Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


Gambia, no problem! -Diarios de Viajes de Gambia- Angelamoreno
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: Gambia, no problem!  -  Localización:  Gambia  Gambia
Descripción: Gambia fue un descubrimiento, uno de esos viajes en los que una se embarca porque hay una oferta tentadora en la agencia, y que acaban arañándole el alma. A pesar de que hace años que es destino de sol y playa para suecos e ingleses, en mi opinión deben abstenerse los que busquen un República Dominicana africano, porque no cuenta ni de lejos con las infraestructuras turísticas del Caribe y, a menos que te empeñes en cerrarlos, te hace abrir los ojos a una realidad bien distinta a la del primer mundo (y a veces incómoda).
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 7
 1  2  3  siguiente siguiente



Etapa: The Gambian experience  -  Localización:  Gambia Gambia
Fecha creación: 28/01/2010 12:56  
Compartir: 
Compartir:
Gambia es uno de los países más pequeños de África, una pequeña mordida en Senegal en torno al río Gambia cuyo único valor en la “conquista” de este continente fue el estratégico. A pesar de los años de colonialismo y de las pésimas condiciones en las que vive la población, en él conviven pacíficamente las diversas etnias (Mandinga, Wolof, Fula, Jolas, Serahuli, Serere, Aku, Manjago, Balanta... ).
Es precisamente la tolerancia y el respeto una de las cosas que más nos impactó de los sonrientes gambianos. En este diminuto territorio conviven perfectamente diversas corrientes del cristianismo, el Islam y el animismo. El 95% de la población es musulmana, la mayoría restante sigue los dictados de diversas religiones tradicionales y sólo una minoría es cristiana. Sin embargo, lo más llamativo es la permisividad con la adoptan de las otras religiones aquello que les interesa. Así, puedes encontrarte, por ejemplo, a cristianos que practican la poligamia.

Nos habían dicho que es necesario manifestar el máximo respeto por las costumbres y tradiciones del país, ya que Gambia es un país con una población mayoritariamente musulmana y con una sociedad conservadora. De hecho, la legislación gambiana es particularmente severa respecto a los delitos que atentan contra la persona y el pudor, y las relaciones entre personas del mismo sexo son ilegales y susceptibles de condena de 1 a 5 años de cárcel.
Aunque las mujeres en Gambia van tapadas de pies a cabeza, y es una sociedad incongruentemente machista, no hubo ningún problema con el top-less, ya que asumen perfectamente las diferencias culturales.

Aterrizamos en Banjul casi por la noche. La llegada al aeropuerto nos sirvió de aperitivo para lo que nos íbamos a encontrar el resto del viaje: estábamos en el tercer mundo, y aquel aeródromo era poco más que una casa grande con un montón de policía. De hecho, en la propia pista de aterrizaje (por llamar de alguna manera a aquel espacio en el que el avión tomó tierra) había unos gambianos sentados en una mesa bajo una sombrilla de bar, bebiendo alegremente una cerveza. Alucinante.

Nos alojábamos en el Senegambia Beach un hotel que, aunque no dispone de algunas de las comodidades a las que estamos acostumbrados en Europa, tiene unos jardines espectaculares (con un área reservada a la observación de aves) y da directamente a la playa. Está en la única calle “comercial” de todo el país, Senegambia, en la que se encuentra la mayoría de restaurantes, negocios y discotecas de Gambia.



Tras acomodarnos, y aunque ya era de noche, decidimos salir a para dar una vuelta en una primera toma de contacto… pero al sacar un pie del hotel empezaron a acercársenos un montón de chicos que nos preguntaban de dónde éramos y, al enterarse que éramos españolas nos decían: “¿mañana, mañana?”
No debimos de andar ni 50 metros y ya teníamos alrededor unos 20 tipos, así que, sin comprender qué era todo aquello, decidimos volver al hotel y esperar a que fuese de día para aventurarnos con alguna excursión más provechosa.

