Mostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Blogs / Diarios
Mostrar/Ocultar Fotos / Pics
Mostrar/Ocultar Ads
CHERNÓBIL ✏️ Diarios de Viajes de Ucrania

Blogs 

UCRANIA, ESA GRAN DESCONOCIDA
Diario: UCRANIA, ESA GRAN DESCONOCIDA  -  Localización:  Ucrania  Ucrania
Descripción: Descubre algunas de las maravillas de este desconocido país
Autor: Ctello   Fecha creación: 
 
Compartir:

Índice del Diario: UCRANIA, ESA GRAN DESCONOCIDA

CHERNÓBIL
Etapa:  CHERNÓBIL  -  Localización:  Ucrania Ucrania
Ctello  Autor:    Fecha creación:   
Compartir:
Entre 1977 y 1983 se pusieron en marcha a 16 kilómetros de la frontera entre Ucrania y Bielorrusia y a 18 kilómetros al noroeste de la ciudad de Chernóbil cuatro reactores nucleares en la Central eléctrica nuclear memorial Vladimir Ilich Lenin. Dos más estaban en construcción. Se pretendía que fuera la central más grande del mundo, con 12 reactores que generarían una energía de 1000 MW cada uno.

El 26 de abril de 1986 se realizaba una prueba para aumentar la seguridad del reactor. Se quería ver cuánto tiempo continuaría generando energía eléctrica la turbina de vapor después de una pérdida de suministro de energía eléctrica principal del reactor.

A la 1:23 horas, pocos segundos después de haberse iniciado la prueba, tuvieron lugar dos explosiones. Los expertos creen que quitar todas las barras del de control de la parte activa del reactor junto con su capacidad creciente hicieron que se produjeran esas explosiones. Los sistemas de seguridad estaban apagados o fuera de servicio. Una combinación de vapor radiactivo con hidrógeno arrancó la tapa del reactor 4 y destruyó el techo, que saltó sobre el techo del reactor 3. En la segunda explosión se quemaron los neutrones y apareció una llama azul seguida de lo que se llama un hongo nuclear.

El polvo radiactivo se expandió desde el reactor y contaminó el medio ambiente (casi llegó a España pero se propagó por una buena parte de Europa). Los primeros en llegar fueron los bomberos. Al echar agua a las ruinas del reactor, se produjeron varias pequeñas explosiones que llevaron a más contaminación. Ellos no llevaban la protección suficiente y sufrieron las gravísimas consecuencias. Los niveles de radiación en las zonas más afectadas se estimaban en 5,6 röntgens por segundo (20000 por hora). Una dosis letal es de 100 röntgens por hora. Sin la protección adecuada una persona recibió una dosis mortal en menos de un minuto.

Uno de los dosímetros quedó enterrado en los escombros y el otro se quemó. Los restantes tenían límites de 3,6 R/H por lo que la aguja se quedaba atascada y era incapaz de ver que en algunos puntos se superaba los 30.000 R/H.

A los errores técnicos se le tiene que añadir que se tardó 36 horas en evacuar la localidad de Prípiat, a 3 kilómetros de la central, donde vivían unas 50.000 personas, en su mayoría trabajadores de la central. La de Chernóbil y un radio de 30 kilómetros no se hizo hasta 3 semanas después.

La medida de arrojar desde helicópteros del ejército una mezcla de arena, arcilla, plomo, dolomita y boro fue peor que no hacer nada. No dieron en el blanco y acabaron por destruir más la estructura original del blindaje, liberando más radionucleidos.

El secretismo de la URSS también fue preocupante. Se había tomado la decisión de no dar detalles al exterior y no fue hasta el 14 de mayo que Gorbachov tuvo que leer un informe en el que reconocía la tragedia. Y quizás lo hizo porque el 27 de abril se encontraron partículas radioactivas en las ropas de unos trabajadores de la central nuclear sueca de Forsmark, a 1100 kilómetros de la de Chernóbil. Al analizarlo vieron que no tenía nada qué ver con ellos y que parecía provenir de la zona entre Ucrania y Bielorrusia. Lo mismo pasó en Finlandia y Alemania.

La explosión fue el mayor desastre nuclear de la historia junto con Fukushima, en Japón. 31 personas murieron como acción directa (las únicas víctimas reconocidas) y se estima que más de 135.000 tuvieron que ser evacuadas. Entre 300.000 y 600.000 personas (liquidadores) trabajaron en las tareas de limpieza y han resultado afectadas en mayor o menor medida. En cuando a la zona afectada, dependía mucho del viento. Había zonas cercanas que resultaban menos afectadas que otras más alejadas. Aunque no se sabe la cifra de personas afectadas, sí se conoce que se ha elevado el porcentaje de gente que ha padecido cáncer de tiroides en Bielorrusia, Ucrania y Rusia. Muchos niños se han visto afectados por el aumento del yodo (en este caso radiactivo) en la leche.

Hoy en día es posible visitar Chernóbil pero nunca por libre. Es obligatorio hacerlo con alguna de las empresas que lo ofrecen. De hecho es la excursión más famosa que puede hacerse en Ucrania. De hecho es prácticamente la única que te ofrecen. Hay varias agencias aunque por precio lo mejor es decantarse por Civitatis. El precio es de 87 euros (algunos días de agosto por 20 euros más puede hacerse en español) y se hace en inglés. A pesar de lo que pueda parecer, tiene una gran demanda y mucho más después del estreno de la famosa serie de HBO.

Este viaje requiere de unos requisitos previos. Cuando te inscribes debes dar los datos correctos del pasaporte en vigor. Un fallo puede provocar que no entres. El pasaporte debes llevarlo encima el día de la excursión. Otro requisito imprescindible es llevar ropa adecuada. Eso quiere decir pantalones largos, mangas largas, si es posible nada de escotes y zapatos cerrados. Eso es esencial para ir bien protegidos. No tiene por qué pasar nada pero más vale prevenir.

Antes de subir al autobús (ojo porque en el punto de encuentro, cerca de la estación central de trenes de Kiev hay varios) te darán la opción de escoger también la comida allí y alquilar un dosímetro. Lo primero puede ser interesante porque allí no hay nada más para comer excepto que te lleves algo. Lo segundo es más como una gracia porque el guía ya lleva uno.

La hora de encuentro suele ser temprano. Entre las 7.30 y las 8. Y se sale puntual. Se tarda entre una hora y media y dos horas en llegar y en el camino te ponen un documental en inglés sobre la catástrofe.

Sobre las 10 y algo llegamos al primer control. Esta zona, debido a lo que pasó, está fuertemente controlada por los militares. No puede accederse salvo que seas trabajador y vayas con una empresa acreditada. Bueno, hay unas 100 personas viviendo ilegalmente allí pero no creo que salgan. Suele ser gente muy mayor.

Bajamos del autobús y nos encontramos con un par de puestecillos de la empresa Chernobyl-Tour. Venden algo para comer o beber y algunos souvenirs. Allí se acumulan todos los autobuses hasta que se hacen los controles correspondientes. Se tiene que tener el pasaporte a mano. Es momento de comer un poco si a alguien le apetece.

Vemos un memorial y una tanqueta con el logo de esa empresa (y que parece que es real).
Tardamos bastante en poder pasar. La acumulación de gente es brutal. Hay visitantes de todo el mundo. Al cabo de un buen rato viene un militar y va mirando los pasaportes uno a uno.
Cuando ya está todo mirando y correcto volvemos a subir al bus pero apenas si tardamos un minuto en bajar de nuevo. Otro control en el que te dan una maquinita que te cuelgas al cuello (dicen que mide la radiación) y posibilidad de ir a los wc. Había leído que olían mal pero yo los encontré bastante bien dentro de lo que cabe. Al cabo de un rato seguimos nuestro camino. A partir de ese momento tenemos que seguir las normas de manera muy estricta.

Seguro que a estas alturas mucha gente se pregunta si hacer esa visita es seguro. Según los expertos, siempre que sigas las reglas que te imponen, no tiene por qué ser peligroso. De hecho hay trabajadores allí. Las empresas de los tours se encargan de recordarte que estamos expuestos en la vida diaria a dosis de radiación (una radiografía, ver la TV o volar en avión a 12.000 metros de altura). En este caso apenas pasamos unas horas dentro de la zona de exclusión, vamos tapados (eso es lo que se aconseja), no tocamos nada y no entramos en edificios donde no se permite. Sobre todo es primordial no tocar nada. Ni un objeto ni un animal que podamos encontrarnos. Cuando se hizo la evacuación se prohibió que los ciudadanos se llevaran a sus mascotas. De hecho se formaron grupos de exterminio. No obstante no es raro ver mascotas (sobre todo perros) e incluso animales salvajes. Es curioso pero el hecho de que no haya personas ha hecho que la flora y la fauna vuelvan a la zona. Nosotros mismos vimos un zorro y hay lobos e incluso osos. Pero, recordemos, no se toca nada. Ni siquiera un precioso perrito radiactivo que puedas encontrarte en tu camino. Como curiosidad comentar que incluso se ha reintroducido una especie, el caballo de Przewalski, al parecer con éxito.

Hacemos la primera parada en el cartel de Chernóbil. El cartel es curioso, antiguo, con la hoz y el martillo que nos indica que en su tiempo era parte de la URSS.
Esta ciudad era muy antigua. Formó parte de la Rus de Kiev y su nombre se menciona por primera vez en 1193 (se describe como un pabellón de caza y pesca del príncipe). En el siglo XIII fue una villa real perteneciente al Gran Ducado de Lituania y en 1566 se dio como feudo a un capitán lituano. En 1569 se pasó a reino de Polonia y en 1793 la anexionó el Imperio ruso. Sin embargo, a pesar de su antigüedad, no era una ciudad muy importante.
Antes del accidente vivían allí unas 14.000 personas. Ahora vemos edificios medio en ruinas donde prácticamente no vive nadie. Sabemos que se evacuó la zona después de la explosión pero ahora viven allí algunos trabajadores y vigilantes. No es raro ver alguna planta en alguna ventana o alguna evidencia de vida. Que no nos sorprenda ver edificios engullidos en la maleza o largas carreteras con bosques a los lados.
Ya sabemos que la central se llamaba Lenin. Sin embargo se conoce popularmente con el nombre de Chernóbil, a pesar de la distancia, por ser el nombre del distrito.

En la siguiente parada que hacemos vemos, además de los edificios semiabandonados y algún que otro memorial (un ángel tocando una trompeta), un camino con los carteles de las 92 poblaciones que fueron evacuadas. Al otro lado queda el edificio del antiguo cine, ahora museo.
En otra parada podemos ver, a una distancia prudencial, una serie de máquinas, algunas de ellas pequeñitas, que trabajaron en las labores de limpieza de la zona. Están altamente contaminadas.
Llegamos a un nuevo control. Si el anterior limita la zona de exclusión a 30 kilómetros, ahora accedemos a un área ultraprotegida de un radio de 10 kilómetros. Nos obligan a bajar nuevamente del bus (hay otro wc para quien quiera usarlo). Por cierto, si te ven hacer una foto al control te regañan.
Hacemos la siguiente parada en un memorial de la Segunda Guerra mundial pero no por eso sino porque estamos al lado de una de las guarderías. Puede parecer extraño que haya una guardería en el bosque pero es que tenemos que recordar que árboles y arbustos se han hecho dueños del lugar. Es momento de empezar a extremar precauciones.
El guía pone su dosímetro en el suelo. El nivel pegado a tierra es de 7.46. Es por eso que a veces el calzado está muy contaminado y tienes que dejarlo. La tierra ha adsorbido la radiación. Cuidado, pues, de pisar donde no debes.

Vemos esparcidos por el suelo juguetes y muñecas rotas.

El edificio, al que accedemos, amenaza ruina. Suelos y techos caerán en breve. La suciedad se ha adueñado de todo. Más juguetes por el suelo; algunos zapatitos. Muy impactante es ver las cunitas, algunas con muñecas “diabólicas” encima. Luego he leído que algunos turistas han falseado la escena poniendo esas muñecas o trayéndolas del exterior para enfatizar el dramatismo.

La siguiente parada es para ver el río Príapat y de fondo los reactores. A un lado vemos los cuatro construidos, el 4 con su sarcófago nuevo. Al otro lado, los dos que estaban en construcción. Impresiona estar tan cerca pero da menos miedo de lo que pensábamos. Apenas si parece una fábrica inofensiva. Cerca nos queda un puente de hierro, un puente para el tren. No sé si es el que en la serie se nos presenta como el Puente de la muerte. En todo caso, según he leído, es una de las cosas que más se discuten. Allí se nos presenta a un grupo de gente, muchos niños, que van a ver el fuego desde el puente y se dice que todos murieron. Al parecer esa información no ha sido contrastada.

Nos acercamos después a la zona de las oficinas de administración. Grises. Impersonales. Y de repente… la parada. El reactor 4. Estamos apenas a unos metros del detonante de la tragedia y estamos tranquilos.

Entre mayo y noviembre de 1986 una de las medidas de emergencia que se tomaron fue construir un sarcófago que mantuviera contenidos los materiales radioactivos. No quiero ni imaginarme en qué condiciones tuvo que hacerse. Sin embargo no se hizo con la intención de que fuera permanente ni mucho menos. Fue con el objetivo de sustituirlo que se hizo el nuevo, el que nosotros vemos. Esta enorme construcción, llamada el Arca, está pensada para impedir que se filtre material radiactivo (cosa que seguramente ya pasa con el antiguo) al tiempo que se van desmontando el viejo sarcófago y el reactor. Se estima que ha costado 1500 millones de euros y se inauguró en 2016. Es un enorme arco de 110 metros de alto, 150 de ancho y 256 de largo. Pesa unas 30.000 toneladas. Recomiendo buscar por internet el vídeo de cómo se instaló. Se construyó a unos metros y luego se movió por raíles.
Al estar allí vemos llegar un autobús con trabajadores. Una de sus funciones es la de desmontar por completo la vieja estructura (tiene que estar listo en 2013). Un trabajo peliagudo, desde luego. Es curioso pero los trabajadores no se marcharon de la central en 1986 como podría parecer normal. Hasta el año 2000 hubo una plantilla de 3000 personas que trabajaban el tiempo considerado tolerable en términos radioactivos. Sin palabras.

Enfrente del reactor hay un memorial. Allí nos hacemos unas fotos. Sigo diciendo. No da miedo. Todo está tranquilo; los trabajadores acuden a su puesto de trabajo sin más. El enorme sarcófago da bastante confianza.

Poco después paramos en uno de los lugares que dicen que tiene más radiación, el cartel de Prípiat. Marca unos 6 ó 7. Es el momento de hablar del Bosque rojo, que alude a los árboles que están en esa zona del radio de 10 km. El nombre proviene del color rojo que adquirieron los pinos que murieron de radiactividad después del accidente. Sufrió una alta dosis de radiación (se dice que 20 veces mayor que los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki). Muchos de esos pinos se cortaron (una de las labores de los liquidadores) y se enterraron. Encima se plantaron nuevos pinos. Lo curioso es que al final se ha creado allí una zona de reserva natural muy rica pero tampoco se sabe a ciencia cierta de qué modo va afectar lo ocurrido a los animales y las plantas (algunos de ellos han mutado). En esa zona los niveles más importantes de radiación están en tierra.

Continuamos la visita por la ciudad de Prípiat. La ciudad se fundó en 1970 como indica claramente el cartel. Servía para dar cobijo a los trabajadores de la central nuclear. En su momento era una ciudad modelo. Gozaba de un clima templado, el suelo era muy fértil, había una autopista, tren… En poco tiempo alcanzó casi los 50.000 habitantes y se esperaba que alcanzara los 80.000. Hacia 1985 había un centro cultural, una biblioteca, un cine, un hotel, una escuela de arte con sala de conciertos, hospitales, escuelas de formación profesional, una escuela técnica de ingeniería, restaurantes, cafeterías, tiendas y más de 10 guarderías (nacían alrededor de 1000 bebés al año). Había también instalaciones deportivas y parques en una ciudad con grandes avenidas. La media de edad no superaba los 26 años.

Hoy en día esas grandes avenidas parecen caminos por el bosque y en medio de la maleza alcanzamos a ver los grandes edificios de pisos abandonados. Resulta paradigmático saber que a sus habitantes se les anunció por radio que debían dejar la ciudad y se les daba una o dos horas para hacer la maleta con algo de ropa y artículos de primera necesidad. En principio marchaban para 3 días. No han regresado. En el museo de Kiev podemos ver imágenes del desalojo. No obstante hoy en día habitan en la zona (principalmente zona rural) unas 700 personas retornadas, en su mayor parte ancianos.

Bajamos del bus en el centro, hoy una extraña mezcla de árboles y ruinas. Por motivos de seguridad no podemos visitar edificios que antes sí se veían como escuelas de secundaria o la piscina. Según cuenta el guía (que había vivido en Chernóbil hasta hacía muy poco) cada vez es más peligroso. Como curiosidad decir que la piscina Lazurny siguió abierta después del accidente y servía como lugar de ocio para los liquidadores.

En este paseo conviene estar muy pendiente de los guías en todo momento para no perderse. No podemos entrar en ningún sitio que ellos no autoricen.

Vemos (desde fuera, eso sí) el Hotel Polissya, uno de los edificios más altos de la ciudad. Se construyó en 1975 para alojar a las delegaciones de la Unión Soviética y a los huéspedes que venían a visitar la central nuclear. Cuando ocurrió el desastre se alojaron en él los miembros de la comisión científica, entre ellos Valeri Legásov (protagonista de la serie de HBO). El último piso se usó como torre de control para guiar a los helicópteros.

Nos encontramos en la Plaza Lenin, la principal de la ciudad. En Internet podemos encontrar muchas imágenes de cómo era antes y la diferencia impacta. No podemos dudar de que la ciudad era un modelo de la Unión soviética. No muy lejos vemos alzarse un imponente edificio coronado con la hoz y el martillo.

En una esquina de la plaza vemos el edificio del restaurante y al lado los restos del supermercado. Aún pueden distinguirse los anuncios de los diferentes pasillos y se ven carritos de la compra. No sé si será cierto pero veo en Internet que precisamente ese supermercado no había sido inaugurado aún.

A pesar del control que se estableció después del accidente, no faltaron aquellos que acudieron como aves de rapiña para llevarse todo aquello que tuviera valor (mobiliario, chatarra…) sin importarles lo contaminado que estuviera. Se dice que no hay ni un solo piso al que no hayan entrado los ladrones.
Fue en una segunda fase, viendo lo que pasaba, que las autoridades ordenaron retirar de las calles el material que pudiera ser objeto de robo (mobiliario urbano, farolas, vallas, cableado). Es cierto que no vemos nada de eso. También se hizo con los edificios y según nos dice el guía mucho de ese material fue limpiado y revendido.

Muchos edificios tienen en ellos materiales que parece que no les corresponden. ¿Qué hace un sillón en el supermercado?. Según leo por todas partes hay cosas que los ladrones bajaron de los pisos pero que por un motivo u otro no se llevaron.

He leído que en algunos pisos viven okupas. No lo he podido contrastar pero no me extrañaría.

Uno de los lugares más contaminados de la ciudad es el sótano del Hospital 126. Fue aquí donde se guardaron los equipos de los bomberos que acudieron a apagar el fuego después de la explosión así como de los primeros liquidadores.

El Palacio de la Cultura Energetik era un pabellón multiusos que se construyó en 1970. Había salas de teatro, cine, biblioteca, polideportivo, sala de baile y de conferencias. Hoy apenas es una ruina con vieja propaganda política tirada por ahí.

Nos adentramos en el bosque en que se ha convertido la ciudad y llegamos a lo que algunos definen como una calle. No es tal. Estamos en pleno centro del Estadio Avanhard, propiedad del FC Stroitel Pripyat e inaugurado en 1979. Ahí sí entramos y podemos ver los vestuarios, con ropa abandonada. Se ven claramente las gradas. Sé de grupos que han subido. Nosotros no lo hicimos. Ha dejado de ser seguro. Algo más allá, las entradas al estadio. Tenía un aforo de 5000 personas y, además de campo de fútbol, era pista de atletismo.

Pero si hay algo que es mundialmente famoso en la ciudad es el Parque de atracciones. Por todos lados vemos imágenes de esa noria abandonada. Este parque no se había inaugurado; iba a hacerse el 1 de mayo de 1986. Sí que funcionó un día, el de la evacuación, para entretenimiento de los ciudadanos que esperaban para ser evacuados. O eso es lo que nos dijo el guía. No sé qué pensar. La wikipedia dice que no porque las atracciones no estaban terminadas en su totalidad. Hoy en día la noria es el símbolo de la ciudad. A su lado estaban los autos de choque, una tentación para los que quieren llevarse la mejor foto pero altamente contaminados. También había un barco balancín y un carrusel. La zona se limpió después de que se usara como helipuerto improvisado. El pavimento, pues, es seguro pero hay algunos puntos que aún están muy contaminados. Ahora esas atracciones están oxidadas, cada vez más.

La sensación que queda es que, al considerarse el lugar de una catástrofe y no una atracción turística, no se hace nada para prevenir el deterioro total. Ya vemos como día tras día se reducen los lugares más o menos seguros de ser visitados, no solo por la radiación sino por la ruina. Las empresas no quieren exponerse a tener problemas si a un turista le cae encima un trozo de techo. Llegará el día en que la maleza se haga la dueña de todo y apenas queden unas fotos para recordar lo que fue una ciudad modélica.

Se puede comer en la zona. Apenas a unos metros del reactor encontramos un edificio similar a un almacén en el que hombres y mujeres deben separarse a la entrada. Allí tienes que someterte a un control de una máquina que mide la radioactividad. Por suerte ninguno de nosotros estaba contaminado. Luego encuentras un wc y unas escaleras para subir a una amplia sala sin mucho encanto donde encuentras algunos platos sencillos. Nosotros llevábamos cosas pero al final sí compramos algún plato. Allí comen turistas y trabajadores a diario. En principio es seguro.

A 10 kilómetros de la central encontramos una zona que hasta hace poco era secreta. Se trata de la instalación militar Duga 3. Esta base estuvo operativa entre 1976 y 1989. Sí, hasta tres años después del accidente hubo militares conviviendo con la radiación.

Duga significa en ruso arco. Alberga un radar antimisiles balísticos experimental capaz de detectar el objetivo a miles de kilómetros. El radar en sí impacta. Es una mole enorme… e inútil. Según el guía fue un malgasto de dinero por parte del gobierno soviético pero que nunca sirvió para nada.
Había dos bases, una en Chernóbil y otra en Siberia, que funcionaban, en teoría, como emisor y receptor.

Aquí trabajaban y vivían unas 1500 personas. Incluso había gimnasio y guardería.

El radar es impresionante, enorme…pero era secreto. ¿Imposible?. No si se vende como un campamento de verano para la Organización de Pioneros Vladimir Lenin.

No solo era enorme. También hacía ruido, unos golpecitos intermitente suaves como si se dieran sobre la madera. Por eso se le dio el sobrenombre de woodpecker (pájaro carpintero). Y la gracia es que esa señal la recibían otros países. Perjudicaba a radios, vuelos comerciales, etc. que no paraban de escuchar ese pic-pic. Algunos radioaficionados sospechaban lo que era realmente e intentaban boicotearlo. También la OTAN lo imaginaba aunque Rusia solo lo confirmó cuando cayó la Unión Soviética.

Esa mole de hierro de 300 metros de altura es muy codiciada por muchas empresas. De momento no se vende. Cuesta más desarmarla que lo que se pueda conseguir por ella. Más que el asunto monetario el problema sería si al desmantelarse esas estructuras se pudiera causar algún tipo de movimiento tipo microterremoto que pudiera extender la radiación aún más.

Antes de salir de la zona tenemos que hacer algo más. Es obligado pasar por dos controles de detección con máquinas como la que hay en el “restaurante”. ¿Y qué pasa si excede de lo permitido?. Pues el guía que llevábamos contó que varias veces ha tenido que dejar sus botas (es evidente que el calzado, al estar en contacto con el suelo, es lo más “contaminado”. No es frecuente pero a algún turista le ha pasado lo mismo. Yo tengo que decir que de nuestro grupo nadie tuvo problemas. También los autobuses tienen que pasar un control.

¿Y qué hacer después?. Algunos lavan la ropa; otros, como nosotros, directamente la tiran a la basura. Todo, incluso la ropa interior. También es aconsejable darte una ducha lo antes posible.
Volver arriba

Compartir:
Ver más diarios de Ctello Ver más diarios de Ucrania Etapa anterior Etapa anteriorEtapa siguiente Etapa siguiente


stats_icon VOTACIONES A LA ETAPA
Mes Puntos Votos Media
Actual 0 0 0
Anterior 5 1 5
Total 5 1 5
Votos
stars-5 0 Votos
stars-4 0 Votos
stars-3 0 Votos
stars-2 0 Votos
stars-1 0 Votos
Para votar esta etapa debe registrarse como usuario

Registrate AQUÍ
Visitas mes anterior: 22 Visitas mes actual: 0 Total visitas: 731

comment_icon  Últimos comentarios al diario:  UCRANIA, ESA GRAN DESCONOCIDA
Total comentarios 4  Visualizar todos los comentarios

Luchino  luchino  13/08/2019 14:50   blogs_icon
Felicidades, parece que se está poniendo de moda Ucrania, yo sólo estuve en Kiev, espero que te ayudara mi diario.
Una sugerencia, y espero no te lo tomes a mal: en las primeras etapas podrías intercalar fotos entre el texto, ya de por si muy largo, tal y como haces en las últimas. Sería mucho más "leible".

Kuiyibo  kuiyibo  13/08/2019 15:21   blogs_icon
De acuerdo con la sugerencia de Luchino, el texto esta demasiado apretado y se hace muy pesada la lectura.

Gadiemp  gadiemp  09/10/2019 20:51   blogs_icon
Diario con muchísima información. Yo solo he estado en Kiev, pero creo que volveré algún día para ver otras zonas del país. Muchas gracias y 5*

Ctello  ctello  10/10/2019 07:14   blogs_icon
Comentario sobre la etapa: HISTORIA DE UCRANIA
El problema de Ucrania son las distancias. Avión o trenes nocturnos pueden ser la solución

Visualizar todos los comentarios >>
CREAR COMENTARIO EN LA ETAPA


Registrate AQUÍ
Volver arriba


forum_icon Foros de Viajes
Pais Tema: Viajar a Ucrania: Consejos
Foro Rusia, Bálticos y ex-URSS Foro Rusia, Bálticos y ex-URSS: Viajes por Rusia, Ucrania, Estonia, Letonia, Lituania, Bielorrusia, Moscú, San Petersburgo, Riga, Tallin...
Ultimos 5 Mensajes de 812
395527 Lecturas
AutorMensaje
cardiru
Cardiru
Silver Traveller
Silver Traveller
Ago 10, 2021
Mensajes: 19

Fecha: Dom Sep 26, 2021 06:36 pm    Título: Re: Viajar a Ucrania: Consejos

Entiendo que para entrar en Ucrania viniendo de España es suficiente llevar el documento covid 19 con la pauta completa, osea que no es necesario ni cuarentena ni PCR de las 72 horas antes del vuelo.

Mi duda Ucrania tiene formulario de entrada al estilo del de España SPTH, en el que hay que incluir los datos del vuelo asiento etc, ya se que al volver sí el de España.
ALVO
ALVO
Travel Addict
Travel Addict
Sep 06, 2009
Mensajes: 93

Fecha: Dom Sep 26, 2021 08:51 pm    Título: Re: Viajar a Ucrania: Consejos

Hola Cardiru, por lo menos cuando yo viajé, del 4 al 11 de septiembre, era así, con vacunación pauta completa no hace falta PCR, también se requería llevar un seguro médico que incluya cobertura de una posible covid-19. Sobre el formulario de entrada a Ucrania, por esas fechas tampoco no se exigía ese de documento. Te recomiendo ir viendo en la web del Ministerio
exteriores de España, todo puede cambiar en cualquier momento, y enviar un correo, esa fue mi elección, al consultado de Ucrania depende en la zona donde residas.
saludos
Fran.1992
Fran.1992
Travel Addict
Travel Addict
May 20, 2019
Mensajes: 79

Fecha: Lun Oct 04, 2021 01:27 pm    Título: Re: Viajar a Ucrania: Consejos

Hola a todos. Tengo muchas ganas de ir Chernobyl pero solo dispongo de 2 dias completos si hago el viaje.. veis mucha locura hacer 1 dia Chernovyl y 1 dia kiev? Al no disponer de mas no podria visitar nada mas. Gracias
luchino
Luchino
Indiana Jones
Indiana Jones
May 21, 2006
Mensajes: 3417

Fecha: Lun Oct 04, 2021 06:11 pm    Título: Re: Viajar a Ucrania: Consejos

"Fran.1992" Escribió:
Hola a todos. Tengo muchas ganas de ir Chernobyl pero solo dispongo de 2 dias completos si hago el viaje.. veis mucha locura hacer 1 dia Chernovyl y 1 dia kiev? Al no disponer de mas no podria visitar nada mas. Gracias

Yo no estuve en Chernovyl, pero Kiev tiene bastante que ver, en 1 solo día solo vas a poder dar una vuelta por el centro y ver lo mas cercano. POr ej. probablemente no vayas al Monasterio de las Cuevas, está mas lejos y ya por sí solo requiere casi medio día.
danichasez
Danichasez
Travel Addict
Travel Addict
Ago 27, 2021
Mensajes: 29

Fecha: Jue Nov 04, 2021 08:45 pm    Título: Re: Viajar a Ucrania: Consejos

Cuanto te ha costado el seguro médico?

Gracias.
CREAR COMENTARIO EN EL FORO
Respuesta Rápida en el Foro

Registrate AQUÍ


All the content and photo-galleries in this Portal are property of LosViajeros.com or our Users. Aviso Legal - Privacidad - Publicidad - Nosotros en Redes Sociales: Pag. de Facebook Twitter instagram