Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


En solitario por Lisboa (4 noches) -Diarios de Viajes de Portugal- Kotis
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: En solitario por Lisboa (4 noches)  -  Localización:  Portugal  Portugal
Descripción: Escapadita a Lisboa en abril (antes de Semana Santa)
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:


Etapas 1 a 3,  total 5
 1  2  siguiente siguiente



Etapa: Barrio alto y chiado - Miércoles 9 Abril  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 09/04/2014 10:23  
Compartir: 
Compartir:
Faltan un par de horitas para el vuelo de easyjet que me llevará de Bilbao a Lisboa, donde voy a estar cuatro nochecitas (hasta el domingo).

Como siempre, intentaré hacer el diario "en directo", una vez llegue al albergue.

Como viene siendo habitual, me hospedaré en albergue con dormitorio comunitario y me valdré del transporte público. Esperando que otros foreros puedan aprovechar mi experiencia, al igual que yo he organizado mi viajecito con la ayuda de otros foreros.

Espero que el avión no haya que empujarlo, pues me ha costado ida y vuelta directo desde Bilbao 21€, precio final. Aplauso Aplauso

Bueno, pues sí que ha llegado (con muchas turbulencias al final, pero puntual). Estaba lleno hasta la bandera y los asientos, al menos no eran tipo vueling; es decir, se entraba (sin facilidades, pero los que somos altos entrábamos).

Para llegar a la ciudad desde el aeropuerto (además de taxi) se puede utilizar el aerobus, que sale cada 20 minutos. Hay dos líneas, según el destino final. El precio próximo a los 4 euros (con Lisboacard 2€)

El billete de aerobus te permite el uso de autobuses urbanos durante las siguientes 24 horas.

En mi caso había reservado por internet la lisboacard para 72 horas consecutivas (39€, menos un 5% de descuento). La he recogido en el aeropuerto, pero me ha dicho el chico de turismo que me aproveche del descuento del aerobus dándole el recortable del folleto de la lisboacard, pero que no la selle hasta que realmente la vaya a usar en la ciudad. Aplauso Aplauso

El bus te deja en sitios céntricos (yo me he bajado en rossio), porque tengo el albergue a unos 3 minutos andando: livingloungehostel. Me alojo por 14€ noche en habitación con 8 camas, incluido desayuno en un hostel de tres pisos, que en principio parece estar realemente bien. No he hecho foto aún (y no es cuestión de sacar una foto ahora mismo a la habitación, pues son las 23:09 y la gente está durmiendo.

Nada más hacer el check-in (14:50) me he puesto las pilas para que me diera tiempo a visitar lo que entraba en el plan de hoy, sobre todo la parte de museos que cerraban hacia las 18:00.


Lo primero ha sido ir al museo de Chiado, que según el mapa era de lo más alejado. Sin embargo, todo está muy próximo y te puedes desplazar andando sin problema.

Según la guía (Lonely Planet "de cerca") había alguna escultura de Rodin. Era el principal aliciente. Sin embargo, yo no he visto ninguna Trist

Se trata del museo de arte contemporáneo de Lisboa. No obstante, ya metidos en el siglo XXI, no termino de entender porqué llaman arte contemporáneo a algunas obras de hace más de 150 años.

A pesar de ello, menos mal que había obras impresionistas, naturalistas (mis preferidas)...


ya la cosa se pone peor cuando destacan en las salas obras (casi todo pintura) simbolista, surrealistas y "nuevas vanguardias".


Cuenta con una terraza pequeñita con cafetería y estatuas en el jardín (es donde pensaba que estarían las de Rodin, como en el museo de París), pero no me he detenido.

La entrada es de 4€ (pero está incluida en la lisboacard). El museo prácticamente para mí solo.

El siguiente destino ha sido la iglesia destruida Do carmo, que alberga el museo de arqueología. La entrada 3'5€ (20% descuento con la lisboacard).

El museo es una broma, por lo enano y prescindible. Tiene buenas vistas desde la tienda, pues está en una de las muchísimas partes altas de la ciudad.

Si realmente merece la pena gastar el dinero es por la iglesia en ruinas desde el terremoto del siglo XVIII. El que se deje como recuerdo intacto algo derruido (como en Berlín la iglesia del kaiser) me parece un acierto.



Además, te puedes relajar sentadito en la entrada del museo, que se está muy fresquito.

