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Foix – Mirepoix



Etapas 1 a 3,  total 4
 1  2  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 15 3
Total 15 3
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 420 Visitas mes actual: 217 Total visitas: 637

  Últimos comentarios al diario  CARCASSONNE, NOSOTROS CUATRO Y... LESLIE
Total comentarios 2  Visualizar todos los comentarios

Marimerpa  marimerpa  29/04/2019 12:38   
Buen diario, gracias por compartir. Os toca volver para visitar lo que no os dejó Leslie.
Saludos

Mercedes_L65  Mercedes_L65  29/04/2019 20:39   
Muchas gracias marimerpa. El sur de Francia siempre es un buen destino y está tan cerca...

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Ciudad Tema: Carcassonne/Carcasona: Qué ver, rutas - Languedoc - Francia
Foro Francia Foro Francia: Foro de viajes por Francia: París, Versalles, Bretaña, Provenza, Pirineos, Costa Azul, Valle del Loira y sus castillos, Normadía....
Ultimos 5 Mensajes de 559
349211 Lecturas
AutorMensaje
atita
Atita
Super Expert
Super Expert
Feb 04, 2010
Mensajes: 274

Fecha: Lun Mar 25, 2019 09:49 pm    Título: Re: Carcassonne/Carcasona: Qué ver, rutas - Languedoc

Muchísimas gracias!!!!
Tryol
Tryol
Travel Adict
Travel Adict
Oct 05, 2008
Mensajes: 46

Fecha: Lun Abr 22, 2019 10:59 am    Título: Re: Carcassonne/Carcasona: Qué ver, rutas - Languedoc

Ya tengo un poco claro la ruta por el sur de Francia, haber que os parece y haber si resuelvo las dudas que aún me quedan, después de estar unos días en Barcelona a buena hora salimos hacia la reserva Africana de Sigean, la idea es llegar a mitad de dia y pasar allí hasta mitad de tarde, sin prisas, de ahí hacia Carcassonne, llegar al hotel y depende la hora y el cansancio de mi hijo una primera toma de contacto, en Carcassonne dormir esa noche y la siguiente, así tendremos todo el día para visitarla, calles, castillo, murallas, etc. -Dudas en Carcassonne, donde dormir en un sitio que...  Leer más ...
Concetta
Concetta
Super Expert
Super Expert
Ene 09, 2009
Mensajes: 657

Fecha: Lun Abr 22, 2019 01:03 pm    Título: Re: Carcassonne/Carcasona: Qué ver, rutas - Languedoc

Recomendar alojamiento es complicado pues cada uno tenemos un nivel de exigencia distinto, si puedo decirte que yo estuve tres días alojada resulto muy cómodo esta cercana a la Cité se puede acceder a todos lugares caminando. Hace ya unos años pero me gustó el confort y la situación, dispone de aparcamiento. lavilla-carcassonne.com Comer en Carcassonne no es complicado hay cantidad de oferta en la misma Cité hay todo tipo de restaurantes y categorías, en La Bastide S. Louis también hay mucho donde elegir. Nosotros por recomendación de unos amigos fuimos a comer la famosa...  Leer más ...
gasolines
Gasolines
Willy Fog
Willy Fog
Ago 15, 2007
Mensajes: 11093

Fecha: Lun Abr 22, 2019 01:11 pm    Título: Re: Carcassonne/Carcasona: Qué ver, rutas - Languedoc

Echale un vistazo a estos posts para aclararte dudas:

Carcassonne/ Carcasona: gastronomía, dónde comer, restaurantes


Alojamiento, Hotel Carcassonne (Carcasona) - Languedoc



Saludos
atita
Atita
Super Expert
Super Expert
Feb 04, 2010
Mensajes: 274

Fecha: Lun Abr 22, 2019 08:09 pm    Título: Re: Carcassonne/Carcasona: Qué ver, rutas - Languedoc

Yo iré a finales de Julio pero me quedaré en Toulousse. Desde allí y como me han dicho en el foro,me desplazaré a Carcassonne .Albi y demás pueblines en tren.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ







All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad