Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
1 d√≠a en AVILA: ruta por su muralla del siglo XII, Patrimonio de la Humanidad. ūüß≠ Diarios de Viajes de Espa√Īa
Indice
Indice
M√°s leidos
M√°s leidos
√öltimos Diarios
√öltimos Diarios
M√°s Votados
M√°s Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace


Diario: DE VIAJE POR ESPA√ĎA  -  Localizaci√≥n:  Espa√Īa  Espa√Īa
Descripci√≥n: Pueblos, ciudades y naturaleza. En coche y rutas de senderismo. Destinos y recorridos cl√°sicos y lugares no tan conocidos. Lo ir√© ampliando e incorporando etapas seg√ļn vaya visitando nuevos lugares o recupere algunos del pasado.
Autor: Artemisa23   Fecha creaci√≥n: 
Compartir: 
Compartir:

√ćndice del Diario: DE VIAJE POR ESPA√ĎA






























































































































Etapa:  1 d√≠a en AVILA: ruta por su muralla del siglo XII, Patrimonio de la Humanidad.  -  Localizaci√≥n:  Espa√Īa Espa√Īa
Artemisa23  Autor:    Fecha creaci√≥n:   
Compartir: 
Compartir:
Para celebrar mi cumplea√Īos, mi marido sugiri√≥ la idea de volver a √Āvila, ciudad que no hab√≠amos visitado desde hac√≠a bastantes a√Īos, aunque s√≠ que hab√≠amos pasado varias veces por sus inmediaciones, pudiendo contemplar en la distancia su maravillosa muralla. Por cierto que las mejores vistas de la ciudad amurallada se obtienen desde la N-110, en especial, volviendo desde Salamanca. Claro que son panor√°micas desde la carretera, sin que haya mucho sitio de parar a deleitarse. As√≠ que lo mejor para obtener una preciosa panor√°mica es acercarse al Mirador de la Ermita del Humilladero o de Los Cuatro Postes,que citar√© al final. Es preferible ir por la tarde, cuando el sol ba√Īa la ciudad, o por la noche, disfrutando de la estupenda iluminaci√≥n artificial; por la ma√Īana, el sol da de cara ofreciendo un molesto reflejo.


Volviendo al principio, miré restaurantes y me decidí por El Almacén, que tiene fama de ser uno de los mejores de la ciudad en cuanto a calidad, muy adecuado para una celebración de este tipo pero económicamente asumible. Naturalmente, también pensamos aprovechar el día para volver a recorrer las calles abulenses que tanto habíamos pateado en nuestra juventud, pero que teníamos un poco olvidadas.

Algunos datos históricos.

Antes de empezar con el recorrido que hicimos, dar√© unas pocas notas sobre la ciudad natal de Santa Teresa de Jes√ļs, que cuenta actualmente con poco m√°s de 58.000 habitantes. Situada a 1.131 metros de altura sobre el nivel del mar, en un promontorio rocoso en la margen derecha del r√≠o Adaja, es la capital de provincia espa√Īola con mayor altitud, por lo cual su clima es bastante fr√≠o y resultan muy frecuentes las nevadas en invierno. La zona ya estuvo habitada en tiempos del Neol√≠tico, como lo demuestran monumentos funerarios de la Edad del Bronce, ejemplo de los cuales es el Dolmen del Prado de las Cruces.

[align=justify]Hay diversas teor√≠as sobre su origen, una de ellas apunta que podr√≠a tratarse de la antigua ciudad vetona de Obila, citada por Ptolomeo, que se fund√≥ a mediados del siglo I a.C. Los vetones construyeron varios asentamientos por la zona, dejando huellas de su paso con las estatuas de piedra conocidas popularmente como ‚Äúverracos‚ÄĚ. Tambi√©n hay historiadores que se√Īalan que √Āvila fue fundada directamente por los romanos, estableci√©ndose en el √°rea que rodean las murallas. Vestigios romanos son el puente sobre el r√≠o, la calzada, diversos mosaicos, estelas, etc. La ciudad, que pertenec√≠a a la provincia de Lusitania, adquiri√≥ bastante importancia en cuanto a la ganader√≠a trashumante que utilizaba rutas como la que cruzaba la Sierra de Gredos por el Puerto del Pico. A partir del siglo III, entr√≥ en decadencia por las epidemias de peste y las invasiones de los pueblos b√°rbaros. Posteriormente, llegaron los visigodos y los √°rabes, y aunque no se conservan testimonios de esas √©pocas, se conoce que fue terreno muy disputado por musulmanes y cristianos al tratarse de un importante enclave defensivo, al parecer ya amurallado en el siglo VIII.


En 1007, los √°rabes derribaron las antiguas murallas y la ciudad qued√≥ destruida. A finales del siglo XI, se produjo la repoblaci√≥n del centro de la pen√≠nsula, encargada por el rey Alfonso VI a Raimundo de Borgo√Īa, un noble franc√©s que se cas√≥ con su hija, Urraca. Parece que fue en 1092, a√Īo de las nupcias entre ambos, cuando se inici√≥ la reconstrucci√≥n de √Āvila y sus murallas. La importancia de la ciudad sufri√≥ altibajos con el paso del tiempo, si bien siempre mantuvo una especial relevancia religiosa y el privilegio del derecho a voto en las Cortes de Castilla durante los siglos XIV y XV. La ciudad renaci√≥ a finales del siglo XV, cuando la corte que se mov√≠a de ciudad en ciudad castellana y, sobre todo, durante el siglo XVI con la aparici√≥n de varios personajes religiosos de gran importancia, como Santa Teresa de Jes√ļs, nacida en √Āvila, y San Juan de la Cruz, natural de Fontiveros. Por cierto, que fue en √Āvila donde se celebr√≥ la primera junta de los Comuneros.


A finales del siglo XVI empez√≥ un largo periodo de decadencia, cuyo peor episodio fue una epidemia de peste que mat√≥ a m√°s del diez por ciento de la poblaci√≥n. La situaci√≥n se agrav√≥ con los problemas econ√≥micos por los que pas√≥ Castilla como consecuencia de las guerras que emprendieron Carlos V y Felipe II, y, adem√°s, se produjo el hundimiento de la industria textil. La ciudad y sus iglesias fueron saqueadas e incendiadas por los franceses en el curso de la Guerra de la Independencia, perdurando el declive y la despoblaci√≥n. Su econom√≠a no se recuper√≥ hasta finales del siglo XX, sobre gracias al desarrollo del turismo, especialmente el de car√°cter cultural y tambi√©n el gastron√≥mico, que encuentra su mayor exponente en la renombrada ternera de √Āvila.

El mayor reconocimiento internacional a nivel tur√≠stico y cultural lo logr√≥ √Āvila en 1985, cuando su casco hist√≥rico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, "como muestra m√°s interesante y mejor conservada de lo que fuera una ciudad amurallada del Medievo castellano".


Cómo llegar.

√Āvila se encuentra a 110 kil√≥metros de Madrid, desde donde se puede acceder por varias rutas. Como no ten√≠amos prisa, desechamos los peajes que nos esperar√≠an por la A-6 y la AP-6, y fuimos por la M-505, que pasa junto a El Escorial, y continuamos por la CL-505, que es la misma carretera pero ya en tierras castellano-leonesas. Evidentemente, no es la autopista, sino una carretera con curvas pero con buen firme y que proporciona bonitos paisajes, sobre todo si est√°n las monta√Īas nevadas, como fue el caso. Por esta v√≠a se tarda una hora y media, aproximadamente, unos quince o veinte minutos m√°s que por la Autopista. Cada uno que decida lo que m√°s le guste.

Ruta desde Madrid seg√ļn GoogleMaps.

Llegando por esta carretera se entra en √Āvila por la zona nueva, por lo que no se ven las murallas hasta pasado un rato. Como nos pillaba de camino, fuimos primero a echar un vistazo al restaurante El Almac√©n, que se encuentra fuera del recinto amurallado, junto al r√≠o Adaja, muy cerca de la llamada ‚ÄúPuerta del Puente‚ÄĚ, en la calle de los Cuatro Postes, que conduce al mirador del que he hablado antes. Vimos que hab√≠a sitio de sobra para aparcar, y gratis, as√≠ que, despu√©s de reservar mesa, decidimos dejar all√≠ el coche y acercarnos hasta la ciudad amurallada caminando (unos cinco minutos hasta la Puerta del Puente). De esa forma nos evitamos meter el coche en el casco antiguo, lo que no resulta nada recomendable, por cierto.

Zona donde aparcamos el coche, cerca del río:

Puente romano, murallas y Puerta del Puente

Recorrido por la ciudad.

Cruzamos el r√≠o Adaja por el puente que, se dice, tiene origen romano, aunque fue reconstruido en el siglo XII; consta de cinco arcos y cuatro pilares, es peatonal y se encuentra en paralelo al m√°s moderno, por el que pasan los veh√≠culos. Desde aqu√≠ se obtienen unas bonitas vistas de la muralla, aunque el tr√°fico no deja de molestar y en cuanto te descuidas aparece alg√ļn coche en la Puerta del Puente, estropeando la foto. Cruzando esta Puerta, una de las 9 con que cuenta la muralla, si seguimos todo recto llegaremos al otro extremo de la ciudad amurallada, que tiene forma rectangular, justamente donde se encuentra la Catedral. No viene mal llevar un mapa descargado de internet para orientarse. De lo contrario, lo mejor es acudir primero hasta la Casa de las Carnicer√≠as (junto a la Catedral), donde est√° la Oficina de Informaci√≥n Tur√≠stica y pedir el plano tur√≠stico, muy √ļtil para moverse por el casco hist√≥rico, que es bastante peque√Īo, pero que puede llevar a confusiones si no se conoce.

Plano detallado que entregan en la Oficina de Turismo.
Para interpretarlo, es bueno saber que la parte superior está el lienzo este de la muralla, de izquierda a derecha con las Puertas de San Vicente, de la Carnicería (por aquí se accede a la Catedral) y del Alcázar; en la parte inferior, está el río y el lienzo oeste, con la Puerta del Puente. A la izquierda, el lienzo norte, con las Puertas del Mariscal y del Carmen; y a la derecha, el lienzo sur con las Puertas del Ratro, la Santa y la Malaventura: 9 puertas en total.

Al entrar por la Puerta del Puente, enseguida me encontré con una de los puntos de acceso para recorrer el Adarve de la muralla, y decidí hacerlo (mi marido no lo vio demasiado interesante y prefirió callejear).

Paseo por la parte superior de la Muralla (Adarve).

Seg√ļn podemos leer en el folleto de la Oficina de Turismo, la muralla rom√°nica de √Āvila es la mejor conservada de Espa√Īa pues est√° completa. Se construy√≥ en la segunda mitad del siglo XII y tiene 2,5 kil√≥metros de longitud, de los que se pueden recorrer 1,7 kil√≥metros en dos tramos: uno de 1,440 kil√≥metros (desde la Puerta del Puente hasta la Catedral o viceversa) y otro de 260 metros (en la zona de la Plaza de Adolfo Suarez, junto a la Puerta del Alc√°zar). El acceso cuesta 5 euros por persona y nos permitir√° conocer ‚Äú2.500 almenas, 88 torres, 6 puertas, tres portillos, un √°bside catedralicio y una singular espada√Īa‚ÄĚ.


El paseo es agradable, aunque para acceder a lo alto de las torres (donde est√°n los mejores miradores) hay que subir bastantes escaleras, algunas muy empinadas y con los pelda√Īos bastante desgastados. Se tarda como unos 45 minutos en recorrer yendo tranquilamente y haciendo fotos.


Con la misma entrada, fui a la Plaza de Adolfo Suárez para hacer el segundo tramo (en realidad no lo hice a continuación, sino después de comer, pues la entrada vale para todo el día). Es muy cortito, apenas 300 metros, pero tiene muy buenas vistas, quizás las mejores.

La Iglesia de San Martín desde el Adarve de la Muralla.

Catedral y Pza. Adolfo Su√°rez desde el Adarve.

El recorrido está bien, pero lo encuentro algo caro, la verdad. Por cierto, que no lo recomiendo en pleno verano (menuda chicharrera y solanera) o en invierno, en días de lluvia y frío (te puede dar un pasmo allí arriba).


Como muy buena alternativa (y gratis) est√° el paseo que recorre todo el per√≠metro de la muralla por el exterior, realmente bonito y muy interesante. Hay zonas completamente peatonales, con bancos y jardines, y otras por calles con bastante tr√°fico, pero se va muy bien. Os cuento el paseo que di, por si os gusta visitar √Āvila de esta manera.

Itinerario tur√≠stico por √Āvila recorriendo las 9 Puertas de su muralla.

1. Puerta del Alc√°zar.

Esta es la puerta m√°s importante de la muralla, ya que era la m√°s cercana al antiguo castillo. Tiene dos torres con almenas y un puente, tambi√©n almenado, que une ambas torres por la parte superior. Tambi√©n hay una tronera por la que los defensores pod√≠an arrojar piedras y l√≠quidos calientes sobre los enemigos. Desde esta puerta se puede acceder al tramo m√°s peque√Īo (pero donde pueden apreciar las vistas m√°s bonitas, en mi opini√≥n) del Adarve de la muralla.

La Puerta del Alc√°zar por el exterior de la muralla.

Frente a esta puerta, ya en extramuros, se encuentra la plaza de Santa Teresa o del Mercado Grande, de generosas proporciones, con un lateral porticado. En este lugar fue donde acaeci√≥ la llamada Farsa de √Āvila, episodio durante el cual fue destronado figuradamente Enrique IV de Castilla. Al frente nos encontramos con la Iglesia de San Pedro (fue la primera parroquia de √Āvila, de planta rom√°nica con portada coronada por un roset√≥n g√≥tico), y a su costado con la de Nuestra Se√Īora de la Antigua. En una esquina de la plaza, girando por la muralla hacia el Paseo del Rastro, se encuentra el Monasterio de Nuestra Se√Īora de Gracia, un convento de monjas agustinas, fundado en 1509, donde fue educada Santa Teresa.

Plaza de Santa Teresa o del Mercado Grande.

Al acceder a la ciudad por esta puerta, nos encontramos en el interior con un arco muy sencillo, nada que ver con el imponente porte que presenta la puerta hacia fuera. Directamente nos encontramos en la Plaza de Adolfo Suarez, presidida por una sencilla escultura a tama√Īo natural del que fue Presidente del Gobierno Espa√Īol. Tambi√©n podemos ver una fuente y uno de los varios verracos de piedra que podemos contemplar en la ciudad.

Interior de la Puerta del Alc√°zar.

Plaza de Adolfo Su√°rez.

Si seguimos por la estrecha callejuela de la de la Cruz Vieja podremos contemplar la fachada lateral de la Catedral, con otras vistas de grabados y esculturas.


Si volvemos a salir por la Puerta del Alc√°zar y seguimos hacia la izquierda, nos encontraremos con la segunda Puerta y algunas esculturas junto a las torres como, por ejemplo, la de Santa Teresa de Jes√ļs.


2. Puerta de Carnicerías o del Peso de la Harina.

Esta puerta es la que se encuentra m√°s cerca de la Catedral. En tiempos se conoci√≥ como la Puerta del Obispo pues permit√≠a ir desde la Catedral al barrio de los curas. Felipe II termin√≥ decretando su cierre por la cantidad de reyertas que all√≠ se produc√≠an y se volvi√≥ a abrir m√°s amplia, con dos puertas, una para el acceso a la ciudad y paso de carruajes, y otra que daba paso a la Casa de las Carnicer√≠as (de finales del siglo XVI y atribuida a Francisco de Mora) donde se vend√≠a el vino y la carne a la poblaci√≥n. Sin embargo, se produjeron tal cantidad de protestas, que las carnicer√≠as volvieron a establecerse en la Plaza del Mercado Grande y del Mercado Chico, traslad√°ndose aqu√≠ el ‚Äúpeso de la harina‚ÄĚ o control del grano que entraba en la ciudad, que funcion√≥ hasta el siglo XIX. Aqu√≠ se encuentra actualmente la Oficina de Turismo y es uno de los puntos de acceso al Adarve de la Muralla.


A la derecha de la Puerta, está la antigua Casa de la Misericordia (siglo XV), donde se ofrecía ayuda a los pobres; en la portada puede verse una escultura de San Martín dando su capa a un mendigo. Actualmente es un bar-restaurante.


A la izquierda de la Puerta tenemos un detalle muy original pues la parte trasera de la Catedral (la girola), llamado Cimorro por los abulenses, se integra en la misma muralla, como un elemento defensivo m√°s, con torres y almenas.


Si accedemos por esta Puerta a la ciudad, nos encontraremos en uno de sus escenarios m√°s interesantes: la Plaza de la Catedral, en torno a la cual se agrupan los siguientes edificios notables:

Palacio del Rey Ni√Īo, conjunto de edificios que en su d√≠a formaron parte del antiguo Palacio Episcopal, hoy desaparecido, y cuya construcci√≥n se inici√≥ en el siglo XII como parte integrante de las murallas, ya que el Obispo ten√≠a encomendada la defensa de la Puerta de la Catedral. Debe su nombre a que fue residencia del joven Alfonso XI mientras estuvo bajo la tutela del Obispo Don Sancho. Posteriormente perteneci√≥ a la Compa√Ī√≠a de Jes√ļs y pas√≥ al Estado tras la expulsi√≥n de los jesuitas a finales del siglo XVIII. Conserva la puerta original del palacio (hoy biblioteca p√ļblica) y parte de la portada y un balc√≥n de esquina de la que actualmente es Oficina de Correos.

Mansión renacentista de los Velada, del siglo XVI, cuya fachada sigue hacia la calle del Tostado, con puerta adovelada, escudos y magníficas rejas. Aquí se hospedaron personajes tan ilustres como el emperador Carlos V, su esposa Isabel de Portugal y el hijo de ambos, Felipe II. Actualmente es un hotel y conserva un precioso patio renacentista porticado, de tres plantas, cuidadosamente restaurado.

Palacio de los Valderrábanos (Casa de Gonzalo-Dávila), del siglo XIV, en el que destaca su espléndida portada con escenas y blasones nobiliarios, y un relieve original que muestra a un doncel.

Palacio del Rey Ni√Īo abajo centro), Mansi√≥n de los Velada (izquierda) y Palacio Valderr√°banos (derecha).

Rodeando el enorme edificio de Catedral vemos varias esculturas de peque√Īos leones sedentes sobre pilares de piedra. La verdad es que no he conseguido averiguar si tienen un significado m√°s all√° de embellecer la propia plaza y los aleda√Īos de la Catedral o, quiz√°s, protegerla.

Puerta de la Carnicería por el interior de la muralla y vistas de la Catedral.

Catedral de √Āvila.

Una de las visitas imprescindibles en mi opini√≥n (me refiero al interior, claro). Su construcci√≥n se inici√≥ en el siglo XII, sobre los restos de un templo anterior dedicado a San Salvador. Dado el momento en que fue planificada, se concibi√≥ como iglesia y como fortaleza, lo que explica que su √°bside (cimorro) est√© embebido en la muralla, formando parte de la misma. La torre est√° rematada por almenas y la fachada es muy austera, al igual que las portadas, la Norte o de los Ap√≥stoles con escenas del Juicio Final, y la occidental, con escenas del martirio de San Segundo y dos curiosas figuras esculpidas de sendos personajes asilvestrados que parecen proteger la entrada. Se inici√≥ en estilo rom√°nico ojival y se continu√≥ de acuerdo con patrones g√≥ticos pues tard√≥ 300 a√Īos en rematarse. Est√° considerada por algunos autores como la primera Catedral g√≥tica de Espa√Īa.


El interior me gust√≥ mucho, sobre todo la parte de la girola, la m√°s antigua de la Catedral, cuyo dise√Īo de debi√≥ al arquitecto Fruchel. Destacan los capiteles originales con escenas policromas y con animales fant√°sticos, y tambi√©n me llam√≥ sumamente la atenci√≥n el color de la piedra, blanquecina con manchas rojizas (granito sangrante, creo que se le denomina), que le otorga al conjunto un aspecto muy singular, bastante impactante.





Tambi√©n hay que citar la sepultura del obispo Alonso Tostado, de Vasco de la Zarza, una de las m√°s notables obras escult√≥ricas del renacimiento espa√Īol. En cuanto a las vidrieras, un detalle importante es que sufrieron graves desperfectos como consecuencia del terremoto que asol√≥ Lisboa en 1755. Actualmente se est√°n desarrollando trabajos para su restauraci√≥n.




En la zona del claustro, enfrente de la portada que lo comunica con la nave principal, se encuentran enterrados Adolfo Suárez y su esposa. Lo comento porque muchos de los visitantes preguntaban por la ubicación de la sepultura del que fuera presidente del Gobierno en la transición.


Zona del Claustro. Arriba, a la izquierda, se ve la sepultura de los Duques de Su√°rez.

3. Puerta de San Vicente.

Debe su nombre a la Basílica de San Vicente que se encuentra enfrente, fuera del recinto amurallado. Tiene un aspecto monumental, con dos torres almenadas y un puente también almenado que las une, en cierto modo parecida a la del Alcázar, aunque carece de escudos.


El Cubo de la Mula. Un hecho curioso es que, en las proximidades de la Puerta de San Vicente, en uno de los torreones que est√°n frente a la Bas√≠lica, aparece un verraco vetton embebido en ella, sobresaliendo √ļnicamente la cabeza. Al parecer, est√° relacionado con San Pedro del Barco (apodado as√≠ porque naci√≥ en la localidad de El Barco de √Āvila), un sacerdote que vivi√≥ en el siglo XII y que fue muy conocido por sus obras de caridad para con los desfavorecidos. A su muerte, varias localidades se disputaron el honor de sepultar sus restos, ante lo cual se decidi√≥ ponerlos en una mula y enterrarlos en el lugar al que se dirigiera el animal. La mula fue hasta la Bas√≠lica de San Vicente de √Āvila y cay√≥ muerta cerca del Altar Mayor tras pegar una fuerte coz, lo que se interpret√≥ como un designio divino de que aqu√©l era el lugar donde deb√≠a reposar el Santo, como as√≠ se hizo. Por su parte, seg√ļn la tradici√≥n, la mula fue enterrada en el cubo de la muralla, donde hoy se puede ver la testuz del verraco (que no mula).


La Bas√≠lica de San Vicente es un templo construido entre los siglos XII y XIV, de estilo rom√°nico con detalles g√≥ticos, el segundo m√°s importante de √Āvila despu√©s de la Catedral. Est√° consagrado a los Santos Vicente, Cristeta y Sabina, hermanos martirizados en el siglo IV durante las persecuciones de Diocleciano. Destaca el cenotafio con relieves que muestran escenas de la vida de los tres santos. No me dio tiempo de ver el interior. La entrada cuesta 2 euros.


Al fondo, en la imagen tomada desde el Adarve de la muralla, podemos distinguir también la estampa de la Iglesia románica de San Andrés.

Si entramos a la ciudad por la Puerta de San Vicente nos vamos a encontrar con:

El Palacio de los Sofraga, edificio renacentista del siglo XVI, con 3 blasones en la fachada principal; actualmente es un hotel. El Palacio de los Verdugo, un austero edificio de principios del siglo XVI, construido en siller√≠a de granito, con fachada plateresca con escudos nobiliarios y flanqueada por dos torres, que indicar√≠a un car√°cter defensivo. Hay un verraco de piedra junto a la entrada. Est√° declarado Monumento Nacional y, actualmente, alberga la sede de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad de Espa√Īa, el Archivo Municipal y la Concejal√≠a de Turismo. Si continuamos por la Calle L√≥pez N√ļ√Īez, veremos otros edificios notables, como la renacentista Mansi√≥n de los √Āguila, con puerta y balc√≥n flanqueados por columnas, y el Palacio de Don Gaspar del √Āguila, del siglo XVI. [/align]

Interior de la Puerta de San Vicente, Palacio de los Verdugo y Mansi√≥n de los √Āguila.

Al llegar a la Plaza de Mes√©n Rub√≠, nos encontramos con uno de los edificios m√°s misteriosos de √Āvila, la Capilla del mismo nombre, un convento de dominicas construido durante el siglo XVI en estilo g√≥tico tard√≠o y remodelado despu√©s conforme a gustos manieristas. La presencia de curiosos escudos con mazos y escuadras ha suscitado interpretaciones esot√©ricas y vinculaciones con los templarios y la masoner√≠a seg√ļn he podido leer en algunos art√≠culos en internet. Aqu√≠ se encuentra enterrado el Mes√©n (un t√≠tulo de significado religioso) Rub√≠, cuyo nombre real era Rob√≠n de Braquemont, noble de origen normando que, entre otras aventuras, particip√≥ en la conquista de las Islas Canarias para la Corona de Castilla que llev√≥ a cabo su paisano Jean de Bethencourt. Como premio por sus servicios, obtuvo bienes y tierras en Castilla, donde se instal√≥, y su hija se cas√≥ con √Ālvaro D√°vila, Mariscal del rey Juan II de Castilla, fundando el linaje de los Bracamonte en la capital abulense. En torno al citado personaje circularon historias y leyendas que lo vinculaban con templarios y masones, conforme a los s√≠mbolos encontrados en el templo, del que se dice que pudo haber sido la Sinagoga Mayor de la ciudad en tiempos anteriores. El caso es que existe una novela, ‚ÄúEl Compromiso‚ÄĚ, de Juan G. Atienza, que trata de todo este curioso asunto.


Muy cerca de esta Capilla, siguiendo hacia la muralla, est√° la Plaza de la Fuente del Sol y una nueva puerta.

4. Puerta del Mariscal.

Confieso que no tengo fotos de la Puerta del Mariscal porque pas√© de largo sin darme cuenta, m√°s atra√≠da por la Capilla de Mes√©n Rub√≠, que se encuentra casi delante. Sin embargo, como el que busca, ‚Äúhalla‚ÄĚ, mirando entre fotos tomadas en ocasiones anteriores desde la carretera, me encontr√© con una en la que se ve perfectamente no solo esta puerta sino de todo el lienzo norte de la muralla.Eso s√≠, la foto no es muy buena porque la tom√© hace unos a√Īos, desde el coche y con la c√°mara vieja.


Esta puerta debe su nombre a Don √Ālvaro D√°vila, Mariscal del rey Juan II de Castilla, el yerno de Mes√©n Rubi, que he mencionado anteriormente. Pegada a la muralla, con finalidad defensiva, se encuentra la que fue su residencia, el Palacio de Bracamonte o de Santa Cruz, cuyo origen se remonta al siglo XV aunque fue reformado despu√©s. Mirando a extramuros desde esta puerta nos encontramos con la Ermita de Nuestra Se√Īora de la Cabeza y la Iglesia de San Mart√≠n, del siglo XIV, con su torre mezcla de estilo rom√°nico y mud√©jar sobresaliendo por encima de las casas que se asoman a la muralla. M√°s lejos a√ļn podemos distinguir la planta del Monasterio de la Encarnaci√≥n (Carmelitas Descalzas), que se fund√≥ en 1474 dentro de la ciudad amurallada, pero que se traslad√≥ a este lugar a principios del siglo XVI. En aquellos tiempos era uno de los conventos con m√°s cantidad de monjas, dispon√≠a de muchos bienes, no se llevaba una disciplina rigurosa y en su seno exist√≠a grandes diferencias en el trato entre las monjas de acuerdo con su dote y su condici√≥n social. Aqu√≠ permaneci√≥ Santa Teresa de Jes√ļs desde 1535 a 1574 y donde prepar√≥ la reforma de la Orden del Carmelo, descontenta de lo que all√≠ vio y vivi√≥. Actualmente alberga un museo y se puede ver su celda y algunos recuerdos personales.


5. Puerta del Carmen.


Es la siguiente puerta con la que nos encontramos y debe su nombre a un antiguo convento de monjes carmelitas calzados, del que solamente queda la espada√Īa (campanario que consta de una sola pared con huecos para alojar las campanas). Presenta la peculiaridad de sus torres, que son cuadradas en vez de redondas, imitando la forma de las torres defensivas musulmanas, y, adem√°s, se encuentra virada, lo que supone un mayor grado de seguridad. Posteriormente, aqu√≠ hubo una c√°rcel y hoy alberga el Archivo Hist√≥rico Provincial.

Puerta del Carmen por el interior de la muralla.

Ya en el interior, junto a la pueta se encuentran las B√≥vedas del Carmen, las antiguas Caballerizas del Palacio de los Vela, donde hay una exposici√≥n de piezas arqueol√≥gicas. Muy cerca tambi√©n podemos ver el se√Īorial edificio del Palacio de Benavites, que actualmente alberga el Parador Nacional ‚ÄúRaimundo de Borgo√Īa‚ÄĚ, noble franc√©s que, como he comentado antes, se ocup√≥ de construir la muralla por orden de su suegro, el rey Alfonso VI. Su origen se remonta a mediados del siglo XVI, pero su estructura fue totalmente modificada en el siglo XIX.

Parador Nacional Raimundo de Borgo√Īa.

6. Puerta del Puente.

Vista exterior e interior de la Puerta del Puente.

Tiene dos torres, como la del Alc√°zar y la de San Vicente, pero fue muy reformada en el a√Īo 1500, cuando tambi√©n se cambi√≥ la b√≥veda, variaciones que se aprecian mejor desde el interior. Tuvo mucha importancia porque por esta puerta entraban las personas, carruajes y mercanc√≠as procedentes de Salamanca y el noroeste.

Desde la Puerta del Carmen a la Puerta del Puente cambia la fisonom√≠a de la ciudad, cuya arquitectura pasa de palaciega y eclesi√°stica a m√°s popular. Parece ser que aqu√≠ habitaban artesanos y tambi√©n poblaci√≥n m√°s humilde, siendo las casas eran de corte bastante sencillo. Hoy apenas queda nada de aquello y las que se ven son casas bajas, encaladas o de piedra, unas m√°s modernas que otras, con peque√Īos huertos y jardines, que no desentonan con el entorno, pero que tampoco contribuyen a afianzar el car√°cter medieval que sugiere la extraordinaria muralla. Al menos esa es la impresi√≥n que me produjo esa parte de la ciudad. Sin embargo, en esta zona, en especial desde el Adarve, me pareci√≥ que es desde donde mejor se contempla todo el recinto amurallado.


S√≠ que se conservan en la Calle de San Segundo (y se pueden visitar, aunque estaba cerrado cuando pas√© por all√≠), los restos de unos antiguos hornos cer√°micos medievales que existieron all√≠. Frente a la Puerta del Puente, se encuentra el antiguo puente sobre el r√≠o Adaja, de origen romano, hoy peatonal, y el m√°s moderno, del siglo XIX, por donde pasan los veh√≠culos. En esta zona, cerca del r√≠o, viv√≠an muchos artesanos, y todav√≠a se conservan unas antiguas Tener√≠as, que funcionaron durante 400 a√Īos, con utensilios para te√Īir el cuero. Muy cerca est√° tambi√©n la Ermita de San Segundo, templo rom√°nico del siglo XII, con una escultura del Santo (patr√≥n de √Āvila, cuya fiesta se celebra el 2 de mayo) realizada por Juan de Juni. El edificio estaba cubierto de andamios, en plena restauraci√≥n, as√≠ que no hab√≠a manera de sacar una foto decente.


Desde la Puerta del Puente hasta la Puerta del Alc√°zar, por el exterior de la muralla, va el llamado Paseo del Rastro, ruta peatonal ajardinada realmente bonita por la parte sur, desde donde se tienen preciosas vistas tanto de la muralla como la zona extramuros, incluyendo la campi√Īa e incluso la Sierra de Gredos. Aunque lo voy a poner en sentido contrario para continuar con el orden de las Puertas, creo que lo mejor es hacer el paseo desde la Puerta del Alc√°zar hacia la Puerta del Puente, con la muralla a nuestra derecha y la campi√Īa a la izquierda (por lo menos, personalmente me gust√≥ mucho as√≠ y, adem√°s, es m√°s c√≥modo porque se camina en descenso). Esta zona es irregular, con un terreno pedregoso, al que parecen ir acopl√°ndose las torres.


7. Puerta de la Malaventura.

Es la m√°s peque√Īa y sencilla de las puertas de la muralla, el acceso se realiza a trav√©s de unas escaleras y comunica con el que anta√Īo era el barrio jud√≠o.

Puerta de la Malaventura por el exterior de la muralla.

Actualmente, junto a la puerta hay un jard√≠n de hierbas arom√°ticas que lleva el nombre de Mosh√© de Le√≥n. Seg√ļn la leyenda, por esta puerta salieron en 1492 los jud√≠os que no se convirtieron, expulsados por los Reyes Cat√≥licos, y la puerta no se volvi√≥ a abrir hasta 1500 por orden de Isabel la Cat√≥lica. Otra historia remota, que tambi√©n explicar√≠a el desventurado nombre de la puerta, cuenta que Alfonso I ‚Äúel batallador‚ÄĚ se present√≥ en la ciudad reclamando la custodia de su hijo (el futuro Alfonso VII, el Rey Ni√Īo ya mencionado, y que aparece en el emblema de √Āvila, con un ni√Īo coronado por el cimborrio de la Catedral), que se encontraba en √Āvila protegido por nobles de la ciudad. Alfonso I exigi√≥ la entrega de varias decenas de j√≥venes de la ciudad como rehenes, hasta comprobar que su hijo se encontraba bien. Estos j√≥venes salieron por esta Puerta, pero no volvieron a entrar vivos, porque Alfonso I, como no consigui√≥ que los nobles abulenses le entregasen a su hijo, orden√≥ cocerlos (hay versiones que dicen que se cocieron sus cuerpos enteros y otras, sus cabezas) en aceite.

La Puerta de la Malaventura por el interior, con el jardín de hierbas aromáticas.

8. Puerta de la Santa.

Tiene dos torres cuadradas y un matac√°n y ha sido reformada varias veces. Pegada a la puerta hay una balconada que pertenece al renacentista Palacio de N√ļ√Īez Vela, que se construy√≥ pegado a la muralla para su mejor defensa.

La Puerta de la Santa por el exterior (arriba) y el interir (abajo) de la muralla.


Naturalmente, debe su nombre a Santa Teresa y por ella se accede a la Plaza de la Santa, donde encontramos el Convento de Santa Teresa, del siglo XVII, levantado en el solar donde estuvo su casa natal. Es de estilo barroco, tiene escudos en la fachada y una escultura de la santa, guarda imágenes de Gregorio Fernández y cuenta con un museo teresiano y en él están enterradas sus reliquias.


Esta zona es muy interesante, con varios edificios notables, adem√°s del Convento ya citado. En la misma Plaza de la Santa, nos encontramos con el Palacio de los N√ļ√Īez Vela, edificio renacentista adosado a la muralla que mand√≥ construir a mediados del siglo XVI Blasco N√ļ√Īez Vela, quien fue primer Virrey de Per√ļ.



Siguiendo por la calle Madre Soledad, nos encontramos con los palacios contiguos de los Superunda y de los Almarza, ambos renacentistas, del siglo XVI, si bien, sobre todo el segundo, guarda elementos góticos e incluso de tradición islámica. Unos metros más adelante llegaremos a la Plaza del Corral de las Campanas, donde se encuentra la escultura dedicada a San Juan de la Cruz.


Calle Madre Soledad, con los Palacio de los Superunda y de los Almarza.

Plaza Corral de las Campanas, con la escultura de San Juan de la Cruz.

Tambi√©n es muy vistoso el Torre√≥n de los Guzmanes, coronado con almenas y atalayas, con aspilleras en las esquinas, un matac√°n y la puerta con dovelas, enmarcada en un alfiz con los escudos familiares. Forma parte de un palacio construido en 1513, perteneciente a la familia M√ļjica. Aqu√≠ se aloj√≥ Alfonso XII cuando visit√≥ √Āvila en 1878 y actualmente es la sede de la Diputaci√≥n Provincial y alberga diferentes exposiciones.


Siguiendo a la derecha, por la calle de los Cepedas, llegamos a la Plaza del Rastro, que comunica con la novena y √ļltima Puerta de la Muralla (seg√ļn el recorrido que estamos haciendo), la Puerta del Rastro.

9. Puerta del Rastro.

Al parecer, su nombre se debe al rastro de sangre que dejaban los animales arrastrados desde el matadero. Tiene otros nombres, como la Puerta de la Estrella, por la estrella que está grabada en la torre. Sobre la puerta hay un arco y una galería de columnas, que corresponde al antiguo Palacio de los Dávila.

Puerta del Rastro por el exterior de la muralla.

Extramuros, se puede ver, al fondo, la Iglesia de San Nicolás y, más cerca, la Iglesia de Santiago, de origen románico, pero reformada en estilo gótico tardío en el siglo XVI, donde destaca su torre de ocho lados. Además, en un día tan claro como el que tuvimos, era muy bonito contemplar el paisaje que se mostraba alrededor, con la Sierra de la Paramera a lo lejos, los puntos más altos coronados por la nieve. Además, la parte exterior de la muralla por esta zona presenta edificaciones, por lo cual resulta muy vistosa.



Volviendo a la Puerta del Rastro, su rasgo esencial es su simbiosis con el Palacio de los D√°vila, una aut√©ntica fortaleza formada por cuatro casas (la m√°s antigua del siglo XIII, la m√°s cercana a la muralla), con almenas, matacanes y puertas con dovelas, cuya fachada principal da a la Plaza de Pedro D√°vila, desde donde se tiene una visi√≥n completa del conjunto. Hay una curiosa an√©cdota y es que aprovechando un momento de menores necesidades defensivas en la ciudad, los due√Īos de dos de las casas abrieron sendos portillos hacia la zona exterior de la muralla. Se dice que Juana la Loca, de visita en la ciudad, oblig√≥ a cegar dichos portillos por haber sido construidos sin autorizaci√≥n; sin embargo, en un gesto de soberbia, el nieto del noble agraviado mand√≥ construir en 1542 una ventana renacentista en la fachada principal, debajo de la cual se puede leer ‚Äúdonde una puerta se cierra, otra se abre‚ÄĚ.

Puerta del Rastro por el interior de la muralla y lateral del Palacio de los D√°vila.

Palacio de los Dávila, ventana renacentista e inscripción (debajo).

A continuación, ya en la Plaza del Teniente Arévalo, pudimos ver el edificio del Palacio Episcopal, que en su origen perteneció a una de las dos ramas en que se dividió el linaje de los Dávila. Pasó a propiedad de los jesuitas en el siglo XVII hasta su expulsión en el siglo XVIII. En este lugar ha desaparecido el adarve de la muralla, pues se vació el muro. Actualmente, el edificio alberga el Palacio Episcopal y la Iglesia de San Ignacio de Loyola.


Desde aquí, no tuvimos más que caminar unos pasos hasta alcanzar la Plaza de Adolfo Suárez, donde se encuentra la Puerta del Alcázar, con lo cual habíamos acabado el recorrido completo.

Sin embargo, antes de dejar el recinto amurallado, por la calle Caballeros, fuimos hasta la Plaza del Mercado Chico, el equivalente a la Plaza Mayor porticada de tantos pueblos o ciudades espa√Īoles, con el edificio del Ayuntamiento como baluarte principal. Su origen se remonta al siglo XI, cuando tambi√©n apareci√≥ la Plaza del Mercado Grande, extramuros. La Casa Consistorial tiene su origen en tiempos de los Reyes Cat√≥licos. No obstante, a mediados del siglo XVIII la Plaza y el Consistorio estaban en ruinas, con lo cual se reform√≥ todo el espacio, construy√©ndose a mediados del siglo XIX un ayuntamiento nuevo en estilo isabelino, propio de la √©poca. La Plaza estaba engalanada y se ve√≠a muy agradable y bonita, si bien no hab√≠a demasiada gente en un espacio que los fines de semana debe estar muy concurrido por paseantes y gente en terrazas y caf√©s.


Muy cerca, se encuentra la Iglesia de San Juan, de origen románico, si bien se reformó en el siglo XVI en estilo gótico. Conserva la pila donde fue bautizada Santa Teresa.


Y ya, sin m√°s, fuimos caminando hasta la calle de los Cuatro Postes, donde hab√≠amos dejado aparcado el coche, si bien antes de cogerlo, seguimos a pie unos doscientos metros m√°s, hasta el Mirador de los Cuatro Postes, desde donde pudimos contemplar unas vistas soberbias de la muralla y su recinto iluminados por el sol de la tarde. En realidad, se trata del humilladero o la ermita de San Sebasti√°n, que consta de un conjunto de cuatro columnas d√≥ricas unidas por un arquitrabe con el escudo de la ciudad, en cuyo centro hay una cruz de granito. Se construy√≥ en 1566, aunque hay quien asegura que tiene su origen en un peque√Īo templo romano. Tambi√©n resulta un mirador √ļnico por la noche, con la muralla iluminada, pero no pod√≠amos quedarnos m√°s tiempo, as√≠ que ah√≠ concluy√≥ nuestra visita a √Āvila
.




Por cierto, que el almuerzo en el restaurante ‚ÄúEl Almac√©n‚ÄĚ estuvo muy bien, el servicio excelente, las vistas excepcionales y la comida de una calidad y presentaci√≥n realmente notable. El precio acorde tambi√©n, entre 55 y 60 euros de media por persona, as√≠ que hay que reservarlo para una ocasi√≥n especial, como era el caso.

RESUMEN DE LA VISITA.
En mi opini√≥n, hay dos lugares imprescindibles en √Āvila: la Catedral y, naturalmente, las extraordinarias murallas del siglo XII, que son realmente lo que hacen de √Āvila una ciudad medieval calificada como Patrimonio de la Humanidad. Y es que el conjunto urbano intramuros alterna zonas con bonitos edificios medievales con otras m√°s modernas y anodinas por lo que, aunque no existen construcciones que desentonen completamente, creo que tampoco alcanza el hermoso toque medieval de otras ciudades castellanas.

Por eso, pienso que en una visita de un d√≠a lo esencial es centrarse en las murallas. Visitar el Adarve est√° bastante bien, pero resulta algo caro (5 euros) y tampoco me parece imprescindible si se tiene prisa o no se quiere gastar mucho. Lo mejor es recorrer la muralla paso a paso, por el interior y el exterior, entrando y saliendo por sus 9 puertas, porque ah√≠, pegados a sus muros y sus torres o en sus inmediaciones est√°n tambi√©n los edificios m√°s notables de √Āvila, sus iglesias (Bas√≠lica de San Vicente, Convento de Santa Teresa e Iglesia de San Mart√≠n...) y sus palacios m√°s representativos (Palacio de los D√°vila, Palacio Episcopal, Palacio de los Valderr√°banos, Mansi√≥n de los Velada...).

Y para finalizar, una foto en perspectiva desde el Mirador de los Cuatro Postes.
Volver arriba

Compartir:
Ver m√°s diarios de Artemisa23 Ver m√°s diarios de Espa√Īa Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 10 2
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQU√ć
Visitas mes anterior: 81 Visitas mes actual: 19 Total visitas: 6061

  √öltimos comentarios al diario:  DE VIAJE POR ESPA√ĎA
Total comentarios 225  Visualizar todos los comentarios

Vinadas1  vinadas1  04/04/2016 13:34   
Comentario sobre la etapa: 1 día en AVILA: ruta por su muralla del siglo XII, Patrimonio de la Humanidad.
Muy buenas estas dos etapas! Te las estrello como no.
Tengo muchas ganas de conocer Alcal√°, y m√°s despu√©s de tu fant√°stico reportaje. Tomo buena nota de tus consejos, pero esperar√© al a√Īo que viene, cuando viva en Madrid y tenga un d√≠a libre, para acercarme y verla bien y con calma, que bien lo merece.
Y respecto a √Āvila decir que tu visita es much√≠simo m√°s completa que la que hice en octubre, otra que apunto para cuando viva en la capital para hacer (seguramente en el d√≠a) y visitar, sobre todo, ese magn√≠fico interior de la Catedral.

Muchas gracias por compartir tus escapadas con todos nosotros Muy feliz

Artemisa23  artemisa23  04/04/2016 15:45   
Comentario sobre la etapa: 1 día en AVILA: ruta por su muralla del siglo XII, Patrimonio de la Humanidad.
Muchas gracias, vinadas. Tambi√©n os cundi√≥ bastante el viaje a √Āvila (le√≠ la etapa), mala suerte que estuvieran cerrados el Adarve y, sobre todo, la Catedral. Pero no pasa nada, a todas estas ciudades desde Madrid se vuelve en cualquier momento. Por cierto, cuando vivas aqu√≠ perder√°s el verde paisaje norte√Īo (qu√© bonito es Asturias), pero a cambio estar√°s mucho m√°s cerca de muchos lugares que, estoy segura, te encantar√° visitar.
¬°Saludos!

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQU√ć
Volver arriba


Foros de Viajes
Ciudad Tema: √Āvila: visitas en la ciudad, recomendaciones
Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha Foro Madrid, Castilla y Leon, Castilla La Mancha: Foro del Centro de Espa√Īa: Madrid, Castilla y Le√≥n y Castilla La Mancha. Foro de Viajes para compartir experiencias, consejos, recomendaciones y dudas.
Ultimos 5 Mensajes de 126
140803 Lecturas
AutorMensaje
Anapita
Anapita
Super Expert
Super Expert
Jun 02, 2016
Mensajes: 258

Fecha: Sab May 11, 2019 01:51 pm    T√≠tulo: Re: √Āvila: visitas en la ciudad, recomendaciones

gasolines Escribió:
Para comer echale un vistazo a este post:

Restaurantes en √Āvila



Saludos

vale gracias
ahora lo miro
Anapita
Anapita
Super Expert
Super Expert
Jun 02, 2016
Mensajes: 258

Fecha: Mar Ago 20, 2019 04:11 pm    T√≠tulo: Re: √Āvila: visitas en la ciudad, recomendaciones

Bueno despu√©s de volver de √Āvila puedo comentar a varias cosas que puedan ayudar a los demas Cosas que no me perder√≠a de ver La catedral por fuera la verdad es que no es muy fotog√®nic ya que hay muchas mucho m√°s bonitas pero cuando entras en ella todo cambia . Nosotros cogimos la entrada para poder subir al campanario y ver la casa del campanero y a parte de ser muy curioso creo que es muy interesante sobretodo por que nunca hab√≠a estado encima de las b√≥vedas de la catedral La muralla y considero que se tienen que hacer los dos tramos El monasterio de santo Tom√°s nos encant√≥ La...  Leer m√°s ...
henbac
Henbac
Travel Addict
Travel Addict
Oct 25, 2011
Mensajes: 84

Fecha: Mar Ene 14, 2020 06:04 pm    T√≠tulo: Re: √Āvila: visitas en la ciudad, recomendaciones

La semana que viene voy a estar una tarde y un dia completo en Avila.
No hemos tenido mas opci√≥n de esta fecha y a√ļn sabiendo del frio queremos patearnos toda la ciudad.
he tomado nota de tus recomendaciones , asi como alg√ļn que otro apunte del foro.
¬Ņcrees que es "demasiado" un dia y medio? ¬ŅQu√© me puedes recomendar de inter√©s para comer?

Muchas gracias.
Anapita
Anapita
Super Expert
Super Expert
Jun 02, 2016
Mensajes: 258

Fecha: Mar Ene 14, 2020 11:10 pm    T√≠tulo: Re: √Āvila: visitas en la ciudad, recomendaciones

Hola
No te preocupes que √Āvila da para d√≠a y medio y m√°s
As√≠ que disfr√ļtala
Nosotros nos decantamos por un chuleton que estaba exquisito y judíos
Pero ten en cuenta que si tomas algo de aperitivo te ponen alg√ļn pincho para picar y hay veces que con lo que te ponen ya comes
Disfr√ļtala que a nosotros nos encant√≥
Saludos
Jesurex
Jesurex
New Traveller
New Traveller
Feb 05, 2020
Mensajes: 2

Fecha: Mie Feb 05, 2020 06:30 pm    T√≠tulo: MUSEO CAPROTTI DE PINTURA.AVILA. Toda la informaci√≥n.

Por favor agradecer√≠a todos los posibles links sobre el pintor y su obra contenida en el MUSEO CAPROTTI DE PINTURA DE AVILA. Es un pintor estupendo, os lo recomiendo. Podemos aportar entre todos informaci√≥n de este pintor costumbrista hasta ahora poco conocido. He a√Īadido un Tip sobre el pintor, pero me gustar√≠a aumentarlo con m√°s informaci√≥n. Gracias a todos.
Tip sobre Caprotti: Aplauso Aplauso Aplauso www.losviajeros.com/Tips.php?p=3559
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta R√°pida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQU√ć