Para llegar a la iglesia-museo Do carmo, recomiendo coger el ascensor de Santa Justa, pues te deja justo al lado. Yo no lo he hecho, porque mi sentido de la orientación es inexistente. No obstante, sí he aprovechado para bajar en el ascensor después de la visita.


El ascensor está incluido en la lisboacard (en caso contrario es demasiado caro para lo que es). Una vez estás arriba, se puede seguir subiendo unas escaleras de caracol que te llevan a un mirador con 360º de Lisboa. Magnífico.

Vistas de la colina del castillo, de la catedral, la plaza rossio y el arco de triunfo (rua augusta)






Una vez en la parte baja, he deambulado por la parte que podríamos llamar el ensanche (posterior al terremoto): Plaza de Rossio, plaza de restauradores, plaza de figueira,... que compiten en mi imaginación por ser mi preferida (me encantan las ciudades con plazas grandes y espaciosas).



En la misma zona está la estación de Rossio (donde sale el tren para sintra), con una fachada que es una preciosidad y la iglesia de Santo Domingo (que de tan antigua uno se extraña que siguiera en pie tras el seísmo).



Asimismo, en la zona se encuentra el famoso funicular o elevador de Gloria que sube al mirador de San Pedro de Alcántara. De nuevo el precio prohibitivo (3'6€ ida y vuelta), sobre todo cuando el recorrido se puede hacer andando en menos de 10 minutos. Con la lisboacard es gratuito (como todo el transporte).


En mi caso, la subida la he hecho andando, pues me había perdido y me he encontrado ya directamente en el mirador. Las vistas de la ciudad son muy chulas, con las casas en las colinas tan características. Sin embargo, me he propuesto repetir a la noche la visita para poder apreciar el castillo, al fondo, iluminado.

La bajada sí la he hecho en el funicular, si bien al acercarme me he detenido en la iglesia jesuita de San Roque.


Por fuera es de una sobriedad pareja a la ampulosidad y derroche de las capillas que circundan la nave central. Hay que verlo para creerlo.

Una vez abajo me he dirigido hacia el río, por las calles más comerciales y peatonales (augusta, áurea,...) hasta llegar a la plaza más bonita de la ciudad: la plaza del comercio, espectacular, con sus tres fachadas de soportales, acabada con la cuarta fachada despejada que proporcional el tajo.



Ya estaba terminando el día, así que he seguido la ribera del río hacia una zona concurrida, pero menos turística, donde está la terminal de ferries. Allí había varios bares y restaurantes con música en directo (desde fado, hasta R'n'R, pasando por jazz), pero estaba peta'o de jovencitos y he optado para dejarlo para otro día que se me haga más tarde (tal vez el finde).

Como he dicho antes, me he vuelto a subir al mirador (el funicular de Gloria funciona hasta media noche). Una pena que no sepa hacer mejores fotos nocturnas, pues la realidad es bastante mejor que la fotografía.


Por último que me he vuelto tranqui para el hostel, he cenado viendo los cuartos de la Champions (Atlético madrid pasa, Barça no) y a poner el diario en marcha.


Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Barrio alto y chiado - Miércoles 9 Abril



Etapa: Alfama-Castelo- Graça & Estrela-Lapa-Alcantara jueves 10 DE ABRIL  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 10/04/2014 21:49  
Compartir: 
Compartir:
Ya puedo confirmar que el hostel es cojonudo. El desayuno frugal (jodé, hasta me han hecho creps). Además, no hay que fregar los platos Aplauso Aplauso
La habitación cuenta con aire acondicionado. Las duchas muy amplias y bien dispuestas. Con música ambiente en la zona comunitaria. Siempre limpio. Internet gratuito en ordenadores comunes y wifi hasta la habitación. La cocina bastante equipada. Situado a unos 10 metros de la boca de metro de Baixa-Chiado, 1 minuto del elevador de Santa Justa, a dos de Rossio y a menos de 2 del eléctrico 28Todo por 14 euros-día.


Hoy tenía un plan bastante exigente: por la mañana visitar Alfama, Castelo y Graça.


Por la tarde visitar, en la dirección contraria, Estrela, Lapa y Alcantara.


De hecho, ha sido tan exigente que no he podido cumplir con el horario previsto y me he visto obligado a dejar el castillo para otro día (tal vez la tarde del sábado).

El día se ha levantado despejado (mejor aún que ayer) y con una temperatura agradabilísima de unos 23º C en todo momento.

El punto más alejado al que hoy me disponía ir (por la mañana) era el museo nacional del azulejo, ubicado a unos tres kilómetros hacia el Este. Para llegar allí he cogido el bus nº 794, que deja justo en frente de la entrada principal del museo. No tiene pérdida.

La entrada cuesta 5€ (incluida con la lisboacard). Los de la lonely te dicen que necesitas 3 horas para verlo. Será si te apuntas a un curso práctico sobre cómo conseguir tonalidades imposibles sobre el alicatado, porque en realidad se ve en poco más de una horita, sin prisas (por supuesto, se puede ver en menos tiempo, pero a mí me gusta ir tranqui).

He de coincidir con la guía en que es una gozada. Es un museo ubicado en un antiguo convento (Madre Deus), por lo que se aprovecha un espacio histórico sin par, que destacaba ya por la utilización de los azulejos en su decoración (destaca en este sentido la iglesia que incorpora).


En el claustro (piso 0) me ha gustado el mural de Nuestra Señora de la vida, que cuenta con unos 1500 azulejos en su composición.


Sin embargo, lo más llamativo está en la última planta (casi me marcho sin subir), en la Sala de la Grande vista de Lisboa, donde se reproduce en un mural panorámico enorme la Lisboa previa al gran Terremoto de 1755.

El mismo autobús he cogido para retroceder hasta casi el punto de partida. Desde aquí, todos los sitios a visitar estaban en la línea del famoso eléctrico 28, que he tomado por lo menos 6 veces en el día de hoy.

Es una pasada lo del tranvía 28, da igual dónde subas (si puedes hacerlo) que está siempre peta'o. El hecho de que sólo tenga una cabina no ayuda, desde luego, a que se pueda ir cómodamente. Sin embargo, hay que entender que pasa por ciertos sitios que cabe con tiralíneas, por lo que es impensable enlazar varias cabinas.

Es de las cosas que más me están gustando de Lisboa. Subir cuestas eternas, hacer cambios de sentido en cruces imposibles, pasar al lado de las paredes de ciertas calles,... en un tranvía que se mantiene igual que hace un montón de decenios. Es algo único de esta ciudad y se aprecia en sus términos históricos.

Por ello, si te toca esperar a que llegue, pues está parado en una de las tantas congestiones del centro de Lisboa; si te toca esperar al siguiente (o dos más tarde), pues está peta'o... te jode, pero lo entiendes... es otra de sus "gracias".

La primera parada con el tranvía ha sido el museo de artes decorativas, justo en frente del bello y concurridomirador de Santa Lucía.Ha

Cursioso carruaje en la entrada del museo


Había "cosas rarar" como este juego de mesa, literalmente hablando.


El precio del ticket es de 3'5€ (20% descuento con lisboacard). Me ha parecido demasiado recargado (sí, ya sé que es el museo de artes decorativas, lo asumo... pero aún así se han pasado en cada estancia). Me ha parecido prescindible en cuanto que museo visitado. Lo disfrutarán más quienes aprecien la ebanistería, el mundo textil, la orfebrería,... Además, ha sido un auténtico martirio ver tantas sillas de estilos tan diferentes y no poder sentarse en ninguna. El hecho de tenerla tan a mano hacía que los pies no dejaran de quejarse para que les diera un respiro.

Para estos momentos ya me estaba dando cuenta de que tal vez no era buena idea acercarme (subiendo, claro) al Castillo. Además, como cierra a las 21:00 (tres horas más tarde que el resto de museos), he pensado que podría dejarlo para última hora de la tarde.

Por ello he decidido acercarme con el tranvía hasta la Se o Catedral de Lisboa.


Es, en una palabra, majestuosa. No presenta grandes adornos, salvo los propiamente arquitectónicos (realmente bellos). Por buscar una crítica, me ha parecido un poco oscura en su nave central. Como en todos los sitios que estoy visitando (a excepción del 28) no había demasidos turistas.

Cerca de la Se está la iglesia, venerada, de San Antonio de Padua, que al parecer era lisboeta de origen, no italiano. Aquí lo han entronizado, hasta el punto de que en Junio se realizan festejos en toda la ciudad en su honor. También muy próximo (un minuto andando) están los restos de un teatro romano del siglo I a.C. Pero apenas se aprecian algunas columnas originales parciales y, la verdad, no se tiene una visión propia de un teatro romano.

El eléctrico 28 me ha llevado esta vez al Monasterio de San Vicente de Fora, donde sólo he visitado la iglesia.


De primeras es mucho más luminosa que la Catedral. Por otra parte, tiene cierto parecido con la Iglesia jesuita de San Roque, visitada ayer, en cuanto a la importancia de las capillas que rodean la nave central (aunque no tan recargadas de ornamentación, cosa que era, por otra parte, prácticamente imposible). Lo que más me ha gustado es la armonía que trasluce y el techo de mármol, simplemente magnífico.


Merece la pena acercarse, aunque esté un poco alejada.

Muy próximo al monasterio está el Panteón Nacional.


Hay que decir que es una obra impresionante por su tamaño. Al parecer se tardaron varios siglos (no es una errata, siglos, desde el XVII hasta el XX) para dejarlo como está ahora. Vamos que, al parecer, los lisboetas tienen su propio dicho sobre obras que duran como el escorial... aquí le dicen que es como Santa Engracia (nombre inicial de la iglesia del panteón nacional), no me extraña. Nos ganan, desde luego, por goleada.

La entrada al panteón es de 3€ (incluida en la lisboacard) y da acceso a la terraza que bordea la gigantesca cúpula. Las vistas, sin embargo, son menos espectaculares que lo que se podría haber intuido en un principio. Lo que sí merece la pena es rodearla por dentro (hay una especie de pasillo a lo largo del cimborrio).


Ya eran cerca de las 15:00 y mi comida se había limitado a 4 platanos enanos (muy ricos) repartidos a lo largo de la mañana... así que ya era hora de comer algo... un quinto (y último) plátano.

En efecto, se me estaba haciendo un poco tarde (ya veía que el castillo no lo iba a visitar ni a última hora del día) por lo que decido cambiar de zona turística y empezar la visita occidental planificada para esta tarde.

El eléctrico 28 me llevaba directamente hasta la Estrella, pero he preferido cambiar de tranvía para salir de la zona oriental. De hecho, el tranvía 12 también tiene en la zona un recorrido que se solapa con el 28. La diferencia es que he podido viajar sentado (y lo necesitaba).

Me he bajado en la plaza de Figueira, donde he hecho transbordo al tranvía 15.


Este es un tranvía moderno, como el que hay en la actualidad en nuestras ciudades. Lo he cogido porque es el que mañana me tiene que llevar a Belem y porque para en frente del museo Nacional de Arte Antiguo. Destino primero de la tarde.

Cuenta con cuatro plantas, si bien la planta baja estaba en obras. Quiero decir, que es MUY grandote, que puedes pasar bastante tiempo, si no tienes claro qué ver.

Aunque se llame museo de "Arte Antiguo" (MNAA), es todo de los últimos cinco siglos.

Yo lo he empezado desde el último piso, para ir bajando hasta la entrada. En la planta más alta hay escultura y pintura portuguesa, casi exclusivamente religiosa. Destacan unos paneles muy curiosos, que, a modo de puzzle, componen una escena enigmática: los "paneles de San Vicente". Al parecer deben de tener una importancia notable por la época en que están realizados y las diferentes interpretaciones que de él se hacen (al parecer fue descubierto más de 300 años después de pintarse, en la iglesia del mismo nombre).

En la segunda planta hay muchas estancias pequeñitas con arte decorativo (como si no hubiera tenido suficiente con el de la mañana). No obstante, destaca la "Custodia de Belem", entre un sinfín de tesoros que allí había.

Por fin, en la primera planta, la más grande he encontrado cosas que me gustaban mucho más: pintura europea (clasificada por región) de los siglos XVI - XVIII Había obras muy bonitas de Murillo, de Zurbaran, de Ribera,... del siempre enigmático Bosco.

Me encanta Murillo, aquí se representa "el casamiento místico de Santa Catalina"


Y, vaya sorpresa, "la virgen con el niño" de Luis de Morales. Guardo dos recuerdos de obras que me marcaron durante la adolescencia: la escultura "el beso" de Rodin y la pintura "virgen con el niño" de Morales. No sé si se trata del deseo de ser el niño que le mete mano a la virgen (interpretación de adolescente salido), pero el hecho es que desde que lo vi me enamoré del cuadro.


Como estaba bastante cansado, no quiero andar la media hora que tardaría y decido arriesgarme a una combinación de dos autobuses para acercarme al majestuoso edificio de la "Asamblea Nacional".


Ya noto que me crugen las tripas, cuatro platanitos no parece comida suficiente desde la mañana, pero aún así decido terminar mi recorrido en la Basílica de la Estrella y los jardines adyacentes.


La basílica es, otra vez, enorme. Destaca ya por fuera. Supuestamente tiene unas vistas muy buenas de la ciudad desde su torre (ya de por sí está en una de las colinas más altas), pero no he querido subir (y bajar) 232 escalones, amén de pagar 5 eurazos. En conjunto la basílica es bastante sobria y desprende armonía, como sucede con las obras neoclásicas.

Total, que me he ido a descansar un ratito a los jardines de la estrella, que están justo en frente de la basílica. Ahora que lo pienso, echo en falta más zonas verdes en la ciudad. De hecho, estos jardines (muy agradables) son más bien enanos. Además, la mitad estaban siendo disfrutados por un montón de niños y sus respectivos padres en una zona infantil bastante extensa.

Después de leer un ratito a la sombra de un magnolio, decido volver al albergue... bueno a cenar más bien, pero por la zona del albergue. Para ello espero al 28 que viene abarrotado (y eso que me subo en una de sus primeras paradas). Al de tres paradas de subirme yo, el conductor tiene que dejar a la gente en la acera, sin abrir la puerta de entrada, sólo la de bajada.

Ya tengo decidido dónde y qué cenar. Según la guía hay un tugurio llamado La palmera que dan comida portuguesa, abundante y barata. Además resulta que está a unos 15 metros de la puerta de mi albergue Riendo Riendo

He tomado una sopa verde (literal) de entrante, además de paté de sardinas y atún que te sirven aunque no pidas. Tenía tanta habre que he terminado el paté y la sopa antes de que me trajeran la bebida: seven-up y cerveza por separado (creo que el camarero habrá flipado). Como plato grande, Bacalhao grill (o algo así). Una ración para tres personas (de la que no he dejado ni las migas). Después un cafecito con leche. Todo 12 euros. Me parece que voy a hacerles más visitas próximamente.

De vuelta al livinglounguehostel a poner las fotos de ayer y actualizar el diario de hoy.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Alfama-Castelo- Graça & Estrela-Lapa-Alcantara jueves 10 DE ABRIL



Etapa: Belem & Parque das naçöes Viernes 11 DE ABRIL  -  Localización:  Portugal Portugal
Fecha creación: 11/04/2014 21:58  
Compartir: 
Compartir:
El plan de hoy pasa por acercarme a dos barrios extremos de Lisboa: en el oeste Belem y en el este la nueva zona de la expo.

Por la mañana visita obligada al barrio de Belem


Como comenté ayer, el tranvía nº 15 (nuevo) lleva desde el centro hasta el Belem en unos 25 minutos. Tiene paradas en los principales atractivos, si bien éstos están relativamente cerca entre sí. Yo he ido al más lejano, para ir acercándome poco a poco andando.

Así que he empezado con la torre de Belem un baluarte en la ribera del tajo tan original como bien conservado.


La entrada es de 3 € (incluida en la lisboacard). Las vistas desde lo alto de la torre no me han parecido espectaculares. Es cierto que ves el barrio de Belem y los monumentos importantes, pero no estás a suficiente altura como para tener una perspectiva muy amplia.

A unos diez minutos andando se encuentra el padrao dos descubrimientos. Un conjunto escultórico majestuoso para conmemorar el 500 aniversario de las primeras expediiciones importantes por mar de los portugueses.



Si no estás delante no te haces idea de lo grande que es. El conjunto resulta atractivo, así como muy original. Se puede acceder al alto del monumento, previo pago de 3 € (he declinado).

Me he dirigido a continuación hacia, en mi opinión, el conjunto artístico más bonito de Lisboa: El mosteiro dos jeronimos.

Ya la fachada, de varios cientos de metros, impacta visualmente. Además, algunas partes están muy decoradas.


La entrada cuesta 7 € (incluida en la lisboacard) y es el único sitio que recuerde que he tenido que hacer cola de unos 5 minutos. Aunque portes la lisboacard, tienes que presentarla y recoger el ticket, no tienes acceso especial.

Una vez atraviesas las puertas de entrada te encuentras con un claustro que te deja con la boca abierta. Además de armonioso y bonito, está pensado hasta el más mínimo detalle.




Me ha llamado la atención que por todas las esquinas había gente jovencita haciendo esbozos de los arcos y columnas.

Hay otras secciones bonitas, como el refertorio (muy amplio y sobrio), pero es que después de haber visto lo anterior, pues como que no destacan.

Tal vez, mención aparte a la iglesia del monasterio. Me ha parecido bastante oscura. Como consejo, se ve mejor desde el coro, al que se accede desde el segundo piso del claustro. De la iglesia me han gustado mucho las vidrieras, una pena que la cámara de fotos no consiga mejor definición.


En algo más de una hora he terminado con el monasterio, pues el plan del día, como siempre, está apretado.

Al lado del monasterio (en una ala del edificio, con un techo muy bonito) está el museo arqueológico. La entrada es muy cara 5€ (incluida en la lisboacard).

Me ha parecido absolutamente prescindible, máxime por el precio que tiene. Es en realidad una especie de cajón desastre, que abarca mucho pero sin proporcionar apenas ejemplos de nada. Como advertencia, tienen algo así como una sala del tesoro, en el que te exigen que te desprendas de todo como cuando vas a embarcar en un aeropuerto.

Había una par de miniexposiciones temporales en unas salas más pequeñas que el dormitorio del albergue. Una era sobre arqueología submarina, que he de reconocer que era realmente curiosa.

En Belem hay un museo especialmente novedoso, el museo de los carruajes. Como suena, carrozas y carruajes de nobles de los siglos XVII-XIX. Y no hay un par de ellos, hay decenas:


El precio de la entrada es de 5€ (incluido en la lisboacard)

Los hay de todos los tipos imaginables, pero ninguno pequeño. La verdad es que he sentido pena de los caballos que tuvieron que tirar de ellos.



Y por supuesto, en esto también existía lo de que mi vecino la tiene más grande. Hasta el punto de llegar a estravagancias de varias toneladas, llenas de decoración.


Este lo utilizaron para la embajada del papa Clemente XI en el siglo XVIII


Como curiosidad, también cuentan con el que usaba el archiduque Francisco Fernando cuando fue asesinado en 1914, dando origen a la 1ª Guerra Mundial. Aunque está restaurado, aún guarda dos marcas de bala.


En el museo de carruajes había bastante más gente de la que esperaba encontrarme. Donde no ha habido un solo turista (a excepción de mí, claro) es en el palacio de Ajuda.

Aunque se encuentra en Belem, no está próximo al río, ni al resto de sitios turísticos, lo que influye en que sea menos visitado. Para llegar he cogido el bus nº 729, que deja al lado, partiendo desde la confitería antigua de Belem.

La entrada es de 5€ (incluida en la lisboacard).

La fachada, un poco deteriorada, ya da evidencia de lo grande que es. A mí me ha gustado un montón, pues no me lo esperaba tan bien, una vez visto desde fuera.

En las primeras salas tienes unos tapices (me encantan en general) internacionales preciosos y coloristas, curiosamente alguno sobre pinturas de Goya.




A medida que vas adentrándote por el recorrido señalizado, cada sala es más espectacular, no pudiendo dejar de fijarte en la decoración y los techos.

Por supuesto, también hay otras cuanto menos que horteras. Como la sala rosa, decorada (sobrecargada) con cerámica por todas partes.


Algo distinto a hortera, más bien de mal gusto, el cuarto de cama de la reina con una alfombra a base de piel de oso polar, que el pobre tenía la cabeza tan grande como un San Bernardo entero. La verdad, si me desvelo por la noche y veo esa testuz con los ojos abiertos y la faz abierta...

En contraposición, el cuarto de cama del rey (un piso más arriba, no sabía nada el cabroncete) es ridículamente enano.

El palacio, como he dicho, está cuidado hasta el último detalle. Incluso está la mesa del comedor preparada como si fueran a recibir a las personalidades en cualquier momento.


Las estancias del piso de arriba habían sido restauradas entre 2010 y 2012, y se nota. Una pena que la gente no se acerque.

Cuando he salido del palacio ya eran las tres, no había comido ni siquiera unos míseros platanos y se me estaba haciendo tarde, así que, en ayunas, me he dirigido hacia la otra punta de Lisboa, el parque de las naciones


Para acceder a este punto oriental de Lisboa se puede coger el metro en el centro. No se tarda más de un cuarto de hora en llegar.

La estación de Oriente ha sido diseñada por el equipo de Calatrava, así que doy gracias a que no hiciera mal tiempo, pues no llevaba paraguas para las goteras ni bastón para no resbalarme. Por lo demás, muchas curvas y cemento vista, además de las formas sempiternas de este arquitecto tan querido en Bilbao.

Desde la estación, te plantas en cinco minutos en el parque de las naciones andando, sin pérdida, dirección al tajo.

La zona, de construcción reciente tiene edificios muy altos de oficinas y viviendas, algunos relativamente originales, como unos que tienen forma de proa de barco.


En la zona, que es una explanada bastante grande, está todo relativamente próximo, pudiendo disfrutar del paseo junto al río. No obstante, taambién se puede hacer el trayecto desde el aire mediante un teleférico. En mi caso, el camino de vuelta lo he hecho en una de sus cabinas y la experiencia, aunque cara (4€ ida/6€ i-v), he de reconocer que me ha gustado por novedosa. Lleva desde el oceanario hasta la torre Vasco de Gama


La torre, por cierto, me ha parecido entre horrorosa (vista de frente) y qué se le va a hacer, no vas a tirarla (vista de lado)



Lo que más me ha impactado es el puente del mismo nombre que la torre. Jodé, esos es un puente! 17 kilómetros!!


En líneas generales, me ha desilusionado y decepcionado la zona. Pudiendo hacer tantas cosas bonitas en una zona plana de la ciudad, se han encargado de hacer edificios y más edificios; hasta la zona de esparcimiento es cemento tras cemento. Se trata de un entorno que admite cualquier calificativo, menos amable. Las zonas verdes y de paseo se supeditan a los edificios fastuosos y a grandes cadenas hosteleras. Incluso el camino del agua me parece una obra menor, un quiero y no puedo.


En definitiva, que en menos de dos horas me he marchado de la zona, como he dicho, sin cumplir ni de lejos con las espectativas.

Como tenía tiempo, aunque aún no había comido nada, he aprovechado para acercarme a la zona del Castillo de San Jorge, ya que ayer me resultó imposible cuadrarlo en el plazo previsto.

Para subir al castillo se puede ir andando (no está a más de 25 minutos del centro), en el eléctrico 28, en el 12 y en el microbus 37 (que es el que más cerca deja).

La zona de los alrededores del castillo está poblada por tiendas de suvenirs, tascas y casas pidiendo una manita de pintura.

Muchas partes del castillo están restauradas, pues los últimos siglos ha estado muy descudidado. Hay que reconocer que sus murallas las han dejado como si fueran las originales.

Un detalle de la entrada al castillo


La entrada al castillo no es barata (7'5€, 20% descuento con lisboacard).

En su interior NO HAY NADA de lo que pudo ser en su día el castillo. No esperes ver un antiguo palacio en su interior... lo único conervado es una pequeña alcazaba árabe, junto a un restaurante estratégicamente situado.

Vuelvo a insistir que la parte conservada es espléndida; no obstante, lo mejor del castillo es sin lugar a dudas sus ubicación en la colina más alta de la ciudad (sopla bastante viento) y, por consiguiente, sus vistas de la ciudad.


Vistas del prado do comercio:


Vistas de Iglesia do Carmo y ascensor de Santa Justa


Una vez terminada la visita al Castillo, me bajo en el microbus 37, que me deja al lado del albergue. O lo que es lo mismo, al lado de mi restaurante de referencia, Las palmeras. Tenía los creps mañaneros cerca de la planta del pie, así que allá que me voy para antes de las 20:00 horas. Esta vez tengo precaución de sentarme en la zona de no fumadores (ya me había olvidado de lo que es comer algo en un sitio rodeado de humo de gente fumando). Junto al paté de atún y de sardinas (qué rico) le pido unas olivas para hacer tiempo. El plato principal esta vez va a ser pez espada a la brasa (de rechupete,... cuánto tiempo si escribir esta expresión). De postre un flan casero. Todo ello, con un refresco y una cerveza, por 12 euros otra vez.

Para las 20:30 ya estoy en el albergue actulizando el diario hasta las 23:00 que me voy a decansar. Mañana toca Sintra.
Volver arriba
Compartir:


Ver Etapa: Belem & Parque das naçöes Viernes 11 DE ABRIL

Etapas 1 a 3,  total 5
 1  2  siguiente siguiente



Votaciones al diario
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 58 12
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar este diario debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 52 Visitas mes actual: 32 Total visitas: 7268

  Últimos comentarios al diario  En solitario por Lisboa (4 noches)
Total comentarios 12  Visualizar todos los comentarios

Kotis  kotis  13/04/2014 18:05   
Celebro que os parezca práctico el diario. Esa era la intención desde el principio. Si alguna aclaración hay que hacer sobre la información planteada, basta con que hagáis un comentario, que estaré atento para responder.

Urdinprimer  urdinprimer  14/04/2014 16:56
Gracias, gracias y gracias.

Luchino  luchino  15/04/2014 12:06   
Muy buen diario, como todos los tuyos.
Me ha hecho gracia lo de "niño metiendo mano a la virgen", un interpretación muy adolescente, sin duda.
La iglesia de la Madre de Deus, dió nombre a el grupo musical Madredeus, actualmente ya retirados, un quinteto que hacía una exquisita música, con aires fadistas. A los mas jóvenes puede que no les suene ( son de los 80-90 )

Spab  spab  18/04/2014 23:51   
Esta vez no me "pispé" de que estabas en tierras lisboetas, pero bueno, me lo acabo de leer ahora todo del tirón, muy grande como siempre, aunque eché en falta alguna referencia futbolera jajajjaj *****

Pipi-61  pipi-61  30/04/2014 14:32   
Comentario sobre la etapa: Gulbenkian-Aeropuerto Consideraciones finales
Qué diario más completo!!!! Te dejo las estrellitas. Gracias por compartir tu viaje con nosotros.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN EL DIARIO

Registrate AQUÍ
Volver arriba

Foros de Viajes
Ciudad Tema: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...
Foro Portugal Foro Portugal: Foro de viajes por Portugal: Lisboa, Oporto, Evora, Braganza, Faro, Estoril, Sintra, Coimbra, Algarbe, Alentejo, Madeira...
Ultimos 5 Mensajes de 1250
799277 Lecturas
AutorMensaje
pitufina90
Pitufina90
Travel Adict
Travel Adict
Dic 01, 2010
Mensajes: 49

Fecha: Mie Nov 15, 2017 07:49 pm    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

hola,

en semana santa me gustaria viajar a Lisboa y pasar tres noches en la capital, y luego coger un avion desde lisboa a Madeira y pasar alli cuatro noches, se puede ver todo bien en ese tiempo?

Y además la meteorologia?

Gracias de antemano.
Aleerah
Aleerah
Experto
Experto
Mar 01, 2015
Mensajes: 177

Fecha: Mie Nov 15, 2017 08:33 pm    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

nesuca Escribio:
cosanostra1957 Escribio:
La entrada a la catedral de lisboa es gratuita?

La catedral es gratis, lo que te cobran es la visita al claustro y al tesoro, que creo recordar que eran 2.5€ cada una...

El claustro son 10€ Ojos que se mueven
marimerpa
Marimerpa
Moderador de Diarios
Moderador de Diarios
Mar 25, 2011
Mensajes: 14349

Fecha: Mie Nov 15, 2017 08:38 pm    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

Aleerah Escribio:
nesuca Escribio:
cosanostra1957 Escribio:
La entrada a la catedral de lisboa es gratuita?

La catedral es gratis, lo que te cobran es la visita al claustro y al tesoro, que creo recordar que eran 2.5€ cada una...

El claustro son 10€ Ojos que se mueven

Creo que te refieres al claustro del Monasterio de los Jerónimos, que cuesta 10 euros. El de la catedral es 2,5 euros, y otros tantos el tesoro.
Aleerah
Aleerah
Experto
Experto
Mar 01, 2015
Mensajes: 177

Fecha: Mie Nov 15, 2017 08:53 pm    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

marimerpa Escribio:
Aleerah Escribio:
nesuca Escribio:
cosanostra1957 Escribio:
La entrada a la catedral de lisboa es gratuita?

La catedral es gratis, lo que te cobran es la visita al claustro y al tesoro, que creo recordar que eran 2.5€ cada una...

El claustro son 10€ Ojos que se mueven

Creo que te refieres al claustro del Monasterio de los Jerónimos, que cuesta 10 euros. El de la catedral es 2,5 euros, y otros tantos el tesoro.

Ahhhhhh ok okok, cierto. Mea culpa. Perdón. Amistad
gasolines
Gasolines
Dr. Livingstone
Dr. Livingstone
Ago 15, 2007
Mensajes: 9359

Fecha: Vie Nov 17, 2017 08:32 pm    Título: Re: Viajar a Lisboa: Qué ver, museos, visitas...

pitufina90 Escribio:
hola,

en semana santa me gustaria viajar a Lisboa y pasar tres noches en la capital, y luego coger un avion desde lisboa a Madeira y pasar alli cuatro noches, se puede ver todo bien en ese tiempo?

Y además la meteorologia?

Gracias de antemano.

Si, en 3 dias puedes ver perfectamente Lisboa.


Saludos
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad