Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
LEÓPOLIS (LVIV) ✏️ Diarios de Viajes de Ucrania

Blogs 

UCRANIA, ESA GRAN DESCONOCIDA
Diario: UCRANIA, ESA GRAN DESCONOCIDA  -  Localización:  Ucrania  Ucrania
Descripción: Descubre algunas de las maravillas de este desconocido país
Autor: Ctello   Fecha creación: 
 
Compartir:

Índice del Diario: UCRANIA, ESA GRAN DESCONOCIDA

LEÓPOLIS (LVIV)
Etapa:  LEÓPOLIS (LVIV)  -  Localización:  Ucrania Ucrania
Ctello  Autor:    Fecha creación:   
Compartir:
La ciudad fue fundada por el príncipe ruteno y luego rey de Galitzia Daniel. Se le dio ese nombre en honor a su hijo Lev (León). Pronto se convirtió en un importante centro comercial.

En 1349 quedó bajo control polaco, algo que se nota en el ambiente (parece que estás visitando una ciudad polaca) debido a la invasión de los tártaros y al convenio de unión que firmaron los habitantes de Galizia con Polonia (Unión de Lublin) para que les protegieran. Formó parte del Reino de Polonia y fue la capital de la provincia rutena a finales del siglo XIV. Varios reyes polacos le dieron a la ciudad importantes privilegios así que prosperó rápidamente. A mediados del siglo XV era uno de los centros comerciales más importantes en las rutas comerciales entre Europa central y el Mar Negro.

Pero esos pactos firmados no siempre se cumplieron y eso llevó a que los cosacos ucranianos hicieran varias revueltas. La más importante, de la que ya he hablado, fue la de Bohdan Khmelnytsky en el siglo XVII. A pesar de que en 1648 tomaron la ciudad, no la destruyeron por su belleza y porque Bohdan había estudiado allí (menos mal).

En 1672 fue sitiada por los otomanos pero no pudieron conquistarla. Fue capturada por primera vez por un ejército extranjero en 1704 cuando las tropas suecas del rey Carlos XII entraron en la ciudad después de un breve sitio.

En 1772 pasó a manos austríacas y se convirtió en la capital de la provincia de Galitzia, sufrió revueltas en 1848 y fue bombardeada pero, pese a eso, tuvo un importante desarrollo en el siglo XIX. Se convirtió en un importante centro cultural.

En la Primera Guerra Mundial tuvieron lugar varias importantes batallas en la ciudad y los alrededores. Fue ocupada por Rusia en 1914 y 1915. En 1918 se estableció allí el gobierno de la efímera República de Ucrania occidental pero ese mismo año los polacos expulsaron a las tropas ucranianas y recuperaron el control de la ciudad. Un año más tarde fue entregada oficialmente a Polonia.

En el período de entreguerras siguió siendo un importante centro cultural.

Las tropas soviéticas se apoderaron de la ciudad el 22 de septiembre de 1939 (aquí tuvo lugar una importante batalla) pero más tarde la ocupó el ejército alemán (del 29 de junio de 1941 al 27 de julio de 1944, año en que regresaron los soviéticos). Hubo un importante gueto judío, con unas 210.000 personas. También se creó un campo de trabajos forzados y a muchos les mandaban al campo de exterminio de Belzec. Las matanzas fueron significativas.

En 1945 la ciudad fue cedida por los Aliados a la URSS y entró a formar parte de la República socialista soviética de Ucrania. La población polaca fue expulsada y tuvo que marcharse principalmente a la actual Wroclaw. Leópolis fue repoblada con población ucraniana.

El centro histórico de la ciudad fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1988.

Llegar a Leópolis desde Kiev (si no vas en avión, claro) no es rápido. Puedes coger un tren en la estación central que llega en 5 horas (nosotros nos decantamos por uno con salida a las 6 de la madrugada). Tengo que decir que el tren no está mal.

La estación central de Lviv es bastante imponente aunque las obras que están haciendo enfrente y que tienen las calles levantadas la dejan un poco en segundo plano.

Podemos coger algún autobús o tranvía para llegar al centro. En la estación hay una pequeña oficina de información turística que puede dar un mapa y un poco de información. Nosotros optamos por ir caminando aunque las primeras impresiones no fueron demasiado alentadoras.

Tuvimos que caminar un poco para llegar, en Kropyvnyts'koho Square, 1, a la Iglesia de las santas Olga e Isabel. Se construyó bajo mandato del arzobispo latino San José Bilczewski entre 1903 y 1911 como iglesia parroquial del barrio occidental de la ciudad (como iglesia católica romana de santa Isabel). La diseñó un arquitecto polaco en estilo neogótico con similitudes a la iglesia votiva de Santa Isabel en Viena. Está construida en una colina (aunque no lo parezca) y tiene dos torres y un campanario de 85 metros en el lado norte. Sufrió graves daños en 1939 (fue bombardeada) pero se mantuvo abierta hasta 1946. Después de la guerra se usó como almacén y no se devolvió a la iglesia hasta la caída de la URSS. Ahora es iglesia católica griega (hay muchas en la ciudad) de las santas Olga e Isabel.

Un poco más allá encontramos un parque (también en obras) y cometemos el error de subir por unas escaleras hacia lo alto de la colina para ver la Catedral. Las escaleras quedan cortadas y tienes que hacer un poco la cabra montesa (con lo bien que se hubiera subido por la calle…). Pero la catedral es francamente bonita.

La Catedral de san Jorge de Lviv se construyó en la colina de san Jorge hacia 1280, cuando la ciudad pertenecía al principado de Hálych-Volynia. En 1340 el rey Casimiro III de Polonia destruyó el edificio de madera original y la Iglesia ortodoxa mandó hacer una basílica bizantina con cuatro columnas. En julio de 1700 se firmó el Acta de Unión de la arquieparquía de Leópolis con la Santa sede.

La nueva catedral la mandó hacer el metropolitano Athanasius Sheptytsky en 1946 (se terminó en 1762). En 1800 pasó a ser la iglesia matriz de la Iglesia greco católica ucraniana.

En la Segunda Guerra mundial los soviéticos persiguieron a la iglesia greco católica ucraniana y aprisionaron a su jerarquía. En 1946 se les obligó a renunciar a su comunión con Roma. La catedral pasó a ser consagrada a san Yury.

Con la proclamación de la perestroika, la Iglesia greco católica de Ucrania empezó a reclamar iglesias que se le habían quitado. Se devolvió en 1990. Se restauró en 1996.

En lo alto de la fachada, de estilo barroco, vemos la estatua del santo. En la entrada hay dos estatuas más, de León I Magno y de Atanasio de Alejandría.

Entre las joyas que alberga encontramos un icono de la Virgen del siglo XVII, tumbas de importantes personalidades o una réplica de la Sábana santa de Turín. En 2001, durante su visita a Ucrania, Juan Pablo II se alojó en las celdas de la catedral, en concreto en el Palacio metropolitano, edificio situado enfrente de la catedral que desde el siglo XVI ha sido la residencia principal de los jefes de la Iglesia greco católica de Ucrania. El edificio actual es del siglo XVIII y tiene elementos barrocos y neoclásicos. El Papa donó una casulla, que podemos ver en la iglesia.

El conjunto arquitectónico se compone de la iglesia, un campanario, el palacio metropolitano, la sala capitular y un jardín.

Para llegar a la catedral tenemos que subir por una pendiente inclinada (o por unos escalones) que nos conducen a una puerta. Allí se abre una pequeña explanada y enfrente tenemos una imponente escalera monumental. El conjunto es armónico y muy bonito y la entrada es gratis aunque dentro no es raro encontrar a mucha gente acumulada viendo la Sábana santa. Por cierto, san Jorge es el patrón de Lviv.

Por la derecha del altar se puede acceder a la cripta. Había un poco de gente acumulada comprando algo así que no pasamos.

Dejamos atrás la catedral y nos encaminamos al casco antiguo, dejando a un lado el Parque de Ivan Franko. Este parque antiguamente se llamó Kósciuszko o Jardines jesuitas. En el siglo XVI este terreno era propiedad de la familia Szolc-Wolfowizc y del cónsul veneciano Antonio Massari. De ellos pasó a una Orden jesuita, que construyó una cervecería y una posada. En un asedio del Ejército rojo en 1655 se construyó una muralla.

A finales del siglo XVIII el emperador del Sacro Imperio Romano, José II, confiscó el terreno y ordenó que se hiciera un parque municipal. Se rediseñó como parque paisajístico en 1855.

Lleva el nombre de Ivan Franko, cuya estatua lo preside. Este señor, nacido en agosto de 1856, fue un poeta, escritor, crítico, periodista, activista político y autor de las primeras novelas policíacas y poesía modernas en idioma ucraniano. Murió en la pobreza en una casa que estudiantes y activistas habían comprado para él (actual museo Ivan Franko). Está enterrado en el cementerio Lychakivskiy, que puede visitarse (nosotros no lo hicimos). Este museo, creado a finales del siglo XVIII, es la principal necrópolis de los intelectuales de la ciudad.

Enfrente del parque encontramos el edificio de la Universidad (también hay obras en la calle), actualmente llamada también Ivan Franko.

Se fundó el 20 de enero de 1661, cuando el rey Juan Casimiro Vasa de Polonia permitió que los jesuitas pudieran crearla y dar clases (antes estaba prohibido porque las autoridades de la Universidad Jagellónica de Cracovia no querían un rival y presionaron mucho). En 1784, cuando el emperador José II de Austria creó una universidad secular, se remodeló el edificio y se obligó a instaurar el alemán como lengua oficial en el complejo universitario. Los departamentos originales, teología y filosofía, se ampliaron a cuatro, con derecho y medicina.

El nombre se le dio en 1991 porque Ivan Franko estudió en ella en el siglo XIX. Un hecho trágico tuvo lugar en 1941 cuando 25 profesores y alumnos fueron asesinados por los nazis.

Seguimos camino, adentrándonos ya en el casco antiguo de la ciudad. En la calle Sichovykh Striltsev, en un bonito edificio histórico, nos encontramos con un Puzata Xata y decidimos entrar a comer. Sabemos que calidad-precio es de lo mejor que podamos encontrar en la ciudad.

En la misma calle, un poco más arriba, encontramos una tienda de Lviv Handmade Chocolate. Como su nombre indica, venden chocolates y derivados. Entramos a echar una mirada y salimos con compras. Los bombones surtidos tienen una pinta y un sabor deliciosos. Prometemos volver más tarde.

Al final de la calle más famosa de Lviv, el Boulevard Svobody, nos encontramos con una curiosa y gran estatua de un hombre con una ola gigante al lado. Se trata del monumento conmemorativo al poeta nacional Taras Shevchenko. La ola es la onda del renacimiento nacional.

Enfrente, en la esquina de la calle por la que hemos venido, vemos el impresionante edificio del Banco de crédito de Galizia, hoy sede del Museo etnográfico y de artesanía. Tiene una magnífica cúpula coronada con aguja y dicen que es uno de los edificios más bonitos de Lviv. Se construyó a finales del siglo XIX. Está adornado con esculturas, relieves de mayólica y verjas y en el interior hay paredes de piedra pintadas de colores y vidrieras. Cuesta un poco verla pero en la cúpula, sentada, hay una especie de estatua de la libertad. El museo etnográfico, por su parte, es uno de los más grandes de Europa en su género.

Lviv tiene infinidad de iglesias y verlas todas es algo complicado. Enumeraré algunas de ellas.

Justo desde el monumento de Taras Schevchenko ya vemos la parte trasera de la Iglesia de los Jesuitas también llamada Catedral Jesuítica de san Pedro y san Pablo. Es uno de los edificios más grandes de la ciudad y su fachada principal está en la calle Teatralna, la más larga de la Ciudad vieja. Ya sabemos que los jesuitas estaban por todos lados. Fueron, hasta caer en desgracia, la orden más influyente de la Iglesia católica y normalmente sus iglesias son edificios imponentes. Se instalaron en Lviv en el siglo XVI y construyeron en primer lugar una iglesia de madera, poco acorde, como comentaba, con su prestigio. Es por eso que decidieron construir una catedral magnífica. No lo tuvieron sencillo. El magistrado local se tomaba su tiempo para asignarles unas tierras adecuadas. Tuvo que ser el rey polaco, Segismundo III (jesuita, por cierto), quien le diera un empujoncito. La construcción se inició en 1620 y terminó en 1640. Se convirtió en uno de los primeros monumentos barrocos de la ciudad y uno de los más grandes (41 metros de largo, 22 de ancho y 26 de alto). La fachada principal se llenó de esculturas y otras decoraciones. En 1701 se construyó al lado una torre, la más alta de la ciudad, donde más adelante pusieron un reloj. Esa torre fue rebajada con posterioridad.

Es posible (previo pago) entrar en los pasadizos subterráneos, lugar de sepultura de muchos personajes. Uno de los más relevantes es el arzobispo Vizhitsky, cuyo sarcófago de piedra del siglo XVIII (roto por cierto) podemos ver. La entrada está en una puertecita por la parte trasera, en el lado que da al monumento del poeta.

Dicen también que en esos subterráneos hay un fantasma, el del Monje negro. Como era muy rebelde, un fraile fue condenado a estar encadenado en una celda subterránea. Poco después vino un desconocido a visitarle. Cuando los otros monjes fueron a verle, el fraile había desaparecido. Sólo quedaba un papel firmado con sangre en el que decía que había vendido su alma al diablo. Desde entonces su fantasma vaga por los pasadizos en busca de alguien que le ayude a romper ese acuerdo. Yo, desde luego, no le vi pero quizás sí ronda por ahí.

Un poco más allá, en la calle Krakivska, encontramos la Iglesia de la Transfiguración. Entre el 1703 y el 1731 se construyó como Iglesia católica romana de la Santísima Trinidad de la Orden trinitaria en estilo clásico francés con interior barroco. En 1783 el emperador José II abolió el monasterio y la iglesia se usó como biblioteca de la Universidad. Posteriormente, en 1848, se destruyó. Esas ruinas fueron reconstruidas en su diseño original y hoy es iglesia católica griega. Tiene un iconostasio muy bonito. El púlpito también es destacable. Dignas de mención son las pinturas, especialmente el coro de ángeles y santos de la cúpula, rodeados del tetramorfos. También se tiene que destacar el tono azul con el que está pintado el techo.

Seguimos camino y nos dirigimos ahora a uno de los edificios más impresionantes de Lviv, la Ópera.

El Teatro de la ópera y ballet de Lviv lleva el nombre de Solomiya Krushelnitska. Esta señora, cuyo retrato vemos en la escalinata interior, nació en Lviv cuando la ciudad formaba parte del Imperio de los Habsburgo en 1872. Se graduó en el conservatorio de Lviv como la mejor de su clase pero antes ya había actuado como Leonora en una puesta en escena de La Favorita de Donizetti, con gran éxito. Se convirtió con el tiempo en una de las más prestigiosas sopranos de la primera mitad del siglo XX. Fue también una gran promotora de canciones populares y de compositores ucranianos.

El teatro, que puede visitarse, se encuentra en el Boulevard Svobody, frente a una fuente de ésas nuevas con chorros. Se construyó entre el 1897 y el 1900. La polémica sobre su construcción radicó en que aquellos terrenos eran pantanosos (actualmente el río Poltva sigue pasando por allí pero soterrado). Para poder construir se tuvo que enterrar el cauce del río y desecar la zona (un trabajo de chino). Cuando se estrenó llevaba el nombre de Gran Teatro Municipal.

En 1934 cerró puertas por una crisis financiera. En 1939, después de la anexión del este de Polonia occidental (a la que pertenecía Lviv) a la URSS, se rebautizó como Teatro de la ópera y ballet de Leópolis. Más tarde, en 1956, se le dio el nombre de Ivan Franko, y no fue hasta el 2000, después de una restauración, que recibió su nombre actual.

El edificio tiene todo lo que se espera de un tradicional teatro de ópera. Tiene estilo clasicista con aires barrocos y renacentistas. En la fachada abunda la decoración (columnas, pilastras, balaustradas, figuras…). Hay dos hornacinas en la entrada principal que tienen figuras alegóricas de la Comedia y la Tragedia. Tiene un imponente frontón y en la parte alta, en la cornisa, encontramos las figuras de las musas. Las estatuas de lo alto son la Poesía, la Música y la Gloria.

El interior, que puede visitarse, es también muy lujoso. Lo más llamativo cuando entras, dejando de lado que hay una placa a un lado dedicada a Juan Pablo II con motivo de su visita, es la imponente escalera de mármol presidida por un retrato de Solomiya Krushelnitska (demasiado moderno para mi gusto y poco acorde con la decoración clásica que lo rodea).

Subiendo por la escalera, al lado derecho, nos encontramos con la Sala de los espejos. Es importante fijarse en los frescos del techo que simbolizan las cuatro estaciones. Nos encontramos con un grupo ensayando una obra (parece que en esa sala se hacen conciertos de afluencia pequeña) y nos quedamos un poco.

El auditorio, muy bonito, con los granates y dorados que uno espera en un teatro de este tipo, tiene forma de lira. Mide 22,5 por 18,5 metros y tiene una capacidad para unos 1000 espectadores. En el techo vemos un fresco con figuras alegóricas: la Gracia, la Música, la Danza, la Crítica, el Drama, la Inspiración, la Inocencia, la Ilusión, la Confianza y una Ménade (ser mitológico relacionado con el Dios Dioniso ya que al parecer eran unas ninfas que le criaron y luego fueron poseídas por él, lo que les llevó a volverse medio locas). En las columnas hay figuras que parecen sostener el techo que tienen por encima.

De camino hacia el Teatro de la ópera, en la misma calle Teatralna, nos encontramos con el Teatro Dramático y enfrente, en una pequeña plaza, con un mercadillo de artesanías y cuadros.

Después de la visita nos vamos detrás del edificio porque allí tenemos nuestro aparthotel. Se trata del Cities Gallery Aparthotel, en un edificio antiguo en obras que vio tiempos mejores. En realidad parece que todo el edificio se vaya a venir abajo. Es una de las peores cosas de este alojamiento, que está, además, muy mal señalizado. Para orientarse, porque vas subiendo escaleras pero no acabas de tener claro dónde está el tercer piso y dónde está el hotel (el ascensor no funciona; también está en reparación), tenemos que pararnos al subir la escalera donde veamos una puerta nueva acristalada y llamar. Las habitaciones, pequeñas, tienen su propia pequeña cocina totalmente equipada. La situación es inmejorable y las instalaciones interiores parecen recién estrenadas.

Una vez dejamos el equipaje en el hotel salimos para seguir inspeccionando la ciudad. Y como no podía ser de otro modo, vemos otra iglesia. En este caso no es una iglesia cualquiera sino la Basílica Catedral de la Asunción de la Santísima Virgen María también llamada Catedral Latina. Se trata de una catedral católica del siglo XV en la Plaza de la Catedral. La primera iglesia que se edificó era una pequeña capilla de madera dedicada a la Santísima Trinidad (1344). Seis años más tarde se quemó en un incendio. En 1360 fue el rey Casimiro III de Polonia quien promovió la construcción de la catedral que ahora vemos en estilo gótico. Se consagró en 1405 aunque la construcción duró 100 años. Llama mucho la atención su aguja, de 67 metros de altura. Es el único edificio de Lviv que ha conservado su exterior gótico. En la Edad media se consideraba esta catedral como el segundo edificio en importancia después del Ayuntamiento. En el siglo XVII, después del asedio de la ciudad por los turcos, quedó un tanto dañada por las balas de cañón. Se fue modificando con el tiempo. En el siglo XVIII se le dio un toque barroco-rococó. En 1772 se cegó el portal de la iglesia gótica (aún hoy se ven los arcos cegados con piedra roja). En la reconstrucción se destruyeron muchas capillas, dejando solo 8.

Una de las capillas que estaban contiguas a la Catedral Latina y que se han conservado es la impresionante Capilla de los Boim (entrada de pago), a pocos pasos de aquélla. Se distingue por su fachada de piedra negra profusamente tallada con escenas del Antiguo y el Nuevo Testamento. Hoy en día se considera una obra maestra. Se construyó en el siglo XVII como panteón de la familia Boim, una destacada familia de la ciudad. Es muy curioso el Cristo que está en lo alto de la fachada, frente a la cruz de la linterna. Aunque lleva los atributos del martirio, está sentado, pensando.

El interior es espectacular. Parece que no haya un solo hueco que no haya sido decorado con pinturas o esculturas. Dentro de todas las imágenes, los expertos destacan la de la Última cena. Detrás de Judas, que ya ha cobrado sus treinta monedas, vemos al mismísimo diablo.

La Plaza Rynok (del Mercado)es la plaza principal de la ciudad y el centro del casco antiguo de Lviv que, recordemos, es Patrimonio de la Humanidad. La plaza se construyó en el siglo XVI y era como cualquier otra plaza del mercado de ciudades medievales de Polonia o Alemania. La apariencia que tiene actualmente es la que ha ido adquiriendo a lo largo de los siglos cuando incendios y reconstrucciones han ido cambiando su fisonomía.

En el centro de la Plaza llama la atención el Ayuntamiento (Ratusha), cuya torre, a la que se puede subir, mide 65 metros de altura. El edificio es del siglo XIX aunque en el siglo XIV (1381) ya había allí mismo uno de madera, que se quemó. En el siglo XVI se edificó una torre de piedra, que se derrumbó en el siglo XVIII. Como comentaba se puede subir a la torre, previo pago. Para ello tenemos que entrar en el ayuntamiento y subir las escaleras de piedra hasta encontrar un pasillo (está bien indicado). Allí tenemos una taquilla para comprar las entradas. No es apto para personas con movilidad reducida o con claustrofobia porque las escaleras, de madera, son muy empinadas y se van estrechando. Casi arriba encontramos los engranajes del reloj. Una vez en lo alto, podemos ver impresionantes vistas de toda la ciudad.

Para un caso de necesidad, en la planta baja del Ayuntamiento hay unos wc gratis.

Alrededor del ayuntamiento, en la plaza, encontramos 40 edificios que se consideran singulares. Se llaman kamienicas, o lo que es lo mismo, casas unifamiliares construidas en una hilera de casas similares. Datan de los siglos XIV a XVIII. Solo los aristócratas o comerciantes ricos podían tener una casa en la plaza porque en aquel entonces los precios del terreno eran elevadísimos. El hecho de que sean tan uniformes se debe a una ley llamada de las posibilidades iguales que obligaba a construir la casa con la anchura de tres ventanas y la altura de tres pisos.

Podemos destacar alguna de estas casas. Por ejemplo, en el número 6 encontramos el palacio de Korniakt o Kamienica Real, del siglo XVI, propiedad de Konstanty Korniakt, comerciante griego adinerado. La casa está adornada con figuras de caballeros y tiene un bonito patio renacentista.

En el nº 4 está la Kamienica Negra (Chorna Kamyanytsia), hoy Museo histórico. Está adornada lujosamente en estilo renacentista. Se construyó en 1577 y es uno de los pocos edificios que conserva su aspecto original. A finales del siglo XVI era propiedad de Jan Lorencowic, un boticario que abrió la primera farmacia de la ciudad. Dicen que la piedra caliza absorbió la ceniza y la casa pasó de blanca a negra.

En la Plaza también encontramos el Palacio de Bandinelli, de estilo renacentista tardío (siglo XVI). Su propietario era un mercader italiano que inauguró en Lviv la primera oficina de correos. Está adornado con columnas y delfines.

Encontramos varios museos, muchas cafeterías y restaurantes y una tienda de un curioso licor casero de cerezas que siempre parece estar llena (puedes consumirlo allí mismo o comprar una botella para llevar; tiene muy buen sabor). Se llama Pyana Vishnya.

Alrededor de la plaza hay 4 fuentes monumentales dedicadas a Neptuno, Diana, Anfítrite y una cuarta que no conseguí ver de quién era (estaba lleno de gente por una fiesta) del siglo XVIII.

Para aquellos a los que les guste el dulce tengo que recomendar la Fábrica de galletas de Lviv Yurashky. Ya desde la calle se puede ver a una chica decorando estas galletas de miel y/o de jengibre. Una vez que entras te encuentras con unos niños pintando galletas y dentro una tienda llena de galletas con motivos muy diversos. Como un paraíso goloso. Al final, donde pagas, tienen una cafetería. Las galletas son blanditas y siguen una receta de hace siglos. Son tan bonitas que a veces hasta da pena comerlas. Está en la calle Kravivska nº 14.

Siguiendo con la comida, tengo que decir que Lviv está llena de restaurantes temáticos por lo que pude ver. Nosotros no probamos ninguno pero haré el comentario por si alguien está interesado.

En la misma Plaza Rynok, 14 encontramos el restaurante Kryivka (Casa en la Tierra de los tiempos de la I Guerra Mundial). No hace falta ser muy listo para imaginar en qué debe estar ambientado. Al parecer no está anunciado en ninguna parte. No hay carteles ni nada. Si consigues acertar la puerta donde está te abre un soldado con una metralleta en la mano que te dirá ¡Slava Ukraini! (Honor a Ucrania). Tienes que responderle ¡Geroiam Slava! (que significa Honor a los héroes). Te invita a vodka (te lo tienes que tomar todo) y si ve que no te sale una estrella en la frente te deja pasar. Si te sale una estrella de cinco puntas es que eres moscovita y allá tú… Una vez que entras parece que todo está decorado al estilo militar. En un campo de tiro que tienen puedes disparar a los líderes que quieren que Ucrania forme parte de Rusia. Y, ojo, puedes acabar encarcelado y te harán cantar, bailar o lo que se les ocurra para poder salir.

Seguramente el restaurante más famoso de Lviv es el Pid Arsenalom (Casa de las Costillas donde el Arsenal), que están claro, bajo el Arsenal. Se trata de un local muy frecuentado, tanto que la cola es enorme. Al parecer primero te apuntas en una lista y luego te van llamando. No hay platos, no hay cubiertos y su comida principal son las costillas (por lo que vi, a la brasa y con muy buen precio). Los camareros llevan un delantal de cuero y cortan las costillas con un hacha. Digno de ver. No es apto para aquellas personas a las que no les gusta comer con las manos. Aquí no tienen más remedio.

En cuanto al Arsenal, que está encima, es el más antiguo de los edificios históricos del arsenal de la ciudad. Es una estructura rectangular de dos pisos con una pequeña torre octogonal en un lado. Tal y como podemos verlo ahora se erigió entre los años 1554 y 1556 sobre una estructura del siglo XIV que no se sabe qué función tenía. Estaba adjunto a las murallas y albergaba una cámara de tortura. Fue volado por los suecos en la Gran Guerra del norte y restaurado con posterioridad. Ahora es un museo de armas.

El restaurante Masonska Lozha (Masonería) tampoco tiene carteles. Está en el mismo edificio que el Kryivka. Al llamar a la puerta al parecer abre un señor con bata que parece que está en su casa. Pero no, no es un error. Te hace pasar a la cocina, charla un poco contigo y cuando le parece corre la cortina y te deja entrar en el restaurante. La comida es algo más refinada que en los anteriores. Este restaurante se caracteriza por ser el más caro de Galizia. No es más que una broma. Para saber los precios reales se tiene que quitar un 0 al final…Necesitas una tarjeta de fidelización que parece que se consigue en muchos sitios.

El Gasova Lampa (Lámpara de queroseno) es otro típico local con escaleras muy muy estrechas (tanto que hay un semáforo que te indica cuándo puedes pasar). Está dedicado a la invención de la lámpara de queroseno por dos farmacéuticos de Lviv, Jan Zeh e Ignacy Lukasiewicz. Además de restaurante, es un pequeño museo.

Otro curioso restaurante es el Kopalna Kavy (Mina de Café). Y, sí, es una mina y se cuentan cómo se hace el café.

Cambiando de tema, los primeros armenios empezaron a establecerse en lo que hoy es Ucrania en el siglo XI por culpa de los ataques que su territorio recibía en manos de los turcos selyúcidas. En el siglo XI se estableció una colonia armenia en la península de Crimea y a finales del siglo XI otra en Kiev. Otras oleadas migratorias tuvieron lugar en 1243 y en 1375. En 1367 el rey Casimiro III de Polonia les dio libertad de culto. Después de la conquista turca de Crimea en 1475 y las persecuciones religiosas en Moldavia muchos se desplazaron a Galizia o Podolia.

En Lviv encontramos una Iglesia armenia que depende de la Iglesia gregoriana apostólica armenia. Se construyó entre el 1363 y el 1370 aunque su aspecto actual se debe a una remodelación de los años 1908 a 1927. Al norte de la catedral (pues es catedral) hay un pequeño convento de armenios benedictinos y al sur una torre del campanario y el palacio de los arzobispos armenios, del siglo XVII.

El interior es excepcional por sus frescos, que cubren todas las paredes, aunque está muy oscuro. Su nombre completo es Iglesia (o Catedral) armenia de la Dormición de la Virgen María. Parece que esos frescos se pintaron en los años 20 del siglo pasado en estilo art decó. Digna de mención es la pintura en la que se ve un ataúd llevado por unos monjes (con fantasmas caminando entre ellos).

Hay que buscar bien la puerta porque parece que está un poco escondida. Cabe destacar también los patios.

Muy cerca del arsenal encontramos el espacio donde estuvo la Sinagoga Golden Rose. Se construyó en 1582 en estilo gótico con apuntes barrocos. Fue destruida por los nazis en 1942. En 2016 se construyó un memorial aunque vi gente bebiendo en él.

Una torre alta y rojiza con tejado de color verde es la torre Korniakt. Está pegada a la Iglesia de la Asunción de la Santísima Virgen María (conocida como Iglesia de la Dormición o Iglesia de Valaquia). Es de rito ortodoxo ucraniano y se construyó en estilo renacentista si bien el edificio que vemos ahora se construyó en el lugar donde estaba la iglesia en ruinas del siglo XVI. El campanario (la torre Korniakt) se erigió en los años 1571 y 1578. También consta de una capilla llamada de los Tres santos. El conjunto se construyó con fondos proporcionados por Constantine Corniaktos, un comerciante griego muy rico, y otros miembros de la Hermandad de la Dormición de Lviv.

En la plaza de enfrente, Muzeina, encontramos un mercadillo, básicamente de libros. Destaca la enorme estatua de Ivan Fyodorov, uno de los padres de la imprenta eslava oriental.

El polvorín se construyó a mediados del siglo XVI y protegía los accesos orientales de la ciudad. Es el único elemento de la fortificación medieval que nos ha llegado intacto. Es sala de exposiciones o algo así. Tiene forma cónica y el grosor de las paredes llegó a tener dos metros y medio. Además de para guardar armas, sirvió como almacén de grano y de otras mercancías. Anteriormente esta torre era más alta pero desde su construcción el suelo aumentó 2 metros, llegando a ocultar la entrada y la parte inferior. Los dos leones de la puerta (leones durmientes) se instalaron en el siglo XX. Son de mármol blanco. De hecho aún puede verse una parte de muralla un poco más abajo con la puerta de Hlyniany. Esta puerta es la parte mejor conservada de las fortificaciones de Lviv. Data del siglo XVI y se hizo en estilo renacimiento aunque fue restaurada en los años 70 del siglo XX. Se trata de una torre cuadrada con una puerta de entrada sobre un antiguo foso que hoy ya no tiene agua.

Subiendo un poco desde el Polvorín nos encontramos el antiguo recinto de las Iglesia de los Carmelitas, en una colina (tenemos que subir un tramo de escaleras). Es un templo barroco que estaba pegado a las murallas. Tenía tres puertas, una en las mismas defensas. Como no estaba vigilada, fue por allí por donde entró el rey Carlos XII de Suecia para acabar tomando la ciudad en 1704. El interior es interesante (aunque no podemos verlo bien porque hay misa). Fue decorado por pintores italianos. Fue parcialmente destruido por los soviéticos y cerrado al culto. Después de la independencia de Ucrania se dio a la iglesia greco-católica y se restauró. Se ha consagrado a san Miguel.

Cerca de las murallas encontramos el Antiguo monasterio de san Bernardino y la Iglesia de san Andrés, conjunto religioso cuyos orígenes eran de madera. Unos monjes ortodoxos radicales lo quemaron porque estaban enfadados por la presencia de monjes católicos pero estos se quedaron e hicieron el edificio en piedra. Sufrió ataques de tártaros y turcos por lo que tuvo que ser reforzado con murallas. En la fachada vemos estatuas de los principales santos bernardinos, la Virgen, san Andrés y san Pablo. En cuanto a la torre, mide 38 metros y albergó un reloj. Cuenta la leyenda que un monje vio desde arriba cómo se acercaban los tártaros en 1753 y, como los soldados no se despertaban, adelantó el reloj para conseguirlo. De ese modo la ciudad se salvó.

Delante hay un crucifijo gigante donde la gente también se santigua (allí son muy creyentes).

Un poco más allá está la estatua del rey Danilo a caballo. Se trata de Daniel I de Galitzia. Ya hablé de él cuando di cuatro notas sobre historia. Otra estatua es la del poeta Adam Mickiewicz. Nos hemos encontrado estatuas de este señor por muchos sitios y parece ser que hay un poco de discrepancias sobre su nacionalidad. Todo viene porque se crió y trabajó en tiempos de la unión polaco-lituana, que ocupaba territorios de las actuales Polonia, Ucrania, Bielorrusia y Lituania. Si estamos a dónde pertenece actualmente su lugar de nacimiento, sería bielorruso.

El Palacio Potocki se construyó en 1880 para el ministro presidente de Austria, Alfres Józef Potocki. Actualmente es Museo de arte europeo, con obras que van desde el siglo XIV al XVIII.
El palacio es imponente y tiene un regusto francés.

Seguimos el recorrido por las iglesias por el Monasterio de las monjas benedictinas con la Iglesia de todos los santos. Como su nombre indica, fue fundado por las monjas benedictinas en 1595. Estuvieron allí hasta 1939, cuando se les expulsó y tuvieron que volver a Polonia. Hoy es de la comunidad cristiana griega. Está en un interesante patio con casas alrededor.

La Iglesia de san Juan Bautista se construyó en 1250 y fue supuestamente un regalo del príncipe Lev a su esposa Konstantsia, hija del rey húngaro Bela IV. Se reconstruyó en 1889. También es católica griega.

Donde ahora vemos el blanco Monasterio de san Onufriy, a principios del siglo XV había una iglesia de madera. Otras fuentes dicen que se construyó una iglesia de madera en el siglo XIII, en tiempos del reinado de León I de Halych. En la segunda mitad del siglo XV se construyó un monasterio de piedra al lado y en 1550 una iglesia en piedra. Aunque fue fortificada, se destruyó varias veces y fue reconstruida otras tantas. Fue gravemente dañada por los turcos en 1672 y se reconstruyó en 1680. En 1776 la iglesia se conectó con la capilla de la Santísima Trinidad. En 1820 se construyó un nuevo campanario y entre 1821 y 1824 se extendió el presbiterio y se agregó una sacristía. El aspecto actual no es medieval sino de 1902. Aunque no pudimos entrar, he visto que el interior alberga policromías del siglo XVIII y un iconostasio de 1908. En época soviética se convirtió en un museo dedicado al impresor Ivan Fedorovich, que está enterrado allí. Después de la caída de la URSS volvió a abrirse al culto.

Un poco más allá encontramos la Iglesia de san Nicolás, la iglesia ortodoxa más antigua de Lviv, de 1292. Lo que vemos hoy es una reconstrucción de 1770.

Nosotros no lo visitamos por falta de tiempo pero es destacable el Cementerio Lychakivskiy. Data del siglo XVIII. Tiene una extensión de 420.000 metros cuadrados y hay 400.000 enterramientos.

Finalmente solo destacar que en Lviv entré por primera vez a una tienda de Roshen, un paraíso para los golosos. Allí puedes encontrar chocolates, bombones, galletas y muchos caramelos a buenos precios. Hay tiendas por toda Ucrania.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Ctello Ver más diarios de Ucrania Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


stats_icon VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 0
Anterior 0 0 0
Total 0 0 0
Votos
stars-5 0 Votos
stars-4 0 Votos
stars-3 0 Votos
stars-2 0 Votos
stars-1 0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 25 Visitas mes actual: 21 Total visitas: 1028

comment_icon  Últimos comentarios al diario:  UCRANIA, ESA GRAN DESCONOCIDA
Total comentarios 4  Visualizar todos los comentarios

Luchino  luchino  13/08/2019 14:50   blogs_icon
Felicidades, parece que se está poniendo de moda Ucrania, yo sólo estuve en Kiev, espero que te ayudara mi diario.
Una sugerencia, y espero no te lo tomes a mal: en las primeras etapas podrías intercalar fotos entre el texto, ya de por si muy largo, tal y como haces en las últimas. Sería mucho más "leible".

Kuiyibo  kuiyibo  13/08/2019 15:21   blogs_icon
De acuerdo con la sugerencia de Luchino, el texto esta demasiado apretado y se hace muy pesada la lectura.

Gadiemp  gadiemp  09/10/2019 20:51   blogs_icon
Diario con muchísima información. Yo solo he estado en Kiev, pero creo que volveré algún día para ver otras zonas del país. Muchas gracias y 5*

Ctello  ctello  10/10/2019 07:14   blogs_icon
Comentario sobre la etapa: HISTORIA DE UCRANIA
El problema de Ucrania son las distancias. Avión o trenes nocturnos pueden ser la solución

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA


Registrate AQUÍ
Volver arriba


forum_icon Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Ucrania: Consejos
Foro Rusia, Bálticos y ex-URSS Foro Rusia, Bálticos y ex-URSS: Viajes por Rusia, Ucrania, Estonia, Letonia, Lituania, Bielorrusia, Moscú, San Petersburgo, Riga, Tallin...
Ultimos 5 Mensajes de 812
395449 Lecturas
AutorMensaje
cardiru
Cardiru
Silver Traveller
Silver Traveller
Ago 10, 2021
Mensajes: 19

Fecha: Dom Sep 26, 2021 06:36 pm    Título: Re: Viajar a Ucrania: Consejos

Entiendo que para entrar en Ucrania viniendo de España es suficiente llevar el documento covid 19 con la pauta completa, osea que no es necesario ni cuarentena ni PCR de las 72 horas antes del vuelo.

Mi duda Ucrania tiene formulario de entrada al estilo del de España SPTH, en el que hay que incluir los datos del vuelo asiento etc, ya se que al volver sí el de España.
ALVO
ALVO
Travel Addict
Travel Addict
Sep 06, 2009
Mensajes: 93

Fecha: Dom Sep 26, 2021 08:51 pm    Título: Re: Viajar a Ucrania: Consejos

Hola Cardiru, por lo menos cuando yo viajé, del 4 al 11 de septiembre, era así, con vacunación pauta completa no hace falta PCR, también se requería llevar un seguro médico que incluya cobertura de una posible covid-19. Sobre el formulario de entrada a Ucrania, por esas fechas tampoco no se exigía ese de documento. Te recomiendo ir viendo en la web del Ministerio
exteriores de España, todo puede cambiar en cualquier momento, y enviar un correo, esa fue mi elección, al consultado de Ucrania depende en la zona donde residas.
saludos
Fran.1992
Fran.1992
Travel Addict
Travel Addict
May 20, 2019
Mensajes: 79

Fecha: Lun Oct 04, 2021 01:27 pm    Título: Re: Viajar a Ucrania: Consejos

Hola a todos. Tengo muchas ganas de ir Chernobyl pero solo dispongo de 2 dias completos si hago el viaje.. veis mucha locura hacer 1 dia Chernovyl y 1 dia kiev? Al no disponer de mas no podria visitar nada mas. Gracias
luchino
Luchino
Indiana Jones
Indiana Jones
May 21, 2006
Mensajes: 3415

Fecha: Lun Oct 04, 2021 06:11 pm    Título: Re: Viajar a Ucrania: Consejos

"Fran.1992" Escribió:
Hola a todos. Tengo muchas ganas de ir Chernobyl pero solo dispongo de 2 dias completos si hago el viaje.. veis mucha locura hacer 1 dia Chernovyl y 1 dia kiev? Al no disponer de mas no podria visitar nada mas. Gracias

Yo no estuve en Chernovyl, pero Kiev tiene bastante que ver, en 1 solo día solo vas a poder dar una vuelta por el centro y ver lo mas cercano. POr ej. probablemente no vayas al Monasterio de las Cuevas, está mas lejos y ya por sí solo requiere casi medio día.
danichasez
Danichasez
Travel Addict
Travel Addict
Ago 27, 2021
Mensajes: 29

Fecha: Jue Nov 04, 2021 08:45 pm    Título: Re: Viajar a Ucrania: Consejos

Cuanto te ha costado el seguro médico?

Gracias.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro

Registrate AQUÍ


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram