Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads


2 días en CÁCERES y su centro histórico Patrimonio de la Humanidad. -Diarios de Viajes de España- Artemisa23
Indice
Indice
Más leidos
Más leidos
Últimos Diarios
Últimos Diarios
Más Votados
Más Votados
Diarios por paises
Diarios por paises
Ayuda
Ayuda

Compartir enlaces Compartir enlaces

 
 
Enlace:    Corto  Largo
Copia el texto de uno de los cajones para compartir el enlace

Diario: DE VIAJE POR ESPAÑA  -  Localización:  España  España
Descripción: Pueblos, ciudades y naturaleza. En coche y rutas de senderismo. Destinos y recorridos clásicos y lugares no tan conocidos. Lo iré ampliando e incorporando etapas según vaya visitando nuevos lugares o recupere algunos del pasado.
Autor:    Fecha creación: 
Compartir: 
Compartir:

Índice del Diario: DE VIAJE POR ESPAÑA



































































































Etapa:  2 días en CÁCERES y su centro histórico Patrimonio de la Humanidad.  -  Localización:  España España
Artemisa23  Autor:    Fecha creación:   
Compartir: 
Compartir:
Cáceres, la llamada “capital de la Alta Extremadura” tiene un patrimonio monumental excepcional, con uno de los conjuntos urbanos de la Edad Media y del Renacimiento más completos del mundo, lo que la llevó a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986.

Se encuentra a 298 kilómetros de Madrid, distancia que se recorre en unas tres horas, cómodamente por autovía. Hay que ir por la A-5 (autovía de Extremadura) hasta las inmediaciones de Trujillo, donde se toma la A-58, autovía autonómica que une Trujillo con la capital provincial.

Poblada desde épocas remotas, como lo prueban las pinturas rupestres paleolíticas de la cueva de Maltravieso, guarda también vestigios de su pasado romano, ya que la actual ciudad se desarrolló a partir de la colonia Norma Caesarina, fundada hacia el año 25 a.C. por el Cónsul Lucio Cornelio Balbo. Se conservan inscripciones, esculturas y un trozo de la muralla construida entre los siglos III y IV, de la que destaca la puerta oriental, conocida como El Arco del Cristo. Después de siglos de abandono, la conquista musulmana significó un nuevo auge para Cáceres, que se convirtió en bastión muy importante en el acceso a la cuenca del río Guadiana. De la época almohade se conserva parte de la muralla con varias torres del siglo XII y el aljibe del antiguo alcázar, que hoy en día se localiza dentro del Palacio de las Veletas. Con la Reconquista cristiana y, especialmente, en los siglos XIII y XIV, algunas familias nobles de más al norte empezaron a construir en Cáceres casas y palacios de carácter austero y signo defensivo, si bien la mayor parte de los edificios destacados de la ciudad datan de los siglos XV y XVI; en especial en esta última centuria se vivió un gran auge en la construcción debido a la llegada de riquezas de tierras americanas, ya que muchos de los conquistadores eran extremeños.

También es interesante mencionar que las torres de la mayor parte de los palacios fueron desmochadas por orden de los Reyes Católicos como castigo a los nobles que se opusieron a su causa durante sus luchas contra los partidarios de Juana la Beltraneja. En el siglo XVII la ciudad vivió una profunda crisis, algo mitigada en el siglo XVIII, pero que no supuso ningún cambio significativo en su trazado hasta principios del siglo XX. Actualmente, Cáceres cuenta con cerca de 100.000 habitantes, pero mantiene perfectamente definido su casco histórico, a salvo de excesos tráfico, tiendas de recuerdos o terrazas de bares y restaurantes, lo cual parece un completo acierto porque contribuye a mantener la ciudad medieval tal cual fue y permite al visitante realmente hacerse la ilusión de estar en otra época.
Con el aliciente añadido de ser la capital española de la gastronomía en 2015, después de muchos años de una visita muy rápida, volvíamos con muchas ganas a Cáceres, sin recordar apenas nada más que su Plaza Mayor, y eso gracias a una foto de entonces que todavía conservo. En aquella época, aún se podía aparcar allí libremente, lo que, por fortuna, ya no sucede.

Teníamos alojamiento para una noche en el Hotel Iberia Plaza Mayor, de una estrella, pero que cuenta con una excelente ubicación y unos comentarios bastante positivos, en general, en internet. Además, nos llamó la atención el establecimiento, una antigua casa-palacio del siglo XIX, cuyos salones y escaleras están decorados con muebles de la época. El edificio fue reconstruido en 2007 y convertido en un hotel de 38 habitaciones. Está en la calle Pintores, que hace esquina con la Plaza Mayor, y algunas de sus habitaciones se asoman a ella; no la nuestra, que contaba con dos balcones a sendos callejones laterales nada bonitos, la verdad. Tiene aparcamiento concertado con el parking de la plaza Arzobispo Galarza, a unos 100 metros del hotel: cobran 10 euros por 24 horas de parking. El precio de la habitación era sumamente tentador, 55 euros por noche con desayuno incluido (muy correcto, por cierto). Nos pareció una relación calidad/precio muy buena pues con una estrella tiene casi de todo (lujos, no, naturalmente): está limpio, las habitaciones y el cuarto baño son amplias, las camas cómodas y cuenta, incluso, con aparato de aire acondicionado. Tiene “peros”, claro: se escuchan las tuberías, los desagües y las conversaciones de las habitaciones contiguas, lo cual no nada que no pase en otros muchos hoteles de mayor categoría. Tampoco tiene ascensor y no es posible llegar hasta el hotel en coche. Lo menciono porque a nosotros no nos importa demasiado, pero puede ser un problema para personas con dificultades de movilidad, o a quienes no les guste caminar o lleven mucho equipaje. En términos generales, nosotros quedamos satisfechos.


Ni que decir tiene que para visitar el casco histórico hay que olvidarse completamente del coche, ya que está prohibida la circulación de vehículos no autorizados en todo el recinto amurallado, lo cual es un todo un acierto. Se puede intentar buscar aparcamiento en la calle, pero no estábamos para perder minutos preciosos buscando un hueco por el centro, algo sumamente difícil y más en domingo. Así que fuimos directamente al parking de la Plaza Arzobispo Galarza, que como he mencionado tiene un acuerdo con el hotel. Se entrega el ticket en la recepción del hotel, donde te rellenan un vale que se da en la ventanilla del aparcamiento cuando te llevas el coche. El precio son 10 euros por cada 24 horas y se abona en el hotel, junto con la habitación. Por cierto que desde la terraza de este aparcamiento, en la parte superior, se contempla una vista estupenda de Cáceres, tanto de día como de noche. Vale la pena acercarse, aunque no se estacione allí.


El centro histórico no es demasiado grande y se puede recorrer cómodamente en una jornada salvo que se quiera entrar en los museos, incluso necesitarán menos tiempo quienes solo pretendan conocer lo esencial o dar un simple paseo, lo cual por si solo ya resulta gratificantes ya que casi todo en la ciudad medieval es notable. Realmente resulta difícil toparse con alguna casa o construcción que no tenga algo destacado, un balcón, un blasón, una reja, un matacán, una puerta en arco de medio punto con dovela, una ventana geminada… Hay que verlo. Y antes de empezar, un pequeño glosario con los términos más utilizados al comentar la arquitectura típica de las casas y palacios cacereños. Aunque será innecesario para muchos, creo que no estorba ponerlo aquí.

-Matacán: construcción en lo alto de un muro, de una torre o de una puerta fortificada para defender una plaza o atacar al enemigo.
-Ventana geminada (ajimez): ventana duplicada o repetida, ventana de dos aberturas dividida verticalmente en dos partes iguales mediante una pequeña columna.
-Dovela: piedra tallada en forma de cuña que sirve para formar bóvedas y arcos sobre las puertas de las casas.
-Alfiz: moldura que enmarca un arco a modo de dintel con dos soportes verticales.

En mi opinión (quizás interesada porque me encantan las estampas nocturnas de pueblos y ciudades), merece mucho la pena pasar una noche en Cáceres, ya que la ciudad medieval adquiere un aspecto realmente mágico con su tenue iluminación y sin apenas gente. También hay que recordar que los lunes cierran muchos lugares destacados, como el Palacio de las Veletas y la Torre Bujaco, así que mejor consultar previamente los horarios.

Cualquier visita a Cáceres comienza casi ineludiblemente en la Plaza Mayor, como una magnífica antesala de la ciudad medieval que veremos después. La primera tarea consiste en agenciarse un plano con los lugares importantes para visitar y su descripción pues aunque los sitios destacados tienen un panel explicativo en el exterior, hay tanto que ver que de lo contrario la visita podría convertirse en un pequeño caos; aunque, eso sí, no deja de ser un caos encantador en el que al final todos terminamos cayendo. Siguiendo el plano que nos entregaron en la Oficina de Turismo (por cierto que los hay mejores en internet), hicimos el recorrido aconsejado varias veces y a distintas horas, pero aquí lo voy a unificar para no perder demasiado el hilo, con lo cual habrá fotos de horas diferentes. Por supuesto, empezamos en la Plaza Mayor.


Plaza Mayor.
Esta gran plaza rectangular, porticada con soportales del siglo XVI, antiguo mercado y lugar de celebración de ferias y torneos extramuros, es hoy el centro social y de reunión de Cáceres. Sus casas y las de las calles adyacentes albergan varios hoteles, bares y restaurantes, con terrazas siempre concurridas por lugareños y forasteros, desde donde se contempla una atractiva vista del casco antiguo, como una especie de skyline medieval, en el que se pueden distinguir muchas de sus principales construcciones. Resulta entretenido sentarse tranquilamente a tomar una cervecita con unas tapas mientras se juega a adivinar cuál es cuál.


A la derecha de la plaza, según miramos a la ciudad antigua, se encuentra el edificio del Ayuntamiento, terminado en 1869, sobre proyecto del arquitecto Ignacio María de Michelena.



Muy cerca de la Cámara Municipal, pero un poco más al fondo, pegados a la muralla, podemos ver la Torre de la Hierba, albarrana del siglo XII. De frente, nos encontramos con la Torre Bujaco, la Ermita de la Paz y el Arco de la Estrella, que pueden verse en la foto de abajo.


Torre de Bujaco.
Torre albarrana de la muralla almohade, construida en el siglo XII. Es de planta cuadrada, tiene 25 metros de altura, cuenta con matacanes y está coronada almenas. Su nombre se debe al Califa Abú-Ya-qub, que conquistó la ciudad en 1173. Se cuenta que aquí fueron degollados todos sus defensores, incluyendo a 40 caballeros de la Orden de Fratres, mitad monjes y mitad soldados, que posteriormente derivaría en la Orden de Santiago. En el siglo XVI se añadió un balcón renacentista, llamado “balcón de los fueros”. Actualmente, alberga un Centro de Interpretación y desde lo alto se contempla buena parte de la ciudad monumental.


Ermita de la Paz.
Está adosada a la Torre de Bujaco. Tiene su origen en una capilla renacentista del siglo XVI, pero fue reconstruida en el siglo XVIII. Tiene una figura de la Virgen de la Paz, que fue esculpida por Pedro Correa en 1736.

Arco de la Estrella.
Es el acceso principal al casco histórico amurallado, al que se llega desde la Plaza Mayor por unas escaleras o por una pequeña calle lateral. Por la parte interior, sobre el dintel, hay una imagen de la Virgen de la Estrella. Obra barroca de Lara Churriguera, se construyó en el siglo XVIII sobre otra puerta anterior del siglo XV, La Puerta Nueva, para facilitar el paso de carruajes. Hay una anécdota muy curiosa al respecto, ya que el obispo de Coria excomulgó a Bernardino Carbajal y Toledo, que impulsó su construcción, alegando que le molestarían los ruidos de los carruajes al pasar junto a la Casa Arzobispal. Desde la terraza vacía de un bar, se pueden hacer bonitas fotos del atardecer sobre la Plaza Mayor.


Junto al Arco, a la derecha, hay unos planos municipales de información, con rutas para visitar el casco antiguo e indicaciones de las calles que tienen fuerte pendiente y peldaños. Hay recorridos recomendados para personas discapacitadas.


Torre de los Púlpitos.
Junto al Arco de la Estrella. Data del siglo XV, su estilo es gótico y su corte militar, edificada con sillares de piedra. Tiene 16 metros de altura y es la única torre añadida a la muralla después de la conquista de Cáceres por el reino de León. Está unida al Palacio del Mayoraldo, a fin de que sus moradores pudiesen ver los espectáculos que se celebraban en la Plaza Mayor (extramuros).
Plaza de Santa María.


Desde el Arco de la Estrella, seguimos de frente, por una callejuela estrecha, que nos conduce a la Plaza de Santa María, en cuyas inmediaciones se encuentran varios de los edificios más destacados de la ciudad medieval.

Iglesia Concatedral de Santa María.

La Concatedral de Santa María junto con la Concatedral de Coria son los principales templos de la diócesis de Coria-Cáceres. Al llegar a la plaza desde el Arco de la Estrella nos encontramos de frente con esta iglesia, de fachada sumamente austera, construida entre los siglos XV y XVI, sobre los restos de una antigua fábrica del siglo XIII. De estilo románico en transición al gótico, con las dos portadas góticas, y renacentista el coro y su única torre.


En la esquina de la torre hay una estatua de bronce de San Pedro de Alcántara, obra del escultor extremeño Pérez Comendador. Visitar el interior, incluyendo sacristía y torre, cuesta 1 euro. Antes de que se extinguiera la luz natural, subí al campanario, desde donde se obtienen unas bonitas vistas de la ciudad, con estupendas perspectivas de sus edificios y los campos adyacentes, bañados por la luz dorada del atardecer.





En el interior están enterradas varias familias aristócratas extremeñas. Consta de tres naves con arcos apuntados y bóvedas de crucería. Destaca el retablo plateresco de madera de cedro, realizado en 1551 por los flamencos Roque de Balduque y Guillén Ferrant. Pasando la Sacristía, en el primer piso, hay una talla de Santa Lucía. También me llamó la atención la Capilla con el Cristo Negro y un púlpito gótico en hierro forjado del siglo XV.


Palacio Episcopal.
Entrando en la plaza, justo a la izquierda, frente a la fachada de la Catedral, se encuentra el Palacio Episcopal que cuenta con elementos arquitectónicos de varias épocas, desde el siglo XIII al XVII: la fachada lateral es gótica, del siglo XV, y la fachada principal es renacentistas, se terminó en 1587 y conserva en su parte superior el escudo de Galarza, por el obispo que lo mandó edificar.

Palacio de los Ovando.
Situado a la izquierda de la Catedral. Data de 1519, pero fue reformado en el siglo XVIII. Su estilo es renacentista, aunque con algunos elementos góticos, por ejemplo, en la torre de la parte derecha. Tiene una portada con arco de medio punto, sobre el que hay un enorme escudo de armas esculpido. Tiene unas bonitas rejas de forja, algunas con blasones.

Vista del Palacio Episcopal (izquierda) y del Palacio de los Ovando desde la torre de la Concatedral. Al fondo, el palacio de los Toledo-Moctezuma.

Casa y Torre de los Carvajal.
Por un momento, abandonamos la Plaza de Santa María y salimos hacia la izquierda, por la calle Tiendas. En la esquina con la calle Amargura nos encontramos con este palacio gótico del siglo XV, que en la actualidad es la sede del Patronato de Turismo de la Diputación de Cáceres. Se puede acceder libremente al patio interior. Me pareció uno de los edificios con más encanto de Cáceres, con su torre redonda del siglo XII, la puerta enmarcada por un arco con dovelas sobre el que se ve el escudo de armas de los Carvajal, y un sugerente balcón de esquina. Bajando un poco más por la Calle Amargura, se puede vislumbrar el jardín interior casi a hurtadillas, a través de una reja.


Volviendo a la calle Tiendas, avanzamos unos metros y torcimos a la izquierda, hacia el Adarve Obispo Álvarez de Castro, donde pudimos ver dos edificios importantes:

Torreón de los Cáceres, también conocido como Torre de los Espaderos.
Aquí se encontraba la Puerta de Coria o Puerta del Socorro, demolida en el siglo pasado. Se construyó entre los siglos XIV y XV y destaca su matacán de esquina, imposible de ver en la foto por las ramas del gran árbol que lo tapa, de cuyo fallo me di cuenta después. Sin embargo, sí se aprecia perfectamente el desmoche sufrido por casi todas las torres de la ciudad por orden de los Reyes Católicos.


Palacio de los Toledo-Moctezuma.
Siguiendo por Adarve Obispo Álvarez de Castro, nos encontramos con este llamativo edificio renacentista (siglos XVI y XVII) de tres plantas, las dos primeras de mampostería y la última de ladrillo, a modo de galería corrida, rematada por pináculos embolados. Tiene adosada una torre del mismo estilo. Debe su nombre al matrimonio de Juan Cano de Saavedra (que estuvo en América con Hernán Cortés) con lsabel, hija del rey Moctezuma II. Actualmente es la sede del Archivo Histórico Provincial de Cáceres.


Volvimos a la Plaza de Santa María y bordeamos el edificio de la Concatedral hacia la izquierda hasta situarnos frente a su fachada sur. Es imposible no entretenerse a hacer fotos en todas direcciones porque el conjunto medieval es imponente, pese a que en algún caso molesten algunas vallas de obras y contenedores de basura. Si nos situamos junto a la estatua de San Pedro de Alcántara, incrustada en la esquina de la Concatedral, se puede sacar una buena foto y, de paso, con solo girar un poco la cabeza se contemplan varios edificios importantes, que forman uno de los conjuntos más bonitos de la ciudad.


El Palacio de Mayoralgo (o Mayorazgo).
Actualmente es la sede de la Caja de Extremadura. Tiene un patio muy interesante, con restos de arcos mudéjares y capiteles visigóticos. Aquí también se han descubierto recientemente restos de la época romana como las termas y el foro. La construcción de este palacio renacentista se llevó a cabo en varias fases, entre los siglos XV y XVI. Su fachada está reformada tras quedar destruida por una bomba en 1937, durante la Guerra Civil. Resulta muy bonito el juego de ventanas geminadas, con un gran escudo situado entre ambas.


Desde esta plaza también podemos contemplar:
La Casa de los Moraga, del siglo XV, ya entrando en la calle Aldana, mirando al Palacio de Mayoralgo a la izquierda, donde está el Centro Provincial de Artesanía Extremeña.

La Casa Golfín-Toledo o de los Duques de Valencia, en la que destacan la portada del siglo XVI y las dovelas que forman el arco de la puerta y los blasones esculpidos en las fachadas.

Plaza de los Golfines.
Está a continuación de la Plaza de Santa María, casi unida a ésta. Aquí podemos ver:

Diputación Provincial.
Edificio construido en el solar que ocupó el Convento de Santa María de Jesús, que desapareció tras la Desamortización de Mendizábal. Del antiguo seminario se aprovecharon la portada y los blasones de los Galarza.


Palacio de los Golfines de Abajo.
Sin duda, uno de los palacios más bonitos de la ciudad. Su fachada, con elementos góticos del siglo XVI, está coronada por crestería plateresca y sus dos torres son diferentes. Consta de elementos de varias épocas, siendo la parte más antigua la torre de la derecha, que presenta matacanes y ventanales de arcos rebajados. Este palacio pertenecía a la familia Golfines de Abajo, que ocuparon cargos importantes durante el reinado de los Reyes Católicos, quienes se hospedaban aquí durante sus visitas a Cáceres, razón por la cual aparece su escudo sobre la columna de la doble ventana y la alusión “Fer de Fer” (Fernando Golfín de Fernando el Católico).


Edificio de Demarcacion de Carreteras.
Esta es una construcción curiosa, ya que parece medieval pero no lo es. Como no venía mención en ningún folleto, buscando información me he enterado de que se construyó en 1962 cuando se derribaron algunas casas antiguas, incorporándose elementos arquitectónicos del siglo XVI, como los escudos de Galarza de la parte superior.


Plaza de San Jorge.
Se llega a ella por una estrecha y corta callejuela, pero antes de alcanzarla nuestra mirada ya se queda fija en las altas y blancas torres gemelas de la Iglesia de San Francisco Javier, que junto al convento anexo de la Compañía de Jesús, se encuentra instalada en un alto al que se llega subiendo una escalinata, lo que le otorga un aspecto imponente. En el convento está ubicada la Consejería de Turismo de la Junta de Extremadura. He leído que bajo el claustro hay un aljibe abierto al público, pero no lo pude visitar.


Es una construcción barroca, del siglo XVIII, que se concluyó sólo 12 años antes de que la Orden de los Jesuitas fuese expulsada de España en 1767. Actualmente está desacralizada y dedicada a exposiciones. Entrar creo que me costó un euro o un euro cincuenta, no me acuerdo bien, que incluye la exposición y la subida a ambas torres, desde donde se tienen unas vistas estupendas de Cáceres y en particular de la fachada lateral del Palacio de los Golfines de Abajo.





De nuevo en la Plaza de San Jorge, según miramos hacia la iglesia, a la derecha, encontramos la Casa de los Becerra, del siglo XV, cuya fachada muestra el típico estilo gótico cacereño: puerta principal con arco de medio punto y dovelas, alfiz, escudos y 3 gárgolas.

Casa de los Becerra y Callejón de Don Álvaro.

Subiendo por la Cuesta de la Compañía, una calle empinada con anchos escalones que sale a la derecha de la iglesia, nos encontramos a la izquierda con el Callejón de Don Álvaro, que nos conduce a la antigua judería. Hay un cartel que lo indica. Podemos seguir de frente o tomar el callejón para continuar por esta zona. Hicimos esto último para ver la Casa Durán de la Rocha del siglo XVII, el Arco del Cristo (única puerta original romana que se conserva de las cuatro que existieron en principio), la torre del Cristo y la de la Puerta del Concejo del siglo XII, la Ermita de San Antonio, la Casa de los Caballos y la Torre Adosa, la de los Pozos y la Alabarrana, las tres almohades del siglo XII. Tomando el Callejón del Gallo, hacia la derecha, subimos unas escaleras que nos ofrecen una vista muy atractiva de la parte posterior del Palacio de las Veletas y siguiendo sus contornos llegamos a la Plaza de las Veletas.


Palacio de las Veletas.
Uno de los palacios más llamativos de la ciudad. Se construyó a finales del siglo XV por mandato de Diego Gómez de Torres sobre el solar del que fuera alcázar almohade y ha sufrido posteriores modificaciones. Este precioso y ornado edificio alberga el Museo Arqueológico Provincial o Museo de Cáceres, y entre sus joyas más preciadas se encuentra el aljibe árabe del siglo XI. La visita es muy interesante y, además, gratuita, pero hay que recordar que cierra los lunes.


Casi unida a esta plaza está la de San Mateo, tanto es así que se ve la una desde la otra. Los edificios más interesantes que podemos contemplar desde aquí son los siguientes:

Iglesia de San Mateo.
Se cree que este templo gótico tardío fue construido entre los siglos XVIII y XIX sobre las ruinas la mezquita del antiguo Alcázar de Cáceres, donde ya existía una iglesia en el siglo XIV. Combina varios estilos pues tiene una portada plateresca, una capilla renacentista y un retablo rococó. La torre es más moderna y bastante sencilla, aunque el reloj le otorga cierto encanto, igual que la espadaña de ángulo de la parte derecha de la fachada.


Casa de las Cigüeñas o de los Cáceres-Ovando.
Esta construcción fue realizada por el capitán Diego Fernández de Cáceres y Ovando, en 1478. Enseguida llama la atención la torre de planta cuadrada, llamada de las Cigüeñas, coronada con almenas. Debido al apoyo que su propietario prestó a la reina Isabel frente a Juana “la Beltraneja”, esta torre se salvó de la orden que dieron los Reyes Católicos en 1476 de desmochar todas las torres de la ciudad como escarmiento a los nobles que se habían mostrado contrarios a su causa y evitar así futuros levantamientos. Actualmente, es la sede del Gobierno Militar.


Convento de San Pablo.

Construido en el siglo XV, con elementos góticos predominantes. Está ocupado por las monjas de la orden de clausura de Santa Clara, que venden dulces típicos hechos por ellas mismas siguiendo recetas tradicionales.


Torre y Mansión de los Sande.

Detrás de la Torre de la Iglesia de San Mateo, ya situado en la estrecha calle Monja, se vislumbra este edificio del siglo XV, en el que destaca su torre gótica, cuyo tejado descansa directamente sobre los muros ya que también fue desmochada. Tiene mucho encanto, cubierta de hiedra, con sus ventanas góticas geminadas y su matacán defensivo de esquina. Posee un hermoso patio, ocupado por un restaurante, al igual que los bajos del edificio.


También en la Plaza de San Mateo se puede ver la Casa de Lorenzo de Ulloa del siglo XV. Destaca el balcón con arco de medio punto enmarcado sobre la puerta y el blasón de los Ulloa en los esquinazos. Continuamos por la Calle Ancha para encontrarnos con varias casas interesantes, como la de Diego de Ulloa el Rico, Antiguo Solar de los Ulloa y la de Paredes-Saavedra. También vimos en esta calle el Palacio del Comendador de Alcuéscar (o de los Marqueses de Torreorgaz), que mezcla varios estilos, como el gótico en la torre, ventanas y puertas, hasta la fachada principal que muestra las reformas realizadas entre los siglos XVII y XVIII, con un dintel decorado y un blasón de sus antiguos propietarios. Este palacio se unió a otras edificaciones contiguas para poder convertirse en el Parador Nacional de Turismo de Cáceres.[/align]

Parador de Turismo y Casa Lorenzo de Ulloa.

Llegamos hasta el final de la calle donde está la casa de los Sánchez-Paredes, en la cual resulta curiosa la inscripción en latín que figura debajo de su escudo y que se puede traducir por “no tenemos aquí ciudad permanente sino que buscamos la futura”, en relación con la aspiración del hombre de alcanzar el paraíso. Desde aquí, se ve la iglesia y el convento de Santa Clara, ya fuera del espacio intramuros. Muy cerca, por la calle que sale a la derecha, se ve la Ermita de la Soledad.
Volvimos sobre nuestros pasos, hasta la casa de los Sánchez-Paredes, en la Puerta de Mérida. Enseguida nos encontramos con el Hospital de los Caballeros Peregrinos, fundado en 1486 por Diego García de Ulloa para servir de refugio a sacerdotes, estudiantes y peregrinos que se dirigían a Santiago a honrar la tumba del Apóstol. A continuación está la Enfermería de San Antonio y la Casa de Ovando Mogollón.

Iglesia de Santa Clara y Casa de los Sánchez-Paredes.

Hospital de los Caballeros Peregrinos.

Dejamos la calle Condes a la derecha y seguimos de frente. A la izquierda nos encontramos con el Palacio de los Golfines de Arriba, mansión gótica del siglo XV, cuya torre del homenaje fue construida en el siglo XVI con un permiso especial del rey Fernando el Católico.


Seguimos por la estrecha cuesta de Aldana y nos encontramos con la Casa Mudéjar, del siglo XIV, uno de los escasos ejemplos del estilo mudéjar en Cáceres, con su característica construcción de ladrillo rojo y la decoración en zig-zag.


En la esquina con la calle Orellana, a la derecha, nos encontramos la Casa de Aldana, con fachada gótica del siglo XV, en la que se conservan los restos de un ajimez de granito truncado en una de las reformas de la mansión. Sobre una ventana de rejas diagonales está grabado el escudo familiar (cinco flores de lis en aspa) en mármol blanco.

Casa del Águila y Casa de Aldana.

Caminando unos metros por la calle Orellana enseguida llegamos al Callejón de la Monja, donde nos encontramos, a la derecha con la Casa del Águila, con ventana gótica del siglo XV y un escudo de los Sande con el águila. Sin embargo, en este punto lo que más llama la atención es la Casa del Sol o de los Solis, que está justo enfrente. Es un edificio del siglo XVI, con fachada muy decorada: puerta con arco de medio punto, matacán redondo, yelmo y escudo familiar, formado por un sol con los rayos mordidos por ocho cabezas de serpiente, todo enmarcado por un alfiz.

Casa del Sol y Casa del Aguila.

Bajamos por el callejón de la Monja hasta la Cuesta de Aldana, donde nos encontrarnos con la Casa del Mono o Casa de los Pizarro-Espadero, de finales del siglo XV, con tres gárgolas y el escudo familiar flanqueado por leones. Hay una leyenda muy curiosa (y macabra) respecto a esta casa que pertenecía a un rico matrimonio burgués sin hijos. El marido era un comerciante que permanecía mucho tiempo de viaje, así que le regaló un mono a su mujer para que le sirviese de compañía. El mono llegó a ser tan querido y mimado como un niño, hasta el punto de tener un dormitorio propio. En una de las ausencias del marido, la mujer alojó a un apuesto caballero, y al regreso del marido, le comunicó que estaba embarazada. El mono se puso tan celoso que cuando nació el niño lo mató, tirándolo por la ventana.


En este punto, giramos a la izquierda, por la calle Caldereros hasta el Adarve de la Estrella, donde nos encontramos con los últimos edificios de nuestro paseo:

La Casa de los Ribera, con fachada muy austera, de sillería granítica, donde podemos ver únicamente el escudo familiar y que actualmente es el rectorado de la Universidad de Cáceres yla Casa de la Generala. Aunque fue construida en el siglo XV y reformada varias veces, su nombre deriva de la que fue su propietaria en el siglo XVIII, Josefa de Ovando, la mujer del general Antonio Vicente de Arce. Hoy en día alberga la Facultad de Derecho de la Universidad.

Casa de la Generala y Torre del Horno.

Desde aquí, podemos volver a la plaza Mayor, bajando una escalinata, desde la que se tiene una estupenda vista y que nos conduce al Foro de los Balbos (o Atrio del Corregidor), un espacio abierto, adosado a la muralla, donde se puede ver una réplica de una escultura romana del siglo I del dios Ceres (la original está en el Museo de Cáceres, en la Casa de las Veletas) y, también, un antiguo abrevadero plateresco del siglo XVI, trasladado aquí desde su primitiva ubicación en el camino que conducía al Monasterio de San Francisco, con escudos de los Reyes Católicos y de Cáceres.

Foro de los Balbos.

Además de todos estos edificios, hay que fijarse en las numerosas torres defensivas, que podemos descubrir caminando por los llamados “adarves” o calles pegadas a la muralla. Suelen ser albarranas, del siglo XII, como la Torre de la Hierba o la Torre del Horno.

Alrededores del Arco de Santa Ana.

Judería Nueva

Es tanto el patrimonio monumental del casco histórico de Cáceres, que parece que no existe nada en la zona extramuros, lo cual no es cierto, pero el tiempo pasó rápidamente y no tuvimos demasiada oportunidad de visitar con calma el resto de la ciudad, sino más bien un tanto apresuradamente. Vimos una zona de copas que al ser domingo por la noche estaba casi desierta, el Gran Teatro (de 1927), la Iglesia de San Juan y las calles adyacentes a la Plaza Mayor, además de la Plaza de Toros desde el coche. También están cerca de la Plaza Mayor el Palacio de Godoy y el Palacio Galarza. Cenamos en la misma Plaza Mayor, de tapas. Llevábamos algunos sitios algunos sitios apuntados, pero preferimos no ir más lejos. Pedimos una oferta degustación relacionada con la capitalidad gastronómica y por 20 euros nos pusieron seis tapas a elegir y una botella de un vinito blanco semidulce de la zona que quitaba el hipo (o lo ponía, no sé muy bien, Ojos que se mueven ). Todo muy rico.
Y para terminar la jornada, la imprescindible visita de noche. Cuando las calles están casi vacías, se disfruta más del ambiente medieval con el efecto mágico que la iluminación confiere a sus casas y palacios. Me gustó tanto este recorrido nocturno (de lo mejor en ciudades medievales iluminadas que he visto) que he dedicado a dedicarle una etapa propia para no saturar ésta con demasiadas fotos Mr. Green Es la siguiente a esta, la número 36. Aquí está el enlace por si queréis echarle un vistazo: www.losviajeros.com/Bl... hp?e=50264

Por la mañana, continuamos recorriendo Cáceres, esta vez en “versión matutina”. Lo malo fue que al ser lunes estaban cerrados algunos lugares que nos hubiese gustado visitar. Así que tendremos que volver, lo cual será todo un placer. Nos gustó muchísimo Cáceres y en nuestra opinión merece con toda justicia los títulos que se le han concedido, uno de los cuales la calificó como el tercer conjunto monumental medieval más importante de Europa después de Praga y Tallín. Además, tiene muy buena gastronomía y unos precios estupendos, tanto en comida como en alojamiento. No se puede pedir más.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Artemisa23 Ver más diarios de España Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0
Anterior 0 0
Total 10 2
Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 225 Visitas mes actual: 84 Total visitas: 3094

  Últimos comentarios al diario:  DE VIAJE POR ESPAÑA
Total comentarios 173  Visualizar todos los comentarios

Valeria01  Valeria01  29/08/2017 13:12   
Comentario sobre la etapa: RUTA DE 5 DÍAS POR EL NORTE DE BURGOS Y MERINDADES, DÍA 2. Coche y senderismo.
Qué buena colección de excursiones... Me encanta! Muchas gracias por compartirlo. Las Merindades impresionante...

Artemisa23  artemisa23  29/08/2017 18:55   
Comentario sobre la etapa: RUTA DE 5 DÍAS POR EL NORTE DE BURGOS Y MERINDADES, DÍA 2. Coche y senderismo.
Muchas gracias por tu comentario Valeria01. Me alegro que te haya gustado.

Viajera_1985  Viajera_1985  10/10/2017 18:26
Pedazo diaro. Vaya curro. Enhorabuena

LANENA69  LANENA69  17/10/2017 20:57   
Hola artemisa23,me puedes decir que programa utilizas para subir las fotos?,yo uso Postimage pero últimamente me da error y no me deja subir ninguna foto y también el que utilizas para los collage,porque todos los que encuentra te ponen al final el nombre estampado en toda la foto,jajajajaja.Bonito diario de nuestra España que están destruyendo algunos salvajes.Saludos

Artemisa23  artemisa23  17/10/2017 22:03   
Viajera_1985, muchas gracias por tu comentario. Me alegro que te guste el diario. A ver si voy poniendo nuevas etapas, que últimamente lo tengo un poco parado.

Hola, LANENA69. Para subir las fotos últimamente estoy utilizando Flickr y de momento (toquemos madera) me va bien y no se han borrado las fotos. Para hacer los collages sigo utilizando Picassa pues aunque ya no almacena fotos si me deja hacer los collages con el programa antiguo. Luego archivo la foto resultante del collage en una carpeta de mi PC y la subo a Flickr, desde donde las incrusto en los diarios. Espero que te sirva de ayuda. Saludos.

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA

Registrate AQUÍ
Volver arriba


Foros de Viajes
Ciudad Tema: Cáceres: Visitas y datos prácticos de la ciudad
Foro Andalucia, Extremadura y Murcia Foro Andalucia, Extremadura y Murcia: Foro para compartir temas de Viajes por el Sur de España: Andalucia, Extremadura, Murcia, Ceuta y Melilla
Ultimos 5 Mensajes de 240
170115 Lecturas
AutorMensaje
EduGirona
EduGirona
Willy Fog
Willy Fog
May 06, 2009
Mensajes: 10993

Fecha: Mar Jul 18, 2017 08:39 pm    Título: Re: Cáceres: Visitas y datos prácticos de la ciudad

monreal1957 Escribio:
Os pongo este enlace de la pagina de Facebook ruta www.facebook.com/Rutas... f=storypor Caceres.

Hola amiga mia.
Cuanto tiempo sin hablar los dos.
Voy una semana por ahi en pleno agosto.
Dime en Cáceres, que hago, aparte de montar el cuartel ahi.
Hotel? restaurantes y tapeo y por supuesto, que no debo dejar de ver?
Estas bien?
hace mucho que no hablamos...
pasate por mi hilo de Canada,m que nos vamos en octubre...
Sañudos cordiales desde la divina Girona
viajero-astur
Viajero-astur
New Traveller
New Traveller
Sep 12, 2017
Mensajes: 2

Fecha: Mar Sep 12, 2017 01:20 pm    Título: Re: CACERES provincia

Hola, estaría muy agradecido, si alguien puede informarme para realizar una ruta por los lugares principales de la provincia de Cáceres, pienso ir sobre el día 21 de septiembre, hasta el 30 del mismo mes aproximadamente Muy feliz Amistad
EduGirona
EduGirona
Willy Fog
Willy Fog
May 06, 2009
Mensajes: 10993

Fecha: Mar Sep 12, 2017 04:17 pm    Título: Re: Cáceres: Visitas y datos prácticos de la ciudad

Hace unos días acabo de regresar de allí. Mi campamento base en Trujillo, en el Hostal san Miguel. Correcto, más que bien. Desde allí, me he ido desplazando a los diferentes lugares que he visitado. Plasencia media hora, Cáceres, más o menos etc. Llegué a Trujillo por Guadalupe, asi no tuve que volver hacia atrás., concretamente por Ibores. De ahí fui a Mérida, relativamente cerca y de ahí fui a Cáceres. Asimismo fui hasta Hervas y ese dia concretamente hice tres comarcas... De Hervas, (no perderse la judería y el puente antiguo del tren) en el Valle de Ambroz, pasé al valle de Jerte...  Leer más ...
viajero-astur
Viajero-astur
New Traveller
New Traveller
Sep 12, 2017
Mensajes: 2

Fecha: Mar Sep 12, 2017 04:56 pm    Título: Re: Cáceres: Visitas y datos prácticos de la ciudad

Muchísimas gracias, EduGirona, algo así como lo que has explicado es lo que pretendía saber, supongo que todo ese recorrido lo hiciste con coche, yo es como pretendo hacerlo
EduGirona
EduGirona
Willy Fog
Willy Fog
May 06, 2009
Mensajes: 10993

Fecha: Mar Sep 12, 2017 06:27 pm    Título: Re: Cáceres: Visitas y datos prácticos de la ciudad

Si, todo en coche.
Buena carretera, casi siempre autovías, exceptuando los valles que además merece la pena hacerlo por esas comarcales por vivir y respirar el paisaje tan hermoso que tienen.
Buena comida, buena gente y mejor paisaje.
Todo correcto.
Si necesitas más, aquí estoy.
saludos cordiales desde la bendita Girona
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro
Mensaje:
Registrate AQUÍ




All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. LosViajeros.net, and LosViajeros.com is the same Portal.
Aviso Legal - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Google + Pag. de Facebook Twitter - Política de Privacidad