Ahí aún no sabíamos que los gambianos son gente amistosa, que no son peligrosos en absoluto pero que llegan a resultar un poco pesados si no sabes frenarlos a tiempo, sobre todo, si, como en nuestro caso, es un grupo de chicas. Lo que tampoco sabíamos en ese momento es que en Gambia prolifera la prostitución masculina de una manera escandalosa (posteriormente nuestro guía Lamin nos explicó que por 6.000 € anuales, aproximadamente, podías mantener a un gambiano a cuerpo de Rey… de ahí el interés de los muchachos por convertirse en nuestros “novios”, sin importarles que ya tuviésemos pareja en España o, incluso, que estuviésemos casadas).
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: The Gambian experience



Etapa: Banjul, capital de lo sorprendente  -  Localización:  Gambia Gambia
Fecha creación: 29/01/2010 20:01  
Compartir: 
Compartir:
Comenzamos nuestra Gambian Experience acudiendo a la típica reunión de la mayorista (Club de Vacaciones, en este caso) en la que te dan un par de consejos y te explican los tours turísticos que ofrecen. Como aún teníamos nuestro tonto susto del día anterior en el cuerpo, decidimos ir con ellos a la isla de Jufureh y Sant James, la excursión que llaman “Raíces” por la novela que hizo famoso a Kunta Kinte.

Cambiamos nuestros euros por dalasis en la oficina de cambio que estaba al principio de la calle (unos 200 € que nos llegaron sin problemas para los 7 días) y conseguimos nuestro primer taxista para ir a Banjul.

En este curioso país puedes intentar moverte con tanca-tanca. Son furgonetas locales que realizan trayectos difíciles de conocer de antemano y que recogen y descargan a viajeros en cualquier punto de la carretera, pero no es recomendable sin alguien local, porque pueden hacerte dar más vueltas que un molino.
Los taxis amarillos son los que utilizan ellos. Tienen precios muy baratos, pero también es posible que te suban a alguien en medio del trayecto, que se queden sin gasolina y te dejen tirado a medio camino…
Los taxis verdes son los turísticos. Son vehículos gubernamentales que ofrecen mayor seguridad, pero cuyo precio también se debe negociar antes de salir.
En Gambia hay que regatear todo.

Lamin Robin nos trasladó hasta Banjul, la capital. La única carretera asfaltada del país nos llevó hasta esta curiosa población en la que puedes encontrar hasta ovejas por el medio de la calle. Nada de grandes edificios, ni zonas urbanizadas, ni ningún tipo de servicio… sólo algunas casas aquí y allá y gente, mucha gente vendiendo artesanía.
Regateamos nuestras primeras pulseras, telas, cuencos… y alucinamos. Alucinamos con el talante de aquellas personas, la alegría de la gente… y las condiciones en las que viven.
Gambia no produce casi nada (sólo pescado ahumado y salado y cacahuetes). Tampoco energía suficiente para autoconsumo, por lo que los cortes de luz son la norma (los hoteles tienen generadores propios y, además, se priorizan los intereses turísticos). El sistema de estos cortes es, cuando menos, pintoresco: unas horas tiene electricidad un lado de la calle, y las siguientes la otra. Esta “organización” es para que no se descongelen del todo los productos (¡mi madre!), así que, como los gambianos son unos locos del fútbol (que entienden la geografía en función de los equipos), se organizan para ver los partidos en un lado u otro en función de los horarios de los cortes de luz.


Tiene dos estaciones bien diferenciadas, la estación seca, (entre 21 y 27ºC y una humedad entre 30 y 60%) de noviembre a mayo, durante la que sopla un viento seco proveniente del Sáhara, que proporciona al país un invierno suave y soleado, convirtiéndolo en la mejor época para el turismo.

Otra de las cosas que nos llamó la atención es la venta de los medicamentos en el mercado, con los blisters de las medicinas a plena luz del sol. Nada de farmacias, ni de recetas, ni de prescripciones médicas… si uno tiene una infección se compra “un antibiótico” (una pastilla, se entiende) en cualquier puesto callejero.

También hay puestos de venta de agua… en bolsas. El agua embotellada es muy cara para ellos, y los envases inasequibles (tristemente, una de las cosas que más valoran es que les regales una botella de agua cuando ya te la has bebido)… así que llenan bolsas de plástico de agua, las anudan, y beben agujereando un poco una esquinita.

En Gambia, por norma, los hombres no suelen trabajar. Son las mujeres las que se ocupan del trabajo y de la casa, y es por ello que el actual gobierno ha priorizado la escolarización de las niñas sobre la de los niños, pues son ellas las que mantienen a la familia.
Una de las cosas que más nos sorprendió es que los pocos hombres que trabajan se dedican a labores que aquí consideramos femeninas, por ejemplo, coser a máquina. Pudimos verlos también en los puestos del mercado, con unas Singer antiquísimas que funcionaban con pedal (la electricidad, de nuevo).

Robin nos llevó después a Tanghi. Mujereres y niños acuden a la playa para ayudar a los pescadores a llevar las capturas hasta la orilla. Mientras esperan a que desembarquen, cantan y bailan sobre la arena, se hacen trenzas las unas a las otras, cuidan de los pequeños… Por descargar un cubo les entregan dos o tres peces que en muchos casos constituirá la única proteína que ingerirá la familia.





Gambia vende pescado a otros países de África. Muy cerquita de la playa puede verse la precaria “industria” de salazón y ahumado de los peces.

Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Banjul, capital de lo sorprendente



Etapa: Las raíces de Kinta Kimte y de la miseria humana  -  Localización:  Gambia Gambia
Fecha creación: 01/02/2010 11:59  
Compartir: 
Compartir:
Aunque ninguna éramos partidarias de las excursiones organizadas, no nos arrepentimos para nada de haber hecho ésta. Primero porque el viaje a Jufureh nos encantó, y después porque conocimos a nuestros guías Omar y Lamin.

Nos recogieron en el hotel y nos llevaron en barco hasta Albreda. Durante la travesía, nuestro acento gallego llamó la atención de Omar, que había estado viviendo muchos años en Vigo y echaba de menos nuestra tierra. Tanto Lamin como Omar emigraron a España (Lamin trabajaba como actor en Barcelona, y nos enseñó fotos de aquella época), pero ambos tuvieron que volverse para cuidar a sus madres como indican sus tradiciones.
Omar añoraba el frío, las lentejas, el “tintorro” y, en fin, la vida que había llevado en las Rías Baixas. Nos pidió que le cantásemos “Anduriña” y, aunque al principio nos dio un poco de vergüenza, todo el barco se sorprendió canturreando la canción de Juan Pardo que tan buenos recuerdos le traía a nuestro entrañable guía.



Al llegar a Albreda Lamin nos pidió que no entregásemos el material escolar que llevábamos a los niños, y mucho menos los caramelos. En Gambia no se usan los cepillos de dientes, para mantener la dentadura limpia mascan continuamente un trozo de una raíz determinada. El problema es que ese remedio tradicional no puede con el azúcar, y los caramelos que los turistas llevan a los niños les provocan graves problemas de caries que, a veces, derivan en graves infecciones porque, obviamente, no visitan al dentista.
El material escolar y las medicinas también deben de entregarse a una escuela o alguna institución u ONG que las administre, de lo contrario, seguramente acabarán en el mercado negro.

Al llegar a Juffureh se le hace una visita de cortesía a la alcaldesa (primera y hasta ahora única mujer que ocupa este cargo en Gambia).

Después nos llevaron a la casa de unas descendientes (sabe Dios en qué grado) de Kunta Kinte y vimos el museo de la esclavitud.

Lo impactante de aquello no es el propio museo (un pequeño edificio en el que se guardan algunas cadenas e instrumentos de tortura con los que los colonizadores sometieron a los gambianos), sino el poste de la libertad y lo que eso significó.
Al parecer, los primeros europeos que desembarcaron en Gambia lo hicieron pensando encontrarse con grandes riquezas. Al descubrir la pobreza del territorio, para no volver con las manos vacías y justificar el coste de la expedición, decidieron comprar mano de obra. Los propios jefes de los poblados vendieron a algunos hombres a cambio de unas conchas que para ellos tenía un valor sagrado (y que se pueden ver actualmente en algunos colgantes muy populares entre ciertas tribus urbanas).
Pronto los colonizadores se dieron cuenta de que no era necesario pagar por aquella mercancía humana, y decidieron capturar a los gambianos para llevarlos a América a trabajar en las grandes plantaciones.
Para evitar los amotinamientos, antes de someterlos a la terrible travesía los encerraban en la isla de Sant James (que después visitamos y que se divisa desde Jufureh) para debilitarlos. Hombres y mujeres eran encerrados por separado, sin apenas comida, en un habitáculo diminuto en el que no había espacio para tumbarse. Muchos murieron de inanición, otros por las enfermedades provocadas por la insalubre situación… los que sobrevivían se metían en la bodega del barco que los llevaría como esclavos a América.


Cuando la esclavitud se abolió quedaban prisioneros en Sant James. Para ahorrarse un viaje en barco prometieron la libertad a aquellos que consiguieran alcanzar la isla de Jufureh a nado y tocar el que hoy llaman el poste de la libertad (aunque del original sólo queda un tocón). Muy pocos lo lograron, debido a su mal estado físico y a que (aún a día de hoy) son muchos los gambianos que no saben nadar a pesar de vivir en contacto permanente con el Atlántico y el río.


Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Las raíces de Kinta Kimte y de la miseria humana

Etapas 1 a 3,  total 7
 1  2  3  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 144 30
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 267 Visitas mes actual: 351 Total visitas: 27521

  Últimos comentarios al diario  Gambia, no problem!
Total comentarios 30  Visualizar todos los comentarios

Eunice281  Eunice281  01/08/2011 09:57
Gracias por este diario,nos está ayudando mucho a organizar nuestro viaje a Gambia.

Pekupeku  Pekupeku  06/11/2011 12:53
Muchas gracias por esta guia estoy organizando el viaje para el dia 19 de este mes y me gustaria saber si conoceis algún guia local recomendandable.

Muchas gracias

Comandeta  comandeta  12/07/2013 17:22
Angela por favor, podrías contactarme por privado para aconsejarnos sobre el tema de los guias? es lo que mas nos tiene perdidos...Gracias!!

Comandeta  comandeta  12/07/2013 17:23
Angela por favor, podrías contactame para decirme como puedo hacer respecto al tema de los guias? como lo contactaste tu?? gracias de antemano!!

TamaraGalicia  TamaraGalicia  02/09/2014 11:27   
interesante diario, te dejo una estrellas.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Pais Tema: Gambia - Información general para Viajar
Foro Africa de Oeste Foro Africa de Oeste: Viajes por Senegal, Mali, Costa de Marfil, Ghana, Togo, Nigeria, Camerún, Burkina Faso, Niger...
Ultimos 5 Mensajes de 385
182110 Lecturas
AutorMensaje
ekhi123
Ekhi123
New Traveller
New Traveller
Dic 01, 2017
Mensajes: 1

Fecha: Vie Dic 01, 2017 06:39 pm    Título: Re: Gambia - Información general para Viajar

Hola buenas;

Mi pareja y yo estamos pensando en viajar a Gambia, hemos pensado pasar 14 días en marzo , pero tenemos miedo de que sean demasiados, ¿vosotros que nos recomendais? ¿hay suficientes sitios y actividades como para no aburrirnos? y ya de paso, ¿que tal fue vuestra experiencia? que nos ¿recomendais hacer y que no hacer? ¿hay facilidad de moverse dentro de el país?

Nos alojaremos en casa de una amiga que tenemos viviendo allí, asi que el tema alojamiento esta solucionado.

Muchas gracias, un saludo
Kemen
Kemen
Super Expert
Super Expert
May 27, 2007
Mensajes: 950

Fecha: Sab Dic 02, 2017 09:59 am    Título: Re: Gambia - Información general para Viajar

Lo del tiempo siempre es muy relativo. Yo estuve un mes en Iquitos donde se supone no hay nada y estuve encantado. Pero si nos ceñimos a los "estándares normales" de viaje turístico pueden ser muchos días. 1 día de acoplamiento 1 día Serrekunda Brikama...incluso Tanje 1 día la capital(que no iría,pero bueno) 1 día de ver monos y playa 3/4 días por el interior con suerte algún chimpancé o hipopótamo (esto podríais alargarlo algo más) 1/2 días en las playas del sur Yo iría a Senegal a algún punto o zona que os pueda interesar. Pero si os planteáis ir al interior,subir el río en...  Leer más ...
clint
Clint
Super Expert
Super Expert
Jul 27, 2011
Mensajes: 422

Fecha: Sab Dic 02, 2017 07:11 pm    Título: Re: Gambia - Información general para Viajar

Hola que tal. Tenemos pensado hacer base por sanyang y zona de kotu y luego movernos si nos apetece. La duda es si quisiéramos coger ferry a barra para visitar jinack island etc.. tendríamos que destinar noche al otro lado del rio o podemos ir y volver en el ferry en el mismo dia?
abaquo
Abaquo
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Mar 13, 2007
Mensajes: 7397

Fecha: Dom Dic 03, 2017 10:48 am    Título: Re: Gambia - Información general para Viajar

Puedes ir y volver en el día perfectamente cruzando en ferry, ahora hay uno rápido que tarda sólo 15 minutos, aunque también continúa el viejo que lo hace en 45. El precio, muy barato, te cuesta 1 euro ida y vuelta (25+25 dalasis). Además, tienes tiempo de sobra, el último sale a las 11 de la noche de Barra.
abaquo
Abaquo
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Mar 13, 2007
Mensajes: 7397

Fecha: Dom Dic 03, 2017 10:56 am    Título: Re: Gambia - Información general para Viajar

Yo te recomiendo también una semana en Gambia y otra en Casamance, en concreto Kafountine.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad